Montero, Echenique, Mayoral… Los miembros de Podemos que sí acepta Sánchez para el Gobierno

Pedro Sánchez está dispuesto a negociar la entrada de miembros de Podemos en el Gobierno, y no ha negado que pueda incorporarse la portavoz de la formación ‘morada’, Irene Montero. «El principal escollo es Iglesias», ha señalado.

«Hablemos de la participación de otros miembros de Podemos», ha apuntado Lastra este viernes en una entrevista en RNE en referencia a la posible incorporación de otros dirigentes del partido, como Pablo Echenique, Rafael Mayoral o Irene Montero.

Tras ser preguntada directamente por la posibilidad de que sea Montero quien forme parte de un gobierno de coalición tras el veto explicitado por Pedro Sánchez al líder de Podemos, Pablo Iglesias, Lastra no lo ha negado. En este sentido, la portavoz socialista no ha rechazado que Montero pueda ocupar un ministerio, insistiendo en que el «escollo» de la participación de Podemos en el gobierno es Iglesias, ya que es líder de un partido político y a su juicio, «no puede haber dos voces en el Gobierno».

«Ayer Sánchez le hizo una oferta generosa a Podemos y vamos a negociar quién entra en el Gobierno»

Lastra considera que «no puede haber un vicepresidente que diga que hay presos políticos en España» como ha asegurado Iglesias con respecto a los presos independentistas. «Ayer Sánchez le hizo una oferta generosa a Podemos y vamos a negociar quién entra en el Gobierno», ha explicado Lastra, que espera una respuesta positiva de Podemos y que finalmente se negocie un gobierno de coalición. «Hay que negociar la participación», ha admitido, «pero no me la imponga usted», ha añadido, sobre las exigencias de Iglesias para ocupar cargos en el Ejecutivo.

Después de que Sánchez dijera que Iglesias no defiende la democracia española, la vicesecretaria general socialista ha insistido en que si el PSOE pensara que Podemos no es democrático, «no se hubiera sentado a negociar con ellos». Por tanto, espera que Podemos acepte la última oferta del PSOE, un gobierno de coalición que asegure la investidura y comience «cuanto antes» la legislatura. «Estamos esperando la respuesta de Podemos para que nos podamos sentar a hablar de su participación en el Gobierno», ha subrayado.

El Gobierno reitera la oferta

A su vez, la portavoz del Gobierno y ministra de Educación, Isabel Celáa, ha justificado que Iglesias no pueda formar parte del gabinete, si bien ha dejado abierta la posibilidad de que sí pueda formar parte del mismo Irene Montero.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Celáa ha destacado que Sánchez ha realizado una oferta «generosa» de gobierno de coalición a Podemos y ha recalcado que España necesita «seguir poniendo en marcha políticas de progreso» y ésa es la «responsabilidad histórica de la izquierda», recoge EP.

Además, ha advertido de que sería una «pretensión inasumible sacrificar el interés general» por el interés de una persona. «No creo que Iglesias él mismo pase por ahí. No creo que lo quiera ni que quiera que por mor de una persona vayamos a sacrificar el interés general la semana que viene», ha enfatizado.

Celáa, que ha dicho que «en las próximas horas» Sánchez hablará con los líderes de los partidos, ha llamado a las fuerzas del arco parlamentario a «no bloquear» la investidura porque «el precio empezaría a pagarse» y nos llevaría a un «escenario no conocido». «Hasta ahora no hemos tenido costes de oportunidad pero los tendríamos si hubiera un bloqueo», ha avisado.

Montero: «El debate no es de nombres»

La portavoz de Podemos en el Congreso, Irene Montero, ha asegurado este viernes que su formación no pone líneas rojas al PSOE para formar un gobierno de coalición tras el veto expresado por Pedro Sánchez a la incorporación de Pablo Iglesias en un futuro gabinete.

En una entrevista en la Cadena SER, Montero ha recordado que Podemos está planteando las conversaciones para un Ejecutivo de coalición «sin vetos, ni líneas rojas», descartando que la entrada de Iglesias en el Gobierno es condición sine qua non sea necesaria para el pacto.

Sobre la posibilidad de que sea Montero quien entre en el Gobierno, la dirigente de Podemos ha esquivado la pregunta asegurando que el debate «no es de nombres». 

Iglesias, tras el veto público de Sánchez: Si obliga a los españoles a votar otra vez, nunca será presidente

Iglesias, tras el veto público de Sánchez: Si obliga a los españoles a votar otra vez, nunca será presidente

Al igual que Pablo Iglesias, Montero cree que pese a la tensión dialéctica de esta semana entre ambos partidos, Montero cree que el acuerdo con el PSOE para un gobierno de coalición «caerá por su propio peso», ya que rectificará su posición y se abrirá a compartir el gobierno con Podemos. 

Con todo, ha criticado que este jueves Sánchez dijera que no se dan las condiciones para que Iglesias sea ministro y asegurara que necesita un vicepresidente que defienda la democracia española. «Ya hemos hecho una vez presidente a cambio de nada. Quien defendió la moción fuimos nosotros y fue Pablo Iglesias», ha recordado Montero, afeando las «hostilidades» del PSOE en la negociación.

Echenique pide el ‘no’ por el veto

Uno de los ‘elegidos’, Pablo Echenique, ha salido en defensa de Iglesias y ha advertido del «peligroso precedente antidemocrático» que supone el veto de Pedro Sánchez al líder de Podemos. Por eso, busca que el partido morado vote ‘no’ a la investidura.

En una entrevista en TVE, Echenique ha indicado que «vetar al líder de un partido es tanto como vetar a un partido» y ha recalcado que el veto a Iglesias abre un «precedente peligroso», porque hay que respetar a los candidatos de cada formación. «Este veto abre un camino peligroso en la democracia, vetar al líder de una formación usando mecanismos que no son democráticos», ha insistido.

eleconomista.es

Share

Anguita: «Si se pacta un programa, es normal que se forme Gobierno con Podemos»

Hablando con Julio Anguita (Fuengirola, 1941) se tiene la sensación de que no pasa el tiempo por él. Salvo porque peina más canas en sus sienes y porque se empeña en recordar que sus mañanas de jubilado comienzan a las 7:30 am haciendo ejercicio, «principalmente natación», o jugando al mus, que ha convertido la siesta en un rito casi sagrado o que, en breve, se va a operar de cataratas. Es el mismo activista de siempre que contagia su pasión y entrega por la cosa pública. Es difícil creer que se retiró de la primera línea política en 1999, y aunque admite que el proyecto político que lideró y dejó en un momento álgido no ha parado de languidecer, jamás en todos estos años ha bajado la guardia ni ha pensado en tirar la toalla. Escribe artículos, da conferencias, publica libros o pone en pie de combate al personal de Unidas Podemos con su apelación a lo que fue desde siempre su lema político: «Programa, programa, programa». Cuando la periodista hace un paralelismo entre aquella noche en vela de 1986 en la que el Califa rojo dio el salto de su Córdoba natal a Madrid para asumir la secretaria general del PCE y la coordinación de IU y lo que ahora ocurre con Pablo Iglesias y el PSOE disecciona con precisión los graves errores que se cometieron antaño con la división de la izquierda y que ahora se repiten. Dice que Podemos debe estar en el Gobierno «porque si son necesarios para gobernar deben hacerlo», pero dice que antes que el Gobierno está el programa. Cree que Sánchez no es libre para decidir y por eso no quiere testigos incómodos sentados en el Consejo de Ministros. Afirma que PP, Cs y Vox son como la Santísima Trinidad , que Vox no es un partido fascista y que se le está usando para asustar. Es un volcán ideológico en erupción, un hombre de izquierdas en estado puro, de principios firmes, que no sabe lo que es el miedo en política y no tiene pelos en la lengua.

¿La insistencia de Pablo Iglesias de tener ministros en el Gobierno de coalición es lo que está impidiendo llegar a un acuerdo con el PSOE?

El problema no está en personalizar el tema en Pablo Iglesias. Esto es una cuestión de método. Cuando dos fuerzas políticas quieren coaligarse para gobernar en torno a un programa -que es lo usual y común en Europa- lo normal es que conformen un Gobierno con la fuerza y representación a tenor de los resultados obtenidos. Si se comparte un programa, pactado entre ambos, es normal que se forme Gobierno con representación de los dos partidos.

Pero el asunto es que aquí no se ha hablado de programas, sino de cargos, lo cual es muy llamativo…

Como militante de IU, he recibido una circular de la dirección donde se plantean las líneas maestras de un futuro programa. No sé si lo han discutido Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, pero supongo que sí. Para mí, antes que el Gobierno está el programa. Pero si se consigue el programa hay que estar en el Gobierno. Si unas fuerzas se coaligan en torno a un programa, lo normal, lo usual, lo democrático, lo justo, es que compartan gobierno.

Sánchez dice que le ha ofrecido segundos niveles y la entrada de independientes, ¿eso no basta?

A Sánchez se le puede decir si es que quiere quedarse con todos los sillones cuando no ha tenido mayoría absoluta y necesita de otro para gobernar. Está utilizando el principio que usó Rajoy, que la minoría mayoritaria gobierne, porque para eso ha ganado las elecciones.

«El PSOE no quiere ministros de Podemos para que no le recuerden sus incumplimientos»

Iglesias dice que a Sánchez le da miedo perder protagonismo, ¿se trata de eso, sólo de protagonismo?

De lo que se trata es de que, para el PSOE, es metafísicamente imposible que otra fuerza esté en el Consejo de Ministros, porque Podemos ya ha cedido más de lo que debiera. El PSOE no puede permitir que estén ministros de Unidas Podemos por cinco cuestiones: la primera, la UE, cuya política de recortes y de austeridad es incompatible con los principios más elementales que tiene Unidas Podemos. Segunda: el Ibex, que es el que manda, que ya ha insinuado por activa y por pasiva que pacte con Cs. Tercera: el poder que tienen Felipe González y los antiguos barones dentro del partido, no admiten que una fuerza como Unidas Podemos entre en el Gobierno. Cuarta: la falta de práctica en gobernar en coalición. El bipartidismo los ha malacostumbrado.

¿A qué se refiere con la falta de práctica?

A que el PP y el PSOE han estado gobernando en solitario muchos años y no saben ceder. Además de eso, hay una quinta cuestión por la que los socialistas no quieren, porque en la mesa del Consejo de Ministros surgen cuestiones dudosas, como impuestos que no se pagan, escándalos que afectan al Rey emérito, temas sobre las cloacas del Estado, chanchullos económicos de la banca… y todos los ministros están informados. Por eso veo muy difícil que haya ministros de Unidas Podemos en ese Gobierno.

¿Qué le parece que Iglesias haya hecho una consulta a las bases sobre este tema, cosa que ya hizo cuando el chalet y no gustó a muchos…?

No mezclemos churras con merinas. Una cosa es lo de su chalet, que yo critiqué entonces, y otra muy distinta es que una fuerza política democrática debe consultar a sus bases, porque son sus militantes quienes tendrán que defender en la calle la decisión tomada. Que se consulte a las bases es correcto, y es lo que deben hacer todas las fuerzas políticas democráticas en un asunto de tal calado.

«Sánchez no es libre para decidir qué hacer; está amarrado»

Con la perspectiva del tiempo, y dada la bajada electoral de Podemos, ¿fue un error que IU uniera su suerte a ellos?

No fue un error, sino un acierto. Todo lo que tiende a unir las fuerzas de izquierda es correcto, necesario, y tiene mi apoyo y mi entusiasmo. La idea de la unidad de la izquierda y la confluencia es buena, pero el método debe ser de trabajo en la base, para que esa unidad se forje en toda la confluencia, no solamente en cuatro ruedas de prensa o cuatro imágenes. Soy muy crítico con el método seguido hasta ahora.

Podemos está planteando una coalición integra con IU y las confluencias, ¿ese sería el camino?

Puede que teóricamente esté bien una coalición integrada con todos, pero si el método es como se ha hecho hasta ahora sería un fracaso. Todo lo que sea unidad de la izquierda es correcto y debe ser potenciado, pero en torno a dos ejes fundamentales: programas y trabajo conjunto con la militancia.

Muchos creen que Podemos va a terminar por fagocitar a IU, ¿o la implantación de su partido tiene tanta fuerza que puede evitarlo?

Lo importante es el objetivo y las fuerzas políticas son herramientas. Si cualquier herramienta que no sea la mía llega, me vale, porque yo no estoy en ninguna iglesia ni adorando santitos. Soy de IU y del PCE y nunca he tenido miedo ni lo tengo, porque los símbolos estarán conmigo en la medida en que yo defiendo unas ideas. Estoy en una fuerza política y no en una sacristía. Hablar de patriotismo de siglas y no de proyectos y programas, es algo retardatorio.

«Ferraz dijo que iba a derogar la reforma laboral y al final creo que no hará nada»

Oiga, ¿usted habla con Iglesias?, ¿qué le parece el enfrentamiento con Errejón, que ha desembocado en la formación de otro partido?

Hablé con Pablo y lo felicité por su intervención en el debate de TVE, mantengo una buena relación con él, pero no me inmiscuyo en las cosas de Podemos. Mi experiencia me dice que muchas fórmulas aparentemente innovadoras y frescas son la representación de lo más viejo y retorcido. Me estoy refiriendo al caso de Nueva Izquierda.

¿Está diciendo que Errejón es como la Nueva Izquierda de su época?

Yo no he dicho eso ni digo nada de algo que no me incumbe.

¿Qué le parece esa idea de Sánchez de modificar la Constitución para que quien gane gobierne?

Decir que se va a cambiar la Constitución cuando hay dificultades derivadas de los resultados electorales es carencia de aguante ante la realidad. Puestos a cambiar la Constitución vamos a cambiar las cosas importantes. Yo soy republicano y me gustaría la constitución de la Tercera República española, eso para empezar. Pero puestos a abrir el melón constitucional, de entrada, deberían de ser considerados obligatorios para los gobiernos que el derecho al trabajo, a la educación, fuesen exigibles. Y después, si se toca la Constitución hay que abordar inexcusablemente el tema de la Corona. Es impresentable que un llamado Rey emérito, al que se le han imputado graves delitos de tipo económico se haya beneficiado de la concesión de una amnistía. Echarle el manto de la inviolabilidad a Juan Carlos define a la clase dirigente de este país y a quienes la componen. Todos ellos son cómplices de tanto privilegio escandaloso.

Oiga, y dado el bloqueo, ¿no sería más justo que los diputados no empezaran a cobrar hasta que empezaran a trabajar? Eso está indignando a muchos…

No tengo inconveniente en que ese asunto de que los diputados cobren sin trabajar aparezca en un registro de cosas indignantes e incluso vomitivas, pero en ese mismo nivel quiero ver los sobresueldos de los altos representantes de las empresas públicas y cargos institucionales. Quiero ver a los empresarios que no pagan sus impuestos, incluida la banca. Quiero ver los privilegios de instituciones como la Iglesia católica. Aquí hay muchas cosas indignantes y escandalosas, hay derroches infamantes, y no sólo los hacen los políticos.

«El ‘sorpasso’ lo dan las fuerzas con más densidad y cohesión: dudo que Cs ‘sorpasse’ al PP»

Sea como fuere, todas las encuestas dicen que si hubiera elecciones habría una tendencia al alza del bipartidismo, ¿ese sería un riesgo?

No lo sé. Aquí hay dos fuerzas distintas al bipartito, Cs y Unidas Podemos. Cs, después del avance que ha tenido, por su política errática y contradictoria es posible que lo pague en las urnas. Unidas Podemos sí es coherente, sabe defender su discurso, consulta a la gente, organiza a la base para que participe, y no tiene miedo, no tiene por qué retroceder electoralmente.

¿Usted ve ideológicamente iguales a Cs, al PP y a Vox? Porque los llamó ‘santísima trinidad’…

Cs, PP y Vox son tres aspectos de una misma medida. Sí, son como la santísima trinidad.

Dígame, ¿qué le parece la aparición de Vox?, ¿le inquieta?

Se está exagerando la amenaza de Vox. Se ha utilizado a Vox para asustar a personas bienintencionadas y a cierta progresía que se entusiasma con la conquista de derechos de minorías, pero no se escandaliza ante la negación de derechos colectivos, como es el derecho al trabajo y la vivienda. Vox se ha utilizado como esa especie de belcebú, de coco que asusta. Ha emergido, porque es una realidad que hay en España, pero a mí no me asusta.

«Vox es de extrema derecha, tiene valores casposos, pero no es fascista»

¿Es un partido fascista?

Se dice con mucha ligereza que son fascistas, y no lo son. El fascismo tiene un componente de barniz social, y estos son neoliberales puros y duros, y no lo niegan. Si definimos mal al adversario, corremos el riesgo de que nos gane. La gente de Vox son de extrema derecha con políticas, actuaciones y valores casposos y tradicionales de nacionalsocialismo, pero no son fascistas, al menos en el sentido hasta ahora habitual.

¿Hay un paralelismo entre los pactos que el PP puede hacer con Vox y los que hace el PSOE con Bildu?

No hay paralelismo. Podemos o no estar de acuerdo con ciertas maneras de manifestar del nacionalismo, pero comparar eso con el nacionalismo de la dictadura franquista no es lo mismo. Bildu está en las instituciones porque le han votado, y eso te puede gustar o no, pero es la realidad. Lo mismo que los resultados de Vox.

¿Piensa que Cs dará el ‘sorpasso’ (término que, por cierto, acuñó usted en política) al PP o es difícil?

Para intentar sorpassar a una fuerza como es el PP no se puede jugar a ser más que el PP en unas cosas y pegar unos bandazos que pueden chirriar incluso a los populares. Rivera ha intentado ser un brujo de la maniobra, de la figura, de la imagen, de los ejercicios de saltimbanquis en el aire, pero eso al final no conduce a nada. Las formaciones políticas que tienen mayor densidad y cohesión terminan por imponerse y dudo que Cs dé el sorpasso al PP.

¿Y también sigue pensando que el PP y el PSOE tienen actitudes similares en demasiadas cosas?

El PSOE y el PP están en la misma orilla. No son iguales, son distintos, pero hacen lo mismo. Haciendo un símil con un tablero de ajedrez, uno es el caballo negro y otro el caballo blanco. No se puede negar que uno es negro y otro es blanco, pero, ¿qué movimiento hacen? El mismo. Han hecho lo mismo en la economía, con sus políticas de recortes, con el cambio de la Constitución, con la aplicación del artículo 155, etc. No digo que son iguales, pero sí que hacen lo mismo.

¿Qué concepto tiene de Sánchez?

Sánchez es un hombre que está comprometido, por una parte, con su imagen, que él creó en la época romántica de su destierro, con la que ganó el Congreso del PSOE y, por otra, ahora esté enredado en una realidad económica y social, de alianzas, y de pactos intrínsecos de la Transición que le tienen amarrado como Prometeo. Ese es el problema que tiene para poder hablar de tú a tú con Unidas Podemos. Pedro Sánchez no es libre para decidir qué hacer.

Pues de entrada no está por la labor de derogar la reforma laboral, como piden los sindicatos y Podemos…

La historia me dice que el PSOE siempre ha dicho una cosa en la oposición y ha hecho toda la contraria en el Gobierno y por lo tanto no tiene ninguna credibilidad. Dijo que iba a derogar la reforma laboral, y ahora habla de reformarla, y al final creo que no hará nada. Por eso no quiere ministros de Podemos, para que no le recuerden sus promesas incumplidas.

¿El tema de Cataluña se puede solucionar con personas como Torra al frente de la Generalitat?

El problema de Cataluña no es Torra, y viene de atrás. Tanto pactar con CiU, tanto tolerarle a Pujol los robos y sus escándalos económicos ha desembocado en esto. González y Aznar permitían que robara porque necesitaban de los nacionalistas para ser presidentes. Si en Cataluña hubiese otra política económica más social, el nacionalismo sufriría una merma importante. Los nacionalistas independentistas han cometido el peor de los delitos políticos: confundir los sueños con la realidad, y no teniendo ni la mitad de la población en sus posiciones hacer una declaración de independencia. Eso es francamente irreal.

«El problema de Cataluña no es Torra, viene de atrás, de consentirle robos y escándalos a Pujol»

¿Es partidario del referéndum?

Lo del referéndum tiene que hacerse en el momento propicio, y en él deberían participar no solamente Cataluña, sino España. Eso se llama derecho de libre determinación, y se hace con ánimos serenados, con un proyecto y sin enfrentamientos.

¿Cómo valora lo ocurrido en Grecia donde finalmente ha ganado la derecha?

Con Tsipras, sólo puedo decir que mal termina lo que mal empezó. Le lanzó un pulso trucado a la UE, creía que iba a perder el referéndum, con lo cual se justificaba ante su pueblo, y cuando lo ganó quedó desfondado. Cuando a tu pueblo le dices que vaya a votar una cosa, tú mueres políticamente frente de tu pueblo, simplemente por dignidad, por decoro, o por vergüenza. Lo que pasó allí fuera una auténtica indecencia. Para eso que no hubiera convocado un referéndum.

.eleconomista.es/

Share

Más de doscientas personalidades de la cultura firman un manifiesto «por un gobierno de progreso»

Con las negociaciones políticas estancadas, el mundo de la cultura ha decidido pronunciarse a través de un manifiesto que aboga por «un gobierno de progreso». Personalidades de la talla de Javier Bardem, Manuel Rivas, Bob Pop, Icíar Bollain, Ana Pardo de Vera, Luis García Montero o Santiago Auseronentre muchos otros, han querido unir fuerzas en pro de un acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos porque «los problemas de millones de personas no se detienen a la espera de que los partidos hagan su trabajo».

Bajo esta premisa, el texto hace hincapié en la necesidad de un acuerdo de gobierno entre las dos principales fuerzas de la izquierda española, alegando que «nadie obtuvo mayoría suficiente como para gobernar en solitario y encuestas posteriores insisten en que la gente prefiere que haya acuerdos entre progresistas». Se trata, según los firmantes, de dar respuesta cuanto antes a los problemas de millones de personas, una situación de emergencia que sigue «a la espera de que los partidos hagan su trabajo».

inRead invented by Teads

«Somos muchos quienes estamos preocupadas y preocupados por los desahucios que no cesan, por la precariedad laboral, por el precio del alquiler, por la pobreza infantil, por la ley mordaza y sus limitaciones a la libertad de expresión y creación, por la brecha salarial entre hombres y mujeres, por la violencia de género, por la crisis social y ecológica, por la creciente desigualdad entre quienes más tienen y quienes tienen menos, por los derechos LGTBI, por la cultura, la sanidad y la educación y por las crisis territoriales», detallan los firmantes. 

La carta pública desliza un horizonte poco halagüeño en el que la extrema derecha podría alcanzar mayores cotas de poder. Para evitar esta situación, los firmantes hacen un llamamiento a la colaboración entre las fuerzas progresistas. «No existe ningún bloqueo numérico ni ningún empate catastrófico que justifique poner sobre la mesa nuevos comicios. No hay ningún argumento razonable que valide la renuncia a gestionar el resultado de unas elecciones que han abierto la posibilidad a un gobierno que amplíe derechos construyendo nuevos horizontes de igualdad y justicia social».

El manifiesto concluye con una llamada a «la seriedad, la generosidad y la altura de miras» entre ambas formaciones, un enésimo intento que «desde el reconocimiento y el respeto mutuos» lleve a buen puerto las negociaciones ya que «el futuro de nuestra democracia lo exige».

publico.es

Share

Henar Moreno, IU en La Rioja: «Tras este espectáculo, quien decida votar y no mandarnos a la mierda irá al voto útil del PSOE y sería un error»

Henar Moreno es la única diputada de IU en el Parlamento riojano y también es vicepresidenta de la Cámara. Concurrió a las elecciones en coalición con Podemos, pero las diferentes estrategias para canalizar la mayoría de izquierdas en la comunidad autónoma han hecho que el adjetivo de Unidas Podemos se quede muy lejos de la realidad.

Moreno sí cerró un acuerdo con el PSOE y ha apoyado a Concepción Andreu en su fallida investidura. El suyo es un acuerdo con medidas programáticas «de 25 folios». Entre ellas destaca la de destinar el 5% del PIB a educación. La «pluma» de IU -se felicita- estaba en «todo el programa» de la socialista, cuya investidura ha tumbado su excompañera de Podemos. Moreno afirma que el partido morado se ha ocupado solamente de los sillones y alerta de que una repetición electoral barrería a las fuerzas de izquierda en La Rioja y devolvería la mayoría a la derecha. Su intervención este 18 de julio en la Cámara autonómica –»el 18 de julio siempre trae mala suerte a la izquierda»– ha sido muy aplaudida por el PSOE al tiempo que se ha abucheado a su excompañera Raquel Romero –crítica, por su parte, con Moreno en la entrevista que concedió este miércoles a eldiario.es– por no apoyar a Andreu.

¿Cómo resumiría lo ocurrido en el Parlamento de La Rioja en los últimos días?

Ha sido una vergüenza. Decía Ciudadanos –que ya sabe no es santo de mi devoción– que estamos siendo protagonistas en una situación ridícula y es verdad. Es una pena que toda la ilusión que se generó el 26 de mayo, a pesar de que el resultado de Unidas Podemos no era el esperado, quede en nada. Es una pena desaprovechar oportunidades como estas. Considero que, si no conseguimos formar un Gobierno de izquierdas en los próximos dos meses, esto es una derrota para la clase trabajadora y para las clases populares, que tardarán muchos años en recuperarse.

Más en concreto, ¿qué ha pasado con Unidas Podemos, que logró dos escaños y ahora las dos diputadas votan en sentido opuesto?

Que Podemos ha actuado en solitario. Nosotros planteamos que estamos de acuerdo con la investidura, pero que hay que intentar vincularlo con unos puntos programáticos. Y en esas estábamos hasta que un día unilateralmente yo me entero –además, por el PSOE– de que vienen unos señores de fuera, de Castilla-La Mancha. Empiezan mintiendo y engañando, porque dicen que representan a IU federal también. Y empiezan a decir que quieren consejerías, en plural, y que, si no, no se va a investir al PSOE. Nosotros tuvimos bastante paciencia como organización y decidimos no salir públicamente a pesar de que hacían todo tipo de declaraciones también en nuestro nombre.

Finalmente, decidimos en una asamblea, en una coordinadora ampliada de Izquierda Unida, desmarcarnos en el sentido de que nuestra estrategia política era hacer tirar al Gobierno, al PSOE, hacia la izquierda. Y eso sólo se puede hacer desde el punto de vista programático. Sin cheques en blanco, apostamos por un documento programático de 25 folios. No es el programa de Izquierda Unida, pero sí que tiene importantes avances para nuestra comunidad: escuela pública, sanidad –venimos sufriendo privatizaciones por parte del PP– y otra serie de cuestiones. Estamos hablando de 25 folios de medidas, algunas genéricas, como no puede ser de otra manera, pero muchas muy concretas.

Henar Moreno, durante la segunda sesión del pleno de investidura para la Presidencia del Gobierno de La Rioja.
Henar Moreno, durante la segunda sesión del pleno de investidura para la Presidencia del Gobierno de La Rioja. ALBERTO RUIZ EUROPA PRESS

¿Entiende, por tanto, que Podemos, la otra pata de la coalición, ha priorizado en esta negociación la búsqueda de cargos antes que el programa?

Usar la palabra priorizar es ser demasiado generoso. Priorizar implica decir que hay una petición secundaria. Y no ha habido ninguna petición programática. Raquel [Romero] se pone en contacto y pactamos un equilibrio: una vez pactado el programa, buscaremos un Gobierno de coalición. Nosotros estábamos dispuestos a cumplirlo. Entrar en los Gobiernos no es nuestra prioridad, pero tampoco es que estemos en contra.

Pero siempre y cuando primero se antepusiera lo programático, que era lo acordado. Podemos decide no apostar por lo programático y, en definitiva, mira única y exclusivamente a los puestos, que es lo que obliga a que Izquierda Unida negocie lo programático.

¿Cree que ha sido exagerada la petición de cargos?

Han sido excesivos porque no han dicho para qué los quieren. Si yo no tengo política acordada, ¿gestionar para qué? Además, entrar en el Gobierno es un factor peligroso porque hipotecas el Parlamento. Si estás más en el Gobierno, estás menos en el Parlamento.

Sin embargo, Podemos también acusa a Izquierda Unida de buscar sillones en la Mesa del Parlamento, en comisiones o asesores.

Vamos a ver, el único puesto es el de vicepresidenta primera de la Mesa, que tiene mucho trabajo técnico, mucho trabajo, y ninguna compensación. En este momento, no hay ningún asesor ni asistente al cargo. Y ser vicepresidenta no implica liberación alguna. Nos parece importante asumir ese puesto porque permite desbloquear iniciativas legislativas, pero no es un puesto de Gobierno, evidentemente. Con las comisiones, no sé ni a qué se refiere. ¿Se refiere a las comisiones técnicas que se han constituido? Son tres. En una de ellas estoy yo presente como miembro de la Mesa y las otras dos nos las repartimos. Ella me planteó que quería estar en una y yo en la otra. Yo dije que sí y decidió no aparecer en la primera reunión. Consta en el acta que actué en sustitución de ella.

¿Cómo están las relaciones personales ahora mismo entre Podemos e Izquierda Unida, entre usted y Romero?

La relación personal entre Raquel Romero y Henar Moreno no ha existido. Prácticamente sólo hemos coincidido a lo largo de la campaña electoral, donde cada una lógicamente va con su organización, porque es una coalición y así se establece. Vino prácticamente directa de Berlín [antes de las elecciones] y no ha habido tampoco la posibilidad de tener demasiada relación personal. A partir de ahí, yo lo que veo es que es una persona con la que es muy difícil contactar. A mí, muchas veces, ni me coge el teléfono.

Henar Moreno, portavoz del Grupo Mixto en el Parlamento de La Rioja y diputada regional por Izquierda Unida, ofrece declaraciones a los medios de comunicación tras la investidura fallida de la candidata socialista a la presidencia de La Rioja.
Henar Moreno, portavoz del Grupo Mixto en el Parlamento de La Rioja y diputada regional por Izquierda Unida, ofrece declaraciones a los medios de comunicación tras la investidura fallida de la candidata socialista a la presidencia de La Rioja. ALBERTO RUIZ EUROPA PRESS

¿Repetiría una coalición con Podemos?

No defendería repetir una coalición con Podemos, ni en La Rioja ni en general. Pero las coaliciones no las acordamos los candidatos, son de las organizaciones. Pero dudo que en mi organización en La Rioja sea viable hacer una nueva coalición.

Lo digo porque es posible una repetición electoral. ¿Qué perspectivas podría tener Izquierda Unida y, en su caso, Podemos tras lo ocurrido? ¿Podrían desaparecer del Parlamento?

Pues seguramente. Eso puede ocurrir. Yo creo que Izquierda Unida ha tenido una postura más coherente en lo político. Creo que la gente así lo ha visto y que sufriría menos la pérdida de votos. Pero es claro que sufriríamos pérdida de voto ambas formaciones. ¿Por qué? Porque después de este espectáculo, la gente que decide votar y no mandarnos a la mierda decidirá ir al voto útil del PSOE, lo cual sería un error, porque entonces ya no habría posibilidad de que la izquierda de esta comunidad impusiera ese giro a la izquierda.

¿Todo esto beneficia al PP?

Claro. Es más, en esta investidura, la intervención de Ángel Garrido, el portavoz del Partido Popular, fue ya haciendo un llamamiento al voto de toda la derecha a la casa común, que son ellos.

Vayamos al Congreso. Desde una parte de la organización de Izquierda Unida, ¿qué opinión le merecen las gestiones que está haciendo Pablo Iglesias en relación a la investidura de Pedro Sánchez?

Una parte no, sólo una militante. No voy a hablar mucho porque el sábado hay una coordinadora autonómica en la que profundizaremos en esto. Creo que el planteamiento de Pablo Iglesias, al menos en la línea de lo que está apareciendo mediáticamente, no es compartido por la organización. Ahora bien, es verdad que la presencia de Izquierda Unida en esas negociaciones está haciendo que se haya hecho un esfuerzo programático.

Han tenido reuniones con movimientos sociales, con sindicatos, con colectivos en lucha, etc. para elaborar ese programa. ¿La coalición? No estamos en contra de estar dentro del Gobierno, pero estamos en contra de anteponer como prioridad los Gobiernos. Personalmente, estoy en contra de eso y creo que la postura de Izquierda Unida debe ir encaminada a lo que he manifestado en mi intervención aquí: anteponer el programa por encima de los puestos

eldiario.es

Share

El 70% de los inscritos de Podemos votan por la opción preferida por Iglesias en la consulta

Los inscritos de Podemos han votado abrumadoramente a favor de participar en un “Gobierno de coalición integral” en la consulta a los inscritos sobre si Unidas Podemos debe coaligarse con el PSOE o apoyarlo desde fuera. “El 70% de las personas inscritas que han participado en la consulta han decidido la opción de un gobierno de coalición integral (programa y equipos) sin vetos”, reza el mensaje que ha enviado el partido.

A falta de desglosarse los resultados y de conocer la participación, que aún no ha sido comunicada, la pregunta a la que debían de contestar las bases rezaba así: “¿Cómo deben votar las diputadas y diputados de Podemos?”, y tenía dos respuestas. Primera, “acuerdo integral de Gobierno y programático con Pedro Sánchez”, y segunda, “voto a favor o abstención a un Gobierno monocolor del PSOE y apoyo programático desde fuera”.

La militancia de Podemos respalda, así pues, que los morados entren en el Consejo de Ministros, además de acordar un programa electoral. A lo segundo no se opone el PSOE: a lo primero sí que hay líneas rojas; la que ha marcado Sánchez este jueves a mediodía, vetando la entrada del líder de Podemos Pablo Iglesias.

La consulta se ha celebrado en plenas negociaciones y arrancó el viernes pasado por la tarde tras ser anunciada por la portavoz Noelia Vera. En total ha durado algo menos de seis días.

Teresa Rodríguez, líder de Podemos en Andalucía y perteneciente a la corriente Anticapitalista, ha sido de las más críticas con la consulta, tildándola de “insulto a la inteligencia”. En opinión de Rodríguez, la pregunta tenía que haber sido “pacto de gobierno con el PSOE sí, no o abstención, y dar los detalles del pacto que se somete a consulta”, según apuntó en Twitter la semana pasada. En términos parecidos se expresó Ramón Espinar, reconvertido en crítico meses después de su dimisión como secretario general de Podemos en la Comunidad de Madrid.

elindependiente.com

Share

El TC avala que menores transexuales “con suficiente madurez” puedan solicitar elcambio de sexo

El Pleno del Tribunal Constitucional (TC) ha hecho público este jueves el fallo de la sentencia que avala que los menores con suficiente madurez y que se encuentren en una situación estable de transexualidad puedan solicitar su cambio de sexo en el Registro Civil, han informado fuentes del tribunal de garantías.

La sentencia junto con dos votos particulares se notificará en los próximos días. El TC responde a una cuestión de inconstitucionalidad presentada por el Tribunal Supremo respecto de la Ley 3/2007, reguladora de la rectificación registral de la mención relativa al sexo de las personas.

elindependiente.com/

Share

La única y casi imposible opción de Sánchez para ser presidente sin el voto de Podemos

Si Podemos vota ‘No’ en la investidura, Pedro Sánchez no será presidente del Gobierno. No hay más cuentas que hacer, toda vez que PP, Ciudadanos y Vox ya han confirmado que votarán en contra de la candidatura del líder socialista. Sumados los cuatro partidos, el bloque del ‘No’ acumularía 189 votos, mayoría absoluta, imbatible por cualquier otra combinación.

El PSOE trabaja estos días para conseguir esa imagen: un Congreso que se abstiene en masa y que deja a Podemos votando en soledad junto a “las derechas” para impedir un gobierno de Pedro Sánchez. Consideran en Ferraz que esa imagen sería mortal de necesidad para Pablo Iglesias en unas futuras elecciones cada vez más próximas.

Si Sánchez no cierra ningún acuerdo con Podemos y las bases del partido morado no respaldan el gobierno monocolor socialista, el único camino para la investidura del presidente en funciones pasa por la abstención de los de Iglesias. Aunque está por ver cómo se podría conjugar esa postura en la votación con la respuesta de los inscritos de Podemos a la consulta que finaliza este jueves. En cualquier caso: aunque Podemos se abstenga, el camino de Pedro Sánchez hacia la investidura seguiría siendo un laberinto prácticamente imposible de resolver.

Los números son caprichosos: PP, Ciudadanos, Navarra Suma y Vox suman 149 escaños en el Congreso de los Diputados. Pedro Sánchez necesitaría por tanto alcanzar los 150 votos positivos para salir elegido en segunda votación, donde sólo se requieren más ‘síes’ que ‘noes’. Contando con que el PSOE consiguió 123 asientos en las elecciones generales del 28 de abril, ¿de dónde pueden salir los 27 escaños extra que necesita?

La única opción

Hay una sola opción que permite sumar esa cifra exacta, y pasa por que voten ‘Sí’ a la investidura el PNV (6), Compromís (1), PRC (1), Esquerra Republicana (15) y EH Bildu (4). Lo cual, para Sánchez, tiene una parte buena y una mala: el voto de Bildu y de ERC va ligado por el acuerdo al que llegaron ambas formaciones sobre su estrategia en el Congreso.

Pactómetro: vea las posibles combinaciones para gobernar

Los españoles ya han pasado por las urnas y han decidido con su voto el devenir político del país. Ahora le toca a los partidos explorar todas las posibles combinaciones[…]

Además, los de Gabriel Rufián han exhibido un tono moderado en los últimos días, casi sorprendente, en el que reivindican abandonar el bloqueo y no imposibilitar la investidura de Pedro Sánchez. Sin embargo, el propio Rufián dijo este miércoles que el voto positivo en la investidura es una opción “muy, muy, muy remota”. Prácticamente impensable resulta imaginar a Bildu siendo el voto decisivo para devolver a Sánchez al Palacio de La Moncloa. Pero esas son las matemáticas.

La opción tiene además un obstáculo más insalvable todavía: dentro de los 15 diputados de ERC está incluido Oriol Junqueras, suspendido por la Mesa del Congreso y sin derecho a voto. El exvicepresidente de la Generalitat debería, por tanto, renunciar a su acta antes del jueves que viene para que ERC dispusiera de un voto válido más. De lo contrario, la suma se quedaría en 149, empate, y no en 150. Sánchez no sería presidente del Gobierno.

Los otros obstáculos

Como añadido, estas cuentas necesitarían también de la abstención de Coalición Canaria (2) y Junts per Catalunya (7, tres de ellos suspendidos). Si cualquier de los dos partidos votase que ‘No’, como es su intención actualmente, el plan también fracasaría.

Ninguna otra aritmética tiene opciones de salir adelante en el Congreso de los Diputados la próxima semana. Junts per Catalunya contempla una abstención -reclamada por los presos, sin derecho a voto- como mejor opción, nunca un ‘Sí’, y el grupo canario de Ana Oramas jamás dará su apoyo a un PSOE que acaba de desterrarle de todas las instituciones canarias.

elindependiente.com/

Share

Un informe de IU ve “irrenunciable” cambiar de marca y contempla un “nuevo sujeto político”

Izquierda Unida de Madrid (la federación madrileña de IU que existe desde abril de 2016 tras la liquidación de la antigua rama IUCM en 2015) envió el pasado 11 de julio a la militancia el Documento de análisis de las elecciones
municipales y autonómicas de 2019, un informe en el que se valoran los votos obtenidos en esta comunidad el pasado 26 de mayo. Portavoces de IU lo sitúan en “fase de análisis”, esto es, inicial. “En otoño entraremos en la fase de debate”, aseveran.

El correo electrónico que acompaña al documento deja claro el difícil momento que atraviesa la federación, aliada con Podemos en el Congreso de los Diputados. “Los resultados son catalogados negativamente por la inmensa mayoría. Las razones son múltiples y en ocasiones contradictorias unas con otras”, se dice. IU formó parte de la malograda candidatura Madrid En Pie que concurrió con el candidato Carlos Sánchez Mato al Ayuntamiento de Madrid (2,8% de los votos). Y tiene a dos diputadas en la Asamblea de los siete que obtuvo Unidas Podemos, lista encabezada por Isabel Serra.

Los resultados son catalogados negativamente por la inmensa mayoría”

El informe, de 12 páginas, recoge la idea de que difícilmente IU podrá presentarse con sus siglas, al menos en el ámbito regional madrileño. “Los datos dejan clara una cosa, que las alianzas electorales si queremos tener presencia y peso institucional son ya irrenunciables”; sin embargo, concede el texto a continuación, “su buen o mal resultado no está escrito de antemano”

En el e-mail de presentación, IU-Madrid contempla “diferentes opciones”, siendo la primera de ellas “la necesidad de la concreción de la superación de IU en un nuevo sujeto rupturista”; pero también está el “fortalecimiento de IU” o “el desarrollo del espacio de UP”, algo que vendría a parecerse a lo que se está haciendo ahora entre esta formación y Podemos a nivel estatal.

Otra de las posibles salidas pasa también por “fortalecer IU”, se reconoce

Seguramente entre los partidarios de “superar” IU o “fortalecer” los lazos con Podemos se encuentra la corriente mayoritaria que lidera Alberto Garzón. Quienes insisten en revitalizar Izquierda Unida son minoría y su figura más representativa es el alcalde de Zamora, Paco Guarido. Guarido declaró en una entrevista con El Independiente tras obtener mayoría absoluta que “Zamora no es ciudad del cambio, es una ciudad de izquierdas”, en referencia a los denominados municipios del cambio que causaron furor en 2015 y se desinflaron en 2019, con excepciones como Valencia.

“Seguir debatiendo”

La complejidad del debate queda clara en otro enunciado: “Lo que es evidente es que hay que seguir debatiendo. La situación, y esto es unánime, es muy compleja y requiere de la sabiduría colectiva de la totalidad de la organización”. Se apuesta por una Asamblea Político-Social que “clarifique” la situación de IUM “para los próximos años”. Esto se haría a través de un documento que tendría que elaborarse “a la vuelta del verano”.

La situación es muy compleja y requiere de toda nuestra sabiduría”

A lo largo de las diferentes candidaturas municipales se estudian los casos en los que IU concurrió sola, en coalición con Podemos o dentro de Más Madrid, la estructura de Manuela Carmena e Íñigo Errejón. “Es fundamental saber que se quiere construir”, se lee. “Si lo que nosotras seguimos queriendo articular es un bloque y un proyecto rupturista, deberíamos empezar por trabajar en una reorganización de toda la izquierda que esté en disposición de trabajar con los mismos objetivos”. Por eso el documento tilda las alianzas de “irrenunciables”.

“Lo primero que salta a la vista al acercarnos a estos datos es que debemos descartar las explicaciones sencillas o superficiales”, advierte. “Más allá de evidenciarse que los resultados en general no son buenos, también queda patente con un primer vistazo que hay cosas que no se están comportando como indicarían los manuales” (sic).

La máxima de que la cohesión interna beneficia solo se cumple en Fuenlabrada

Un ejemplo son las localidades “donde hay mayor cohesión electoral local”: “Esa máxima”, la de obtener buenos resultados gracias a la falta de división interna”, solo se cumple en contadas ocasiones. En realidad, “únicamente en Fuenlabrada”, reconoce el análisis.

“Necesidad y urgencia”

En síntesis, IU de Madrid concluye que “la recomposición y mejora del espacio electoral es una necesidad y una urgencia”. Este informe fue presentado en la última Asamblea por la diputada Sol Sánchez y por el secretario general del Partido Comunista de Madrid Álvaro Aguilera: recabó el 76% de los votos del total de delegados presentes.

elindependiente.com

Share

La familia Franco, de rebajas en su «Casina» en Asturias


Entre el gigantesco patrimonio que aún mantienen los herederos de Francisco Franco el Pazo de Meirás es la parte del león, por su carga histórica, sus dimensiones y también por el embrollo jurídico al que está sometida la venta del palacio mientras el Estado reclama la propiedad por considerar que su adquisición por parte del dictador fue fraudulenta. Pero no se trata de la única propiedad de los Franco que arrastra obstáculos para que los herederos puedan convertir tierras e inmuebles en dinero efectivo. En Asturias lleva tiempo a la venta el chalet y finca de «La casina», que apenas tiene de diminutivo el nombre y que el año pasado ya se anunciaba en el portal Idealista por cinco millones de euros. Pero en julio de este 2019 la oferta ha sufrido una sustancial rebaja hasta el límite de los 3 millones de euros, en realidad y siendo totalmente precisos, se puede disponer de ella por 2.999.999 €.

i

Aquel dispuesto a desembolsar tal cantidad podrá disfrutar de unas instalaciones particulares. La casa se divide en tres plantas, y dispone de siete habitaciones, seis cuartos de baño y terrazaEl inmueble alberga estancias como una capilla, con su oratorio, retablo y diversos ornamentos; un palomar, una cabaña y una cuadra. El inmueble fue heredado por la mujer de Franco, Carmen Polo Martínez-Valdés.  

Palacio del Canto del Pico (Torrelodones, Madrid)

La página inmobiliaria destaca las múltiples virtudes de la propiedad, entre ellas la ubicación ya que se localiza en un lugar estratégico entre Oviedo, Gijón y Avilés, los principales núcleos urbanos de la comunidad. Pero también en el entorno de lugares como el Castillo de San Cucao, el Palacio de Villabona, el Centro Ecuestre El Asturcón, el Museo Fernando Alonso y el Aeródromo La Morgal. Otra ventaja que se destaca es la privacidad ya que los accesos a la finca se realizan a través de un paso flanqueado por una hilera de árboles, que hace que la casa no sea vista desde la carretera. 

La descripción de «La Casina» detalla que la planta baja se divide en un vestíbulo, del que parte la escalera de castaño. A la derecha e izquierda de esta estancia, se encuentran dos amplios comedores, con chimenea en ambos. La cocina, con cocina antigua de carbón, se halla también el la planta baja, donde se sitúa asimismo una zona de almacén y despensa, además de un cuarto de baño. Los dormitorios principales y cinco cuartos de baño se encuentran en la primera planta, donde destaca el dormitorio principal, con dos baños en suite, doble orientación, y una galería abierta con vistas. La última planta consta de dos dormitorios y un cuarto de baño.

Share

Aznar y González piden a los políticos actuales tomar decisiones y pactar

Los expresidentes del Gobierno José María Aznar y Felipe González anlizn la actualidad política y echan de menos la toma de decisiones y más actitud de pactar.

Así lo indicaron durante su intervención en digitalES Summit 2019, donde participaban Aznar y el también expresidente Felipe González.

En este sentido, Aznar apuntó que cuando él o González eran presidentes del Gobierno «se tocaban cosas», pero matizó que «no poníamos en peligro la orientación económica o social de las políticas».Y que hace años los partidos políticos «buscaban la centralidad y compartían objetivos importantes».

El expresidente popular criticó que desde hace más de tres meses no haya Gobierno en España, «ni tenemos una mayoría conformada para tomar decisiones», y recordó que aún no hay gobiernos en Murcia, La Rioja o la Comunidad de Madrid.

«El Congreso está cerrado, no comparece nadie, y es necesario abordar reformas, impuestos y la revolución digital, entre otros muchos temas», apostilló Aznar.

Política centrípeta

González comentó que se vivía en una política «centrípeta» y aseguró que el bipartidismo en España «ha quedado enterrado por el pentapartidismo», aunque aseguró que sigue habiendo bloques.

Respecto a estos bloques, criticó que en la actualidad «no buscan la centralidad, sino el antagonismo», por lo que, de este modo, «se termina dando un premio al extremo más alejado del centro dentro de ese bloque».

Por ello, aseguró que «no hace falta un Gobierno de amplias mayorías, sino políticas pactadas y de consenso», sino que «hay que volver al ‘modus’ de aprender a pactar, porque se nos ha ido la cultura de pactos».

Al rincón de pensar

El ex presidente del Gobierno Felipe González pidió a los políticos que, ante la incertidumbre, aprendan a administrar el voto que les da la ciudadanía y que se vayan al ‘rincón de pensar’ «para contar qué ofrece cada uno a España».

En este sentido, afirmó que «lo que no puede ser es que tengamos cuatro elecciones en cuatro años», porque según auguró «es altamente probable que las tengamos antes de finales de año».

«En vez de decir a la ciudadanía que voten otra vez hasta que aprendan, lo que habría que decirles a los políticos es que aprendan ellos a administrar el voto que les dan», comentó González.

Por ello, recomendó llevar a los políticos al rincón de pensar «para que cada uno ofrezca y cuente qué va a hacer con España». En este sentido, recordó que «eso fue lo que hicimos nosotros en la Transición, sentarnos, negociar y llegar a un acuerdo».

Situación de desconfianza

González mostró su preocupación por la situación y dijo que «con las cosas de comer no se juga», por lo que abogó para resolver esta situación en «pensar más en el interese general que en el particular».

El ex presidente socialista comentó que la situación de falta de Gobierno durante tantos meses «genera desconfianza», que «puede conducir a otra situación de crisis», aunque destacó que «ahora estamos en buena situación económica».

Por último, reseñó que hay una convicción que comparte junto con el ex presidente Aznar, que es que «la política puede ayudar a estropear lo que va bien si no lo hace bien».

expansion.com

Share