El búnker de Biarritz para acoger al G-7

El encuentro entre Emmanuel Macron y Vladímir Putin no ha sido más que el pistoletazo de salida de una semana internacional para el mandatario francés. A partir del sábado, la ciudad de Biarritz acogerá la cumbre del G-7, integrado por las principales potencias mundiales: Francia, Estados Unidos, Alemania, Reino Unido, Japón, Italia y Canadá. Bajo la consigna «luchar contra las desigualdades», tanto sociales como medioambientales, los mandatarios de estas potencias se darán cita durante dos días en la ciudad costera bajo un dispositivo de seguridad y policial sin precedentes.

El centro de la ciudad vasca se convertirá en un búnker durante cuatro días con el objetivo de evitar cualquier incidente, especialmente tras la convocatoria de una manifestación multitudinariaorganizada por la plataforma No al G-7. El dispositivo de seguridad no se limita al Hexágono, las autoridades francesas han pedido el refuerzo de la frontera con el País Vasco, provocando colas kilométricas entre España y Francia. Más de 10.000 policías y gendarmes han sido movilizados para proteger la cita de los líderes de gobierno. La organización de esta cumbre constituye una verdadera demostración de fuerza del presidente francés, erigido como principal patrocinador de la Unión Europea y de sus intereses ante el mundo.

elperiodicodearagon.com

Share

Lluvia de críticas a Boris Johnson por poner los pies sobre la mesa en su reunión con Emmanuel Macron

El recién escogido primer ministro británico, Boris Johnson, se ha reunido este miércoles en el Palacio del Elíseo con el presidente francés Emmanuel Macron, y su visita al Palacio del Elíseo no ha pasado desapercibida en redes sociales.

Johnson, nada más llegar a la sede de la Presidencia de la República francesa, no dudó en poner los pies sobre la mesa; un gesto grabado por las cámaras que ha desatado numerosas críticas en redes sociales.

Mónica Bilbao@monica_bilb

Cerveza tenéis, ‘Manu’? #BorisJohnson

Ver imagen en Twitter

216:51 – 22 ago. 2019Información y privacidad de Twitter AdsVer los otros Tweets de Mónica Bilbao

Incluso Sonia Purnell, biógrafa de primer ministro británico, ha criticado la escena. «Grosero y vergonzoso. Imagínese si Macron pone su pie sobre la mesa en el Palacio de Buckingham», ha escrito. 

Sonia Purnell@soniapurnell

Rude and embarrassing. Imagine if Macron put his foot on the table at Buckingham Palace https://twitter.com/tnewtondunn/status/1164543707741401089 …Tom Newton Dunn@tnewtondunnManspreading inside the Elysee. That should win Manu round.7115:36 – 22 ago. 2019Información y privacidad de Twitter Ads129 personas están hablando de esto

Señal de fortaleza

Johnson y Macron se han reunido para negociar la salida del Reino Unido de la Unión Europea. Desde el punto de vista de Darren Grimes, activista del brexit, el gesto del primer ministro británico se traduce en una señal de la fortaleza de Johnson en las conversaciones con Europa.

«Momentos tomados antes de que Boris pateara la pequeña mesa y les dijera dónde podían poner su tope«, ha escrito Grimes en un mensaje en Twitter.

vozpopuli.com

Share

Bernie Sanders propone destinar 14,7 billones a la lucha contra el cambio climático

Bernie Sanders, uno de los candidatos demócratas que aspiran llegar a la Casa Blanca, se ha posicionado en la lucha contra el cambio climático y ha planteado destinar 16,3 billones de dólares (14,7 billones de euros) para que el 100% de la electricidad provenga de energías renovables en EE UU para 2020 así como para lograr una «total descarbonización» para 2050.

El plan, que parte del Green New Deal, propone una movilización de todos los Estados durante 10 años que incluiría la lucha contra el cambio climático en todos los ámbitos políticos, desde la inmigración a la política exterior, al mismo tiempo que crearía 20 millones de empleos. 

Además como forma de financiar estos cambios, tan criticados por los republicanos, Sanders afirma que el proyecto «se amortizará por sí solo» al elevar los impuestos y tasas aplicadas las compañías de combustibles fósiles, así como a través de un incremento de los ingresos generados por las energías renovables producidas por las autoridades energéticas federales, un recorte de alrededor de un billón de dólares del gasto militar y el aumento de los ingresos por impuestos sobre la renta provenientes de los nuevos empleos creados. 

El proyecto plantea una docena de medidas destinadas a que EE UU abandone su dependencia de los combustibles fósiles en los sectores energéticos, de transporte y construcción, y hace que el país recupere el liderazgo en el Acuerdo de París y destine billones de dólares a ayudar a los empleados que podrían quedarse sin sus trabajos así como a las minorías más vulnerables que podrían verse afectadas durante la transición a una economía verde.

cincodias.elpais.com

Share

Open Arms: España, Francia, Alemania, Luxemburgo y Portugal acogerán a los inmigrantes

Francia, Alemania, Luxemburgo y Portugal se repartirán a los inmigrantes del Open Arms, que desembarcaron la pasada madrugada en Lampedusa (Italia), informó hoy la Comisión Europea (CE).

Los cinco países enviarán a Italia equipos para llevar a cabo el registro y entrevistas de los inmigrantes y hacer otras comprobaciones y tareas de traslado, indicaron fuentes comunitarias.

Entre los aspectos que se verifican en estos casos figura si tienen familia en algún país de la UE o han solicitado el asilo con anterioridad.

Rumanía, que se había ofrecido para acoger también a inmigrantes del Open Arms, finalmente no participará en el reparto porque con el resto de países ya se cubrirán las necesidades, pero su oferta se reservará para una próxima ocasión, indicaron las fuentes.

Los cinco estados miembros que participarán en la distribución serán los que anunciarán la cifra de inmigrantes que van a acoger y decidirán cómo se efectúa el traslado desde Italia.

La portavoz comunitaria Natasha Bertaud reiteró hoy que la Comisión Europea (CE) está lista para comenzar sobre el terreno la reubicación de los migrantes.

«Ahora estamos listos para comenzar a coordinar el proceso de reubicación y proporcionar un apoyo operacional a las autoridades italianas sobre el terreno, en Italia», dijo Bertaud en la rueda de prensa diaria de la Comisión.

El hecho de que el desembarco tuviera lugar en la madrugada del miércoles no ha hecho posible comenzar aún con esos trámites, según las fuentes.

Los equipos de las Agencia Europea de Guardia de Fronteras y Costas (Frontex) y de la Oficina Europea de Ayuda al Asilo (EASO) prestarán apoyo a las autoridades italianas para procesar las solicitudes de asilo y otras tareas prácticas a llevar a cabo.

Bruselas había repetido en los últimos días que estaba preparada para ejercer estas labores pero que no podían comenzar hasta que las personas fuesen desembarcadas.

Por otra parte, la portavoz comunitaria rehusó pronunciarse sobre la posibilidad de que España sancione al Open Arms por rescatar a inmigrantes cuando la licencia del barco es para ayuda humanitaria al tratarse de una decisión que depende de las autoridades nacionales.

La Marina Mercante, dependiente del ministerio de Fomento, advirtió al Open Arms de que si seguía haciendo rescate de inmigrantes se enfrentaba a sanciones de entre 300.000 y 901.000 euros.

Esta mañana, la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, ha recordado que el barco de la organización Proactiva Open Arms no tiene licencia para realizar rescates en el Mediterráneo y ha apelado al cumplimiento de la ley al ser preguntada sobre posibles sanciones a la ONG.

«Nuestro país es un estado de derecho y las instituciones, poderes públicos y ciudadanos estamos sometidos todos a las leyes, nadie está a salvo de esto, incluido un barco», ha explicado Carmen Calvo en una entrevista en la Ser recogida por Europa Press.

Asimismo, ha recordado que el propio fundador de la ONG, Oscar Camps, ha reconocido «cuáles son las condiciones del buque» y qué actividad puede realizar. «Tiene una autorización para ayuda humanitaria y esas son las condiciones en las que puede salir y puede operar; se lo recordó el ministro y en nuestro país todos sabemos lo que se puede hacer y lo que no», ha reiterado Calvo.

La vicepresidenta ha celebrado el desembarco de los migrantes que permanecían aún en el barco de bandera española y ha resaltado el esfuerzo del Gobierno español para hallar una solución a la crisis humanitaria. «Hemos actuado con la coherencia de la seguridad y respeto a los derechos humanos, pero nos alegra que la solución de estas personas se haya resuelto», ha indicado Calvo.

Asimismo, ha insistido en que durante la duración de la crisis el ejecutivo de Pedro Sánchez mantuvo «infinidad» de contactos con las autoridades italianas para «ver si ellas adoptaban alguna decisión». La vicepresidenta ha precisado que dichos contactos se mantuvieron con los ministros de Transportes y Exteriores, sin haber llegado a hablar con el de Interior, Matteo Salvini.

«Salvini dejaba todos los días claro qué opina de los migrantes y de los puertos», ha añadido Calvo.

Sobre el Ocean Viking, el barco de Médicos sin Fronteras que se encuentra también en el Mediterráneo sin poder atracar en un puerto seguro con más de 300 migrantes a bordo, Calvo ha insistido en la necesidad de una respuesta coordinada de Europa. «España es el país que más y mejor hace su tarea, lo hacemos con criterios de seguridad y respuesta humanitaria y pretendemos que Europa mejore y avance porque no puede corresponder a un solo país siempre la respuesta».

Por su parte, el presidente de Vox, Santiago Abascal, ha presentado este miércoles una denuncia ante la Fiscalía General del Estado contra la organización Proactiva Open Arms por «presuntos delitos de infracción de la Ley Marítima y colaboración con organización criminal para el tráfico de personas».

expansion.com

Share

Macron advierte a Johnson de que no hay tiempo para negociar un nuevo acuerdo del Brexit

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha asegurado en París que Reino Unido no establecerá controles fronterizos entre la Irlanda comunitaria e Irlanda del Norte.

Johnson ha reunido hoy en París con el presidente francés, Emmanuel Macron y ha señalado que entiende la intención de la Unión Europea de preservar la integridad del mercado único, pero que cree que es compatible con un acuerdo sobre el Brexit que también preserve la integridad de Reino Unido, informa Reuters. Johnson se mostró convencido de que existe «una solución técnica» para la salida negociada del Reino Unido antes del 31 de octubre.

El primer ministro británico envió una carta a Donald Tusk el lunes en la que explicaba los motivos por los que quiere eliminar la salvaguarda del acuerdo de retirada de la UE.

En la reunión entre los dos líderes, Macron ha defendido que la salvaguarda para Irlanda en el acuerdo sobre el Brexit es «indispensable» para conservar la integridad del mercado único y la estabilidad política en Irlanda.

Macron se mostró mucho más escéptico y recordó que el mecanismo de salvaguarda (también conocido como «backstop») se había acordado teniendo en cuenta la realidad de Irlanda y los acuerdos de paz de 1998 y «hay que respetar lo que se negoció».

«Voy a ser muy claro: En el próximo mes no vamos a encontrar un nuevo acuerdo de retirada que esté lejos de las bases» ya establecidas, dijo el máximo mandatario francés.

En cuanto al margen de treinta días que dio la canciller alemana para encontrar una solución de sustitución de la salvaguarda en el encuentro que mantuvo este miércoles con Johnson en Berlín, el presidente francés señaló que «nadie va a esperar al 31 de octubre» sin buscar una alternativa.

Pero cualquier negociación se hará «sin cambiar los equilibrios profundos del acuerdo de salida» del Reino Unido que se negociaron tanto tiempo.

También precisó que «no corresponde a ningún país europeo solo» renegociar lo acordado entre todos.

Macron dejó la responsabilidad de un Brexit sin acuerdo en su interlocutor al afirmar que corresponde solo a Reino Unido decidir su futuro. «Nosotros nos preparamos para todos los escenarios, incluido el de que no haya acuerdo», añadió, antes de mostrarse convencido de que el futuro del Reino Unido «sólo puede estar en Europa» porque «la geografía es testaruda».

Johnson, por su parte recordó que ya hubo un referéndum sobre el Brexit y que hay que atenerse a «las consignas de los electores» y que eso significa que el 31 de octubre su país se irá de la Unión Europea «haya o no un acuerdo».

La Unión Europea (UE) espera que la reunión entre el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y el primer ministro británico, Boris Johnson, en la cumbre del G7 de este fin de semana sirva para obtener más detalles sobre los planes del mandatario para un Brexit.

«Hemos sido bastante claros y coherentes, no solo las instituciones sino los Estados miembros de la UE: esperamos detalles», afirma a Efe un alto funcionario europeo en cuanto a las expectativas de la reunión

expansion.com

Share

El error de Bayer que le ha costado 50.000 millones de euros

La compra del grupo estadounidense Monsanto por 63.000 millones de dólares ha sido una de las peores operaciones de la historia de Bayer, que ha sufrido una caída imparable de sus acciones.

Aspirina, medicamentos contra el cáncer, productos para potenciar el rendimiento de los cultivos: el grupo sanitario y agrícola Bayer, de 156 años de antigüedad, es una parte integral de la sociedad y la industria alemana. Incluso un equipo de fútbol lleva su nombre, el Bayer Leverkusen.

Sin embargo, Bayer es también ahora un ejemplo de cómo destruir valor para los accionistas. El año pasado compró el grupo estadounidense de productos agroquímicos Monsanto por 63.000 millones de dólares. Teniendo en cuenta lo que ha caído su acción desde que propuso la compra hace tres años, ha sido una de las peores operaciones de la historia de la compañía.

Los tribunales estadounidenses han dictaminado que existe una relación entre el herbicida Roundup de Monsanto y el cáncer. Hay más de 18.000 casos judiciales pendientes -tres ya han sido juzgados-, y Bayer podría tener que pagar miles de millones de dólares en indemnizaciones. Su acción ha bajado más del 50% desde mediados de 2017 y su capitalización bursátil actual es de 52.000 millones de euros, menos de lo que pagó por Monsanto. En abril, los inversores expresaron claramente su enfado en la junta general de accionistas. La gran caída de la acción plantea las cuestiones de si Bayer cometió un gran error al comprar Monsanto y de si ahora tendría sentido dividir la empresa en dos entidades independientes, la agroquímica y la farmacéutica.

Pero en 2016 había una oleada de fusiones y adquisiciones en el sector agrícola y Bayer no quería quedarse al margen. Su opinión era que la combinación de la fortaleza de Monsanto en semillas y la experiencia de Bayer en herbicidas constituía una oportunidad de crecimiento. Las tierras aptas para cultivos son limitadas, por lo que la productividad agrícola tendría que aumentar un 60% en 2050 para poder alimentar a la población mundial, que se prevé que se incremente en 2.000 millones de habitantes en los próximos 30 años.

Pinche sobre el gráfico para ampliarlo.

Teniendo en cuenta los precios pagados por otras adquisiciones, Bayer podría haber vendido su división agrícola a Monsanto por 40.000 millones de euros a principios de 2016, haber conseguido un beneficio y haber evitado el problema del Roundup. Si lo hubiera hecho así, Lex calcula que su acción habría tenido una rentabilidad total del 17% hasta ahora, según una estimación conservadora y del 50% según la más optimista. Pero debido a la compra de Monsanto, la rentabilidad ha sido negativa, del -40%, mientras que la del sector farmacéutico ha sido superior al 10%.

Sin embargo, en ese momento Bayer ni se planteaba vender su división agrícola, porque creía que podía aplicar sus conocimientos en el campo de la sanidad a la agricultura. Ésa fue la explicación oficial. Pero otros opinan que la compra de Monsanto fue una acción defensiva. La venta de la división agrícola habría provocado que el negocio de salud fuera vulnerable y objetivo de adquisición.

La operación no se sometió a una votación en una junta de accionistas y fue controvertida desde el principio. Las autoridades tardaron más de lo previsto en dar el visto bueno y los analistas opinaron que el precio de 128 dólares en efectivo por acción que pagó Bayer era demasiado alto (un 44% mayor que el que tenía antes de que Bayer presentara su primera propuesta de compra por escrito en 2016). Además, los inversores habían comprado acciones de Bayer porque era una empresa del campo de la sanidad, mientras que Monsanto era una compañía pionera en los polémicos cultivos modificados genéticamente y estaba relacionada con el Agente Naranja, un herbicida utilizado por el ejército estadounidense en la Guerra de Vietnam.

¿Deberían los directivos de Bayer haber previsto los problemas legales en EEUU? En 2015 la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer de la Organización Mundial de la Salud (COMS) encontró pruebas de que el glifosato, el principio activo del Roundup, era cancerígeno. Pero según un análisis realizado por el bufete Linklaters encargado por Bayer, «las oportunidades derivadas de la adquisición tenían claramente más peso que los posibles riesgos del glifosato».

Los consumidores europeos, especialmente los alemanes, estaban en contra de los cultivos modificados genéticamente. Pero Bayer creía que la opinión pública estaba cambiando. En junio de 2016, más de 100 ganadores del Premio Nobel escribieron una carta a Greenpeace en la que le instaban a no oponerse a los avances biotecnológicos que, según ellos, prevenían enfermedades y eran beneficiosos para el medio ambiente. Pero los pleitos por el Roundup afectaron a la reputación de Monsanto y, como consecuencia, a la de Bayer.

La caída de la acción de Bayer se debe a que los inversores han valorado el coste de los litigios estadounidenses en decenas de miles de millones de dólares. Pero los acuerdos de casos judiciales anteriores sugieren que la cantidad podría ser mucho más baja. En 2007, Merck pagó 4.850 millones de dólares por las demandas de que su analgésico Vioxx causaba ataques al corazón e ictus. Y a principios de este año Bayer y Johnson & Johnson pagaron 775 millones de dólares por las demandas de que su anticoagulante Xarelto causaba hemorragias peligrosas. De hecho, en el caso sobre el Roundup más costoso hasta ahora, finalizado en julio, un juez californiano redujo la indemnización por daños y perjuicios de 2.000 millones a 87 millones de dólares.

«Si Bayer tiene que pagar entre 5.000 millones y 10.000 millones de dólares, la compra de Monsanto aún podría ser rentable. Pero si tiene que pagar mucho más de 10.000 millones, la compra sería perjudicial», señala Markus Manns, gestor de carteras de Union Investment en Fráncfort, empresa que tiene una pequeña participación en Bayer.

El objetivo de Bayer al comprar Monsanto era aplicar sus conocimientos sanitarios a la agricultura.

Pero aunque se solucionen los problemas judiciales del Roundup, seguirá habiendo preocupaciones sobre el glifosato. Los críticos sostienen que su uso es insostenible a nivel medioambiental. Bayer ha declarado que va a invertir 5.000 millones de euros en diez años -un 10% de su presupuesto de investigación- para encontrar alternativas al polémico herbicida. Pero por ahora parece poco probable que las ventas de glifosato bajen. Los otros productos y métodos existentes también son perjudiciales para el medio ambiente. Bayer podría aguantar aunque el Roundup se retirara del mercado, porque solamente representa un 7% de sus ventas. Más difícil sería superar el daño causado a su reputación y la presión para modificar su cartera de negocios.

Una opción podría ser separar la división agroquímica de la sanitaria: tienen pocas sinergias entre sí, y además de este modo el negocio sanitario se desharía de los riesgos legales y para su reputación derivados de Monsanto, lo que podría cambiar la opinión de los inversores sobre Bayer y hacer subir la acción.

El Per (Precio acción/beneficio) de Bayer está en mínimos de ocho años, por lo que podría ser una buena oportunidad de compra. El valor actual de la empresa es bastante menor que la suma del valor intrínseco de sus negocios individuales. Teniendo en cuenta esto, City estima que la acción de Bayer debería cotizar en unos 100 euros, frente a los 56 euros actuales.

Gran parte de la diferencia se debe a los costes legales previstos por los juicios en EEUU. Otra causa es que es ineficiente combinar negocios distintos. Si se segregara Monsanto, la acción también podría subir porque la reputación de Monsanto ha impedido que fondos de inversión sostenibles compren acciones de Bayer.

División de negocios

El inversor activista Elliott Management, un hedge fund que tiene una participación del 2% en Bayer, está a favor de la separación de las divisiones. En junio declaró que «el precio actual de la acción de Bayer no refleja el importante valor subyacente de sus negocios básicos». La separación también podría dar lugar a un cambio de liderazgo. «El presidente Werner Wenning nunca ha querido que Bayer opere solamente en el campo de la sanidad», señala Micheal Leuchten, analista de UBS.

Por otra parte, las dificultades legales de Bayer en EEUU han desviado la atención de los problemas de su división farmacéutica. Dos de sus medicamentos más vendidos, Xarelto y Eylea, perderán la patente en varios mercados en 2023 y 2025, lo que probablemente reducirá mucho sus ingresos y sus beneficios.

Bayer sostiene que para compensar esto tiene productos importantes en desarrollo y podría realizar pequeñas adquisiciones. Pero su capacidad para llevar a cabo una gran compra es limitada, ya que el bajo precio de su acción le dificultaría llevar a cabo una ampliación de capital. También está muy endeudada después de la compra de Monsanto. El año pasado su deuda neta era cinco veces superior a su Ebitda.

El riesgo es que si se separara la división sanitaria, otra empresa más grande la podría comprar. Bayer se opone a esto y su prioridad actual es completar la integración de Monsanto. Su justificación estratégica de la compra -la necesidad de alimentar a una población mundial en expansión- permanece intacta, pero el problema ha sido el Roundup. Como consecuencia, la compra ha puesto en peligro que Bayer siga siendo una parte integral del sector industrial alemán.

.expansion.com

Share

El BCE quiere que la política fiscal de la zona euro apoye sus medidas anticrisis

«Preocupación» e «incomodidad». Así es como definen diferentes analistas el estado de los miembros del consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ante la respuesta que deben dar a la posibilidad de una nueva crisis económica mundial, con especial incidencia en una zona euro dependiente de las exportaciones y donde la locomotora alemana está a un paso de entrar en recesión. Por eso en su última reunión, celebrada el 25 de julio y cuyas actas se publicaron este jueves, subrayaron «la necesidad de una orientación muy acomodaticia de la política monetaria durante un período de tiempo prolongado».

Y es que a unos «riesgos para el entorno externo» que «siguen siendo negativos», se unen unas tasas de inflación «persistentemente por debajo de los niveles en consonancia con su objetivo», próximo al 2% aunque inferior. El análisis que dibujó Philip Lane, economista jefe del BCE, no fue halagüeño, aunque los consejeros insistieron en que el comunicado del supervisor debía establecer «un cuidadoso equilibrio» entre dar señales «indebidamente negativas» sobre la economía y, por otro lado, «contrarrestar eficazmente la preocupación de algunos observadores» de que no tienen los elementos «necesarios» para subir precios.

De ahí que cuando el presidente del BCE, Mario Draghi, compareciera después ante la prensa, subrayara que «se actuará con determinación si la inflación es inferior o más alta del objetivo». Pero como ni el aumento de los salarios ni las «crecientes» presiones de los costes han elevado las perspectivas del índice de precios de consumo –las proyecciones señalan el 1,4% para este año y el 1,5% para 2020–, el consejo de gobierno abrió la puerta a un cambio «futuro» en esa meta inflacionista. No obstante, se destacó también que llegado el caso «no debía emplearse como una medida de política aislada», sino que debía «vincularse a una revisión más amplia de la estrategia de política monetaria» del Banco Central precisamente para «garantizar su coherencia».

Y es que la mayoría de los consejeros coincidió, al hablar de qué medidas podía tomar el BCE –no solo ante la inflación sino también frente a una posible crisis que se ve más cercana, con riesgo de «contagio» de la «debilidad» de la industria a los servicios y la construcción–, en que «las diversas opciones deben considerarse como un conjunto», esto es, combinar los instrumentos que se elijan con «importantes complementariedades y sinergias» pues la experiencia ha demostrado que concertar recortes de tipos y compras de activos es «más eficaz que una serie de medidas selectivas». Asimismo, pidieron que a la hora de diseñar esas actuaciones se valore su «eficacia relativa» ante «futuros imprevistos».

«Relajación» en los tipos

Por esa razón, y como el BCE encargó tras la reunión «a los comités pertinentes del Eurosistema» que examinaran las posibles opciones, se desprende que ese «sesgo de relajación» a introducir en los tipos de interés oficiales puede no empezar a adoptarse en su próxima reunión, el 12 de septiembre, y demorarse al menos hasta la cita del 24 de octubre. No obstante, si deja claro que el precio del dinero se mantendrá «en sus niveles actuales o inferiores», al menos durante el primer semestre de 2020 y, «en cualquier caso, el tiempo que fuese necesario».

Otra de las medidas «paliativas» que se apuntó fue establecer un sistema «escalonado» para remunerar las reservas de los bancos en el supervisor; en este caso, fijar tasas distintas en lo que ahora les cobra por mantener ese dinero inactivo. No se abundó más, sin embargo, como tampoco en las opciones sobre el volumen y la composición de las nuevas adquisiciones de activos netos.

Sí han hecho sus cálculos varias casas de análisis de lo que supondría reactivar su programa de compras de deuda (QE2 en inglés), que durante la crisis supuso la adquisición de más de 2,5 billones de euros en bonos públicos y corporativos. Estiman un ritmo de 30.000 millones al mes, pero como solo daría para seis meses creen que el supervisor podría eliminar algunas restricciones y ampliar su alcance para mantener los estímulos, al menos, un año.

Reformas estructurales

Pero en el BCE tienen claro que su nueva política de «estímulos monetarios» sería «más eficaz si otros ámbitos contribuyeran a aumentar el potencial de crecimiento a largo plazo». En concreto, quiere que los países del euro que dispongan de «espacio fiscal» lo usen para «mantener la demanda» interna –motor de muchas economías de la zona, España incluida–, y que aquellos con niveles de deuda aún elevados «sigan reconstruyendo las reservas fiscales».

Alemania, de hecho, se está planteando abrir el grifo de su gasto público -aunque con limitaciones-, mientras que los Estados del sur de Europa, por sus pasivos abultados, no estarían en disposición de hacerlo. Y ello sin olvidar la «necesidad» de «acelerar» las reformas estructurales, en lo que vienen insistiendo hace tiempo la Comisión Europea (CE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

diariovasco.com

Share

¿Chernóbil 2.0? Por qué Rusia se empeña en repetir la ‘ley del silencio’ de 1986

El 26 de abril de 1986, el accidente de Chernóbil no solo supuso una catástrofe medioambiental mayúscula que elevó la amenaza nuclear a niveles sin precedentes, sino que también evidenció una sucesión de errores comunicativos en cadena que terminaron por agravar las consecuencias del incidente. Mijaíl Gorbachov, por entonces secretario general del Partido Comunista, fue el encargado de leer un comunicado reconociendo la gravedad de los hechos. Habían pasado 18 días desde la explosión del reactor 4 de la central nuclear Vladímir Ilich Lenin, ubicada en el norte de Ucrania. Y, a pesar de que desde las 24 horas siguientes se habían detectado altos niveles de radiación hasta en Suecia (a 1.100 kilómetros del accidente), el mundo no se enteró oficialmente hasta el 14 de mayo.

El problema es que, para entonces, la radiación ya se había expandido por buena parte de Europa y había afectado directamente con altas dosis a unas 600.000 personas, por lo que nadie podía hacer nada para contener los devastadores efectos de la explosión nuclear, que se estima que fue una 500 veces peor en términos de radioactividad que la bomba de Hiroshima. Por eso, sorprende que Rusia haya optado por establecer una ‘ley del silencio’ similar a la de 1986 con el incidente registrado el pasado 8 de agosto en Severodvinsk, donde la explosión de un misil nuclear provocó la muerte de al menos cinco personas.

Lanzamiento misil EEUU. / Departamento de Estado de EEUU

Mira tambiénEEUU efectúa una prueba con un misil de crucero tras retirarse del acuerdo de paz

Esta semana, la Cancillería rusa aseguraba que no tiene la obligación de compartir los datos de las estaciones de medición de radiación emplazadas en su territorio, a pesar de las denuncias de que varios sensores ubicados cerca del lugar de una explosión en un polígono militar en el norte de Rusia dejaran de funcionar. En concreto, cuatro estaciones dejaron de transmitir datos durante los dos días posteriores al accidente. De hecho, las autoridades locales de Severodvinsk confirmaban poco después un fuerte aumento temporal en los niveles de radiación de la zona.

«Hay que tener en cuenta que la transmisión de datos desde las estaciones ubicadas en el segmento nacional del sistema de monitoreo internacional (de radiación) es algo totalmente voluntario para cualquier país», explicaba esta semana el viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Riabkov, a la agencia rusa ‘Interfax’. Se trataba de una respuesta oficial a las declaraciones de representantes de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas, que informaron del cese de la recepción de datos desde varias estaciones de medición de radiación en su territorio.

¿Cinco muertos en una explosión sin consecuencias?

La explosión ocurrida el pasado 8 de agosto en la inmediaciones de Severodvinsk levantó inmediatamente las alarmas por el aumento de la radiación en la región. El accidente, en el que murieron cinco ingenieros de la agencia atómica rusa Rosatom, tuvo lugar en un polígono de la Marina rusa ubicado en las afueras del poblado de Niónoksa, a unos 30 kilómetros de Severodvinsk. El Ministerio de Defensa de Rusia informaba a su vez de la muerte de dos personas durante unas pruebas que se efectuaban en esa instalación, sin dar detalles del accidente, por lo que el número de los fallecimientos no está claro.

Según la primera versión de las autoridades rusas, el repunte de la radiación en la zona que provocó la explosión en el polígono militar fue temporal y no representa riesgo para la población. «Los órganos competentes ya han dado explicaciones exhaustivas de lo que sucedió y cuáles fueron las consecuencias de este incidente», explicaba este martes el viceministro ruso, quien insistía en que la explosión cerca de Severodvinsk no representa «ningún riesgo» para la población o el medio ambiente.

Un hombre es detenido durante una manifestación para liberar al periodista Ivan Golunov

Mira tambiénRusia investigará injerencias extranjeras tras la oleada de protestas contra Putin

Sin embargo, solo 24 horas después de las declaraciones del ministro, Vladimir Putin admitía que la explosión se produjo durante la prueba de «nuevos armamentos» destinados a «garantizar la seguridad nacional», según la agencia de noticias oficial ‘Sputnik’, aunque no quiso dar más detalles del supuesto ensayo de un misil de propulsión nuclear. Como Gorbachov en 1986, Putin ha tardado una eternidad (13 días) en reconocer por primera vez que el accidente se produjo manipulando armamento que podría ser nuclear, lo que podría implicar que se hayan liberado altos niveles de radiación en la zona.

Aunque los pormenores del accidente y el tipo del arma ensayado siguen manteniéndose en secreto, algunos medios rusos han sugerido que se trata del misil de crucero Burevéstnik (Albatros), dotado de propulsión nuclear. Putin presentó el misil, al igual que otras armas del nuevo arsenal estratégico del país, durante su discurso sobre el estado de la nación en marzo de 2018. Y el hecho de queRosatom asegurase la semana pasada que el accidente no afectará sus planes para seguir desarrollando armas nuevas, parece sugerir que podría existir una cierta connivencia con Moscú para mantener la ‘ley del silencio’ sobre el accidente.

.lainformacion.com

Share

Custodios de un supermercado en Buenos Aires provocan la muerte de un anciano que robó para comer

El pasado viernes, dos custodios de un supermercado en Buenos Aires le provocaron la muerte a un anciano que había sustraído sin pagar algunos productos para comer. 

Los agentes de seguridad del supermercado Coto, ubicado en el barrio de San Telmo, interceptaron al señor Vicente Ferrer, de 70 años, cuando iba a una cuadra del establecimiento y le propinaron una golpiza que le provocó un infarto. Dos ambulancias llegaron para intentar reanimar al anciano, pero ya había fallecido. 

Ferrer había pasado varios días sin comer, por lo que fue al supermercado de la capital y robó una botella de aceite, queso y chocolate, reportan medios locales

NICO RΛMOS@NICORAMOSPHOTO

Un hombre mayor robo una mermelada, un chocolate y algo más de Coto en #SanTelmo. Fue interceptado por la seguridad del mercado y después de una dura golpiza el hombre sufrió un infarto. Un transeúnte intento reanimarlo hasta que llegó el same. @mauroszeta @C5N @diegobranca

Ver imagen en Twitter

2.85423:33 – 16 ago. 2019Información y privacidad de Twitter Ads2.546 personas están hablando de esto

Según testimonios recogidos por Página 12, a Ferrer lo golpearon brutalmente cuando ya estaba tirado y no ofrecía resistencia alguna. Los dos custodios fueron arrestados, acusados por el delito de homicidio.

La única hija de Vicente Ferrer se trasladó desde Alemania al enterarse del asesinato. El portal Nueva Ciudad reportó que el martes le fueron entregados los restos de su padre. 

Conmoción

El caso de Ferrer causó mucha conmoción en la capital argentina. Este miércoles, vecinos anunciaron una protesta para el día jueves a las 20:00 horas (tiempo local), en repudio por el asesinato del anciano. 

«Convocamos a todos los vecinos y vecinas a exigir justicia por el crimen de Vicente y denunciar el abuso de autoridad«, se lee en la convocatoria a la protesta, que tendrá lugar en la entrada del supermercado Coto. 

actualidad.rt.com

Share

El Gobierno albanés derriba el restaurante del hostelero que intentó agredir a la familia de un empresario español

El Gobierno albanés ha derribado este miércoles el restaurante albanés Panorama cuyo propietario intentó agredir al empresario español Eugenio Galdón y a su familia cuando abandonaron el local, hartos de esperar, antes de que les sirvieran la comida que habían encargado, según informa Europa Press.

El incidente tuvo un gran eco en Albania, dado que los turistas españoles grabaron un vídeo desde el interior de su vehículo que mostraba al hostelero del local situado en Porto Palermo, en las inmediaciones de la localidad costera de Himare, rompiendo la luna delantera del coche mientras les gritaba encaramado al capó del vehículo mientras éste estaba en marcha. Hasta el primer ministro albanés, Edi Rama, se disculpó públicamente por el comportamiento del hostelero, que calificó de vergonzante para los albaneses, mientras que su ministro de Turismo, Blendi Klosi, visitó a los españoles para interesarse por su estado tras el incidente.

Un día después, el propietario del restaurante, Mihal Kokedhima, fue detenido. Según informa este miércoles el diario digital albanés Shqiptarja.com, Kokedhima es primo del empresario de éxito Koco Kokedhima, exparlamentario del Partido Socialista y fundador del partido político Solución.

A primera hora de la mañana de este miércoles, la televisión Report TV informaba en directo de la demolición del restaurante Panorama por parte de una excavadora de la Inspección de Protección del Territorio Nacional. Los trabajos se han prolongado durante dos horas.

En un comunicado, este organismo albanés justifica la demolición del local de 2.000 metros cuadrados por el «escándalo» protagonizado por su propietario con varios turistas españoles, unido al hecho de que el edificio, «construido en una de las zonas costeras más bellas», no contaba con los permisos correspondientes para la actividad que desarrollaba, que incluía también el uso del local como hotel. El organismo añade que proseguirá su actividad de demolición de construcciones ilegales a lo largo de toda la costa.

Tras ser asistidos por la Embajada de España en Albania después del incidente, Galdón y su familia habían abandonado el país el lunes pasado para proseguir sus vacaciones.

.infolibre.es

Share