Todo el ahorro en prestaciones por la caída del paro se gastará en pagar las bajas laborales

En los últimos doce meses se han incorporado más de 600.000 afiliados a la Seguridad Social, un fuerte ritmo de creación de empleo que permite al Estado volver a reducir la factura del desempleo. En concreto, el gasto en prestaciones presupuestado por el Gobierno para este ejercicio ha caído en 1.300 millones de euros, hasta 18.000 millones. Un ahorro que se tendrá que destinar a financiar las bajas por incapacidad temporal (IT).

El Ministerio de Empleo ha incluido en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017 un incremento en la partida destinada a las bajas laborales de 1.600 millones de euros, esto es, un 29,4% más que en los PGE de 2016, el mayor incremento de la serie histórica. Estos subsidios se destinan a pagar a los trabajadores que se encuentran en situación de baja laboral por enfermedad común, accidente (laboral y no laboral) y enfermedad profesional a través de las Entidades Gestoras y las Mutuas Colaboradoras con la Seguridad Social.

En total, el gasto presupuestado en estas prestaciones asciende a 7.000 millones de euros. Desde el año 2011 el Gobierno no destinaba una partida tan amplia al pago de la incapacidad temporal. La recuperación del mercado laboral ha disparado el gasto en bajas laborales, que se ha incrementado en casi un 50%. Esta subida se debe, en buena medida, al incremento del número de afiliados: cuantos más trabajadores haya, más lesiones habrá. Pero no es la única razón, ya que el incremento de las bajas está siendo superior al del empleo.

Los datos así lo reflejan: en 2012 el Gobierno presupuestó 4.900 millones a financiar las bajas laborales y este ejercicio ha aportado 7.000 millones, un incremento del 43% en un periodo en el que la afiliación se ha incrementado un 6%. La explicación está en que los empleados que antes no aceptaban la baja, ahora sí lo hacen. Esto no significa que todo ello sea absentismo laboral fraudulento, sino que durante la crisis muchos no querían faltar a su puesto de trabajo por miedo a los despidos. Según Asepeyo, las bajas por contingencia común aumentaron hasta septiembre de 2016 un 10%, un ritmo muy superior al de la afiliación.

Para reducir el absentismo en la Administración, en el año 2012 el Gobierno introdujo una serie de cambios en las retribuciones de la incapacidad temporal. Así, los trabajadores en baja laboral pasaron a cobrar el 50% de su salario durante los tres primeros días, hasta los 20 días un 75% y, a partir de 21 días, el 100% de su salario.

¿Y SI ES INSUFICIENTE?

El Gobierno lleva tres años consecutivos elevando la partida de los Presupuestos Generales del Estado destinada a la incapacidad temporal. En 2015 la incrementó un 1,3%, hasta 4.950 millones; en 2016, un 9,2%, hasta 5.400 millones y este ejercicio un 29,4% hasta los 7.000 millones. Sin embargo, en los últimos ejercicios el presupuesto siempre se quedó corto, por lo que tuvo que inyectar fondos adicionales a lo largo del año para poder pagar todas las bajas.

En 2015 y 2016 el Gobierno tuvo que aprobar créditos extraordinarios por valor de 1.250 millones de euros cada uno de los años y en 2014 los amplió en 650 millones. En total, más de 3.000 millones de desviación frente a las previsiones, una situación que podría repetirse este año.

Para evitar esta situación, el Gobierno decidió realizar un importante esfuerzo en los PGE de este ejercicio con los 1.600 millones extra aportados. Sin embargo, este crecimiento del 29,4% respecto a lo presupuestado en 2016 no es tanto si se compara con el gasto ejecutado finalmente: de hecho, el incremento se reduce hasta quedarse en el 2,1%. Sólo con que la afiliación crezca a una tasa superior (hasta marzo ha avanzado un 3,5%) y con que se mantenga la proporción de bajas de 2016, el presupuesto destinado será insuficiente.

Los datos hasta febrero están dando la razón al Gobierno, aunque el año no ha hecho más que empezar. El incremento del gasto en incapacidad está avanzando a ritmos del 1,22%, lo que permitiría cumplir, este año sí, con el presupuesto sin fondos adicionales.

elespanol.com

177 total views, no views today

Share

Defensa superó su presupuesto en 1.395 millones durante 2016

El BOE recoge hoy la ejecución presupuestaria a 31 de diciembre de 2016. Gracias a este documento podemos saber cómo se desviaron los distintos departamentos del presupuesto original aprobado en el Congreso durante el año anterior. Como es tradicional, el engorde de las previsiones en el Ministerio de Defensa supera los miles de millones de euros.

Así, el presupuesto inicial aprobado por Las Cortes para 2016, de 5.788 millones de euros, engordó 1.395 millones hasta alcanzar los 7.183. Este aumento de los créditos no es nuevo. Lo que lo hace diferente es que en esta ocasión el Gobierno no ha podido echar mano del también tradicional crédito extraordinario de verano destinado al pago de Programas Especiales de Armamento (PEAs), que suele justificar buena parte del engorde anual y que en julio fue puesto en duda por el Tribunal Constitucional.

Si tenemos en cuenta las cifras de lo efectivamente gastado, el proyecto de Presupuestos Generales del Estado que ha presentado el Gobierno en el Congreso concede a Defensa unos 390 millones más de lo gastado el año anterior y lo eleva a 7.573 millones. Si se aprobara, nada hace pensar que ese presupuesto inicial, como ha pasado en años anteriores, no engorde, lo que elevaría aún más esa cifra.

Además, para valorar el gasto de 2017 hay que tener en cuenta que el Ministerio de Defensa, ante el veto del Constitucional al uso del decreto-ley para aprobar créditos extraordinarios el año pasado, aplazó a 2017 el pago de 717 millones de euros destinados a sufragar estos programas de modernización de las Fuerzas Armadas.

Sin créditos extra para armamento

En la sentencia de 2016, que responde a un recurso presentado por varios grupos parlamentarios (PSOE, IU, ICV, CHA y UPyD) contra el crédito de 2014, el Constitucional considera que el uso del Real decreto-ley para aprobar estos pagos no está justificado y anuló la decisión. Eso sí, no hubo marcha atrás para las transferencias ya realizadas y de presupuestos anteriores (2014 y 2015).

En el documento, el TC recoge palabras del propio Ministerio de Defensa en el Congreso: “No trata de dar cobertura a necesidades imprevistas, su finalidad es proceder al pago de compromisos contraídos en ejercicios anteriores”, para justificar que no se trata de gastos que no se puedan planificar. En ese sentido, establece que, aunque no se puede saber exactamente a cuánto ascenderá la factura anual a la industria armamentística, sí se conoce el total a abonar hasta 2030: 29.500 millones.

Además, asegura que la urgencia de la que habla el Gobierno, vinculada a que la imagen del país no resulte dañada por el impago de obligaciones como estas, se podría aplicar a cualquier sector y que no está justificado de forma suficiente en este caso concreto. Por todo ello, concluye que el Gobierno podría utilizar el trámite de una ley ordinaria y que no hay razones de “extraordinaria y urgente necesidad” que justifiquen el uso del decreto-ley.

Pese a todo, y sin esos créditos extraordinarios, el Ministerio de Defensa aumentó en 1.395 millones el presupuesto inicial de 2016.

Por el momento, la cifra queda lejos de los 2.300 millones extra concedidos en 2015. Gracias a ese engorde, el crédito final superó al de 2014 y ascendió a 8.102 millones de euros.

elboenuestrodecadadia.com

29 total views, no views today

Share

El abogado de Iker Casillas y otros bufetes afilan los cuchillos: “Popular es Bankia 2”

Creo que hay claros fundamentos para demandar”, dice Fernando Zunzunegui, fundador de Zunzunegui Abogados, que representó a 700 clientes de Bankia. “Es un Bankia 2: una recapitalización agravada con un apalancamiento no reflejado correctamente en su contabilidad”, asegura. Zunzunegui, profesor de Derecho bancario en la Universidad Carlos III, señala que el bufete estudiaría una demanda fundamentada en la información deficiente aportada por Popular en la ampliación de capital si así lo reclamara un cliente, y si fuera rentable para el despacho. “No vamos a movilizar una masa de clientes, iríamos cliente por cliente y habría que estudiar cada caso por estrategia del despacho, aunque pienso que sí hay fundamentos para demandar”, apunta.

“El daño ya está hecho”, comenta Juan Ignacio Navas, socio director del despacho Navas & Cusí, “los accionistas que fueron a la ampliación han perdido”. Navas explica que el bufete va a “esperar a ver qué información se aporta en los próximos días”. “Si el banco conocía ese error contable al lanzar la ampliación, desde luego tendría sentido demandar”, considera.

Reformulación de cuentas

Varios de los abogados consultados consideran que el comunicado de Banco Popular admitiendo provisiones mal contabilizadas implica una reformulación de sus cuentas, aunque la entidad no lo entiende así. El banco anunció unas pérdidas registradas en 2016 de 3.485 millones de euros.

En su comunicado a la CNMV, Banco Popular aseguró el lunes que teniendo en cuenta “la información disponible”, los hechos descritos no afectan “de manera muy significativa a los estados financieros del Banco”. Popular incluyó en su comunicado un documento del auditor de sus cuentas, PwC, en el que la consultora indicaba que la responsabilidad de las cuentas anuales “y, en su caso, de la reformulación es de los administradores”. PwC manifiesta que como auditor de Popular considera que la información contable revisada no representa “un impacto significativo en las cuentas anuales de la entidad al 31 de diciembre de 2016 que justifiquen su reformulación”.

Plataforma de afectados

Mientras que unos despachos han puesto sus ojos sobre la nueva información contable comunicada por Popular, otros están pendientes del dinero que puede embolsarse Ángel Ron tras su marcha. El expresidente de Popular tiene derecho a cobrar una pensión de hasta 24 millones de euros siempre que no sea responsabilizado de haber generado quebranto económico al banco.

Felipe Izquierdo, el abogado que, junto con el despacho Iuis Aequitas, ha sentado en el banquillo al ex presidente de Abengoa, Felipe Benjumea, por la indemnización acordada por su salida, estudia una demanda por el mismo presunto delito, administración desleal, contra Ángel Ron. “Por mucho que esa pensión hubiera sido acordada en junta de accionistas, la situación económica de Popular no permite una retribución así, va contra la Ley de Sociedades de Capital“, declara. “Es posible montar una plataforma como la de Abengoa, pero tengo que valorar qué apoyos hay”, añade.

El expresidente de Popular tiene derecho a cobrar una pensión de hasta 24 millones de euros siempre que no sea responsabilizado de haber generado quebranto económico al banco

La Ley de Sociedades de Capital dice, por ejemplo, en su artículo 217 sobre la remuneración de los administradores que esta deberá “en todo caso guardar una proporción razonable con la importancia de la sociedad, la situación económica que tuviera en cada momento y los estándares de mercado de empresas comparables”.

Félix Revuelta, presidente de Naturhouse, también estudia una demanda contra Ángel Ron. “Estoy a favor de que un gestor, si ha hecho bien las cosas, se lleve su dinero, pero no si prácticamente ha llevado a la compañía a la ruina”, comenta en una conversación telefónica con este diario. Revuelta, que estima que ha perdido 41 millones de euros con su inversión en Popular, subraya que no está en contra de la actual administración del banco. “Creo que Saracho está levantando las alfombras, estamos a la espera de su actuación”, indica.

Tanto Izquierdo como un abogado del presidente de Naturhouse acudirán el lunes a la junta de Popular. Al igual que otros despachos de abogados e inversores, aguardan a que el banco pueda aportar nueva información relacionada con sus cuentas y la ampliación de capital que impulsen la presentación de demandas en los tribunales.

.vozpopuli.com

241 total views, no views today

Share

EVO se lanza a una estrategia de alianzas y no descarta pujar por el negocio de Deutsche

El banco ultima una batería de acuerdos con empresas punteras y aspira a situarse primera en satisfacción del cliente.

“Un pilar clave”. Así considera EVO su nueva estrategia de alianzas financieras y no financieras con compañías punteras de sus respectivos sectores. El banco dirigido por Enrique Tellado ha llegado recientemente a un acuerdo con la web de viajes Booking, de forma que la misma estará integrada en la web de la entidad, que a su vez aplicará descuentos del 4% en sus compras.

Los responsables de EVO reconocen que la integración de Booking es solo el comienzo y que la idea es llegar durante los próximos meses a nuevas alianzas con compañías tecnológicas muy reconocidas.

“Pensamos que es bueno y útil para el cliente. No ganamos nada. Solo queremos alianzas con los demás para que los clientes nos recomienden. Estas alianzas van a crecer con el tiempo”, añadió Tellado, quien reconoció no obstante que estos servicios deberán ofertarse a clientes con alta vinculación o bien mediante el cobro de alguna compensación: “Pienso que ese servicio en algún momento habrá que ponerlo en valor y algunos clientes no podrán acceder a estos de forma gratuita. Pero la mayoría sí”.

Este plan de alianzas, que de por sí no será un negocio, forma parte de una estrategia más ambiciosa por parte del banco controlado por el fondo Apollo. El objetivo es situarse en un plazo medio (antes de que finalice el año próximo) en el primer lugar en satisfacción del cliente, desbancando así a ING.

En un entorno en el que ofrecer servicios financieros gratuitos y a la vez ofertar altas rentabilidades se antoja un mal negocio, la prioridad de la entidad pasa por convertirse en un proveedor de servicios con alta satisfacción y un precio competitivo. “Probablemente nuestro precio no llegue a ser el mejor, pero sí que va a ser bueno para aquellos para los que el precio no lo sea todo. Y con un buen servicio”, añadió Tellado.

Deutsche, si es a buen precio

Al margen de las alianzas, parte de la estrategia de EVO pasa por seguir creciendo, tanto orgánicamente como a través de posibles adquisiciones de carteras y negocios. En este sentido, la entidad no cerraría la puerta a una posible adquisición del negocio de Deutsche Bank en España. “Estudiaríamos la operación, como estudiamos todas, pero solo nos podría interesar si el precio fuera muy interesante”, admiten desde el banco.

Mientras la filial del gigante alemán se decide a repartir su cuaderno de venta, los responsables de EVO reconocen que permanecen atentos a otras posibles oportunidades que pueda dar el mercado, tanto en España como en otros territorios como Irlanda, donde la entidad tiene intereses.

Otra de las vías por las que el banco espera reforzar su cuenta de resultados será la comercialización de seguros, gracias precisamente a una alianza con Santalucía. “Es una apuesta en la que creemos mucho”, aseguran desde la entidad, al tiempo que anticipan un nuevo catálogo de productos en los próximos meses.

expansion.com/

19 total views, no views today

Share

Préstamos rápidos, pero caros, para viajar en Semana Santa

on la Semana Santa a la vuelta de la esquina, hay quien ya tiene preparado un viaje o está ultimando una escapada. El desplazamiento, el alojamiento, la comida, las excursiones… Es posible planear con más o menos detalle las vacaciones, pero a veces lo que puede irse de las manos son los gastos. Ya sea para afrontar posibles extras o para darse un capricho, los préstamos rápidos o minicréditos pueden ser una solución de financiación. Pero, como señalan en Kelisto.es, “aunque no suelen ser tan exigentes con el perfil de solvencia del usuario, a cambio suelen tener un precio más caro”. Y apuntan que “sus intereses no se expresan en forma de TIN o de TAE, sino en honorarios, una cantidad fija en euros, que puede llegar a equivaler al 2.000-3.000% TAE”. Entre sus puntos fuertes destacan la rápida tramitación de la solicitud del dinero y el cómodo proceso de contratación, habitualmente a través de internet o por teléfono.

Estos días, prestamistas como Vivus, Creditomas, Dineo, Ferratum Bank o CreditoZen anuncian ofertas de bienvenida que permiten obtener 300 euros gratis a devolver en un plazo de 30 días. Para “no renunciar a tus vacaciones”, publicita Ferratum Bank. En realidad funcionan como un gancho para captar a los clientes que en una segunda solicitud de crédito ya pueden acceder a mayores cantidades.

En Vivus, por ejemplo, los ya usuarios pueden conseguir hasta hasta 1.000 euros en 15 minutos y sin necesidad de nómina y aval, según reza su página web. Cabe destacar que la cantidad a la que se puede acceder depende de las veces que previamente se haya solicitado dinero con este prestamista. Por 100 euros prestados a devolver en un mes la comisión es de 28 euros. Y en Creditomas, los antiguos clientes tienen la posibilidad de un minicrédito de hasta 900 euros para cualquier finalidad, con un periodo de reintegro de entre 7 y 30 días y con una comisión de 30 euros. La empresa admite prórrogas de 7, 14 o incluso 30 días más.

cincodias.com

105 total views, no views today

Share

El consumo sostenible de agua puede sacar a la gente de la pobreza”

La importancia del agua es vital y tomar conciencia sobre su gestión todavía más. Con este objetivo se inició la jornada sobre el Foro de la Economía del Agua, que puso sobre la mesa todos los retos pendientes para abordar este conflicto.

Durante su transcurso, se trataron todas las cuestiones realitivas al derecho de acceso, la regulación del servicio, saneamiento y las tareas de coordinación de las políticas públicas. Asimismo, diferentes representantes pusieron énfasis en la sostenibilidad en la ciudad y la relación con el cambio climático.

Una de las voces más acreditadas fue la de Mohan Munasinghe, Nobel de la Paz (2007)que reclamó a los gobiernos más implicación contra el cambio climático. Munasinghe recordó a los representantes que tienen una responsabilidad ineludible y advirtió: “sabemos cuáles son las soluciones, pero no se están aplicando”. “El consumo sostenible de agua puede sacar a la gente de la pobreza”, reflexionaba al respecto.

En el mismo sentido se pronunció el Nobel de Economía (2014), Jean Tirole, que dibuja un nuevo escenario económico marcado por el incremento de la desigualdad. “Creo que la desigualdad, la polaridad social, va a empeorar; la economía digital va a hacer que la desigualdad social empeore”, admitió el economista. Tirole tampoco duda en señalar errores: “Si no tienes un buen sistema de reciclado para los trabajadores, sacrificas empleados”. Su solución se basa, según él, en los modelos nórdicos: “proteger al trabajador antes que al trabajo”. Por último, criticó los mercados laborales “rígidos” y añadió que la política actual “ha creado muchos problemas laborales en economías del sur del Europa“.

Una de las seis mesas redondas que más destacó en el recinto modernista de Sant Pau fue la relativa a los retos de integración de los servicios urbanos del agua. Esta mesa, moderada por el director de Economía Digital, Manel Manchón, contó con la presencia de Peter Gammetoft, ex jefe de la unidad de protección del agua y el medio marino de la Comisión Europea, y Francisco Correira, ex ministro de Medio Ambiente de Portugal. Gammeltoft no augura un buen futuro si no se toman las medidas oportunas: “Las pérdidas de agua seguirán aumentando si no se toman medidas en este sentido”, afirmó el que fuera mandatario.

El turismo, arma de doble filo

Repensar el modelo pasa por valorar aspectos tan importantes como el turismo. El economista Gonzalo Delacámara, alertó de la “presión notable” del turismo en la calidad del agua en la ciudad de Barcelona. Y es que los 12 millones de turistas que visitan anualmente Barcelona alteran, por ejemplo, el tratamiento de las aguas residuales. Un problema más complejo de lo que parece, ya que los turistas suponen el “12% del PIB”, según el propio Delacámara. Un dato al que hay que sumar el del gasto medio de agua que realiza un turista, tres veces superior al de un residente habitual. Por tanto, superar esta dificultad requiere “ser más eficientes” en el uso del agua y mejorar la capacidad de las depuradoras, aseveró el director académico del evento.

Foro agua: ninguno de los ponentes se mostró optimista con el futuro

El ciclo de ponencias lo cerró el consejero de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, y José Carlos Díez, director del foro. A propósito, el economista sentenció que “la inversión en materia de agua en España se ha desplomado”.

economiadigital

88 total views, no views today

Share

Banco Santander afronta una ola de demandas por su hipoteca más leonina

Banco Santander afronta una ola de demandas por su hipoteca más sangrante, la que peor condiciones ofrece a los clientes, con cláusulas mucho más perjudiciales que cualquier cláusula suelo.

La hipoteca “Tranquilidad”, que el extinto Banesto vendió en masa entre 2007 y 2008, castiga al usuario con la mayor carga de intereses en España, según explican los abogados que han luchado contra cláusulas suelo, hipotecas multidivisa, preferentes y demás productos financieros controvertidos.

“Pedí una hipoteca de 152.000 euros y comencé pagando 620 euros al mes. Llevo diez años pagando. Mi última mensualidad fue de 797 y el mes que viene empiezo a pagar 820 euros. Aunque el euríbor suba o baje, la cuota siempre sigue subiendo. Tras pagar una década entera, apenas he amortizado el capital de 12.000 euros y sigo debiendo 140.000 euros”, explica María Ángeles Sánchez, una afectada por la hipoteca “Tranquilidad”

Hipoteca tranquilidad: “Llevo 10 años hipotecada y solo he pagado 12.000 euros de capital”

El banco de Patricia Botín ha comenzado a recibir demandas aisladas desde hace tres años, pero ahora se enfrenta a una demanda colectiva presentada por la Asociación de Usuarios Financieros Asufin.

La hipoteca “Tranquilidad” fue ideada por Banesto (absorbido por Santander) en pleno boom económico. La entidad creó un producto hipotecario con un interés fijo del 5% durante los primeros 10 años con el que supuestamente protegía a los usuarios de los tipos más elevados que vendrían en el futuro. Los afectados nunca llegaron a entender las condiciones de la compra. Tampoco sus abogados, que tuvieron que recurrir a economistas para comprender los cálculos financieros y términos de la hipoteca. “Nunca me dieron un contrato vinculante ni las tablas de amortización”, explica la afectada.

En ese momento, los pronósticos ya apuntaban a una bajada de tipos inminente, pero la entidad logró colar el producto de forma masiva. Durante los primeros diez años, los usuarios prácticamente sólo pagaban intereses y amortizaban una cantidad risible de capital: apenas cinco euros al mes en las primeras cuotas.

La traca final

Las peores condiciones de estas hipotecas es que, pase lo que pase, cada año la cuota sube un 2,5%. La hipoteca es un producto complejo e incluso los abogados especializados en querellas con hipotecas aseguran tener dificultades para comprender las condiciones y fórmulas fijadas en el producto financiero.

El plazo de vencimiento fija un máximo de 40 años, aunque puede cancelarse antes en función de los tipos de intereses pagados. Pero entonces, muchos afectados podrían encontrarse con sorpresas desagradables. “La última letra podría ser de 20.000 y 30.000 euros por una de las condiciones enrevesadas escondidas en la hipoteca”, explica Arancha Jurado, la abogada que llevó por primera vez a juicio las hipotecas “Tranquilidad” en España.

Las demandas

Ahora, media docena de demandantes han llevado a juicio a Banco Santander, que absorbió a Banesto, con las hipotecas tóxicas incluidas. “La entidad ha propuesto negociar con algunos afectados pero las propuestas siempre han sido una pequeña baja del diferencial pero no han aceptado la devolución de los intereses cobrados de forma abusiva”, explica Patricia Suárez, presidenta de la Asociación de Usuarios Financieros, Asufin.

La hipoteca más leonina del Santander: “Ni los abogados entienden las fórmulas”

La demanda presentada por la asociación ha sido admitida a trámite en los juzgados de Madrid. El banco asegura que acepta negociar con los clientes de forma individual las condiciones de la hipoteca. También explica que, al margen de las sentencias que ha perdido y que ha decidido recurrir, también ha ganado otras. Y, para demostrarlo, la entidad detalla seis casos judiciales en los que ha ganado la batalla a sus clientes por estas hipotecas.

Pero otras sentencias han obligado al Santander a reformular por completo las hipotecas y, en al menos dos casos, a obtener un interés residual. Sánchez espera que no sea su caso. “Quisieron negociar, pero ya no me importaba. Era una cuestión de principios. Es un producto completamente abusivo y descabellado. Ahora espero una sentencia justa”, asegura la afectada. “Hemos ganado en primera instancia y han recurrido. Espero que ganen sus intereses, pero no de forma abusiva.

economiadigital.com

154 total views, no views today

Share

Montoro gastará en 2017 más q Zapatero en 2011(ajustado por inflación).Lo que era manirrotismo,ahora es austeridad

Cuando Rajoy llegó al poder, allá por finales de 2011, el gasto público consolidado de la Administración Central y de la Seguridad Social ascendía a 297.425 millones de euros. Fue en ese momento crítico en el que el Estado español se hallaba al borde de la bancarrota cuando el primer gobierno del PP se comprometió a equilibrar las muy desequilibradas cuentas del Reino mediante un recorte apreciable del gasto público. Así las cosas, en los presupuestos de 2012 se registraron algunas minoraciones de gasto —que en todo caso terminaron siendo muy insuficientes— que buscaban corregir nuestro déficit: en términos reales, los desembolsos consolidados de la Administración Central y de la Seguridad Social, excluyendo los gastos financieros, se contrajeron casi un 6%.

Sucede que esta rebaja del gasto público tenía más de operación de marketing presupuestario frente a la Unión Europea que de compromiso principial con un progresivo e imparable desarme de la hipertrofia estatal. De ahí que Rajoy optara por aplicar, en paralelo, una histórica subida de todos los impuestos y de ahí que, desde 2012, el PP haya decidido incrementar año tras año el gasto público: su misión era sacar del bache al sobredimensionado sector público para volver a cebarlo tan pronto como le fuera posible hacerlo.

En el siguiente gráfico representamos la evolución del gasto real la Administración Central del Estado y de la Seguridad Social, corrigiendo por inflación y excluyendo del mismo las partidas dirigidas a sufragar los intereses de la deuda y la financiación de los entes territoriales. Dicho de otro modo, el gráfico recoge cuánto están gastando en términos finales y reales aquellos niveles de la administración pública que dependen directamente del Ejecutivo del PP. Y es fácil observar cómo el gasto público dejó de reducirse en 2013 y cómo desde entonces se ha venido incrementando año tras año.

Gasto presupuestado del Estado central sin intereses ni financiación de las Administraciones Territoriales
(millones de euros 2017)

Gasto presupuestado del Estado central sin intereses ni financiación de las Administraciones Territoriales (millones de euros 2017). Fuente: Libro amarillo de los Presupuestos
Gasto presupuestado del Estado central sin intereses ni financiación de las Administraciones Territoriales (millones de euros 2017). Fuente: Libro amarillo de los Presupuestos

Acaso lo más relevante, sin embargo, sea que para 2017 el gobierno central ha presupuestado gastar más de lo que lo hacía antes de que el PP llegara al poder: el gasto público proyectado para este año, descontando las partidas anteriores, asciende a 252.400 millones de euros, mientras que el de 2011 era de 251.400 millones de euros (en poder adquisitivo equivalente). Montoro, por primera vez, ha castigado a los españoles con un presupuesto mayor que el que recibió del manirroto Zapatero.

Si desagregamos partida por partida, lo que observamos es que la mayoría de rúbricas apenas experimentan reducciones apreciables del gasto entre 2011 y 2017 (salvo la de desempleo, como consecuencia de la caída del paro), mientras que el gasto en pensiones públicas sí se dispara. Dicho de otro modo, el gobierno central trata de compensar el enorme y continuado incremento de los desembolsos sociales manteniendo a raya el resto de gastos. En agregado, empero, el tamaño del Estado se expande y ya supera el nivel de 2011.

Variación del gasto real de la Administración Central del Estado
(millones de euros 2017)

Variación del gasto real de la Administración Central del Estado  (millones de euros 2017). Fuente: Libro amarillo de los Presupuestos
Variación del gasto real de la Administración Central del Estado (millones de euros 2017). Fuente: Libro amarillo de los Presupuestos

Quizá el único consuelo al respecto sea que en términos de PIB el gasto de 2017 todavía se ubica ocho décimas por debajo del de 2011: pero ello no quita para que, como decíamos, el volumen total de recursos manejado por Rajoy y sus cuates ya sea superior a aquel del que disponían cuando llegaron al poder. Es decir, el PP da por finiquitada la crisis en materia de gasto… pero no en materia de ingresos.

Y esa es la cuestión de fondo de la que deberíamos estar hablando: hemos regresado a los niveles de gasto público previos a los mini-recortes de Montoro pero no hemos regresado —ni vamos a regresar— a los niveles de impuestos previos a la apisonadora fiscal de Montoro. El Estado entró en la crisis con un tamaño sobredimensionado: una burbuja de gasto público inflada merced la recaudación exuberante e insostenible de los años previos. Y el Estado sale de la crisis conservando esencialmente su tamaño a costa de sablear con mucha mayor saña a los ciudadanos.

En definitiva, el PP no alcanzó el poder para desmantelar el Estado de Bienestar, tal como aseguran sus críticos: lo alcanzó para racionalizar y consolidar un Estado de Bienestar que en aquel entonces era insostenible. No vino a sepultarlo, sino a rescatarlo: aun cuando ello haya supuesto sepultar fiscalmente a los ciudadanos. Primero el Estado; después, la sociedad civil.

elconfidencial.Juan Ramon Rallo,economista de la Escuela Austriaca

151 total views, no views today

Share

La CEOE propone subir los salarios entre el 1 y el 2,5%

La CEOE debatirá hoy en su junta directiva la propuesta de revisión salarial para 2017 y 2018 que llevará a la mesa de negociación con los sindicatos y que va desde un mínimo del 1% hasta un máximo del 2,5%. Propuesta que dista de la planteada por los sindicatos, que han puesto sobre la mesa incrementos de sueldos de entre el 1,8% y el 3%.

La horquilla que plantea la organización empresarial se aplicará caso por caso y según cada empresa, en función de determinadas variables como resultados, ventas, Ebitda, reducción del absentismo, incremento valorado de la productividad, consecución de determinados objetivos, y situación en beneficios o pérdidas de la empresa, según ha podido saber ABC.

 Esta propuesta varía ligeramente en la parte baja de la horquilla respecto a la anterior aprobada por la junta de la patronal el pasado mes de enero. Entonces, no fijaba un mínimo y su recomendación era subir los salarios hasta un 1,5%, más otro incremento adicional de hasta el 0,5% vinculado a la productividad de las empresas y a la reducción del absentismo laboral a negociar por las partes.
La propuesta de la CEOE incluye también otras cuestiones para negociar, como la ultraactividad (prórroga de un año de un convenio acabado), las contingencias comunes y bajas médicas relativas a traumatología, y potenciar la Formación Profesional con un nuevo modelo.

abc.e3s

62 total views, no views today

Share

El 10% más rico de España acumula el 52,8% de la riqueza

Este grupo ha visto como en esos años su riqueza neta ha ganado valor: de media, el 10% más rico poseía en 2014 un patrimonio neto de 1,29 millones de euros frente a los 1,23 millones que tenía en 2011. Sin embargo, en comparación con 2008, la riqueza de este colectivo todavía cae, ya que al principio de la crisis su riqueza neta ascendía a una media de 1,35 millones.

No obstante, según el Banco de España, esta franja de hogares ricos presenta unos niveles de renta o ingresos no tan elevados en comparación con su riqueza acumulada: la renta anual de este 10% más rico se situó en 2014 en los 67.600 euros de media frente a los 80.300 euros que ganaron en 2011.  

El 10% más rico de España acumula el 52,8% de la riqueza

Si concentramos el foco en los todavía más ricos, el 1% más acaudalado de España ha conseguido un comportamiento incluso mejor de su patrimonio. Hasta el punto de que entre 2011 y 2014 aumentó bastante la proporción que tiene de la riqueza de España. Según los datos que ha facilitado el director del servicio de estudios del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, en esos cuatro años su porción de la riqueza nacional ha engordado desde el 16,87% del total hasta el 20,23%.

O dicho de otro modo, el 1% más rico ha pasado a tener durante la crisis el 20% de la riqueza. La razón de este incremento estriba en el comportamiento de los activos financieros. Cuanto más adinerado, más se invierte en productos financieros como acciones o fondos. Y estos se han beneficiado del impulso que recibieron una vez despejadas las dudas sobre el futuro del euro. Por ejemplo, en ese periodo el Ibex 35 sumó un incremento del 20%

El resto de los hogares españoles destina, por el contrario, el grueso de su riqueza a la vivienda, cuyo valor en ese periodo cayó un 20% según el INE. A partir de 2014 probablemente se revierta algo esta dinámica, pues el inmobiliario ha mejorado y los mercados financieros se han estancado.

Los más pobres, con patrimonio negativo

En cambio, el 25% más pobre presentó de media en 2014 un patrimonio negativo de 1.300 euros. Es decir, tiene de promedio más deudas que activos. La situación patrimonial de esta cohorte empeora sensiblemente si se compara con 2011, cuando la media rondaba 12.600 euros. O con 2008, cuando la media subía a los 14.800 euros. Estos datos indican que este grupo fue el que acusó con más diferencia la pérdida de riqueza que causó la crisis.

lpais.com

21 total views, no views today

Share