Ryanair tarda menos de dos horas en amargar la oferta aniversario de Iberia Express

Se han convertido en algo tan habitual ya que casi no le damos importancia. La catarata de ofertas express y a bajísimos precios que encadenan las compañías aéreas para llenar al máximo sus aviones y optimizar costes es algo ya tan normal que casi no es noticia.

Pero hoy ha sido distinto. Y no por lo asombroso de las ofertas en sí, que también, si no porque hoy se ha podido comprobar la agresividad con la que Ryanair se está comportando en el mercado desde que se viera obligada a cancelar masivamente vuelos y eliminar líneas debido a una pésima planificación de pilotos.

Hoy era el día elegido por Iberia Express para celebrar su quinto aniversario y lanzar una oferta de 5.000 billetes a cinco euros. Merced a esta campaña la compañía indicó en un comunicado que hoy 29 de noviembre y durante las próximas 48 horas, se podrán encontrar en la web billetes a cualquiera de los más de 40 destinos a los que opera la compañía por cinco euros el trayecto.

Sin embargo, alguien en Ryanair se ha dado cuenta de las ofertas que entraban en el mercado y ha contraprogramado escasas dos horas después. Exactamente ha tardado 115 minutos en poner en en el mercado 100.000 asientos baratos y asegura que es posible encontrarlos desde 9,99 euros, para viajar durante todo el mes de diciembre. Si bien basta darse una vuelta por la web para ver que algunos de esos asientos están incluso por debajo de esa cifra.

cincodias.com

132 total views, 1 views today

Share

¿Es un mito la curva de Phillips? Los salarios no remontan ni siquiera con pleno empleo

La curva de Phillips se ha encargado de mostrar la relación entre desempleo e inflación salarial en los últimos 50 años. La caída de la tasa de paro suele conducir a un incremento de los precios, consecuencia de las subidas salariales y del aumento de la demanda agregada. Sin embargo, esta relación que ha estado vigente durante décadas, parece haber desaparecido en los últimos años.

La tasa de paro se encuentra en mínimos desde 2008 en la Eurozona. En países como Alemania ha caído incluso por debajo del 4%, mientras que fuera del área euro la situación también refleja un mercado laboral casi a pleno rendimiento: en Reino Unido, el desempleo está en mínimos de 1975, en Suiza y los países nórdicos se habla de escasez de mano de obra. Bajo este contexto, el precio del trabajo del hombre (salario) debería estar subiendo como la espuma (y con ello la inflación), nada más lejos de la realidad, los salarios nominales no responden a las señales del mercado laboral y los precios siguen dormidos: la curva de Phillips no está.

Hace unas semanas, Jon Cunliffe, miembro del Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra, dedicó un discurso entero a esta cuestión. Cunliffe explicaba que la última vez que Reino Unido tuvo una tasa de paro del 4,3% los salarios nominales subieron un 24% anual, “ahora con el mismo nivel de desempleo, los salarios suben un 2,2%”.

Algo similar está ocurriendo en el resto de países desarrollados. Desde el banco suizo UBS se preguntan dónde está la curva de Phillips en Alemania. “A pesar de que el mercado laboral es estrecho (un 3,6% de paro), los salarios sólo están subiendo de una forma modesta… la remuneración salarial se incrementó un 2,9% anual en el tercer trimestre de 2017”.

Salarios en Alamania y tasa de paro (eje derecho inverso). // Fuente: UBS

La tasa de paro está en niveles históricamente bajos, la tasa de empleos vacantes en máximos y la curva de Beveridge (relación entre tasa de paro y vacantes) muestra un mercado laboral en pleno empleo: “Este en contexto, combinado con un crecimiento salarial moderado, implica que la curva de Phillips se ha aplanado”.

En el mismo sentido se manifiestan los expertos de Deutsche Asset Management analizando los datos sobre salarios y desempleo en EEUU entre 1975 y 2017. No obstante, lo que resulta interesante es conocer qué está pasando para que se haya roto esa relación entre desempleo e inflación salarial.

¿Que hay detrás del cambio?

Cunliffe esgrime varias hipótesis que pueden explicar este cambio. Una de ellas, que también ha sido expuesta por el Banco Central Europeo, arguye que la realidad del mercado laboral es muy diferente a la que muestra la tasa de paro. Las tendencias recientes en el mundo del trabajo evidencian un aumento del empleo a tiempo parcial, del auto-empleo y del trabajo temporal que “pueden tener algo que ver con el fallo a la hora de pronosticar el crecimiento de los salarios”.

Otra posible explicación de este miembro del Banco de Inglaterra sostiene que la curva de Phillips podría haberse ‘agachado’. “Aunque mantenga su forma puede encontrarse en un punto más bajo… por un descenso de la tasa natural de desempleo, un mayor control de la inflación o cambios en las expectativas sobre el crecimiento salarial real”.

Relación entre salarios y tasa de paro en EEUU en diferentes épocas. // Fuente: Deutsche Bank

En mayor detalle, la tasa natural de desempleo puede ser ahora más baja tras las últimas reformas estructurales del mercado laboral. Además, la crisis también ha podido modificar el comportamiento de trabajadores y empleadores, lo que también puede explicar que ahora las economías resistan unas tasas de paro más bajas sin que se produzcan fenómenos inflacionarios. Por otro lado, la mayor credibilidad de los bancos centrales en Occidente puede haber anclado las expectativas de inflación de los agentes, lo que sin duda puede tener efecto sobre la negociación de los salarios nominales.

¿Se ha aplanado la curva?

Que la curva de Phillips se encuentre en un punto más bajo no tiene porqué significar que la relación entre desempleo y salarios es menor, sólo que está relación se produce con una tasa de paro inferior a la de décadas anteriores. Sin embargo, si la curva pasa a ser una línea horizontal la cosa es bien diferente, “puesto que sí reduce la sensibilidad del crecimiento de los salarios y el desempleo a todos los niveles”.

Edmund S. Phelps, premio Nobel de Economía 2006, cree importantes los efectos en la actitud y valores de las personas que ha tenido la Gran Recesión: “Para mí, una hipótesis convincente es que los trabajadores, asustados por la crisis de 2008 y la profunda recesión que se produjo, ahora temen exigir promociones o buscar trabajos mejor pagados, a pesar de la facilidad para encontrar un nuevo empleo en un mercado laboral estrecho como el actual”, destacaba en un artículo publicado hace unas semanas.

Cuniliffe plantea una situación similar. Además del incremento del empleo por cuenta propia, el trabajo a tiempo parcial, con contrato temporal y demás tipos de empleo de baja calidad que limitan el poder de negociación salarial del trabajador, “el impacto de la crisis financiera y la posterior recesión podría haber cambiado el apetito por el riesgo de los trabajadores”, explica el miembro de la junta directiva del BoE.

‘Me conformo con tener trabajo’

“Esto es realmente cierto; he perdido la cuenta de las veces que he escuchado en los últimos cuatro años, cuando se discute sobre salarios a nivel regional, la expresión soy feliz sólo por tener un trabajo”, asegura Cuniliffe. Los cambios legislativos del mercado laboral, el mayor peso de la tecnología y una mayor sensación de inseguridad, “pueden haber cambiado la percepción de los trabajadores sobre su poder de negociación… esto puede haber aplanado la curva de Phillips y también puede haber arrastrado a un punto más bajo”.

Como destacan desde el informe de UBS, la fuerte entrada de flujos migratorios en los países desarrollados han incrementado la oferta de factor trabajo (personas dispuestas a trabajar), “lo que ha hecho que la oferta de factor trabajo sea más elástica”. La escasez de mano de obra en ciertos sectores, contrasta con la abundancia en otros sectores que requieren una menor cualificación o en los que la demanda de trabajadores es menor. Esto también puede estar desvirtuando el mercado laboral.

Para finalizar, la última explicación es que la curva de Phillips no existe. Aunque es cierto que esta relación entre desempleo, salarios e inflación ha funcionado en los últimos 50 años de forma casi perfecta, “no se pueden excluir otras posibilidades”, concluye Cuniliffe.

eleconomista.com

28 total views, no views today

Share

Valencia también entra en la ‘guerra del cava’: su espumoso duplica las ventas navideñas

El pasado viernes, el Mercado de Colón de la Ciudad del Túria acogió la Feria del Cava Valenciano, un certamen de tres días de duración que reúne a la Asociación de Elaboradores de Cava de Requena. Dicha agrupación nació en 2013 con la apuesta de “impulsar el conocimiento” del espumoso elaborado en la región mediterránea.

La producción de cava valenciano era casi testimonial hace algunas décadas, pero llegó a seis millones de botellas en 2016 y se espera que alcance los siete millones este 2017. Según explica el presidente de la Asociación, Emilio Expósito, las exportaciones están subiendo como la espuma y ya suponen el 35% de la producción total. Entre los principales destinos del espumoso están los países del norte de Europa, así como Estados Unidos y el mercado asiático.

En la Feria del Cava Valenciano han expuesto ocho empresas bodegueras: Coviñas, Hozas Carrascal, Dominio de la Vega, Hispano Suizas, Pago de Tharsys, Torre Oria, UVE y Vegalfaro. Las botellas de los productores salen a la venta desde los 3,5 euros, si bien existe una línea de mayor precio que cuesta entre 15 y 20 euros. El clima que se respiró durante el evento fue muy positivo.

El crecimiento en Navidad se duplica

La Asociación de Elaboradores de Cava de Requena reconoce que las ventas crecerán esta Navidad el doble que la anterior. Estamos, por tanto, a las puertas de una campaña histórica, con una proyección de crecimiento del 15% que duplica los niveles registrados el pasado año 2016. Se habla, incluso, de un 2018 en el que se podrían alcanzar los ocho millones de botellas, un nuevo umbral.

En Requena afirman que el clima y el suelo están de su lado. Según los productores del sector, “el microclima del verano, con una gran diferencia de temperatura entre noche y día, es clave para la maduración de nuestra uva, que llega muy sana a la bodega y no llega a requerir tratamiento fitosanitario alguno. Podría decirse que es un cava casi ecológico”. Creen, además, que el potencial de la zona es tal que se pueden llegar a producir más de diez millones de botellas.

Pero todos estos avances están en jaque por la propuesta que el Consejo Regulador del Cava ha trasladado al ministerio de Agricultura. El departamento que dirige Isabel García Tejerina se está planteando la posibilidad de limitar a 0,1 hectáreas el crecimiento de la superficie nacional de viñedo orientada a la elaboración de estos caldos.

En la práctica, esto supone un veto al crecimiento del sector, una medida proteccionista que beneficia a los productores catalanes (el 90% del total) y golpea al resto de las explotaciones de cava. Cabe recordar que el Consejo Regulador del Cava está fuertemente controlado por los bodegueros catalanes, según afirman las distintas empresas del sector.

Requena, en vilo

Al igual que ha ocurrido en Extremadura, la pretensión de congelar el desarrollo del sector ha puesto en alerta a los productores valencianos. Emilio Expósito se muestra comedido: declara que el boicot al espumoso catalán “no es bueno para el mercado ni para el sector” y confía en que Requena siga “apostando por la calidad y creciendo gracias a las exportaciones”.

Pero la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA) muestra en los diarios valencianos una actitud más beligerante y no duda en subrayar que la maniobra del Consejo Regulador del Cava “guarda relación directa con el conflicto catalán”. Su presidente, Cristóbal Aguado, tiene claro que dicho organismo está “dominado por las bodegas catalanas” y busca “frenar el crecimiento de nuestra actividad”. Aunque en AVA “entienden la actitud” de sus vecinos del norte, advierten que “no es de recibo que pretendan que otros paguen los platos rotos”.

Requena tiene hoy 4.000 hectáreas de producción de cava. Es la segunda zona con mayor actividad, aunque se queda muy lejos de las 29.000 hectáreas de Cataluña. El podio lo completa Almendralejo, en Extremadura, con 1.400 hectáreas. Se espera que el ministerio de Agricultura tome una decisión a mediados de diciembre. El debate sobre el futuro de Requena ya ha saltado a las Cortes Valencianas, donde el PSPV ha presentado una iniciativa que llama al gobierno de España a evitar el veto propuesto por el Consejo Regulador del Cava. Si la guerra del cava fuese a más, no se descarta una alianza política entre los presidentes de Valencia y Extremadura, Ximo Puig y Fernández Vara.

Inversiones en el aire

En cierto modo, el inicio de la guerra del cava empezó en suelo valenciano. Corrían los años 80 cuando la bodega Torre Oria inició un largo proceso judicial que buscaba obtener la autorización necesaria para producir cava. Tras años de litigios, el Tribunal Supremo dio la razón a la explotación valenciana, cuyos responsables son hoy los dueños de Pago de Tharsys y Dominio de la Vega.

Tras décadas de progresivo crecimiento, el posible veto de Agricultura echara al traste inversiones valoradas en 5,6 millones de euros. “Hablamos de 450 hectáreas en las que ya se han arrancado las cepas para plantar cava a partir de 2018. A 12.500 euros de inversión media por hectárea, hablamos de 5,6 millones de euros. Las bodegas se verán afectadas si se aprueba este Decreto. Esto lo acabará pagando el viticultor”, explican desde Bodegas Coviñas en la prensa regional.

libremercado.com

61 total views, no views today

Share

Mercadona dona 90.000 litros de leche Hacendado

Mercadona ha donado 90.000 litros de leche Hacendado a los bancos de alimentos de Cataluña. La compañía dirigida por Juan Roig ha comunicado ladonación a la Federación Catalana de Bancos de Alimentos, integrada por entidades de las cuatro provincias catalanas.

La compañía de supermercados también pondrá a disposición de los bancos de alimentos la mayoría de sus tiendas para que los voluntarios puedan recoger los donativos de los clientes durante las grandes jornadas de acopio previstas para el 1 y 2 de diciembre.

Mercadona recibió 1.100 toneladas en la última jornada de recolección en noviembre pasado. La empresa repartió el año pasado más de 1.500 toneladas de alimentos a organizaciones de apoyo social a las familias desfavorecidas.

economiadigital.com

14 total views, no views today

Share

Las camisas financiadas por Juan Roig que no se manchan ni huelen jamás

Camisas de hombre antimanchas, transpirables y antiarrugas. Es el producto ideado por Fede Sáinz de Robles, de Sepiia. La empresa forma parte de Lanzadera, la aceleradora de compañías emergentes impulsada por Juan Roig, y ha vendido cerca de 1.100 prendas.

Sáinz, ingeniero industrial de 27 años, está convencido de que el diseño consiste en “resolver problemas y ayudar a la gente”. Con esta idea y el bagaje de cuatro años trabajando en el centro tecnológico Aitex, en Alcoi (Alicante), ideó las camisas inteligentes.

Las camisas repelen las manchas del día a día, como las de café, vino, ketchup o zumos. Solo resisten algunas tintas, los líquidos a muy altas temperaturas y la grasa industrial. Además, no se arrugan y previenen olores. La materia prima para lograr estas prendas milagrosas es un hilo de microfibra de poliéster antibacteriana.

“Entre los hilos hay partículas de plata antibacterianas que neutralizan el mal olor”, detalla Sáinz de Robles. Las propiedades antiarrugas y antiolores duran para siempre, mientras que el antimanchas es un 15% menos efectivo tras 60 lavados. “Las camisas no son indestructibles todavía”, bromea.

Las camisas de Sepiia repelen manchas de café, vino o zumos

Con estas funcionalidades, los clientes de la marca son desde comerciales que valoran que no se arrugue la camisa con el cinturón del coche hasta personas que van en bicicleta al trabajo y buscan evitar las marcas de sudor.

Fabricación en España y distribución por internet

Toda la fabricación y distribución de Sepiia se realiza en España. La firma trabaja con nueve proveedores propios, cada uno para una de las fases de la producción: crear el hilo, tejerlo, lavarlo, estamparlo, añadirle el antimanchas y confeccionar las prendas.

“Gestionamos toda la producción en vez de comprar tejidos a un productor y que se quede margen”, apunta. La mayoría de los proveedores son de la zona de Alcoi y Ontinyent (Valencia), un triángulo textil del interior de la Comunitat Valenciana donde solo han resistido a la deslocalización las industrias más tecnificadas.

La venta es por el momento solo digital, a través del portal de la marca, para mantener los precios más competitivos posibles. “Si hubiera intermediarios las camisas podrían costar el triple”, argumenta el emprendedor. Una prenda de Sepiia cuesta entre 79 y 84 euros.

La mayoría de proveedores son de Alcoi (Alicante) y Ontinyent (Valencia)

Saltar a las tiendas físicas no pasa por la mente de Sáinz de Robles. La startup sí prevé colaboraciones con concept stores para elaborar prendas a medida. Es el caso de El Paracaidista Ananas, en Madrid, que en enero venderán prendas de Sepiia con un diseño exclusivo.

Moda de mujer y polos en 2018

Las camisas son básicas, de colores lisos y estampados poco estridentes.  “Somos una marca aséptica para que la gente se sienta identificada, nuestro primer producto es un lienzo en blanco para identificar a nuestro cliente”, explica el fundador.

A la oferta de Sepiia se incorporarán en enero blusas de mujer y en primavera polos. “Poco a poco ofreceremos todas las prendas del armario”, adelanta el CEO de la empresa emergente.

70.000 euros de capital de Lanzadera

Sepiia entró en febrero de 2016 en el programa Garaje de Lanzadera, destinado a proyectos en fase inicial. “No tenía ni idea de cómo convertir esto en una empresa”, recuerda el emprendedor. Durante los tres primeros meses la empresa encuestó a 500 personas para saber si había mercado suficiente para el producto.

En septiembre Sepiia pasó al programa Lanzadera. Es el de los proyectos maduros, en el que pueden recibir hasta 200.000 euros de capital. De momento la empresa de camisas ha recibido 70.000 euros del proyecto personal de Juan Roig para impulsar el emprendimiento.

Los proyectos del programa Lanzadera reciben hasta 200.000 euros de capital

En las instalaciones de Lanzadera, en la dársena interior del puerto de Valencia, Sáinz de Robles y su equipo de cuatro personas reciben formación en cuestiones como marketing y fiscalidad. “Tenemos un mentor que nos guía semana a semana”, relata.

Ahora la empresa diseña su plan de negocio para el futuro fuera de Lanzadera. “La financiación está cubierta hasta junio. Veremos si necesitamos inversión para los siguientes años o podemos financiarnos con las ventas”, apunta el CEO de Sepiia.

economiadigital.com

17 total views, no views today

Share

¿Cuánto debes pagar a Hacienda si te toca una cesta de Navidad?

Participar en rifas o comprar papeletas en numerosos locales de barrio, hipermercados, peluquerías, bares, donde el premio es una cesta navideña o lote de productos, es otra de las costumbres más arraigadas de estas fiestas, cuyos premios se adjudican en función del número que resulte agraciado en el tradicional Sorteo de Navidad.

Pero, pese a que no es nada habitual que el ganador lo declare, ni que Hacienda lo reclame, la ley especifica que cualquier ganancia patrimonial debería declararse en el IRPF, no siendo indiferente, por tanto, las cestas y macrocestas sorteadas según el número ganador del Sorteo de Navidad.

Teniendo esto en cuenta, el contribuyente debería declarar también, por ejemplo, los regalos que recibe los días previos a su boda, las conocidas como “galas”, o incluso las cestas de Navidad con las que las empresas obsequian a sus trabajadores en estas fechas.

En este punto, existen diferencias entre las cestas que regalan las empresas a sus empleados y las que cualquiera podemos ganar en una rifa o sorteo. En el primer supuesto, es decir, la cesta de empresa, se consideraría como retribución en especie, con lo cual habría que valorar a precio de mercado esos artículos y se sumaría al salario, en el apartado de las retribuciones en especie; mientras que en el segundo caso, las cestas asociadas por ejemplo al Sorteo de Navidad del hipermercado, bar o peluquería del barrio, según recoge la Ley del IRPF, se consideran ganancias patrimoniales, que, como no derivan de la transmisión de un elemento patrimonial, van a la base general y el valor será el de mercado.

Es decir, si el próximo día 22 participamos en algún sorteo y resultamos ganadores de una gran cesta, la Ley del IRPF recoge que deberemos tributar por ello en la base general de la Declaración del IRPF correspondiente a ese ejercicio.

Ganancias en especie: Macrocestas, motocicletas, viajes, automóviles…
Es muy habitual también que, como indicábamos, además de papeletas o décimos, se apueste en tiendas y locales comerciales por rifas que cuyo ganador obtendrá llamativos artículos, desde última tecnología hasta bicicletas, automóviles, motocicletas, etcétera.

En esta circunstancia, los premiados necesitarán disponer de liquidez, pues deberán hacer frente también al pago correspondiente a Hacienda por dicha ganancia patrimonial. Una alegría que finalmente se puede volver un quebradero de cabeza, pues la Agencia Tributaria obligará a su beneficiario a tributar por el premio obtenido.

Cuando esas “macrocestas” se componen de motos y coches, el afortunado deberá, además, pagar el correspondiente impuesto de matriculación, circulación y los cambios de titularidad en Tráfico. Cuando se trata de una vivienda, también deberá hacer frente a los correspondientes tributos que lleva consigo una transmisión de vivienda.

Pese a que lo habitual es que este tipo de premios no se declare, a no ser que su valor sea cuantioso, lo que debemos tener presente es que la legislación española contempla la tributación por dichas ganancias y estará en cada ciudadano declarar o no esos premios en la base general del IRPF.

lainformacion.com

114 total views, no views today

Share

El Santander nombra presidenta del Banco Pastor a la exministra Isabel Tocino

l consejo de administración de Santander, reunido este martes en Brasil, ha decidido modificar su composición con el nombramiento de Ramiro Mato como consejero independiente y las salidas del órgano de gestión de Matías Rodríguez Inciarte e Isabel Tocino, que se convertirá en presidenta de Pastor. La exministra de Medio Ambiente durante la primera legislatura de José María Azar (1996-2000) será, una vez obtenidas las autorizaciones regulatorias correspondientes, vicepresidenta del consejo de Santander España y presidenta de Banco Pastor, entidad que forma parte del grupo desde que en junio absorbiera Popular tras su resolución. Tocino ha sido consejera externa independiente de Santander desde 2007.

“Estoy segura de que la fuerza y dedicación de Isabel van a ser esenciales en el conjunto de Santander España y muy especialmente en su nueva responsabilidad como presidenta del Banco Pastor, que cuenta con una gran implantación en Galicia”, ha apuntado la presidenta del grupo, Ana Botín. Rodríguez Inciarte dejará también el consejo de administración para asumir, en dependencia directa de Ana Botín, la presidencia de Santander Universidades, reemplazando a Rodrigo Echenique Gordillo -vicepresidente de Santander–, así como la vicepresidencia de Universia. El director de Santander Universidades, Javier Roglá, continuará teniendo doble reporte al presidente de Santander Universidades y a Ana Botín para el desarrollo de proyectos estratégicos, como hasta ahora.

En cuanto a Mato, además de ser consejero independiente, formará parte de la comisión ejecutiva del consejo, así como de las de auditoría y de supervisión de riesgos, regulación y cumplimiento. Su nombramiento será sometido a ratificación en la próxima junta de accionistas. Licenciado en Económicas por la Universidad Complutense, Mato empezó a trabajar en banca en 1980 y, tras pasar por diversos puestos en el grupo público Argentaria, en 1993 se incorporó a BNP Paribas, entidad de la que ha sido su máximo representante en España y Portugal durante los últimos 20 años hasta el pasado mes de julio.

Tras estos cambios, el consejo de administración de Santander queda integrado por 14 miembros. De ellos ocho son independientes y más de un tercio mujeres, según ha explicado la entidad en un comunicado.

elfarodevigo.

23 total views, no views today

Share

Los conductores ahorrarían unos 2.300 euros al año con el uso de automóviles compartidos

Los conductores españoles podrían ahorrar unos 2.300 euros con el uso de automóviles compartidos, según ha asegurado la Asociación Española de Car-Sharing (AEC) en la V Conferencia Española de Carsharing celebrada en Madrid.

Tal como asegura la asociación, aquellos usuarios que realizan menos de 15.000 kilómetros al año encuentran que su gasto es menor si optan por la fórmula carsharing. Además, añade que con unos 7.000 kilómetros anuales, “una media habitual de un automóvil en España, el coste en la modalidad de coche compartido sería de 2.900 euros y, sin embargo, el gasto de un coche propio sería de unos 5.200 euros, lo cual supone un ahorro de 2.300 euros al año”.

Según la AEC, la utilización del vehículo privado es muy baja ya que “el 96% del tiempo está parado y el resto del tiempo tiene una reducida ocupación con 1,2 personas de promedio”.

Informes de la Agencia suiza de la energía, referenciados por la AEC, muestran que los conductores que utilizan la movilidad compartida pasan de utilizar un reducido número de posibilidades de transporte, básicamente el coche privado, a incrementar la combinación de modalidades de transporte a bicicleta, moto y carsharing.

Además, esto produce entre los usuarios un incremento del 15,5% de los recorridos en transporte público y una reducción de los realizados en vehículo privado del 56,6%.

En pro del medioambiente

“La combinación de los diferentes medios de transporte tiene que trabajar por una ciudad mejor, ya que en un futuro los que tengan coches altamente contaminantes no podrán conducir por las ciudades. En este sentido las diferentes apps y la tecnología ayudan al ciudadano a elegir la mejor de las opciones“, explicaba el presidente de AECar-Sharing, Pau Noy.

En España, los vehículos compartidos son utilizados por 400.000 usuarios, lo que supone el 2,5% de la población española con permiso de conducir. Existen 2.000 automóviles de carsharing que se concentran fuertemente entre Madrid y Barcelona.

Como asegura la asociación, cada veinte vehículos privados equivalen a un coche de carsharing, “por lo que si tenemos en cuenta que el 27,8% del total de emisiones de gases de efecto invernadero proviene del transporte, el uso del vehículo compartido se convierte en un aliado imprescindible para reducir el impacto medioambiental”

expansion

55 total views, no views today

Share

El pelotazo urbanístico de Roca al detalle

El grupo Roca quiere mirar de tú a tú a las grandes corporaciones estadounidenses. La compañía prepara un ‘macrocomplejo’ entre las localidades de Viladecans y Gavà (Barcelona) de 325.908 metros cuadrados que agrupe todas las divisiones del líder mundial de porcelana sanitaria. Y sabe cómo va a pagarlo: con las recalificaciones obtenidas para la construcción de pisos, hoteles y centros comerciales.

Economía Digital ha tenido acceso al Plan General Metropolitano (PGM) del parque empresarial en el que deja claro que “el beneficio económico de la transformación urbana se destinara a la modernización y construcción de los nuevos edificios de la empresa”.

El suelo en el que se edificará el proyecto está etiquetado en su mayor parte como industrial, explican fuentes municipales. Sin embargo, Roca tiene otra idea. Por ejemplo, destinar el 7% del total a tiendas y restauración. Un cambio de usos de 22.813 metros cuadrados que supondría la creación de una zona comercial casi del mismo tamaño que La Roca Village (25.000 metros cuadrados) y el vecino Viladecans Style Outlet (26.500 metros cuadrados).

El proyecto de Roca tambén incluye la construcción de un hotel

Además, la compañía también abre la puerta a la construcción de, como mínimo, un establecimiento hotelero en la zona.

La ambición no acaba aquí. A cambio de una inversión que estima en 150 millones de euros, la compañía pretende modificar la calificación del 26% del terreno y convertirlo en residencial. A la edificación de viviendas destinará 84.736 metros cuadrados, casi 12 veces más que la superficie del Camp Nou o el Santiago Bernabéu.

En un primer momento, la compañía deslizó que el 50% de los pisos serían protegidos. No obstante, el porcentaje cae al 40% en el documento oficial presentado ante los consistorios: el 10% sería vivienda protegida de régimen concertado, otro 10% sería vivienda protegida de régimen especial y un 20% iría destinado a vivienda protegida de régimen general.

El complejo de Roca no estara listo hasta de aquí 17 años, como mínimo

El proyecto residencial obligará a echar de sus casas a los vecinos del barrio de La Barceloneta, a los que se ubicará en una zona del complejo que contará con “grandes espacios públicos y privados”.

El silencio de la empresa también se extiende a la promoción del terreno una vez obtenidos los permisos. Preguntada sobre si la explotación pasaría por la venta de la superficie una vez conseguido el cambio de usos o la asociación con un promotor, la firma opta por declinar responder con el mismo argumento.

El proyecto va para largo. Según las estimaciones de la compañía, el lazo final a la obra no se pondrá hasta de aquí 17 años, de cumplirse las perspectivas más optimistas. En cambio, los más pesimistas alargan el plazo hasta los 25 años.

economiadigital.com

49 total views, no views today

Share

Bruselas impulsa un FMI europeo para proteger y completar el euro

Arreón final para completar la unión monetaria: para evitar que el euro salte por los aires en la próxima crisis. Bruselas propondrá el 6 de diciembre convertir el mecanismo de rescate (Mede) en un fondo de estabilización, la versión europea del FMI. La propuesta, a la que ha tenido acceso EL PAÍS, limita el grado de ambición inicial ante las dificultades en Alemania para apoyar planes más atrevidos. Con medio billón de euros como potencia de fuego (ampliable hasta un 20%), el FME rescatará países a cambio de ajustes, como hacía el Mede, y actuará como cortafuegos para cerrar bancos y completar así la unión bancaria. El nuevo organismo controlará también un futuro presupuesto anticrisis de la eurozona, con capacidad para financiarse en los mercados.

El comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, en Bruselas
El comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, en Bruselas THIERRY MONASSE

“Van casi 16 años desde que las primeras monedas y billetes de euro entraron en la vida de diaria de los europeos”, arranca el borrador de la Propuesta sobre la creación del Fondo Monetario Europeo, un largo documento de 47 páginas que constituye una pequeña revolución para la eurozona. Bruselas es consciente de que el euro es una moneda adolescente, con defectos de fábrica difícilmente subsanables por la fractura Norte-Sur y las incompatibilidades entre las distintas culturas de política económica. El euro ha salido vivo de la Gran Crisis, pero tiritando, en medio de una guerra de baja intensidad entre acreedores y deudores. Ante el peligro de desintegración y las dificultades para lograr una mayor solidaridad, las instituciones ponen en marcha una reforma basada en tres pilares: el citado FME (que podría acabar llamándose Fondo Europeo de Estabilización si cuaja la denominación que prefiere Mario Draghi), un presupuesto anticrisis de la eurozona y un superministro económico de la UE. “La Unión Económica es más sólida que antes de la crisis”, subraya el texto, “pero sigue incompleta”.

La Comisión quiere aprovechar la ventana de oportunidad que ofrece la recuperación “para completar el euro”. Y el punto de apoyo de esa nueva arquitectura es un FME que sería una especie de puente entre lo mínimo que persiguen Bruselas y París y lo máximo que está dispuesto a ceder Berlín. Alemania ha presionado para que ese nuevo instrumento se encargue de vigilar las políticas fiscales, evite todo lo que suene a mutualización y esquive cualquier opción de crear un presupuesto de la eurozona. Bruselas solo ha escuchado a medias.

El diseño del nuevo FME que ha cocinado la Comisión tiene en cuenta la sensibilidad alemana —más aún con la crisis política en Berlín—, pero bebe de las propuestas del francés Emmanuel Macron, alineado con el jefe de la Comisión, Jean-Claude Juncker, en la necesidad de activar una reforma más ambiciosa. Y permitiría dar un salto adelante en la unión bancaria, al permitir que el FME actúe como cortafuegos común cuando se cierre un banco, algo a lo que Alemania se resiste.

Estos son los principales rasgos del nuevo fondo:

  • Conversión del Mede. El mecanismo de rescate europeo (Mede) “ha jugado un papel fundamental en la crisis”, al rescatar a países que perdieron la posibilidad de financiarse por sí mismos. Bruselas cree que el nuevo FME será clave para “salvaguardar la estabilidad financiera”. Será el encargado de ir al rescate cuando un socio tenga problemas para financiarse en los mercados, con un programa (que es en realidad una línea de crédito barato) a cambio de ajustes y reformas. Para ello, convierte el Mede (un organismo intergubernamental) en el FME y de esa manera lo comunitariza: será un organismo de la UE y permitirá así “una mejor gobernanza y un mayor control democrático” en la Eurocámara. Bruselas echa mano de un artículo que es una especie de coche escoba de los tratados —el 352— para convertirlo en un organismo que forma parte del marco legal de la UE.
  • Medio billón más un 20%. Al igual que el Mede, el FME cuenta con una potencia de fuego de medio billón de euros para rescatar países “a cambio de una estricta política de condiciones”, como ocurrió en el rescate español. Ese calibre podrá aumentar entre un 5% (en la versión menos ambiciosa) o hasta un 20%, en función de lo que decidan los líderes europeos.
  • Más allá de la eurozona. El Mede está formado por los países del euro, que lo financian directamente. El nuevo FME será más amplio: la Comisión le otorga un papel fundamental en la culminación de la unión bancaria, por lo que el abanico de países que formarán parte de ese nuevo fondo de estabilización incluye los socios que forman parte de la unión bancaria. Actuará como cortafuegos común para el fondo de resolución, para el cierre de bancos. Para ello, contará con una potencia de fuego de 60.000 millones, aunque es bazuca será fiscalmente neutro: lo que gaste “lo devolverán los bancos”. Se trata de un cortafuegos común (a la francesa), pero sin poner en peligro dinero del contribuyente (a la alemana). El objetivo es romper el abrazo mortal entre la deuda soberana y los balances bancarios bancos, una vieja aspiración de Europa que a día de hoy sigue sin estar clara. Con ese avance, solo faltaría pactar el fondo de garantía de depósitos para completar una unión bancaria aún coja.
  • Presupuesto del euro. El FME apoyará “en el futuro” la función de estabilización de la eurozona: un presupuesto del euro para luchar contra shocks asimétricos, contra crisis en un solo país. Los peros alemanes ganan la partida en este capítulo: solo se usará después de cada país use sus estabilizadores automáticos (el seguro de desempleo, por ejemplo) y las políticas fiscales discrecionales. “Si eso no es suficiente se podrá activar la función de estabilización”, dice la propuesta. Podrá activarse con rapidez para luchar contra crisis en alguno de los socios, sujeto a “criterios de elegibilidad” fijados de antemano, que la propuesta no detalla. Con un recado para Berlín: ese presupuesto podrá “financiarse en los mercados”, una forma de incluir la mutualización —palabra proscrita en las 47 páginas— por la puerta de atrás. No hay cifras para ese presupuesto. Y su puesta en marcha definitiva se deja para más adelante para sortear un eventual veto alemán.
  • Vetos. Aun así, ese veto alemán está presente de otras maneras. El nuevo FME tendrá un consejo de gobernadores (los ministros) y un consejo de dirección, con un director general, el alemán Klaus Regling. Las decisiones más importantes (elevar el capital o rescatar a un país) se tomarán por unanimidad; los desembolsos de los rescates se aprobarán por mayoría cualificada, con el 85% de los votos (frente al 80% actual). Eso da derecho de veto a Alemania, a Francia y a Italia: cualquiera de esos países puede bloquear una decisión por sí solo. España, con un 12%, sigue sin poder de veto.

BRUSELAS Y PARÍS, PENDIENTES DE BERLÍN

Las dificultades políticas en Berlín planean sobre la reforma de la eurozona. La convocatoria de elecciones anticipadas sería una pésima noticia para los planes del francés Emmanuel Macron y del jefe de la Comisión, Jean-Claude Juncker. Bruselas presentará el 6 de diciembre su propuesta; el Consejo Europeo del 14 de diciembre fijará la hoja de ruta de los próximos meses. Para todo ello (incluso para el Brexit) es fundamental el color de la coalición de Gobierno en Berlín. Los liberales, con marcados tintes euroescépticos, presionan para impedir cualquier cambio en el rol del Mede, lo que complicaría tanto el plan del FME para actuar como cortafuegos en la resolución de bancos como el presupuesto del euro. Una eventual gran coalición facilitaría la agenda europea de Alemania. Juncker dice contar con el apoyo de la canciller: “Merkel dará un paso en la dirección correcta: sé muy bien de lo que estoy hablando”, dijo hace unos días a este diario.

elpais.com

21 total views, no views today

Share