OIT: 26 millones de empleos se han perdido en Latinoamérica por la pandemia

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) cifró en 26 millones los empleos perdidos en América Latina y el Caribe como consecuencia de la pandemia de covid-19, según un nuevo informe del organismo, que recoge que 2021 arrancó con un panorama laboral “complejo” y “agravado” por las nuevas olas de contagios y los lentos procesos de vacunación que hacen más inciertas las perspectivas de recuperación en materia laboral.

“La búsqueda de una mejor normalidad va a requerir de acciones ambiciosas para recuperarnos de los retrocesos en el mundo del trabajo“, advirtió el director de la OIT para América Latina y el Caribe, Vinícius Pinheiro, quien apuesta por generar oportunidades de trabajo decente y lograr consensos para que 2021 “sea el año de la vacunación y de la recuperación económica con generación de más y mejores puestos de trabajo”.

Para alcanzar estos objetivos, el director regional cree que será clave abordar las condiciones laborales preexistentes en la región, las cuales explican buena parte de la magnitud del impacto de la contingencia sanitaria en el empleo latinoamericano. “Muchos de los desafíos que teníamos antes de la pandemia continúan vigentes, aunque ahora son más urgentes“, apostilló.

Entre otros factores característicos de la región, el representante de la OIT apunta la alta informalidad, los reducidos espacios fiscales, la persistente desigualdad, la baja productividad y la escasa cobertura de protección social, todo ello sumado a problemas como el trabajo infantil y forzoso.

Los impactos en el trabajo más graves en el segundo trimestre de 2020, cuando los indicadores de ocupación y participación se desplomaron, y luego se recuperaron parcialmente.

Aún así, al concluir 2020 la tasa de ocupación promedio de la región se había reducido de 57,4% a 51,7%, una caída que equivale a la pérdida de alrededor de 26 millones de empleos, de los cuales un 80%, más de 20 millones de personas, salieron de la fuerza laboral latinoamericana.

Share Button

Felipe de Edimburgo, el hombre que caminó durante 70 años detrás de Isabel II

El príncipe Felipe, Duque de Edimburgo, ha muerto a la edad de 99 años, según ha informado este viernes el palacio de Buckingham. El marido de la reina Isabel II pasará a la historia como el hombre que caminaba varios pasos detrás de su esposa. Fotografiado en miles de ceremonias, con un impecable uniforme naval o un traje de Saville Row, nunca dejaba la habitación antes que la soberana lo hiciera. De profesión consorte, figurar en segundo plano durante el más largo reinado en la historia de Inglaterra ha sido su papel en la vida. Una misión marginal, para quien no fue ni padre amantísimo, ni marido fiel, ni tampoco el hombre de acción que presumía en su muy lejana juventud.ADVERTISING

“No puedo aguantar mucho más”, declaró en tono irónico, cuando en mayo del 2017 anunció la jubilación y el fin de las tareas oficiales. Había participado, según el balance que se publicó entonces, en 22.000 compromisos públicos y había pronunciado más de 5.000 discursos. Era el resumen de siete décadas de ‘servicios’ a la Corona, por el que su esposa se decía reconocida. Considerado durante largo tiempo como un intruso extranjero por el ‘establishmen’t, los británicos le toleraron, aunque no apreciaron las salidas de tono, su talante malencarado y arrogante. Con los años se había convertido en una figura de otra época, un fantasma del pasado.

Thank you for watching

Sin raíces, ni familia

El príncipe Felipe de Grecia y Dinamarca había nacido en la isla de Corfú. El único varón y el más joven de los cinco hijos de la princesa Alicia y el príncipe Andrés, de origen germano-danés. Eran ‘royals’ de segunda fila, sin fortuna alguna. Su infancia fue caótica, sin raíces, ni hogar.  Poco después de su nacimiento, tras un golpe anti monárquico, la familia debió refugiarse en París, donde vivió con la ayuda de unos ricos allegados.

La madre acabó en una institución psiquiátrica, cuando el niño tenía ocho años. Su educación fue una sucesión de internados, en Francia, Inglaterra y Alemania y en la escuela de Gordonstoun, en Escocia. Era malo en los estudios, bueno en los deportes y pronto comenzó a despuntar el adolescente macho alfa, ocioso, juerguista y amante de las bellezas femeninas, que definiría en buena medida su estilo como adulto.  La carencia de relaciones afectivas o de figura paterna marcaría la distancia que tendría con sus propios hijos.

Conexiones con Alemania

En 1939, al estallar la Segunda Guerra Mundial, Felipe se alistó como cadete en la Marina Real Británica. Tenía 18 años y había vuelto a coincidir con la princesa Isabel, de apenas trece, embelesada, como han contado las crónicas, con aquel primo lejano, alto, rubio, de ojos azules, atlético y extrovertido. El joven se las daba de hombre de mundo, con un toque irreverente, que lo hacía irresistible para una chica educada sin contacto alguno con el otro sexo.

La reina Isabel II y el duque de Edimburgo pasean entre las miles de «Poppies», amapolas rojas de cerámica, plantadas en el foso de la Torre de Londres en octubre de 2014./ANDY RAIN / EFE

Los padres de la futura reina no estaban contentos. Preferían de lejos a alguno de los jóvenes aristócratas terratenientes ingleses, con abolengo, cotos de caza y fortuna. De todo eso carecía Felipe, al que su padre, jugador y mujeriego, dejó por toda herencia una brocha de afeitar de marfil, unos gemelos y un anillo, cuando un ataque al corazón se lo llevó con 62 años en el hotel de Montecarlo donde vivía con su amante.

Cuando se declaró a Isabel, el pretendiente tenía en el banco 6 libras y hubo de pedirle a su madre diamantes de una tiara para poder confeccionar el anillo de compromiso. Quien iba a casarse con la jefa de la iglesia anglicana en Inglaterra era un descreído. Nacido en el seno de la iglesia griega ortodoxa, involucrado durante la adolescencia con el protestantismo alemán y finalmente convertido al anglicanismo para poder contraer matrimonio.

Felipe tenía además grandes conexiones con Alemania, lo que en plena postguerra no era una buena tarjeta de visita. Sus hermanas se habían casado con figuras del nazismo, algo que horrorizó al entonces primer ministro, Winston Churchill. Ninguna de ellas sería invitada a la boda real celebrada en 1947.  

El gran valedor del futuro esposo fue su tío materno, Dickie Mountbatten, quien ayudó a dar algunos retoques cosméticos al pedigrí del novio. El “marido refugiado”, como en la Corte le apodaban despectivamente, tuvo que cambiar sus apellidos paternos, demasiado germánicos, (Schleswig Holstein), por la adaptación inglesa del materno, que de Battenberg pasó a ser Mountbatten. El prometido, orgulloso hasta entonces de su independencia, debió pedir la ciudadanía británica y renunciar a sus títulos reales griegos y daneses. A cambio le fueron concedidos los de Su Alteza Real (H.R.H), Duque de Edimburgo, Conde de Merioneth y Barón de Greenwich.

El ascenso al trono de Isabel II, cuando sólo contaba 25 años, obligó al príncipe a dejar el trabajo en la Marina, ambiente masculino, de aventuras en cada puerto, en el que se sentía muy a gusto. Vivió como una humillación el que sus hijos, por recomendación de Churchill, adoptaran el apellido Windsor. “No soy nada más que una maldita ameba . El único hombre en Inglaterra al que no se le permite darles apellidos a sus hijos”, comentaría resentido.

Aburrimiento y currículo extramarital

Patrón y presidente de 800 organizaciones, el duque no escondió el tedio que le provocaba tanta recepción, las horas de conversaciones educadas y vacías, tanta sonrisa y protocolo. “Creo que se aburre con todo el asunto real”, diría uno de los secretarios de la reina. “Todo eso de las recepciones, el dar la mano, no era algo que le fuera en absoluto”.  Su vida encorsetada en los actos oficiales la amenizaba con una existencia lujosa y privilegiada alternando partidos de polo, competiciones de vela, cacerías y un currículo extramarital, de cuyos rumores se hacía eco sobre todo la prensa extranjera.

Una ‘royal collection’ de affaires de los que nunca hubo fotos o pruebas inculpatorias. Escándalos con sordina, mientras en voz baja se hablaba de crisis matrimonial, del hartazgo de la reina con el mal humor de su marido, los desplantes, las bromas misóginas y racistas en público y en privado. “No me interesa lo que vayan a poner en mi tumba”, dijo en una ocasión.

elperiodico

Share Button

Bruselas rechaza la vacuna Sputnik pese al clamor de varios países de la UE

ncluso después de la limitación de las vacunas de Astrazeneca por su “rara” relación con casos de trombosis, la Unión Europea derrocha un optimismo en su campaña de inmunización que le permite desoír el clamor de los países respecto a la vacuna rusa Sputnik V.  

Thierry Breton, comisario europeo de Mercado Interior, está convencido de que la reducción del uso del fármaco de la farmacéutica británica no impedirá que los Veintisiete alcancen el objetivo de inmunización del 70% de la población para el final del verano. Confía en PfizerModernaJohnson & Johnson y, de momento, no se plantea incluir el antídoto ruso.  

Leer más: España vacunará con AstraZeneca a las personas de 60 a 69 años

El motivo es muy simple: no se fía de la capacidad de producción de Rusia. Hasta la UE ha producido cerca de 190 millones de dosis, mientras que Rusia tan solo 20 millones de la Sputnik. 

“Hemos asegurado un mínimo de 360 millones de dosis de vacunas, aunque será probablemente más, en el segundo trimestre, hasta mediados de junio, y un mínimo de 420 para mediados de julio”, explicó Breton en un encuentro virtual este jueves con varios medios europeos, entre ellos El País.  

Los problemas con Astrazeneca no lastrarán la vacunación 

En su opinión, los ciudadanos de los Estados miembros deberían estar orgullosos. Breton reconoció que, pese a haber subestimado la importancia de la industria durante los primeros meses de campaña de vacunación, finalmente la UE ha sido capaz de aumentar la producción con rapidez. “Según nuestros cálculos, incluso si restamos 70 millones de dosis, todavía podremos alcanzar ese objetivo”, ha señalado en referencia a las restricciones a Astrazeneca. 

“Incluso si restamos 70 millones de dosis, todavía podremos alcanzar ese objetivo”

Además, para lograr marcar realmente una diferencia con respecto a la situación actual, la entrega de vacunas adicionales debería tener lugar en los próximos dos, tres o cuatro meses, algo que Breton no ve factible. Aunque la Agencia Europea del Medicamento (EMA) apruebe el antídoto ruso, “se necesitará tal vez cinco, siete, diez o doce meses antes de empezar a producir. Para nosotros la carrera es ahora”, ha indicado Breton. Y ha concluido: “Tenemos suficientes vacunas de todos modos”. 

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (i), asiste al inicio del proceso de vacunación contra la covid-19 que se pone en marcha en el pabellón 3 del hospital Enfermera Isabel Zendal, este martes en Madrid. EFE/ Fernando Villar

De hecho, espera superar los 130 millones de dosis mensuales en el segundo semestre del año. “Vivimos en una sociedad consumista, en la que creemos que uno puede ir a Amazon y tener todo al día siguiente. No es el caso de las vacunas”, concluyó. 

¿Por qué tanto optimismo? 

El comisario europeo de Mercado Interior basa su optimismo en el contacto permanente que mantiene con las farmacéuticas y las visitas a las plantas de producción.  “Tengo una visibilidad mucho mayor de las 53 fábricas que trabajan en Europa”, apuntó.  

“Estoy mucho más seguro de lo que se entregará en el segundo trimestre, porque para fabricar las vacunas se necesitan entre 70 y 90 días en las líneas. Sabemos muy bien lo que ocurre en cada una de las fábricas de nuestro continente, incluso en términos de existencias”, concluyó. 

economiadigital

Share Button

Bill Gates desvela por qué es el mayor terrateniente de EEUU: la razón está en las semillas

El multimillonario Bill Gates ha explicado, a través de una sesión de preguntas y respuestas en un foro de Reddit, el motivo por el que ha invertido en la compra de tierras agrícolas. Es la primera vez que el cofundador se Microsoft se pronuncia sobre este tema.

Las inversiones de los multimillonarios son de todo tipo, desde el sector inmobiliario, como Amancio Ortega; a el sector espacial, como Jeff Bezos. Habitualmente no sorprenden porque las realizan en sectores tradicionales como hace el dueño de Inditex o emergentes como el fundador de Amazon. Por ello, sorprendió mucho cuando saltó la noticia de que Bill Gates estaba invirtiendo de manera importante en la compra de tierras para la agricultura en EEUU.

Esa información saltó a los medios de comunicación a comienzos de año, cuando el medio estadounidense The Land Report explicó que el empresario y su esposa se habían convertido en los principales propietarios privados de tierras agrícolas estadounidenses por superficie. En concreto, la publicación les atribuía un total de casi 98.000 hectáreas, distribuidas mayoritariamente por Illinois, Iowa, Louisiana, California y alrededor de una docena de otros estados.

Por qué Bill Gates es el principal terrateniente de EEUU

La publicación fue recogida por un gran número de medios de comunicación, pero la pareja no se pronunció sobre si era cierto y, de ser así, por qué estaban haciendo inversiones de este tipo. Sin embargo, el pasado mes de marzo desveló el motivo, cuando el millonario contestó en un foro de Reddit a la pregunta: «¡Hola Bill! ¿Por qué está comprando tanta tierra de cultivo?»

El filántropo contestó que lo está haciendo por recomendaciones de su grupo y que no tenía nada que ver con la lucha contra el cambio climático, encomienda en la que está centrado desde hace tiempo, pero, sobre todo, a raíz de la publicación este año del libro: Cómo evitar un desastre climático: Las soluciones que ya tenemos y los avances que aún necesitamos

Lo que explicó el cofundador de Microsoft es que el sector agrícola es importante, sobre todo para retos del futuro como la deforestación, la necesidad de avanzar en formas alternativas de combustible o solucionar el hambre en África. «Con semillas más productivas podemos evitar la deforestación y ayudar a África a lidiar con las dificultades climáticas que ya enfrentan. No está claro cuán baratos pueden ser los biocombustibles, pero si son baratos pueden resolver las emisiones de la aviación y los camiones», explicó Gates.

eleconomista

Share Button

La libra esterlina se resiente con la crisis de la vacuna de AstraZeneca

A la libra esterlina no le está sentando nada bien la crisis generada en torno a la vacuna desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford, sobre todo después de que la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) haya encontrado una posible relación con los casos inusuales de trombosis que se han producido en el Viejo Continente. La moneda, que había demostrado cierta fortaleza desde principios de año ha visto ahora ensombrecerse sus perspectivas, al menos a corto plazo.https://s.tradingview.com/embed-widget/mini-symbol-overview/lainformacioncom/?locale=es#%7B%22symbol%22%3A%22FX%3AEURGBP%22%2C%22width%22%3A%22100%25%22%2C%22height%22%3A%22220%22%2C%22dateRange%22%3A%2212m%22%2C%22colorTheme%22%3A%22light%22%2C%22trendLineColor%22%3A%22%2337a6ef%22%2C%22underLineColor%22%3A%22%23E3F2FD%22%2C%22isTransparent%22%3Afalse%2C%22autosize%22%3Afalse%2C%22largeChartUrl%22%3A%22https%3A%2F%2Fwww.lainformacion.com%2Ftags%2Feur-gbp%2F%22%2C%22utm_source%22%3A%22www.lainformacion.com%22%2C%22utm_medium%22%3A%22widget_new%22%2C%22utm_campaign%22%3A%22mini-symbol-overview%22%7D

La divisa británica cotiza en mínimos de mes y medio frente al euro y en lo que llevamos de abril retrocede ya más del 2% hasta rozar las 0,87 unidades por cada euro. También se resiente en relación al dólar, de forma que su cambio se mueve este viernes por encima de las 0,73 unidades por cada ‘billete verde’, es decir, se sitúa en su nivel más bajo en dos meses, desde principios de febrero. 

La Unión Europea firmó con la farmacéutica la distribución de hasta 300 millones de viales, que podían ampliarse a los 400 con una partida extra –llegando a comprometer hasta 534 millones de euros por esa primera tanda– y la suspensión de la vacuna en buena parte de los socios comunitarios ha generado serias dudas sobre las derivadas de esta crisis en los objetivos de vacunación que se había impuesto la Comisión Europea (alcanzar a final del verano el objetivo del 70% de la población adulta vacunada).

AstraZeneca sortea la crisis de la vacuna en bolsa con el sector lejos de máximos

Mira tambiénAstraZeneca sortea la crisis de la vacuna en bolsa con el sector lejos de máximos

A lo anterior se suma el anuncio por parte de Reino Unido -siguiendo el ejemplo de muchas naciones europeas y de Canadá- de ofrecer una alternativa a la vacuna AstraZeneca para adultos jóvenes, en concreto, para los menores de 30 años. «Frente al euro, la libra esterlina ha experimentado su caída más pronunciada del año en las últimas dos sesiones de negociación», apuntan desde el bróker Monex Europe. E inciden en que una nueva oleada de debilidad «podrían llegar aún en los próximos días, ya que la divisa pierde el vigor de las últimas semanas con la desaceleración del ritmo de las vacunas».

Hasta ahora, las decisiones del Gobierno de Boris Johnson habían dado una de cal y una de arena a la divisa. Downing Street confirmó que el sector de servicios reabrirá parcialmente el próximo lunes, 12 de abril, lo que definitivamente había contribuido al optimismo de la divisa tras varios meses de confinamiento parcial. Sin embargo, éste se había visto parcialmente atenuado por su postura mucho más rígida en relación a los viajes internacionales y a la potencial implementación de pasaportes de vacunas nacionales. 

lainformacion

Share Button

Francia adopta una ley para proteger sus lenguas regionales

El Parlamento francés aprobó este jueves de forma definitiva una ley para proteger sus lenguas regionales, que abre la puerta a la inmersión lingüística y a la subvención a escuelas privadas en idiomas diferentes al francés.

El texto, el primero de este tipo en la República francesa, fue aprobado por 247 votos a favor y 76 en contra en la Asamblea Nacional con una redacción similar a la que había sido adoptada previamente en el Senado en diciembre pasado, por lo que se considera aprobado.

Thank you for watching

El Gobierno no había dado su respaldo a esta proposición de ley impulsada por un grupo minoritario al considerar que podía poner en peligro la enseñanza del francés y su extensión a todo el territorio. Pero los bloques partidistas acabaron divididos por las disensiones de diputados procedentes, sobre todo, de Bretaña, de la región de Occitania y del País Vasco francés, que decidieron arropar el texto impulsado por el diputado Paul Molac.ADVERTISING

Inmersión lingüística

Actualmente, unos 170.000 de los más de 12 millones de escolares franceses reciben clases en una de las cuatro lenguas regionales reconocidas: bretón, occitano, vasco y corso. La nueva ley exige que en los territorios concernidos por lenguas regionales todo alumno pueda recibir una enseñanza en las mismas.

Además, abre la puerta a que los centros propongan la llamada inmersión lingüística, lo que no implica que la lengua principal siga siendo el francés, según defienden los impulsores de la reforma.

Este era el principal punto de controversia, puesto que el Gobierno consideraba que esa enmienda, añadida en la tramitación parlamentaria en el Senado, donde el partido «macronista» no tiene mayoría, suponía una amenaza a la primacía del francés. El Ejecutivo considera, incluso, ese punto contrario a la Constitución del país que establece que «la lengua de la República es el francés».

Molac, por su parte, defiende que ninguna resolución del Consejo Constitucional ha ido en contra de la inmersión lingüística y que la Carta Magna también recoge que «las lenguas regionales pertenecen al patrimonio de Francia».Te puede interesar

El otro punto más polémico se refería a la financiación de las escuelas privadas para la enseñanza de esas lenguas. El texto adoptado establece que los Ayuntamientos deberán subvencionar a las escuelas privadas en aquellos lugares donde no haya ninguna pública que proporcione este tipo de clases.

La ley recoge otras disposiciones relativas a la visibilidad de las lenguas regionales, como la posibilidad de colocar paneles de señalización bilingües o la autorización a incluir en los nombres propios signos diacríticos, muy usados en el bretón. 

elperiodico

Share Button

Turquía se desentiende de la polémica del ‘sofagate’ con la UE

Torpeza, descoordinación, desaire o estricto protocolo. Pocas veces un sofá ha dado para tanto en un encuentro diplomático. Y el de la sala del Complejo Presidencial de Ankara, en el que se reunieron el martes Ursula von der Leyen y Charles Michel con el mandatario turco Recep Tayyip Erdoğan, sigue dando mucho de que hablar. La Comisión Europea juzgó inapropiado que su presidenta no tuviera un sillón junto a los otros dos líderes en ese encuentro que se prolongó durante dos horas y 45 minutos. Protestó con lenguaje envolvente por el hecho de que la alemana fuera relegada al famoso sofá. Lo importante era la trascendencia de los asuntos que estaban en la negociación y no se quería convertir el «incidente» en un «problema público». Pero sí, tenía que haber sido tratada como una igual.

La cuestión es que la imagen machista, bautizada como ‘sofagate‘, se sucedió apenas un par de semanas después de que Erdogan retirase a su país del Convenio de Estambul, un tratado que tiene como objetivo proteger a las mujeres contra la violencia y el maltrato. Y claro, todo suma. El escenario, el contexto político, el interlocutor y la inacción de tu propio colega (en este caso, el belga Michel). Resultado: segunda polémica en apenas tres meses en una visita institucional de la UE al exterior. Aún resuena la ‘encerrona’ a Josep Borrell en Moscú, por la que recibió un aluvión de críticas y que para muchos dejó a Bruselas en posición debilitada.

Por partes. En la cita de Ankara el equipo de Charles Michel y la delegación de la UE en el país fueron los encargados de coordinar el protocolo con los funcionarios del presidente Erdogan. La Comisión Europea no intervino directamente. O eso al menos ha defendido en las últimas horas su portavoz, Eric Mamer. «Todos somos la UE», añadía dando por hecho que la duplicidad era innecesaria. A partir de ahí, intento de desactivación: «Hubo un incidente sí, pero la presidenta decidió seguir, aunque dejó clara su posición. Lo importante es la relación con Turquía».

Perspectiva turca

¿Y que ha dicho su gobierno del percance? Se lava las manos. Argumenta que organizó el evento tal y como se lo pidieron. «La disposición de los asientos se hizo de acuerdo con sus sugerencias», defendía ayer el ministro de Exteriores turco, Mevlüt Çavuşoğlu. «Nuestras unidades de protocolo se unieron y sus solicitudes se llevaron a cabo». «El protocolo aplicado a las reuniones en Turquía es el protocolo internacional y se ha desarrollado en el ámbito de la hospitalidad turca de renombre mundial», añadía. Vamos, que no son novatos en esto.

Así que agita la tesis sobre la descoordinación (e incluso el enfrentamiento) que puede existir entre las dos instituciones europeas y se quita la carga vergonzante del episodio. Turquía no reconoce trato degradante hacia Von der Leyen por el simple hecho de ser mujer. Si acaso, por ser la ‘segunda’ en el orden de representación de la UE tras Charles Michel. Para colmo ni la actitud del presidente del Consejo Europeo aquel martes ni sus tardías explicaciones convencen.

Con su ‘colega’ sin sillón al mismo nivel, el belga no realizó ningún gesto. Y a última hora de la noche del miércoles, después de horas de silencio, hacía pública una reflexión en la que, de entrada, lamentaba que toda la visita clave en el complejo proceso de mejora de las relaciones de la UE con Turquía, se haya visto «eclipsada» por el incidente del sofá.

Un hecho que etiqueta como «angustioso» y que respondía a «la estricta interpretación por parte de los servicios turcos de las reglas del protocolo». En la reflexión, publicada en Facebook la noche del miércoles, se defiende. Pese a que las imágenes dan «la impresión de que yo hubiera sido insensible a esta situación. Nada más lejos de la realidad, ni de mis profundos sentimientos». Pero ni un mínimo gesto de disconformidad. ¿El motivo? «Optamos por no agravar» el percance.

Al convulso debate se ha sumado en las últimas horas el expresidente del Ejecutivo comunitario Jean-Claude Juncker. Y no precisamente alineado con su sucesora. En declaraciones a ‘Politico’, el luxemburgués ha restado importancia a lo sucedido. En las visitas a Turquía durante su mandato, recuerda, que «normalmente tenía una silla al lado de la del presidente del Consejo Europeo, pero a veces sucedía que tenía que sentarme en un sofá». «Desde el punto de vista del protocolo, el presidente del Consejo es el número 1 y el presidente de la Comisión, el 2», puntualizó.

TEMAS

Josep Borrell FontellesUnión Europea (UE)Comisión EuropeaAnkaraTurquiaBruselas

lasprovincias

Share Button

La protesta unionista preocupa ya a Boris Johnson

Belfast vivió en la tarde y noche del miércoles un episodio de violencia que recordó, en pequeña escala, sus peores experiencias. Jóvenes alentados por adultos en Shankill Road quemaron un autobús, le quitaron el freno para que avanzase sin control, atacaron con botellas o piedras a los furgones de la Policía. Un fotógrafo fue golpeado.

Luego, se encaminaron por Lanark Way hacia las puertas metálicas que separan la zona unionista de la nacionalista. La Policía las cerró. Jóvenes y adultos se congregaron al otro lado de la barrera, en Springfield Road. Los dos bandos intercambiaron insultos y pedradas. La Policía utilizó balas de plástico. Los incidentes han dejado al primer ministro, Boris Johnson, «hondamente preocupado».

Los disturbios en el oeste de Belfast llegan después de ataques similares a la Policía en Londonderry, el centro de Belfast, Carrickfergus o Newtownabbey. En Portadown, en el sur de la región, un grupo de lealistas probritánicos desfiló con sus miembros enmascarados el lunes. Se esperan más marchas ilegales en los próximos días. Pero lo sucedido en la noche del miércoles es diferente.

Los organizadores de los disturbios en Shankill Road buscaron el enfrentamiento con sus vecinos, en lo que la jerga político-arquitectónica de Irlanda del Norte se conoce como «interface». Son los puntos de contacto entre vecindarios católicos y protestantes, separados por barreras metálicas, verjas o muros, a los que se denomina «líneas de paz».

Las protestas se explican por la intervención de gánsteres dedicados al comercio de drogas y la extorsión, atrincherados bajo la bandera unionista. Se justifican por los controles fronterizos entre Gran Bretaña e Irlanda del Norte forzados por el ‘brexit’ o por la renuncia de la Fiscalía del Estado a procesar a líderes del Sinn Féin, que participaron en el magno funeral de un exjefe del IRA en plena pandemia.

Las protestas siguen una pauta histórica. En los años setenta, unionistas paralizaron la provincia con huelgas y protestas, cuando el Gobierno británico impulsó un acuerdo para que compartieran con nacionalistas la gobernación de la provincia. En los noventa, se movilizaron para protestar contra la prohibición de desfiles orangistas (protestantes) en una zona católica de Portadown.

Brecha política

Si se repite lo ocurrido el miércoles, la protesta puede convertirse en una contienda sectaria, con peligro de una escalada de violencia. La radical diferencia con el contexto en el que el conflicto terrorista estalló en los años sesenta es que la Asamblea autonómica y el Ejecutivo, una coalición de cinco partidos, han condenado con unanimidad la violencia.

La condena de los disturbios no tapa las brechas profundas. A los dirigentes del Partido Democrático Unionista(DUP), que lidera la ministra principal, Arlene Foster, la colaboración del Servicio de Policía de Irlanda del Norte(PSNI) con el Sinn Féin para organizar el funeral les habría confirmado que actúa de una manera política, prolongando el apaciguamiento del IRA en el proceso de paz.

Pero Foster y otros dirigentes del DUP se reunieron en febrero con el Comité de Comunidades Lealistas, que incluye a grupos ilegales: Fuerza Voluntaria del Ulster (UVF) y su anexo, Comando de la Mano Roja(RHC), y Asociación para la Defensa de Ulster (UDA). Debatieron los efectos del ‘brexit’. El comité anunció en marzo protestas pacíficas hasta la abolición del Protocolo irlandés en el Acuerdo de Retirada que Johnson firmó con la Unión Europea.

El jefe de la Policía regional, Simon Byrne, confirmó recientemente que el Consejo Militar del IRA- también ilegal- sigue «supervisando» la estrategia general del Sinn Féin, que mantiene armas y estructuras regionales, aunque apoya el proceso de paz iniciado con el Acuerdo de Viernes Santo de 1998. Los unionistas consideran intolerable que un partido del Gobierno siga asociado al IRA y justifique su historia.

Mike Nesbitt, del Partido Unionista de Ulster, recordó en el debate de la Asamblea autonómica la otra grave brecha, que los lugares en los que suceden estas protestas se encuentran entre los más pobres del país desde hace décadas.

TEMAS

Boris JohnsonUnión Europea (UE)Unión EuropeaUlsterReino Unido

diariovasco

Share Button

La EMA llega este fin de semana a Moscú para evaluar la vacuna rusa

Acuciada por el clamor general en la Unión Europea por hacerse con la vacuna rusa, la Spútnik V, expertos de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) llegan este fin de semana a Moscú, en donde visitarán el Centro Nacional de Epidemiología y Microbiología Gamaleya de Moscú. En esta institución fue creado el fármaco ruso y allí se llevaron a cabo todas las fases de los ensayos clínicos. La tarea de la EMA consiste en hacer una evaluación que permita lo antes posible homologar la Spútnik V para su uso en la UE.

Y es que a la lentitud con la que se está llevando a cabo en Europa la campaña de vacunación, al llegar las dosis con cuentagotas, se une ahora el parón que ha sufrido la vacuna AztraZeneca en varios países, España incluida. Se da además la circunstancia de que esta situación ha llevado a que estados como Hungría, Eslovaquia, República Checa, Austria y ahora también Alemania vayan por su cuenta. Italia y Grecia también se han mostrado favorables a la vacuna rusa, así como algunas comunidades autónomas españolas.

Así que, en este contexto, la EMA, que hasta ahora ha estado muy reticente con la Spútnik V y se ha tomado la tarea de autorizarla con mucha calma, se encuentra bajo una fuerte presión. Solamente Francia coincide con el regulador europeo en la necesidad de actuar con máxima reserva.

Alemania quiere negociar por su cuenta la posible compra de Sputnik V

Alemania quiere negociar por su cuenta la posible compra de Sputnik V

JUAN CARLOS BARRENA

Pero, ante la posibilidad de que la EMA no apruebe el antídoto ruso hasta junio, el director del Centro Gamaleya, Alexánder Guíntsburg, ha lamentado que para entonces al mercado europeo ya estará invadido por vacunas como Pfizer, Jansen, Moderna y AstraZeneca. «En junio ya no será tan necesaria la Spútnik V», declaró Guíntsburg esta semana. En el Centro Gamaleya predomina la idea de que la EMA está tardando tanto en autorizar su medicamento para no crear competencia a las vacunas europeas.

La publicación científica británica The Lancet calificó la Spútnik V de «segura» y confirmó que su efectividad es del 91,6 por ciento, la declarada por el Centro Gamaleya. Es equiparable, por tanto, a la Pfizer (95% de efectividad) y a la Moderna (94,1%), pero superior a la AstraZeneca (79%) y al resto de las disponibles. El medicamento ruso para inmunizar contra la Covid-19 fue el primero en registrarse en el mundo, en agosto del año pasado. Actualmente, son ya 56 los países en donde ha sido autorizado su uso, entre ellos Argentina, México, Bolivia, Paraguay, Venezuela, Argelia, Egipto, Irán, Marruecos, Montenegro, Hungría y Eslovaquia.

Sin embargo, la rapidez con la que se desarrolló la Spútnik V, habiéndose registrado en Rusia sin haber concluido previamente todas las fases de los ensayos, y la falta de transparencia contribuyeron a generar desconfianza hacia la vacuna. No obstante, Denís Logunov, director adjunto del Centro Gamaleya, aseguró en julio del año pasado que, cuando decidieron acometer la tarea de lograr la inmunización contra la Covid-19, contra el virus SARS-CoV-2, ya tenían adquirida la experiencia de haber preparado una vacuna contra el virus causante del síndrome respiratorios de Oriente Medio (MERS), cuya propagación tuvo lugar durante 2012 y 2013.

diariosur

Share Button

20 años de cárcel a un tuitero saudí por criticar a la corona

Mohamed Bin Salman (MBS) lanza un desafío a Joe Biden y la Justicia de Arabia Saudí condena a 20 años de cárcel a un trabajador humanitario por expresar opiniones críticas con las autoridades y a la corona en Twitter. Abdulrahman al-Sadhan, empleado de la Media Luna Roja de 37 años, fue detenido en Riad por la policía secreta de reino en 2018 y desde entonces permanece en régimen de incomunicación, informó la familia. Como ocurre con los activistas de los derechos humanos, su caso lo llevó un tribunal especializado en antiterrorismo y decidió castigarle «por cargos vinculados con sus opiniones críticas», denunció la organización de derechos humanos Euro-Med Monitor. Según las autoridades, Al-Sadhan lanzaba críticas al sistema desde una cuenta anónima de la red social Twitter.

Tras el relevo en la Casa Blanca y las amenazas de Biden parecía que los saudíes iban a intentar cuidar las formas en materia de derechos humanos, pero esta condena supone todo un pulso al nuevo inquilino de la Casa Blanca, que durante la campaña anunció que estaba dispuesto a convertir a su gran aliado regional en un «paria» si no cesaban las violaciones de derechos humanos. En febrero se puso en libertad condicional a la activista Loujain Hathloul, el rostro más famoso de la lucha por los derechos de las mujeres, y en libertad bajo fianza a dos activistas con nacionalidad estadounidense que están a la espera de juicio. Estas decisiones fueron interpretadas como gestos de buena voluntad, pero la condena a Al-Sadhan confirma que no hay cambios.

Tras su llegada de Biden, Estados Unidos retiró el apoyo a los saudíes en la guerra en Yemen y desclasificó el informe de la CIA que corroboraba que MBS «aprobó la operación en Estambul para capturar o matar a Jamal Khassoggi», el columnista de The Washington Post asesinado y descuartizado en el consulado saudí de Estambul en 2018. Las conclusiones del informe acarrearon una serie de sanciones a 74 ciudadanos saudíes «relacionados en amenazas a disidentes en el extranjero, incluidos los que estuvieron envueltos en el caso Khashoggi y otros», anunció el departamento de Estado. Entre ellos no se encontraba, sin embargo, el joven heredero al trono y por eso «se sienten intocables y tratan de probar al presidente. Le pedimos a Biden que se lo tome en serio y se posicione a favor de los derechos humanos como prometió», declaró al portal Insider la hermana del trabajador humanitario condenado, Areej al-Sadhan, que tiene la nacionalidad estadounidense.

La petición de ayuda de la familia recibió la respuesta del portavoz del departamento de Estado, Ned Price, quien dijo que «seguiremos el caso muy de cerca y queremos decir una vez más a las autoridades saudíes que la libertad de expresión no debe ser nunca debe ser un delito punible». Hasta el momento ni el presidente, ni el secretario de Estado, Antony Blinken, se han pronunciado al respecto.

Loujain Hathloul, que pasó 1.001 días en prisión, es la cara, pero Al-Sadhan o Mohammed Al-Rabiah, defensor de los derechos de las mujeres arrestado también en 2018, son la cruz de un sistema en el que el activismo y las voces críticas son perseguidos y juzgadas como terroristas. En marzo de 2019, 36 países, entre ellos los 28 miembros de la UE en bloque, secundaron en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU una condena sin precedentes contra la deriva autoritaria de Arabia Saudí y alertaron del «uso de la ley antiterrorista y otras normativas de seguridad nacional contra individuos que ejercen pacíficamente sus derechos y libertades».

leonoticias

Share Button