Covid, racismo, elecciones… EEUU lanza otra alerta por el virus ‘Bunny Ébola’

Estados Unidos ya registra casi tres millones de casos y 130.306 muertes por la Covid-19. El territorio gobernado por Donald Trump es el más afectado por la pandemia a nivel sanitario, pero también vive un terremoto social por las protestas contra el racismo tras la muerte de un hombre negro a manos de la Policía. Y, en este clima, los políticos hacen campaña para las elecciones previstas para noviembre. ¿Hay más? Sí, EEUU se enfrenta ahora al hallazgo de un nuevo virus. Los norteamericanos están amenazados por una cepa que provoca estragos en la amplia población de conejos del país. Miles de estos animales están muriendo por un extraño brote de la enfermedad hemorrágica del conejo (RHDV2).

El RHDV2 no afecta a personas, gatos o perros, pero se aferra a la ropa, los zapatos y el pelaje, según una publicación de la revista ‘The Cut’. Una persona o una mascota pueden transportarlo fácilmente a casa donde el virus tiene potencial para expandirse. De hecho, el RHDV2 podría sobrevivir en superficies durante 3.5 meses a temperatura ambiente y 225 días a 39 grados Fahrenheit. Solo un puñado de desinfectantes, incluido el cloro, puede matarlo. El problema está en su alto índice de contagio: «Cualquier contacto con un conejo enfermo puede causar que los conejos de interior … se enfermen», dice Anne Martin, Ph.D., directora ejecutiva de la Sociedad de Conejos de la Casa. Ese contacto podría ser tan indirecto como el de una mosca que aterriza en el cuerpo de un conejo salvaje infectado antes de zumbar en su casa y atravesar una mesa con sus pequeñas patas de contagio. Si su conejito luego golpea esa mesa «podría morir».

terraza

Mira tambiénEl ‘surfing’ del virus o por qué «hay que separarnos 10 metros de los fumadores»

La tasa de mortalidad de RHDV2 introduce otra capa de caos en la ecuación. El virus mata a muchos conejos, pero los que sobreviven, señala el doctor Zimmerman, «pueden alojarlo entre 30 días y 105 días«, lo que favorece la transmisión del virus. Para evitar «mantener constantemente una fuente de exposición para este rebaño», explica el doctor, la comunidad ha instituido una política de despoblación: cuando un conejo en un nido doméstico contrae el virus, la oficina del veterinario estatal requiere que todos los conejos sean sacrificados. Entre marzo y junio, Nuevo México confirmó 492 muertes de conejos domésticos por RHDV2, pero cuando se tiene en cuenta la despoblación, la peste ha cobrado alrededor de 1.100 conejitos hasta ahora.

Este virus afecta a un total de siete estados en Estados Unidos y se los expertos se refieren a él como el ‘Ébola del conejito’ (Bunny Ebola), según ha explicado Amanda Jones, veterinaria del estado de Texas, al diario local ‘The Cut’. Los científicos alertan de que es la primera vez que un brote de este virus afecta a animales domésticos y a las liebres nativas de América de Norte. 

lainformacion

Share Button

Australia decreta mes y medio de confinamiento en Melbourne

Las autoridades australianas anunciaron este martes que impondrán desde la medianoche del miércoles el confinamiento durante 6 semanas en Melbourne, con cerca de 4,9 millones de habitantes, tras un rebrote de la covid-19.

Ads by Teads

Un policía atiende a una mujer en un puesto de control en Melbourne.

Más información

Australia cierra las fronteras de los estados más poblados por un rebrote en Melbourne

El primer ministro del estado Victoria, Daniel Andrews, cuya capital es Melbourne, anunció la medida con el objetivo de controlar la expansión de los nuevos contagios, que este martes registraron allí un máximo de 191 casos.

Las autoridades anunciaron la víspera el cierre de las fronteras entre los estados australianos de Victoria y Nueva Gales del Sur, los más poblados del país, por primera vez en 100 años y que entra en vigor esta medianoche.

Unos policías advierten que los baños están prohibidos en una playa australiana.

Más información

«Decratamos este confinamiento para evitar una tragedia», avisó Andrews para tratar de concienciar a la población del peligro que corre si no se controla el rebrote.

elperiodico

Share Button

Reino Unido pone en marcha un nuevo régimen de sanciones contra Moscú, Pyongyang y Riad

Reino Unido ya no solo podrá imponer sanciones a países que violen los derechos humanos, sino también a personas o entidades, y además, lo podrá hacer de forma independiente, sin necesidad de estar en línea con lo dictado por la Unión Europea, de la que dejará de forma parte completamente a partir de diciembre de este año, cuando acabe el período de transición del Brexit.

En un comunicado, el Gobierno de Boris Johnson explicó que la puesta en marcha del nuevo régimen de sanciones, denominado Reglamento Global de Sanciones de Derechos Humanos, «significa que Reino Unido tiene nuevos poderes para evitar que los involucrados en graves abusos y violaciones de los derechos humanos ingresen al país, canalicen dinero a través de los bancos del Reino Unido o se beneficien de nuestra economía», y «permitirá que Reino Unido trabaje de forma independiente, aunque con aliados como los Estados Unidos, Canadá, Australia y la Unión Europea».

Las primeras sanciones anunciadas son contra «25 ciudadanos rusos involucrados en la tortura y muerte del abogado Sergei Magnitsky, que descubrió la corrupción generalizada de un grupo de funcionarios fiscales y policiales rusos», reza el comunicado, así como contra «20 ciudadanos saudíes involucrados en la muerte del periodista Jamal Khashoggi». También están en la lista «dos generales militares de alto rango de Myanmar involucrados en la violencia sistemática y brutal contra el pueblo rohingya y otras minorías étnicas» y dos organizaciones «involucradas en el trabajo forzado, la tortura y el asesinato que tienen lugar en los gulags de Corea del Norte».

En una intervención este lunes en la Cámara de los Comunes, el ministro de Exteriores, Dominic Raab, manifestó que «este gobierno está absolutamente comprometido con que Reino Unido sea una fuerza aún más fuerte para el bien en el mundo» y en materia de derechos humanos «defenderemos la libertad de los medios, protegeremos la libertad religiosa y, con las medidas que estamos anunciando y promulgando hoy, haremos responsables a los autores de los peores abusos contra los derechos humanos».

Raab, que se felicitó de que «la idea de tomar medidas selectivas contra los violadores de los derechos humanos haya recibido un gran respaldo entre los partidos», explicó que el nuevo reglamento «nos permitirá imponer prohibiciones de viaje y congelamiento de activos». «Hoy este Gobierno y esta Cámara envían un mensaje muy claro en nombre del pueblo británico: que aquellos con sangre en sus manos, los matones de los déspotas o los secuaces de los dictadores, no serán libres de entrar al país para comprar propiedades en Kings Road, o hacer sus compras navideñas en Knightsbridge, o para desviar dinero sucio a través de bancos o instituciones financieras británicas».

El ministro dijo que 2también apoyamos enérgicamente los esfuerzos para poner en práctica un régimen de sanciones de derechos humanos de la UE», y ya que «en la práctica, las sanciones selectivas son más efectivas cuando están respaldadas por una acción coordinada y colectiva, trabajaremos en estrecha colaboración con nuestros socios de Five Eyes (la alianza de inteligencia que integrada por Australia, Canadá, Nueva Zelanda, Reino Unido y Estados Unidos) en particular Estados Unidos y Canadá».

abc.es

Share Button

La policía británica admite que las personas ebrias son incapaces de mantener la distancia social

Más de 44.000 personas han muerto por causa del Covid-19 en Reino Unido, aunque para muchos parece que no ha pasado nada. Miles de personas llenaron el fin de semana no solo los pubs y restaurantes de Inglaterra, sino también sus calles. El « súper sábado» era un día muy esperado tanto por la población como por el sector empresarial, ya que abrieron por primera vez los negocios de restauración, hostelería, y otros como peluquerías, tras más de tres meses cerrados debido a la pandemia del coronavirus.

Sin embargo, los resultados fueron agridulces. La alegría por la apertura y las ganas de salir a tomar algo y disfrutar un poco de la «vieja normalidad» dieron pie a grandes aglomeraciones y las normas de distanciamiento social brillaron por su ausencia, sobre todo en horas de la noche y la madrugada, cuando el consumo de alcohol hizo también su parte.

Así lo muestran vídeos hechos públicos en las redes sociales tomados en diferentes zonas del país, como el Soho de Londres o Southampton. En esta ciudad acabó su turno el sábado John Apter, presidente de la Federación de policías de Inglaterra y Gales, quien expresó en un post de Twitter sus impresiones: «Un turno muy ajetreado, en el que tuvimos que lidiar con comportamientos antisociales, hombres desnudos, borrachos contentos, enfadados, peleas… Lo que quedó claro como el agua es que los borrachos no pueden, y no van a mantener, la distancia social».

Gente en el suelo, tras bailar en plena calle
Gente en el suelo, tras bailar en plena calle – AFP

En zonas como Nottinghamshire y Essex, algunas personas acabaron detenidas, mientras que en otras, los dueños de los pubs decidieron cerrar sus puertas voluntariamente debido a la incapacidad de gestionar el comportamiento de la gente alcoholizada. Pero esto no fue todo. La Policía tuvo que acudir a lugares como parques y aparcamientos, sobre todo en el noreste de Londres, a cancelar y dispersar macro fiestas ilegales en las que participaron centenares de personas, a las que poco parecía importarles el riesgo de una segunda oleada del brote, y en Liverpool, los fanáticos del fútbol se congregaron sin ningún tipo de medidas de seguridad para ver un partido.

El ministro de Salud se muestra «satisfecho»

A pesar las caóticas escenas, el ministro de Salud, Matt Hancock, declaró en la cadena Sky News: «En gran medida, la gente ha actuado de manera responsable» y agregó: «En general, estoy satisfecho con lo que sucedió ayer. Fue realmente positivo ver a la gente fuera y, en gran medida, ver e l distanciamiento social». Pero los agentes que patrullan las calles no piensan lo mismo: «Acabo de llegar a casa después de un largo turno lleno de peleas en los pubs, violencia doméstica y tontos borrachos drogados», dijo en su Twitter el sargento de policía Richard Cooke, y pronosticó que una segunda ola de contagios no tardará en llegar si la población continúa actuando de esta forma.

abc.es

Share Button

Yanis Varoufakis:la cantidad fija de dinero que se dé a Italia o Grecia se presenta a la clase trabajadora alemana como un impuesto

Durante mucho tiempo se ha descrito la crisis del euro que estalló hace diez años como un choque entre el norte frugal y el sur derrochador del Viejo Continente. Cuando, en realidad, fue, en esencia, una cruda guerra de clases que dejó a Europa
-incluidos sus capitalistas- muy debilitada frente a Estados Unidos y China. Y lo que es peor, la respuesta de la Unión Europea a la pandemia, incluido el fondo de reconstrucción de la UE que se está debatiendo, no hará más que intensificar esa debilidad y asestar otro golpe al modelo socioeconómico europeo.

Si algo hemos aprendido en las últimas décadas es que no tiene sentido centrarse aisladamente en la economía de un país determinado. Hubo un tiempo en que el dinero fluía entre países principalmente para financiar el comercio y en el que la mayor parte del consumo beneficiaba a los productores locales, condiciones estas en las que se podían evaluar las fortalezas y debilidades de una economía nacional. Pero eso ha cambiado. Hoy, las debilidades de, pongamos como ejemplo, China y Alemania están entrelazadas con las de países como Estados Unidos y Grecia.

La liberalización de las finanzas a principios de los ochenta, tras la eliminación de los controles de capitales que seguían en pie en el sistema de Bretton Woods, posibilitó la generación de inmensos desequilibrios comerciales financiados por ríos de dinero creado por el sector privado mediante ingeniería financiera. La hegemonía de Estados Unidos creció a medida que el país fue pasando de tener un superávit comercial a un enorme déficit. Sus importaciones mantienen la demanda global y se financian con el flujo de beneficios extranjeros que entran en Wall Street. El banco central de facto del mundo, la Reserva Federal estadounidense, administra este extraño proceso de reciclaje. Y mantener una creación así de esa magnitud -un sistema global en permanente desequilibrio- precisa de la constante intensificación de la guerra de clases tanto en los países deficitarios como en los que cuentan con superávit.

Similitudes y diferencias

Todos los deficitarios se parecen en un aspecto importante: ya sean poderosos como Estados Unidos o débiles como Grecia, parecen condenados a generar burbujas de deuda mientras sus trabajadores contemplan impotentes cómo las áreas industriales se convierten en zonas oxidadas de fábricas en decadencia. Cuando las burbujas estallan, los trabajadores del Medio Oeste o el Peloponeso quedan encadenados a sus deudas y sufren una brusca caída en sus niveles de vida.

Si bien los países con superávit también se caracterizan por una guerra de clases contra los trabajadores, difieren entre sí de manera importante. Tomemos como ejemplo a China y Alemania. Ambos presentan grandes superávits comerciales con Estados Unidos y el resto de Europa. Ambos limitan el ingreso y la riqueza de sus trabajadores. La principal diferencia entre ellos es que China mantiene enormes niveles de inversión a través de una burbuja crediticia interna, mientras que las corporaciones alemanas invierten mucho menos y dependen de burbujas crediticias en el resto de la eurozona.

Alemanes y griegos

La crisis del euro nunca fue un choque entre los alemanes y los griegos (simplificación del supuesto y mítico enfrentamiento entre norte y sur). Se originó en una intensificación de la guerra de clases en el interior de Alemania y Grecia a manos de una oligarquía sin fronteras que vive de los flujos financieros.

Por ejemplo, cuando el estado griego entró en bancarrota en el 2010, la austeridad impuesta a la mayoría de los griegos hizo maravillas para restringir la inversión en el país. Pero provocó lo mismo en Alemania, al refrenar indirectamente los salarios alemanes en unos momentos en los que la emisión de dinero del Banco Central Europeo hacía que se dispararan los precios de las acciones (y los bonus de los directores germanos).

Se supone que la guerra de clases es más brutal en China y en Estados Unidos que en Europa. Pero la falta de unión política de Europa hace que esta bordee el sinsentido, incluso desde la perspectiva de los capitalistas.

No es difícil encontrar evidencias de cómo los capitalistas alemanes derrocharon la riqueza extraída a las clases trabajadoras de la UE. La crisis del euro provocó una masiva devaluación de un 7% de los superávits que el sector privado alemán había acumulado desde 1999, ya que los dueños del capital no tuvieron más alternativa que prestarle estos billones a extranjeros, cuyos problemas subsiguientes ocasionaron grandes pérdidas.

Este no es un problema alemán solamente, sino uno que afecta a otros países con superávits de la UE. El periódico alemán Handelsblatt reveló hace poco un notable revés. Mientras que en el 2007 las corporaciones de la UE ganaron cerca de 100.000 millones de euros más que sus homólogas estadounidenses, en el 2019 esa situación se había revertido.

 Más aún, se trata de una tendencia en aceleración. En el 2019, las ganancias corporativas se elevaron un 50 % más rápido en Estados Unidos que en Europa, y se espera que la recesión causada por la pandemia les afecte menos, con una pérdida de 20% en el 2020, frente a una del 33% en Europa.

La esencia del enigma europeo es que, si bien se trata de una economía con superávits, su fragmentación asegura que las pérdidas de ingresos de los trabajadores alemanes y griegos ni siquiera se conviertan en ganancias sostenibles para los capitalistas europeos. En pocas palabras, tras la narrativa de la frugalidad del norte acecha el fantasma de una explotación inútil.

Los informes sobre el hecho de que el Covid-19 ha llevado a la UE a elevar sus apuestas son muy exagerados. Es más, la lenta muerte de la mutualización de la deuda europea garantiza que al gigantesco aumento de los déficits fiscales nacionales le siga una austeridad de proporciones equivalentes en cada país.

En otras palabras, aumentará la intensidad de la guerra de clases que ya ha socavado los ingresos de las mayorías.

El fondo de reconstrucción, necesario pero insuficiente

Y, ¿Qué hay del fondo de reconstrucción de 750.000 millones que se ha propuesto?, ¿No es un paso adelante el acuerdo de emitir deuda en común? Sí y no. Los instrumentos de deuda en común son una condición necesaria, pero no suficiente para aliviar la guerra de clases intensificada. Para desempeñar un papel progresista, la deuda en común debe financiar a los hogares y a las empresas más débiles en toda el área económica común: tanto en Alemania como en Grecia. Y debe hacerlo automáticamente, sin depender de la buena disposición de los oligarcas locales. Debe funcionar como un mecanismo de reciclaje automático que traspase superávits a aquellos en déficit dentro de cada ciudad, región y estado. Por ejemplo, en Estados Unidos los cupones para alimentos y los pagos de seguridad social apoyan a los más vulnerables en California y Misuri, al tiempo que reasignan recursos netos de un estado al otro sin la intromisión de los gobernadores estatales o los burócratas locales.

En contraste, la asignación fija del fondo de reconstrucción de la UE a los Estados miembros hará que se enfrenten entre sí, ya que la cantidad fija de dinero que se dé a Italia o Grecia se presenta a la clase trabajadora alemana como un impuesto. Más todavía, la idea es transferir los fondos a los Gobiernos nacionales, lo que en la práctica equivale a confiar su distribución a la oligarquía local.

Fortalecer la solidaridad de los oligarcas de Europa no es una buena estrategia para empoderar a las mayorías del continente. Muy al contrario. Cualquier recuperación que se logre con esa fórmula defraudará a los europeos y lanzará a la mayoría a un sufrimiento mayor.

Yanis Varoufakis, exministro de Finanzas de Grecia, es líder del partido MeRA25 y Profesor de Economía en la Universidad de Atenas. Traducción, David Meléndez Tormen. Copyright: Project Syndicate, 2020. www.project-syndicate.org

Share Button

Boris se vuelca con BT: así se apuntala en Londres al competidor de Telefónica

Londres pasa por una situación muy delicada. A los problemas que comparte con el resto de sus ex socios europeos, principalmente el coronavirus o la depresión económica que se avecina, se le suma su estado comatoso en los grandes temas que cambiarán el siglo XXI en los próximos años. Uno de ellos es la implantación del 5G. Una tecnología llamada a cambiar el mundo entero gracias a una velocidad de conexión que hará posible que un coche pueda ir desde Leicester a Madrid sin necesidad de ningún humano que lo conduzca.

El gobierno de Boris Johnson ha asumido que en esta revolución no puede caminar solo, como dirían en Anfield, y se ha lanzado a los brazos de Huawei para desarrollar las infraestructuras e instalación de su red de 5G. El movimiento descolocó completamente a Washington, en una decisión que pone en cuestión la ‘relación especial’ que históricamente han mantenido los dos países.  Lejos de conformarse con esta situación, la administración estadounidense ha dejado entrever que la decisión británica «les ha decepcionado» profundamente e incluso han amenazado con comprometer su relación en materia de inteligencia, como señalaba el congresista demócrata y ex veterano de los Marines, Rubén Gallego, en su cuenta de Twitter. 

Pese a haber permitido a Huawei operar de manera limitada en su red, Londres ha optado por fomentar una alianza capaz de superar las distancias económicas para centrarse en situar a China como ‘hegemon’ tecnológico. Un portavoz de Downing Street aseguró que «estamos buscando nuevos participantes en el mercado para diversificarnos y eso es algo de lo que hemos estado hablando con nuestros aliados, incluido Estados Unidos». Esos «nuevos participantes» en realidad son los mismos de siempre y, en este caso, responden a las siglas BT: British Telecom es, sin duda, una de las mayores empresas de telecomunicaciones del mundo. Su división de telefonía móvil, O2, se desgajó de la matriz y, posteriormente, fue adquirida por Telefónica. 

Sin embargo, lo que parecía ser una renuncia de los británicos por el mercado patrio, se reavivó en 2015, cuando BT volvió al mercado de las redes móviles a través de Everything Everywhere (EE), empresa que desde mayo de 2020 se ha convertido en la primera operadora de redes móviles en Reino Unido con más de 29 millones de clientes. Todo con un apoyo nada velado de los diferentes gobiernos de las islas. La intención del ejecutivo conservador no es otra que acompañar a EE en el despliegue del 5G. Una aventura que no puede afrontar en solitario y para la que es necesaria el conocimiento y la experiencia de Huawei. EE se decantó por un modelo de implantación propio pero apoyado en suministradores estratégicos de tecnología, de los que Huawei es el más aventajado. La realidad se ha impuesto y los chinos, aún con limitaciones, podrán ahora acceder al mercado británico con amplias garantías de éxito. 

La estrategia de EE se consolida reemplazando a su proveedor principal de tecnología, Ericsson, con los chinos, de tal manera que las dos terceras partes de su red serán desarrolladas por Huawei, dejando el resto a una Nokia que, poco a poco, va resurgiendo de sus cenizas. Por el contrario, O2, la filial de Telefónica en Reino Unido, utiliza la mitad de su despliegue móvil a través de Ericsson y el resto para Nokia. El escenario se pone realmente complejo para los españoles, que tendrán que luchar por el codiciado mercado del 5G británico con el gigante chino en contra, aún con la prohibición del gobierno de Johnson de que Huawei no supere las dos terceras partes de la red de 5G. 

Boris Johnson, en la cumbre con la UE

Mira tambiénJohnson renacionalizará el ferrocarril tras los problemas de la privatización

La apuesta de O2 para dar juego en el mercado a otras alianzas distintas de las asiáticas es realmente arriesgada, teniendo en cuenta que los técnicos y funcionarios británicos han asumido la superioridad china en la mayor revolución tecnológica de los próximos años.

Cual aldea gala, la resistencia de la compañía española en Reino Unido pasará por una compra paulatina en las subastas públicas de nodos de telecomunicaciones integrados para competir con BT en una particular carrera por tomar posiciones. De momento, el marcador del partido se encuentra en un apretado 80-60, siendo 80 las ciudades y zonas inglesas en las que BT tiene desplegada su infraestructura y 60 las de O2.

No todo son malas noticias para Telefónica. El esfuerzo inversor de los últimos meses ha conseguido reducir considerablemente la brecha que antes separaba a ambas operadoras. O2 contaba, hace seis meses, con apenas 21 zonas con servicio de 5G, por las 60 de la filial de BT. Su posición, como segunda operadora en importancia, la sitúa en una posición óptima para tratar de hacer realidad la primera red de 5G netamente británica sin la presencia de Huawei, algo que incomoda especialmente al amigo americano.

Así se explica el último movimiento diplomático de Boris Johnson y su propuesta de crear una alianza tecnológica para reducir la dependencia de China. A la ya sabida composición del G7 (Canadá, Estados Unidos, Japón, Alemania, Francia, Italia y Reino Unido) busca incorporar a Australia, Corea del Sur e India. Estos dos últimos países son el competidor natural al dominio chino del 5G. 

Una alianza de operadores, básicamente anglófonos, como los norteamericanos, canadienses, indios, australianos y, en menor medida, japoneses y coreanos. Todo un conglomerado que apoyará la expansión de esta nueva tecnología de la que ya gozan en ciudades como Londres, Cardiff, Edimburgo, Belfast o Birmingham gracias a una cuidada política basada en la dependencia por parte de Huawei y el gobierno chino, que encuentra en las nuevas tecnologías la antigua seda y especias que también condicionó a Europa durante la Edad Media y el Renacimiento.

lainformacion

Share Button

Los negociadores europeos del Brexit llegan a Londres para amarrar un pacto

Los negociadores europeos para el Brexit, con Michel Barnier al frente, llegan esta semana a Londres en la que es su primera visita a Reino Unido desde que las partes iniciaron las conversaciones para tratar de alcanzar un acuerdo comercial antes de que termine el actual periodo de transición en el que se encuentran las islas -y que culmina el próximo 31 de diciembre- tras su salida de la Unión Europea. Las negociaciones están enquistadas y de nuev se ve más cerca la posibilidad de una salida «a las bravas» a finales de año, con todas las consecuencias económicas que tendría, sobre todo para Reino Unido.ADVERTISING

La primera semana de reuniones en persona tras los cierres por la pandemia de coronavirus para negociar el Brexit, terminó el pasado jueves (un día antes de lo previsto) por una evidente falta de acuerdo entre las partes. «Serias diferencias», así las calificó el propio Barnier. La libra, se ha mantenido en niveles deprimidos tanto frente al dólar como frente al euro, ante el temor a un Brexit duro, aunque en las últimas horas ha venido relajándose después de que Londres anunciase que relaja las medidas de cuarentena exigidas a los viajeros. A esta hora la moneda británica cotiza en 1,2498 dólares, muy por debajo de como lo hacía a principios de año (1,30 unidades).

Los cuatro 'jinetes frugales' que cierran el paso a España ante el Fondo Europeo

Mira tambiénLos cuatro ‘jinetes frugales’ que cierran el paso a España ante el Fondo Europeo

Antes de comenzar las negociaciones esta semana, Boris Johnson ya había advertido que si no se consiguiera un acuerdo con la UE –aspiran a un pacto similar al de Canadá-, su aspiración sería obtener un modelo similar al de Australia. «Hablar de un modelo como el australiano es casi tanto como hablar de un ‘no acuerdo’, porque la UE con Australia no tiene un tratado de libre comercio, aunque sí se han firmado acuerdos puntuales en determinados sectores. Esto sería un Brexit muy duro, con impacto negativo para ambas partes en el crecimiento económico», sostienen desde la consultora de análisis de mercados MacroYield.

Financiero, transporte, química o salud sufrían el mayor golpe

De hecho, el Fondo Monetario Internacional (FMI) sitúa ese golpe entre el -5% y el -8% en el largo plazo. Los sectores más castigados por una salida sin acuerdo comercial de la UE tras el periodo de transición sería, así, el financiero y otros servicios y, entre los relacionados con las manufacturas, el del transporte, el de la química y el de la salud. «Son sectores que se encuentran muy integrados en la cadena de suministro de la UE, y que podrían sufrir los mayores trastornos si se produce un Brexit muy duro», señalan los mismos expertos.

La UE no acepta un modelo como el canadiense argumentando que el tráfico de bienes entre la UE y Reino Unido es mucho mayor y que el riesgo de no cumplir con reglas de competencia justas es superior si los británicos no se acogen a la normativa europea. Ante este proceso incierto, Europa contaría con bazas como la mejor evolución de la crisis sanitaria en relación a EEUU , con el programa de compras del BCE y con la expectativa de que el Fondo de Recuperación europeo pueda consolidar un futuro más cohesionado dentro de la Unión. No obstante, el Brexit seguirá siendo un lastre para las cotizaciones europeas, en opinión de la mayoría de expertos.

lainformacion

Share Button

Los empresarios mexicanos piden al Gobierno aprovechar la oportunidad del cannabis con el T-MEC

Con un mercado potencial de 18.000 millones de dólares tan solo en el territorio nacional, empresarios han pedido al Gobierno mexicano que aproveche la oportunidad del cannabis con el nuevo tratado comercial de Norteamérica (T-MEC) para superar la crisis económica.

Ante este escenario, Erick Ponce creó el Grupo Promotor de la Industria del Cannabis (GPIC), que aglutina a más de 25 empresas que están listas para aprovechar el panorama económico que abrirá el nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

«Da una oportunidad para que México pueda ser proveedor de la materia prima, es mucho más barato tanto la mano de obra como el tema de cultivo al aire libre en México. En Estados Unidos y Canadá es mucho más complicado», comenta en entrevista Ponce, quien también es director ejecutivo de la firma ICAN.

El Gobierno de México considera al T-MEC, en vigor desde el 1 de julio, como una palanca para superar la crisis de la COVID-19, al afianzarlo en un mercado de 492 millones de personas, un PIB de 25,9 billones de dólares y un intercambio comercial de 1,17 billones de dólares, según la Secretaría de Economía (SE).

El presidente del GPIC urge al país a aprovechar que en Canadá y en algunas zonas de Estados Unidos la marihuana ya está regulada, por lo que México podría crear una industria que manufacture medicamentos, cosméticos, suplementos alimenticios y hasta textiles derivados del cannabis y el cáñamo.

«La gran ventaja es que estamos hablando de una industria que en este momento no existe o no está formalizada, o sea no está generando dinero fiscalizable, entonces al momento de entrar en un mercado regulado que pueda tasar, obviamente esto generará algo nuevo», argumenta Ponce.

Avance contrarreloj

Para 2028, el mercado cannábico nacional puede alcanzar un valor de 2.000 millones de dólares, con 67 % de la rama médica y 33 % recreativo, expone Enrico Robles, director de inteligencia de Endeavor México, asociación que fomenta el emprendimiento.

Según el experto, se calcula que hay unas 500.000 personas involucradas en el cannabis en México, considerado el segundo productor más grande del mundo con hasta 27.000 toneladas al año, basándose en los datos de la ONU y la Agencia de Control de Drogas de estadounidense (DEA).

Además, añade, México podría reducir hasta en 95 % el costo de los productos derivados del cannabis que se comercializan en Norteamérica.

Por ello, enfatiza el potencial de la industria en México, que ya tiene ventas por 50 millones de dólares en la parte medicinal regulada.

«México puede ser un líder en el tema de cannabis a nivel mundial, creemos que ya vamos rezagados con tantos países, estamos justo en ese punto de inflexión y en el momento ideal con esta contracción económica que se está viviendo», señala.

El especialista recuerda que el Congreso mexicano tiene como límite el 15 de diciembre para regular la marihuana por un fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que considera anticonstitucional su prohibición.

El Senado aprobó en comisiones un primer dictamen en marzo pasado, aunque tiene limitaciones, advierte Robles.

«No es el dictamen ideal, probablemente no es la regulación ideal, pero lo importante es empezar y no nos podemos detener hasta tener la regulación perfecta, sino creemos que debemos tener una regulación, empezar y eso nos va a dar mayor certidumbre», afirma.

Aprovechar el potencial

El presidente del GPIC cita la protección de la economía local, el fomento del cultivo en México, la integración vertical y la inversión extranjera como elementos necesarios.

«El rol de México es uno de producción tentativamente cuando se abra la legislación y por supuesto el tema de manufactura», indica Ponce.

El experto de Endeavor señala la urgencia de discutir el tema, pues al principio Estados Unidos y Canadá podrían adoptar medidas proteccionistas por las ventajas que tiene México.

«Al principio va a ser muy difícil vender estos productos o exportarlos, si no se establecen claramente en el tratado de libre comercio, y también pudiera haber un aspecto proteccionista», concluye.

expansion

Share Button

Brotes verdes para la economía europea: Francia y España se ponen a la cabeza de la recuperación en junio

La actividad económica de la zona euro registró en junio una fuerte recuperación, según los indicadores adelantados de PMI. Las encuestas a empresas muestran un aumento de la producción récord, aunque los nuevos pedidos siguen registrando descensos, pero mucho más moderados que en abril y mayo, y todavía no se genera empleo. Francia y España se sitúan a la cabeza de los datos iniciales. En Alemania e Italia se mantienen signos de contracción en la economía. Los expertos advierten de que aún las empresas están «lejos de volver a la normalidad».

La economía europea se ha despertado de la pesadilla que ha supuesto el coronavirus. Después de sufrir la mayor caída de la producción autoinfringida para contener la pandemia, los primeros indicadores económicos de actividad del sector privado confirman que la economía se ha estabilizado, o por lo menos está muy cerca de ello, en las principales potencias europeas. El PMI Compuesto, que mide la actividad del sector servicios y manufacturero, de la zona euro en junio se situó en 48,5 puntos, superando las lecturas iniciales, situándose cerca de los 50 puntos, la referencia de este índice que separa la contracción de la expansión de una economía.

«El índice aumentó 17 puntos en junio, un incremento solo superado en los 22 años de la historia del estudio por el aumento de 18 puntos observado en mayo. El repunte muestra un cambio notablemente rápido en la difícil situación de la economía de la zona euro debido a la pandemia por la COVID-19, tras haber caído a un mínimo sin precedentes en abril a causa del cierre de negocios generalizado para combatir el brote de virus», comenta Chris Williamson, economista jefe de IHS Markit, consultora que elabora los PMI.

Todas las potencias han dejado atrás los niveles de abril y mayo cuando la expansión del virus obligó a los Gobiernos a cerrar sus economías para contener la enfermedad. La recuperación se está produciendo a distinta velocidad. Francia es el primer país en registrar expansión gracias al impulso de su sector manufacturero y de servicios ambos superan los 50 puntos. El PMI Compuesto galo se situó a 51,7 puntos, a pocas décimas de lo registrado en marzo.

Mientras España se acercó a la estabilización cerca de los 50 puntos. Su PMI Compuesto ascendió a 49,7 puntos frente a los 29,2 registrado en el mes anterior. Esta mejora se produce gracias al impulso del sector servicios. El índice sectorial creció hasta los 50,2 puntos desde los 27,9 puntos de mayo. «Dicho retorno al crecimiento estuvo apoyado por un aumento de tamaño similar en los volúmenes de nuevos pedidos, a medida que la actividad económica en general comenzó a reanudarse en concordancia con una flexibilización de las medidas de confinamiento», subrayan los expertos.

PMI de España en junio

Curiosamente, Francia y España fueron los países que registraron una mayor caída del PIB al inicio de la pandemia. En el primer trimestre del año, con sólo un par de semana de impacto del virus, el PIB galo cayó un 5,8%  y el de España un 5,2%. El descenso de la producción ambos países fueron superiores a Italia, el primero donde se descontroló el coronavirus. Y todo apunta a que los dos países fueron donde la crisis fue más profunda.

«Tenemos cada vez más pruebas que lo peor ha quedado atrás, pero no nos podemos dejar llevar por una recuperación en V»

Menor dinamismo registraron en junio Alemania e Italia. El PMI Compuesto germano se situó en 47 puntos, situándose todavía en niveles de 2012. Tanto el sector servicios como el manufacturero no han comenzado a rodar, pese a ser el país europeo que ha desplegado el mayor estímulo fiscal. Alemania refleja que los efectos de la pandemia no ha desaparecido para la economía la economía mundial. La primera economía del euro es la más abierta al contexto internacional y las cadenas de suministros todavía sufren los daños de la actual crisis. Por su parte, el PMI Compuesto de Italia se sitúa en 47,6 puntos.

«Tenemos cada vez más pruebas que lo peor ha quedado atrás, pero no nos podemos dejar llevar por los primeros datos que apuntan a una recuperación V», advierte Peter Vaden Houte, economista de ING. El impacto del coronavirus no se ha esfumado, los niveles de nuevos pedidos recibidos continuaron disminuyendo en junio, pero a un ritmo mucho más lento. Los encuestados comentaron que la demanda subyacente se mantuvo débil, tanto a nivel nacional como en el extranjero. Los últimos datos revelaron que los niveles de nuevos pedidos para exportación continuaron disminuyendo a un ritmo fuerte en junio.

Parece poco probable que el ritmo de recuperación de junio se mantenga en los próximos meses. Ninguna previsión de los grandes instituciones internacionales contemplan una recuperación rápida y limpia. El BCE no espera que la economía se recupere a los niveles previos de la pandemia hasta finales de 2022. Los expertos de IHS señalan que aunque la confianza de las empresas ha mejorado, todavía señalan que es pronto para aumentar la inversión y las contrataciones. «Estamos lejos de volver a la normalidad», indica Williamson. 

El sector privado continuó reduciendo los niveles de personal en junio. A pesar de haber disminuido el ritmo ajuste de plantillas, se produce pérdidas de empleo en todos los países. Los recortes de plantillas más intensos se observaron en Alemania, seguida de Italia y, a continuación, Irlanda.

En el caso de España, la reducción de las plantillas no se han intensificado gracias a los esquemas de protección de empleo, la fórmula de los ERTE. Varia empresas apuntan a que muchos empleados dejaron los expedientes de regulación temporal de empleo y regresaron al trabajo en junio. El gran problema para el mercado laboral en España puede venir en los próximos meses. Las empresas manifiestan que la incorporación de parte de su plantilla contribuyó a impulsar un aumento considerable en los gastos operativos generales. Durante los meses de confinamiento fue el Estado quien asumió el coste de las nóminas de los trabajadores acogidos en ERTE, se observó un descenso sin precedentes en los costes laborales para los próximos meses. Si no hay una recuperación fuerte en ventas y en pedidos para absorber la incorporación de nuevo de las plantillas, muchas empresas ajustarán plantilla para sobrevivir.

eleconomista

Share Button

Británicos podrán pedir documento de residencia en España desde el 6 de julio

Las direcciones generales de Migraciones y de la Policía han aprobado una instrucción que permite a los británicos residentes en España antes de la entrada efectiva en el ‘brexit‘ el próximo 31 de enero solicitar a partir del 6 de julio y de forma opcional un documento acreditativo de la residencia.

La instrucción, publicada este sábado en el BOE, recoge el procedimiento para la expedición del documento de residencia previsto en el artículo 18.4 del Título II del Acuerdo de retirada del Reino Unido de la Unión Europea.

Esta artículo establece que cada estado miembro de la UE podrá optar por permitir a los nacionales del Reino Unido, sus familias y cualesquiera otras personas que residan en su territorio antes del 31 de diciembre que no tengan que solicitar una nueva condición de residente, si bien tendrán derecho a recibir un documento que así lo acredite.

Heathrow SP (Ferrovial) duplica su beneficio hasta septiembre, con 322,5 millones

Mira tambiénEl Reino Unido abre corredores aéreos con España, Italia y otros 57 países

En virtud de ello, los nacionales del Reino Unido que residan en España «no tendrán la obligación de solicitar una nueva condición residente ni someterse, por tanto, a un nuevo proceso de documentación, pero tendrán el derecho a recibir (…) un documento de residencia que expresamente recoja su condición de beneficiario del Acuerdo de retirada», indica la instrucción. Los documentos de residencia temporales tendrán una vigencia de 5 años y los permanentes de diez años.

De acuerdo con la instrucción, la solicitud de los documentos de residencia por parte de los nacionales del Reino Unido con arreglo a las condiciones establecidas en el título II del Acuerdo podrá efectuarse a partir del 6 de julio de 2020.

Residentes ‘post brexit’

En el caso de las personas cuyo derecho de residencia en España comience después del final del período transitorio de conformidad con lo previsto en el título II del Acuerdo, el plazo para presentar la solicitud será de tres meses desde su llegada a España o desde que se produzca el nacimiento.

Si las solicitudes se presentan transcurrido dicho plazo, las oficinas de extranjería valorarán las circunstancias y los motivos por los que se ha producido el incumplimiento y concederán al interesado un plazo adicional suficiente para presentar la solicitud si los motivos del incumplimiento están fundados.

El Acuerdo de retirada no exige la presencia física en España al finalizar el período transitorio, debiendo ser aceptadas, de conformidad con el artículo 11 del Acuerdo, ausencias temporales que no afecten al derecho de residencia, así como ausencias más prolongadas que no afecten al derecho de residencia permanente.

Pese a que según al Decisión de ejecución de la Comisión los documentos de residencia que se expidan deberán tener una vigencia mínima de cinco años, se admitirán solicitudes para los de carácter permanente cuando se cumplan los requisitos previstos en el artículo 15 del Acuerdo (entre ellos, los cinco años de residencia legal en España), pese a que el primer documento de residencia expedido no haya agotado su vigencia.

Se presumirá que el inicio de la residencia legal en España se ha producido en la fecha de expedición del certificado de registro temporal si este se hubiese emitido. La instrucción, de 14 páginas, explica detalladamente el procedimiento y los documentos que en cada caso es necesario aportar.

lainformacion

Share Button