ERC pide que se le retire el pasaporte a Don Juan Carlos para que no pueda salir de España

El portavoz de Esquerra en el Congreso, Gabriel Rufián, ha reclamado este lunes que se evite la salida del Rey Don Juan Carlos de España, tal y como ha anunciado hoy la Casa Real en un comunicado. «Nos preguntamos cómo una persona investigada por el Tribunal Supremo puede decir abiertamente que se va en mitad de una investigación, consideramos que, como mínimo, se le debería retirar el pasaporte», ha apuntado el dirigente republicano en un audio distribuido a los medios.

«No abandona España sino que huye de España por la persecución, por la investigación, que se está llevando a cabo por parte de la Fiscalía del Supremo. Si este señor fuera independentista ya se habría emitido una orden para detenerle a nivel europeo», ha señalado el diputado de Esquerra poco después de que se hiciera pública una decisión histórica motivada por los escándalos conocidos a lo largo de las últimas semanas. Según ha escrito Don Juan Carlos en la carta que le ha hecho llegar a Don Felipe, su «dignidad» y «legado» le obligan a tomar la decisión de abandonar el país.

«España tiene un ladrón menos, pero no acabará en Soto del Real sino en un chalet de República Dominicana», ha afirmado Rufián. «Es una tradición familiar, no es el primero de los Borbones que se fuga perseguido por su mala gestión y sus corruptelas. La mejor solución es que esta gente, esta institución se disuelva y devuelva lo robado», ha añadido el líder de ERC en el Congreso. Finalmente, el republicano ha criticado que se califique de «exilio» la decisión del Rey emérito. «Que nadie diga que este señor se exilia porque es un insulto a las personas que se tuvieron que exiliar por sus ideas», ha concluido en un mensaje de voz que ha ERC ha hecho llegar a la prensa tanto en catalán como en castellano.

abc.es

Share Button

Las reacciones a la decisión del rey emérito

La decisión de Don Juan Carlos de abandonar España ha causado un gran revuelo este lunes. En un día en el que la reunión entre el Gobierno y Ciudadanos estaba llamada a ser el tema político del día, el movimiento en la Casa Real eclipsaba cualquier otra noticia. Numerosos políticos y otras personalidades se han pronunciado inmediatamente con mensajes que criticaban la figura del emérito o, por el contrario loaban su figura.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, era de las segundas. «Quiero subrayar el trabajo histórico de Juan Carlos I por España, a quien debemos los mejores años de nuestra Democracia. Y la más firme confianza en la Monarquía Parlamentaria encarnada por Felipe VI», reaccionó en sus redes sociales.

Por el contrario, el portavoz del grupo parlamentario de Unidas Podemos, Pablo Echenique, se preguntaba por el movimiento del emérito: «¿Qué soluciona eso? ¿Qué se arregla con eso? ¿Qué mejora respecto de la monarquía? ¿Qué mejora respecto de nuestra democracia? Efectivamente, nada». Además, buscaba una conexión entre otra de las decisiones que marcaron su reinoado, la abdicación: «Esta, tras el escándalo de Botswana, también se hizo en pleno verano. El comunicado de repudio de Felipe VI a Juan Carlos de Borbón se hizo el día después de la declaración del estado de alarma. Hoy se consolida definitivamente un modus operandi de la familia Borbón».Más información

Don Juan Carlos comunica al Rey su decisión de trasladarse fuera de España

Don Juan Carlos comunica al Rey su decisión de trasladarse fuera de España

MARÍA EUGENIA ALONSO

El Rey que primero asentó la monarquía y luego la debilitó

CÉSAR COCA

La carta íntegra de Juan Carlos a Felipe VI: «Siempre he querido lo mejor para España y para la Corona»

La carta íntegra de Juan Carlos a Felipe VI: «Siempre he querido lo mejor para España y para la Corona»

R.C.

Los fiscales rastrean los posibles delitos fiscales del rey emérito desde 2015

Entre los miembros del Gobierno, uno de los primeros en pronunciarse ha sido el ministro de Consumo y secretario general de IU, Alberto Garzón, que ha pedido investigar las «operaciones sospechosas» de Juan Carlos I. «Lo único que cabe en una democracia del siglo XXI es investigar todas las operaciones sospechosas del ciudadano Juan Carlos de Borbón, juzgarle y desvelar a todos los responsables y cómplices de una trama que no pudo ser tejida y mantenida por una sola persona», ha escrito en sus redes sociales.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, cree que permitir «la huida» del rey emérito, es un fraude, y considera que «es necesario un referéndum sobre la monarquía».

La líder de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, cargaba en su cuenta de Twitter contra el emérito: «Juan Carlos I no se va, huye. Alguien debería ordenar su detención y retirarle el pasaporte». Misma línea también seguía otro partido declarado republicano, Izquierda Unida, que en su cuenta oficial pubicaba el siguiente mensaje: «Siguiendo con la tradición familiar, Juan Carlos de Borbón abandona el país y pretende hacer ‘Borbón y cuenta nueva’».

En el otro lado de la bancada parlamentaria, la portavoz de Vox, Macarena Olona, contratacaba los mensajes de los partidos republicanos: «El odio de la izquierda no conoce límites. Quieren un linchamiento público. Vivo o con los restos mortales. Ya lo han demostrado. El Rey Juan Carlos se exilia. España se queda con Podemos. ¿Por quien doblarán ahora sus caceroladas?».

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha comparado la marcha del país de Don Juan Carlos con la de su abuelo Alfonso XIII, que se exilió tras el resultado de las elecciones municipales de abril de 1931 que acabarían precipitando la proclamación de la II República.

Por su parte, el líder de Más País, Íñigo Errejón, ha calificado la maniobra de «escandalosa». «El rey emérito huye de España sin rendir cuentas para «prestar el mejor servicio a los españoles». Es escandaloso. Al menos que devuelva el dinero, que buena falta le hace a nuestro país», ha escrito.

elcorreo

Share Button

La carta íntegra de Juan Carlos a Felipe VI: «Siempre he querido lo mejor para España y para la Corona»

«Majestad, querido Felipe:

Con el mismo afán de servicio a España que inspiró mi reinado y ante la repercusión pública que están generando ciertos acontecimientos pasados de mi vida privada, deseo manifestarte mi más absoluta disponibilidad para contribuir a facilitar el ejercicio de tus funciones, desde la tranquilidad y el sosiego que requiere tu alta responsabilidad. Mi legado, y mi propia dignidad como persona, así me lo exigen.

Hace un año te expresé mi voluntad y deseo de dejar de desarrollar actividades institucionales. Ahora, guiado por el convencimiento de prestar el mejor servicio a los españoles, a sus instituciones y a ti como Rey, te comunico mi meditada decisión de trasladarme, en estos momentos, fuera de España.

Una decisión que tomo con profundo sentimiento, pero con gran serenidad. He sido Rey de España durante casi cuarenta años y, durante todos ellos, siempre he querido lo mejor para España y para la Corona.

Con mi lealtad de siempre.

Con el cariño y afecto de siempre, tu padre.»

Palacio de La Zarzuela, 3 de agosto de 2020

Share Button

El Gobierno gasta 8.221 € en mosquiteras para el palacio de Doñana en vísperas de las vacaciones de Sánchez

Gobierno ha destinado 8.221,35 euros a la instalación de mosquiteras en el Palacio de las Marismillas, ubicado en una finca pública que se encuentra dentro de los límites del parque nacional de Doñana y en el que Pedro Sánchez ha pasado con su familia parte de sus vacaciones en los dos veranos que lleva como presidente del Gobierno.

Se trata de una de las actuaciones de mejora que Parques Nacionales -dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica- ha acometido en las citadas instalaciones públicas en el primer semestre del año, según la información que este organismo autónomo ha facilitado a este redactor en respuesta a una petición tramitada a través del Portal de la Transparencia.

La resolución detalla que la ejecución de estos trabajos se encargó a Aluminios Rocío SL -un negocio de carpintería metálica establecido en Almonte, localidad onubense en cuyo término municipal se encuentra Las Marismillas- y que el contrato está fechado el pasado 23 de junio, justo dos días después de que se levantara el estado de alarma que el Ejecutivo decretó el 14 de marzo para frenar la propagación del coronavirus.

Extracto de las actuaciones acometidas en el Palacio de las Marismillas en 2020.

No ha trascendido el número de mosquiteras que se han colocado en este inmueble, de grandes dimensiones y que cuenta con numerosos huecos de ventana. Según publicó el diario Abc, el inmueble dispone de un total de 18 dormitorios, además de comedor, cocina y otras zonas comunes.

El presidente eligió esta finca pública en el término de Almonte para su descanso estival en 2018 y 2019

Diez días después, Parques Nacionales adjudicó al constructor Juan Jesús Triguero Clavijo el «acondicionamiento del palomar» del palacio. No ha trascendido ni la envergadura de estos trabajos ni el uso que se le va a dar a esta estancia. Tan sólo el coste de la intervención: 27.474,09 euros.

Ambas actuaciones se han ejecutado en vísperas de la posible llegada de Pedro Sánchez y su familia, que eligieron esta residencia propiedad del Estado tanto en 2018 -cuando recibió a la canciller alemana, Angela Merkel- como en 2019 para disfrutar de unos días de descanso estival. Moncloa no ha confirmado aún cuáles son los planes vacacionales del presidente, que presidirá los consejos de ministros señalados para los días 4 y 25 de agosto. Entre ambas fechas mantendrá el tradicional despacho con el Rey en el Palacio de Marivent (Palma de Mallorca).

No han sido las únicas mejoras realizadas en el Palacio de las Marismillas en los últimos meses. En diciembre se contrató la «reparación y refuerzo de viguetas del cuarto de plancha» -un trabajo encargado a la empresa madrileña Estructuras, Inyecciones y Aguas SL por 12.930,77 euros- y el 27 de marzo se encargaron «actuaciones en el pasillo de la primera planta». Este trabajo lo ha realizado Juan Gutiérrez Moreno por 1.905,75 euros.

Palacio de las Marismillas, en Doñana. E.I.

Después de las obras en el edificio, las actuaciones más costosas en lo que va de año han sido la reparación de vehículos y generadores -con un gasto conjunto de 14.738,23 euros- y el suministro de combustible, que ha supuesto un desembolso de 11.409,33 euros. El montaje de un compresor en el equipo de aire acondicionado y la ejecución de varias reparaciones han costado otros 9.922 euros.

Compra de palmeras

Igualmente, durante el primer semestre ha tenido lugar un suministro de pacas de viruta y pienso para animales (5.070,02 euros), se han comprado palmeras (4.940,41), se han contratado servicios de desratización y desinsectación (943,80) y se han adquirido artículos de ferretería (como cuerda de nylon y enchufes) por 3.749,59 euros y de farmacia (257,40).

Por su parte, los servicios veterinarios han importado 694,26 euros, al tiempo que se desarrolla la segunda anualidad del «servicio de mantenimiento de las infraestructuras operativas con medios personales y materiales para su conservación y para el desarrollo de las actuaciones de apoyo en las visitas institucionales». Este contrato tiene cinco años de duración (2019-2023), lo ejecuta la empresa pública Tragsa y su importe asciende a 433.510,67 euros.

Situada dentro de los límites del parque nacional de Doñana, la finca de Las Marismillas es utilizada por Parques Nacionales para funciones de representación institucional del Estado. Tiene una superficie de 10.286 hectáreas y se halla en el término municipal de Almonte (Huelva). Ha sido utilizada como residencia vacacional por anteriores presidentes del Gobierno como José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy.

elindependiente

Share Button

Europa, a González Laya: «La diplomacia española está en Babia» Las meteduras de pata de la ministra En numerosas embajadas consideran que «no se entera de casi nada»

Una ministra eclipsada. No hay política exterior. Y la poca que existe la lleva unipersonalmente Pedro Sánchez. Es el análisis de destacados diplomáticos que circula por las cancillerías europeas y el Palacio de Santa Cruz, sede del Ministerio español de Asuntos Exteriores. La figura de su titular, Arancha González Laya, está muy cuestionada y «solapada» por el presidente del Gobierno. Las últimas meteduras de pata de la ministra, su polémica entrevista con el mandatario gibraltareño, Fabian Picardo, y el duro gol por la escuadra que le metió el primer ministro británico, Boris Johnson, contra el turismo español, han sido la gota que colma el vaso. En numerosas embajadas existe una total decepción con nuestra acción internacional: «La diplomacia española está en Babia», aseguran fuentes diplomáticas como prueba de que la titular de Exteriores «prácticamente no se entera de casi nada».

González Laya es una mujer de buena formación, pero con un perfil muy técnico y sin olfato político, opinan en círculos diplomáticos. Licenciada en Derecho, con un postgrado en Derecho Europeo, en sus inicios en el sector privado trabajó como asesora de empresas en temas relacionados con el comercio, competencia y ayudas de Estado. Durante muchos años su actividad se desarrolló en la Comisión Europea, primero como portavoz de Comercio con el comisario Pascal Lamy y luego como su jefa de gabinete, puesto que también ocupó en los ocho años que Lamy estuvo al frente de la Organización Mundial del Comercio (OMC). En aquella etapa era la encargada en la institución de representar a la OMC ante el G20 y de establecer diversas iniciativas de ayuda a cambio de facilitar el comercio.

Esta trayectoria no le ha valido para conocer bien los complicados entresijos de Bruselas, donde varios asuntos le han pillado de sorpresa. «La ministra está en off», dicen algunos embajadores. Las recomendaciones de Gran Bretaña, Alemania, Bélgica y Holanda de no viajar a España han supuesto un mazazo contra el turismo, y demuestran que a González Laya le interesa más la agenda climática que nuestra primera industria nacional. El forcejeo con Johnson se saldó con un rotundo fracaso. Los despistes de Alaya tendrán lesiva repercusión en la economía, con unas pérdidas enormes para el sector turístico, dónde afirman: «Le importamos un bledo».

En otra área estratégica, agricultura y ganadería, también la UE nos ha dado la espalda. Las ayudas de la Política Agrícola Común han disminuido cuantiosamente y provocan quejas en el sector del campo. «El Gobierno pretende que Bruselas blanquee su inacción», advierten los empresarios ante el discurso triunfalista de Sánchez a su vuelta de la capital europea. También acusan a la ministra de no haber tenido influencia para designar a su compañera de gabinete, Nadia Calviño, como presidenta del Eurogrupo, cuando se daba por cantada su victoria y en el último momento afloró el voto negativo de una delegación. «No se enteró de nada», insisten fuentes diplomáticas que observan a su antecesor, Josep Borrell, «de perfil bajo», pese a su cargo en la UE.

Aránzazu «Arancha» González Laya, nació en San Sebastián, hija de un director de escuela pública. Se crió en la también guipuzcoana localidad de Tolosa y habla euskera, español, inglés, francés, alemán e italiano. Su paso por la OMC y Naciones Unidas la hacían buena conocedora de los foros internacionales, pero hasta la fecha su gestión ha sido bastante floja. Bien porque Sánchez pivota personalmente la agenda exterior, o porque no ha sabido tomar el mando, su imagen en círculos diplomáticos es discutida. Se alaba su formación técnica, pero adolece de instinto político. «Es una ministra bien formada pero sin contenido», dicen diplomáticos de Santa Cruz y el Palacio de Viana, sedes del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Al ser nombrada ministra, prometió una defensa del multilateralismo, los derechos humanos, y colocar entre las prioridades de su mandato el reenfoque de la política de cooperación internacional. Pero al paso de unos meses en su cargo, el balance es endeble, según fuentes diplomáticas. «Tiene una concepción poliédrica y dispersa de la política exterior», aseguran. José Manuel García-Margallo, el que fuera jefe de la diplomacia española durante cinco años, se muestra muy crítico con la actual política exterior en relación a Gibraltar y con la reunión mantenida con Picardo. El ex ministro de Exteriores con Mariano Rajoy advierte de que se «rompe con una posición de más de trescientos años». García-Margallo ultima un libro sobre Gibraltar que se publicará en septiembre y que titulará «La segunda rendición de Gibraltar».

Margallo es muy duro con la entrevista que mantuvo González Laya con Picardo, a quien otorgó un trato deferencial «de tú a tú». En su opinión, es un paso más en las concesiones gratuitas que el Gobierno viene haciendo desde hace tiempo a Gibraltar. En primer lugar, el Ejecutivo no logró incluir una mención sobre el Peñón en la declaración política del acuerdo de salida de la UE del Reino Unido. Y ahora España está dispuesta a beatificar unas Islas Caimán en la frontera sur que van a erosionar las arcas comunitarias. Por último, el Gobierno convierte a Picardo, que sólo tiene competencias locales, como un alcalde, en un interlocutor en pie de igualdad con una ministra del Reino de España. Lo convierte en un sujeto internacional y da rango ministerial, algo humillante para nuestro país. El ex ministro denuncia la humillación de renunciar a plantear la cosoberanía española aprovechando el Brexit: «Sánchez y su ministra aceptan que Gibraltar sea una colonia y un paraíso fiscal por los siglos de los siglos». Añade que «la Picardía» de González Laya convierte a Fabian Picardo en un sujeto activo internacional, algo que no se ha hecho nunca desde 1713.

Otro punto crítico es la política con respecto a Venezuela y el régimen de Nicolás Maduro, con la oscura visita a Madrid de Delcy Rodríguez. En círculos diplomáticos recuerdan las reticencias despertadas en Estados Unidos y una pérdida de influencia en América Latina. El problema, según estas fuentes, es que el Gobierno no tiene una idea clara de España, ni sobre su estrategia exterior, ni sobre los anclajes en la UE y Estados Unidos. Su conclusión es otra: «Caudillismo puro y duro, con una ministra eclipsada y despistada».

larazon

Share Button

“El socialismo participativo es un escenario abierto para la crisis que se avecina”. Entrevista a Thomas Piketty

“Hace tiempo que dejamos de imaginar otro sistema”, aseguró el economista, autor del libro Capital e Ideología, entrevistado para Il Manifesto por Roberto Ciccarelli. “Todo el modelo económico debe ser repensado, de manera más equitativa y sostenible después de la pandemia”, señaló Piketty.

Los grandes disturbios político-ideológicos acaban de comenzar. En su último, monumental, libro Capital e ideología Thomas Piketty los observa a partir de una idea orientadora contra las antiguas y las nuevas desigualdades que se derivarán de la crisis desencadenada por la pandemia de Covid-19. El economista francés habla de un “socialismo participativo” cuyo objetivo es realizar una transformación radical del modo de producción capitalista y de su régimen de la propiedad, que debería transformarse en una “propiedad social y temporal que también puede requerir también una reforma constitucional”. En esta perspectiva, el tan comentado regreso del estado de bienestar a la escena adquiere una connotación política precisa. Piketty considera que se trata de transformar el antiguo Estado de bienestar restableciendo una fiscalidad equitativa y un régimen financiero internacional para que los más ricos y las grandes empresas puedan contribuir en la medida de lo necesario.

A este cambio se une también una nueva regulación global para garantizar la sostenibilidad social y ecológica de este replanteamiento. “No hace falta decir– señala Piketty– que tal transformación requiere muchos cambios de opinión. Por ejemplo, ¿están dispuestos el presidente francés Macron y el presidente estadounidense Trump anular los recortes fiscales a los más ricos decididos al inicio de su mandato?”.

En los primeros meses de la nueva crisis, el Estado se utilizó en todo el mundo como asegurador contra los daños de la pandemia a la salud, a las empresas y a los trabajadores autónomos. ¿Es suficiente para reducir las desigualdades del pasado y otras que se producirán mañana?

 La crisis económica y social provocada por la emergencia sanitaria mundial demuestra la violencia de las desigualdades sociales y la necesidad de cambiar el sistema económico. La seguridad social  puede ayudar a amortiguar el shock, y su ausencia puede exacerbar la crisis, como está ocurriendo hoy en los Estados Unidos. Pero no será suficiente: todo el modelo económico debe ser revisado, de una manera más equitativa y sostenible.

¿Por qué cree que es necesaria una reforma fiscal progresiva de los impuestos sobre la renta y el patrimonio?

La fiscalidad progresiva es una de las instituciones que ha contribuido a reducir las desigualdades en las sociedades ricas a lo largo del siglo XX, garantizando al mismo tiempo su prosperidad. En los Estados Unidos, el tipo impositivo aplicado a los ingresos más altos fue, por término medio, del 82% entre 1930 y 1980, lo que no impidió la prosperidad, sino todo lo contrario. En los años 80, Reagan estableció la tasa a más del 28% con la esperanza de estimular la innovación y el crecimiento. Como resultado, la desigualdad explotó, los multimillonarios prosperaron. Y el crecimiento se ha reducido a la mitad: 1,1% anual de crecimiento de la renta nacional per cápita entre 1990 y 2020, frente a 2,2% entre 1950 y 1990 y 2,1% entre 1910 y 1950. Históricamente, la prosperidad viene de la educación y la igualdad, no de una búsqueda desenfrenada de desigualdad y de agotamiento de los recursos. En mi libro propongo hacer un balance de la historia de la progresividad fiscal y avanzar en esta dirección, tanto a nivel nacional como europeo, permitiendo a los países que lo deseen votar por mayoría a favor de un suplemento de la progresividad fiscal europea sobre rentas y riquezas muy elevadas.

También hablas de “una renta de 120 mil euros para todos” y el establecimiento de un ingreso básico. ¿Cómo construir una alianza capaz de apoyar la lucha política que será necesaria para construir el “socialismo participativo”?

Para empezar, creo que es importante hablar sobre el sistema económico que queremos. Después de la caída del comunismo, dejamos de pensar en otro sistema. Pero esto es esencial hoy si queremos salir de las desigualdades sociales y climáticas producidas por el hipercapitalismo. El «socialismo participativo» que apoyo se apoya en tres pilares esenciales: la justicia educativa, que es real y verificable; el reparto del poder a través de nuevos derechos de voto para los trabajadores en las empresas; y la circulación permanente de la riqueza, con un impuesto progresivo sobre el patrimonio y las sucesiones. Actualmente, en Italia o Francia, el 50% más pobre tiene solo el 5% del total de activos inmobiliarios, financieros y profesionales, contra casi el 60% para el 10% más rico y casi el 25% para el 1% más rico. .

Tras el dramático colapso de todas las economías ¿tendremos que esperar al crecimiento y la recuperación de las fuerzas del mercado para lograr una reforma fiscal verdaderamente justa?

No hay nada radical en el sistema que propongo: quien no herede nada (actualmente el 50% más pobre) recibiría 120 mil euros, y quien herede un millón de euros recibiría de todos modos 600 mil euros.

Considerando el nivel de injusticia social, ¿crees que es suficiente?

Si quiere mi opinión, podríamos ir incluso más lejos. Los partidos socialdemócratas han perdido el electorado popular porque han abandonado toda ambición de redistribución.

Criticó el plan de recuperación de Ángela Merkel y Emmanuel Macron porque no tiene fondos suficientes y porque no prevé una democratización de la política europea. ¿Se han resuelto estos problemas con el “Fondo de recuperación” propuesto por la Comisión Europea?

No, porque el problema democrático básico persiste. Debemos alejarnos de la regla de la unanimidad y la opacidad. Seguimos trabajando con los Consejos Europeos que deciden a puerta cerrada y, a menudo, a través de negociaciones secretas. Esto causará enormes problemas a la hora de acordar el monto de los préstamos, la naturaleza de los gastos autorizados y los impuestos comunes que deben aplicarse. Tenemos que crear una asamblea europea, como la Asamblea Parlamentaria Franco-Alemana creada el año pasado, en la que se puedan tomar decisiones mayoritarias para decidir el nivel del plan de saneamiento, su uso, los impuestos comunes sobre los más ricos.

¿Existe una mayoría en los gobiernos que puedan apoyar esta hipótesis?

Con Italia, Francia y España, ahora hay una mayoría para un plan de recuperación mucho más ambicioso. Si estos tres países propusieran una asamblea de este tipo, Alemania aceptaría esta perspectiva y los demás se unirían gradualmente. Pero si nos quedamos atascados en la regla de la unanimidad, existe el gran riesgo de aumentar la desconfianza y la frustración. Es hora de que Europa confíe en la democracia.

La transformación que deseabas no tuvo lugar después de la crisis de 2008. ¿Por qué debería tener lugar en 2020?

La crisis de 2008 se resolvió imprimiendo mucho dinero para salvar a bancos y banqueros. El balance del Banco Central Europeo pasó del 10% del PIB antes de la crisis a más del 40% del PIB. Esta política ha evitado una depresión generalizada, pero también ha llevado a un aumento en los precios de las propiedades y las bolsas de valores y al enriquecimiento de los más ricos, sin resolver los problemas fundamentales de la economía real (falta de inversiones, aumento de las desigualdades, cambio climático). Si hoy no podemos demostrar a la opinión pública europea que podemos movilizar al menos tantos recursos para luchar contra Covid-19 y poner en marcha otro modelo de desarrollo, entonces corremos el riesgo de un divorcio dramático y potencialmente fatal para la construcción de Europa.Thomas Piketty  es director de investigación en la École des Hautes Études en Sciences Sociales, profesor en la Paris School of Economics y codirector de la World Inequality Database. Es autor de los libros El capital en el siglo XXI y de Capital e Ideología.Fuente:Il Manifesto, 09/06/2020Traducción:Carlos Abel SuárezTemática: 

Share Button

Las brechas sociales que el covid-19 ha agrandado

Las brechas sociales que ya existían antes del golpe de la pandemia, esas heridas que ya había abiertas en las condiciones de vida de los más vulnerables, se han agrandado desde la llegada del covid-19, y es esa compleja coyuntura la que marcará los años venideros de recomposición.

Esta es la principal conclusión a la que se llegó en el videodebate organizado por EL PERIÓDICO y Fundació «la Caixa» sobre las necesidades sociales que el virus ha visibilizado, que reunió a Albert Alberich, director de la Fundació Formació i Treball; Josep Torrico, director general de la Fundació Marianao; Josep Ballester, director del Área Sanitaria de Grup Mutuam; y Montse Buisán, directora del área Pobresa i Salut de la Fundació «la Caixa».

Todos ellos profesionales que, desde los ámbitos de la inserción laboral, la infancia y el acompañamiento a personas con enfermedades avanzadas o en situaciones de final de vida, han acompañado a los colectivos más frágiles desde la llegada del coronavirus.

En el encuentro, los expertos del Tercer Sector pusieron en valor el papel fundamental con el que el virus ha revestido a las redes sociocomunitarias que se tejen en los municipios catalanes, capaces de movilizar a la ciudadanía e idóneas, convinieron unánimemente los ponentes, para complementar la responsabilidad de la Administración pública. 

De hecho, Montse Buisán aseguró que desde la Fundació «la Caixa», entidad que lidera programas sociales en los que participan las otras organizaciones presentes en el foro, han comprobado cómo los territorios con una red comunitaria articulada y fuerte han afrontado la pandemia con mayores garantías.

La invisibilización de la crisis social durante la pandemia

En la línea de extraer conclusiones de la pandemia por tal de radiografiar el porvenir social, el doctor Josep Ballester fue muy claro: «Las crisis sanitaria y económica nos han hecho estar tan pendiente de ellas durante el covid que se ha invisibilizado la crisis social», afirmó reclamando mayor dotación de recursos para los trabajadores sociales.

La doble vulnerabilidad de la precaridad habitacional y económica pone de manifiesto cómo la exclusión afecta a la salud

Esa crisis social, que Josep Torrico, en consonancia con el informe FOESSA de Cáritas, cifró en el aumento del 20% de demanda de emergencia en Servicios Sociales en tiempos de coronavirus, fue analizada por Ballester desde una perspectiva multidisciplinar que pone de manifiesto cómo el riesgo de exclusión social afecta directamente a la salud. El médico destacó el fenómeno de la «doble vulnerabilidad»: por un lado, la precariedad habitacional, «que ha generado un incremento de la transmisibilidad del virus»; por otro, la económica, «que ha dificultado el acceso al sistema sanitario».

Por su parte, Albert Alberich, que ejemplificó a través de la creación de una ayuda alimentaria la emergencia a la que se han visto abocadas a responder las entidades, remarcó que en los sectores de la restauración, la hostelería o el comercio, que en su entidad representan alrededor del 80% de colocación en empresas, la crisis económica ha tenido una especial afectación.

No solo, insistió Alberich, por suponer una piedra en el camino hasta inserción laboral partiendo de la formación, sino también por lo que denominó «efecto reflujo»: personas que habían conseguido su primera oportunidad pero que tras el virus han sido rechazadas por el mercado laboral.

Los perfiles tras la vulnerabilidad propiciada por el covid

A juicio de Montse Buisán, una de los exiguos posos positivos que deja el virus entre tanto pesimismo es la visibilización de los colectivos que ya lo estaban pasando mal, sin olvidar por cierto a los profesionales del ámbito social que los han acompañado durante la pandemia. «Tenemos por delante el reto de que los vulnerables no retrocedan todavía más después del covid», explicó Buisán.

Las familias monoparentales femeninas es uno de los perfiles más comunes detrás de la vulnerabilidad propiciada por el virus

Con el objetivo de perfilar quiénes están detrás de esa vulnerabilidad propiciada por el virus, Alberich y Torrico pusieron el acento en las familias monoparentales femeninas, con cargas familiares, en algunos casos provenientes de situaciones de maltrato e implicadas en los ámbitos de limpieza o cuidado de personas mayores. «Los ingresos de estas familias han caído de manera traumática», ratificó Torrico.

También los jóvenes extutelados, las personas que vivían de la economía sumergida o con irregularidad administrativa, estos últimos, recalcó Alberich, en una situación de agravada complejidad en tanto que si interrumpían los doce meses de contrato hasta obtener su permiso de trabajo podían retroceder hacia la irregularidad.

Ballester, cuyo ámbito de actuación está enfocado en las personas mayores, puso encima de la mesa la soledad que han sufrido los ancianos usuarios de residencias, entornos que con mayor intensidad han sufrido la mortalidad del covid, por tal de acometer una reflexión que cobra una singular significación en el contexto actual: «Vivir en una residencia no conculca el derecho a ser atendido en Urgencias».

Los augurios que el virus deja entrever

¿Cómo será la sociedad poscovid? «El virus pasará cuando llegue la vacuna , pero sus consecuencias continuarán entre nosotros mucho tiempo», sentenció Torrico. El director de la Fundació Marianao, entidad con centro y misión en Sant Boi de Llobregat que trabaja con la infancia -«invisibilizada durante el covid», clamó Torrico-, se mostró preocupado por los malos presagios sobre el probable crecimiento del abandono escolar prematuro que se atisban, extremo que aprovechó para, en términos de desigualdad educativa, pedir a la Conselleria d’Educació recursos tecnológicos para garantizar la escolarización digna de los críos.

Los ponentes coincideron en subrayar tanto la importancia de la solidaridad como de la conciencia comunitaria

«Ha sido necesaria una pandemia mundial para visibilizar que la gente estaba al límite», advirtió Alberich que, a pesar del desánimo generalizado al que empuja la pandemia, quiso poner una nota de optimismo aludiendo a la pequeña oportunidad laboral que han supuesto estos meses determinados nichos laborales, como por ejemplo el de la repartición de comida para personas necesitadas.

Con la mirada puesta en el futuro, tanto Alberich como Buisán coincidieron en subrayar tanto la importancia de la solidaridad durante esta complicada etapa como de la conciencia comunitaria, palanca de cambio, a ojos de Buisán, para «poner en el centro a partir de este momento las necesidades emocionales de las personas», teniendo especialmente en cuenta las de los profesionales esenciales implicados en la crisis.

Acerca de esas necesidades emocionales se pronunció también Ballester, que puso encima de la mesa el doble estigma de los profesionales, trabajar con el riesgo de contagio y sufrir por contagiar a los seres queridos, para concluir: «El vacío y la impotencia de los profesionales, su desbordamiento emocional, han sido de una dureza nunca vista».

La mayor recaudación de una campaña de donativos

3,3 millones de euros es la cifra de la recaudación de la campaña solidaria de emergencia de la Fundació «la Caixa» en favor de los Bancos de Alimentos, de los que dependen 300.000 familias vulnerables según datos de la propia fundación. Tal y como apuntó en el videodebate Montse Buisán, directora del área Pobresa i Salut de la Fundació «la Caixa», «los 2,3 millones que se recaudaron a través de una campaña de captación de donativos es el montante más alto que una campaña de donativos ha recogido». A esa cantidad, la Fundació «la Caixa» sumó otro millón adicional hasta llegar a los 3,3 M de la recaudación final.


300 por familia para alimentación

300 euros es la cuantía que ha recibido durante la pandemia cada una de las 10.000 familias a las que van destinadas el programa CaixaProinfancia de la Fundació «la Caixa», que ha aportado un total de 3 millones de euros en ayudas extraordinarias para la alimentación de esas familias vulnerables. Según certifican desde la fundación, las familias en riesgo de exclusión social han recibido las ayudas a través de una tarjeta que permite comprar en los establecimientos de alimentación. Dichas ayudas se han canalizado a través de 400 entidades sociales, entre las que está la Fundació Marianao de Sant Boi de Llobregat.

elperiodico.com

Share Button

Las empresas con más de 50 trabajadores deberán tener un plan de igualdad

Ministerio de Trabajo y Economía Social junto al de Igualdad han firmado un acuerdo con los sindicatos para «el desarrollo de la igualdad efectiva en el trabajo entre hombres y mujeres». Se trata de un acuerdo que no ha suscrito la patronal. La CEOE ha participado en la negociación pero no ha firmado el pacto.

El acuerdo incluye dos reglamentos que desarrollan el real decreto ley sobre igualdad laboral y que dan más información sobre los documentos que se deben desarrollar en el marco de la negociación colectiva de las empresas.

El reglamento sobre igualdad retributiva pone de manifiesto que las empresas deberán tener registros salariales por categorías y sexos para evitar que se produzcan brechas de género. De esta forma se «destierra la opacidad salarial que siempre perjudica a las mujeres», ha afirmado la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

En esta línea, las empresas de más de 50 empleados deberán realizar auditorías retributivas y justificar las diferencias salariales entre hombres y mujeres superiores al 25%.

Díaz, igual que las representantes sindicales de CC.OO y UGT, han lamentado que en la firma no estuvieran los representantes empresariales. «Siento lástima porque la CEOE no esté aquí. Me parece que es difícilmente comprensible que sobre una de las materias centrales, que es la igualdad, la patronal española no firme los acuerdos», ha señalado la ministra.

Patronal y sindicatos insisten en que el teletrabajo debe ser “reversible” y “voluntario”

Planes de igualdad

El segundo reglamento que forma parte del acuerdo tiene que ver con los planes de igualdad, que pasan a ser obligatorios para empresas con más de 50 trabajadores. Además, estos deberán ser negociados con los representantes de los trabajadores y deberán registrarse como tal.

De esta forma el Gobierno se asegura que no se elaboren planes de igualdad sin contar con la representación de los empleados.

Foto histórica

La ministra de Trabajo ha puesto en valor que la firma del acuerdo haya sido 100% femenina al contar con Cristina Antoñanzas Peñalva, vicesecretaria general de UGT y con Maricruz Vicente Peralta, secretaria de Acción Sindical de CC.OO.

Las ministras de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, e Igualdad, Irene Montero, junto a Cristina Antoñanzas, vicesecretaria general de UGT, y Mari Cruz Vicente Peralta, secretaria confederal de Acción Sindical de CCOO. EFE/ Emilio Naranjo

Por su parte, la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha reinvidicado la importancia de «pensar en las mujeres» y en los trabajos «esenciales» que estas realizan, que se han puesto en evidencia durante la pandemia.

«O pensamos en las mujeres o volveremos a cargar sobre sus cuerpos y hombros el peso de la reconstrucción social», ha advertido Montero, que ha insistido en que «pensar en las mujeres, es pensar en el conjunto de la democracia»

elindependiente

Share Button

El Emérito recibió un ático en Londres de 62 millones tras abdicar comprado por la embajada de Omán

Elrey Juan Carlos I recibió un ático en Londres con un valor de 62 millones de euros después de dejar el cargo de jefe de Estado y al menos 20 millones de euros desaparecieron en su venta. 

MÁS INFO

Una nueva operación polémica sitúa al rey emérito como intermediario en la venta de un ático de lujo de la capital de Reino Unido a una sociedad ‘off shore’ de las Islas Vírgenes tras abdicar, según informa ‘El Confidencial‘.

Asimismo, al menos 20 millones de euros desaparecieron en la transacción, de los que a día de hoy no hay rastro en ninguna de las dos fundaciones instrumentales vinculadas a Juan Carlos I conocidas hasta el momento.

El ático de la capital británica, valorado en 62 millones, se convertiría, supuestamente, en la nueva residencia del monarca tras abdicar y en el año 2014, el sultán de Omán lo adquirió y se lo cedió para disfrutar del inmueble por tiempo ilimitado y sin coste.

Fue la embajada del país asiático la que formalizó la compra del ático el 2 de julio del año 2014, tan solo dos semanas después de que Juan Carlos renunciara a su cargo como jefe del Estado.

Omán quería esa casa para tener un lugar estratégico en Londres y sus planes eran que, después de fallecer Juan Carlos, esta quedase en manos de su embajada

En ese momento, el acuerdo se cerró en 50 millones de libras, alrededor de 62,7 millones de euros, sin contar los impuestos.

En la escritura, aparece que el dinero fue desembolsado por el antiguo embajador de Omán en Reino Unido y, aunque el nombre del Emérito no aparece en los documentos, hay evidencias de que fue el verdadero destinatario del ático.

Ya no quería su ‘regalo’

A mediados del año 2016, el Emérito se quejó de que Omán no se hiciera cargo de los gastos de comunidad y, unas semanas más tarde, informó al sultán de que ya no quería su ‘regalo’ y le trasladó que prefería vender el inmueble y quedarse con los 62 millones.

Omán quería esa casa para tener un lugar estratégico en Londres y sus planes eran que, después de fallecer Juan Carlos, esta quedase en manos de la embajada en el país británico.

vozpopuli

Share Button

Rita Maestre, nueva portavoz de Más Madrid en el Ayuntamiento de la capital

La concejal de Más Madrid, Rita Maestre, ha sido nombrada este jueves por unanimidad la nueva portavoz del grupo municipal de Más Madrid que hasta ahora compartía dicho cargo en coportavocía con Marta Higueras.

Así lo ha emitido el grupo municipal a través de un comunicado tras una reunión para afrontar el curso político con una reorganización interna para «potenciar el trabajo político, de la coralidad de sus funciones y la inclusión en los órganos de dirección».

Por otro lado, en esta reunión también se ha decidido que Pilar Sánchez asuma la portavocía adjunta del grupo; Carolina Pulido, la secretaría del grupo; Maysoun Dous, la secretaría adjunta, y Miguel Montejo, la Tesorería.

Más Madrid ha asegurado que esta una estructura pretende posicionarse como «la alternativa» al actual equipo de Gobierno, conformado por el PP y Ciudadanos, que comparten un «modelo de ciudad caduco» que «no soluciona las desigualdades entre personas ni territorios, que no lucha contra la contaminación y que está alejando a nuestra ciudad de las ciudades de nuestro entorno».

El pasado 15 de julio se conformó la coordinadora ejecutiva de Más Madrid ciudad, nuevo órgano de dirección de la formación a nivel municipal.

En la que la lista de Maestre, ‘Impulsando Más Madrid’, se impuso a las otras dos candidaturas, ‘Independientes’ y ‘Construir Madrid’, formadas por personas que no están dedicadas en activo a la política.

De este proceso se desmarcaron los ediles afines a la exalcaldesa Manuela Carmena, quien era la coportavoz hasta este momento en el Consistorio, Marta Higueras, o los concejales José Manuel Calvo o Luis Cueto, contrarios a que se creara una estructura de partido.

Higueras, mano derecha de Carmena, señaló que se desvinculaba del partido municipal para su reconstrucción política y que seguiría trabajando en Más Madrid desde «la independencia».

La edil señaló que no afiliarse al partido «no era una crítica» a su constitución, simplemente que prefiere trabajar como independiente y no estar adscrita a ningún partido, al igual que se estaba haciendo desde la creación de la plataforma donde trabajan miembros de diferentes partidos y personas sin afiliación política.

Higueras renunció a su escaño en el Congreso de los Diputados por Más País, liderado por Íñigo Errejón, para quedarse en el Ayuntamiento de Madrid.

abc.es

Share Button