Políticos de CiU y PSC cobraron miles de euros en dietas de La Caixa

Sede de La Caixa en la Diagonal de Barcelona.

Altos cargos de CiU y PSC cobraron miles de euros en concepto de dietas por asistir a reuniones del consejo de Administración o la comisión de control de la La Caixa, la principal entidad financiera de Catalunya, según han desvelado los medios La Directa y Crític. Entre ellos se encuentran políticos en activo como el alcalde de Banyoles (CiU), Miquel Noguer, que entre 2005 y 2013 percibió de media anual 53.000 euros solo en concepto de dietas.

Otros cargos políticos que aparecen como recibidores de dietas son el exconsejero de Justícia con CiU durante el pujolismo, Josep-Delfí Guàrdia, que desde 2005 ha percibido en total 176.000 euros; Àngel Ros, el actual alcalde de Lleida por el PSC, que ha cobrado 173.000 euros, o la dirigente de Convergència Immaculada Ros, que llegó a acumular 355.000 euros.

Es una política de La Caixa remunerar las dietas a sus consejeros por asistir a reuniones y por sus desplazamientos. El año pasado la entidad destinó a esta partida 829.000 euros, aunque en años anteriores, como 2009, llegó a ascender a 1,1 millones de euros. El cobro depende del cargo de responsabilidad, y las cifras que desvelan La Directa y Crític son en bruto, con lo que habría que contar que se les deducen los impuestos correspondientes.

El consejo de Administración de La Caixa está integrado por 24 miembros, y la comisión de control por 11. En ambos se contaban dirigentes políticos, en la mayoría de casos designados por corporaciones locales, como el alcalde de Sant Jaume de Domenys (CiU), Magí Pallarès; la presidenta del consejo comarcal de L’Urgell, Rosa Maria Mora (CiU); la exalcaldesa de Palma (PSIB), Aina Calvo, o el alcalde de Hostalric (CiU), Josep Antoni Frías.

Con todo, el cobro de estas dietas era perfectamente legal, aunque, con la reestructuración de CaixaBank, a partir de ahora políticos y sindicalistas dejan de integrar sus consejos. Y en cualquier caso, quienes se embolsaban más dinero en este concepto no eran políticos, sino empresarios como Salvador Gabarró (Gas Natural) o Javier Godó (La Vanguardia).

 http://www.eldiario.es/catalunya/Directa-Critic-CiU-PSC-Caixa_0_326517638.html

196 total views, no views today

Share

Islandia manda a la cárcel al exdirector del banco Landsbanki por su papel en la crisis de 2008

El Tribunal del distrito de Reikiavik ha sentenciado a doce meses de cárcel a Sigurjón Árnason, exconsejero delegado de Landsbanki, la que fuera la segunda mayor entidad bancaria del país, por un delito de manipulación del mercado entre noviembre de 2007 y octubre de 2008.

Además de Árnason, que sólo deberá pasar en prisión una cuarta parte de la pena, el tribunal ha condenado también a otros dos antiguos ejecutivos del Landsbanki, mientras un tercero fue absuelto de la acusación de haber manipulado el precio de las acciones de la entidad durante el colapso que tuvo lugar en octubre de 2008.

La sentencia del exconsejero delegado de Landsbanki se suma así a las anteriormente impuestas a Larus Welding, exconsejero delegado del banco Glitnir, y a Hreidar Mar Sigurdsson y Sigurdur Einarsson, exconsejero delegado y expresidente, respectivamente, de Kaupthing.

Welding fue condenado por fraude a nueve meses de prisión, de los que seis fueron suspendidos, mientras Sigurdsson y Einarsson recibieron las sentencias más duras con penas de cinco años y medio, y cinco años, respectivamente, por fraude y manipulación del mercado, según informa ‘Financial Times’.

De este modo, al cumplirse seis años de la crisis que forzó la nacionalización de los tres mayores bancos islandeses y situó al borde de la quiebra al país, Islandia ha condenado a los que fueron los máximos directivos de estas entidades.

Sin embargo, a pesar del tratamiento prestado en Islandia a los acontecimientos registrados durante la crisis, la oficina del fiscal encargado de perseguir las malas prácticas financieras se enfrenta a drásticos recortes presupuestarios por parte del nuevo Gobierno liderado por el mismo partido de centro derecha que ocupaba el poder cuando colapsó el sistema financiero.

Fuente: http://www.eldiario.es/internacional/Islandia-carcel-exdirector-Landsbanki-crisis_0_326168231.html

184 total views, no views today

Share

El equipo de Roubini señala que el ascenso de Podemos es un riesgo para España y la Zona Euro

Nouriel Roubini, el economista que anticipó la crisis de 2008 y que es conocido por sus opiniones negativas (él las llama realistas) sobre la evolución económica y de las bolsas, observa cinco grandes riesgos para la economía global en 2015 y durante los próximos años.

Según recoge El Economista, su equipo de economistas, Roubini’s Edge Team, hablan sobre una “falsa sensación de seguridad” en el mercado, que todavía se enfrenta a riesgos considerables y a la posibilidad de una nueva “crisis global”.

ZONA EURO

Roubini siempre ha sido muy crítico con la evolución de la Zona Euro. Sus expertos anticipan “años turbulentos”, debido al auge de partidos como Podemos en España y el Frente Nacional en Francia.

Además, opinan que sin más medidas del Banco Central Europeo, los países periféricos se enfrentan a “grandes cargas de deuda” y que “sus primas de riesgo podrían dispararse”.

JAPÓN

El equipo de Roubini señala que las reformas económicas implementadas por el Gobierno de Shinzo Abe han sido audaces, pero que han puesto demasiada presión sobre los consumidores y han aumentado las dificultades económicas del país. De hecho, la economía japonesa ha entrado en recesión técnica.

CHINA

Estos expertos comparten la visión de otros expertos de que la economía china se dirige hacia un aterrizaje brusco, debido a la explosión de su burbuja inmobiliaria y al cambio de un modelo productivo enfocado al consumo interno.

GEOPOLÍTICA

También mencionan los riesgos geopolíticos que amenazan al escenario internacional, como la crisis entre Ucrania y Rusia, el avance del Estado Islámico, las protestas en Hong Kong y la inestabilidad en Oriente Medio.

DÓLAR

Por último, el Roubini’s Edge Team señala que la fortaleza del dólar puede supone un shock para la economía global, similar al que ocurrió en 1998 con la crisis financiera asiática.

Leer más:  El equipo de Roubini señala que el ascenso de Podemos es un riesgo para España y la Zona Euro – Bolsamania.com  http://www.bolsamania.com/noticias/pulsos-europa/el-equipo-de-roubini-senala-que-el-ascenso-de-podemos-es-un-riesgo-para-espana-y-la-zona-euro–623045.html#QlS0AFZwTB7dUKyV

227 total views, no views today

Share

Podemos intervendrá el precio de la luz y meterá mano al poder del oligopolio eléctrico

Poco a poco, Podemos comienza a sentar las bases de su programa político y trabaja de lleno ya en algunas áreas de actuación. Una de ellas, muy sensible para todos los ciudadanos, es el precio de la luz y el poder de las compañías eléctricas.

Rodrigo Moretón, responsable del nuevo partido político para estos temas, ha comenzado a ‘domesticar’ los planteamientos que tanta polémica levantaron de su líder, Pablo Iglesias. “A veces la fórmula puede ser la nacionalización, a veces no… en este país hemos visto como oligopolios eléctricos dejaban sin luz ni gas a los españoles”, dijo el profesor de la Complutense a Jordi Évole en La Sexta.

“Lo que hay que hacer es sentarse con estas empresas, y decirles: buenos días, soy el Gobierno, éste es el precio político que tienen que poner. Esto es lo que garantiza que ningún ciudadano del país se quede sin luz ni calefacción. Si usted accede a esto, ningún problema, y si no accede, a lo mejor le nacionalizo la empresa”, comentó Iglesias.

Sus declaraciones provocaron gran preocupación en los despachos de los altos directivos de las eléctricas, que por fin empiezan a tomarse muy en serio las propuestas de la tercera fuerza política del país.

Pero ha sido Moretón el que ha detallado un poco más lo que podrían ser las líneas básicas de la política energética de Podemos si gana las elecciones de diciembre de 2015. En su intervención en el Foro Solar, organizado por la patronal fotovoltaica Unef en Madrid, el joven representante de Podemos mostró un gran conocimiento de los temas energéticos.

El partido de Iglesias hará una auditoría para averiguar cuánto hay de verdad en las cifras del déficit de tarifa y obligará por ley a que ninguna eléctrica corte la luz o el gas a los que no puedan pagar el recibo

Moretón culpó a los dos anteriores Gobiernos de los despropósitos del sector energético, del caos regulatorio y de la inseguridad jurídica creada, así como del tufo antirrenovable del que ha hecho gala el Ejecutivo de Rajoy. Moretón defendió que ha de ser el Gobierno el que establezca “un precio de luz digno y razonable” y evite que las compañías eléctricas y de gas “corten sus servicios” a los que no pueden pagarlos.

Recordó que en España hay tres millones de personas en situación de pobreza energética y que el Gobierno central no ha hecho nada por ellas. Moretón también se mostró partidario de “revisar el sistema de fijación de los precios mayoristas” y de erradicar los “windfall profits”, los sobrepagos que reciben las compañías eléctricas por la producción de energía hidráulica y nuclear, que según algunos estudios ya están amortizadas, pero siguen percibiendo el precio más alto que fija el ‘pool’.

También quiere Moretón meter mano a los pagos por la interrumpibilidad (grandes empresas que reciben dinero del sistema por no consumir energía en puntas de consumo), “los pagos por capacidad” y los Costes de Transición a la Competencia (CTC), ahora bajo revisión judicial y que supusieron ingresos extra para las grandes eléctricas de más de 3.000 millones de euros con la connivencia de los gobiernos de PP y PSOE.

“También haremos una auditoría sobre el déficit de tarifa”, dijo Moretón, para añadir que “el actual sistema eléctrico ya no sirve para los ciudadanos. Hay que buscar un sistema más justo”.

“El actual sistema eléctrico ya no sirve para los ciudadanos. Hay que buscar un sistema más justo con precios de la luz razonables”, afirma Moretón

El objetivo de Podemos es que las energías renovables se conviertan en la principal fuente del mix, en detrimento de otras más contaminantes. “Haremos una apuesta total por la fotovoltaica, que además es creadora de empleo, porque está demostrado con estudios europeos que por cada 1.000 millones de euros de inversión se generan 50.000 puestos de trabajo“.

Preguntado por Vozpópuli sobre la posibilidad de que se nacionalice alguna compañía, Moretón comentó que el Gobierno hará sus planteamientos al sector y si no se cumplen, “llegado el caso, se podría hablar de confiscación o nacionalización”.

Uralde (Equo) criticó el freno impuesto por el PP y las eléctricas a las renovables y apoyó la prohibición de que los políticos acaben en los consejos de las compañías en compensación por los servicios prestados

Por su parte, Juan López de Uralde, de Equo, fue mucho más allá y acusó a las compañías eléctricas de impedir el desarrollo de las renovables y de seguir fortaleciendo su oligopolio, colocando a los políticos en sus consejos y controlando los medios de comunicación.

El escándalo de las puertas giratorias fue de los más debatidos en la mesa redonda de partidos políticos que se celebró en el Foro Solar, en la que también estuvieron PSOE, ICV y Ciudadanos, pero a la quese negaron a ir el ministro de IndustriaJosé Manuel Soria, su secretario de Estado, Alberto Nadal, y el comisario de Clima y Energía, el también popular Miguel Arias Cañete.

http://vozpopuli.com/economia-

325 total views, no views today

Share

Podemos, la reestructuración de la deuda y el consenso de los economistas

Entre los días 16 y 18 de octubre, miles de personas votaron las resoluciones que formarán parte del futuro Programa Electoral de Podemos. Los miembros de Podemos estaban llamados a votar, de entre todas las resoluciones presentadas (casi cien), las cinco que les parecieran más adecuadas. De esas cinco, precisamente la que quedó en quinto lugar es la resolución que aboga por realizar una “auditoría” de la deuda (tanto pública como privada) española y una “reestructuración” de la misma. Esta resolución está firmada por Alberto Montero Soler, Bibiana Medialdea García y Nacho Álvarez Peralta, y recibió el 23,5% de todos los votos emitidos.

Llevamos ya un tiempo debatiendo en España sobre esta cuestión, pero antes de entrar en los contornos que ha adquirido este debate, parece oportuno recordar de nuevo algunos datos. Según Eurostat (datos del primer cuatrimestre de 2014) el volumen de la deuda pública españolaequivale en estos momentos a casi el 100% de nuestro PIB (96,8%, exactamente, aunque faltan por publicarse los datos para España del segundo cuatrimestre en donde sin duda se anunciará que hemos llegado, cuando no rebasado, la barrera del 100%). En euros contantes y sonantes, esto equivale a la friolera de 989.925 millones de euros, es decir, casi un billón de euros. Por su parte, en lo que se refiere a la deuda privada, España debe el equivalente al 214% de su PIB. Los datos de EUROSTAT son datos de 2012, año en el que el PIB español fue de algo más de un billón de euros (1 billón 29 mil millones) con lo que los españoles deberíamos alrededor de 2 billones 200 mil millones de euros, que sumado a los 989 mil millones de deuda pública hacen un total de 3 billones 190 mil millones de euros. Es decir, algo más de tres veces nuestro PIB. Esa es la cifra mágica del endeudamiento español.

A partir de estos datos, Podemos ha planteado dos cosas, una auditoría de la deuda y su eventual reestructuración. Por razones de espacio dejo a un lado lo primero, y me centro en el segundo aspecto, que es el que ha levantado además más ampollas en el debate público español. Podemos ha sido calificado, por realizar esta propuesta (y otras), de populista por José Ignacio Torreblanca, de marxista-leninista por Federico Jiménez Losantos, de caudillista, mesiánico y de nuevo marxista por Francisco Marhuenda, y de “utópicos regresivos” (personalmente es la crítica que más gracia me hace) por el propioFelipe González.

Dejando a un lado los aspectos más técnicos de esta propuesta, que sin duda son complejos, lo que quiero señalar es simplemente que se está gestando un consenso entre economistas de distintas tendencias sobre la necesidad de abordar esta cuestión en la Unión Europea. La idea de que Europa no podrá evitar antes o después reestructurar sus deudas no solamente forma parte de conversaciones privadas, que por tanto no pueden ser desveladas en un medio de comunicación, sino que también forma parte de la investigación publicada que están realizando muchos economistas (a los que se les están añadiendo algunos juristas, que están analizando los aspectos legales que las reestructuraciones conllevarían).

Doy varios ejemplos de ello. Para empezar, Reinhart y Trebesch, en un reciente trabajo de 2014, ofrecen algunos datos históricos sobre reestructuraciones recientes. Por ejemplo, después de la primera guerra mundial, se produjeron amplias reestructuraciones de deuda (en realidad, impagos parciales) a favor de países tan importantes como Francia o Italia, por citar solamente a algunos. Concretamente, las reestructuraciones afectaron, respectivamente, a un 52% y a un 36% de la deuda pública de estos dos países sobre su PIB de 1934. Esta deuda, en su mayor parte, fue, de acuerdo con estos dos autores, “condonada y ampliamente olvidada”. El caso es que según se indica en este estudio, una vez completamente finalizado el proceso de reestructuración, “las condiciones económicas mejoraron en términos de crecimiento, servicio de la deuda, sostenibilidad de la misma y acceso a los mercados”.

Como media, los países tardaron unos seis años en volver a niveles de crecimiento anteriores al evento. Es cierto que estos dos autores son cautos, puesto que advierten de que es mucho más fácil señalar ex post a partir de qué momento se endereza el rumbo macroeconómico de los países beneficiados por la reestructuración, que hacerlo ex ante, esencialmente porque la computación de la sostenibilidad de la deuda depende fuertemente de las asunciones que hagamos sobre crecimiento del PIB y disminución de la prima de riesgo. Por eso no podemos simplemente proyectar los resultados de las reestructuraciones de los años 30 a nuestros días (y dicho sea de paso, por eso es muy difícil estimar en términos económicos qué ocurriría si un país decidiera salir del euro).

En cualquier caso, lo que Reinhart y Trebesch nos dicen son dos cosas: primero, que de producirse una reestructuración, esta no sería la primera vez que ocurriría en la historia económica contemporánea reciente; y segundo, que los casos más recientes de reestructuración lo que nos dicen es, precisamente, que en determinadas circunstancias y condiciones, la misma puede ser la clave para volver a retomar una senda de crecimiento mucho más sostenible y razonable.

Por su parte, Pierre Pâris y Charles Wyplosz plantean, en un trabajo de enero de 2014, lo que los autores denominan como PADRE (Politically Acceptable Debt Restructuring). En esencia, la idea es que una agencia (concretamente, el BCE) adquiera una parte de la deuda soberana de los Estados miembros, a cambio de una especie de bono a perpetuidad, pero sin intereses. Por su parte, el BCE va imputando dichas deudas a los intereses que los Estados Miembros reciben por el capital que tienen en el BCE. No se produce transferencia de la deuda hacia otros Estados, se trata más bien de una transferencia “intergeneracional” de la deuda. Hay que decir que ambos autores son considerados como representantes de la ortodoxia económica.

Por ejemplo, Pierre Pâris es un banquero (concretamente, el consejero delegado del Banque Pâris Bertrand Sturdza). Y Wyplosz es una autor que defiende que, al igual que ha pasado con la política monetaria, la política presupuestaria debería ser delegada a una agencia independiente y extraída por tanto del circuito político. No son un par de marxistas, precisamente. Su propuesta es interesante porque, a diferencia de Paul de Grauwe (quien también aboga por una reestructuración, pero para resolver problemas de insolvencia, no de falta de liquidez) los dos autores anteriores plantean el problema de la reestructuración como un problema de “sostenibilidad” de la deuda: no es tanto que ésta no se pueda pagar, sino que pagarla reduce mucho las posibilidades de crecimiento de aquellas economías que están ya fuertemente asediadas por la crisis.

El documento más interesante que se ha producido en esta materia es, en mi opinión, el de Ashoka Mody, un miembro del servicio de estudios del FMI (actualmente profesor visitante de la Universidad de Princeton). Mody plantea un sistema de canje de deuda soberana por títulos que serían considerados equity (capital), lo que en la práctica implicaría un derecho residual a la reclamación de dichos títulos sobre el soberano. Lo más interesante del análisis del Mody es precisamente la parte que toca al corazón de este problema. De acuerdo con Mody, “la investigación histórica en materia de impagos muestra que los mercados, en determinadas circunstancias, entienden que la restructuración redunda en su propio interés”. Dicho de otra manera: son los mercados –y no sólo los Estados– los que piden las reestructuraciones de deuda. En efecto, a partir de un cierto punto, los mercados prefieren planes de restructuración creíbles (y en consecuencia, la posibilidad de cobrar algo, al menos) que los intentos no-creíbles de los Estados por pagar, sobre todo cuando ello se hace añadiendo políticas de austeridad.

La pregunta es: ¿es Mody un peligroso marxista? ¿es de Grauwe un temible populista? ¿son Reinhart y Trebesch los líderes de un grupo secreto leninista? ¿son Pierre Pâris y Charles Wyplosz un par de utópicos regresivos sin salvación? Quizá sea así y algún día salgan del armario y lo confiesen. Pero hasta que llegue ese día, lo que tenemos que pensar es que sus propuestas sobre reestructuración son de simple sentido común; como las de Podemos, el único partido político que se ha atrevido hasta ahora a hablar sin tapujos de esta cuestión en España.

_______________________________________________________Antonio Estella es catedrático Jean Monnet ad personam de Gobernanza Económica Global y Europea en la Universidad Carlos III de Madrid. Ha publicado recientemente España y Europa. Hacia una nueva relación

http://www.infolibre.es/

298 total views, no views today

Share

La CNMC multa con 3,8 millones al sector de recuperación de papel y cartón por actuar de forma concertada

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha impuesto multas por un valor total de 3,83 millones de euros a la Unión de Empresas de Recuperación (UDER) y trece empresas dedicadas a la recuperación y la comercialización de papel y cartón.

La CNMC considera probado que desde 2007 esta patronal y las empresas Felip Vilella I Fills, Hijos de Demetrio Fernández, Irmasol, Isma 2000, Recio y Cabral, Alba Servicios Verdes, Recuperación Hermanos Fernández, Rua Papel Gestión, S.Solis, Utramic, Vanpac, Saica Natur y Destrudatos Confidencial “actuaron de forma concertada” en los mercados de recuperación y comercialización de papel y cartón recuperado en España.

De esta forma, según una nota de Competencia, UDER y estas empresas se repartieron actividades y clientes, concertaron precios y compartieron recursos e información comercial sensible. La resolución aprobada determina que las empresas sancionadas fijaron una estrategia única de actuación en los mercados afectados.

Todas estas prácticas quedaron recogidas en sendos documentos de actuación, que fueron firmados por los socios de UDER.

En el caso del mercado de recuperación de residuos de papel y cartón, los acuerdos se centraron en fijar pactos de no competencia entre los socios, reparto de clientes y servicios prestados y fijación de precios.

Con respecto al mercado de comercialización de papel y cartón recuperado, los acuerdos supusieron que las empresas fijaran conjuntamente los precios, compartieran información comercial sensible y concertaran las cantidades suministradas.

Para fijar la cuantía de las sanciones, la CNMC ha atendido a la dimensión del mercado afectado, la cuota de mercado, el alcance y la duración de la infracción, los efectos sobre los consumidores y otros operadores y los beneficios ilícitos obtenidos.

Los 3,8 millones quedan desglosados a razón de 150.000 euros de multa para Unión de Empresas de Recuperación, 147.280 euros para Felip Villela i Fills, 465.372 euros para Hijos de Demetrio Fernández, 603.685 euros para Irmasol, 190.298 euros para Isma 2000, 305.434 euros para Recio y Cabral, 577.795 euros para Alba Servicios Verdes y 254.323 euros para Recuperación de Papeles Hermanos Fernández.

También han sido multados con 354.888 euros Rua Papel Gestión, con 432.232 euros S. Solis, con 285.830 euros Utramic, con 10.000 euros Vanpac, con 43.438 euros Saica Natur y con 10.000 euros Destrudatos Confidencial.

Contra esta resolución no cabe recurso alguno en vía administrativa, si bien los afectados pueden interponer recurso contencioso-administrativo en la Audiencia Nacional en el plazo de dos meses a contar desde el día siguiente al de su notificación.

www.facua.org/

156 total views, no views today

Share

Las falacias teóricas del Banco Mundial

El  pretende que para progresar, los PED |1| deben recurrir al endeudamiento externo y atraer las inversiones extranjeras. Este endeudamiento sirve principalmente para comprar bienes de equipamiento y de consumo a los países más industrializados. Los hechos han demostrado día tras día, durante décadas, que esto no funciona. Los modelos que han influenciado la visión del Banco Mundial conducen naturalmente a los PED a una fuerte dependencia de los aportes externos de capitales, en general en forma de préstamos, con la ilusión de alcanzar un nivel de desarrollo autosostenido. Los proveedores de fondos públicos —gobiernos de los países industrializados y el Banco, en particular— consideran los préstamos como un poderoso medio de influencia sobre los países que se endeudan. Las acciones del Banco no se resumen en una sucesión de errores o de malas jugadas. Al contrario, son parte de una visión coherente, teorizada, sistematizada, que se enseña doctamente en la mayoría de las universidades. Centenares de libros de economía del desarrollo la destilan. El Banco ha producido toda una ideología del desarrollo. Cuando los hechos la desmienten, el Banco no la vuelve a considerar. Al contrario, intenta deformar la realidad para continuar protegiendo el dogma.

En el curso de los primeros diez años de su existencia, el Banco generó muy pocas reflexiones sobre el tipo de política económica que debía mantener con los países en desarrollo. Se explica por varias razones: porque 1) esto no formaba parte aún de sus prioridades. En 1957, la mayoría de los préstamos del Banco (52,7 %) se concedían a países industrializados; |2| 2) la matriz teórica de los economistas y dirigentes del Banco era de inspiración neoclásica, teoría que no atribuye un lugar específico a los PED; |3| 3) hasta 1960, cuando se creó la Asociación Internacional de Desarrollo (AID), no se había dotado de un instrumento específico para prestar dinero a bajo  a los países en desarrollo.
El Banco trabajó poco la teoría, pero ello no le impidió criticar a los otros. Así, en 1949 criticó un informe de la comisión de las Naciones Unidas para el empleo y la economía que defendía la inversión pública en la industria pesada de los PED. El Banco objetó que los poderes públicos de los PED ya tienen bastante que hacer con la realización de buenas infraestructuras y que deben dejar la responsabilidad de la industria pesada a la iniciativa privada local y extranjera. |4|
Según Mason y Asher, historiadores del , su orientación partía del postulado de que los sectores público y privado deben desempeñar papeles diferentes. El sector público debe asegurar el desarrollo planificado de una infraestructura adecuada: ferrocarril, carreteras, centrales eléctricas, instalaciones portuarias y medios de comunicación en general. Al sector privado le corresponde la agricultura, la industria, el comercio y los servicios personales y financieros, puesto que se da por sentado que en todos estos ámbitos la iniciativa privada obtiene mejores resultados que el sector público. |5| En realidad, hay que ceder al sector privado todo lo que puede producir un . En cambio, las infraestructuras son actividades del sector público porque la cuestión es socializar los costes, en beneficio del sector privado. En resumen, El Banco Mundial recomienda la privatización de los beneficios, combinada con la socialización de los costes de lo que no es directamente rentable.

Una visión del mundo conservadora y etnocéntrica 


La visión del Banco está marcada por diversos prejuicios conservadores. En los informes y discursos de sus primeros quince años de existencia, se refería regularmente a regiones atrasadas y subdesarrolladas, lo que ya es todo un programa. Sobre las causas del subdesarrollo, el Banco adoptó un enfoque etnocéntrico. Se puede leer en el octavo informe anual de Banco: «Las razones de que ciertas regiones del mundo no estén desarrolladas son numerosas y complejas. Muchas culturas, por ejemplo, conceden poco lugar al progreso material y, de hecho, algunas lo consideran incompatible con unos objetivos más deseables para la sociedad y para el individuo.» |6| La falta de deseo o de voluntad de progreso material y de modernización de la sociedad es presentada como una de las causas del atraso. El profundo respeto de los hindúes por las vacas resulta así un resumen que permite comprender el retraso de la India. A propósito de África, Eugene Black, presidente del Banco, declaró en 1961: «Aún a día de hoy la mayoría de los doscientos y pico millones de habitantes de África apenas comienzan a formar parte de la sociedad mundial.» |7| El carácter reaccionario de la visión del Banco Mundial no ha desaparecido del todo con el correr de los años. En el Informe sobre el Desarrollo en el Mundo de 1987 manifiesta: «En Principios de economía política (1848), John Stuart Mill evoca las ventajas que resultan del “comercio exterior”. Aunque haya pasado más de un siglo, sus observaciones siguen siendo tan válidas hoy como en 1848. Hablando de las ventajas indirectas del comercio, Mill dice: “… un pueblo puede estar en un estado letárgico, indolente, inculto, con todas sus aspiraciones satisfechas, adormecido, y no puede poner en todas sus fuerzas productivas por la falta de un objeto que desee. La aventura del comercio exterior, al hacerle conocer nuevos objetos u ofrecerle la tentación de adquirir objetos que hasta entonces no pensaba poder procurarse […] alienta a quienes se contentaban con un poco de comodidad y un poco de trabajo a trabajar duro para satisfacer sus nuevos gustos, incluso a ahorrar y acumular capital.”» |8| El retorno al poder de los neoconservadores, con Bush en el gobierno desde 2001, ha fortalecido su carácter profundamente materialista y reaccionario. La nominación de Paul Wolfowitz, uno de los principales neocons, a la presidencia del Banco en el año 2005, ha consolidado esta orientación.

Lo que resulta sorprendente en los documentos del Banco y en la literatura en boga en materia de desarrollo, de los años 50 a los años 70 es el espacio dedicado a la planificación del crecimiento y del desarrollo (tanto en las economías industrializadas como en los PED). Hasta finales de los años 70, la presencia de la planificación se puede atribuir a varios elementos: 1) la voluntad de planificación —el planismo— surgida en el curso de la prolongada depresión de los años 30 como respuesta al caos provocado por el laissez-faire; 2) la necesidad de organizar la reconstrucción de Europa y Japón; 3) era el período de los treinta gloriosos, , caracterizado por un crecimiento económico sostenido, que había que dirigir y planificar; 4) los éxitos, comprobados o supuestos, de la planificación soviética, que ejercían una indudable atracción real hasta sobre los enemigos declarados del llamado bloque comunista. La planificación es un tema que fue totalmente ignorado a partir del comienzo de los años 80, con el retorno de la ideología y las políticas neoliberales.
Otra preocupación, muy presente al principio, pero que fue olvidada a partir de los años 80, era la decisión tomada por una serie de países latinoamericanos de recurrir a la sustitución de importaciones y la posibilidad (vista como una amenaza por la mayoría de los dirigentes de los países más industrializados) de que otros países, de reciente independencia, siguieran la misma vía.

Pasemos revista a varias aportaciones de economistas que tuvieron una influencia directa sobre el Banco y en el seno de este.

El modelo HOS (Heckscher-Olin-Samuelson)

La teoría de las ventajas comparativas de Ricardo fue reforzada en los años 30 por el análisis de los economistas suecos Heckscher y Olin, al cual se incorporó más tarde Samuelson (cuya síntesis se conoce como modelo HOS). Este modelo habla de «dotación en factores de producción» (trabajo, tierra y capital) y sostiene que todos los países tienen interés en especializarse en la producción y la exportación de bienes que utilicen con mayor intensidad el factor de producción más abundante en ellos —que también es el más barato—. Gracias al librecambio, se operará la equiparación de la remuneración de los factores en todo los países que lo practiquen (el factor abundante —exportado— se hace escaso y por lo tanto se encarece; el factor escaso —importado— abunda y en consecuencia se abarata). La especialización establecerá una distribución óptima de los factores en un mercado mundial homogeneizado. Según esta óptica, la búsqueda de la máxima integración del mercado mundial sería una apuesta ganadora y un juego de suma positiva para todos los participantes. Diversas investigaciones efectuadas más tarde, especialmente por Paul Krugman, |9| para verificar la pertinencia del modelo HOS han demostrado que éste no se ajusta a la realidad.

Las cinco etapas del crecimiento económico según Walt W. Rostow

En 1960, Rostow |10| enumeró cinco etapas del desarrollo en su libro Las etapas del crecimiento económico, un manifiesto no comunista. |11| Para él, todas las sociedades se pueden clasificar en alguna de las cinco categorías, y deben seguir este itinerario.
La primera etapa es la sociedad tradicional, caracterizada por el predominio de la actividad agrícola. El progreso técnico es nulo, casi no hay crecimiento del producto y no se prevé un cambio de mentalidad.
Luego, la etapa previa al despegue, que ve nacer el desarrollo de los intercambios y de las técnicas, una evolución de las mentalidades que rompe con el fatalismo y un aumento del ahorro. Ha sido, de hecho, la evolución de las sociedades europeas entre el siglo XV y principios del siglo XVIII.
La tercera es la del despegue (take-off), una etapa crucial que corresponde a un salto cualitativo, con un aumento significativo del ahorro y de la inversión, así como al paso a un crecimiento acumulativo. |12|
La cuarta etapa es calificada de «marcha hacia la madurez»: el progreso técnico se impone en todas las actividades y la producción se diversifica.
En fin, la era del consumo de masas, que coincide con la quinta y ultima etapa. |13|
Según Rostow, en el nivel del despegue, la aportación de capitales exteriores (bajo forma de inversiones extranjeras o de crédito) es indispensable.
Este modelo se caracteriza por un esquematismo caricaturesco. Presenta el estado de desarrollo alcanzado por Estados Unidos después de la Segunda Guerra Mundial a la vez como objetivo a alcanzar y como modelo a reproducir. Asimismo, considera que el modelo de despegue de Inglaterra, donde se sucedieron la revolución agrícola y la revolución industrial, debe reproducirse en otras partes. Esto significa no tener en cuenta la historia concreta vivida por los demás países. No hay nada que demuestre que cada país tenga que pasar por las cinco etapas descritas.

Insuficiencia del ahorro y necesidad de recurrir a la financiación externa


Según el enfoque neoclásico, el ahorro es un requisito previo a la inversión y es insuficiente en los PED. De donde la insuficiencia del ahorro es un factor fundamental que explica el bloqueo del desarrollo. Paul Samuelson se basa, en Economics |14| en la historia del endeudamiento de Estados Unidos en los siglos XIX y XX para determinar cuatro etapas diferentes, que conducen a la prosperidad: nación endeudada, joven y emprendedora (de la guerra revolucionaria de 1776 a la guerra civil de 1865); nación endeudada madura (de 1873 a 1914); nueva nación acreedora (de la primera guerra mundial a la segunda); nación acreedora madura (años 60). Samuelson y sus émulos aplicaron al centenar de países que constituyen el Tercer Mundo, desde la última postguerra, el modelo de desarrollo de Estados Unidos desde finales del siglo XVIII hasta la Segunda Guerra Mundial, como si todos estos países tuvieran que imitar, lisa y llanamente, la experiencia estadounidense. |15|
En lo que respecta a la necesidad de recurrir al aporte de capitales extranjeros (en forma de préstamos o de inversiones), uno de los socios de Samuelson, Paul Rosenstein-Rodan, emplea la siguiente fórmula: «Los capitales extranjeros reforzarán la formación del capital nacional, es decir, serán íntegramente invertidos; la inversión generará un aumento de la producción. La principal función del ingreso de capitales extranjeros es ayudar a que la tasa de formación del capital nacional alcance un valor que pueda mantenerse sin ayuda exterior suplementaria.» |16| Esta afirmación es refutada por la realidad: no es verdad que los capitales extranjeros refuerzan la formación de capital nacional y son invertidos en su totalidad. Una gran parte de estos capitales se van rápidamente del país al que se dirigieron temporalmente (fuga de capitales, repatriación de los beneficios).
Otro error monumental: Rosenstein-Rodan, director adjunto (assistant director) del departamento económico del Banco Mundial entre 1946 y 1952, hizo predicciones sobre la fecha en la que una serie de países alcanzarían un crecimiento autosostenido. Vaticinó que Colombia llegaría a ese estadio en 1965, Yugoslavia en 1966, Argentina y México entre 1965 y 1975, India a principio de los años 70, Pakistán 3 o 4 años más tarde, Filipinas después de 1975. ¡Majaderías!
Destaquemos que esta definición de crecimiento autosostenido es utilizada con frecuencia por el Banco Mundial. En 1964, Dragoslav Avramovic, por entonces director del departamento económico del Banco, emitió la siguiente definición: «Se define el crecimiento autosostenido como el que implica una tasa de crecimiento de los ingresos del orden del 5 % anual, financiado por fondos gestionados dentro de las fronteras, así como por capitales extranjeros…» |17|
La planificación del desarrollo vista por el Banco Mundial y el establishment universitario estadounidense conduce a una impostura pseudocientífica, basada en ecuaciones matemáticas que tratan de dar legitimidad y credibilidad a la voluntad de hacer que los PED dependan del recurso a la financiación exterior. Veamos un ejemplo, formulado muy doctamente por Max Millikan y Walt Rostow en 1957: «Si la tasa inicial de inversión local de un país representa el 5 % del producto nacional, si los capitales extranjeros ingresan a una tasa constante equivalente a un tercio del nivel inicial de la inversión local, si el 25 % de todo ingreso suplementario es ahorrado y reinvertido, si la ratio capital/producto es 3 y si la tasa de interés de la  externa y los dividendos repatriados son equivalentes al 6 % anual, el país estará en condiciones de prescindir del préstamo neto externo después de catorce años, y podrá mantener una tasa de crecimiento del 3 % sobre la base de sus propios ingresos.» |18| ¡Otra necedad!

El modelo de doble déficit de Chenery y Strout


A mediados de los años 60, el economista Hollis Chenery, que unos años más tarde sería economista jefe y vicepresidente del Banco, |19| elaboró con su colega Alan Strout un nuevo modelo llamado «modelo de doble déficit», |20| partiendo de dos condiciones previas: primero, un ahorro interno insuficiente, y después una insuficiencia de divisas. Charles Oman y Ganeshan Wignarja resumen este modelo con los siguientes términos: «Por definición, las hipótesis del modelo de doble déficit son: que mientras en las etapas iniciales del crecimiento industrial un ahorro insuficiente puede constituir la principal limitación de la tasa de formación del capital nacional, una vez que la industrialización está bien encaminada, la limitación principal puede no ser ya el ahorro interno en sí mismo, sino la disponibilidad de divisas requeridas para importar bienes de equipamiento, bienes intermedios y quizás incluso materias primas empleadas como industriales. El déficit de divisas puede así superar el déficit de ahorro como principal limitación del desarrollo.» |21| Para resolver este doble déficit, proponen una respuesta simple: pedir un préstamo de divisas o aumentar las exportaciones.

El modelo Chenery-Strout es muy matemático. Era lo que se estilaba. Tiene la ventaja, para sus partidarios, de otorgar credibilidad y apariencia de rigor científico a una política que sobre todo pretende incitar a los PED a recurrir masivamente al empréstito exterior y a las inversiones extranjeras, por un parte, y por otra a hacer depender su desarrollo de las exportaciones. El modelo fue objeto de muchas críticas en su momento. Citaremos la opinión de Keith Griffin y Jean Luc Enos, quienes afirman que el recurso a los aportes externos limitará el ahorro local: «Mientras el coste de la ayuda (por ejemplo, los intereses del préstamo externo) sea inferior al crecimiento marginal del capital y de la producción, a un país le convendrá endeudarse todo lo posible y a sustituir el ahorro local por el préstamo externo. En otras palabras, dado un objetivo a alcanzar en términos de tasas de crecimiento, la ayuda exterior permitirá un aumento del consumo y limitará el ahorro local a la diferencia entre la inversión deseada y el monto de la ayuda exterior disponible. En consecuencia, el fundamento de los modelos del tipo Chenery-Strout es endeble en la medida en que, en teoría, se debería encontrar una relación inversa entre la ayuda exterior y el ahorro interno.» |22|

La voluntad de incitar a los PED a recurrir a la ayuda exterior como medio de tener influencia sobre ellos


La política de ayuda bilateral y la del Banco están relacionadas con los objetivos políticos que persigue Estados Unidos en materia de asuntos exteriores.
Para Hollis Chenery: «El objetivo principal de la ayuda exterior, así como de otros instrumentos de política exterior, es producir a escala mundial el tipo de ambiente político y económico en el que Estados Unidos pueda perseguir en las mejores condiciones sus propios fines sociales.» |23|

En un libro titulado Las naciones emergentes: su crecimiento y Estados Unidos, Max Millikan |24| y Donald Blackmer, ambos colegas de Walt Rostow, describen con claridad, en 1961, ciertos objetivos de la política exterior estadounidense: «Es del interés de Estados Unidos ver emerger del proceso de transición unas naciones dotadas de ciertas características. En primer lugar, deben ser capaces de mantener su independencia, especialmente frente a poderes hostiles o potencialmente hostiles con respecto a Estados Unidos. […] En cuarto lugar, deben aceptar el principio de sociedad abierta, en la cual sus miembros estén invitados a intercambiar ideas, mercaderías, valores y experiencias con el resto del mundo; esto implica que sus gobiernos deben estar dispuestos a comprometerse en disposiciones de control social, policial y económico necesarias para el funcionamiento de una comunidad internacional interdependiente», |25| bajo el liderazgo de Estados Unidos, naturalmente.
Más adelante, en el libro, señalan explícitamente cómo la ayuda se utiliza como instrumento para orientar la política de los países ayudados: «Para que la ayuda en capitales alcance una potencia óptima de incentivo con el fin de persuadir a los países subdesarrollados de que sigan una vía compatible con los intereses de Estados Unidos y del mundo libre, las sumas ofrecidas tienen que ser suficientemente importantes y las condiciones suficientemente flexibles para persuadir a los países receptores de que el juego vale la pena. Esto significa que debemos invertir unos recursos sustancialmente más importantes que hasta ahora en nuestros programas de desarrollo económico.» |26| (El resaltado es del autor).
Veremos más adelante que el volumen de los préstamos a los PED aumentó a un ritmo creciente en el curso de los años 60 y 70, como consecuencia de una política deliberada de Estados Unidos, de otros gobiernos de países más industrializados y de las instituciones de Bretton Woods destinada a influenciar las políticas del Sur.

Privilegiar las exportaciones


Chenery y Strout afirman en una de sus principales contribuciones que el recurso a la sustitución de importaciones constituye un medio admisible para reducir el déficit de divisas. |27| Después cambiaron de opinión, en un momento en el que la aplicación de políticas de sustitución de importaciones por algunos PED se convertía en uno de los principales temas de las críticas formuladas por el Banco, el , la  y los gobiernos de los más importantes países industrializados.

Es así como otros trabajos de economistas directamente asociados al Banco se dedicaron a valorar las tasas efectivas de protección de las economías y los sesgos resultantes en términos de utilización de recursos productivos y de rentabilidad de las inversiones. Preconizaban una orientación de las estrategias hacia las exportaciones, el abandono de las tarifas proteccionistas y, en general, una política más basada en los mecanismos de mercado para la fijación de precios. Bela Balassa, Jagdish Bhagwati y Anne Krueger |28| sistematizaron este enfoque y sus análisis marcaron la evolución de las instituciones internacionales, constituyendo el zócalo teórico de las medidas de apertura comercial propugnadas en las décadas de los años 80 y 90. Anne Krueger |29| escribió: «Un régimen de promoción de exportaciones puede liberar la economía del país del yugo del subempleo keynesiano, pues, al contrario del régimen de sustitución de importaciones, puede disponer de una demanda efectiva virtualmente infinita para sus productos en los mercados internacionales, y por lo tanto siempre puede tender al pleno empleo, a menos que haya una recesión mundial. Una economía pequeña orientada a la exportación será capaz de vender cualquier cantidad de bienes que produzca; en otras palabras, la capacidad de oferta del país será la única limitación.» |30| Siempre el mismo cuento.

Trickle-Down effect o el efecto derrame


El efecto escurrimiento o derrame es una metáfora trivial que ha guiado la actividad del Banco Mundial desde el principio. La idea es muy simple: los resultados positivos del crecimiento se derraman, beneficiando en primer término a los más ricos, pero al final llegan también a los más pobres. Así, éstos tienen interés en que el crecimiento sea lo más fuerte posible, pues de ello dependen las gotas de riqueza que les lleguen. En efecto, si el crecimiento es débil, los ricos retienen una parte mayor que cuando el crecimiento es fuerte.

¿Cuáles son las consecuencias para la conducta del Banco? Hay que favorecer a cualquier precio el crecimiento para que la escorrentía llegue a los más pobres. Toda política que frene el crecimiento en nombre de la redistribución de la riqueza (aunque sea parcial) o en nombre de la defensa del ambiente reduce el efecto derrame y causa un perjuicio a los pobres. La actitud de los dirigentes del Banco se guía en la práctica por esta metáfora, cualquiera que sea el discurso, más sofisticado, de algunos expertos. Los historiadores del Banco dedican una veintena de páginas a las discusiones sobre el trickle down |31| y reconocen que «esta creencia ha justificado unos esfuerzos duraderos para persuadir a los deudores de las ventajas de la disciplina, del sacrificio, de la confianza en el mercado y por ende de la necesidad de no caer en las tentaciones políticas». |32| Afirman que esta creencia ha caído en desgracia progresivamente, a partir de los años 70, por los violentos ataques de una impresionante cantidad de investigaciones sobre el tema, tanto en Estados Unidos como en los PED. |33| Pero revelan que en la práctica no se ha cambiado gran cosa, |34| sobre todo desde que en 1982 eltrickle down recuperó su posición en el Banco. Evidentemente, el trickle down es inseparable de la cuestión de la desigualdad, que ahora abordamos.

La cuestión de la desigualdad en la distribución de la riqueza


A partir de 1973, el problema de la desigualdad en la distribución de los ingresos en los PED, como factor que influye sobre las posibilidades de desarrollo, comenzó a ser estudiado por el Banco. |35| El equipo económico dirigido por Hollis Chenery se dedicó a ello con un cierto brío. El libro más importante que el Banco dedicó al tema fue coordinado por el propio Chenery y se titulóRedistribución y crecimiento. |36| Se publicó en 1974. Chenery era consciente de que el tipo de crecimiento inducido por la política de préstamos del Banco generaba un aumento de la desigualdad. La preocupación del Banco fue expresada en muchas ocasiones de forma muy clara por Robert McNamara: si no se reduce la desigualdad, se asistirá a repetidas explosiones sociales y éstas perjudicarán los intereses del mundo libre, cuyo liderazgo ha asumido Estados Unidos.

Chenery no compartía el punto de vista expresado por Simon Kuznets |37| en los años 50, según el cual después de una fase necesaria de aumento de la desigualdad durante el despegue económico, ésta es posteriormente resorbida. La necesidad de ver crecer la desigualdad estaba muy arraigada en el Banco, como lo prueban las palabras de su presidente, Eugene Black, en abril de 1961: «La desigualdad de la renta depende necesariamente del crecimiento económico [que] da la posibilidad a la gente de escapar de una existencia en la pobreza.» |38| Sin embargo, los estudios empíricos realizados por el Banco en la época de Chenery desmienten las afirmaciones de Kuznets. |39| En el 2006, en el informe del Banco Mundial sobre el desarrollo en el mundo titulado Equidad y desarrollo se vuelve a hablar de la desigualdad como freno del desarrollo. |40| Su enfoque es considerado, en el mejor de los casos, como de buen marketing por James Wolfensohn (presidente del Banco entre 1996 y 2005) y por su sucesor, Paul Wolfowitz.

Éric Toussaint, portavoz del CADTM internacional (www.cadtm.org), es autor de varias obras, entre ellas: Bancocracia, Icaria, Barcelona, 2014; Procès d’un homme exemplaire, Édition Al Dante, Marsella, 2013; Banco Mundial: el golpe de Estado permanente. La agenda oculta del Consenso de Washington, Ediciones El Viejo Topo, Mataró (Barcelona), 2007, y una Tesis doctoral, presentada en 2004 a las Universidades de Lieja y de París VIII, titulada: «Enjeux politiques de l’action de la banque internationale pour la Reconstruction et le Développement et du Fonds Monétaire International envers le tiers-monde»http://cadtm.org/Enjeux-politiques-…, Además es coautor junto a Damien Millet de 60 preguntas, 60 respuestas sobre la deuda, el FMI y el Banco Mundial, Icaria Editorial, Barcelona, 2009; del libro colectivo La deuda o la vida, Icaria Editorial, Barcelona 2011 que tuvo el premio al libro político concedido por la Feria del libro político de Lieja.

255 total views, no views today

Share

España es el país con menor proporción de jóvenes del mundo

Los jóvenes de entre 10 y 24 años representan tan sólo el 14% (6,3 millones) de los españoles, mientras que la media mundial se sitúa en el 25%. A día de hoy, hay 1.800 millones de jóvenes y adolescentes que pueden dar un gran impulso a sus economías si los países “invierten significativamente en la educación y la salud de los jóvenes y protegen sus derechos”, asegura el informe.

Según el ‘Estado de la población mundial 2014′, informe de la ONU presentado este martes, el 90% de estos jóvenes se encuentran en países en desarrollo que no ofrecen la atención e inversión necesaria para alcanzar su potencial.

El Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA) ha defendido este martes que con una inversión adecuada de los países emergentes en la educación y en la salud sexual de los jóvenes se pondría poner fin a la pobreza mundial. España, por lo tanto, es el país con menor proporción de jóvenes del mundo respecto del total de su población, junto con Japón y Eslovenia.

Esta es una de las conclusiones principales del Informe de Población para 2014 elaborado por esta agencia de Naciones Unidas. Con los jóvenes y adolescentes de entre diez y 24 años como tema central, el informe, que se publica anualmente desde 1978 a nivel mundial, muestra con datos la dinámica de la población en los países emergentes y su relación con la salud sexual y reproductiva.

Según ha explicado la responsable de Salud Sexual y Reproductivade la organización, Laura Laski, nunca antes se había vivido una situación poblacional como la actual en los países en desarrollo.

“Tenemos que hablar del potencial que representan los jóvenes para el avance de la economía de los países en los que viven, de su futuro, y tenemos que hablar del fin de la pobreza en el mundo, una oportunidad”, ha afirmado. “Nunca hubo tantos países en desarrollo donde la población de jóvenes fuera tan alta. Nueve de cada diez personas entre 10 y 24 años viven en economías en desarrollo”, sobre todo en el continente africano, ha subrayado Laski.

Por ello, UNFPA ha pedido a estos países que aprovechen el momento demográfico actual en el que la población joven en edad de trabajar es superior a la población de mediana y tercera edad.“Pero los jóvenes son solo una oportunidad si se invierte en ellos, en su educación, en su salud, incluyendo la educación sexual y reproductiva y en su capacidad para entrar en el mercado de trabajo”, ha recordado Laski.

Los países deben procurar que la población joven en edad de trabajar esté preparada para aprovechar las oportunidades de empleo y otras posibilidades de obtener ingresos.

En esta línea, el director ejecutivo de UNFPA, Babatunde Osotimehim, ha asegurado que “la cifra actual, sin precedentes, de 1.800 millones de personas jóvenes, constituye una oportunidad enorme para transformar el futuro”. “Las y los jóvenes son los innovadores, creadores, constructores y líderes del futuro. Pero sólo pueden transformar el futuro si cuentan con las aptitudes, la salud, la capacidad para tomar decisiones y verdaderas opciones en la vida”, ha añadido.

Por eso, Laski ha remarcado que “con inversiones oportunas, especialmente entre los más excluidos, estos podrían quedarse en la escuela en vez de casarse, podrían evitar un embarazo no deseado, el contagio del sida, estar sanos y poder trabajar antes de formar sus familias”. “Con inversiones oportunas, los jóvenes tendrán capacidades adquiridas en la escuela y la universidad y se convertirán en innovadores pensadores“, ha añadido.

En definitiva: “los jóvenes podrían participar en la solución de sus problemas y los de sus países y vencer la transición intergeneracional de la pobreza en la que están atrapados sus padres”, ha sentenciado Laski.

ACIERTOS Y ERRORES

En las décadas de 1950 y 1960, varias economías de Asia oriental hicieron grandes inversiones para los jóvenes facilitando su acceso a la planificación familiar, educándolas y permitiendo que formaran sus familias a una edad adecuada.

Uno de los mejores ejemplos, según Laski, se encuentra en Corea del Sur, que invirtiendo en sus jóvenes logró un crecimiento de su producto interno bruto del 2.200 por ciento entre 1950 y 2008.

Si los países de África repitieran la experiencia, los jóvenes preparados podrían poner fin a la pobreza y impulsar las economías. “La inversión en los 1.800 millones de jóvenes no es solo lo correcto, sino también la oportunidad de llevar a la sociedad hacia un futuro mejor”, ha defendido.

EDUCACIÓN Y MUJERES

El informe subraya especialmente la situación de las adolescentes. En los países emergentes, 142 millones de niñas se verán obligadas a casarse antes de 2020. Niñas que no podrán terminar los estudios y que tendrán hijos antes de la edad sanitaria apropiada.

Ante esta situación, UNFPA ha denunciado la existencia de leyes que prohibente el acceso a los anticonceptivos o que lo restringen a los menores de 18 años. Pero también dos consecuencias directas de los matrimonios forzosos.

Por una lado los problemas en la salud derivados de un embarazo temprano, teniendo en cuenta que el 24 por ciento de las mujeres que dan a luz antes de los 15 años mueren en el parto, según datos de la ONU. Por otra parte, las niñas que abandonan la escuela suponen una pérdida del potencial de cada país para impulsar la economía. Porque “cerca de 27 niñas son casadas sin su consentimiento cada minuto”, ha lamentado Laski.

http://www.teinteresa.es/

294 total views, no views today

Share

«El ‘fracking’ en EEUU ha cambiado el equilibrio mundial»

Foro Primera Plana con Mariano Marzo

La obtención de gas, petróleo y otros hidrocarburos gracias a la controvertida técnica de la fracturación hidráulica o fracking«ha cambiado en solo seis años el equilibrio geopolítico» del mundo y puede explicar desde la reciente bajada del precio del petróleo o las tensiones energéticas en Oriente Próximo hasta la pérdida de competitividad de las empresas europeas en el mercado global o el reciente acuerdo climático anunciado por Estados Unidos y China. Así lo comentó ayer Mariano Marzo, catedrático de Estratigrafía de la Universitat de Barcelona (UB) y especialista en recursos energéticos, durante el foro de debate Primera Plan@, organizado por EL PERIÓDICO DE CATALUNYA y Banc Sabadell.

Gracias a los hidrocarburos no convencionales, EEUU se ha convertido en el primer productor del mundo de gas natural y ha reducido el 30% sus exportaciones de petróleo. «Ha sido el gran beneficiado de una dinámica que, además, ha perjudicado a los países productores que no se alinean con él, como Rusia, Irán y Venezuela», explicó.

Marzo insistió en la importancia de la energía como motor de la economía. Dos países con rentas similares pueden tener consumos muy diferentes debido a su eficiencia, pero en líneas generales el desarrollo económico ha ido acompañado históricamente de un aumento fuerte en el consumo. ¿Y qué sucede actualmente?, se preguntó: «Pues que nos enfrentamos a tensiones importantes en el sistema porque gran parte del mundo, pero especialmente China, la India y el Sureste asiático, quieren crecer y necesitan energía para sus millones de habitantes». El cambio puede ser enorme si se tiene en cuenta, según el ejemplo citado por Marzo, que los 20 millones de habitantes del área urbana de Nueva York gastan la misma energía que los 800 millones de subsaharianos.

Según el catedrático de la UB, la segunda cuestión que plantea es lógicamente de dónde van a salir los recursos. «Somos la cultura de los hidrocarburos. Nos guste o no. Si ahora prescindiéramos de ellos, el sistema se hundiría», insistió Marzo. Actualmente, el 82% de la energía primaria del mundo procede del carbón, el gas y el petróleo. «Tenemos la concepción de que son cosa del pasado, pero la realidad es que, pese a que las renovables crecerán mucho y que es necesario luchar contra el cambio climático, en el 2025 los combustibles fósiles todavía supondrán el 75%».

ALGO HA CAMBIADO

Coincidiendo con la crisis, desde el 2008 algo ha cambiado en el mundo. «Ha habido un renacimiento del petróleo y el gas en EEUU. Y todo, pese al estigma de ser una industria sucia, es gracias alfracking», explicó el profesor mientras enseñaba una portada de la revista The Economist con Obama disfrazado de jeque y el siguiente título: The Petrostate of America. El fracking «ha sido una revolución», añadió. En cuanto al petróleo, la fracturación hidráulica ha devuelto a EEUU a los niveles de producción de los años 80 del pasado siglo. El cambio es aún superior en el caso del gas natural, «al que no se le ve un retroceso hasta al menos el 2040». EEUU ha apostado por el autoabastecimiento y va camino de lograrlo, mientras que Europa importa el 90% de las materias primas.

¿Y qué implicaciones tendrá para la economía? Una muy clara es su efecto en el precio del petróleo. Si al aumento de la producción motivado por el fracking le sumamos una cierta desaceleración del consumo mundial por culpa de la crisis (y porque algunos países no han tenido el crecimiento esperado), se entiende entonces por qué el crudo, que recientemente estaba a 115 dólares el barril, se sitúe ahora a 80.

El panorama es «fantástico» para EEUU. No solo se ha convertido de la noche a la mañana en una potencia en recursos energéticos, sino que sus empresas ya empiezan a explorar las posibilidades delfracking en otros países, como México, Brasil y Argentina. «Eso significa no tener que depender ni de Oriente Próximo, ni de países inestables del norte de África o ni de Nigeria».

Para Europa, la situación va a ser crítica, según Marzo: «Europa no puede competir con EEUU por el coste de la energía y no puede competir con Asia por la mano de obra». Por poner un ejemplo, según el profesor, los consumidores estadounidenses pagan mil euros menos que los europeos por el mismo consumo.

Si el fracking no es la solución, ¿qué se puede hacer? Marzo concluyó que lo esencial, en lo que nadie tiene dudas, es que hay que avanzar en mejoras de eficiencia y ahorro que permitan producir lo mismo con menos gasto. Lo que va a continuación puede discutirse -desde un gran fomento de las energías renovables o un mantenimiento de la nuclear, por ejemplo-, pero ante todo «lo imprescindible es que haya una planificación, un gran acuerdo que no sea una rémora para la competitividad de las empresas».

Y UNA CATALUNYA INDEPENDIENTE…

«¿Y qué perspectivas energéticas le esperarían a una Catalunya independiente», preguntó el director de este diario, Enric Hernández. «Se han hecho análisis que yo no comparto -dijo Marzo-. Es cierto que Catalunya tiene infraestructuras para, por ejemplo, generar electricidad gracias a la industria nuclear e incluso se ha llegado a decir que la electricidad saldría más barata que en otras partes de España -es curioso porque hay partidos independentistas que son partidarios de cerrarlas e igual tendrían que revisar ese concepto-, pero se olvida algo fundamental. Al margen de que Catalunya no dispone de materias primas y de que en renovables se ha avanzado muy poco, a nivel geopolítico no se dispondría del control de los gasoductos y de las redes de electricidad. Todos los centros de control están ahora en Madrid ¿Los podríamos traer en barco? ¿Cuándo vamos a negociar el reparto de aguas territoriales? Antes de hablar de cómo será, creo que es necesario un debate sereno sobre la viabilidad del proceso desde un punto de vista energético»

http://www.elperiodico.com/

 

375 total views, no views today

Share

Los pobres septuagenarios tienen ocho dientes menos que los ricos

Los septuagenarios con menos recursos tienen en promedio ocho dientes menos que sus compatriotas ricos, revela un estudio británico publicado en la revista Journal of Dental Research, informa ‘Daily Mail‘.

Aunque resulta lógico el fuerte vínculo entre la situación socioeconómica y la salud oral, la investigación revela la magnitud del problema. Más de 6.000 personas de 21 y más años y pertenecientes a todos los grupos de ingresos estuvieron involucrados en el estudio.

214 total views, no views today

Share