El búnker nuclear secreto construido como “la última esperanza” de Reino Unido

Debajo de una montaña en los campos de Worcestershire, a unos 32 kilómetros al oeste de Birmingham, en el centro de Inglaterra, se ocultan unos túneles.

Lo que en algún momento fue parte de una fábrica secreta de aviones durante la Segunda Guerra Mundial, se convirtió en el refugio que utilizaría el gobierno de Reino Unido en caso de una guerra nuclear: los Túneles de Drakelow.

“Este hubiese sido el último recurso del gobierno“, cuenta Michael Scott, un voluntario de la Fundación para la Conservación de Drakelow, institución encargada de restaurar el lugar.

Dada la importancia que tuvieron tanto en la Segunda guerra Mundial como en el período de la Guerra Fría, resulta sorprendente que se sepa tan poco de los túneles.

Bajo tierra

Cuando las ciudades en todo Reino Unido comenzaron a ser bombardeadas durante la Segunda Guerra Mundial, el gobierno se vio en la necesidad de encontrar un lugar donde la producción de tanques, aviones y municiones se mantuviese sin interrupciones.

Un aviso de seguridadDerechos de autor de la imagenWILLIAM PARK

Image captionEste aviso de seguridad sigue pegado a la entrada de lo que una vez fue una fábrica de componentes para aviones.

La solución fue desarrollar fábricas bajo la superficie, lejos de las grandes ciudades.

Los Túneles de Drakelow albergaron una de estas instalaciones militares.

La mayor parte de la ladera alrededor de la entrada a los túneles no tiene vegetación, lo que deja al descubierto una masa de piedra arenisca por encima del acceso a la instalación, que habría hecho este sitio prácticamente a prueba de bombas en la Segunda Guerra Mundial.

La instalación

El punto de acceso que utilizan Scott y otros voluntarios para trabajar se llama Entrada A.

Al cruzar su pesada puerta de acero se encuentra una sala con tanques de agua que permanecen intactos, con capacidad para almacenar hasta tres meses de líquido potable.

Una de las entradasDerechos de autor de la imagenWILLIAM PARK

Image captionLa entrada Adit A, utilizada cuando los túneles fueron transformados en búnker, es la que usan los voluntarios hoy.
Botón de emergencia fuera de la Derechos de autor de la imagenWILLIAM PARK

Image captionEste botón de emergencia podía activarse fuera de la sala de seguridad, que no tiene ventanas y está protegida por una puerta de acero.

Como muchas partes de la infraestructura de Drakelow, los tanques no pudieron ser sacados cuando la instalación fue abandonada.

Los Túneles de Drakelow comenzaron a ser construidos en junio de 1941, y la fábrica estuvo al tope de su capacidad en mayo de 1943.

En ese momento trabajan unas 700 personas, produciendo partes para la Bristol Aeroplane Company, la cual desarrollaba el modelo Bristol Beaufighter, un avión que podía utilizarse como bombardero o nave de combate.

Como toda línea de ensamblaje que se precie, Drakelow estaba diseñada para ser una estructura eficiente.

Por ejemplo, es notoria la cantidad de baños que se localizan en los 23.225 metros cuadrados que abarca la instalación.

“La idea era asegurarse que los trabajadores no perdieran mucho tiempo caminando hacia un baño”, dice Scott.

El comedor se encontraba en el piso de abajo, y todavía pueden apreciarse los hornos y demás utensilios para atender a 700 personas.

Escritorio, silla y máquina para hacer anunciosDerechos de autor de la imagenWILLIAM PARK

Image captionEn caso de incidentes, la situación se comunicaba a los “habitantes” de Drakelow con una máquina como la de la foto, que fue donada por una estación local de la BBC (no es original).

En algunos lugares los túneles fueron revestidos con acero. Esa cobertura permitía contener el efecto de la temperatura sobre la pared de roca.

La maquinaria más caliente fue ubicada en esos corredores especiales, dado que al generar altas temperaturas podían provocar una expansión en la pared de roca limpia, mientras que en la noche, al enfriarse, harían que se contrajera.

Para evitar el riesgo de derrumbes, estas zonas se recubrieron con acero.

La Guerra Fría

En 1949, a medida que la Guerra Fría se intensificaba, el gobierno de Reino Unido empezó a construir 15 salas de guerra fortificadas en distintas partes del país.

Computadoras antiguasDerechos de autor de la imagenWILLIAM PARK

Image captionVarias computadoras antiguas siguen en lo que era la Oficina Regional de Gobierno.

Sin embargo, ante la amenaza de un ataque nuclear, estas instalaciones no hubiesen sido lo suficientemente fuertes para proteger a sus ocupantes.

Eran pequeñas, sin capacidad para albergar equipos de trabajo por largos períodos de encierro.

Además, se localizaban muy cerca de las principales ciudades (por ejemplo, cinco se encontraban en Londres), lo cual las convertía en blancos perfectos de un ataque.

Habiendo visto el efecto de los ataques nucleares en Japón, el gobierno británico le encargó al Comité Strath -dirigido por William Strath, jefe de la Secretaría para Centralizar Planes de Guerra- que analizara las consecuencias de un ataque nuclear en Reino Unido.

El Reporte Strath fue publicado en 1955, y ahí se advertía que aun cuando el ataque fuese “limitado”, el efecto sería devastador: agua y comida contaminadas, los hospitales sobrepasados por cuatro millones de heridos y 12 millones de muertos, y la industria quedaría paralizada.

Strath recomendó la construcción de una red de búnkeres antinucleares que protegieran a la población.

No obstante, el costo estimado de la inversión sería enorme (US$37 mil millones a valor de 2016).

Frente a eso, Thomas Padmore, quien dirigía el grupo de trabajo sobre Maquinarias del Gobierno durante la Guerra, identificó una alternativa reutilizando lugares como Drakelow.

Búnker antinuclear

Algunos de los búnkeres propuestos por Padmore albergarían personas en funciones de gobierno, pero no al público.

ExtractorDerechos de autor de la imagenWILLIAM PARK

Image captionDentro de uno de los extractores. La entrada es tan grande que una persona cabe de pie.

De producirse un ataque sobre Londres, el poder pasaría a gobiernos locales que controlarían regiones de Reino Unido desde dentro de cada búnker.

Estos refugios antinucleares se convertirían en Sedes Regionales del Gobierno, desde donde podrían dirigirse las labores de administración publica en cada zona.

Estas instalaciones también incluían estudios de la BBC, desde donde se transmitiría información para orientar al público en la superficie.

Para determinar dónde ubicar estos refugios Padmore estableció zonas que estuviesen lejos de los principales centros de concentración de la población, para evitar ataques directos; con suficiente profundidad para proteger a sus usuarios; y que fuesen los suficientemente prácticos para alojar personas por períodos mayores a un mes.

Los Túneles de Drakelow cumplían con todos esos requisitos.

Drakelow por dentro

El aire dentro de los túneles es muy húmedo. La temperatura es algunos grados más alta que en el exterior.

En su época de actividad requería del pleno funcionamiento de un enorme sistema de ventilación para combatir la humedad. Hoy en día se requiere un esfuerzo mayor para mantenerlos secos.

Aun hay muchas cosas que desconocemos de este sitio. Me gustaría tomar una mandarria y derribar alguna de estas paredes para ver qué hay detrás”

Michael Scott, voluntario

El generador principal no funciona, así que los voluntarios deben confiar en el generador secundario para tener luz y mantener el área libre de humedad.

Solo se utilizó una parte de Drakelow como búnker para el gobierno regional. La mayor parte de la fábrica permanece tapada por paredes de bloques.

La gigantesca cocina de ésta dio paso a una más pequeña en la etapa de búnker, mientras que algunas de las oficinas se convirtieron en dormitorios equipados con literas al estilo militar.

“Aun hay muchas cosas que desconocemos de este sitio. Me gustaría tomar una mandarria y derribar alguna de estas paredes para ver qué hay detrás”, comenta Scott.

“Pero esta es una base militar y esa pared debe existir por una muy buena razón. A lo mejor no es seguro o alguien murió aquí y no pudo ser rescatado. Quizás es mejor no saber qué hay del otro lado de la pared”.

Sede de gobierno

Desde 1958 hasta 1980 Drakelow funcionó como Sede Regional del Gobierno en caso de un ataque nuclear.

Una de las oficinas del RSGDerechos de autor de la imagenWILLIAM PARK

Image captionUna de las oficinas del RSG todavía muestra un cartel de una protesta de 1985.

En 1980 el búnker cambio de nombre a Oficina del Gobierno Regional, cumpliendo las mismas funciones, pero con menos personal.

En la década de los 80, con la prolongación de la Guerra Fría y la frustración de los británicos con el programa nuclear del país, las puertas principales de Drakelow se convirtieron un lugar habitual de protestas.

No fue sino hasta 1993 cuando la instalaciónfue vendida al sector privado, manteniendo la mayor parte de la estructura inalterada.

“Nos encantaría reabrir esta instalación al público. Es uno de esos pocos lugares que en Reino Unido tuvieron tanta relevancia en la Segunda Guerra Mundial como en la Guerra Fría”, explica Scott.

Desde fuera es difícil adivinar la extensión de Drakelow.

Algunas entradas pueden ser encontradas alrededor de la campiña.

Nada sugiere que alguna vez allí funcionó una enorme cadena de producción de partes de aviones, ni que fuera el último reducto del gobierno británico.

bbc.mundo

11 total views, no views today

Share

Donald Trump cierra la web en español de la Casa Blanca menos de 24 horas después de su llegada

La presidencia de Donald Trump en los Estados Unidos ha comenzado con cambios también en lo referente a la página web oficial de la Casa Blanca (www.whitehouse.gov).

En menos de 24 horas, dicha web ha persentado modificaciones y la supresión de algunos de sus contenidos, entre los que destaca la sección en español (www.whitehouse.gov/espanol) en la que se informaba en la lengua de Cervantes sobre diversos temas oficiales de dicha institución.

También han desaparecido contenidos como los dedicados a los movimientos LGTB (www.whitehouse.gov/lgbt) o al cambio climático (www.whitehouse.gov/energy/climate-change). En todos los casos se puede leer un mensaje de error que reza “Sorry, the page you’re looking for can’t be found” (“Disculpe, la página que está buscando no se puede encontrar”).

eleconomista.es

201 total views, no views today

Share

Cientos de miles de mujeres protestan contra Trump en Washington

Tras su primera noche en la Casa Blanca, Donald Trump afronta este sábado una masiva manifestación impulsada por mujeres cuya convocatoria ha corrido como un reguero de pólvora por las redes sociales.

Más de 250.000 mujeres (y hombres) se concentran a lo largo de los dos kilómetros del National Mall, donde Trump fue investido en Washington, en una clara muestra de la polarización que vive el país tras su asunción.

Una larga lista de oradores, entre los que figuran el cineasta Michael Moore, la actriz Scarlett Johansson y la legendaria defensora de los derechos civiles Angela Davis, calentará los ánimos de los manifestantes antes del inicio de la marcha. Otros famosos, como las cantantes Cher y Katy Perry o la actriz Julianne Moore, también han anunciado su participación.

Las protestas se extienden en el mundo

Estas marchas se suman a las más de 600 convocadas en todo el mundo, desde Berlín a Bombay, pasando por Sídney, Zagreb, Melbourne, Estocolmo o Tokio. En Madrid y Barcelona, unas 700 personas también se han concentrado en los centros de las ciudades para protestar por la asunción del presidente norteamericano.

En Londres, unas 80.000 mujeres y hombres han tomado parte en la protesta, a la que se unió el alcalde de Londres, el laborista Sadiq Khan, y que contaba con el apoyo de grupos no gubernamentales como Amnistía Internacional (AI), Greenpeace y Oxfam.

La idea fue de una abogada jubilada

La iniciativa surgió de una desconocida abogada jubilada de Hawai, Teresa Shook, que creció como bola de nieve en las redes sociales. “¿Y si las mujeres desfilaran masivamente en Washington durante la investidura?”, preguntó. Cuando fue a acostarse, tenía 40 ‘me gusta’. Cuando se despertó, más de 10.000, y el llamamiento siguió creciendo.

Mientras la manifestación en Washington está caracterizada por la presencia de miles de gorritos rosas con orejas de gata —en un juego de palabras con la infame frase “Grab’em by the pussy (gata/coño)” de Trump—, las manifestaciones de Londres y Dublín han estado caracterizadas por el eslogan “We Shall Overcomb”, otro juego de palabras casi intraducible entre “Venceremos”, la balada de Pete Seeger, y la palabra “peine”, acompañando a dibujos del pelo de Trump.

La gran protesta es apoyada por decenas de ONG con valores totalmente opuestos a los del presidente republicano de 70 años. Es un diverso cóctel de defensores de los derechos cívicos, inmigrantes, musulmanes, militantes del medio ambiente, pro-aborto, pro-métodos anticonceptivos, de las drogas suaves, feministas, pacifistas, homosexuales e indígenas estadounidenses.

También es oficialmente apoyada por Amnesty International y Planned Parenthood, la mayor red de planificación familiar del país, al cual los republicanos del Congreso quieren quitar financiamiento.

También estarán presentes representantes del movimiento Black Lives Matter, una asociación especializada en la denuncia de abusos policiales contra los negros.

Es la primera vez en 40 años que un mandatario recién elegido tiene una popularidad tan baja, de apenas el 37%, según un sondeo de CBS News. Aunque Trump ganó la elección con 308 votos del colegio electoral, Hillary Clinton ganó el voto popular, con tres millones de sufragios más que su rival.

economiadigital.es

20 total views, no views today

Share

La primera medida de Trump: quita las ayudas para hipotecas

La primera medida que tomó Donald Trump fue liquidar una de las últimas acciones de Barack Obama. Cuando el nuevo presidente todavía estaba en los actos de asunción, su nueva administración anunció que quitarán un subsidio a las hipotecas de personas de bajos recursos o que sean primeros compradores de su vivienda familiar.

Lo que se suspende es la quita del 0,25% del seguro que se cobra a los participantes del programa hipotecario de la FHA (Administración Federal de Vivienda). Esto representaba a los tenedores de hipotecas un ahorro de al menos 500 euros al año, dependiendo del valor de la propiedad.

En el 2013, el gobierno de EEUU tuvo que destinar 1.700 millones de dólares para rescatar a la FHA cuando se agotó su fondo de seguros, una medida que se tomó por primera vez en sus 80 años de historia.

Por ello, para evitar que este organismo vuelva a tener números rojos, Trump se adelantó con la quita de este subsidio. En clave política, se lee como una revancha del nuevo presidente a su antecesor, que había aprobado esta ayuda poco antes de abandonar el salón oval.

Los analistas también lo ven como un indicio que la nueva administración se preocupará menos por estados con tradición demócrata, como California o Nueva York, que registran los mayores valores inmobiliarios en el país.

economiadigital.es

20 total views, no views today

Share

Julian Assange está “preparado” para cumplir su palabra y aceptar la extradición a Estados Unidos

El fundador de Wikileaks, Julian Assange está “preparado” para salir de su encierro de más de cuatro años en la Embajada ecuatoriana en Londres y aceptar la extradición a Estados Unidos para rendir cuentas ante la Justicia, según ha revelado su abogada Melinda Taylor.

Assange se comprometió la semana pasada a que el presidente Barack Obama conmutaba la pena de Chelsea Manning, estaría dispuesto a aceptar la extradición pese a sus reservas hacia la Justicia estadounidense. En EEUU, Assange puede ser procesado por la filtración de los documentos.

If Obama grants Manning clemency Assange will agree to US extradition despite clear unconstitutionality of DoJ case https://twitter.com/wikileaks/status/765626997057921025 

Su representante legal asegura ahora que Assange mantiene su palabra tras el “perdón” a Mannig. “Todo lo que él ha dicho que está de pie”, dijo.

“Celebro la decisión del presidente Obama de conmutar la sentencia de la Chelsea Manning de 35 años en prisión”, dijo Assange en un comunicado enviado a la agencia ‘AFP’ por uno de sus abogados.

Dijo que Manning nunca debería haber sido condenada y la describió como “una heroína, cuya valentía debió haber sido aplaudida y no condenada”. Y agregó: “Para que la democracia y el imperio de la ley prosperen, el Gobierno de los EEUU debe poner fin de inmediato a esta guerra contra los denunciantes y publicaciones como WikiLeaks“.

El periodista australiano ha estado viviendo en la embajada ecuatoriana en Londres desde junio de 2012 para evitar ser extraditado a Suecia, donde enfrenta acusaciones de agresión sexual, y alega que de allí sería trasladado a los Estados Unidos para ser juzgado por su rol en las filtraciones.

informacionsensible.com

96 total views, no views today

Share

Echan de un hospital inglés a un paciente que lo usó dos años como un hotel

Era ridículo. Utilizaba el hospital como un hotel», se ha quejado a la BBC una paciente del Hospital Universitario James Paget, en Norfolk, en el Noreste de Inglaterra. Otra persona ingresada añade que «era un secreto a voces que llevaba dos años aquí». Al final el secreto estalló. El centro ha recurrido a la justicia para desalojar por fin a un paciente que ingresó en agosto de 2014 y fue dado de alta a los pocos días de llegar, pero que se negaba a marcharse a su casa. Los tribunales dieron la razón al hospital el 1 de diciembre y la orden se ejecutó el 10 de enero.

«Este caballero ha ocupado innecesariamente una cama del hospital por más de dos años y han hecho todo tipo de esfuerzos para superar la situación», explica el hospital, que añade que «la decisión no fue fácil y no se tomó a la ligera».

La historia coincide con un momento del invierno en que las urgencias británicas están totalmente desbordadas, hasta el punto de que, un poco hiperbólicamente, Cruz Roja ha calificado la situación de «crisis humanitaria». El coste para la sanidad pública de una cama en Inglaterra es del equivalente a 462 euros al día. Se calcula que el paciente ahora desalojado ha ocasionado un gasto innecesario de 392.700 euros.

El hospital le había ofrecido varias posibles soluciones de alojamiento una vez que dejase el centro, «porque a los pocos días de llegar ya estaba listo para el alta», pero rechazó todas las propuestas. Su nombre y la enfermedad con que ingresó no se han facilitado, por respeto al principio de confidencialidad. «Estuvo aquí dos años viviendo muy bien, lavado, alimentado, bien cuidado, pero ocupando una cama que necesitaba la gente de aquí», se quejan pacientes que compartían sala con él.

Recorte servicios asistenciales

Tras la anécdota subyacen dos problemas serios: el recorte en los servicios asistenciales a domicilio, emprendido tras la crisis, y la epidemia de soledad que castiga a muchos ancianos ingleses. En Inglaterra la sanidad pública mantiene 137.000 camas de hospital, de las que 7.000 están ocupadas cada día por personas que deberían ser dadas de alta, de las que 4.568 son ancianos que se niegan a irse a casa, porque allí estarían solos y sin poder valerse para su día a día elemental: alimentarse, asearse y tomar sus medicinas.

Cruz Roja y la mayoría de los expertos sanitarios ingleses creen que la mejor manera de paliar la falta de camas que ha destapado el pico de asistencia a urgencias de este invierno sería reforzar los servicios sociales a domicilio, porque de no encontrarse totalmente sola mucha gente mayor dada de alta podría seguir los tratamientos en su casa, y no en el hospital. El número de pacientes que acude a urgencia porque se sienten solos se calcula que se ha doblado desde 2010.

Ajustes presupuestarios

La crisis de las urgencias ha desatado debate político. La oposición culpa a los ajustes presupuestarios que ha venido acometiendo el Gobierno tory desde la crisis de 2008. Theresa May sin embargo ha rechazado las críticas replicando que estamos simplemente ante el pico estacional de todos los años. El protocolo del NSH, el servicio público de salud, establece que el 95% de quienes asisten a urgencias deben ser atendidos en menos de cuatro horas. Pero solo se está logrando en el 77,6% de los casos.

Las imágenes de enfermos en camillas por los pasillos de las urgencias son recurrentes. El caso que alarmó a la opinión pública fue del hospital de Worcestershire, en el Noroeste de Inglaterra, donde se produjeron tres muertes entre pacientes que esperaban a ser atendidos en los servicios de urgencias. Una mujer falleció en una camilla de ruedas por un ataque cardíaco, tras 35 horas de espera sin recibir la debida atención. Un hombre murió por un aneurisma en otra camilla y un tercer paciente fue hallado muerto por asfixia, tras enredarse en el cuello con un cordón de alimentación por goteo. Los hechos ocurrieron entre Fin de Año y el pasado 3 de enero.

abc.es

24 total views, no views today

Share

VIDEO.Muere un espectador español arrollado por un coche del Rally de Montecarlo

El espectador español Jesús Ordoñez arrollado por el Hyundai del piloto neozelandés Hayden Paddon en el Rally de Montecarlo ha muerto tras ser trasladado al hospital de Niza, según ha anunciado esta noche el Automóvil Club de Mónaco (ACM).

Ordoñez había sido trasladado en helicóptero desde el lugar donde se disputaba la primera especial de la carrera hacia un hospital de Niza (sur de Francia). “A pesar de todos los esfuerzos desplegados por el equipo médico, desgraciadamente falleció”, indica el ACM.

La Policía del departamento de Alpes de Alta Provenza, donde ocurrieron los hechos, ha abierto. una investigación para determinar con precisión las circunstancias del accidente.

Ordoñez, de 50 años y que estaba sacando fotos cuando sucedió la tragedia, sufrió un paro cardio-respiratorio antes de ser evacuado por el helicóptero de la seguridad civil hacia el hospital Pasteur de Niza. Jesús Ordóñez era un gran aficionado a los rallyes, estando presente en la mayoría de las carreras que se celebran en Asturias y fuera del Principado. Trabajaba en el sector de la construcción.

Paddon perdió el control de su vehículo al ingresar en una curva en el último tercio del recorrido de 21,25 kilómetros, entre las localidades de Entrevaux y Ubraye. El accidente se produjo en la ruta departamental 10, a unos 3 kilómetros de la línea de llegada, en una zona de abundante nieve y hielo.

En las imágenes de televisión se ve al piloto de Hyundai y a su copiloto John Kennard ser retirados del vehículo ilesos. Paddon golpeó una zona rocosa con el lado derecho de su coche, perdió el control y cayó volcado hacia su lado izquierdo. Según testigos, la víctima se había colocado en una zona no prevista para acoger público.

“Estoy profundamente acongojado por el accidente de hoy y mis pensamientos están junto a la familia y los amigos de esta persona”, ha dicho en Twitter el piloto del Hyundai.

“Los miembros del equipo prometieron total respaldo a las autoridades y a los organizadores del evento para intentar comprender los detalles del accidente”, ha explicado en un comunicado la escudería coreana.

eldiariomontanes.es

94 total views, no views today

Share

Detenido en Barcelona un importante hacker ruso por defraudar 5.000.000 de dólares

La Guardia Civil en colaboración con el FBI, ha detenido en Barcelona al ciudadano ruso LISOV S.V. de 32 años, buscado por los EE UU mediante una orden internacional de detención, al considerarlo responsable de una red que conspiraba para cometer piratería informática y fraudes mediante la utilización de medios electrónicos.

La detención de esta persona se efectuó el pasado día 13 en aeropuerto de El Prat, cuando agentes del Equipo de Huidos de la Justicia de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil que habían detectado su presencia en Cataluña, tras varios días de vigilancia le interceptaron cuando pretendía abandonar España en un vuelo con destino a otro país de la UE.

El detenido, desde 2014 era investigado por los EE UU por desarrollar, distribuir y utilizar, junto a otras personas, el software malicioso NeverQuest, más conocido entre la ciber delincuencia como Troyano Bancario; softwares diseñados para facilitar el acceso no autorizado a ordenadores de personas e instituciones financieras con el fin de robar en línea credenciales bancarias, información de tarjetas de crédito y demás información personal identificable e información financiera.

Lisov, estaba considerado como un operador importante de NeverQuest, habiéndose encargado entre otros ilícitos, de la creación y administración de una red de ordenadores infectados con NeverQuest mediante el arrendamiento y adquisición de servidores de ordenadores utilizados para administrar dicha red.

Pérdidas de 5.000.000 de dólares

Una profunda investigación de los servidores operados por Lisov en Francia y Alemania, reveló bases de datos con listas robadas de información de cuentas de instituciones financieras, con datos que indican, entre otras cosas, los saldos de las cuentas. Uno de los servidores alquilados por Lisov contenía archivos con millones de credenciales de datos de acceso, inclusive los nombres de los usuarios, contraseñas y preguntas y respuestas de seguridad, para cuentas de sitios web bancarios y financieros.

La utilización del software malicioso NeverQuest ha supuesto pérdidas financieras y de fondos transferidos sin autorización desde cuentas de víctimas por importe aproximado a los 5.000.000 de dólares

laverdad.es

17 total views, no views today

Share

Detenidas 90 personas durante las protestas contra la toma de posesión de Trump

Centenares de manifestantes y la policía se enfrentaron hoy en Washington, con el lanzamiento de piedras y gases lacrimógenos que provocaron “daños materiales significativos” en el centro de la capital.

La confrontación ha dejado “varios heridos leves, alrededor de 90 detenidos y daños materiales significativos” en establecimientos y vehículos, informó Peter Newsham, director interino de la Policía de Washington en un comunicado.

Según constató Efe, la confrontación tiene lugar a apenas cuatro calles del lugar por el que la caravana presidencial llevará a Trump a la Casa Blanca en las próximas horas.

“Es una pena que haya tenido que ocurrir. Sabíamos que iba a ser un día largo. A cualquiera que piense que puede venir aquí y violar la ley, nos lo vamos a llevar detenido”, agregó Newsham.

Las enfrentamientos comenzaron desde primera hora de la mañana, con la rotura de los escaparates de varios establecimientos comerciales, y se recrudecieron al mediodía en la confluencia de las calles 12 y K en el centro de Washington, después de que Trump asumiese oficialmente la Presidencia.

Los manifestantes quebraron las ventanas de diversos automóviles, entre ellos uno de policía, y quemaron papeleras, mientras que las fuerzas de seguridad respondieron con gases lacrimógenos para tratar de dispersar a los protestantes. Por ahora, sin embargo, no se han producido los temidos enfrentamientos entre seguidores de Trump y manifestantes.

Washington se encuentra fortificada con un enorme despliegue de seguridad y calles cortadas por los actos de la toma de posesión del presidente Trump.

expansion.com

66 total views, no views today

Share

Carta de Europa: La oferta que los europeos no podrán rechazar

De unas relaciones transatlánticas predecibles durante décadas, los europeos se encuentran ahora con un presidente de EEUU que cuestiona el concepto de alianza y respeta los liderazgos fuertes.

Fue mala suerte que la primera visita de Donald Trump a Europa fuera a Sicilia. Trump no viaja mucho al extranjero. Pero quería acudir al encuentro del G8, principalmente porque había organizado la vuelta al club de su buen amigo el presidente ruso, Vladimir Putin. El único problema era que casi todo el conocimiento que Trump tenía de Sicilia proviene de su admiración por El Padrino.

Su discurso para los líderes de las principales democracias subrayó que la seguridad europea y asiática se gestionará bajo un modelo de protección propio de la mafia. “Qué bonito país tenéis aquí”, bromeó con un perplejo primer ministro italiano, “sería una pena que le pasara algo”. Incluso antes de que llegara formalmente la “oferta que los europeos no podrían rechazar”; más tarde ese verano, el efecto en la relación de Estados Unidos con sus aliados europeos fue catastrófico.

Las líneas anteriores son una obra de ficción, una descripción prematura de lo que podría suceder. Pero sirven para resaltar el desafío que la presidencia Trump presenta para los europeos.

Las relaciones transatlánticas han sido predecibles e incluso aburridas en los últimos años. Sus disfuncionalidades y disputas son rituales, pero han servido a los intereses de los socios transatlánticos bastante bien y la alianza ha sido eficaz en conjunto. Desde la perspectiva de EEUU, los europeos, de forma individual y a través de foros multilaterales como la OTAN o la Unión Europea, han sido socios de preferencia en cualquier empresa relevante de política exterior. Para los europeos, la alianza ha servido para mantener a los americanos interesados e implicados en los asuntos del viejo continente, a pesar de Oriente Próximo y la importancia de Asia.

Pero, por primera vez en generaciones, un presidente de EEUU cuestiona el concepto mismo de “alianza”. Trump la percibe en términos instrumentalistas y, de no ser radicalmente remodelada, afirma que EEUU simplemente dejará sola a Europa para lidiar con sus problemas.

 

El desafío existencial de Trump

Es necesario ser cauto al aventurar qué hará Trump. A lo largo de su campaña, centrada mayormente en cuestiones internas y en inmigración, ha evitado hacer promesas específicas y ha esquivado presiones externas para cumplirlas. En política internacional, ha adoptado un nivel de incoherencia que celebra la idea de que sus declaraciones van más allá de los dictados de la lógica. Declaró un desinterés profundo en usar la fuerza en el exterior, pero propuso bomb the shit out of los campos de petróleo controlados por Estado Islámico en Irak y Siria, y llevarse el petróleo.

La falta de coherencia ha llevado a muchos a asumir que realmente no importa lo que Trump haya dicho en el periodo de campaña. Existe una creencia entre gobiernos europeos de que, o bien el sistema americano de pesos y contrapesos impedirá las propuestas más radicales del presidente electo, o bien quizá no se retire de la OTAN. No obstante, resulta un planteamiento peligrosamente autocomplaciente. Los presidentes de EEUU gozan de enorme libertad en política exterior. Tras el 11-S, George W. Bush y Barack Obama han centralizado aún más el proceso de decisión sobre política exterior en la Casa Blanca. El Congreso apenas ha protestado y ha evitado en gran medida asumir responsabilidades en la materia.

A juzgar por la reacción hasta la fecha de los líderes republicanos en el Congreso, existen pocos motivos para creer que se comportarán de otra manera. El presidente Trump asumiría por tanto una maquinaria ejecutiva bien definida e independiente para conducir la política exterior.

Trump se contradice a sí mismo con frecuencia, pero tiene una visión propia sobre política exterior desde hace décadas en torno a tres pilares que nunca ha abandonado. Uno, EEUU tiene un acuerdo desfavorable con sus aliados. Dos, el enfoque de EEUU hacia el libre comercio ha empobrecido a los trabajadores estadounidenses y debilitado el país. Tres, es mejor un acuerdo con hombres fuertes autoritarios que con líderes europeos.

 

Los ‘malos’ aliados

Trump ha declarado sistemáticamente que EEUU mantiene malos acuerdos con sus aliados y para con el orden mundial. En 1987, gastó 100.000 dólares de su dinero para publicar un anuncio a página completa en New York Times en el que defendía esta idea. EEUU ha afrontado la factura de la seguridad global durante generaciones sin apenas recibir nada a cambio. El acuerdo de seguridad entre EEUU y Japón de 1951 es para Trump el ejemplo perfecto de este tipo de políticas desfavorables, ya que obliga a EEUU a defender a Japón, pero no obliga a Japón a defender a EEUU.

Para él, los enemigos de EEUU pactan acuerdos duros, pero al menos sabes en qué posición estás con ellos. Trump asegura que Putin es alguien “con quien se llevaría muy bien”, mientras que en Angela Merkel –el interlocutor más importante de Obama en Europa– ve alguien que “se deja llevar” y “acepta el petróleo y gas que puede de Rusia”, mientras que EEUU “lleva la iniciativa en Ucrania”.

Trump está decidido, por tanto, a lograr mejores acuerdos con los aliados de EEUU. Por ejemplo, en la alianza transatlántica, socios europeos como Alemania deberían pagar por el privilegio de la protección americana. Si no cumplen con sus obligaciones, “no serán defendidos”. Para Trump, los aliados no deberían necesitar protección, pues Europa debe afrontar la carga de gestionar conflictos que son eminentemente europeos, como Ucrania o la crisis de los refugiados.

 

Malos acuerdos comerciales

El segundo pilar de la política exterior de Trump consiste en su convencimiento de que los acuerdos de libre comercio han perjudicado a EEUU. Sus percepciones sobre comercio se remontan a la década de los ochenta y los debates respecto al comercio entre EEUU y Japón. Para él, las élites americanas, en un esfuerzo por atraer hacia sí a los aliados potenciales de la Unión Soviética, sacrificaron los intereses de la economía estadounidense en favor de intereses extranjeros. Con la guerra fría cerrada, esta mentalidad ya no es pertinente y EEUU puede promover acuerdos que antepongan los intereses económicos del país a las ambiciones globales de las élites cosmopolitas. Según Trump, “el americanismo, no el globalismo, será nuestro credo”.

De ahí, que el presidente electo se haya comprometido a retirar a EEUU de una serie de acuerdos comerciales “inaceptables”; incluyendo la revisión del Tratado de América del Norte con México y Canadá (Nafta, en inglés) e, incluso, de la Organización Mundial del Comercio. Las perspectivas del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP) y del Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP) básicamente murieron el día que Trump ganó las elecciones. Sin embargo, no considera que el comercio sea inherentemente malo para la economía estadounidense. Trump parece creer que, en negociaciones bilaterales, podría aprovechar el tamaño del mercado de EEUU y su propia capacidad de negociación para obtener mejores resultados.

 

La ventaja del hombre fuerte

La fascinación de Trump hacia líderes fuertes y autoritarios viene de lejos. Después de una visita a Moscú en 1990, criticó la falta de mano dura de Mijail Gorbachov a la hora de responder a los desafíos que afrontaba la URSS en aquel momento. Comparó esta supuesta debilidad con la dura respuesta del gobierno chino tras las protestas de Tiananmen, subrayando públicamente el positivo valor del poder de la fuerza. Durante la campaña electoral alabó al expresidente iraquí, Sadam Husein, al norcoreano Kim Jong-Un, al sirio Bachar el Asad y al fallecido líder libio Muamar el Gadafi. Más visiblemente, Trump se ha involucrado en una especie de bromance con Putin.

La admiración de Trump por los líderes fuertes es algo más que una preferencia personal; es una demostración de su creencia de que los individuos fuertes “ganan” a lo largo de la historia. Los sistemas que no dejan emerger a los líderes fuertes, diluyendo el poder y el proceso de toma de decisiones, generan líderes débiles y, por tanto, naciones débiles. La UE está, para él, condenada.

 

Trump, un nuevo desafío

La visión del mundo de Trump presenta un desafío para las relaciones transatlánticas. Por supuesto, el presidente electo desea un reparto de las cargas más equitativo respecto a política exterior que el vigente durante décadas. El pivot hacia Asia de la administración Obama reflejaba ya en parte esta idea. Pero comparar a Obama con Trump pone de manifiesto todo lo que es nuevo. Los intentos por igualar el reparto de cargas de seguridad de EEUU –incluyendo los de Obama–han partido de la idea de que los mejores aliados de Washington son las democracias, que su propia prosperidad proviene de un amplio sistema global de comercio e inversión y que la seguridad europea debe ser protegida, por Europa si es posible y por EEUU si es necesario.

Los anteriores presidentes estadounidenses de posguerra han buscado abiertamente una asociación más equilibrada con Europa, que consideraban un interés fundamental de EEUU y, por tanto, eran reacios a abandonar Europa y dejarla con sus propios recursos.

Trump, por el contrario, cree en muros y océanos. Según su visión, EEUU puede y debe mantenerse al margen de los problemas de otras regiones. Por ejemplo, Trump no cree que EEUU deba ofrecer asistencia en la crisis de refugiados europea. A diferencia de cualquier otro presidente estadounidense desde Harry S. Truman, Trump no comparte la idea de que EEUU tenga relaciones especiales con países por el solo hecho de que sean democracias.

 

Un futuro ‘trumpiano’

Esta visión, por tanto, sí representa una amenaza existencial a la alianza transatlántica, pues está enfrentada a principios asentados durante décadas en dichas relaciones. El temperamento volátil de Trump y su tendencia a ridiculizar a sus aliados aportaría un nuevo y perjudicial tono a la diplomacia transatlántica.

La resonancia del mensaje del America First deriva en parte de las ventajas de la geografía americana y el histórico mito de su independencia. Trump puede hacer tales afirmaciones con credibilidad, porque EEUU tiene opciones a corto plazo para aislarse de los problemas del mundo, e incluso reducir su dependencia en el comercio global.

La UE, sin embargo, no cuenta con esa opción. No puede aislarse de los problemas del este de Europa o de Oriente Próximo por mucho tiempo. Su estructura económica muestra incluso más interés en un sistema de comercio global que EEUU. Esta diferencia fundamental en la situación de los estadounidenses y los europeos significa que el grado de confianza de Europa respecto a EEUU para su seguridad y prosperidad tiene un límite.

Muchos miembros de la UE están cayendo en la introversión justo en el momento que crecen las amenazas a la seguridad en sus fronteras en el Sur y el Este. Demasiados gobiernos en Europa aún creen que pueden contar con Washington para asegurar sus intereses claves. Pero con Trump, EEUU se volverá también más ensimismado y menos predecible como socio internacional. Los europeos deberían tomar nota y, al menos, adoptar medidas proactivas para incrementar visiblemente las cargas que comparten en la alianza transatlántica y su capacidad para desplegar acciones independientes y cooperativas con un nuevo EEUU.

JEREMY SHAPIRO

 

20 total views, no views today

Share