Las ‘Tontines’, el método de ahorro que triunfa y reduce la pobreza en África

En los lugares de mayor pobreza y dificultad surgen ideas revolucionarias a pesar de no gozar de los medios más modernos. Si en el mundo desarrollado muchos métodos de ahorro se canalizan a través de apps o del mundo digital, en los países africanos reina un método que tiene cientos de años de antigüedad.

En un suburbio de Dakar, la capital de Senegal, una persona obtiene periódicamente una suma de dinero de un bote común. No hay apuestas de por medio, sin embargo, el dinero caído del cielo proviene de un truco para ahorrar popular en la comunidad.

Se trata de las ‘Tontines’, habituales en el continente africano de norte a sur, y que reciben diferentes nombres en función de los dialectos de cada nación. En Nigeria, por ejemplo, se llaman ‘Ajo’.

¿Pero en qué consisten ‘las Tontines’? En ellas participan múltiples miembros de una comunidad y cada uno de ellos aporta periódicamente una cantidad, que finalmente le será devuelta junto a las aportaciones de sus compañeros.

De esta forma, con una cantidad de dinero recibida mucho mayor de la aportada, la persona puede hacer frente a grandes desembolsos como montar un negocio o afrontar una boda.

Existen variaciones, ya que el sistema puede realizarse semanalmente o mensualmente, pero el objetivo siempre es el mismo: dar acceso a grandes sumas de dinero a personas que están fuera del sistema financiero oficial.

Un caso práctico es el de las ‘Tontines’ en Kololi, Gambia. Según informa ‘ifeel maps’, una vez por semana se reúnen 200 mujeres. Cada una aporta 25 Dalasis (50 céntimos de euro) y la secretaria registra todo en un libro de cuentas. La cantidad recaudada se dará a la ganadora de la ‘Tontine’, que será elegida por sorteo ese mismo día entre las que lo hayan pedido. La igualdad se mantiene haciendo que la ganadora no pueda volver a entrar en el sorteo hasta que les haya tocado a todas.

El salto al mundo digital

El éxito está asegurado y de ahí su popularidad. Sin embargo, todavía no había dado el salto a internet. Estos tiempos en Senegal han llegado a su fin, ya que la startup MaTontine ha creado un sistema donde la tecnología se encuentra con la tradición, allanando el camino para soluciones financieras formales.

“Lo que hemos hecho es automatizar el proceso y ser capaces de ofrecer un amplio rango de servicios financieros, ya se trate de pequeños créditos o productos de seguros”, explica Akporiaye, uno de sus creadores a ‘CNN’.

Unos meses después de su lanzamiento, la app ya cuenta con 1.000 usuarios. Eso sí, la forma tradicional de las ‘Tontines’ seguirá siendo la más utilizada en África.

lainformacion

Share

Asturex promociona este miércoles productos agroalimentarios asturianos en Londres

Ocho empresas de la región participan en el Día de Asturias en la capital británica, evento organizado en el Restaurante Hispania.

Los consumidores británicos de productos gourmet tienen un gusto por lo tradicional.

Los consumidores británicos de productos gourmet tienen un gusto por lo tradicional.

La Sociedad de Promoción Exterior Principado de Asturias (ASTUREX) ha organizado la participación de las empresas Valle, Ballina y Fernández (Grupo EL GAITERO), Cafés TOSCAF, Sidra TRABANCO, Embutidos EL HORREO, Llagar CASTAÑON, Bodegas MAYADOR, ASTURPESCA y MEWINDO en #tastingasturiaslondon, el evento gastronómico de promoción de productos asturianos que se celebrará el 19 de septiembre en el reconocido Restaurante Hispania de Londres. El objetivo es posicionar los mejores productos asturianos en este importante mercado mediante una potente presentación y degustación organizada por el prestigioso equipo de cocina de este restaurante.

Situado en el corazón de la City londinense, el Hispania ocupa la planta baja del histórico edificio del LloydsBank. Creado por el diseñador de interiores de origen asturiano, Lorenzo Castillo y bajo la coordinación gastronómica del chef asturiano Marcos Morán, que cuenta con una Estrella Michelin y tres soles Repsol, ofrece la mejor gastronomía española y asturiana. Ubicado en el centro neurálgico de Londres, el Hispania es, sin duda, uno de los mejores restaurantes de Reino Unido. Un centro de atracción no solo de clientes, sino también de importadores y restauradores que acuden a las periódicas catas de los productos que allí se sirve.

 

Las empresas participantes mostraran sus productos a los distribuidores e importadores invitados. Mientras tanto, el equipo de cocina servirá una serie de aperitivos elaborados con los productos de las empresas y otros productos asturianos, todos ellos maridados con las sidras participantes. Un catering que los camareros/as del restaurante irán ofreciendo a los invitados, mientras las empresas asturianas aprovechan el networking empresarial para obtener el máximo provecho de los contactos de la sala y negociar la entrada de sus productos en Reino Unido. Durante la celebración del evento se proyectarán también, videos promocionales de ASTURIAS como destino turístico, gastronómico y cultural.

Share

May insiste en que las únicas opciones ante el Brexit son su plan o ningún acuerdo

La primera ministra británica, la conservadora Theresa May, ha insistido en que hay por delante dos únicas opciones ante el brexit: su plan conocido como “Chequers” o ningún acuerdo con la Unión Europea (UE).

La “premier” ha subrayado que si el Parlamento británico no aprueba su plan antes del 29 de marzo de 2019, fecha de la retirada británica del bloque europeo, entonces “creo que la alternativa a ello es que no tendremos un acuerdo”, ha afirmado May en una entrevista con el programa “Panorama” de la cadena BBC, que será emitido esta noche y adelantada hoy a los medios.

comercio para bienes después del “brexit”, lo que evitaría los controles de aduanas y mantendría abierta la frontera irlandesa, pero los diputados conservadores más euroescépticos, entre ellos el exministro de Exteriores Boris Johnson, lo rechazan.

Estos parlamentarios se oponen porque estiman que el Reino Unido estaría ligado a los otros 27 y haría difícil negociar acuerdos comerciales con países fuera del bloque europeo. Estos euroescépticos proponen recurrir a tecnología ya existente para evitar una frontera visible.

En su entrevista, algunos de cuyos extractos ya fueron adelantados el domingo, May puntualiza que es necesario un “movimiento de mercancías libre de fricciones”, sin aduana o controles reguladores entre el Reino Unido y la UE en la isla de Irlanda a fin de no tener una frontera dura.

El objetivo del Reino Unido es evitar una frontera visible entre la República de Irlanda y la provincia británica de Irlanda del Norte para no perjudicar el proceso de paz norirlandés. Según May, cualquier sistema de control es “una frontera dura (visible) (…) uno no resuelve el problema de la frontera dura colocándola 20 kilómetros dentro de Irlanda”.

Sin embargo, Johnson volvió a criticar hoy el plan de May desde las páginas del diario “The Daily Telegraph” al afirmar que el fracaso del Gobierno en resolver el asunto irlandés ha llevado a una “abominación constitucional” puesto que, “por primera vez desde 1066 (la conquista normanda de Inglaterra), nuestros líderes consienten deliberadamente a una autoridad extranjera”.

 

Johnson agregó que “Chequers” implica que el país “permanece efectivamente en la unión aduanera y gran parte del mercado único”. El periódico “The Times” informa hoy de que la UE parece estar dispuesta a aceptar una frontera irlandesa “sin fricciones”.

Al parecer, según ese rotativo, el negociador comunitario, Michel Barnier, trabaja en un nuevo plan para utilizar tecnología que permitiría minimizar los controles aduaneros.

Por otro lado, la emisora Radio 5 Live de la BBC divulgó hoy una consulta que sugiere que el Reino Unido está aún dividido sobre si el “brexit” será positivo o no para el país. De acuerdo con ese sondeo, hecho por la firma ComRes, el 50% de los encuestados considera que el impacto será positivo frente al 41% que estima que será negativo, mientras que el resto no contestó.

Hace unos días, los medios revelaron que varios diputados conservadores euroescépticos, contrarios al plan de May del “brexit”, se reunieron para analizar cómo y cuándo desafiar el liderazgo de la “premier”, según revelaron los medios.

Desde el lado laborista, el alcalde de Londres, Sadiq Khan, criticó el sábado la negociación del Gobierno británico sobre el brexit y pidió la convocatoria de un segundo referéndum sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE). Para Khan el Reino Unido afronta dos opciones, un “mal acuerdo” o “ningún acuerdo”, afirmó el alcalde en un artículo publicado en el diario The Observer.

 

En su opinión, el debate actual está centrado en las ambiciones políticas del exministro de Exteriores Boris Johnson, en vez de hablar sobre la importancia de concretar un pacto con la UE. El alcalde de Londres admitió que no imaginaba pedir la convocatoria de un segundo referéndum, pero que está cada vez más alarmado por la “caótica” situación de las negociaciones con Bruselas, rodeadas de “confusión y un punto muerto”.

Es por ello, agregó el político laborista, que es necesario “un voto de la población sobre cualquier acuerdo del ‘brexit’ alcanzado por el Gobierno, o una votación en caso de que no haya acuerdo del ‘brexit’, junto con la opción de permanecer en la UE”.

Hay gran incertidumbre sobre si Londres y Bruselas podrán ponerse de acuerdo en octubre, la fecha meta que se han fijado, si bien el negociador comunitario dio a entender en los últimos días que podría haber pacto en seis u ocho semanas.

lavanguardia.com

Share

Amazon investiga a sus trabajadores por traficar con datos

Un informe vincula a Amazon con un mercado negro de datos que se presume ocurre en su patio trasero, con la participación de empleados, agentes externos y comerciantes independientes. Se trata de una práctica que podría ayudar a los vendedores a aparecer más alto en las búsquedas de productos, tirando de datos confidenciales para vencer el algoritmo del portal del minorista más poderoso del mundo.

Según The Wall Street Journal, el complot del tráfico de datos involucra a agentes que actúan como intermediarios entre los empleados que filtran los datos y los comerciantes, además de otros compradores individuales. Amazon confirmó que investiga los alegatos del informe pues son tácticas que quebrantan sus contratos tanto laborales como comerciales, por lo que tomará medidas contra los empleados y vendedores involucrados.

Como parte de la investigación, Amazon pone la lupa sobre algunos intermediarios enviados por comerciantes independientes que pretenden eliminar todas las reseñas negativas de sus productos listados en la tienda, quienes contactan a los empleados de Amazon para ofrecer entre 80 y 2.000 dólares a cambio de ayudar a limpiar la imagen de los comerciantes en el sitio.

Amazon libra la guerra contra el fraude

“Tenemos un alto estándar ético para nuestros empleados y cualquier persona que viole nuestros código se enfrenta a medidas disciplinarias”, dijo un portavoz de Amazon. “Tenemos tolerancia cero con el abuso de nuestros sistemas y si encontramos malos actores involucrados en este comportamiento tomaremos medidas rápidas, incluida la terminación de las cuentas de venta, la retención de fondos y la adopción de medidas legales”.

Se desconoce dónde exactamente suceden estas prácticas, pero Amazon las empezó a investigar en mayo después de recibir una alerta en China, donde se presume que las tácticas y los sobornos son más prevalentes. Pero la investigación interna responde a un esfuerzo a nivel global de Amazon para frustrar los trucos ilegítimos de comerciantes, rivales y otros malos actores que buscan engañar al sistema.

CNET informa de que, desde 2015, la compañía billonaría de Jeff Bezos ha abierto más de 1.000 demandas contra entidades involucradas en fraudes y reseñas falsas en su plataforma, y no hay señales de que la ofensiva vaya a terminar pronto.

economiadigital

Share

Saltan las alarmas ante el bajo nivel de renta de los jubilados alemanes

Sigrid es una jubilada alemana que vive en Berlín con apenas seis euros al día. Es lo que le queda tras pagar el alquiler y los gastos fijos. En la principal potencia europea, su caso revela la realidad de una tercera edad sumida en la pobreza en la que conviven miles de alemanes y cuya previsión se podría agravar de cumplirse los peores presagios.

Según el Instituto Alemán de Investigación Económica de Berlín (DIW), la mitad de los trabajadores germanos que actualmente cuentan entre 55 y 64 años carecerán de fondos para mantener un nivel de vida digno tras su jubilación. Una proporción que dista mucho de los planes del gobierno federal que antes de verano presentó una subida de las pensiones para este año del 3,2% en el este del país y del 3,4% en el oeste y que se ha puesto manos a la obra para asegurar el incierto futuro de la renta de sus pensionistas.

Medidas del todo insuficientes para los investigadores del DIW que estiman en unos 700 euros la cuantía que de promedio le falta a cada persona para poder financiar su jubilación. El instituto advierte incluso que si muchos de los afectados no echan mano de la propia previsión privada, el porcentaje de perjudicados podría elevarse desde la mitad hasta el 63%.

Unas previsiones que, en su conjunto, han llevado a este organismo a disminuir en seis puntos porcentuales el nivel de las pensiones germanas, del 48% al 42% para los próximos 25 años.

La mitad de los jubilados alemanes compagina la pensión con un minijob

La mitad de los jubilados alemanes compagina la pensión con un ‘minijob’

Las cifras encubren una más que segura y dramática realidad: millones de alemanes no podrán ni costearse el pago de su vivienda y según el estudio, las personas mayores tendrán que gastar más en sanidad o la atención a largo plazo. Es por ello que los investigadores del DIW están a favor de estabilizar el monto de las jubilaciones.

En declaraciones al periódico Süddeutsche Zeitung, uno de los autores del estudio, Markus Grabka, aseguró que “la imagen del sistema de pensiones sufrirá a medida que los niveles de pensión continúen cayendo, como también, si alguien que haya cotizado aunque sea poco reciba una prestación inferior que un pensionista que no ha trabajado ni cotizado”. Por eso, los investigadores aconsejan dar pensiones más altas a las personas con bajos ingresos e proponen que aquellos que ganan más contribuyan por todo su salario en vez de marcar un límite de hasta 7.000 euros.

Plan de pensiones

En junio, el ejecutivo de Angela Merkel creó una comisión con representación de los partidos, sindicatos y empresarios para idear un concepto que asegure el futuro de las pensiones a partir del 2025. La coalición de gobierno formada por los conservadores de la canciller y los socialdemócratas han fijado como primeras dos premisas que el nivel de la cotización no supere el 20% del salario bruto y que las pensiones no caigan por debajo del 48%.

Según los pronósticos de Berlín, alrededor del año 2025 se consumará el cambio demográfico que, en el caso de Alemania como en otros países europeos, supondrá una drástica carga para el sistema de pensiones federal debido al envejecimiento de la sociedad.

eleconomista

Share

De Beavertown a Redemption, ruta por las microcervecerías artesanas

Cada vez más personas visitan los polígonos industriales del distrito londinense de Tottenham. ¿Por qué acuden a esta zona que parece todo menos un destino de ocio? Entre almacenes de comida al por mayor, centros de construcción, garajes, palés y furgonetas de reparto, se visitan las microcervecerías de este barrio al norte de Londres. Estas fábricas abren sus puertas cada sábado para aquellos que buscan nuevos sabores alejados de la tradicional cerveza rubia.

La creatividad, la experimentación y la pasión son las principales bazas de unos emprendedores que intentan encontrar un espacio entre las tradicionales marcas. Redemption fue la primera en instalarse en Tottenham, en 2010. Desde entonces otras han seguido la estela, convirtiendo el código postal N17 en una de las zonas cerveceras más originales de Londres. El boca a boca hace que los curiosos aumenten cada fin de semana y ya son muchos los que se dedican a hacer esta ruta polígono-cerveza.

Pressure Drop ofrece cada sábado 10 tipos de cerveza artesanal en su bar en el Lockwood Industrial Park

Beavertown

“No podemos competir en precio con las productoras industriales, pero sí en calidad y en sabor”, explica Chris Lewington, maestro cervecero de Beavertown. Y añade: “Durante más de 20 años se ha consumido cerveza rubia de barata producción. Es la vieja escuela y es difícil cambiar esa visión”. Pero las nuevas generaciones están innovando para consolidar su sello particular y un producto que cale en los consumidores.

Logan Plant ideó Beavertown en la cocina de un restaurante y tras su paso por Hackney Wick (un barrio al este de la capital británica), finalmente se asentó en Tottenham en 2014. En la actualidad su fábrica en Lockwood Industrial Park es uno de los grandes atractivos de la zona, y las calaveras, marca distintiva de su imagen, ya toman terreno en los pubs independientes de Londres. Aquí, en Tottenham, sus creaciones también se pueden degustar en carpas y puestos de comida callejera que instalan al aire libre si el tiempo acompaña para el disfrute de un plan de sábado acompañado de buena cerveza. La afluencia de público en busca de su icónica pale ale Gamma Ray (cerveza obtenida mediante fermentación templada empleando principalmente malta clara) o la Lupuloid (una indian pale ale, un estilo de cerveza de tradición inglesa con un alto nivel del alcohol y de lúpulo) beneficia también al resto de microcervecerías de la zona en una competencia saludable.

La fábrica de Redemption utiliza el agua de los embalses de Lea Valley, al norte de la capital británica

Pressure Drop

Muchos de los que llegan a Beavertown descubren también Pressure Drop, cervecera situada en el mismo parque industrial (Lockwood Industrial Park). Sus artífices, Ben Freeman, Graham O’Brien y Sam Smith, ya barruntaban la idea de hacer una producción a pequeña escala cuando producían esta bebida en una caseta de jardín. Pero dejó de ser un pasatiempo hasta que el proyecto acabó por convertirse en el trabajo principal de sus socios. Abierta desde el pasado verano, Pressure Drop ofrece hasta 10 variedades de cervezas artesanales cada sábado en su bar. “Rellenamos el hueco que las grandes marcas dejan. Hacemos cervezas de alta calidad, nos podemos permitir lotes más pequeños y ediciones especiales, por lo que mantenemos a nuestros clientes entusiasmados”, dice Freeman mientras bebe una Pale Fire, una de las protagonistas de su carta.

Brewheadz

Atrevimiento y buen rollo son las señas de identidad de Brewheadz, una pequeña fábrica convertida en otra de las paradas esenciales en este itinerario cervecero del norte de Londres. Cuatro amigos de la localidad italiana de Fondi se iniciaron en el sector en el piso de 42 metros cuadrados que compartían. Todo de forma muy amateur, hasta que descubrieron que tenían un buen producto entre manos. “Mejoramos la receta hasta que vimos que podíamos comenzar el sueño”, dice Stefano Rotunno, uno de sus fundadores. Brewheadz, en Rosebery Industrial Park, invita a probar unas cervezas con personalidad. Su Kitchen Porter ha sido recientemente galardonada, mientras que S’our Gym es refrescante y ácida, perfecta en los últimos coletazos del verano. “Es una pasión y no queremos crecer a costa de la calidad”, dice Rotunno.

Redemption

Próxima a la estación de Northumberland Park está Redemption. Su fundador, Andy Moffat, utiliza el agua de los embalses locales de Lea Valley para sus cervezas artesanales. Hay espacio para la experimentación en esta cervecera, como demuestra su nueva indian pale ale 46 Degrees North. “Buscamos nuevos retos”, explica el cervecero Alistair, que ve en las microcervecerías una oportunidad para reunirse con los amigos y crear comunidad. Aunque en este caso hay que ser paciente: su bar, punto de encuentro para los aficionados del Tottenham por la cercanía con el estadio de fútbol White Hart Lane, se encuentra en fase de remodelación y esperan poder abrirlo tras el verano.

Otras opciones

Otras cervecerías de Tottenham son Five Miles, Bohem o Wild Card Brewery. Todas ofrecen un plan para sumarse al efervescente mercado de la cerveza artesana y continúan con el modelo iniciado por Evin O’Riordain con The Kernel, en el barrio londinense de Bermondsey. “La gente quiere saber de dónde viene la cerveza y quiénes la elaboran”, apunta Chris Lewington.

elpais

Share

Restaurantes de Londres donde come Dabiz Muñoz

Restaurantes indios

La cocina india siempre ha sido una de las favoritas de los británicos. Ahora, una nueva oleada de locales están surgiendo en Londres de la mano de jóvenes hosteleros. El objetivo poner al día una cocina demasiado arraigada a la tradición.

Gymkhana 

El nombre hace referencia a los elitistas clubes de la India colonial y la decoración evoca aquellos locales solo para hombres con maderas relucientes, fotos sepia y lámparas estilo Jaipur. Desde que abrió en Mayfair 2013 se convirtió en un éxito. En 2014 fue elegido mejor restaurante de Reino Unido por la revista Restaurant, la misma que promueve el ranking internacional The world 50 Best.Sus platos aromáticos y sabrosos pero adaptados al paladar occidental han convertido en este lugar en uno de los restaurantes favoritos de los aficionados al fine dining con toques étnicos.

Los propietarios son los hermanos Sethi, británicos de origen indio que también están detrás de otros restaurantes de éxito como Lyle’s, Kitchen Table and Trishna. Los platos  estrella el tandoori gobhi con raita de chili verde, vindaloo de carrillera de cerdo, el aromático y picante curry de cabra aromatizado con fenogreco, al que se pueden añadir sesos, lo que le aporta una textura más cremosa aún. También todos los elaborados con carne de caza, una singularidad que llama la atención.

El pato asado servido con chutney de coco escondido bajo una dosa (pan de mantequilla) con forma de cono crujiente es otro de los superventas, desde el principio en la carta. También ofrecen kebabs, biriyani y deliciosos panes horneados al momento. No es barato pero la calidad de la comida justifica el precio. No hay que perderse los cócteles, con la tónica –y la quinina- como hilo conductor.

Brigadiers

1-5 Bloomberg Arcade. Tel.: +44 20 3319 8140 Precio medio: 75€.

Mientras que la decoración se inspira en el estilo art decó de los bares que frecuentaban los miembros de los regimientos militares (brigadas) durante la época colonial, la comida se centra en los diferentes métodos de asado indios: hornos tandoor, barbacoa de carbón, hornos de madera, los tradicionales ahumadores y los clásicos espetones de rotisserie. Para beber una buena selección de cervezas, whiskys y cócteles.

Después de comer, se puede beber y jugar a las cartas, un gesto que anima a la camaradería que contribuye a crear ambiente de club que, en buena medida, es lo que se busca también con la programación de actividades semanales dentro de la filosofía de los “live sports bar”. De ahí la fama que tienen sus comedores privados, habitaciones todas diferentes que recrean distintos ambientes. Resumiendo: carne, cerveza y deportes en el corazón de la City.

Detrás de todo, unos de los hosteleros que marcan tendencia en Londres: Karam Sethi y sus hermanos (Hoppers, Gymkhana, Bubbles and dogs, BAO y todo el emporio JKS).  Solo por probar el pollo con cinco especias, o el masala de rib-eye de ternera preparado en tandoori, especiados y cocinados de manera increíble merece la pena la visita. Lo mismo ocurre con la patata frita crujiente con masala kétchup. Otro buen ejemplo de moderna cocina india en Londres.

Indian Accent

6 Albemarle St. Mayfair. Tel: +44 20 7629 9802 Precio medio: 40€ al mediodía y 80€ por la noche.

Este restaurante es una sucursal del famoso restaurante de Nueva Deli, que ocupa el primer lugar de los restaurantes indios en la lista The Worlds Fifty Best (90/100). También hay otro en Nueva York. El cerebro detrás de todo este entramado gastronómico es Manish Mehrotra, originario de Biah, estado del noreste de India, famoso por su reputada cocina.

Este restaurante, otro de los restaurantes de Londres donde come Dabiz Muñoz,  es un claro ejemplo de cómo está evolucionando la cocina india, que sin renunciar a los curries,  chutneys o tandooris se abre a otras posibilidades como las patatas crujientes con huevo, uno de los bestsellers del menú. El brunch ha sido otro de sus éxitos: toda una fiesta alrededor de las especialidades indias por unos 70€ de media.

Cocina moderna, ligeramente adaptada al gusto occidental en la que sobresalen platos vegetarianos como el soy keema. Todo en un entorno elegante, que no hace referencia a ninguno de los tópicos Indios en lo que a decoración y ambiente se refiere, podría ser un restaurante british, sin más. Como suele ser costumbre en cualquier local que se precie de elegante, los camareros interrumpen constantemente para explicar minuciosamente los platos y preguntar si todo está a gusto del cliente.

 

Restaurantes Chinos

La comunidad china es otra de las veteranas en la ciudad de Londres. De ello no hay duda tras pasearse por la céntrica China Town londinense. Hace unos 20 años que comenzó la modernización de su propuesta gastronómica. El pionero fue  Alan Yau, fundador de Wagamama y el grupo Hakkasan, que ha pasado de ser un grupo de restaurantes a convertirse en uno de los mayores grupos internacionales de ocio y diversión.

A Wong

70 Wilton Rd, Pimlico. Tel.: +44 20 7828 8931  Precio medio: 100€.

El mérito del chef Andrew Wong es doble. Hijo de chinos nacido en Londres, estudió cocina occidental en una escuela de la capital británica y después viajó a China para terminar su formación. Es uno de los pocos cocineros que ha entendido la necesidad de mostrar una versión contemporánea de las cocinas chinas, porque en todo un continente no hay una sola cocina, sino muchas. Ha buceado en las raíces regionales de su país de origen y se ha ayudado de investigadores universitarios para ofrecer una propuesta tan auténtica como inusual. Una puesta al día realizada con criterios estéticos, dietéticos y culinarios actuales.

El local, alejado de los tópicos y el folclore, comparte escenografía con espacios similares regentados por jóvenes chefs: funcionales pero cálidos. Además de la carta con un largo apartado de dim sum casero que es impresionante, ofrece un menú de pato pequinés (54€), y un degustación de 8 pases (solo noches).

El comedor tiene como apoyo una barra (Bar Seat 8) que mira a la cocina donde los comensales se dejan guiar por el propio Wong a través de un menú que él prepara y comenta personalmente. Carne guisada al estilo de Yunnan con menta, chiles y lemongrass; berenjena de Sichuan con pollo Gong Bo; hamburguesa de cordero de Xian con sésamo, cilantro y ensalada de granada… Complejidad y elegancia a partes iguales.

Hakassan

8 Hanway Pl. Fitzrovia. Tel.: +44 20 7927 7000. Precio medio: 100€

El mítico Hakkassan significó un antes y un después en la forma de entender la cocina china en Londres. También en la vida de Dabiz Muñoz. Se trasladó a Londres siguiendo a su primera esposa, Ángela, que se fue para progresar en su carrera de bailarina de ballet, y él encontró trabajo en Hakkassan. Fue allí donde, en buena parte, se fraguó el cocinero que es hoy. Allí aprendió a preparar la masa de los dumpling y los secretos de las salsas que después ha elegido como bandera: la XO, por ejemplo.

Nadie espera encontrar un restaurante de fine dining como este en un oscuro callejón sin salida. Desde la ubicación todo es atípico en este lugar que sirve varios centenares de menús al día en un escenario oscuro y claustrofóbico. Su selección de dim-sum es famosa lo mismo que algunos platos como los langostinos especiados o el delicado arroz jazmín al que dan un punto espléndido. El pato pekinés con caviar se ha convertido en un superventas: el caviar es el nuevo foie-gras. Son interesantes sus propuestas vegetarianas.

 

Restaurantes tailandeses

Los sabores del sudeste de Asia han sido los últimos en conquistar la capital británica. Comenzaron tímidamente y con la cadena Busaba Eatai explotaron, pero la tendencia continúa.

Kiln

58 Brewer St, Soho. Precio medio: 45€ 

Kiln es un tailandés creado por británicos, el hermano pequeño de Smoking Goat. Si se va buscando cocina absolutamente auténtica, tal vez este no sea el lugar, pero si se buscan los sabores del sudeste asiático y pretende cenar rico, el objetivo se logra con creces. La carta se centra en el norte de Tailandia y se estira hacia Laos, Camboya, Birmania… Lo más llamativo –e interesante- es que no utilizan ni gas ni electricidad para cocinar, todo se hace en un horno sobre las brasas. Tanta rusticidad no es una pose, sino una seña de identidad. También los boles y bandejas de barro en los que se sirve la comida son artesanos. Las verduras se las compran a un joven agricultor que planta variedades tailandesas en un huerto cercano.

Todo es un poco naïf, y ahí radica su encanto. Los platos son sencillos, tres ingredientes como mucho, aliñados con aderezos deliciosos que se preparan al momento en ausencia total de tecnología. Aquí solo hay morteros gigantes en los que se majan hierbas y especias, cuyo olor invade agradablemente el ambiente. La combinación ácido-picante, característica del sudeste asiático es omnipresente, aunque a veces se cuelan hierbas europeas como la melisa. También el humo hace acto de presencia en algunas preparaciones, terminando de completar el círculo de los sabores. Ver a los cocineros trabajar es una delicia comparable al placer que produce ver que la cuenta rara vez supera los 100€ por pareja.

 

Restaurantes occidentales

The Ledbury

127 Ledbury Rd. Notting Hill. Tel.: +44 20 7792 9090 Precio medio: 180€.

Es el escenario en el que Hugh Grant podría haberse citado con Julia Roberts en Notting Hill, aquella comedia romántica que transcurría precisamente en este barrio donde se encuentra el restaurante. The Ledbury es un restaurante de barrio, de barrio pijo (en el que los alquileres no bajan de 3000 libras al mes) pero de barrio, al fin y al cabo. Pequeño, discreto, apacible, sosegado… nada que ver con los aparatosos montajes londinenses. Un lugar muy british, que transmite esa calidez ambiental de las buenas casas inglesas. Resulta envolvente, acogedor, cercano…

Los miembros del equipo de sala ejercen de perfectos anfitriones. Aunque de repente, rompen las reglas: traen las cosas de la cocina a medio hacer, para enseñarlas, para explicarlas y darles un valor añadido. Una actitud elegante, con un punto de descaro, que de entrada descoloca al comensal que no se entera mucho de lo que pasa, cuando los platos van y vienen.  El chef, el australiano Brett Graham, autodidacta y un poco rebelde, ha declarado “Quien se queda solo en el fine dining se pierde muchas cosas”.  Está claro que él no quiere perderse nada. Cuida el producto hasta el extremo y ama la cocina con pasión. Eso se nota y es la mejor arma para obligar al comensal a volver.

Sketch 

9 Conduit St, Mayfair. Tel.: +44 20 7659 4500. Precio medio: 90-250€. dependiendo del espacio que se elija.

Nació en diciembre de 2002 con el objetivo de ser un lugar único y exquisito. El chef francés Pierre Gagnaire –díscolo, intuitivo y genial- y el restaurador Mourad Mazouz se han ocupado de que así sea desde entonces. Un edificio entero dedicado a la gastronomía, la diversión y el arte. Platos refinadamente clásicos para un lugar lleno de imaginación (los baños son capsulas en forma de cáscara de huevo en medio de una habitación). The Lecture Room (2*) es el espacio más formal, con sus menús degustación para comida o cena. The EastBar and Pods en más gamberro con sus cócteles increíbles y sus cañeros DJs.

Skecth ha ido cambiando con los años, adaptándose como un camaleón a su entorno. Ahora ofrece incluso un salón de te, que de tan cursi resulta encantados. La última remodelación lo ha teñido de rosa de la mano del artista David Shrigley y la interiorista India Mahdavi. En los platos la elegancia clásica de la cocina francesa con la chispa irreverente de Gagnaire. Sketch sigue ahí, fiel a sí mismo, a las reglas que marcaron su éxito

Dinner 

Hotel Mandarin Oriental. Hyde Park. Tel.: +44 20 7201 3833. Precio medio: 150€.

Sin pasado no hay futuro. Tal vez por eso, Heston Blumenthal, el enfant terrible de la cocina británica (3 estrellas Michelín), a quien le gusta jugar con nitrógeno y hacer helados de baicon, se ha puesto a bucear en los recetarios antiguos británicos y ha actualizado de manera brillante recetas escritas hace varios siglos. Su chef ejecutivo Ashley Palmer-Watts las revive a diario en el lujoso comedor del hotel Mandarin Oriental de la capital británica.

Un viaje al pasado lleno de sorpresas agradables como el arroz con azafrán, que recuerda al risotto milanés, o el soberbio pollo guisado con lechugas. En la carta ser recoge, junto al nombre del plato, el nombre del recetario en el que aparece y la fecha. Hay especialidades de varios reinados, desde el de Enrique VIII hasta el de la reina Victoria. Las actualizaciones no son literales –serían bocados intolerables para el gusto actual- , sino una recreación de los ingredientes tratados en clave contemporánea y presentados con gusto exquisito. La falsa mandarina rellena de foie-gras y la piña asada se han convertido en dos iconos copiados en todo el mundo.

Hedone

301-303 Chiswick High Rd. Chiswick. Tel.: +44 20 8747 0377 Precio medio: 1oo€

Para hacer una buena cocina es imprescindible tener buenos ingredientes. Esta máxima que en el Mediterráneo resulta evidente, no lo es tanto en otras latitudes. Tal vez el éxito de Hedone comienza ahí. Mikael Jonsson es un gastrónomo sueco que ha terminado convertido en chef casi autodidacta, tras breves estudios de cocina en Suecia y muchos años de trabajo como abogado. Su espíritu nórdico –si se puede llamar así- permanece intacto: prepara su masa madre, sus helados, sus conservas… Algo que, al menos hasta ahora, no hacían los cocineros de los restaurantes de fine dining londinenses.

Su cocina fresca e inmediata, en la que el producto casi desnudo es el único protagonista tiene arrebatados a los británicos que van en peregrinación hasta el oeste de Londres para disfrutar de platos sinceros y sencillos que se preparan al momento. Otro rasgo que le caracteriza es su íntima relación con los proveedores: carniceros, agricultores, etc, lo que le permite elegir la materia prima que él quiere en el momento que mejor le parece. Para algo estuvo recorriendo el Reino Unido durante un año, descubriendo productos y seleccionandolos. Si se tiene oportunidad de comer en la barra, se le puede ver en acción, es todo un personaje.

StreetXO 

15 Old Burlington St, Mayfair.  Tel.: +44 20 3096 7555. Precio medio: 100€

Desde que abrió en 2016, Dabiz Muñoz ha tenido que ir adaptando el modelo a las exigencias del público londinense. Entender su cocina no es sencillo (a pesar de lo ricas que resultan sus atrevidas mezclas) en parte por la imagen de los platos, los cócteles, etc. El universo StreetXo es chocante a primera vista. Para no perder la imagen underground, el local ocupa un sótano donde el negro y la laca roja adquieren volumen gracias a las luces de neón: espectaculares los dos peces iluminados sobre las barras. Su propuesta es una fusión claramente española, tanto por el producto (excepcional) como por las preparaciones: carabineros sobre un fondo de suquet con una inusual tortillita de camarones y alioli de azafrán; rosejat de fideos negros con gambas y calamares aderezados con salsa de ají… Y las más famosas las croquetas estilo Pedroche, superventas indiscutible.

gastroactitud.com

Share

El Dalai Lama sorprende al mundo tras reconocer que conocía los abusos sexuales budistas desde los 90

El líder religioso tibetano Dalai Lama reconoció este sábado, por primera vez, que estaba al tanto de los abusos sexuales por parte de maestros budistas «desde los años noventa» y que «en 1993» ya discutió el tema con líderes budistas occidentales.

En una entrevista con varios medios neerlandeses, el Dalai Lama afirmó que los testimonios e historias que cuatro víctimas holandesas y belgas le hicieron llegar el pasado viernes en un encuentro sin precedentes en Rotterdam «no son nuevos» para él, porque «ya sabía todas estas cosas» desde hace varias décadas.

Además, especificó que estaba al tanto de las acusaciones contra Sogyal Rimpoché, uno de los maestros budistas más conocidos y polémicos, acusado desde 1992 de todo tipo de abusos a sus alumnos en diferentes centros de retiro en Europa, especialmente en el sur de Francia, país que le está investigando por esta cuestión.

El líder espiritual tibetano reiteró que la «autodisciplina es importante» para los maestros y que las víctimas de estas vejaciones «deben hacer públicas» sus historias, señalando la identidad de su agresor, para que así «los maestros estén preocupados por si son humillados» en público.

El Dalai Lama, premio Nobel de la Paz en 1989, se encuentra en una visita de cuatro días en Holanda, en la que está previsto que ofrezca varias charlas y discursos sobre enseñanzas budistas.

En Holanda, donde existen entre 50.000 y 65.000 budistas, algunos de los estudiantes eran menores de edad cuando ocurrieron los abusos, que no se limitaron a un solo templo y se registraron desde los años setenta, según una investigación de la televisión holandesa «NOS».

abc.es

Share

El alcalde de Londres afirma que se necesita un nuevo referéndum sobre el Brexit

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, afirma que cualquiera que sea el resultado de las negociaciones entre la Unión Europea y el Reino Unido en torno a su salida del bloque será desfavorable para el país, por lo que “la gente debe tener una última palabra”. “Esto significa una votación pública sobre cualquier acuerdo o la falta de este, junto con la opción de permanecer en la UE”, escribió Khan en Observer.

Share

Blair cree que la UE debe hacer una oferta al Reino Unido para culminar el ‘brexit’

El exprimer ministro laborista Tony Blair opina que la Unión Europea (UE) debería hacer una oferta a Londres sobre el ‘brexit’ para acabar con la parálisis en la que, a su juicio, se encuentra el Reino Unido.

“Creo que hay una parálisis en el Parlamento británico, mi opinión es que ellos (UE) nos deberían hacer una oferta”, afirmó el que fuera primer ministro británico entre 1997 y 2007, durante el festival ‘Open Future’, organizado por la revista The Economist.

En su opinión, se ha presentado un “dilema fundamental” sobre el ‘brexit’ que los últimos meses de negociaciones no han podido resolver, que es el de permanecer cerca de la UE o el de proceder a una desconexión total del mercado único y la unión aduanera.

Los conservadores de la primera ministra británica, Theresa May, están divididos por el ‘brexit’, especialmente por la negativa de los más euroescépticos a aceptar el plan ‘Chequers’, que contempla la creación de un área de libre comercio para bienes después de la retirada británica en 2019, lo que evitaría los controles de aduanas y mantendría abierta la frontera irlandesa.

“Yo personalmente creo que hay una parálisis en el Parlamento. La mejor respuesta sería volver a la población y decirle ‘mirad, hemos tenido dos años y medio de negociaciones, conocemos ahora todas las opciones, ¿queréis proceder (a aceptar el brexit) o queréis quedaros (en la UE)?”, agregó en Londres el exlíder de los laboristas, que se opone a la retirada del Reino Unido del bloque europeo.

El problema irlandés

Ayer, el titular británico del ‘brexit’, Dominic Raab, declaró que aún hay diferencias con Bruselas sobre el acuerdo de la retirada pero que las dos partes “están más cerca” de soluciones viables.

Hay gran incertidumbre sobre si Londres y Bruselas podrán ponerse de acuerdo por los problemas acerca de la frontera irlandesa, pues el objetivo es que siga siendo invisible para no perjudicar el proceso de paz en Irlanda del Norte. Pese a todo, Barnier dio a entender hace unos días que podría haber pacto en seis u ocho semanas.

Los diputados ‘tories’ más euroescépticos creen que, con el plan ‘Chequers’ de May, el Reino Unido estaría ligado a la UE y tendría dificultades para negociar acuerdos comerciales con países fuera del bloque europeo.

lainformacion

Share