Las familias españolas ahorran casi 25.000 millones gracias al efecto Draghi en los tipos de interés

Los hogares españoles, desde el inicio de la crisis, han reducido su endeudamiento en 29.600 millones, hasta septiembre de 2016. El despalancamiento más la reducción de los tipos de interés ha permitido una liberación de renta bruta disponible de 46.542 millones, según cálculos de BBVA Research.

La mayor parte del ahorro en los gastos financieros se produjo entre septiembre de 2008 y el primer trimestre 2010, cuando el euribor a 12 meses cayó más de 400 puntos básicos, pasando de estar por encima del 5% hasta el 1,2%. El impacto positivo que supuso para las familias fue de alrededor 12.000 millones de euros.

A partir de 2010 hasta septiembre de este año el ahorro en el pago de intereses por el crédito ha sido algo más inferior, más de 5.000 millones. En total, los expertos de BBVA Research calculan que la bajada de los tipos cobrados por las entidades financieras en este período supone un ahorro de 17.000 millones.

Pero la mayor parte del ajuste en los gastos financieros se deben al desapalancamiento, es decir a reducir el volumen de deuda neta que supone dos terceras partes del ahorro total. Hasta septiembre de 2016 el stock de crédito a familias ha caído un 20% desde máximos, en septiembre de 2010, apunta el informe. La suma total de los dos factores supuso un impacto positivo para las familias españolas de casi 47.000 millones. De los cuales 24.814 corresponde a la menor carga financiera por intereses.

El documento señala que a este análisis hay que tener en cuenta la reducción de los ingresos financieros por la peor remuneración del ahorro y un cambio en la composición creciendo los depósitos a la vista en detrimento de los depósitos a plazo. Estos últimos han pasado de representar un 60% del total a un 35% en la actualidad. El impacto negativo en los hogares ha sido de 792 millones, en concepto de reducción de ingresos financieros. Pero, tal como señalan los expertos, este podría ser más elevado si se tiene en cuenta otros activos como acciones, fondos de pensiones, fondos de inversión o deuda.

19 total views, no views today

Share

Las empresas piden que el bono social se cargue en el Presupuesto

Los representantes del sector energético convocados por elEconomista consideran que los Presupuestos Generales del Estado deben sufragar el bono social eléctrico y no las empresas de sector, al objeto de evitar que, en última instancia, se repercuta sobre el recibo de la luz, encareciendo el suministro y mermando la competitividad de la industria nacional.

“Las políticas sociales son responsabilidad del país, no del sector”, dijo Javier Anzola, consejero delegado de Generación y Retail de Viesgo, antes de aclarar que “estamos 100% de acuerdo en que se mantenga” y añadir que su empresa ya subvenciona los recibos de los clientes insolventes.

Ignacio Colmenares, consejero delegado de Ence, directo y contundente, opinó que el bono “lo tiene que pagar el contribuyente” para evitar que la luz se cargue “de cosas raras” y se encarezca. “Si el contribuyente vota un programa social y hay que ejecutarlo, lo tiene que pagar él, no lo tienen que pagar las compañías eléctricas a costa de los accionistas”.

Alberto Martín, socio responsable de Energía y Recursos Naturales de KPMG, llamó la atención sobre la falta de análisis de las soluciones halladas en otros países para combatir la pobreza energética -en Francia hay cheques de energía; en Reino Unido se potencia la eficiencia energética-, pero acabó con la siguiente reflexión: “Hay pobreza energética, hay pobreza alimentaria, hay pobreza de vivienda… ¿Pedimos a la industria alimentaria que subvencione la alimentación? ¿Pedimos a las inmobiliarias que subvencionen la vivienda? ¿Por qué le pedimos a la industria energética que subvencione la pobreza energética? Es una pregunta sencilla y la respuesta es bastante obvia?.

Competitividad y carbono

Los tres expertos estuvieron de acuerdo en que el proceso de descarbonización de la economía es el gran reto que afronta el sector de la energía durante los próximos años, unido al problema que arrastra: los altos precios, que merman la competitividad de las empresas.

Colmenares consideró que ambos desafíos son compatibles, siempre que se eliminen cosas “aberrantes” del sistema, como la interrumpibilidad, o que el contaminante carbón genere un 21 por ciento de la energía “y los ciclos combinados de gas estén parados”.

Destacó que la eólica y la fotovoltaica ya son rentables sin necesidad de ayudas, así como la necesidad de seguir trabajando en la energía de base para hacerla más limpia y más competitiva: “hay que potenciar el gas y la biomasa, desplazando el carbón”.

Anzola coincidió con Colmenares en la necesidad de potenciar las renovables -incluyendo el autoconsumo “ligado a la gestión de la energía con baterías”- y en la mala situación de los ciclos de gas, pero discrepó sobre el carbón; a su juicio, si se retira prematuramente se encarecerá el suministro. Adicionalmente, recordó que para alcanzar los objetivos de descarbonización de la economía de mediados de siglo “hay que electrificar el transporte y la climatización”, para lo que hace falta un marco normativo estable que garantice las inversiones a largo plazo.

Martín fue más allá y explicó que el proceso de descarbonización es una oportunidad para España, que “puede limar su falta de competitividad energética con otros países”, sobre todo los vecinos europeos, como Alemania, Reino Unido y Francia, que están adoptando “malas decisiones” energéticas.

Alemania está cerrando nucleares y apostando por desarrollos renovables caros, como la eólica marina y la solar distribuida; Reino Unido también se quiere apoyar en la eólica marina y en nueva nuclear, que es “anticompetitiva” por su elevado coste; y Francia también va a cerrar parte de su envejecido parque atómico y a crecer en eólica marina y en fotovoltaica distribuida.

Si España mantiene sus centrales nucleares y fomenta la eólica terrestre y la fotovoltaica centralizada, “eficientes”, incrementará su competitividad, “no tanto porque nosotros reduzcamos muchos costes, sino porque otros van a ver que sus costes se encarecen”.

eleconomista.es

28 total views, no views today

Share

El 83% de los trabajadores desearía adaptar su jornada laboral al horario europeo

El 83% de los trabajadores que no está sujeto al horario europeo desearía tenerlo, según un estudio de la plataforma de empleo InfoJobs sobre el anuncio de la ministra de Empleo, Fátima Báñez, de impulsar una reforma para que los españoles salgan a las seis de la tarde del trabajo. Tan sólo el 22% de la población activa española lo disfruta actualmente.

La encuesta también revela que precisamente las medidas no salariales más valoradas por los empleados son la flexibilidad horaria (21%) y la jornada intensiva (16%), por delante de opciones como los planes de formación (12%), un plan de pensiones (6%) o el transporte de empresa (3%).

Según la encuesta de InfoJobs, realizada a una muestra representativa de la población activa española de 3.000 personas y a cerca de 600 empresas, el 58% de las compañías españolas que actualmente no aplica el horario laboral europeo también está a favor de adaptarse a este modelo.

Pese a ello, el informe indica que solo un 25% por ciento de las empresas ya aplica el horario flexible (la hora de entrada entre las 7 y las 9 horas y la salida queda fijada entre las 16 y las 18 horas, con una hora como máximo para comer).

Las empresas apuntan a la conciliación como principal motivo para adoptar horarios laborales europeos (63%). Otros motivos que argumentan las empresas son la mejora de la productividad (22%) o la felicidad de los trabajadores (13%).

En el lado opuesto, el principal motivo que lleva al 42% restante de empresas a no implementar el horario laboral europeo es que su actividad está basada en el comercio y el servicio al cliente (90%).

elboletin.com

24 total views, no views today

Share

Así evolucionarán las hipotecas en 2017

El escenario hipotecario español ha cambiado sustancialmente en 2016. Tras el descenso del Euribor a valores negativos a partir de febrero, los bancos han dejado a un lado las hipotecas de tipo variable y han fomentado las de interés fijo. La pregunta es: ¿seguirá aumentando la contratación de hipotecas a tipo fijo para la compra de vivienda en 2017? Un estudio elaborado por el comparador hipotecario HelpMyCash.com y analizado por Habitaclia apunta a que las hipotecas a tipo fijo seguirán siendo la gran apuesta de la banca en 2017.

La mejora de las condiciones de las hipotecas fijas, el endurecimiento de las hipotecas variables y la apuesta bancaria por el tipo fijo son los ingredientes perfectos para impulsar aún más la contratación del crédito fijo. Según datos del Instituto Nacional de Estadística, en enero de 2016 tan solo el 10% de las nuevas hipotecas eran a tipo fijo. Sin embargo, en septiembre del mismo año la cifra se ha incrementado hasta el 30%.

Según el comparador hipotecario HelpMyCash.com estas cifras indican un incremento del 2,2 % mensual, por lo que, si la progresión es similar, es probable que en 2017 una de cada dos nuevas hipotecas para vivienda sea a tipo fijo.

Si hasta hace un año el interés de estos préstamos hipotecarios no descendía del 5%, en 2017 se espera que sigan bajando, oscilando entre el 1,40% TIN y el 2,90% TIN en función del plazo del préstamo contratado.

Se calcula que el interés de los créditos con un plazo de amortización por debajo de los 15 años se sitúe por debajo del 2% TIN. Mientras que los préstamos hipotecarios con un plazo de 30 años no llegarán a superar el 3% TIN.

La otra cara de la moneda serán las hipotecas variables, que verán frenado el vertiginoso descenso de diferenciales vivido a lo largo de 2015. Cuando todo parecía indicar que 2016 iba a ser el año en el que la banca restauraría los bajos diferenciales incorporados en los préstamos hipotecarios antes de la crisis (cercanos al 0,5%), la cotización negativa del Euribor frenó en seco esta tendencia.

Con tipo de interés fijo inicial

Las previsiones apuntan a que a lo largo de 2017, las entidades bancarias congelarán los intereses de sus préstamos a tipo variable y, si varían, lo más probable es que sea al alza. En concreto, puede incrementarse el número de entidades que incorporaráun tipo de interés fijo inicial(el primer año o los dos primeros). Actualmente, el 80% de las hipotecas a tipo variable ya cuenta con un interés fijo inicial.

Por último, las hipotecas a tipo variable (también las «online») incorporarán con más frecuencia comisiones de apertura. Hasta ahora, este arancel estaba más presente en las hipotecas fijas. Sin embargo, en base a las directrices del Banco de España, los bancos fijarán de forma generalizada esta comisión en sus hipotecas variables.

Por otro lado, otro de los obstáculos para las hipotecas a tipo variable puede ser la entrada en vigor del Euribor Plus, prevista para el segundo trimestre de 2017.

Este índice se calculará a partir de los datos reales de un número mayor de entidades y no solo los 24 principales bancos europeos. Las compañías de menor tamaño aportarán sus datos para concretar la tasa mensual. Las probabilidades de que el Euribor Plus sea más alto son superiores, ya que las organizaciones más pequeñas prestan dinero más caro que los grandes bancos.

abc.es

113 total views, no views today

Share

Las telecos españolas suben los salarios con la vuelta al crecimiento

Las grandes operadoras parecen situarse al frente de las subidas salariales en el conjunto de la economía española. Un factor clave para la recuperación económica. Telefónica, Vodafone y Orange, que vuelven a crecer tras años de fuerte destrucción de valor, han acordado con los sindicatos en los convenios colectivos incrementos de sueldos para sus plantillas, que en muchos casos están por encima de la media nacional. Las medidas benefician a los cerca de 35.000 empleados que estas empresas tienen en España.

La última compañía en moverse ha sido Telefónica, que este jueves cerró un acuerdo con los sindicatos CC OO y UGT para prorrogar el convenio un año más, hasta final de 2018. El pacto, aprobado por unanimidad, establece un aumento salarial en Telefónica de España, Móviles y Soluciones de un 1,5% para 2018 más un plus de convenio de 250 euros que serían consolidables si se cumplen los objetivos de la compañía (se desliga el aumento del IPC y se vincula a los objetivos de la teleco, y si esta crece, se consolida el plus pactado). La subida está en línea con la de 2017, pactada anteriormente en el 1,5%.

Con este acuerdo, la plantilla de Telefónica España habrá acumulado una subida salarial entre 2015 y 2018 cercana al 6% con respecto al IPC real. Entre 2015 y 2017, el incremento acumulado es superior al 4%.

A su vez, Vodafone España alcanzó un acuerdo con los sindicatos el nuevo convenio colectivo. El marco laboral fijó una subida salarial del 2% para 2016 y un mínimo del 1% anual hasta el año 2019, incluido.

En el convenio colectivo se estableció que la revisión salarial a partir del 1 de julio de 2017 y para los años siguientes estará en función de los resultados de la operadora al cierre de cada ejercicio fiscal (a final de marzo) anterior a la fecha de efectos y siempre que la retribución total sea inferior a 43.920 euros al año. En este sentido, el incremento se situará entre el 0% si el grado de cumplimiento de objetivos es inferior al 98% y el 2,5% si el cumplimiento supera el 105%.

El convenio de Vodafone, que fijó un salario mínimo de 17.000 euros anuales a partir de 2017, estableció un aumento del 1% en los distintos pluses relacionados con los turnos, la disponibilidad y las jornadas festivas.

En la misma línea, Orange España ha alcanzado recientemente un acuerdo con CCOO para prorrogar su convenio colectivo dos años más, según indicó este sindicato. En el actual marco laboral, los empleados con los sueldos más bajos han mantenido una subida del 2% anual, lo que implica un incremento acumulado del 4% en los últimos dos años.

Además, Orange y CC OO alcanzaron un pacto para establecer un nuevo bono extraordinario, ligado al plan estratégico Essentials 2020. El bono, que está ligado a la evolución del ebitda y vigente hasta 2019, puede suponer una gratificación para los empleados entre el 3% y el 7,5% del salario bruto anual.

Otros elementos que se prorrogan con el convenio de Orange serían el seguro médico, el plan de pensiones, el plan de retribución flexible (FlexPlan) o la continuidad del plan de prejubilaciones.

Sentencias por indemnizaciones

El consejo de ministros autorizó la aplicación del Fondo de Contingencia por importe total de 62,9 millones de euros y la concesión de un suplemento de crédito en el presupuesto del Ministerio de Economía por la citada cuantía, y las variaciones del presupuesto de la CNMC, para dar cumplimiento a ocho sentencias firmes de la Audiencia Nacional, a favor de Telefónica.

Las sentencias están relacionadas con las liquidaciones vinculadas a la denominada Tasa General de Operadores.

cincodias.com

97 total views, no views today

Share

Los precios del transporte aéreo regular bajan en el tercer trimestre hasta su menor nivel desde 2008

Los precios del transporte aéreo regular de pasajeros registraron en el tercer trimestre su menor tasa anual desde el primer trimestre de 2008 tras bajar más de 2,5 puntos en relación al trimestre anterior, hasta situarse en el -5,4%, según ha informado este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La actividad de servicios de información también recortó su tasa anual en el tercer trimestre, más de 1,5 puntos, hasta el 0,5%, mientras que las telecomunicaciones redujeron más de un punto su tasa anual, hasta el -5,1%.

Estas tres actividades fueron las que presentaron los mayores descensos interanuales durante el tercer trimestre, según revela el Índice de Precios del Sector Servicios, cuyo objetivo es facilitar trimestralmente índices de la evolución del precio de los servicios proporcionados a empresas por cada uno de los sectores desde el punto de vista del productor.

De las quince actividades del sector servicios para las que el INE calcula índices de precios, siete de ellas incrementaron su tasa de variación interanual en el tercer trimestre, especialmente la publicidad, con una subida de casi siete puntos, hasta una tasa anual del -7,1%, y el transporte marítimo de mercancías, que elevó siete décimas su tasa interanual, hasta el -2,4%.

.eleconomista.es

44 total views, no views today

Share

Paramés: ”El experimento monetario de Draghi no puede seguir”

A contracorriente. Francisco García Paramés evita el ‘efecto rebaño’. En sus inversiones, como uno de los gestores de fondos más cotizados en España, y en su análisis sobre la situación económica. Paramés considera que “el experimento monetario del señor Draghi no puede seguir”, y que, de hecho, el estado natural es la “deflación”, pero “la clase política no puede permitir una situación deflacionaria, y hace todo lo que puede para evitarlo”.

Y ahí, claro, entra Mario Draghi, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), para provocar esa inflación, “con una rebaja artificial de los tipos de interés”, que a Paramés no le gusta nada. “Todo esto, sin embargo, no debe preocupar a un inversor, porque, al margen de todo, si hay buenas ideas, habrá inversiones”.

García Paramés defendió la inversión en empresas,  con el objetivo siempre de ser “”propietario de activos”, rechazando otras decisiones centras en especulaciones financieras, en un acto este miércoles en el Col·legi d’Economistes, coorganizado por Economía Digital, para presentar su libro Invirtiendo a largo plazo (Deusto). Con la participación del director de Economía Digital, Manel Manchón, del editor de Deusto, Roger Domingo, y de Esteve Sarroca, presidente de la comisión de Economia Financiera del Col.legi d’Economistes, Paramés insistió en que “los países más intervenidos son siempre los menos desarrollados”.

Alemania no quiere gastar y no gastará

Asegura que lo ha comprado en su larga experiencia como inversor, e insiste en que en España, aunque no se entienda bien el papel  que ejerce Alemania, “es el modelo que funciona, y es lógico que se niegue a gastar, como se le pide, que gasten otros, pero no lo harán ellos”.

Paramés, después de dos años de silencio, obligado por contrato, después de salir de forma brusca de Bestinver, el fondo de inversión de Acciona, ha creado su propia gestora, Cobas Asset Management. Pero, como todavía no está constituida, Paramés suscribió un acuerdo con Inversis, propiedad de Banca March, colaborando a su crecimiento patrimonial. En sus mejores años en Bestinver, Paramés logró rentabilidades del 16%. Cuando lo dejó, en 2014, llegó a cobrar unos 20 millones de euros, gestionando un patrimonio de 9.500 millones de euros.

El mismo día en el que la presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos, Janet Yellen, decidía subir los tipos de interés en un 0,25%, “algo que se daba por descontado”, Paramés defendía en Barcelona que los inversores se deben centrar en las empresas, dejando de lado el ruido que generan las decisiones macroeconómicas.

Salir o no de Pescanova

Pero, ¿cuándo se puede equivocar un inversor que apuesta por el largo plazo?, le preguntaron varios de los economistas asistentes. Paramés, que se considera un “obrero” de la inversión, porque analiza las empresas de forma exhaustiva, siempre con la idea de que “no se debe comprar acciones de una empresa que no comprarías de forma completa”, admitió errores. “De Pescanova no queríamos salir, porque se entendía que era una empresa con un producto sólido, y aunque pudieras analizar los números, pesó esa supuesta solidez”, reconoció.

Sin embargo, con otras, “si ofrecen valor, se puede permanecer 15 y 20 años en ellas”. Sus principios como inversor son claros: “Cuando gano un bonus, y durante un par de días lo tengo en el banco, me pongo muy nervioso, no lo aguanto, y cuando luego lo invierto en acciones de una empresa que creo sólida, ya me siento tranquilo y puedo dormir a gusto”, asegura, tras admitir que sí, que ese dinero lo tenía en Caja Madrid (después integrada en Bankia), y que estaba claro que “realmente hacía bien en dudar de los bancos”, provocando las carcajadas de los asistentes.

España, salarios competitivos y a crecer

Sin embargo, a pesar de esa autonomía que pide Paramés para los inversores, los gestores de fondo no pueden ser ajenos a lo que ocurre en el conjunto de la economía de un país. En el caso de España, Paramés lo tiene claro. Admirador de Hayeck, y de la escuela austriaca, este inversor considera que el país “sólo puede salir adelante ganando competitividad, creciendo”, sin esperar cambios en las políticas de la Unión Europa, sin pensar en que una política fiscal expansiva, que muchos economistas piden a la zona euro, y la propia Comisión Europea lo propone, le sacara del atolladero.

Y para Paramés eso pasa por salarios competitivos, y por un crecimiento sostenido. “No hay más caminos”, asegura, consciente de que ese no es el camino que sigue el rebaño, y que él va a contracorriente de la línea de pensamiento más extendida en España.

¿Oportunidades? “Hay muchas, empresas familiares, pequeñas empresas, en holdings de inversión, donde a veces hay compañías pequeñas muy atractivas, que te garantizan rentabilidades más altas que un índice que ofrece un tranquilo 5%”.

Todo, siempre, a contracorriente. Como cuando decidió no invertir en Bankia en la primera salida a bolsa en julio de 2011

economiadigital.es

23 total views, no views today

Share

El Gobierno aplaza sin fecha la rebaja a 1.000 euros para el pago en efectivo

La entrada en vigor del nuevo límite de 1.000 euros para los pagos en efectivo, anunciada en noviembre por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, será en el 2017, «más pronto que tarde», pero aún no hay fecha. Así lo confirmaban ayer a La Voz fuentes del ministerio, después de que el secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández Moya, señalara que la rebaja del tope a los abonos en metálico, que desde finales del 2012 está fijada en 2.500 euros, no entrará en vigor el 1 de enero próximo.

De este modo, queda fuera de la nueva exigencia la campaña de Reyes, una de las grandes preocupaciones de las patronales del comercio, que estos días han alertado repetidamente del impacto negativo que para el consumo tendría la nueva restricción al efectivo.

La normativa -al igual que el nuevo impuesto con el que se gravarán las bebidas azucaradas- no se incluyó en los decretos de medidas tributarias y contra el fraude aprobadas en el Consejo de Ministros de la pasada semana, de los que sí formaban parte, entre otros, cambios en las deducciones del impuesto de sociedades, subidas en los tributos especiales o mayor control del IVA.

Confirmado a Bruselas

Según Fernández Moya, el Ejecutivo no tiene intención de aprobarlo antes de que acabe este año, de modo que la rebaja para los pagos en efectivo no entrará en vigor con las campanadas, sino que se incluirá en otro paquete de medidas tributarias que se aprobará a lo largo del 2017. De hecho, el Gobierno así se lo explica a Bruselas en la actualización del Plan Presupuestario recién remitido, en el que señala que el nuevo límite de 1.000 euros, «análogo al establecido en países de nuestro entorno», se incluirá «en un proyecto de ley de medidas en materia tributaria y de lucha contra el fraude fiscal».

El secretario de Estado avanzó que el Ejecutivo está trabajando en el borrador del nuevo impuesto sobre las medidas azucaradas para «tenerlo listo en las próximas semanas» y aprobarlo mediante un proyecto de ley negociado con el resto de los grupos parlamentarios, pero no planteó fecha probable de entrada en vigor del tope al metálico, aunque será a lo largo del próximo año.

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/economia/2016/12/15/gobierno-aplaza-fecha-rebaja-1000-euros-pago-efectivo/0003_201612G15P31991.htm?utm_source=twitter&utm_medium=referral&utm_campaign=twgen

95 total views, no views today

Share

Las comisiones vuelven a casa por Navidad

La mayoría de las entidades financieras han iniciado un proceso de aumento de los ingresos vía comisiones que, en general, se ha hecho de forma disimulada. La realidad competitiva es muy evidente: el entorno de tipos y la sobrecapacidad de la industria limitan el crecimiento y rentabilidad de la banca.

Los clientes de las entidades financieras deberíamos prepararnos para una nueva etapa en la relación con nuestro banco. Los últimos años nos hemos beneficiado de la obtención de unos servicios bancarios financiados por la política monetaria del BCE. La banca obtenía generosos ingresos por la diferencia entre los costes de financiación y su reinversión en la curva de tipos europea. Esto les permitía ser más agresivos en las políticas comerciales con el objetivo de consolidar y agrandar la cartera de clientes, atrayéndolos desde las entidades más débiles o con menos capacidad comercial. Los clientes hemos disfrutado de ese periodo que está llegando a su fin, tal y como ha anunciado de manera explícita Banco Santander.

La estrategia comercial en el sector bancario de los años precedentes se basaba en la oferta de cuentas que ofrecían servicios integrales y en las que el gancho de atracción era la ausencia de comisiones. Dependiendo de la entidad y de su fortaleza competitiva, las ofertas de cuentas y productos sin comisiones se ha hecho de forma generalizada o segmentada hacia un tipo concreto de clientes. Al ser una dinámica competitiva promovida por las entidades con mayor cuota de mercado, las demás se han visto obligadas a replicar la estrategia en un intento de defender su base de clientes.

El problema es que para los bancos pequeños y medianos, con ingresos menos diversificados geográficamente o por área de negocio, la eliminación de comisiones de forma generalizada ha supuesto un duro golpe para sus cuentas de resultados. La dinámica competitiva las ha ido erosionando poco a poco sin que se haya podido compensar el descenso de ingresos tradicionales.

El primer paso para cambiar la dinámica competitiva surgió hace meses cuando se generó una importante polémica por la decisión de algunas entidades financieras de cobrar comisiones por el uso de su red de cajeros a los usuarios que no fuesen clientes. Esta medida desató un conflicto entre entidades, algunas de las cuales utilizaron su posición de fuerza para establecer un nuevo esquema en el uso de los cajeros, ya sean de la misma red o no. Ahora los clientes se han acostumbrado a buscar un cajero de su entidad si no desean pagar comisiones por el simple hecho se sacar dinero.

Desde entonces han crecido las quejas entre los clientes de la banca por el aumento de comisiones cargadas en sus cuentas. Muchas de estas comisiones son de nueva creación, para evitar incumplir las condiciones ofrecidas en sus contratos de cuenta corriente integral. Cada vez son más las que cobran por acudir a una sucursal a realizar algún trámite u operación que anteriormente era gratuita, que limitan el número de operaciones gratuitas o que cargan comisiones por servicios de nueva generación.

La realidad es que el Banco Santander ha decidido volver a liderar el nuevo periodo competitivo. Como hiciera en su día con la estrategia 1,2,3, el banco ha hecho oficial su cambio de rumbo, abriendo la puerta al resto de entidades para que se sumen al proceso de incremento de los ingresos vía comisiones.

Por el momento, el resto de entidades buscan aprovechar la decisión del Banco Santander para intentar atraer a los clientes insatisfechos de la entidad presidida por Ana Botín, pero atendiendo a la experiencia, este periodo será relativamente corto. Es muy probable que otros bancos comiencen a anunciar a sus clientes su propio esquema de gastos y comisiones en productos y servicios financieros.

La necesidad de aumentar los ingresos por comisiones no proviene sólo de un cambio en la estrategia comercial; también viene motivada por las recomendaciones de los reguladores, español y europeo, y por las agencias de ráting. El mercado bancario sigue teniendo un exceso de capacidad y el crecimiento del crédito es todavía muy débil. Con un entorno de márgenes muy presionado, poca capacidad de recorte de costes y una creciente necesidad de capital, la banca necesita generar nuevas vías de crecimiento.

Veremos cómo reaccionan el resto de bancos en los próximos meses y si el movimiento de Banco Santander desencadena un cambio en las estrategias comerciales.

expansion.com

 

30 total views, no views today

Share

La nueva clase social de los trabajadores pobres ya es un hecho oficial

Hasta hace poco, tener trabajo significaba contar con unos ingresos suficientes para vivir dignamente. Esto es, para escapar de la pobreza. Sin embargo, en los últimos tiempos, la caída de los salarios y la pérdida de poder adquisitivo de miles de trabajadores ha engordado la bolsa de pobres en España con miles de asalariados.

Esta nueva condición, de alguna manera, se ha hecho oficial este martes en el Senado. En la sesión de control al Gobierno, el senador socialista Vicente Álvarez Areces ha replicado a Mariano Rajoy que la creación de empleo, aun siendo una medida “eficaz”, “no basta” para paliar el crecimiento de la desigualdad.

“Se ha generado una nueva clase social de trabajadores pobres, víctima de los bajos salarios y la alta temporalidad. (…) No podemos dejar abandonados a su suerte a todas esas personas que sufren situaciones tan duras como la actual”, ha continuado Areces, quien ha pedido la creación de una renta mínima para las familias españolas sin ingresos.

Recuperar subsidios

Previamente, Rajoy se ha mostrado abierto a considerar la creación de este ingreso mínimo vital, así como a extender la prestación por desempleo y recuperar el subsidio para parados de larga duración mayores de 55 años.

“He tendido mi mano para hablar de estos asuntos y estoy dispuesto a hacerlo, pero el tema no está en los objetivos que persigamos cada uno, que al final serán muy parecidos, está en las recetas y políticas económicas que cada uno pretendamos aplicar”, ha asegurado el presidente del Gobierno.

Según datos del último informe anual de la Fundación Foessa, asociada a Cáritas, el porcentaje de trabajadores pobres en España se sitúa ya en el 14,8%. Mientras que la tasa de pobreza entre las personas en paro alcanza el 44,8%

economiadigital.es

21 total views, no views today

Share