Europa Oriental demanda al Reino Unido millones para subsidiar a sus desempleados

Según las normas de la UE, un país en el que un inmigrante haya trabajado por un determinado período de tiempo pagando una prima de seguros debe ofrecerle subsidios de paro. En el Reino Unido este período es de 2 años, mientras que en otros países europeos es de 6 meses, explica el periódico británico ‘Daily Mail‘.

Chequia denunció una deuda de 3 millones de libras esterlinas, Eslovaquia exige hasta 4,9 millones de libras esterlinas y Polonia también ha presentado una demanda de una suma desconocida que podría alcanzar algunos millones.

El ministro de Trabajo británico, Duncan Smith, negó que su Ministerio vaya a realizar una considerable parte de estos pagos, afirmando que ciertos desempleados no habían trabajado en el Reino Unido durante los dos años necesarios para recibir el subsidio. Los embajadores de los tres países de Europa Oriental ya exigieron una reunión con el ministro para presentarle oficialmente una nota de protesta.

Si Polonia, Chequia y Eslovaquia logran recibir la indemnización, otros países con alto nivel de desempleo, como Bulgaria y Rumanía, podrían presentar demandas semejantes ante el Reino Unido.

http://actualidad.rt.com/

Share Button

La política, la puerta giratoria de los futbolistas en Brasil

Romario apoya las protestas de los brasileños y dice que la FIFA manda en Brasil

Dos décadas después de ser campeones del mundo, Romario y Bebetohan cambiado la pelota por el traje y el 5 de octubre se jugarán su reelección a un cargo público, junto a más de 20 exfutbolistas brasileños.

El túnel que une los vestuarios al Congreso se ha acortado notablemente con el paso del tiempo, tras su despertar hacia el fin de la dictadura militar (1964-85).

Todo comenzó en 1982, cuando el mítico Sócrates y Wladimir, capitanes del Corinthians de Sao Paulo, convirtieron al club en agente activo en la lucha por la libertad en Brasil e instauraron un movimiento por los derechos humanos conocido como ‘Democracia Corinthiana’.

Varios jugadores colgaron los botines y se reiventaron en la política, entre ellos Joao Leite, del Atlético Mineiro, hoy en su quinto mandato como diputado por el estado de Minas Gerais (sureste).

La política como jubilación

Muchos exfutbolistas comenzaron a ver en la política una atractivajubilación pagada, mientras que para los partidos significa una caudalosa fuente de votos.

«Un jugador que finaliza su carrera todavía es joven y elige el camino de la política porque sabe que puede ganar mucho dinero sin trabajar demasiado. La relación que generalmente tienen estos jugadores con la política es muy promiscua», explica a la AFP el profesor Euclides De Freitas Couto, experto en Sociología del Deporte de la Universidad de Sao Joao del Rei, en Minas Gerais.

Los brasileños deben escoger en las elecciones generales de octubre a los 513 diputados federales, así como a 27 senadores, 27 gobernadores y a más de mil diputados estatales.

Como muchos otros dirigentes brasileños, y con 32 partidos políticos en el país, los exjugadores cambian a veces de equipo. Es el caso de Bebeto, electo en 2010 como diputado del estado de Rio de Janeiro por el Partido Democrático Laborista y que este año busca la reelección por el Partido Solidaridad, ambos de centro-izquierda.

Romário ha conseguido suavizar su imagen a través de una intensa labor como diputado.

Aunque hay excepciones. Favorito para la única plaza de senador por Rio de Janeiro que se disputa en las elecciones generales de octubre,Romario se afilió al Partido Socialista en 2009.

En aquel momento, el ‘Baixinho’ -mejor jugador del Mundial’94- se encontraba asediado por problemas financieros y legales que incluían haber sido detenido 24 horas por no pagar la pensión a su exesposa y madre de dos de sus hijos, así como múltiples deudas con el fisco.

Pero un año después fue electo diputado federal. «Él entró en política con esa idea de ganar dinero pero después pasó a tener posiciones críticas y a empeñarse en hacer un buen trabajo. Hoy Romario habla como un político, ya no es un exjugador», opina el profesor Freitas.

Conocido por su carácter volcánico, poco amigo del esfuerzo y asiduo de la noche, Romario ha conseguido suavizar su imagen a través de una intensa labor como diputado.

«Él sigue diciendo lo que piensa. Aunque comenzó en política sin saber bien lo que le esperaba, descubrió que le gustaba. Vio que su capacidad de liderazgo conquistaba el respeto de los ciudadanos. Eso le ha hecho surgir como un líder importante en Rio y no tengo duda de que llegará a un cargo como el de alcalde o gobernador», afirma Marcos Guterman, autor del libro «El fútbol explica a Brasil».

Viejo conocido de la polémica, Romario no le tembló la voz para criticar con fuerza la organización de la Copa del Mundo-2014 en Brasil o para chocar frontalmente con jerarcas de la FIFA y la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF).

Romario sumó también a su lista de enemigos íntimos a su excompañero de selección Ronaldo, a quien criticó en varias ocasiones en su función de miembro del Comité Organizador del Mundial-2014.

Cabeza visible de la Copa del Mundo en Brasil, Ronaldo ‘Fenómeno’apoya en estos comicios al candidato socialdemócrata a la presidencia, Aecio Neves (PSDB), con quien participa en actos políticos.

«Ronaldo es otro caso. Es millonario, ya tiene dinero, sólo tiene que hacer que su capital se reproduzca, y para conseguirlo, necesita la complicidad de los políticos más liberales. Que se haya asociado con Aecio es natural», considera Freitas.

En menos de 15 días estos exdeportistas volverán a sentir la adrenalina de la competición. Queda por ver si su público sigue contando con ellos.

http://www.teinteresa.es/

Share Button

Europa se calentará con gas ruso

Los Gobiernos de Moscú y Kiev alcanzaron ayer en Berlín un principio de acuerdo para asegurar el suministro de gas a Ucrania y a Europa durante este invierno. Un preacuerdo pactado casi in extremis y que hizo contener la respiración a medio continente ante la amenaza rusa que, justo antes de la reunión y con el trasfondo del conflicto entre Kiev y los separatistas prorrusos, retó con cortar el gas a Europa. «Hemos preparado un borrador sólido de un plan para el invierno y confío en que será aprobado por todos los afectados en Moscú y Kiev», aseguró tras el encuentro el comisario europeo de Energía, Günther Oettinger, que ayer actuó como mediador de una nueva ronda de negociaciones entre el ministro de Energía ruso, Alexander Novak, y su homólogo ucraniano, Yuri Prodan.

La reunión fue definida por la Prensa alemana como «decisiva», a tenor de los cientos de periodistas que se congregaron a la espera de los resultados y ante la longevidad de un conflicto que, con la llegada del invierno, amenazaba con recrudecerse. Ahora, y según comunicó Oettinger, este «factible borrador» de acuerdo tiene «opciones» de prosperar aunque está pendiente de su ratificación por el jefe del gobierno ruso, Vladímir Putin y el ucraniano, Petro Poroshenko. Una formalidad que se llevará a cabo entre este lunes y el martes próximos y que incluye un nuevo encuentro negociador que se celebrará en Berlín.

La piedra angular de este acuerdo es que Ucrania se compromete a pagar hasta finales de año un total de 2.400 millones de euros a la empresa gasista rusa Gazprom por las facturas pendientes de los últimos meses. Una cifra que es la Ucrania asegura debe a Moscú, aunque sostiene que son 5.200 millones de euros. El caso se encuentra pendiente de resolución por el Tribunal de Arbitraje de Estocolmo y, según Oettinger, si finalmente se da la razón a Rusia, Kiev estaría dispuesta a pagar la diferencia que se le reclame. Entre tanto, la Unión Europea (UE) se compromete a actuar como avalista de estas cantidades y además obtendría una garantía para que el Fondo Monetario Internacional pudiera contrarrestrar los problemas financieros de Ucrania. Una vez que Kiev haya formalizado el primer pago, Gazprom se compromete a suministrar a Ucrania durante el invierno un mínimo de 5.000 millones de metros cúbicos de gas, una cantidad que podría ampliarse si es necesario. No obstante, las autoridades ucranianas estarán obligadas a pagar por adelantado a un precio de 385 dólares por 1.000 metros cúbicos. El acuerdo sólo cubre hasta marzo de 2015. Ucrania recibe de Rusia dos tercios del gas que consume y a pesar de que por el momento sus reservas están al completo o que la temporada de calefacción no comienza oficialmente hasta el 15 de octubre, muchos bloques de apartamentos en Kiev carecen ya de agua caliente ante el férreo racionamiento. Una escasez que, por otro lado, llevó ayer a Hungría, un país en teoría aliado, a cerrar de forma «indefinida» un gasoducto que conecta con Ucrania aduciendo el «considerable» aumento en estas fechas de la demanda interna. Ante el asombro de la compañía estatal ucraniana de gas, Naftogaz, el Gobierno húngaro y el operador estatal del gasoducto alegaron que, por el momento, tiene prioridad el abastecimiento de las reservas húngaras. Naftogaz lamentó la medida y pidió a la empresa húngara que «respete sus obligaciones y las leyes comunitarias», ya que considera que esta suspensión vulnera el principio de unidad de mercado de la UE. Un mensaje que asimismo se lanzó desde Bruselas, que recordó a Hungría que debe facilitar el flujo de gas hacia Ucrania, tal y como ha sido acordado por los líderes de los Veintiocho para garantizar la seguridad energética.

http://www.larazon.es/

Share Button

Nauru: cómo uno de los países más ricos del mundo tocó fondo

Nauru, un microestado del Pacífico pasó en cuestión de décadas de ser un verdadero paraíso económico y social a un país en una profunda crisis.

No hace mucho, el país insular más pequeño del mundo y con una población de tan solo 10.000 personas era uno de los más prósperos del planeta y la envidia de todo el mundo. Sin embargo, ahora el país está sumergido en una crisis económica y social permanente, informa el portal News.com.au.

© cia.gov

Gran parte de su riqueza se debía a la explotación de depósitos de fosfato, que empezó a principios del siglo XX. Gracias al auge de la industria minera, para el año 1980 Nauru se había convertido en el país con la mayor tasa de riqueza per cápita del mundo.

© flickr.com / dfataustralianaid

Curiosamente, la riqueza fue en parte el origen de la crisis sanitaria que Nauru atraviesa ahora. En concreto, el alto nivel de ingresos provocó que la gente abandonara el estilo de vida tradicional y empezara a abusar de la comida poco sana, el alcohol y el tabaco.

En consecuencia, la esperanza de vida bajó a los 50 años, mientras que las tasas de diabetes, problemas cardiacos y otras enfermedades crónicas se dispararon. Según la OMS, en 2007, el 94,5 % de la población de Nauru tenía sobrepeso y el 71,7% era obesa, más que en cualquier otra parte del mundo.

© wikipedia / CdaMVvWgS

A los problemas de la salud se añadió en los años 80 el agotamiento de los yacimientos de fosfatos, la principal fuente de ingresos del país. Más aún, las explotaciones devastaron el 75% del país y lo dejaron inhabitable.

© wikipedia.org / Jon Harald Søby

«Ojalá nunca hubiéramos descubiero el fosfato —dice el pastor de la Iglesia congregacionalista de Nauru, James Ainguimea, de 84 años—. Ojalá Nauru fuera como antes. Cuando era niño, era tan bonito. Había árboles. Todo era verde, y podíamos comer cocos frescos y frutos del árbol del pan. Ahora veo lo que ha pasado aquí y me entran ganas de llorar».

En búsqueda de una solución financiera, en 2001 Nauru firmó un contrato con Australia para ubicar en la isla un centro de detención de refugiados, que estuvo funcionando hasta 2008. Se volvió a abrir en 2012.

actualidad.rt.com

Share Button

En Suecia crecer no es suficiente

Los recortes al Estado del bienestar de la coalición de centroderecha que ha gobernado Suecia durante los últimos ocho años, han tenido al final un elevado precio político, al dar la victoria a los partidos de izquierda en las recienteselecciones legislativas.

Pero aunque el partido del primer ministro Fredrik Reinfeldt perdió los comicios, ello no significa que los ganara elPartido Socialdemócrata (PS), que obtuvo una votación similar a la de 2010, la más baja de su historia (30%).

En cambio, el ultraderechista Demócratas duplicó sus votos, hasta el 13%, convirtiéndose con sus 47 escaños en la tercera fuerza política del país. Los conservadores perdieron un 25% de apoyo. Sus otros tres socios tuvieron resultados igualmente malos: el Centrista obtuvo el 6,2%, mientras que los liberales cayeron al 5,4% y losdemocristianos al 4,6%. Pero también bajaron los aliados naturales del ps: Los Verdes cayeron al cuarto puesto con el 6,8% y el Partido de la Izquierda (excomunista) apenas rozó el 5,7%.

El candidato del PS, Stefan Löfven, se encargará de formar gobierno, pero no lo tendrá nada fácil con apenas 158 escaños sobre 349. Exsindicalista sin experiencia ejecutiva o parlamentaria, Löfven prometió en su campaña  mayores inversiones en infraestructuras, educación y sanidad y un aumento de los impuestos de sociedades y a las grandes fortunas. Con ello, capitalizó el malestar de los suecos con los recortes y el aumento del desempleo entre los jóvenes, que supera el 20%, frente al 8% de la media nacional.

En los últimos ocho años, Suecia ha acumulado un crecimiento del 12,6%, muy por encima de la media europea e incluso de la de Estados Unidos. Los ingresos disponibles brutos de las familias han aumentado un 20% y las cuentas del Estado están a punto de registrar un superávit. La deuda pública apenas supera el 40% del PIB, frente a más del 100% de Francia, Italia o España.

Hace 20 años, el gasto público equivalía al 68% del PIB. Hoy ronda el 50% mientras que se ha eliminado el impuesto a las herencias y se han reducido los impuestos corporativos y a las rentas más altas. Sin embargo, nada de eso fue suficiente para ganar las elecciones. La estricta políticas fiscal y monetaria ha llevado al IPC a niveles deflacionarios. Pero no todo ha sido economía.

El aumento del voto de la ultraderecha refleja el rechazo de sus electores a la política inmigratoria, que ha atraído a miles de sirios, iraquíes y somalíes, que tienden a vivir en barrios marginales. En los próximos cuatro años, Suecia podría recibir a 340.000 refugiados, una cifra sin paragón en cualquier país occidental en proporción a su población.

El propio Reinfeldt ha admitido que acoger a ese número de refugiados costará unos 5.182 millones de euros, que tendrán que ser financiados aumentando los impuestos o recortando los presupuestos de otros programas sociales y servicios públicos. La privatización de los centros educativos tampoco ha obtenido los resultados pretendidos, como demuestra la bajada de las calificaciones de los estudiantes suecos en el último informe Pisa. Un 20% de los escolares suecos asiste a colegios privados aunque la mayoría de los suecos desaprueba que la educación se convierta en un negocio.

Portada

Share Button

Lo que no se dice en EE.UU. sobre los «expertos» de la guerra

 

NUEVA YORK (NY, EE.UU.), 24/09/2014.- El presidente estadounidense, Barack Obama, habla en a una reunión de alto nivel del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sobre terrorismo mundial durante la 69 Asamblea General de la ONU hoy, miércoles 24 de septiembre de 2014, en Nueva York (EE.UU.). EFE/JUSTIN LANE.

Tras el anuncio del plan del presidente Obama el pasado 10 de septiembre para «disminuir y finalmente destruir» a la organización terrorista del Estado Islámico (EI) en Irak y Siria, empezó en Estados Unidos la procesión mediática de «expertos» dando sus recomendaciones sobre las mejores tácticas y estrategias militares que según ellos debiera seguir la Casa Blanca para asegurar el éxito de la nueva cruzada del «bien contra el mal». Pero lo que callan los medios de comunicación, en particular la televisión estadounidense, es que los «analistas» que andan circulando ante sus cámaras diciendo que el gobierno de Obama debe intensificar la ofensiva contra el EI, están estrechamente vinculados con la industria militar: «Son directores y asesores rentados por algunos de los contratistas militares más grandes del mundo», señala Lee Fang, autor del reportaje publicado en la revista The Nation: «Who’s Paying the Pro- War Pundits?» (¿Quién le paga a los expertos pro-guerra?).

El general retirado Jack Keane ha aparecido al menos 9 veces en Fox News en un lapso de 2 meses, opinando sobre la estrategia que se debe llevar a cabo en el Medio Oriente, pero sin que los presentadores televisivos le informen a la audiencia que el general retirado es asesor especial de Academi, empresa privada «proveedora de servicios de élite de seguridad a nivel global», antes conocida como Blackwater, y miembro del comité de la compañía aerospacial y de defensa, General Dynamics, que ofrece «un amplio portafolio de productos y servicios en negocios de aviación, vehículos de combate, sistemas de armas y municiones, construcción naval y sistemas de tecnología de la comunicación».

Jack Keane es también socio de la empresa CPS Partners, firma de inversiones que trabaja con contratistas de defensa y supervisor del Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW) (http://www.understandingwar.org/), mismo que proporcionó la información sobre el EI que utilizan diariamente medios como The New York Times o la BBC, que encabezó las acciones para armar a los grupos opositores sirios para derrocar al gobierno de Bashar Al Assad y cuya directora, Jessica Lewis, dijo el pasado 3 de septiembre a la cadena MSNBC que el «Estado Islámico podría muy pronto poner su mirada sobre los Estados Unidos».

Los «expertos» que apremian en televisión medidas más «audaces» por parte de Obama para enfrentar a la «rebautizada» amenaza terrorista, están sin duda involucrados en el millonario negocio de la guerra. Argumentar lo contrario equivaldría a decir que Mickey Mouse no está involucrado en Disneylandia.

El periodista de investigación Tim Shorrock autor de Spies for Hire: The Secret World of Intelligence Outsourcing (Espías por contrato: el mundo secreto de la subcontratación de los servicios de inteligencia), dijo en julio de 2010 al programa Democracy Now: «Cualquiera que haya cubierto información sobre inteligencia o seguridad nacional en Washington, sabe que los servicios de inteligencia se han privatizado a un nivel increíble». Esto en relación a la serie de artículos de investigación publicados por el Washington Post el 19 de julio de 2010 por los ganadores del Premio Pulitzer, Dana Priest y William Arkin, quienes pusieron al descubierto que las agencias de seguridad, contraterrorista y espionaje de Estados Unidos, sostienen negocios con más de 1.900 compañías privadas. Negocios que están asociados o son parte de lo que se conoce como el «complejo militar industrial» (CMI).

Lo que el presidente Dwight Eisenhower denominó en su discurso del 17 de enero de 1961 como CMI, advirtiendo que el país no debía fallar en comprender las graves implicaciones de la creación de una industria permanente de armamento de vastas proporciones y que había que cuidarse de la influencia injustificada de dicho «complejo militar industrial» que pudiera «poner en peligro las libertades civiles y la democracia», es hoy un engendro privado descomunal que tiene una tremenda influencia en la sociedad norteamericana y ante el que han abdicado importantísimas y diversas responsabilidades gubernamentales, como la seguridad o los servicios de inteligencia, socavando con ello la democracia y dejando a los estadounidenses con la extendida creencia de que el gobierno no es capaz de realizar las funciones que le han sido encomendadas por la democracia misma.

En los hechos, al «complejo militar industrial» le estorba la democracia, pero se refugia en ella, simulando que actúa en su nombre, pervirtiendo el lenguaje de manera tal que tras sus palabras queden ocultas las verdaderas intenciones: «No es una guerra contra el Estado Islámico. Es una operación contra el terrorismo», dijo el Secretario de Estado John Kerry a la cadena CNN. Luego la Casa Blanca a través de su portavoz, Josh Earnest, acepto «estar en guerra contra el Estado Islámico contradiciendo al propio Kerry.

Ahora que han empezado los bombardeos de EE.UU. en Siria, además de las contradicciones, volvemos a escuchar la utilización del lenguaje orwelliano de la guerra en el que por ejemplo, el asesinato de mujeres y niños, nunca es asesinato de civiles, sino algo que se convierte en simple «daño colateral» y la tortura nunca es tortura sino el simple uso de «técnicas de interrogación». Muy al estilo de la «neolengua» plasmada por George Orwell en su novela 1984 y de las tres consignas del partido único descrito en la famosa obra por el escritor inglés: «La guerra es la paz, la libertad es la esclavitud, y la ignorancia es la fuerza».

En la «neolengua» de la novela de Orwell y en la de la realidad actual, donde la «neolengua» se trasladada miméticamente del gobierno estadounidense y el complejo militar industrial a los medios de comunicación, el lenguaje es utilizado para hacer creer a la gente que la guerra asegurará eventualmente la libertad, la seguridad y la democracia. Recordemos en ese sentido la repugnante respuesta de la Secretaria de Estado del Gobierno de Bill Clinton, Madeline Albright. a la periodista Lesley Stahl en el programa 60 Minutos cuando esta le pregunto sobre el asesinato de 500.000 niños en Irak por parte de las superpotencias occidentales durante el bloqueo al régimen de Sadam Husein: «Creo que es una opción muy dura, pero el precio, pensamos, el precio merece la pena» («I think that is a ver hard choice, but the price, we think , the price is woth it .»).

Sin haber interiorizado críticamente variadas declaraciones como la de Madeline Albright o las bien documentadas mentiras de las que anteriores gobiernos en EE.UU. han echado mano para justificar públicamente sus intervenciones militares, como las del presidente Woodrow Wilson (premio Nobel de la Paz) en 1917 cuando contrató al periodista y publicista George Creel para dirigir su oficina de propaganda. Matriz histórica de las técnicas psicológicas empleadas en campañas masivas de desinformación para provocar en la población la aceptación de algo originalmente no deseado.En el caso de Wilson, que Estados Unidos entrara a escena en la Primera Guerra Mundial, la mayoría de los estadounidenses acepta hoy la «neolengua oficial» de los llamados «expertos», que hablan en el nombre de sus intereses, y los términos que les impone verticalmente el Estado. Términos como los que «justifican» hoy los nuevos bombardeos sobre Irak y Siria y que delimitan el espacio público tan reducido para lo que debiera ser una discusión necesaria e irrenunciable en sociedades genuinamente democráticas. Discusión que, dejando clara la condena inequívoca de los crímenes y las acciones abominables de los terroristas del llamado Estado Islámico, ahondara en sus causas, sus apoyos, su financiamiento y su presunto uso para fines geopolíticos inconfesables.

En este contexto, la verdad es un enorme vacío en el centro de la sociedad al que parece sumarse el deseo colectivo de no querer crecer, de huir de las responsabilidades de la edad adulta y seguir mejor destinando la energía emocional e intelectual, teledirigida de manera abrumadora hacia lo trivial. Permitiendo que sean los «expertos», los políticos y las «celebridades» del periodismo nacional quienes desde sus «púlpitos» mediáticos, pontifiquen y determinen sobre lo que se debe o no pensar de esta guerra sin fin en los tiempos del cólera terrorista.

http://www.publicoscopia.com/opinion-politica/item/1955-lo-que-no-se-dice-en-ee-uu-sobre-los-expertos-de-la-guerra.html

Share Button

Deuda externa y alternativas: el Norte debe reflexionar

Los buitres son las aves que comienzan a volar sobre los muertos; los fondos buitre sobrevuelan sobre países endeudados y en default. Son depredadores financieros globales.” Con estas palabras definió la presidenta argentina, Cristina Fernández Kirchner, a los fondos buitres, allá por el otoño de 2012, en otro episodio más del litigio jurídico entre el gobierno argentino y estos estrategas financieros (todos ellos vinculados a grandes corporaciones financieras, como Bank of America, JP Morgan y Goldman Sachs, entre otros, a la cabeza [1]). Y no le faltaba razón. De hecho, hasta el presidente estadounidense evitó cualquier aproximación al ejecutivo argentino, porque era consciente de su propia posición vulnerable frente al gran capital financiero de su país y conocía a la perfección lacapacidad de chantaje que podía ejercer [2]. Aun así, si algo positivo se pudo extraer de todo ese proceso, y especialmente de su salto a la opinión pública, fue la visualización y divulgación de un problema a escala global. Me refiero específicamente a la situación de la deuda externa en los países mal llamados en desarrollo, debido a que muchos de ellos llevan varias décadas en desarrollo con resultados irrisorios.

A modo de breve introducción, baste enumerar una pequeña serie de cifras porcentuales para conocer mejor la magnitud del problema en algunas naciones (y también continentes, en el caso africano). Si consideramos la ratio de deuda externa sobre PIB, en 1980, en el África subsahariana, alcanzaba el 23,5% y en 2001 pasó al 70,9% (aunque en los años 80 había llegado a superar el 87%). Lo mismo ocurre, aunque a menor escala, en América Latina: su ratio fue del 43% en 2001. Si queremos conocer qué porcentaje de las exportaciones de estas naciones se dedica al pago de deuda externa, la situación es más alarmante si cabe. Ya en 2001 los países latinoamericanos destinaron, de media, un 33% de sus exportaciones al pago de la deuda externa. Y en la actualidad, algunos países, como Colombia, El Salvador y Costa Rica, dedican 1 de cada 5 divisas que reciben al pago de la deuda externa [3]. Es más, hay naciones en las que se puede afirmar, con la evidencia empírica disponible y sin temor a equivocarse, que su deuda es impagable [4]: sólo por citar uno de los casos más emblemáticos, Nicaragua debe, únicamente a acreedores extranjeros, un importe equivalente a más de 7 veces su PNB.

La conclusión a primera vista parece obvia: los países subdesarrollados tienen que lidiar, además de con sus propios desequilibrios políticos, sociales y económicos internos, con un modo de inserción en el sistema de financiación internacional que no les favorece y que constituye, por sí mismo, un engranaje perfectamente diseñado por el que fluyen constantemente recursos desde las naciones menos desarrolladas hasta las más desarrolladas. Además de la deuda, se podrían citar muchas otras formas de extracción de recursos vía explotación de la mano de obra barata o repatriación de beneficios. Con ello, aunque sea de manera preliminar, es fácil afirmar que cuanto más tiempo transcurra sin solucionar el problema de la deuda externa más difícil será para los propios países subdesarrollados salir del atolladero en el que se encuentran. Ello se debe a que son países incapaces de aumentar su propio nivel de producción, más aún si tienen que destinar recursos al pago de la deuda exterior. Desde el punto de vista opuesto, también resulta evidente que el contexto para los acreedores se torna igualmente complejo si lo que pretenden es cobrar la totalidad de la deuda viva, puesto que su ingente volumen emerge ya por sí mismo como el principal escollo para que los deudores puedan generar recursos suficientes para hacer frente incluso a los servicios de la deuda exterior.

A la vista de la terrible situación que viven desde hace décadas numerosas naciones altamente endeudadas, cabe preguntarse cuál es el motivo por el que se ven obligadas, de manera aparentemente inexorable, a endeudarse en el exterior. Puesto que sería un error pretender reducir una cuestión tan compleja a un solo motivo, conviene esbozar, al menos, una explicación desde un hecho objetivo: no todos los gobiernos pueden elegir. Y ello implica poner de relieve una obviedad, que puede entenderse mejor con un sencillo ejemplo: la amplitud de opciones frente a las vías de financiación posibles que posee el Gobierno de Zambia no es, ni de lejos, la misma que posee la Administración Obama. Esto es un hecho, a pesar de que en la mayoría de libros de teoría económica el endeudamiento externo de un país sea una simple asignación de recursos financieros, aséptica y despolitizada, canalizada desde unos agentes con excedentes de fondos hacia otros agentes que los demandan.

En esa situación, un gobierno –por lo general– tiene la opción de elegir entre tres vías de financiación no excluyentes entre sí: los impuestos, los ahorros de sus ciudadanos (principalmente mediante la emisión de deuda pública), y el crédito externo. Antes de continuar con la argumentación, es pertinente explicar por qué no se incluye entre las tres anteriores vías de financiación el comercio exterior. Y no se hace por lo siguiente: todos los países subdesarrollados comercian con el exterior, por lo que el recurso al comercio internacional como fuente de financiación no es una elección deliberada, sino un elemento fundamental en la dinámica de cualquier economía subdesarrollada, más aún cuando su demanda interna es muy reducida. Por consiguiente, el sector exterior es el agente protagonista a la hora de dar salida a la producción nacional. En esta línea, y como se verá más adelante, la búsqueda de financiación mediante el crédito externo es simplemente la consecuencia de la insuficiencia de ingresos –en divisas– obtenidos por estas economías.

Si comenzamos por hacer referencia a la recaudación vía impuestos, hay que subrayar que en la gran mayoría de las naciones no desarrolladas esta recaudación es poco menos que ínfima. Esto se debe, fundamentalmente, a los siguientes motivos. En primer lugar, la ausencia de tejido productivo que ofrezca un entramado de relaciones de intercambio estable en el interior del país (siendo la consecuencia lógica la aparición y formación de importantes bolsas de economía informal o sumergida, donde la recaudación tributaria no tiene cabida). En segundo lugar, la incapacidad, por la propia naturaleza de estas economías, de generar una base ciudadana amplia que aporte impuestos al erario público (principalmente directos, ligados a la renta),  debido a la enorme desigualdad de ingreso existente entre las clases altas y bajas; además, la evasión y el fraude fiscal en las clases altas es una práctica totalmente impune ante un sistema jurídico muy débil en todos sus ámbitos. Asimismo, estos países se caracterizan por la existencia de sistemas fiscales regresivos, escasamente desarrollados, y muy beneficiosos para las clases adineradas (con el objetivo de que conserven sus privilegios ancestrales). Finalmente, hay que destacar el amplio trato de favor que los gobiernos ponen en funcionamiento, no solo bajo la forma de ventajas tributarias, para favorecer la llegada e instalación de multinacionales dedicadas, esencialmente, a la explotación de los recursos naturales y/o laborales del país.

Ahora bien, si en esas condiciones resulta prácticamente imposible que se financie el crecimiento económico de una nación no desarrollada con la recaudación impositiva, ¿por qué no financiar dicho desarrollo económico mediante la emisión de deuda pública? Hay una frase atribuida a Truman Capote en la que afirma que «cuando alguien te da su confianza, siempre quedas en deuda con esa persona.» Pues bien, en el caso de los países no desarrollados que optan por esta vía de financiación, esto es aplicable. Lamentablemente, la garantía de pago (estimada por los mercados) que ofrecen la mayoría de gobiernos de países en desarrollo no es muy alta. Por ello, y teniendo en cuenta que los grandes Estados con capacidad de financiación y/o las grandes corporaciones privadas con capacidad de invertir fondos excedentarios siempre tendrán otras opciones que ofrezcan mayor fiabilidad de pago a una menor rentabilidad, la premisa es clara: si se ofrece una muy buena rentabilidad, será más fácil encontrar compradores para la deuda externa. La consecuencia de todo este proceso es bien conocida por la ciudadanía de los países periféricos de Europa: una escalada progresiva de los tipos de interés ligados a la deuda soberana (secundado por las agencias derating), con el objetivo de atraer inversores, hipotecando y condicionando de manera profunda el plan presupuestario del país para los próximos años. De hecho, en algunos países, como España, se ha modificado incluso la Constitución para dar prioridad al pago de la deuda frente a otras partidas, como el gasto en pensiones, educación o sanidad. Existen naciones que han recurrido a esta vía de financiación, pero casi ninguna es capaz de cubrir la necesidad total de la misma haciendo uso de esta opción ya que, como motivo principal y sin ánimo de profundizar ahora en este tema, se estima que el mercado de deuda soberana internacional está copado por menos de 20 países que capturan más del 85% de la deuda total emitida. De esta forma, el poder de captación de fondos de estas naciones se ve reducido de manera evidente.

Llegados a este punto sería una falacia calificar el recurso al crédito exterior como “libre elección” de financiación para los países subdesarrollados, puesto que en una aplastante mayoría de los casos constituye su única opción de financiación. La elección deja de ser consciente para pasar a ser obligada, y aquí es pertinente volver a subrayar las relaciones de poder entre los agentes involucrados, donde –en este caso– es el prestamista quien tiene el poder de fijar las condiciones financieras de un posible crédito. Sin embargo, muchos Estados, con la pretensión de evitar el excesivo castigo de los mercados en forma de elevados tipos de interés crediticios y exigentes plazos de cumplimiento, solicitan ayuda financiera a organismos internacionales, como el FMI o el Banco Mundial. De esta forma, la situación de desesperación en muchos países abre las puertas a la aplicación de políticas neoliberales, secundadas cuando no impuestas por esos organismos. Como condición inquebrantable para la recepción de fondos, las recomendaciones y los programas de ajuste conllevan la devaluación interna, la reducción de los salarios reales, las privatizaciones y la supresión de servicios públicos, entre otros efectos de especial incidencia negativa en la mayoría de la población. No hay que olvidar el importante papel que juegan dentro de estas instituciones (no elegidas democráticamente) los intereses de las corporaciones transnacionales, los grandes bancos de inversión y los Estados con notable poder monetario-financiero[5].

A modo de conclusión, el problema de la deuda externa de los países subdesarrollados ha de entenderse como una exteriorización de las relaciones políticas, financieras, monetarias y comerciales, y como una consecuencia más del funcionamiento del sistema económico vigente en el mundo. De un sistema internacional en el que prima el poder de determinados agentes por encima de la neutralidad o la justicia social, favoreciéndose así el expolio y sumisión de sociedades a manos de una determinada minoría privilegiada; y, por consiguiente, de un sistema en el que la libertad de elección no se da de una forma plena ni satisfactoria en la mayoría de los casos, como sucede al buscar financiación exterior. Ello lleva a numerosos países a caer en el círculo de la deuda exterior, del que no se sale fácilmente. Sin embargo, sí resulta muy fácil empobrecerse al mismo ritmo que se van transfiriendo recursos al exterior para satisfacer, aunque sea parcialmente, el pago de una deuda externa difícil de reducir mientras sigan vigentes los actuales mecanismos que la crean, la alimentan, la reproducen y trasladan sus consecuencias a la mayoría de la población.

—–

Fernando Heredia García
Estudiante del Máster en Economía Internacional y Desarrollo de la Universidad Complutense de Madrid

Blog de Econonuestra en Público.es

Share Button

Las frases más hipócritas del discurso de Obama en la Asamblea General de la ONU

1.  «Es el mejor momento de la historia mundial»

El mundo se encuentra en un momento complicado, cuando la amenaza de los yihadistas del Estado Islámico crece día a día, el brote del ébola podría afectar a casi un millón y medio de personas en enero, Ucrania, Siria y Gaza siguen desgarradas por los conflictos armados, pero para el líder estadounidense es el «mejor momento de la historia mundial».

© Reuters / RT

«A menudo digo a los jóvenes en Estados Unidos que, pese a los titulares, este es el mejor momento en la historia humana para nacer», aseguró.

2. EE.UU. «promueve la paz y la estabilidad»

En el arranque de su discurso, Obama prometió que EE.UU. seguirá siendo una potencia «que promueve la paz y la estabilidad». Sin embargo, minutos después el líder estadounidense recalcó que «el único lenguaje que entienden los asesinos es el lenguaje de la fuerza». Cabe destacar que en menos de seis años de presidencia, Obama ha bombardeado 7 países.

3. «Irak está a punto de sumergirse de nuevo en el abismo»

Obama advirtió que «Irak está a punto de sumergirse de nuevo en el abismo». A su juicio, «el conflicto ha creado un campo de reclutamiento fértil para terroristas que, inevitablemente, exportan este tipo de violencia». Sin embargo, fue EE.UU. quien contribuyó a que los yihadistas se convirtieran en la monstruosa amenaza que representa tras su fallida estrategia en Irak y Siria. Analistas destacan que el surgimiento del Estado Islámico ha pasado por las siguientes etapas: la destrucción de los regímenes seculares y estabilizadores de Irak y Siria y el apoyo a los fundamentalistas sunitas en contra de Assad.

4. «Las naciones grandes no deben intimidar a las pequeñas»

De acuerdo con el discurso de Obama, «las naciones grandes no deben estar en condiciones de intimidar a las naciones pequeñas». A tenor de sus palabras, pareciera que el presidente estadounidense se ha olvidado, por ejemplo, del embargo económico impuesto por su país a Cuba en 1962 y que fue prolongado un año más el pasado mes de septiembre.

5. «La única solución a la guerra civil en Siria es política»

Conforme a lo expresado por Obama ante el pleno de la ONU, «la única solución a largo plazo para la guerra civil en Siria es política, una transición política incluyente que responda a las legítimas aspiraciones de todos los ciudadanos sirios, independientemente de su etnia o credo». Sin embargo, desde los primeros días del conflicto Obama mostró su apoyo a los rebeldes, suministrándoles armas y equipamiento y entrenándolos. Además, en reiteradas ocasiones ha abogado por una intervención en

Texto completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/141283-frases-hipocritas-discurso-obama-onu

Share Button

Los inodoros que ayudan a los haitianos a cultivar sus alimentos

Como un oasis en medio del desierto, el jardín de Frantz Francois es probablemente el lugar más verde de Cité Soleil, el barrio más pobre de Haití y donde, a simple vista, cuesta hasta encontrar un árbol.

Pero a Francois le costó que sus vecinos se sintieran atraídos por los vegetales que produce porque el fertilizante que usa en su huerto está hecho con abono humano.

Huerto de François France
Frantz Francois utiliza abono de desechos humanos en su huerto.

«Al principio, la gente decía que no iba a comer nada de este jardín porque crece con fertilizante que viene del inodoro», asegura sentado en el lugar donde ahora cada día enseña a decenas de niños y jóvenes cómo hacer un huerto urbano.

Las cosas empezaron a cambiar cuando obtuvo su primera cosecha. Algunos miembros de su comunidad vieron las zanahorias, los pimientos y el calalou -una planta comestible originaria del Caribe que se usa para hacer sopas- y pasaron la voz. Poco a poco, los vecinos fueron acercándose a su huerto y probando los vegetales.

«Ahora cuando ven cómo crecen las plantas, se dan cuenta de que no están contaminadas y a todo el mundo en Cité Soileil le gustaría tener un jardín como este en su casa», dice.

Francois es el encargado de un jardín urbano que usa abono de los inodoros ecológicos de SOIL, una organización cuyo objetivo es mejorar las condiciones de higiene en Haití.

Cuando la organización fue creada en 2006, sólo el 4% de la población rural tenía acceso a inodoros, mientras que en Puerto Príncipe esa cifra era ligeramente inferior, el 6%, según Baudeler Magloire, cofundador de SOIL.

Miedo a los baños

Eso provocaba que mucha gente usara la calle como un baño público, lo que facilita la propagación de enfermedades.

La falta de acceso a servicios higiénicos se convirtió en una crisis de salud en 2010 cuando, tras el devastador terremoto que dejó más de 250.000 muertos y 1,5 millones de desplazados, se desató una epidemia de cólera.

Pimientos
A muchos les costó apreciar los productos cultivados con abono humano.

Esa enfermedad, que se transmite principalmente a través de agua contaminada, se ha cobrado desde entonces la vida de más de 9.000 personas en Haití.

Cuando el cólera llegó, SOIL ya había llevado sus baños ecológicos a diferentes partes del país, pero la enfermedad fue un revés para la organización.

SOIL ya vende parte del abono que produce.

La epidemia hizo que se mirase a los baños con desconfianza y muchos vecinos pidieron a la ONG que se fueran de sus barrios y se llevasen los inodoros.

«En Haití, cuando le hablas a la gente de baños, les da miedo», lamenta Jimmy Louis, coordinador de Servicios Higiénicos de SOIL.

Pero la organización optó por hacerle frente a las críticas y concienciar a la población de la importancia de la higiene.

Hoy, más de 7.000 haitianos tienen accesos a sus baños ecológicos.

«La enfermedad de los pobres»

Uno de ellos es Midi Idemon, un estudiante de 30 años del barrio de Gerald Bataille, en Puerto Príncipe, que no duda en decir que los baños ecológicos han hecho la vida de su familia más digna.

«Antes de tener estos baños, había una letrina comunitaria. No era bueno porque había gente que no limpiaba, olía mal y había más riesgo de contraer infecciones», explica el joven que cada semana está encargado de recorrer las calles de tierra de su barrio para comprobar que todos los baños ecológicos funcionen.

«Con este proyecto, tenemos una vida mejor porque por la noche, puedes levantarte, abrir la puerta e ir al baño; y también puedes limpiar tu propio baño».

Para Paul Christian Namphy, coordinador de la Dirección Nacional de Agua Potable y Saneamiento (Dinepa), el proveer a la población de formas ecológicas de saneamiento es un aspecto importante para prevenir el cólera y una iniciativa muy prometedora para el futuro de Haití.

«El cólera es la enfermedad de los pobres, de los marginados, la enfermedad de quienes durante siglos no han tenido acceso a lo mínimo que se necesita para tener una existencia digna», asegura.

«Tenemos que asegurarnos de que la gente tiene acceso a agua potable y a servicios sanitarios básicos y que conoce las prácticas de higiene para cortar la cadena de transmisión».

Precisamente para acabar con efermedades como el cólera, SOIL recoge los excrementos de las comunidades y casas de sus usuarios cuatro veces al mes y los lleva a una planta de compostaje donde mueren las posibles bacterias.

Para que se convierta en abono apto para el uso agrícola, el compostdebe permanecer entre 8 y 12 meses en montones a altas temperaturas (más de 54 grados Centígrados) a las que incluso las más peligrosas bacterias no sobreviven.

Se cierra el círculo

«Es como un círculo: comer, ir al baño y después devolvérselo a la naturaleza. La idea principal es reciclar los recursos», dice Louis, el coordinador de Servicios Higiénicos de SOIL.

Este fertilizante orgánico, que ya está siendo vendido a algunos agricultores locales, también se usa en los jardines de las sedes de SOIL donde producen productos tan variados como maíz, espinacas, papas, pimientos o arroz y están probando cómo funciona con otros productos como calabacines o frijoles.

«Es como un círculo: comer, ir al baño y devolvérselo a la naturaleza», dice Jimmy Louis.

En un país donde, según el Programa Mundial de Alimentos, cerca de un tercio de la población sufre de inseguridad alimentaria y 600.000 personas necesitan asistencia alimenticia externa para sobrevivir, iniciativas como esta pueden ayudar a combatir un gran problema.

Y eso es lo que Frantz Francois trata de hacer desde su jardín comunitario de Cité Soleil, donde enseña a niños y jóvenes a crear su propio huerto con llantas de autos viejas y con abono orgánico.

«Casi todos los vecinos de Cité Soleil vienen del campo, así que, en lugar de ir a la calle a vender agua u otras cosas, aprenden a tener un jardín en su casa»

http://www.bbc.co.uk/

Share Button

Vargas Llosa anuncia campaña para evitar que Keiko Fujimori sea electa presidenta

mario -

El escritor peruanos Mario Vargas Llosa anunció que no quiere que Keiko Fujimori, hija del ex mandatario Alberto Fujimori, sea elegida presidenta de la República en las elecciones del 2016 y que por ello iniciará una campaña para que ello no ocurra.

«Lo primero que va a hacer si sube al poder es sacar a Fujimori (de la cárcel), que es quien dirige su campaña y quien sería en cierta forma electo si (su hija) gana las elecciones. Entonces, desde luego que voy a oponerme y defender la mejor opción entre las que se presenten», manifestó el premio Nobel de Literatura durante una entrevista otorgada a la cadena Univisión

Cuando se le preguntó si no quería que Keiko Fujimori sea presidenta, Varhas Llosa respondió: «Naturalmente que no, porque Keiko es la hija de un asesino y de un ladrón que está preso, juzgado por tribunales civiles con observadores internacionales, condenado a 25 años de cárcel. Yo voy a ser claro: voy a participar (en la campaña presidencial). Creo que es una obligación que nosotros tenemos. Si usted cree en la democracia, la democracia es participación. Si uno no participa, no tiene derecho a protestar cuando un país se va al diablo».

http://www.eleconomistaamerica.pe/politica-

Share Button