Ruanda como ejemplo de cómo normalizar los drones

Los drones tienen múltiples usos y aplicaciones más allá de la recreación y el entretenimiento. Pero, por motivos de seguridad, la mayoría de países tiene grandes restricciones para la navegación de drones en el espacio público; por ejemplo, solo pueden transportarse dentro de la línea de visión del operador, y los operadores no pueden supervisar más de un avión a la vez.

Pero un país africano está sentando un precedente que podría alterar la regulación de los drones sin dejar en segundo plano la prioridad de la seguridad, pero al mismo tiempo poniendo en relieve los usos para los que estos vehículos aéreos no tripulados son herramientas como ninguna otra.

Se trata de Ruanda, cuyo revolucionario programa de entregas de sangre con drones le valió para asociarse con el Centro para la Cuarta Revolución Industrial del Foro Económico Mundial. Así las cosas, el Gobierno ruandés y el Foro son pioneros en la aceleración y expansión de los beneficios de las operaciones con drones con una mitigación de los riesgos.

Y los avances de Ruanda podrán servir a otros países para hacer lo mismo.

La regulación de drones en Ruanda

Todo comenzó en 2016, cuando el Gobierno de Ruanda compró una startup de drones para mejorar los repartos de sangre a las zonas remotas del país. El programa fue un éxito: los drones lograron la cobertura nacional y el desperdicio de sangre prácticamente desapareció, razón por la que el Foro Económico Mundial se acercó a las autoridades ruandesas.

Ruanda entendió rápidamente que la mejor regulación de drones tiene menos que ver con las restricciones y más con su utilidad. Es decir, la legislación del país permite a las compañías de drones usar el espacio aéreo, siempre y cuando prueben que cumplen con los requisitos de seguridad. Las empresas tienen allí acceso a permisos que no tienen en EEUU o en la UE.

<

La web del Foro Económico Mundial explica que cualquier dron puede acceder al espacio aéreo ruandés en función de la misión. “El gobierno especifica el estándar de seguridad de la misión, y los operadores de aviones no tripulados especifican cómo lo van a cumplir. Esta regulación es ágil y permite al gobierno mantenerse al día con el rápido desarrollo de la tecnología”, dice.

La regulación de Ruanda ahorra tiempo a las empresas y aumenta la capacidad de soluciones de los drones para sus habitantes. Y su ejemplo sienta un precedente tan importante que el Foro le utilizará como ejemplo en su kit para operaciones avanzadas de drones, que será presentado en su reunión anual de 2019, de manera que otros países aprenderán de su caso y probablemente aplicarán la misma lógica en el futuro.latigida

economi

Share

Google denuncia a la UE con una campaña en medios españoles

Nunca ha sido tan importante conocer todos los puntos de vista de una noticia”. Con esta frase Google pretende meter presión a la Unión Europea (UE) para que se piense mejor el artículo 11 de la propuesta de la Directiva sobre derechos de autor. Desde las primeras semanas de 2019, la tecnológica estadounidense paga anuncios publicitarios a página completa en diarios como La Vanguardia para denunciar a la UE.

El anuncio agrega que la propuesta de normativa “busca proteger el trabajo de la prensa”, y aunque la empresa se suscribe al mismo objetivo, también le preocupa que “algunos elementos de la legislación puedan reducir la cantidad y variedad de noticias que encuentras cuando buscas online”. Google demanda “una solución que permita a los editores, grandes y pequeños, elegir libre y abiertamente de qué manera accedes a su contenido”.

Google se refiere a la reforma de la Ley de Copyright que se discute en la UE y que podría ser aprobada en segunda votación durante los primeros meses del año. En específico, a la tecnológica le dan miedo los artículos 11 y 13, pues de ser aprobada tendría que hacer a nivel continental lo que ya se vio obligada a hacer en España con su servicio Google Noticias.

Anuncio de Google en 'La Vanguardia' para denunciar a la UE


Anuncio de Google en ‘La Vanguardia’ para denunciar a la UE

Google activa el “lobbying” contra la Ley de Copyright de la UE

El popular indexador de noticias de Google no está disponible en España desde que, en octubre de 2014, el PP aprobó la ley de propiedad intectual, que obliga a empresas como Google a pagar una tasa exigida por la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE), que demandaba a la empresa una cancelación de hasta 600.000 euros para promocionar sus noticias en el servicio.

Google, que defiende que no puede pagar a cada medio por compartir en la plataforma los enlaces de sus noticias, decidió cerrar por completo Google Noticias en España. Y, ahora, viendo que la UE impulsa una normativa muy similar a la del PP en 2014, Google amenaza con cerrar el servicio en toda la región si no hay libertad de elección para los editores.

La compañía considera que existen riesgos en la manera en la que se está planteando la nueva directiva de derechos de autor. Y es que el artículo 11 de la propuesta es muy parecido al cánon de AEDE porque prohíbe la libertad de enlazar a otros contenidos y estipula el pago de un impuesto por parte de agregadores de noticias y redes sociales para que puedan seguir funcionando como ahora, informó Genbeta.

economiadigital

Share

BlackRock mantiene a España en su lista negra: es tan inestable como Venezuela

No es la primera vez que pone el dedo en la llaga y, probablemente, tampoco será la última. El gigante BlackRock, considerado como el actor más relevante del mundo de la inversión, vuelve a colocar España entre los países donde detecta posibles riesgos políticos. Incertidumbres que podrían afectar a sus inversiones, según detalla a través de uno de sus fondos, BlackRock Credit Strategies Fund, a la Securities and Exchange Commission (la SEC, en sus siglas anglosajonas), el supervisor de la bolsa estadounidense.

El fondo mira a su país de origen pero, sobre todo, hacia el exterior a la hora de enumerar los posibles sucesos que pueden dañar sus inversiones en el futuro más inmediato. Señala que, con la Administración de Donald Trump, Estados Unidos no sólo mantiene relaciones cada vez más tensas con sus “históricos adversarios como China, Rusia, Irán y Corea del Norte”, sino también con “aliados tradicionales como algunos países europeos”. Es ahí cuando añade, explícitamente, la posibilidad de que ocurran nuevos disturbios políticos en países como Venezuela y España, de manera similar a lo que hizo hace año y medio, coincidiendo con la crisis soberanista en Cataluña y la aplicación del artículo 155 de la Constitución bajo el Gobierno de Mariano Rajoy. 

Imagen de la sede de BlackRock en Londres.

Mira también BlackRock: el separatismo catalán puede dañar la economía de Francia y Alemania

La firma norteamericana es especialmente crítica con la incertidumbre financiera que causa el Brexit. Un escenario de volatilidad que se ha acrecentado en los últimos días, tras el voto en contra de la Cámara de los Comunes y a la espera de si el Gobierno de Theresa May presenta un plan alternativo y si se pospone el adiós británico a la Unión Europea.

En relación al Brexit, el fondo de BlackRock asume que puede haber “una potencial caída del valor de la libra y/o del euro respecto a otras monedas”. También, una posible rebaja del ‘rating’ de la deuda soberana británica, que impacte en el comportamiento de compañías que tiene en cartera y de sus inversiones tanto en Reino Unido como en la UE.

También vira la mirada a su mercado interior. Asume la existencia de un “desequilibrio continuado” en las diferentes ramas de la administración estadounidense. Trump mantiene el ‘choque de trenes’ con la Cámara de Representantes, con mayoría demócrata tras las últimas elecciones legislativas. El presidente republicano sigue sin ceder y continúa el cierre parcial de la administración, con miles de empleados públicos sin cobrar desde hace semanas. Ese desequilibrio, según BlackRock, puede desembocar en “volatilidad” y tener “efectos a largo plazo e incertidumbre en los mercados financieros” tanto de Estados Unidos como internacionales. 

El tono más moderado de Trump: así ha visto la prensa estadounidense su discurso ante el Congreso

La firma estadounidense no está precisamente tranquila con la realidad internacional y sigue lanzando mensajes en esta dirección. La gestora de fondos advertía este viernes, en una carta a sus clientes, de la creciente inestabilidad de la coyuntura económica internacional y menciona el malestar social, los nacionalismos y la xenofobia como principales consecuencias.

Fase final del ciclo

En una misiva firmada por su consejero delegado, Larry Fink, Blackrock constata que la firma detecta, cada vez con más frecuencia, que las empresas tienen que intervenir en aspectos vinculados con el medio ambiente, la edad de jubilación y la desigualdad. “Las compañías han de capear las dificultades que entraña una coyuntura financiera propia de la fase final del ciclo, como el incremento de la volatilidad, que puede estimular la adopción de enfoques orientados a maximizar las rentabilidades a corto plazo en detrimento del crecimiento a largo plazo“, señala Larry Fink en la misiva.

El consejero delegado del gigante de la inversión destaca la necesidad del liderazgo corporativo de cara a solucionar algunos de estos asuntos, como la jubilación o los cambios tecnológicos en el mercado laboral. También señala que, entre los propósitos de la empresa de cara a este ejercicio 2019, figura un gobierno corporativo que amplíe la diversidad, políticas de remuneración enfocadas al largo plazo, así como los riesgos y oportunidades medioambientales y gestión del capital humano

BlackRock no está en su mejor momento en cuanto a empleo se refiere. La gestora está estudiando el recorte del 3% de su plantilla, el equivalente a unos 500 empleos. Sería su mayor reducción de puestos de trabajo en más de dos años. “La incertidumbre de los mercados está creciendo, las preferencias de los inversores están evolucionando y el ecosistema en el que operamos se hace cada vez más complejo“, apuntó el presidente no ejecutivo de la firma Rob Kapito, en un documento interno. Y los resultados no acompañan. BlackRock acaba de desvelar que sus ingresos en el último trimestre de 2018 se recortaron en un 8,7%, hasta 3.434 millones de dólares. 

lainformacion

Share

“Pasamos del Estado de bienestar al Estado de malestar”.

Boaventura de Sousa Santos es portugués, pero sus ideas laten en América Latina. Doctor en Sociología del derecho por la Universidad de Yale y profesor catedrático de sociología en la Universidad de Coímbra, Portugal, su extenso trabajo intelectual aborda la sociología del derecho, los nuevos constitucionalismos, los movimientos sociales, la globalización, los derechos humanos, la democracia y la interculturalidad. Fue de las palabras a la acción cuando cofundó el Foro Social Mundial, un movimiento contrahegemónico y antiimperialista que inició desde Sao Paulo (Brasil) la marcha hacia los años dorados de los gobiernos populares en la región, a principios de este siglo.

Agudo y filoso, Boaventura no se detiene en nostalgias. Prefiere abordar las razones que frenaron ese envión y propiciaron una restauración conservadora que hizo cumbre con Jair Bolsonaro, pero que antes se expresó en los triunfos de Mauricio Macri en la Argentina u Horacio Cartes en Paraguay, continuadores del chileno Sebastián Piñera, pionero entre los empresarios latinoamericanos que se encumbraron en el poder formal. “América vive una pausa en su proceso emancipador” le dijo a Zoom, en una entrevista que inició con una reflexión sobre la actualidad de una de sus eternas obsesiones: la desigualdad.

“Estamos en un punto crítico -afirma-. El 1% por ciento de la humanidad acumula cada vez más riqueza mientras que el 99% restante es cada vez más pobre. Hay una polarización de desigualdad social entre países, y dentro de cada país, que no tiene precedentes. Por eso es preciso demandar el regreso derechos que en algunos casos habían sido dados, como el derecho social a la salud, a la educación. Particularmente en el inicio de este siglo. Y ahora están siendo destruidos por los recortes financieros, que destruyen por ejemplo la salud pública, restringiendo el derecho a la educación. En este momento demandar más derechos es demandar más equidad”.

¿A qué le adjudica este retroceso?

Creo que hay una crisis en el proceso de acumulación capitalista, básicamente porque el capitalismo se mueve por innovaciones tecnológicas, y las innovaciones tecnológicas que han dado gran rentabilidad ahora están terminando. Las computadoras, la internet, el celular ya son tan baratos que no ofrecen una rentabilidad enorme. El próximo paso, la próxima innovación tecnológica rentable será la Inteligencia artificial, la robótica, la automatización, pero por el momento la globalización está en una pausa que potencia la rivalidad entre países, como se puede ver con lo que ocurre entre Estados Unidos y China. Esa falta de rentabilidad tecnológica vuelve al capitalismo más agresivo y pasa a mandar el capitalismo financiero. Y ese es el principal problema hoy. El capitalismo industrial trata un poco mejor al trabajador, porque lo necesita para generar riqueza. Pero el capital financiero hace riqueza con base en el dinero, o sea no necesita de gente, necesita de pantallas, de computadora. Y especular. Contra un país, contra otro. El capitalismo financiero es totalmente antisocial y es lo que domina. Para ese tipo de capitalismo, distribuir renta entre pobres y trabajadores es considerado un recorte en sus ganancias, que considera legítimas. Por eso surgen expresiones muy agresivas de defensa de esos privilegios con expresiones casi neofascistas, como ocurre en Brasil. Es esa crisis de acumulación que hace al capitalismo más duro, más agresivo, y más represivo. El Estado deja de ser “Estado de bienestar” para ser “Estado de malestar”. Y eso se nota sobre todo en las periferias, donde la militarización de los barrios populares indica una nueva fase violenta en la defensa del proceso de acumulación.

Frente a ese estado de cosas, ¿cómo se explica que figuras como Bolsonaro, o el propio Donald Trump, obtengan el gobierno con los votos de los sectores desfavorecidos?

Obviamente hubo algunos errores de las izquierdas que dominaron los gobiernos progresistas a principios de siglo. Si bien fueron gobiernos que se preocuparon bastante con gestar consumo no gestaron ciudadanía, educación democrática. Por eso mucha gente pensó que había logrado derechos, y cuando uno tiene un derecho quiere más derechos. El acceso al consumo los hizo pensar y sentir como la burguesía y la clase más alta, a identificarse con los de arriba. Por lo tanto, como ocurre con los de arriba, comenzaron a ver como enemigos a los de abajo. Es lo que llamamos una política de resentimiento contra los más pobres. O sea: los pobres contra los pobres. Por ese resentimiento salió elegido Bolsonaro. Tendremos que reconocer que la izquierda no aprovechó la gran oportunidad que tuvo para profundizar la democracia, para traer más democracia participativa, más asamblea, más capacidad política de las poblaciones. Se pensó que con poder ir al shopping y a los supermercados constituiría un ideal para siempre. Eso no fue así, fue un error.

¿Entre esos errores contabiliza la corrupción?

La corrupción es una manera despolitizada de liquidar adversarios políticos. Claro que nadie está en favor la corrupción, por eso es justa la lucha contra la corrupción. Pero la lucha contra la corrupción ha sido muy selectiva, porque vemos que los blancos de la lucha son los políticos de la izquierda, no los políticos de derecha, que son mucho más corruptos y que han estado en el poder durante décadas con el mismo sistema, que es un sistema de corrupción endémica. Los gobiernos progresistas muchas veces entraron en ese esquema de corrupción endémica, que era naturalizada por los gobiernos anteriores. Quizá deberían tener un poco más de cuidado en lo que respecta a la financiación de partidos por parte de las empresas. Pero la corrupción endémica es una cosa y la otra el enriquecimiento ilegal. Lula da Silva puede ser el presidente de un partido que pactó con esa forma de gobernabilidad corrupta que estaba ahí, y por cierto que hubo corrupción sistémica, pero él no es un hombre corrupto. En ese sentido no se ha probado siquiera que sea el propietario del departamento que se le adjudica, por eso considero que es un preso político. Para el futuro deberíamos aprender que debe haber una separación total entre el dinero y la política, entre los intereses económicos y la política. El pluralismo político no puede ser contaminado por el dinero, porque en ese momento la democracia va a sufrir y hasta morir de una manera democrática, al elegir gente que es antidemocrática, fascista. Hay que pensar mucho si la izquierda cuando está en el poder puede gobernar a la manera antigua, con el mismo sistema político, o si al contrario no debe luchar por una reforma política y constitucional.

Uno de los que llevó a cabo ese tipo de reformas fue Evo Morales, en Bolivia. ¿Cree que ése es uno de los factores que explican su continuidad? ¿Evo puede constituir un faro que indique el rumbo de la reconstrucción?

Hay una anécdota de Evo Morales que se comenta poco, pero que considero importante. A poco de asumir, un ministro suyo, un gran amigo suyo, fue acusado de corrupción. Evo Morales fue radical, lo echó de inmediato y fue a la prisión. Actuó sin piedad, sin complicidad. Al ser muy duro con la corrupción de un amigo suyo mostró que era un estilo distinto de política. Obviamente también hay otros factores, como su origen indígena y las políticas que llevó adelante. Ahora está bastante complicado porque un referendo no permite que vuelva a ser presidente y Evo está intentando hacer otro referendo que lo habilite. Déjeme decirle que no me parece correcto. Me parece en tal caso que el faro está en (José) Pepe Mujica, que tuvo su momento de poder pero después vive como una referencia ideológica para el continente sin poder alguno, pero con mucha autoridad.

El ejemplo de Mujica sugiere que para usted el desafío de los gobiernos populares es generar una sucesión que garantice la continuidad de las políticas, evitar la trampa del personalismo.

Los líderes carismáticos crean un gran desierto a su alrededor. El problema es que se pierde de vista el trabajo de base. El PT tenía un trabajo de base maravilloso, con células que llevaban adelante tareas sociales, discusiones, en los barrios, en las calles, en las fábricas. Todo eso se perdió por la idea de que estando en el poder se podía construir la continuidad desde el propio poder. Ese fue otro error.Boaventura de Sousa Santos  es sociólogo portugués.Fuente:https://revistazoom.com.ar/boaventura-pasamos-del-estado-de-bienestar-al-estado-de-malestar/

Share

Brexit: 5 posibles escenarios tras el rechazo del acuerdo del Brexit de Theresa May

Incertidumbre, eso es lo que deja la estrepitosa derrota del gobierno de Theresa May en el Parlamento británico, que rechazó abrumadoramente este martes su acuerdo para la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

La Cámara de los Comunes, con 432 votos en contra 202 a favor, dijo no al pacto negociado por la primera ministra con Bruselas.

La derrota fue histórica. No hay registro de una diferencia tan grande contra un gobierno en la Cámara de los Comunes.El Parlamento británico rechaza por una amplia mayoría el acuerdo del Brexit en una histórica derrota para Theresa May

Además, el opositor Partido Laborista convocó a una moción de censura en el Parlamento para intentar acabar con el gobierno de May.

La votación tuvo lugar este miércoles y el gobierno de Theresa May sobrevivió, aunque solo por 19 votos.Qué es el Brexit y otras 7 preguntas básicas para entender la salida de Reino Unido de la Unión Europea

May dijo que va a reformular su plan para ponerlo a votación en uno o varios intentos más.

Hay varios escenarios posibles que repasamos luego del resultado del martes en Londres.

1. Que no haya acuerdo (Brexit duro)

Si nada pasa, es decir, nada de nada, por defecto, entonces se da lo que llaman “Brexit duro”: es decir, el 29 de marzo se consuma el divorcio entre Reino Unido y la UE sin que haya acuerdo sobre los términos en que eso se produce.

Aunque el gobierno probablemente querría aprobar alguna normativa para hacer menos traumática una salida de la Unión Europea sin acuerdo, pero eso no es estrictamente esencial.

Los parlamentarios que no están contentos con la posibilidad de que no se llegue a ningún acuerdo derrotaron al gobierno el 8 de enero pasado, con una votación para limitar la capacidad del Tesoro para aumentar ciertos impuestos.

La medida se considera simbólica, ya que es probable que el Ejecutivo encuentre otras formas de recaudar dinero, pero es una indicación de que los parlamentarios intentarán detener que no haya acuerdo.

Un Brexit duro es la última opción en el panorama de Reino Unido.

2. Una renegociación exhaustiva

Ya que los parlamentarios votaron en contra del acuerdo, el gobierno podría ahora proponer una nueva ronda de negociaciones con la Unión Europea.

Aunque no bastaría realizar pequeños ajustes para que pueda pasar en una segunda votación.5 preguntas para entender por qué la frontera de Irlanda es crucial para el acuerdo del Brexit

Por el contrario, da lugar a una renegociación completa que llevaría algún tiempo y bien podría requerir una extensión del plazo del 29 de marzo, día previsto para que se consume la salida ya que es cuando se cumplen los dos años desde que el gobierno británico invocó el Artículo 50 del Tratado de la Unión Europea.

Con eso, buscarían retrasar el Brexit, ganando tiempo así para una renegociación.

Esto requeriría dos pasos clave.

Primero, Reino Unido tendría que hacer una solicitud a la UE para esa extensión la cual se podría conceder, pero solo si todos los países de la UE están de acuerdo en eso.

Segundo, el gobierno tendría que presentar un instrumento legal para cambiar la definición de “día de salida” en la Ley de Retirada de la UE, lo que tendría que ponerse a votación de los parlamentarios.

Si la UE se negara a volver a entrar en las negociaciones, el gobierno tendría que buscar otra opción.

3. Convocatoria de elecciones generales

Theresa May podría decidir que la mejor manera de salir del estancamiento sería celebrar una elección general anticipada.

Si obtuviera una victoria, ganaría respaldo político para su acuerdo. Pero se arriesga a perder el gobierno.

De hecho, la convocatoria de elecciones es algo que ha venido exigiendo reiteradamente el líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, y que May ha repetido insistentemente que no va a hacer.

Además, no tiene el poder para convocar una elección por su cuenta.

Como en 2017, podría pedir a los parlamentarios que convoquen a una elección anticipada según los términos de la Ley de Parlamentos de Plazo Fijo.

Dos tercios de los parlamentarios tendrían que apoyar la medida.

La fecha más temprana para la elección sería 25 días hábiles, pero es probable que fuera incluso más tarde, el primer ministro elegiría la fecha precisa.

Al igual que con el plan de “renegociación”, este curso de acción también podría implicar una solicitud a la UE para extender el Artículo 50 de salida.

4. Otro referéndum

El gobierno también podría optar por convocar otro referéndumsobre el Brexit. Algo que tampoco puede suceder automáticamente.

Este tipo de consultas están reguladas por la Ley de Partidos Políticos, Elecciones y Referendos.

Y para convocarlo habría que determinar las reglas, entre ellas, a quién se le permitiría votar.

May descartó este martes la posibilidad de convocarlo pues considera que sería imposible ponerse de acuerdo siquiera en la redacción de la pregunta.

Pero incluso una vez fuera convocado, el referéndumtampoco podría ocurrir inmediatamente. Tendría que haber un “período de referéndum” estatutario antes de que se lleve a cabo la votación.

Los expertos de la Unidad de Constitución de la University College of London sugieren que el tiempo mínimo para todos los pasos requeridos anteriormente es de aproximadamente 22 semanas.

Incluso si eso pudiera reducirse un poco, llevaría más allá de finales de marzo.

Con lo que sería necesaria una extensión de la aplicación del Artículo 50. Y así estaríamos de vuelta en el punto dos.

5. Que caiga Theresa May

Luego de haber sido rechazado el acuerdo de May, los laboristas presentaron una moción de censura con la que pretendían derrocar a la primera ministra.

En el caso de Reino Unido, se trata de una moción que debe decir textualmente: “Esta Casa no tiene confianza en el gobierno de Su Majestad”.

May sobrevivió este miércoles la moción con 325 votos a favor y 306 en contra, pero el líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, no descartó presentar futuras mociones.

Finalmente, no es descartable que, dado el estrecho margen de apoyo con el que cuenta, la primera ministra decida renunciar.

bbc.com

Share

Tony Blair: “Si el Brexit está bloqueado, la única solución es el referéndum”

Tony Blair (Edimburgo, Reino Unido, 65 años) se resiste a encajar en la teoría de que los exjefes de Gobierno son jarrones chinos: siempre en medio, sin que se sepa muy bien dónde colocarlos. La crisis del Brexit le ha dado la oportunidad de encontrar un hueco entre el fanatismo de los euroescépticos y la imprecisión del líder de su propio partido, el laborista Jeremy Corbyn. Blair ha expuesto sus planteamientos en una entrevista a los principales diarios europeosen los que se incluye EL PAÍS.

P

inRead invented by Teads

Respuesta. Algunas cosas han quedado ya claras. Y la más importante es que el acuerdo del Brexit de Theresa May no va a obtener el respaldo del Parlamento. En segundo lugar, creo que no existe una mayoría clara respecto a ninguna otra alternativa. Una salida “a la noruega”, es decir, un Brexit suave, que cada vez parece tener más adeptos, es algo que no gusta a la ciudadanía. Nos situaría en la incómoda situación de tener que asumir las reglas de la UE sin poder participar en su elaboración. Un modo extraño, a mi entender, de recuperar el control si a cambio has tenido que renunciar antes al control que ya tenías.

 “No me canso de repetirlo. Un Brexit sin acuerdo no va a ocurrir”

P. Está la opción de un Brexit duro, sin acuerdo. Es la amenaza recurrente de May para que el Parlamento respalde su plan.

R. Está claro que el Parlamento no va a respaldar una salida a las bravas, por las consecuencias económicas que tendría. Por eso creo que es importante que los líderes europeos dejen de centrarse en los peligros de un Brexit sin acuerdo. No va a ocurrir. No me canso de repetirlo. Hay una mayoría parlamentaria enorme en contra de esta opción. Si el Gobierno lo intentara, habría muchas dimisiones en su seno. Las posibilidades de que acabe ocurriendo algo así no llegan al 10%, y de ocurrir, sería por culpa de un extraño accidente.

“[Los partidarios de un nuevo referéndum] no estamos sugiriendo que se consulte a otra ciudadanía. ¡Se trata de volver a preguntar a los británicos!”

P. ¿Ve más cercano entonces el segundo referéndum que usted siempre ha defendido?

R. Todavía no hay suficiente apoyo en el Parlamento para un segundo referéndum, pero se trata simplemente de aplicar la máxima de Sherlock Holmes. ‘Si excluyes lo que es imposible, la respuesta es lo que te queda, por muy improbable que resulte’. Comprendo las dudas y la ansiedad que genera la idea de un segundo referéndum, pero si no hay modo de acordar una salida y todo está bloqueado, y si hay amplio consenso en que no puede haber una salida de la UE sin acuerdo, creo que el referéndum es el único modo de resolver todo esto.

P. Hay argumentos de peso contra la celebración de una nueva consulta. Generaría más división, y sería, sostiene [la primera ministra, Theresa] May, una quiebra en la confianza democrática de la ciudadanía.

R. El país ya lleva dividido dos años. Y hay cierta exageración en estos argumentos. Dicen los euroescépticos que volver a consultar a la ciudadanía sería una traición. Pero no estamos sugiriendo que se consulte a otra ciudadanía. ¡Se trata de volver a preguntar a los británicos! Se trata de acudir a la gente, en medio de todo este enredo, para preguntarles de nuevo si creen que se trata de una buena idea ¿Eso es una traición? Un referéndum es el único modo de anular el resultado de otro. Sea cual sea la opinión que uno tenga sobre los refererendos, una vez hechos, solo puedes cambiar de idea por los mismos medios, o si no nos metemos en problemas.

P. Sea cual sea la solución, el tiempo se agota. El 29 de marzo está a la vuelta de la esquina.

“Es importante que Europa diga que si Reino Unido está dispuesto a cambiar de idea, estaría dispuesta a escuchar”

R. Creo que debemos comenzar a prepararnos para solicitar una extensión del artículo 50. Bien para preparar un segundo referéndum, bien para ganar claridad respecto a las opciones que se puedan negociar en vez del plan de Theresa May. Creo que esa extensión es inevitable.

P. ¿Ayudan cosas como la carta de los líderes políticos alemanes pidiendo a Reino Unido que se quede en la UE?

R. Europa tiene ante sí un reto. Intenta responder a una situación que resulta única, en la que ni el Gobierno británico ni el Parlamento tienen todo el control. Creo que es realmente importante que Europa tome la iniciativa y diga con claridad que si Reino Unido está dispuesto a cambiar de idea, estarían dispuestos a escuchar. Por eso creo que la carta de los políticos alemanes ha sido una buena idea. Porque a pesar de lo que se diga, creo que la opinión pública británica ha cambiado.

P. El líder de su partido, Jeremy Corbyn, se muestra reticente a respaldar el segundo referéndum que, al parecer, desean la mayoría de votantes laboristas.

R. Sí, se puede decir que hasta ahora ha sido bastante reticente [ríe]. Él defiende que haya elecciones generales. Y si no es posible, un acuerdo que nos mantenga en la unión aduanera y en el mercado interior, muy cerca de la UE. Y si nada de eso es posible, solo entonces, un referéndum. No va a lograr las elecciones que pretende, ni va a obtener de May la segunda opción. Déjeme intentar ser justo con Jeremy Corbyn. Yo no lideraría el Partido Laborista del modo en que él lo está haciendo, pero sí lo entiendo, porque conozco a muchos diputados laboristas cuyas circunscripciones votaron a favor del Brexit, y hablo mucho con ellos. Y tienen miedo de perder sus escaños si votan a favor de un nuevo referéndum. No es un reparo absurdo. Hay que tenerlo en cuenta. Creo que se equivocan, basta con mirar las encuestas recientes ¿No es increíble que con este Gobierno y esta primera ministra, Corbyn esté 15 puntos detrás de May en índice de popularidad?

elpais.com

Share

La UE determina que España no deberá indemnizar por el recorte a las renovables

En una carta firmada el pasado martes por los representantes de los 28 países miembros de la Unión Europea, estos declararon nulos todos los tratados intracomunitarios de protección recíproca de inversiones. Una decisión que afecta tanto al Tratado Bilateral de Inversiones (TBI) que en su día firmaron los Países del Este, entre ellos y con otros socios comunitarios, y que fue declarado ilegal por el Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) en una sentencia de marzo de 2018 que resolvía la demanda de la holandesa Achmea contra la Repúblcia eslovaca, como a la llamada Carta de la Energía.

Aunque ninguna sentencia de este tribunal ha anulado hasta ahora este tratado sobre inversiones energéticas y pese a que, a diferencia del TBI de los Países del Este, tiene un carácter multilateral y no bilaterala (se adhirieron a él la propia UE, sus integrantres y otros países no europeos), Bruselas ha tirado por la calle de enmedio y los ha rescindido todos, argumentado que “son incompatibles con la legislación de la UE”. En este sentido, los firmantes consideran que “la protección de todos los inversores de la UE contra cualquier interferencia ilícita de los Estados miembros, está ya garantizada con la normativa comunitaria”.

Esta decisión unánime supone el espaldarazo total de la UE a España, que soporta el peso de una cuarentena de arbitrajes de inversores extranjeros (la mayoría europeos) que, invocando la Carta de la Energía, reclaman unos 8.000 millones de euros por el recorte de los incentivos a las energías renovables aprobados por el anterior Gobierno del PP en el marco de la reforma eléctrica.

A la vista de la declaración del martes, España se vería libre de responsabilidad en todos estos arbitrajes instados por inversores radicados en países comuntarios, no así del resto de internacionales (un reducido como Japón, Canadá o Abu Dabi. E incluso de los cinco laudos parcialmente condenatorios ya publicados, que la obligarían a pagar 396 millones de euros. Y es que el punto siete del documento establece la nulidad de todos los arbitrajes de inversión que no se hubieran “resuelto” antes de la publicación de la sentencia del TJUE sobre el caso Achmea, en marzo del año pasado. Por tanto, solo se salvan los inversores que ya hubieran cobrado sus indemnizaciones.

El acuerdo, que los 28 han venido negociando discretamente en los últimos meses, tuvo su germen en las conclusiones del Ecofin de julio de 2017, en el que los Estados y la CE se comprometieron, sin demora, “a intensificar los debates para garantizar la protección total, sólida y efectiva de las inversiones intracomunitarias”. Y deja claro que “la legislación de la Unión tiene prioridad sobre los tratados bilaterales firmados entre los Estados”, que resultan “inaplicables” y “no producen efecto”. En cuanto a la Carta de la Energía, considera que “los tribunales arbitrales han interpretado que contiene una cláusula incompatible con el Tratado de la Unión”, pues los inversores “gozan ya de la protección concedida” por la normativa de la UE.

Aunque se trata de una declaración política, el acuerdo tiene su alcance, pues advierte a los tribunales locales que deben aceptarla. De hecho, el Tribunal Supremo alemán, desestimó el año pasado un recurso contra el laudo del caso Achmea, acatando la sentencia del TJUE. Otra cuestión son los arbitrajes ante el Ciadi, organismo del Banco Mundial encargado de dirimir este tipo de controversias.

elpais.com

Share

Primark: “Un Brexit sin acuerdo sería temerario”

Primark, la textil propiedad del grupo británico AB Foods, incrementó sus ventas un 4% en las 16 semanas anteriores al 5 de enero, es decir, ya con el efecto de la campaña de compras, aunque sobre todo debido al crecimiento de superficie comercial, ya que sus ventas comparables mostraron un ligero descenso durante este periodo, según ha informado la compañía.

Esta destaca un incremento de las ventas del 5% en la Eurozona, con crecimientos sólidos en Francia Bélgica e Italia, y un “rendimiento que se fortaleció en España”, su segundo mayor mercado, aunque sin detallar el alza de ventas. Por contra, Primark reseña un peor progreso en Alemania. Durante este periodo, la cadena de moda low cost abrió dos nuevas tiendas, en Sevilla y en Almería, aunque ha anunciado el cierre de uno de sus dos puntos de venta de Oviedo.

En cuanto a las ventas en su mercado principal, el británico, crecieron un 1% respecto al periodo comparable del año anterior, y se comportaron “por encima de nuestras expectativas” durante la Navidad.

Sobre el Brexit

El director financiero de AB Foods, John Bason, ha valorado los resultados y también los últimos acontecimientos relacionados con la salida del Reino Unido de la Unión Europea. En declaraciones recogidas por Reuters, Bason afirma que una salida sin acuerdo sería “temeraria” para el país, sumándose a las voces de distintos representantes empresariales alertando de las consecuencias que tendría un brexit duro para sus negocios. “Si alguien cree que puedes salir adelante sin algún tipo de acuerdo, creo que ese es un temerario. El suministro de alimentos del Reino Unido es dependiente del libre tránsito en la frontera”, afirma Bason, quien subrayó que la mayor parte de la comida que AB Foods vende en el país se produce dentro de él.

Esta también es propietaria de la española Azucarera, que espera producir cerca de 300.000 toneladas de remolacha azucarera en la campaña que ya ha dado comienzo. Unas 170.000 serán producidas a través de refino en Guadalete. La productora de azúcar presentó en diciembre su nueva propuesta de precios a pagar a sus proveedores, plantea el pago de un precio fijo de 26 euros por tonelada de remolacha, casi un 19% menos que el modelo aprobado en 2015, algo que su consejero delegado, Juan Luis Rivero, justificó los cambios “por las excepcionales circunstancias” del sector. Este modelo entrará en vigor a finales de este año. El Acuerdo Marco Interprofesional Remolachero firmado en 2015 garantizaba en torno a 32 euros el ingreso por tonelada al productor y tenía una vigencia hasta 2020.

cincodias

cincodias

Share

El Gobierno italiano aprueba la renta de ciudadanía, principal promesa del M5E

La renta mínima de ciudadanía, la principal promesa electoral con la que el Movimiento 5 Estrellas (M5E) ganó las elecciones de marzo del año pasado, fue aprobada ayer por el Consejo de Ministros italiano junto a la otra gran reforma planteada por este partido y por su socio de Gobierno, la Liga. Se trata de la reorganización del sistema de pensiones para rebajar la edad a la que los trabajadores se jubilan y puedan hacerlo a partir de los 62 años si han cotizado durante al menos 38 años. Es lo que el Ejecutivo llama ‘cuota 100’, pues ambas cifras se pueden combinar dentro de unos márgenes siempre que la suma sea igual o superior al centenar.

El nuevo sistema de jubilación, que estará en experimentación durante tres años para valorar su sostenibilidad, tiene un coste de 4.000 millones de euros este año y superará los 8.000 el que viene. La renta mínima de ciudadanía le saldrá en cambio al Estado por 6.000 millones en 2019 y por alrededor de 9.000 en 2020. El desembolso de 10.000 millones de euros que suponen estas iniciativas durante los próximos meses explica las reticencias que la Unión Europea planteó a las cuentas públicas italianas.

La aprobación de ambas medidas ha sufrido continuos retrasos por el agujero presupuestario que provoca y por su impacto en la gigantesca deuda pública, que supera el 130% del PIB. Sólo en el pago de los intereses, Roma dedica más dinero que a la educación. También tuvo que superar la renta mínima de ciudadanía las dudas que genera en parte de la Liga. Muchos de sus dirigentes la ven como una política que favorece el asistencialismo entre las clases más desfavorecidas del sur del país a costa de los impuestos que pagan los industriales de las ricas regiones septentrionales.

Para Luigi di Maio, líder del M5E y viceprimer ministro, esta medida es sin embargo irrenunciable. Lo demostró el pasado septiembre, cuando tras la aprobación de los Presupuestos, que contemplaban la puesta en marcha de la renta mínima de ciudadanía, salió al balcón de Palacio Chigi, sede de la Presidencia del Gobierno, para gritar orgulloso: «¡Hemos abolido la pobreza!». Esta iniciativa prevé que cada persona perciba una renta mínima de 780 euros mensuales.

Requisitos endurecidos

Se calcula que unos cinco millones de italianos cumplen las condiciones para recibir este subsidio, que obliga a seguir cursos para facilitar la entrada en el mercado profesional y a realizar trabajos sociales. Los requisitos se han ido endureciendo para reducir su coste e intentar satisfacer las exigencias de Bruselas.

La oposición, liderada por el Partido Democrático (PD, centroizquierda), denunció que ambas medidas aumentan aún más la deuda pública y amenazan la estabilidad presupuestaria. «La ‘cuota 100’ es dañina para los italianos», aseguró Francesco Boccia, diputado del PD y candidato en las primarias que celebrará esta formación el 3 de marzo para elegir a su nuevo secretario general.

lasprovincias.es

Share

McDonald’s pierde el derecho a usar en exclusiva la marca ‘Big Mac’ en la UE

La Oficina de Propiedad Intelectual de la UE (Euipo, acrónimos en inglés) ha revocado los derechos sobre la marca Big Mac, registrada por la multinacional McDonald’s, que ha anunciado que recurrirá.

Así se desprende de una resolución de la Euipo, con fecha del 11 de enero, en la que justifica esta decisión por considerar que la cadena de hamburgueserías estadounidense no presentó las pruebas suficientes para demostrar la “extensión del uso” de la enseña por toda la UE y no únicamente en algunos países.

A preguntas de Efe, un portavoz de McDonald’s ha avanzado hoy que presentarán recurso y ha asegurado que, pese a la resolución, la firma “es titular y puede exigir los derechos de la marcaBig Mac en Europa y, por tanto, también en España”.

Por su parte, el fundador de Supermac’s, Pat McDonagh, se ha congratulado en un comunicado por esta victoria de “David contra Goliat” y ha acusado a la multinacional de intentar acosar con su política de marcas a otros competidores como ellos.

Ha puesto como ejemplo que McDonald’s registró la enseña SnackBox, que es “uno de los productos más populares” de la cadena irlandesa, y ha recalcado que de momento ni siquiera comercializa ninguna referencia bajo esta denominación comercial.

La reclamación fue presentada en abril de 2017 por la cadena de comida rápida irlandesa Supermac’s, aunque el conflicto entre ambas firmas se remonta a 2014.

Entonces, la compañía irlandesa solicitó el registro de la marca Supermac con el objetivo de expandirse con esta enseña por Reino Unido y Europa, pero McDonald’s presentó objeciones. La Euipo dio entonces la razón a la multinacional estadounidense por las similitudes existentes entre ambas marcas, que podían generar “confusión en una parte del público”.

Posteriormente, en 2017, Supermac’s pidió la revocación de la protección sobre la denominación comercial Big Mac, alegando que McDonald’s “registra nombres que simplemente almacena para usar contra sus futuros competidores”, según ha explicado en un comunicado.

El organismo comunitario ha admitido ahora esta solicitud al considerar insuficientes las evidencias presentadas por la multinacional estadounidense en el marco de este proceso.

McDonald’s aportó datos de ventas de Big Mac entre 2011 y 2016 en Alemania, Francia y Reino Unido; folletos y carteles en estos tres mercados con publicidad de este producto; capturas de pantalla de 18 de sus webs en Europa; y una captura de pantalla de la entrada que le dedica Wikipedia a su hamburguesa más conocida.

“Tras examinar este material, consideramos que las pruebas son insuficientes para establecer el uso efectivo de la marca”, reza el documento de la Euipo, con sede en Alicante, que precisa que el fallo radica a la hora de demostrar fehacientemente que la enseña se utiliza en una parte importante del territorio comunitario. –

libremercado

Share