El número de trabajadores extranjeros cae en picado

En el 2008, se tocó el techo de los permisos de trabajo: la crisis había llegado para quedarse varios años, y las solicitudes fueron cayendo año a año. En ese año, se concedieron 790.205 autorizaciones, y desde ese pico se llega al 2016, en el que se han otorgado 106.942 permisos, casi ocho veces menos que antes de la depresión económica.

Madrid y Cataluña duplican a Andalucía en la concesión de permisos de trabajo

De los permisos de 2016, 53.568 fueron para hombres (10,3 % menos que en 2015) y 53.374 a mujeres (12,8 % menos que el año anterior).

Además, 92.159 fueron autorizaciones por cuenta ajena (-15,4 %) y los otros 4.087, por cuenta propia (-17,2 %). En cuanto a los regímenes, 76.875 permisos se solicitaron para el sector servicios, y 10.601 para el agrario, entre otros.

Por sus mayores volúmenes de población, es lógico que Madrid y Cataluña encabecen las estadísticas, con 27.848 y 27.007 respectivamente, aunque llama la atención que Andalucía, una tradicional meca para los trabajadores extranjeros rurales, haya tenido la mitad de permisos que las otras dos, con 14.089 licencias.

Cabe aclarar que estas estadísticas corresponden a extranjeros extra comunitarios: los ciudadanos del espacio Schengen no necesitan gestionar un permiso para trabajar. Por ello, el listado de países de solicitantes de este visado está encabezado por Marruecos (12%), Paraguay (8,24%), Honduras (7,02%) y China (5,47%).

economiadigital

24 total views, no views today

Share

La adicción al tabaco podría impedir la reducción de la pobreza en China

Según un informe de la OMS, “el gasto de muchas familias pobres se ha desviado para la compra de tabaco en vez de usarse para necesidades básicas como comida, educación o atención médica”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que la adicción al tabaco en China podría impedir que este país alcance su objetivo de reducción de la pobreza marcado para el año 2020, informó hoy el diario South China Morning Post.

Según un informe publicado por la organización y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) este viernes, “el gasto de muchas familias pobres se ha desviado para la compra de tabaco en vez de usarse para necesidades básicas como comida, educación o atención médica”.

Berhard Schwartländer, representante de la OMS en China, afirmó en la presentación de dicho informe que “el rápido incremento de los costes asociados al tabaco en China es insostenible” y que “el coste anual estimado en 2014 ascendió a 350 millones de yuanes (alrededor de 51 millones de dólares, 48 millones de euros)”.

La OMS señaló que el Gobierno chino pretende erradicar por completo a las familias pobres -aquellas cuyos ingresos anuales son inferiores a los 2.300 yuanes (unos 330 dólares, 315 euros)- para el año 2020, con el fin de conseguir una “sociedad moderadamente próspera”.

El informe reveló que los trabajadores rurales son el grupo más vulnerable al tabaco en China: cuando emigran a las ciudades muchos se convierten en fumadores, pero con apenas acceso a la sanidad pública, lo que provoca que se arruinen al no poder pagar los tratamientos cuando enferman.

Por ejemplo, cuando un cabeza de familia muere por causas relacionadas con el tabaco en entornos de pobreza las familias no se recuperan financieramente hasta pasados diez años, explicó la organización.

Aunque el Gobierno chino ha tomado ya algunas medidas para reducir el consumo de tabaco, como la prohibición de fumar en sitios públicos en ciudades como Pekín o Shanghái, según la OMS el 44 por ciento de los cigarrillos que se fumaron en el mundo en 2014 se consumieron en el gigante asiático.

expansion.com/

23 total views, no views today

Share

El sector inmobiliario apuesta por la introducción de incentivos fiscales “con fecha de caducidad

Expertos del sector piden la introducción de incentivos fiscales en las operaciones de adquisición de vivienda y rehabilitación, pero reconocen la necesidad de hacerlo “con moderación”.

Según recoge el libro ‘La vivienda: impuestos y otras políticas fiscales’, editado por la Fundación Impuestos y Competitividad en colaboración con la Asociación de Promotores Constructores de España (APCE), los objetivos de estos incentivos han de ser la “reactivación del sector de la construcción, la rehabilitación y regeneración urbanas y la mejora de la eficiencia energética”.

Así, se propone la introducción de una deducción porque, a pesar de suponer un menor ingreso en el impuesto, acarrea un gasto de gestión “mucho menor” que el asociado a las subvenciones y ayudas directas.

La nueva deducción que, debería tener una vigencia de entre seis y diez años, podría tener dos vertientes diferentes. La primera se correspondería con permitir a aquellas personas que hayan realizado una obra en la vivienda, de cara a la mejora de la eficiencia energética de la misma, la deducción de un porcentaje de la cantidad invertida.

Por otra parte, se aboga, como ocurre en Italia por la introducción de un “fuerte incentivo” fiscal a la adquisición de viviendas de clase energética A o B. La deducción en el IRPF del 50% del IVA pagado por el comprador de ese tipo de vivienda supondría un “impulso” al sector inmobiliario e iría en la línea de los objetivos de la Unión Europea en el Horizonte 2020.

“Gran olvidado”

“GRAN OLVIDADO”

En las conclusiones del libro se apunta que el sector inmobiliario y de la construcción, al que las políticas públicas “han amparado” durante años con el objeto de convertirlo en el principal motor de la economía, ha pasado a ser el “gran olvidado” de aquéllos que en otra época “lo potenciaron por encima de cualquier otro”.

De esta manera, se apunta que se ha producido la “supresión” de incentivos fiscales al sector y una “nula” política de gasto público en vivienda de ámbito estatal, para agregar que “no deberíamos demonizar a uno de los sectores que más empleo ha generado en España, tanto directo como indirecto”.

En el texto se reconoce que la solución no tiene que pasar únicamente por el establecimiento de nuevos incentivos fiscales, aunque alertan de que tras la eliminación de los que existían y que estimulaban la demanda “no se han introducido ayudas ni subvenciones directas destinadas a facilitar el acceso al crédito, principal obstáculo a la adquisición, como sí han hecho otros países de la Unión Europea”.

En el libro se defiende una estrategia de política económica que suponga a un cambio en la relación entre las autoridades públicas y la industria de la construcción, asegurando un beneficio tanto para el Gobierno como para el país, consiguiendo la infraestructura social y económica necesaria para asegurar la “prosperidad del sector en el largo plazo”.

expansion.com

24 total views, no views today

Share

¿Qué ciudadanos españoles tienen que trabajar más días para pagar la deuda?

Las Comunidades Autónomas aumentaron su deuda en 2016 en más de 13.000 millones de euros, siendo Baleares, Canarias y Cataluña las únicas que la redujeron, según el Observatorio de Deuda de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) que apunta a que la Administración Regional no podrá cumplir su objetivo de estabilidad para 2020 situado en el 13% del PIB.

Según los cálculos de la AIReF, la Comunidad Valenciana continúa siendo el territorio donde más días de trabajo por habitante se necesitan para pagar la deuda autonómica, 155 en total. Por encima de los 100 días, también está Castilla-La Mancha con 135 días; Catalunya, con 129 días, Illes Balears, con 110 días y Región de Murcia, con 106.

CCAA

Días
  1. 1. Comunidad Vslenciana
    155
  2. 2. Castilla-La Mancha
    135
  3. 3. Cataluña
    129
  4. 4. Baleares
    110
  5. 5. Murcia
    106
  6. 6. Extremadura
    84
  7. 7. Cantabria
    84
  8. 8. Ándalucía
    82
  9. 9. Aragón
    79
  10. 10. Castilla y León
    75
  11. 11. Austarias
    69
  12. 12. La Rioja
    68
  13. 13. Galicia
    68
  14. 14. Navarra
    66
  15. 15. Canarias
    58
  16. 16. País Vasco
    53
  17. 17. Comunidad de Madrid
    53
Fuente: AIRef

23 total views, no views today

Share

El inmobiliario mueve 1.100M al mes en España—y mentaron la burbuja

Este volumen puede despertar una nueva burbuja, estiman algunas empresas del sector. “El sector inmobiliario está alcanzando niveles desorbitados en cuanto al precio final de las operaciones porque existe una clara descompensación entre la demanda existente y la oferta disponible”, dijo Miquel Laborde, socio fundador de la inmobiliaria Laborde Marcet.

Para Laborde, en Barcelona y Madrid –que lideran las inversiones- cuentan con bienes inmobiliarios “muy atractivos”, pero existen “pocos activos para el gran número de inversores nacionales y extranjeros interesados”, agregó. Esta situación, como en cualquier ley económica, implica que los precios de las propiedades suban “y la rentabilidad de los activos sean menor”.

El 60% de las inversiones en retail y oficinas fue realizado por extranjeros

Los inversores españoles aumentaron su presencia en el último trimestre, con el 40% de las operaciones realizadas. En cuanto a los extranjeros, británicos, estadounidenses, franceses y alemanes fueron los principales operadores, donde han protagonizado grandes compras en oficinas y centros comerciales.

Si continúa esta tendencia, el sector inmobiliario terciario llegaría a la cifra récord de inversión inmobiliaria de 14.000 millones de euros, lo que representaría un crecimiento del 25,8% respecto al año pasado.

economiadigital.es

109 total views, no views today

Share

BBVA sufre pérdidas operativas de 608 millones por su negocio en España

BBVA ha aflorado pérdidas operativas en España por importe de 608 millones en 2016. Si se incluyen los impuestos, los números rojos ascienden a 500 millones ya que el pago en efectivo de este tributo fue menor a las devoluciones que obtuvo de Hacienda por adelantos de ejercicios anteriores.

Estos datos difieren de los aportados por el grupo el día de la presentación de resultados, cuando sus máximos responsables aseguraban que en nuestro país se conseguían beneficios a pesar del lastre inmobiliario y de las provisiones extraordinarias para afrontar las indemnizaciones por cláusulas suelo hipotecarias. La diferencia radica en que ahora contabiliza la contribución de todas las filiales con sede social en España y excluye la aportación de las sucursales extranjeras.

España es la única geografía que reporta pérdidas operativas importantes, ya que Japón, China, Corea del Sur y Finlandia generan números rojos mínimos. En estos países, según su informe bancario anual, opera a través de pequeñas sucursales o con una fintech, como en el caso del mercado finés, donde cuenta con Holvi Payments, una firma de reciente adquisición.

No obstante, las pérdidas que registró son inferiores a las de 2015, cuando éstas alcanzaban 1.234 millones debido sobre todo a la actividad inmobiliaria y a la baja actividad crediticia.

BBVA había señalado a principios de febrero que el negocio bancario y el inmobiliario en nuestro país contribuía con un beneficio bruto de 535 millones. En esta cuenta no se incluían la parte del centro corporativo, por ejemplo, adscrito a España.

Para los próximos ejercicios, la entidad espera que las filiales que gestionan los préstamos al promotor y los adjudicados gracias a la recuperación de la economía, la mejora de los precios y las menores necesidades de provisiones.

Según los datos aportados en el informe, el país que más contribuye a las cuentas del grupo es México, mientras que el segundo es Turquía tras la toma de control de Garanti. Antes de impuestos, los beneficios del negocio en el mercado azteca ascienden a 2.672 millones, el 42% del total. Después del gravamen de sociedades las ganancias se reducen a 1.965 millones. Por su parte, Turquía contribuyó con 1.758 millones antes de impuestos, mientras que en términos netos, la cifra 1.758 millones. Estados Unidos y Perú son los siguientes estados que más aportan al grupo que preside Francisco González.

Recorte de personal

Las divisiones de mexicanas son las que también disponen del mayor número de empleados, aunque el volumen descendió en el último ejercicio en 1.121 trabajadores. A cierre de 2016, la plantilla de BBVA en el mercado azteca alcanzaba las 37.378 personas a tiempo completo. En España la cifra se situaba en 31.451, es decir, 1.452 inferior a la de finales de 2015. El recorte se debe, principalmente, al ajuste llevado a cabo en CatalunyaBanc tras su integración. Se espera que en los próximos años, el personal del banco disminuya sustancialmente.

González ya ha avisado a la plantilla que espere “momentos difíciles” como consecuencia de la imparable transformación digital en la que está inmerso el grupo y que se está traduciendo en una mayor comercialización de productos a través de los canales digitales. Además, el banco, como todo el sector, necesita ahorro de costes para mejorar la rentabilidad en esta época de tipos de interés negativos.

eleconomista.com

28 total views, no views today

Share

Las 50 medianas empresas más exitosas de España

Por cuarto año consecutivo, el Círculo de Empresarios ha presentado el Top 50 de la mediana empresa española. Se trata de un análisis que recoge los 50 casos de éxito más destacados entre este tipo de compañías en 2014, último periodo con datos disponibles. Se considera mediana empresa a los negocios que cuentan con una plantilla de entre 50 y 250 empleados, aunque para aparecer en la lista, deben facturar como mínimo 50 millones de euros.

Hay que tener en cuenta que las medianas empresas apenas suponen el 0,6% del tejido empresarial español (20.000 compañías), ya que más del 90% del grueso está formado por microempresas de menos de 9 empleados.

En el ranking de esta última edición, el 50% de las empresas repiten y las otras 25 empresas medianas se incorporan a esta lista por primera vez. El salto a la categoría de grandes empresas (250 o más empleados) o la reducción en el volumen de facturación o en el número de empleados son algunos de los motivos que explican la desaparición de algunas empresas con respecto al año pasado.

Para elaborar la lista de compañías que han sido capaces de batir a su sector, los responsables de informe han utilizado tres criterios: productividad (ventas/empleado), margen operativo (EBIT/ventas) y rentabilidad económica (Beneficio Neto/Activo total).

En términos de facturación, las empresas del Top 50 han experimentado un crecimiento acumulado de las ventas entre 2010 y 2014 de un 37%, muy por encima del 2% que corresponde al conjunto de empresas medianas. En concreto, en el año 2014 alcanzaron los 5.800 millones de euros de facturación y emplearon a una media de 120 personas. El margen operativo (EBIT/Ventas) se sitúa entre esos 4 años en el 8%, frente a una ratio del 1,3% del total de las empresas medianas españolas. También la rentabilidad económica (Beneficio Neto/Activo total) aumenta en las empresas del Top 50 situándose de media en un 7,5%.

Las 50 medianas empresas más relevantes pertenecen a 25 agrupaciones sectoriales, destacando el sector alimentario, que concentra el 24% de las compañías. Aunque es un porcentaje significativo, es menor que el 50% que representaba este grupo de empresas en el ranking de hace dos años. En contraste, tienen una mayor presencia las empresas dedicas a la Fabricación (productos químicos, textiles, químicos, maquinaria y equipo, plástico, papel y cartón).

La lista

La primera posición del ranking lo ocupa la compañía especialista en la fabricación y comercialización de productos cerámicos Cerámica Nulense con sede en Castellón. Le sigue Construcciones Amenabar, una compañía de construcción de edificios con sede Zarauz. Completa el podio la distribuidora minorista de combustible Petromiralles con sede en Barcelona. Para ver la clasificación completa, pueden acceder al informe en este enlace:

top10-pymes-2017.jpg

En 2014, se observa una mayor concentración geográfica que en el ranking anterior, siendo Cataluña y la Comunidad Valencia las regiones donde se ubican un 42% y un 18% del total de empresas respectivamente. Ambas comunidades tienen un elevado grado de diversificación sectorial. En tercera posición se sitúa Murcia.

libremercado.com

25 total views, no views today

Share

¿Cómo ocultan los supermercados de Reino Unido la subida de los precios provocada por el Brexit?

Los supermercados de Reino Unido están tirando de creatividad para trasladar la inflación de alimentos y productos básicos a los clientes, sin que apenas se den cuenta. La dura competencia del sector, la presión de los medios de comunicación y la movilización en redes de los consumidores evitan que la subida de precios sea de forma directa. Pero, por ejemplo, la cadena Asda solo lo ha incrementado en productos que suelen comprarse con menos frecuencia, como el hilo dental, porque es más difícil para el consumidor detectar un encarecimiento.

“La leche es el tipo de producto que los compradores utilizan para construir la imagen y los precios de un supermercado”, explica a Bloomberg Cheryl Sullivan, jefe de ventas y de estrategia de Revionics, un proveedor de software que ayuda a las tiendas a formular sus estrategias de precios. La percepción de los consumidores está limitada a una selección de productos, no a todo el conjunto que vende un establecimiento.

Reino Unido importa casi la mitad de los alimentos que come, con lo que el efecto de Brexit sobre los productos de consumo ha tenido un efecto inmediato por la depreciación de la libra. El IPC en alimentos y bebidas se incrementó al 1,2% en marzo, el nivel más alto desde 2015, según la Oficina Nacional de Estadística.

Las grandes superficies están evitando que los consumidores observen esta subida con distintas argucias. Además de subir los precios en productos poco frecuentes en la cesta de la compra, también utilizan la shrinkflation, la reducción del tamaño de un producto mientras se mantiene el precio de venta, como ya hizo Mondelez con los Toblerones.

El #Marmitegate

Otra de las tretas detectadas por la prensa británica fue la retirada masiva de las estanterías de la crema Marmite en los supermercados de Tesco, ante la negativa del distribuidor de incrementar su precio un 10%. Los medios y las redes sociales convirtieron el enfrentamiento entre Unilever y Tesco que no duró ni 24 horas. El ungüento volvió la venta sin variar el precio y sin explicación de quién asumió el incremento del coste, pero las ventas se dispararon un 60%.

La cadena Morrisons ha reconocido públicamente que los precios de los productores se han incrementado por encima de las cifras estadísticas, pero no pueden trasladar toda la subida de golpe a los consumidores. Los supermercados y grandes superficies se encuentran en medio de los productores y los consumidores luchando por mantener el margen de beneficio de sus tiendas sin espantar a los clientes.

Las cadenas no se atreven a jugar con los precios de alimentos básicos por mucha presión que reciban de sus proveedores, como por ejemplo la leche. El cartón cuesta una libra en casi cualquier rincón de Reino Unido y no ha variado en los últimos meses. Sin embargo, otros productos se han disparado. Las velas decorativas han incrementado su precio un 29%, las bombillas, un 19% y el hilo dental, un 17%.

Productos de menor consumo

“Los súper está obligados a elegir las subidas de precios, si elevan el precio de la lecha correr el riesgo de perder la venta del producto y del cliente”, advierte Steve Dresser, director de la consultora Grocery Insight. Ha aumentado un 52% de los británicos que están preocupados por el coste de los alimentos y otros productos básicos, respecto hace un año, según una encuesta de Barclaycard. Casi tres cuartas partes opinan que su cesta de la compra ha subido.

La cadena Morisons ha anunciado descuentos temporales en patatas y palitos de pescado. Al tiempo ha aumentado el precio de la pimienta molida un 10%. Desde Revionics indican que las superficies tienen claro que productos atraen a los clientes y cuáles les ofrecen rentabilidad para establecer la estrategia de precios.

“Los consumidores fijan la valoración de precios de forma imperfecta”, explica Ivo Vlaev, profesor de la Universidad de Warwick en Ciencias Sociales, ya que suelen fijarse en productos individuales y no en el coste total de sus compras.

El sector recuerda que en 2010 vivieron una situación parecida cuando se dispararon el precio de las materias primas. Tesco y otros supermercados trasladaron las subidas de los precios de origen a los consumidores. La situación la aprovecharon los nuevos competidores alemanes Aldi y Lidl con fuertes descuentos para ganar cuota de mercado, ante la huida de clientes que sufrieron las cadenas tradicionales. Hoy las dos firmas ocupan el 12% del mercado.

eleconomista.es

24 total views, no views today

Share

Economía solo gastó en 2016 un tercio de lo que presupuestó para I+D

El Estado (sin contar sus organismos autónomos) solo gastó en 2015 el 51,9% de lo que presupuestó para I+D. De acuerdo con las estadísticas de la Intervención General del Estado publicadas con motivo de los Presupuestos, en la rúbrica de Investigación, Desarrollo e innovación solo se dispuso de 2.661 millones frente a los 5.128 asignados. Si también se toman las tasas de ejecución de los organismos autónomos y agencias estatales, la proporción aumenta un poco y alcanza el 60,6% del presupuesto total de la Administración General. La llamada política 46 se sitúa así en los 3.963 millones, la mitad de los 8.469 millones que se emplearon allá por el 2009.

Semejante grado de falta de ejecución se traduce en que el Estado ha dejado de gastar 18.886 millones entre 2008 y 2015. Junto a la obra pública, las políticas de impulso al I+D se convierten en una de las partidas que más ha sufrido la crisis. Y la situación de 2016 puede haber sido aun más dramática, ya que estos fondos han sido de los más perjudicados por el cierre del gasto que se tuvo que hacer a mitad de año para poder cumplir con los objetivos de déficit exigidos por Bruselas. Los datos parciales de ejecución desvelan que el Ministerio de Economía solo ha desembolsado un tercio de sus créditos presupuestarios para I+D. De los 1.546 millones destinados a la rúbrica de Fomento y coordinación de la investigación científica y técnica, el departamento que encabeza Luis de Guindos únicamente ha librado 868 millones, el 56%. Para la sección dedicada a Investigación y desarrollo tecnológico-industrial, Economía tenía asignados 1.788 millones. Sin embargo, solo ha reconocido obligaciones por valor de 303 millones, un 17% del presupuesto.

A la luz de estos guarismos, la secretaría de Estado que dirige Carmen Vela arroja uno de los menores porcentajes de ejecución del conjunto de las Administraciones: uno de cada tres euros no se gasta. La distancia entre lo que se dice que se va a dotar y lo que en verdad se dispone se antoja enorme. Desde luego, ese 35% de ejecución registrado en I+D se encuentra muy lejos de las tasas superiores al 85% que presentan el resto de ministerios

Y una de las razones de este hundimiento radica en que cada vez se dedica más presupuesto a préstamos blandos, esto es capítulo VIII, en lugar de gasto directo como subsidios, transferencias o personal (capítulos I a VII). Los organismos y agencias estatales presentan una ratio de ejecución elevada, del orden del 90%. En cambio, el dinero presupuestado por el Estado se gasta mucho menos. Economía argumenta que se ha diseñado una estrategia de uso más eficiente. Pero el problema estriba en que las Universidades y los centros públicos no están configurados para trabajar con préstamos. Se trata de un dinero que hay que devolver. Y eso implica que muchas de esas líneas de financiación acaban el ejercicio sin utilizarse. De ahí los pobres resultados exhibidos.

El Gobierno ha anunciado que el I+D conseguirá este año un 4,1% más en los Presupuestos. Pero la cuestión reside en cuánto se ejecuta y no tanto en los titulares que se venden. Ya en 2015 los Presupuestos recogían un alza de los recursos disponibles por valor de 312 millones hasta los 6.395 millones en el total de la Administración central incluyendo organismos. Sin embargo, al final el incremento ejecutado solo fue de 112 millones más hasta los 3.963 millones, el primer aumento del gasto real desde 2009. No obstante, viendo el grado de ejecución del año pasado, el cierre del gasto impuesto a mediados de 2016 puede haber hecho retroceder esta partida hasta niveles no conocidos desde finales de los 90. Y la clave para que esta inversión se recupere un poco en 2017 se halla en la ejecución presupuestaria.

elpais.com

90 total views, no views today

Share

FAES enmienda la plana a Montoro y ve muy elevadas sus previsiones de ingresos en IRPF e IVA

La Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES) considera que el Gobierno atribuye una elasticidad de recaudación “muy elevada” a los principales impuestos (IRPF e IVA) y urge a concluir el proceso de consolidación fiscal, profundizar en la reforma tributaria y de la Administración pública y a actuar “decididamente” en el control del gasto público.

Así lo señala en un análisis titulado ‘Incertidumbres presupuestarias’ la fundación que preside el expresidente del Gobierno José María Aznar, que considera que las principales incertidumbres para que España pueda cumplir su objetivo de déficit del 3,1% este año se encuentran en la evolución de los ingresos públicos.

Alerta por el empeoramiento del déficit de la Seguridad Social

La fundación recuerda que el ejercicio 2016 se cerró con un déficit público del 4,33% del PIB, lo que supone que respecto a 2015 “solamente” se redujo en 75 décimas, destacando el “escaso avance” que se ha producido en la Administración Central, que redujo su déficit del 2,59 al 2,52% del PIB y, sobre todo, el “importante empeoramiento” del déficit de la Seguridad Social, que alcanza el 1,62% del PIB, “el peor resultado desde que se iniciara el proceso de ajuste”.

Para alcanzar el objetivo de déficit del 3,1% en 2017, los Presupuestos prevén un ajuste en la Administración Central, que debería pasar del 2,52 al 1,1% del PIB, y una reducción menor en el déficit de las comunidades autónomas, que se ven favorecidas por un importante crecimiento en los recursos procedentes del sistema de financiación en más de 5.000 millones, y en el de la Seguridad Social.

En este sentido, FAES augura que, al igual que en los últimos años, serán las corporaciones locales, que tienen marcado el objetivo de equilibrio presupuestario, las que contribuyan con su superávit, que en 2016 fue del 0,64% del PIB, a compensar “posibles desviaciones” de las restantes administraciones públicas.

Desde FAES se hace hincapié en las “incertidumbres” referidas a la evolución de los ingresos, ya que la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF)ha cifrado en 28.000 millones de euros la desviación en los ingresos en 2016, de los que 13.000 corresponden a las cotizaciones a la Seguridad Social.

En ingresos tributarios la cantidad recaudada ha sido 8.000 millones menor a la presupuestada

“En los ingresos tributarios la cantidad recaudada ha sido 8.000 millones menor de la presupuestada, con una importante desviación en el Impuesto sobre Sociedades, a pesar de las medidas tributarias aprobadas el año pasado, que significaron aumentos importantes en los pagos fraccionados y amplios recortes en las deducciones y otros incentivos fiscales”, apunta FAES.

Los Presupuestos para 2017 se elaboran con unas previsiones de recaudación tributaria, antes de las cesiones a entes territoriales, de 200.963 millones, lo que supone un incremento de 7.400 millones (+3,8%) sobre lo presupuestado en 2016 y de 13.000 millones (+7,9%) sobre lo efectivamente recaudado.

Los ingresos del Impuesto de Sociedades no acaban de despegar

Para FAES, a pesar de que España es uno de los países que más crece de la UE y de que se está dejando atrás la deflación, “otro de los causantes de las desviaciones de los últimos ejercicios”, se está atribuyendo a los principales impuestos, sobre todo IRPF e IVA, una elasticidad de recaudación “muy elevada”, a lo que se suma que los ingresos por el Impuesto de Sociedades “no acaban de despegar”, en buena medida por la acumulación de pasivos fiscales diferidos acumulados a lo largo de los últimos ejercicios.

FAES pide una reforma tributaria y controlar el gasto público

Asimismo, recuerda que en el 2016 las desviaciones en los ingresos se compensaron con una menor ejecución de los gastos, aproximadamente 11.000 millones, mientras que para 2017 los Presupuestos proyectan un crecimiento del gasto del 5,7%, 10.000 millones, en relación con el ejecutado en 2016, del que se destina el 55% a pensiones, prestaciones por desempleo y pago de la deuda pública.

“Es cierto que la negociación de un presupuesto por un gobierno en minoría parlamentaria tiene importantes escollos, que suelen obligar a aumentar el gasto”, indica FAES, que cree que la “relajación” va a producirse principalmente en relación con la oferta de empleo público y la tasa de reposición.

La fundación añade que las cuentas de las administraciones públicas se han beneficiado del crecimiento económico y de la política monetaria del PIB, si bien ve “urgente” concluir al proceso de consolidación fiscal, profundizando en la reforma del sistema tributario y de la Administración pública, y actuando “decididamente” en el control del gasto público, cuya evolución “no debería superar el crecimiento del PIB nominal”.

lainformacion.com

28 total views, no views today

Share