China informa de 5.000 nuevos casos de coronavirus; un crucero desembarca en Camboya

El brote de coronavirus desatado en China no mostró signos de haber llegado a su punto más álgido, con las autoridades sanitarias informando de más de 5.000 nuevos casos el viernes, mientras los pasajeros de un crucero que había sido bloqueado en hasta cinco países debido a los temores sobre el virus pudo finalmente desembarcar en Camboya.

La noticia de la primera muerte por el virus en Japón sacudió los mercados asiáticos, que ya se encontraban en estado de alerta después que las esperanzas acerca de la estabilización de la epidemia se frustraran por un fuerte aumento del número de casos el jueves. [MKTS/GLOB]

En su última actualización, la Comisión Nacional de Salud de China dijo que había registrado 121 nuevas muertes y 5.090 nuevos casos de coronavirus en el continente el 13 de febrero, llevando el total acumulado de infectados a 63.851 personas.

Unas 55.748 personas están actualmente bajo tratamiento, mientras que 1.380 personas han muerto a causa de este virus similar a la gripe que surgió en la capital de la provincia de Hubei, Wuhan, en diciembre.

Las nuevas cifras no indican que el brote se esté acercando a su punto más alto, dijo Adam Kamradt-Scott, experto en enfermedades infecciosas del Centro de Estudios de Seguridad Internacional de la Universidad de Sídney.

«Sobre la base de la tendencia actual de los casos confirmados, esto parece ser un claro indicio de que, si bien las autoridades chinas están haciendo todo lo posible por prevenir la propagación del coronavirus, las medidas bastante drásticas que han aplicado hasta la fecha parecen haber sido demasiado escasas, demasiado tardías», dijo.

La epidemia ha planteado al Partido Comunista gobernante de China uno de los retos más duros de los últimos años, ha frenado a la segunda economía más grande del mundo y provocado una purga de burócratas provinciales.

Japón confirmó el jueves su primera muerte por coronavirus: una mujer de unos 80 años que vivía en la prefectura de Kanagawa, cerca de Tokio. La muerte fue la tercera fuera de la China continental, después de otras dos en Hong Kong y Filipinas.

Japón es uno de los territorios más afectados de los más de dos decenas de países y regiones fuera de la China continental que han experimentado cientos de infectados.

Los legisladores en Japón se comprometieron a intensificar las pruebas y los esfuerzos de contención después de la muerte y la confirmación de nuevos casos, entre ellos el de un médico y un taxista.

La tercera economía más grande del mundo ya se está preparando para una fuerte desaceleración del crecimiento y algunos analistas prevén otra contracción en el trimestre actual, ya que el brote del virus perjudica a las exportaciones, la producción y el consumo debido a la fuerte caída de los turistas extranjeros.

CAMBOYA DA LA BIENVENIDA A LOS PASAJEROS DEL CRUCERO

Un crucero en cuarentena frente a un puerto japonés tiene más de 200 personas confirmadas con la enfermedad. Las autoridades han dicho que permitirán que algunos ancianos desembarquen el viernes. Los pasajeros de otro crucero que pasó dos semanas en el mar después de ser rechazado por cinco países por temores de coronavirus comenzaron a desembarcar en Camboya el viernes. El MS Westerdam, que transportaba 1.455 pasajeros y 802 tripulantes, atracó en la ciudad portuaria camboyana de Sihanoukville el jueves. Había anclado en la costa por la mañana temprano para permitir a los oficiales camboyanos abordar y recoger muestras de los pasajeros con cualquier signo de mala salud o síntomas de gripe.

El primer ministro de Camboya Hun Sen saludó a los pasajeros con apretones de manos y ramos de rosas mientras bajaban del barco y subían a un autobús que les esperaba.

«Mi esposa y yo le dimos unos bombones en muestra de nuestro agradecimiento», dijo Lou Poandel, un turista de Nueva Jersey, a Reuters después de que desembarcara y se reuniera con el líder camboyano.

Las autoridades sanitarias australianas examinaron el viernes a un pasajero a bordo de otro crucero que atracó en el puerto de Sídney por una «enfermedad respiratoria», lo que provocó que los pasajeros se preocuparan por la posibilidad de otro brote de coronavirus a bordo.

El Ministerio de Salud no especificó la naturaleza de la enfermedad respiratoria, ni descartó específicamente el coronavirus.

Por otra parte, Royal Caribbean Cruises Ltd dijo que había cancelado 18 cruceros en el sudeste de Asia y se unió a su rival Carnival Corp en la advertencia de que sus beneficios anuales se verían afectadas por el brote de coronavirus. Las autoridades sanitarias mundiales siguen luchando por encontrar al «paciente cero», una persona que llevó la enfermedad a una reunión de empresa en Singapur desde la cual se propagó a otros cinco países.

IMPACTO ECONÓMICO

El aumento de los casos publicados en China el jueves reflejó la decisión de las autoridades de ese país de reclasificar un atraso de casos sospechosos usando las imágenes del torso de los pacientes, y no necesariamente indica una extensión de la epidemia, dijo un representante de la Organización Mundial de la Salud el jueves.

Los economistas están evaluando el impacto del brote en la segunda economía más grande del mundo y reduciendo sus expectativas de crecimiento para este año.

Después de la prolongación de las festividades con motivo del Año Nuevo Lunar, muchos trabajadores desplazados pueden estar todavía atrapados en sus ciudades de origen y lejos de sus puestos de trabajo. Los analistas de Nomura estimaron que sólo alrededor del 21% había regresado hasta el jueves.

La economía china crecerá a su ritmo más lento desde la crisis financiera mundial en el trimestre actual, según una encuesta de economistas de Reuters que indica que el declive será de corta duración si se contiene el brote.

(Información de Yilei Sun, Vincent Lee y David Stanway en Pekín; Prak Chan Thul en Sihanoukville; Hideyuki Sano en Tokio; Colin Packham y Paulina Duran en Sídney; Uday Sampath en Bangalores; escrito por Lincoln Feast; editado por Stephen Coates; traducido por Andrea Ariet en la redacción de Gdansk)

infobae.com

Share

Banksy mezcla violencia e inocencia en grafiti de San Valentín

El artista callejero británico Banksy dio un regalo de San Valentín a su ciudad natal de Bristol, en el oeste de Inglaterra, con la aparición de un nuevo mural que muestra a una niña pequeña con una resortera y una mancha de flores rojas. Banksy -cuya identidad se desconoce- suele usar Instagram para adjudicarse la propiedad de sus trabajos , y la tarde de este jueves compartió una fotografía del mural. El grafiti muestra a una pequeña niña con una bufanda, hecha con stencil al costado de una casa en la zona de Barton Hill de Bristol, con pintura blanco y negro.

reuter

Share

Cancelan otro congreso que se iba a celebrar la próxima semana en Barcelona

Nuevo golpe al negocio de congresos en Barcelona. La multinacional estadounidense de ciberseguridad Fortinet también ha cancelado el congreso que iba a celebrar la semana que viene en la Ciudad Condal por el coronavirus.

Según ha publicado Expansión, este evento iba a traer a 3.000 delegados de todo el mundo a la capital catalana. Era la primera vez que esta multinacional, que cotiza en el Nasdaq, celebraba una cita de este calibre en Barcelona.

La cita, que arrancaría con talleres el 15 de febrero, se inauguraría oficialmente el 17 de febrero y estaría en la capital catalana hasta el día 20. «Incluirá sesiones magistrales, laboratorios prácticos y sesiones grupales diseñadas para ampliar el conocimiento de seguridad», explicaba It Digital Security.

La multinacional estadounidense ha explicado en su página web que ha tomado esta decisión después de que «los delegados de China y Hong Kong hayan cancelado. Además, los delegados de otros países, como Japón e India, también han tomado la difícil decisión de renunciar a su asistencia». La compañía ha explicado que «nuestra principal preocupación es la salud y la seguridad de nuestros clientes».

La decisión de cancelar el evento se ha comunicado esta misma mañana bajo el argumento de que ha sido una consecuencia de la cancelación del congreso de telefonía móvil.

libremercado

Share

Renault entra en números rojos por primera vez en diez años

El grupo automovilístico francés Renault entró en números rojos en 2019 por primera vez desde 2009, al registrar una pérdida de 141 millones de euros, frente a los 3.302 millones de beneficios que obtuvo en 2018.

Las razones de ese hundimiento fueron el descalabro de la contribución de sus socios chinos, de Daimler, pero sobre todo de Nissan, así como el empeoramiento de su propia actividad automovilística, explicó este viernes Renault al presentar sus resultados anuales.

Nissan únicamente contribuyó con 242 millones de euros a sus resultados el pasado año, tras los 1.509 que le había supuesto en 2018, explicó el grupo francés en un comunicado.

En cuanto a los chinos y Daimler, en conjunto le acarrearon incluso un agujero de 432 millones de euros en comparación con los 31 millones positivos de un año antes.

Pero más allá de lo que hicieron los demás, el resultado de explotación del propio Renault se redujo a 2.105 millones de euros, frente a los 2.987 de 2018, mientras la facturación descendió un 3,3%, hasta 55.537 millones.

En consecuencia, el margen operativo se quedó en el 4,8% del volumen de negocios, 1,5 puntos porcentuales menos.

Y si se excluye la actividad financiera (los préstamos a la compra de vehículos), en la que mejoró ligeramente la rentabilidad, el margen operativo del puro negocio automovilístico (y dejando aparte la filial rusa Avtovaz) se redujo a un exiguo 2,6%, tras un 4,3% en 2018.

Todo eso refleja, en particular, el hundimiento de las ventas de Renault en mercados importantes como Argentina, Turquía y Argelia. Las matriculaciones del grupo del rombo cayeron globalmente un 3,4 %, hasta 3.753.723 vehículos.

Además, el fabricante tuvo que encajar un efecto negativo por la disminución del peso de las matriculaciones de vehículos diésel.

En Argentina y Chile, ante el descalabro comercial sufrido, unido a la depreciación de sus divisas, el grupo francés decidió proceder a una depreciación de activos por 300 millones de euros.

El flujo de caja operativo del negocio automovilístico quedó reducido a 153 millones de euros, frente a los 607 millones del ejercicio precedente.

Previsiones negativas

El consejo de Renault propondrá a la junta el reparto de un dividendo de 1,10 euros por acción, lo que significa menos de la tercera parte de los 3,55 que se distribuyeron a cuenta de 2018.

Y por lo que respecta a las perspectivas, son todavía menos favorables a la vista de las previsiones del mercado automovilístico para el que augura una caída a escala global, con un descenso de al menos el 3% en Europa y también del 3% en Rusia, que no podrá ser compensado con la subida del 5% en Brasil, país clave para la compañía.

Antes incluso de integrar un posible impacto por la epidemia del coronavirus en China, Renault calcula que su facturación en 2020 será del mismo orden que en 2019 y su margen operativo se quedará en una horquilla del 3-4%, con un flujo de caja positivo antes de integrar costes de reestructuración.

libremercado

Share

Los datos económicos con los que Trump saca de quicio a la izquierda

El curso 2020 será muy intenso para la política estadounidense. De momento, la campaña a la reelección de Donald Trump ha empezado el año con buen pie. No en vano, el presidente ha sido absuelto del intento de destitución que lanzaron los demócratas y viene de anotarse las mejores cifras de aprobación popular de todo su mandato, según las encuestas. Pero, ¿qué hay de la economía? ¿Qué mensajes va a lanzar el inquilino de la Casa Blanca para hacer valer su gestión en dicho campo?

Desde que Donald Trump fue elegido Presidente en noviembre de 2016 se han creado en Estados Unidos unos 6,7 millones de nuevos puestos de trabajo. Centrando el análisis en el periodo que va de enero de 2017 a diciembre de 2019, la cifra arroja un total de 4,9 millones. A Trump le gusta más el primer dato, porque refleja el boom de contratación que se produjo tras conocerse su victoria electoral, si bien Barack Obama seguía en la Casa Blanca por aquel entonces.

Es importante señalar, eso sí, que el equipo económico de la Administración Obama tenía previsto que la creación de empleo entre 2017 y 2019 fuese de apenas dos millones, una proyección realizada bajo la hipótesis de que la política económica se mantendría constante. Por lo tanto, la cifra de cerca de 5 millones de nuevos ocupados sería una muestra de la fuerte aceleración del mercado laboral, que habría dejado sus cifras de contratación para dicho periodo en niveles dos veces mayores a lo esperado. Por lo tanto, la clave no es tanto el hecho de que se cree empleo, puesto que el mercado de trabajo sí llevaba ya varios años recuperándose de la crisis, sino que la ocupación aumenta muy por encima de lo esperado, constatando una respuesta favorable a la política económica desplegada por el mandatario republicano.

¿Pleno empleo?

La tasa de paro media registrada durante los tres primeros años de mandato del empresario es la más baja de la historia. El último dato disponible la rebaja al 3,5%, una cifra que deja a Estados Unidos muy cerca del umbral del 3% a partir del cual muchos expertos hablan, de facto, de una situación de pleno empleo.

Este dato es otro de los mensajes clave con los que Trump acudirá a las urnas en noviembre. Y, aunque nada garantiza que la economía no pueda entrar en una fase correctiva durante los próximos meses, lo cierto es que el adelanto de los datos de empleo del pasado mes de enero ha generado un enorme optimismo económico, puesto que se crearon 290.000 nuevos empleos, frente a los 150.000 que esperaban los expertos.

El presidente estadounidense también presume del boom que ha experimentado la llamada economía de la clase trabajadora o economía de cuello azul. Desde 2017 se han abierto 12.000 nuevas fábricas, frente a las 60.000 que cerraron sus puertas durante el mandato de Obama. Por otro lado, el empleo creado en el ámbito industrial rebasa el medio millón de nuevos puestos de trabajo.

A la espera de que se confirmen esos extraordinarios datos que avanzó el boletín de empleo del mes de enero, las cifras definitivas para diciembre ya apuntaban un paro del 6,6% para los afroamericanos, del 4,4% para los hispanos o del 3,3% para los asiáticos. Tres grupos étnicos a los que la izquierda se dirige insistentemente encuentran ahora niveles récord de ocupación bajo el liderazgo de Trump, que de hecho está dedicando parte de su campaña a la reelección a seducir a estos votantes, que históricamente han sido un caladero de votos de los demócratas, especialmente en el caso de la población negra.

Lo mismo está sucediendo con el empleo de otros colectivos a los que Trump quiere conquistar de cara a las próximas elecciones. Los veteranos de guerra, por ejemplo, tienen hoy un desempleo del 3,1%, la cifra más baja de la historia. Las mujeres enfrentan un paro del 3,6%, lo que supone el registro más bajo en setenta años. Además, el 70% del empleo creado en 2019 fue ocupado por mujeres. Los indicadores son similares entre ciudadanos sin estudios, discapacitados, etc.

Otros indicadores

Además, a Trump le gusta decir que estos datos están ayudando a que la gente se valga por sí misma y no dependa de la ayuda del Estado. Para muestra, un botón: si en el gobierno de Obama hubo diez millones de personas que pasaron a recibir «cheques de comida» (food stamps), en el de Trump hay siete millones de ciudadanos que han salida de dicho programa asistencial.

El magnate también ha querido poner en valor el desempeño de la economía bajo su presidencia con indicadores que tradicionalmente emplea la izquierda. Así, ha destacado que «el 50% de menor renta ha aumentado su riqueza un 47%, tres veces más que el 1% de mayores ingresos». También ha afirmado que «los sueldos están aumentando y, entre quienes menos ganan, los salarios son hoy un 16% mayores».

Por último, Trump se ha posicionado como el candidato de las familias y ha estimado en más de 2.000 dólares el aumento de la renta disponible de los hogares con hijos tras la fuerte rebaja de impuestos que se aprobó a finales de 2017.

libremercado

Share

El clamor contra el fallo del tribunal de Estrasburgo sobre las devoluciones en caliente

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha avalado las llamadas devoluciones en caliente en la frontera, en un fallo inapelable, que ha desatado una oleada de críticas en las redes sociales. El tribunal de Estrasburgo ha dado la razón a España en su recurso contra la condena por vulneración de los derechos humanos por la expulsión de dos inmigrantes subsaharianos en la valla de Melilla en 2014.

La sentencia de Estrasburgo supone un aval para las devoluciones en caliente, que en España el Gobierno define como ‘rechazo en la frontera’, según consta en la Ley de Seguridad Ciudadana.

Organizaciones de defensa de los Derechos Humanos como Amnistía Internacional o CEAR insisten en que estas prácticas vulneran el derecho internacional y han lamentado el fallo del tribunal. La investigadora de Amnistía Internacional, Anna Shea, ha tachado de «decepcionante» la sentencia y ha recordado que los dos inmigrantes expulsados tras saltar la valla de Melilla, «fueron llevados de regreso a Marruecos tan pronto como ingresaron a España, sin posibilidad de explicar sus circunstancias, sin posibilidad de solicitar asilo y sin posibilidad de apelar su expulsión».

«Que el tribunal haya decidido hoy que España tenía derecho a hacer esto, porque ingresaron al país de manera irregular, es realmente un duro golpe para los derechos de los refugiados y migrantes. Las personas deben tener acceso a los procedimientos de asilo y apelar cualquier decisión, independientemente de cómo ingresaron al país en el que desean buscar refugio».

El fallo ha desatado también un clamor en las redes sociales en contra de la decisión de Estrasburgo

diariocritico

Share

Así será el nuevo Air Force One: la ‘Casa Blanca’ aérea que costará 800 millones de dólares

Probablemente el avión más famoso del mundo y protagonista mudo de alguna que otra película es el Air Force One. Así se denomina el avión presidencial de Estados Unidos cuando el mandamás del país se encuentra en su interior surcando los cielos de cualquier parte del mundo.

Como ya hemos analizado en OMICRONO, el Air Force One no es el avión más seguro con los que cuenta el presidente de la nacióin más poderosa del mundo. Aunque con su renovación por seguro que modernizan alguno de los sistemas de defensa que lleva instalado.

El avión no se renovaba desde los años 80 cuando Ronald Reagan era el habitante estrella de La Casa Blanca y vio una oportunidad para plantear un relevo generacional. El Air Force One debía ser el estandarte de los yanquis en sus viajes internaciones y ya en 1990, con Bush padre en el despacho oval, fue cuando se estrenaron las primeras unidades. Justo 30 años después de todo aquello, se ha confirmado que veremos en poco tiempo nuevos modelos surcando los cielos.

El nuevo Air Force One

Aunque la noticia haya saltado con Trump en el poder, la elección de un nuevo avión presidencial lleva cociéndose desde el año 2009. Con Barack Obama al frente del ejecutivo se comenzó a plantear la sustitución del vetusto Boeing 747-200B (modelo en el que está basado el actual Air Force One) por algo más moderno tecnológicamente hablando y más alineado con los consumos aeronáuticos actuales.

AIr Force One at Joint Base Andrews in Washington

AIr Force One at Joint Base Andrews in Washington KEVIN LAMARQUE Thomson Reuters

El proceso tuvo lugar durante varios años en los que se estudiaron varias opciones de los fabricantes Boeing y Airbus. El conglomerado europeo se desmarcó pronto del concurso quedando únicamente Boeing con 2 modelos posibles: Boeing 787 y Boeing 747-8.

Teniendo en cuenta la cantidad de personas que viajan en el Air Force One y las instalaciones que allí deben albergar el 747-8 parece la mejor de las opciones. Un avión inmenso que actualmente utilizan algunas aeronlíneas para los vuelos intercontinentales y muy popular entre las cargueras por su gran capacidad. Además, es el sucesor directo del 747-200 con un esquema base muy similar.

Se espera que en 2024 esté operativa la unidad del nuevo Air Force One. El nombre en clave es VC-25B y para 2021 tiene un nada desdeñable presupuesto de 800 millones de dólares que se destinarán al desarrollo del nuevo vehículo volante del presidente. En la hoja de presupuestos (página 38) de defensa de Estados Unidos podemos ver que se están trabajando ya en la fabricación y adaptación del 747-8.

Próximo Air Force One

Próximo Air Force One USAF

La principal razón esgrimida por la ficha del presupuesto para el relevo generacional es la cantidad de veces que el actual avión permanece fuera de servicio por diversos problemas (que no detallan) para cumplir con los estándares de la Administración Federal de Aeronáutica, la famosa FAA. Es el ente público que se dedica a dar los permisos convenientes para que una aeronave pueda volar. Últimamente está muy en boga debido a los desgraciados accidentes del Boeing 737 Max, como responsable de certificar que el modelo es apto para el vuelo.

El equipamiento, como era de esperar, es totalmente secreto. Del Air Force One actual sí se conocen algunas cosas dado que en él suelen viajar periodistas cuando el presidente va fuera del país. Por ejemplo, en lugar de las 2 alturas que tiene un 747 tradicional, el Air Force One cuenta con una tercera emplazada en lo que sería la bodega del avión.

La aeronave, cuando está en vuelo, debe ser totalmente operativa para que el presidente y toda la plana mayor sean capaces de seguir ejerciendo su trabajo. Para ello, el actual Air Force One cuenta con varias salas de reuniones, despachos y un complejo sistema de comunicaciones. Además de una serie de estancias privadas para descanso.

Boeing 747-8 de Lufthansa

Boeing 747-8 de Lufthansa Konstantin von Wedelstaedt

Uno de los grandes cambios estéticos que tendrá el próximo avión será el esquema de pinturas. Hasta ahora, se optaba por colores apagados como el azul celeste combinado con un azul algo más oscuro. La próxima librea, al parecer diseñada por el propio Trump, tendrá colores mucho más fuertes y la combinación de los colores estadounidenses por excelencia: azul y rojo.

Los antiguos Air Force One

La hegemonía mundial estadounidense nació a la vez que la aviación. Justo por eso, el presidente del país ha estado desde hace varias décadas relacionado con los viajes en este método de transporte.

Hasta la creación de un Air Force One como tal (que no deja de ser un identificador de vuelo), la ejecutiva viajaba en diversos aviones pertenecientes al ejército. El primer aparato que tenía todos los ingredientes actuales fue un C-118 Liftmaster que tomó el nombre de Air Force One tras entrar en el mismo espacio aéreo que otra aeronave con el mismo indicativo. Para evitar esta situación y a partir de ese momento, todo avión en el que vuele el presidente de Estados Unidos será denominado Air Force One.

Boeing 707 Air Force One

Boeing 707 Air Force One Afc091271

El avión comenzó a tener más popularidad internacional con la llegada de JFK. El popular presidente utilizaba los Boeing 707 (aviones con motores jet) en sus viajes por todo Estados Unidos y parte del mundo. Incluso fue el aparato que le transportó hasta Dallas el día que fue disparado.

Los Boeing 707 han servido también como Air Force Two, el indicativo que usa una aeronave cuando en ella viaja el vicepresidente de Estados Unidos. Se retiraron del servicio con la incorporación de los Boeing 757 en 1998

elespanol

Share

Johnson toma el control absoluto del Gobierno

Sajid Javid, hasta ayer ministro del Tesoro, segundo puesto en el orden de importancia del Gabinete, renunció a seguir en el Gobierno presidido por Boris Johnson por no aceptar la exigencia de que despidiese a sus asesores para que la oficina del primer ministro se coordinase mejor con la del departamento de Hacienda. Una remodelación ministerial menor adquirió gravedad por esa marcha imprevista.

Los gobiernos británicos entran en crisis cuando hay tensión entre los residentes en el número 10 de Downing Street (ahora Johnson) y del número 11 (hasta ahora Javid). Margaret Thatcher cayó poco después de que su ministro de Hacienda, Nigel Lawson, dimitiera por el enfrentamiento con un asesor de la Dama de Hierro sobre su sigiloso mantenimiento de la estabilidad en la paridad con el marco alemán.

La tensión personal entre Tony Blair y Gordon Brown fracturó la coherencia del Gobierno laborista y finalmente terminó en un golpe incruento de Brown para derribar a Blair. La enemistad entre Theresa May y Philip Hamond era uno de los conflictos estelares en su Gabinete caótico. Hay también ejemplos de armonía, como el de John Major y Kenneth Clarke, o David Cameron y George Osborne.

Ha habido varios momentos tensos entre la oficina del primer ministro y la de Javid. El primero fue el más espectacular. El principal asesor de Johnson, Dominic Cummings, despidió a una asesora de Javid sin consultarlo, por haber filtrado supuestamente una información a la prensa sin su permiso, retirándole la acreditación y pidiendo a un policía que la escoltara más allá de la verja de Downing Street.

Javid no era popular entre funcionarios del Tesoro, pero ganó la batalla para no incluir en el programa electoral de Johnson un aumento del gasto que le parecía peligroso para la estabilidad financiera. Será sustituido por Rushi Sunak. Si Javid hizo su fortuna en la banca de inversión de Deutsche Bank, Sunak se la ganó en Goldman Sachs y otros fondos de inversión. Javid votó por la permanencia en UE y Sunak por la marcha.

Tras ganar las elecciones, el pasado 15 de diciembre, los exégetas de Johnson explicaron que tuvo que formar en julio, cuando sustituyó a May, un Gabinete para unir al partido traumatizado por la parálisis y la división en torno al ‘brexit’. Una vez culminada la marcha, el 31 de enero, habría una purga de ministros para crear el Gobierno eficaz del próximo quinquenio, explicaban portavoces no identificados.

Debutante poderoso

El asesor Cummings es un estudioso de la teoría y la práctica de las grandes organizaciones, y adelantó reformas profundas, como la formación de un pequeño grupo de ministros coordinadores del Gobierno, fusiones de ministerios, cambios en la relación con altos funcionarios,… La idea es enfocar la gobernación hacia la gestión eficiente de proyectos.

Una agenda de trenes y promesas

Una agenda de trenes y promesas

IÑIGO GURRUCHAGA

Johnson habría descartado cambios de tal profundidad en una administración que ya tiene la extraordinaria tarea de negociar en pocos meses el nuevo tratado con la Unión Europea y de preparar a los departamentos y a la sociedad para un cambio que puede ser brusco, el 31 de diciembre, incluso en el caso de que haya acuerdo. El primer ministro se conformó con un proyecto menor: cambiar a ministros díscolos o incompetentes.

El ya exministro para Irlanda del Norte, Julian Smith, logró en enero que los partidos norirlandeses restaurasen las instituciones de la autonomía compartida, suspendida desde hacía tres años. El contexto lo facilitaba pero aún así la breve trayectoria de Smith ha dejado simpatías en Belfast y en Dublín. Su despido, como el de la ministra de Empresa, Energía y Estrategia Industrial, Andrea Leadsom, se debería a disidencias con el primer ministro.

Lo más grave, la marcha del ministro de Hacienda, se produce en los primeros pasos de un Gobierno con un mandato de cinco años. Sunak apoyó a Johnson en las elecciones al liderazgo conservador y el ‘brexit’. Emerge poderoso en el gran teatro de la política, aunque la oposición se mofe de él como «marioneta» del primer ministro. Johnson no puede desprenderse de ministros de Hacienda como si fuesen ministros de Vivienda. Ha nombrado al décimo en diez años.

diariovasco.com

Share

La paz en Afganistán, un poco más cerca

La salida de las tropas estadounidenses de Afganistán, unas de las promesas electorales de Trump, está a punto de materializarse, según dijo ayer el secretario de Defensa estadounidense Mark Esper a los aliados de la OTAN en Bruselas. De prueba, una tregua de una semana para reducir la violencia.

«La paz se merece una oportunidad», dijo lacónico. El acuerdo, del que no dio detalles, aún requiere una consulta con Kabul, por lo que se desconoce de qué forma se reduciría la violencia. Con todo, el enviado especial de EE UU para Afganistán Zalmay Khalizad, que se sienta en la mesa de negociaciones, aseguró que este acuerdo podría sentar las bases para una paz definitiva. «Desde nuestro punto de vista», suscribió el jefe del Pentágono, «siete días son suficientes para determinar las bases de acuerdo».ADVERTISING

La guerra con Afganistán, que se inició a razón de los atentados del 11-S de 2001, hace casi dos décadas, ha costado la vida a más de 2.400 soldados estadounidenses. Todavía quedan en ese país más de 13.000 tropas estadounidenses, que en diciembre se pretendían reducir a 8.600, pero el plan anunciado para «las próximas semanas» todavía no se ha materializado.

Este sería el segundo alto al fuego en 18 años de guerra, después del de tres días que se produjo en junio de 2018 para marcar el fin del Ramadán. El presidente Ashraf Ghani considera que supone «un notable progreso», según contó el secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo.

Este alto el fuego será la prueba que espera ver Donald Trump para acceder a una serie de concesiones que, probablemente, incluyan también la retirada parcial de las tropas. «El presidente ha dejado claro que tiene que ver la reducción de la violencia para que haya conversaciones significativas», aclaró el martes el consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca Robert O’Brien, durante declaraciones al Consejo Atlántico. «Tendremos que esperar y ver lo que pasa en los próximos días y semanas».

La guerra más larga

No sería la primera vez que EE UU anuncia una paz inminente con los talibanes. El años pasado Trump canceló una cita planeada en un lugar solemne como Camp David para firmar el acuerdo a raíz de un ataque que causó la muerte de un soldado estadounidense. Era, también, una excusa para acallar las críticas de quienes consideraban un insulto que se recibiera a los talibanes en Camp David días antes del aniversario de los atentados del 11-S. Con ese golpe sobre la mesa, Trump declaró «muertas» las negociaciones de paz, que sin embargo se reiniciaron dos meses después.

Mientras el presidente intenta acabar con la guerra más larga de EE UU, el Congreso trata de evitar que inicie otra. La Cámara Alta probó ayer una resolución que específicamente le prohíbe emprender acciones militares contra Irán sin previa autorización del Congreso.

Se trata de una de las pocas ocasiones en las que el Senado, de mayoría republicana, ha adoptado una resolución contraria a los deseos del mandatario y, probablemente, la única en que limita sus poderes. Para eso ha hecho falta que ocho senadores republicanos se sumen al bloque de demócratas e independientes, arrojando así un resultado de 55 a 45 que, sin embargo, no es suficiente para evitar que el mandatario utilice su derecho a veto. El presidente ya ha advertido que con ello se enviaría un mensaje de debilidad a Irán, «muy mal mensaje».

El mensaje, en realidad, se lo mandan a él los miembros de su partido, acusados de consentir los desmanes del mandatario. Después de que la semana pasada impidieran que se le inhabilitara del cargo al considerar que el juicio de ‘impeachment’ ya había sido suficiente castigo, Trump ha tomado represalias contra los diplomáticos y altos funcionarios que declararon contra él. La senadora Susan Collins, que votó en contra del juicio político por considerar que el presidente ya había aprendido la lección, votó este jueves para limitar sus poderes de guerra para avisarle de que no tiene un cheque en blanco

eldiariomontanes.es

Share

Siete propuestas de Bernie Sanders, el candidato que pone nerviosa a la élite liberal de EEUU

Las dos primeras paradas de las elecciones primarias del Partido Demócrata, Iowa y New Hampshire, han dado un empujón a Bernie Sanders que hace temblar al establishment político del partido. El senador progresista ha sido el candidato más votado en ambas elecciones y por primera vez se ha situado como el favorito en la media de encuestas nacionales realizada por Real Clear Politics.

Desde su enfrentamiento con Hillary Clinton en las primarias de 2016, Sanders se ha convertido en el gran símbolo del giro a la izquierda del Partido Demócrata y muchas de sus medidas, que antes hubiesen parecido radicales en EEUU pero que ahora ganan adeptos, ponen nerviosa a la élite liberal del país.

Repasamos algunas.

Universidad gratis: adiós a las tasas en centros públicos

Estudiar en una universidad pública de EEUU cuesta de media 10.440 dólares al año –21.000 incluyendo alojamiento–, según los datos de la organización College Board. Sanders ha prometido eliminar esos precios y aprobar una ley que financie estas universidades con 48.000 millones de dólares.

«En el siglo XXI, un sistema de educación pública que vaya de preescolar hasta el instituto ya no es suficiente. Si queremos tener éxito como nación, la universidad pública debe ser gratuita y un derecho para todos, no un privilegio de unos pocos», sostiene Sanders en su programa.

Eliminar una deuda estudiantil superior al PIB de España

Como consecuencia de los precios actuales, 45 millones de personas acumulan hoy en día una deuda total de 1,6 billones de dólares (una cantidad superior al PIB de España). En 2018, los estudiantes graduados acumulaban una deuda de 29.200 dólares cada uno. El senador ha prometido cancelar toda esa deuda, lo que ahorraría, según la campaña de Sanders, unos 3.000 dólares al año a cada estudiante.

«Las mujeres tienen casi dos tercios de toda la deuda estudiantil. Un tercio de los prestatarios latinos no terminan sus carreras, comparado con solo uno de cada cuatro de los prestatarios blancos. Los estudiantes afroamericanos reciben créditos con intereses más altos, se gradúan con más deuda que sus compañeros blancos y, debido a la disparidad de ingresos, tardan más en pagarla», asegura la campaña.

Sanidad gratuita para todos

«Les decimos a las aseguradoras privadas: os guste o no, EEUU se unirá al resto de grandes países del mundo y garantizará sanidad a todo el mundo como un derecho». Sanders quiere acabar con un sistema basado en seguros privados y que sea el Gobierno el que pague la sanidad de todos sus ciudadanos.

En 2018 27,5 millones de personas no tenían seguro médico, pero tenerlo tampoco te salva de la ruina. Alrededor de 530.000 personas se declaran insolventes cada año en EEUU debido a deudas relacionadas con enfermedades –principal causa de quiebras– y uno de cada seis ciudadanos tiene facturas hospitalarias sin pagar. «Increíblemente, gastamos mucho más porcentaje de nuestro PIB con este inadecuado sistema de salud –mucho más por persona que cualquier otro país grande–», sostiene el programa.

Eliminar los 81.000 millones de dólares de deuda médica

Al igual que en el caso de la educación, Sanders promete eliminar de golpe los 81.000 millones de deuda médica repartidos entre 79 millones de estadounidenses, según sostiene el programa. «La mayor parte de esa deuda la tienen personas de 27 años que pierden acceso al seguro de sus padres tras cumplir 26 años», sostiene el programa. «Bajo este plan, el Gobierno federal negociará y pagará las facturas médicas atrasadas», añade.

Bernie Sanders admite que no será el candidato demócrata a la Casa Blanca

Combate a la «extrema riqueza»

El impuesto a la «extrema riqueza» va destinado a los 180.000 hogares con un patrimonio superior a los 32,5 millones de dólares. Sanders quiere gravar con un 1% la riqueza por encima de los 32,5 millones de dólares, lo que supone un impuesto de 5.000 dólares. El porcentaje aumentaría al 2% para el patrimonio comprendido entre 50 y 250 millones; 3% de 250 a 500 millones; y así hasta el 8% a partir de los 10.000 millones. Esto no significa que el 8% se aplica sobre los 10.000 millones, sino solo al patrimonio que supere esa cantidad.

«Bajo este plan, la riqueza de los ‘milmillonarios’ se reducirá a la mitad en 15 años, lo que esencialmente rompería la concentración de riqueza y poder de esta pequeña clase privilegiada», sostiene el programa. El impuesto a la «extrema riqueza» recaudaría, según Sanders, 4,35 billones.

Este no es el único plan para luchar contra la desigualdad. Sanders propone gravar con más impuestos (hasta un 5% adicional) a las empresas con «exorbitantes diferencias salariales entre sus ejecutivos y el trabajador medio». La campaña pone como ejemplo el caso de Walmart, cuyo consejero delegado ganó 23,6 millones de dólares, 1.076 veces más que el trabajador medio (21.952 dólares). Sanders sostiene que este impuesto recaudaría 150.000 millones en 10 años. El senador subirá impuestos a las rentas más altas y promete acabar con los beneficios fiscales del 1% más rico.

Congelar todas las deportaciones

La política migratoria de Sanders es otro de los puntos que más debate ha generado. Entre sus propuestas más notables está la congelación de las deportaciones «hasta que se complete una rigurosa auditoría de las prácticas y políticas actuales».

El senador propone también la disolución de ICE (Servicio de Inmigración y Control de Aduanas) y CBP (Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza) y «redistribuir sus funciones entre las autoridades adecuadas». «La autoridad de deportación, aplicación de las leyes, de fronteras y de investigación volverían al Departamento de Justicia», explica. «Trump ha convertido ICE y CBP en una fuerza de detención y deportación. La inmigración no es una amenaza para la seguridad nacional. Es hora de dividir el Departamento de Seguridad Nacional y reenfocar su misión en mantener el país seguro y responder de manera efectiva a las emergencias», añade.

«Bernie revocará todas las acciones del presidente Trump para demonizar y dañar a los inmigrantes en su primer día de presidencia», afirma la campaña. Frenar el muro fronterizo, acabar con el veto migratorio, recuperar el programa DACA de jóvenes inmigrantes, etc. «La aproximación de Trump a la inmigración exclusivamente como un asunto criminal y de seguridad nacional es inhumano, poco práctico y debe acabar.

«Como presidente, Bernie Sanders tratará los cruces de frontera como un asunto civil y reformar las agencias del Gobierno encargadas de aplicar la ley de inmigración para asegurar que nuestras agencias y oficiales de inmigración sirven una misión humanitaria, no de imposición de la ley».

100% de energía renovable

Como parte de su ‘Green New Deal’, el objetivo de Sanders es alcanzar el 100% de la energía renovable para la electricidad y el transporte en 2030 y completar la descarbonización total del país para 2050. Para ello, Sanders promete regular por ley las emisiones de dióxido de carbono y de otros gases de efecto invernadero.

El senador promete una inversión de 16,3 billones de dólares y la creación de 20 millones de puestos de trabajo nuevos. Los costes, asegura, se pagarán en 15 años gracias a la subida de impuestos a las grandes empresas y a «hacer pagar a la industria petrolera por su contaminación», entre otras cosas.

Esta es una de las propuestas más transformadoras del candidato. «La envergadura del reto que tenemos delante tiene similitudes con la crisis a la que se enfrentó el presidente Frankin Delano Roosevelt en los años 40. EEUU se unió al librar una batalla en dos frentes –este y oeste– y en tres cortos años reestructuró toda su economía para ganar la guerra y derrotar al fascismo», reza el programa.

«Durante décadas, las corporaciones de combustibles fósiles han destrozado a sabiendas nuestro planeta por beneficios a corto plazo. Han invertido miles de millones para financiar el negacionismo climático y han luchado para eludir la responsabilidad por la contaminación y destrucción causada por su avaricia», sostiene el programa. «Bernie cree que esto es una actividad criminal y, cuando sea presidente, forzará a la industria de los combustibles fósiles a rendir cuentas», añade.

Sanders tiene otras muchas propuestas que ponen nerviosa a la élite de EEUU, como por ejemplo prohibir las donaciones de empresas a la convención del Partido Demócrata y limitar las donaciones individuales a 500 dólares; dividir los bancos ‘demasiado grandes como para caer’; eliminar la supresión del voto y la manipulación de los censos y distritos electorales.

eldiario.es

Share