El Gobierno mete la tijera en los fondos para la lucha contra el hambre

El Boletín Oficial del Estado del 20 de noviembre de 2017 constata que el presupuesto destinado al suministro de alimentos, en el marco del programa de ayuda alimentaria a las personas más desfavorecidas, se ha reducido en más de un 10% del año pasado a este.

El Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), adscrito al Ministerio de Agricultura y Pesca, destinará 78,4 millones de euros en la compra y la distribución de los alimentos para personas desfavorecidas. Esos alimentos son ofrecidos por las organizaciones asociadas de distribución (Banco de Alimentos y Cruz Roja) en todo el territorio español.

La cifra presupuestada para 2018 es considerablemente más reducida que la planeada el año pasado para este 2017. El BOE del año pasado a estas alturas anunció la licitación de este operativo por un valor de 87,5 millones. Es decir, nueve millones de euros más para la compra de alimentos básicos.

Con el dinero de este año, el FEGA comprará arroz blanco, alubias blancas cocidas, leche entera UHT, aceite de oliva, conservas de atún, pasta alimenticia tipo macarrón, tomate frito en conserva, galletas, judías verdes en conserva, fruta en conserva en almíbar ligero, cacao soluble, tarritos infantiles (fruta y pollo), cereales infantiles y leche de continuación en polvo.

“Esta cesta de alimentos, nutritivos, básicos, de fácil transporte y almacenamiento, poco perecederos, permite que las personas desfavorecidas puedan preparar fácilmente una comida completa para una persona o para una familia con varios miembros, incluidos bebés”, asegura el Ministerio de Agricultura.

La compra de estos productos forma parte del programa de distribución de alimentos en beneficio de las personas más desfavorecidas, que recibe otra aportación significativa de los Fondos continentales, al estar dentro del Fondo de ayuda Europea para las Personas Más Desfavorecidas 2014-2020.

Hambre en España

El 28,6% de la población española está en riesgo de exclusión social y tiene problemas para cubrir sus necesidades básicas, según los últimos datos de la ‘Encuesta de Calidad de Vida‘ realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), publicada en 2015. Un 6,4% de la población –casi tres millones de personas- no tiene para comer carne o pescado al menos cada dos días, o no consigue irse de vacaciones al menos una semana al año, o no puede permitirse una lavadora.

elboletin.com

59 total views, no views today

Share

La OCDE critica los costes de los planes de pensiones en España

El economista jefe de Pensiones Privadas de la OCDE, Pablo Antolín, ha señalado este viernes que, incluso tras la rebaja de las comisiones, los costes de los planes de pensiones en España siguen siendo “enormes” frente a los de otros países y ha pedido reformas “globales” y no cosas puntuales.

En declaraciones a los medios tras su intervención en una jornada sobre las pensiones en el Congreso de los Diputados, Antolín ha cuestionado además la posibilidad, tal y como recoge también la reforma del Gobierno, de poder recuperar el dinero de los planes de pensiones a los 10 años.

“Desde la OCDE eso es convertirlo en un plan de ahorro más que en un plan de pensiones que es para financiar la jubilación no para sacar dinero a los 20 ó 30 años”, ha afirmado el economista de la OCDE. “O es una reforma global o no la hagas, hacer cosas puntuales no te funciona o se aborda todo o no se aborda”, ha recomendado.

Para Antolín, la reforma de los planes de pensiones debería ir, entre otros aspectos, por ofrecer mas libertad de elección. Asimismo, ha señalado que los ciudadanos deberían tener más información sobre su jubilación y poder acceder a ella fácilmente, y ha recomendado avanzar hacia las cuentas individuales nocionales, un sistema en el que cada trabajador lleva “apuntadas” todas sus cotizaciones y que sirve para establecer su jubilación

Durante su intervención en la jornada, también ha apuntado a la necesidad de diversificar las fuentes para financiar la jubilación y de “contribuir más y por periodos más largos”, aunque ha evitado dar recomendaciones especificas para España.

Cuestionado por el factor de sostenibilidad aprobado en la reforma de las pensiones de 2013, Antolín ha señalado que es una “buena idea” siempre que forme parte de una reforma global del sistema. “Por si solo crea problemas”, ha advertido.

abc,es

25 total views, no views today

Share

Un cambio en la facturación sube la luz artificialmente a la gran industria

El gasto en electricidad de las grandes empresas puede crecer artificialmente este año, como resultado de un cambio en la facturación de su potencia contratada, que desde julio ha dejado de ser mensual para ser diaria. Como el segundo semestre tiene tres días más que el primero, puede haber un encarecimiento artificial del recibo anual si la compañía eléctrica no realiza los ajustes correspondientes. Algunas sólo lo están haciendo tras la reclamación del cliente.

A los hogares y Pymes se les factura la luz diariamente desde 2009. Pero la facturación de otros consumidores, con tensiones superiores -a partir de la tarifa 3.0- ha seguido siendo mensual hasta el mes de julio, en que la reforma le llegó un último millón de consumidores, sobre un total de 27,7 millones.

Una resolución de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) de finales del año pasado habilitó el cambio, al fijar los formatos con los que las distribuidoras y las comercializadoras se intercambian información -incluida la facturación de la potencia contratada-, dando de plazo hasta el 31 de julio para que se adaptasen los sistemas.

Segundo semestre más caro

Algunas compañías aplicaron los nuevos formatos el 1 de enero, pero otras no; lo han ido haciendo progresivamente, o han esperado al límite, lo que exige hacer ajustes para evitar un encarecimiento artificial del recibo. En el peor caso, si el cambio se ha producido el 1 de julio, las electricas facturarían este año tres días más que con el sistema anterior, porque en el primer semestre hay 181 jornadas, mientras que en el segundo hay 184.

Además, resulta que la normativa vigente, el Real Decreto 1164/2001 es un tanto ambigüa sobre el modo en que debe facturarse la potencia de las tarifas 3.0 y 3.1A, pero es clara en el caso de los suministros a más alta tensión, con las tarifas 6.1A, 6.1B, 6.2, 6.3 y 6.4, a las que están acogidas unas 22.600 industrias: la potencia contratada debe facturarse como la doceava parte del importe total del año, con lo que al facturarse diariamente se podría cometer una irregularidad.

Así lo sostiene Ramón López, gerente del Grupo ASE, una firma deservicios energéticos con más de 400 clientes, la gran mayoría industriales. Ha evaluado en 652.000 euros el perjuicio para sus clientes a raíz de que Iberdrola y Gas Natural Fenosa (GNF) les haya efectuado el cambio el 1 de julio. “Si se extrapolara al resto de consumidores acogidos a la más alta tensión, que pagan 1.889 millones este año, el sobrecoste sería de 19,7 millones”, dice López, que ha recomendado a sus clientes que no paguen a las eléctricas y que denuncien el caso ante las autoridades autonómicas, competentes en la materia.

Iberdrola, que está regularizando la situación a los afectados, recuerda que la facturación de la potencia es un ingreso del sistema eléctrico que las empresas se limitan a recaudar. GNF asegura que está realizando los ajustes entre las distribuidoras -del Grupo o externas- y sus comercializadoras para no afectar a los clientes.

De las otras cinco grandes eléctricas, Endesa y Viesgo comenzaron a facturar diariamente el 1 de enero, de modo que no existe el sobrecoste, mientras que EDP mantiene la facturación mensual

eleconomista.com

32 total views, 1 views today

Share

Inditex reserva los peores salarios para los trabajadores de las tiendas, que es donde concentra el 87% del empleo

Inditex tiene en Zaragoza uno de sus principales centros logísticos, Plataforma Europa, uno de los grandes armarios de la cadena Zara, junto con el de Meco en Madrid y el ubicado en la sede central de Arteixo (A Coruña). El acuerdo regulador firmado entre la dirección y la plantilla en diciembre de 2015 estableció para este año un salario de 20.604 euros anuales para el puesto más básico, que una vez se gana antigüedad asciende a los 24.625 euros, mientras que en los puestos técnicos y de encargado supera los 30.000.

En este 2017, Zaragoza aprobó el convenio sectorial para el comercio textil, que fijó para los dependientes en tienda un sueldo de 13.479 euros al año, pudiendo ascender con antigüedad a un máximo de 15.834 euros. La diferencia entre los sueldos de logística y el del personal de tienda en las categorías más básicas, operario y dependiente, es ligeramente superior al 50%.

El convenio sectorial y el acuerdo regulador

La multinacional gallega mantiene un régimen salarial de lo más diverso, con variaciones por territorio, por cadena de ropa o por centro logístico. Las plataformas, como la de Zara en Arteixo o la de Stradivarius en Barcelona, tienen un acuerdo regulador propio que se renueva cada tres años. Pero los establecimientos comerciales, el área donde Inditex genera el 87% del empleo (141.432 personas de un total de 162.450 puestos de trabajo a cierre del último ejercicio), se rigen por el convenio sectorial de cada provincia.

Este es un primer marco diferencial, pues el convenio de Vizcaya establece para los dependientes un sueldo de 1.202 euros brutos, mientras el convenio de Madrid es de 860 euros o el de Pontevedra de 947 euros.  El operario básico de logística, según el acuerdo regulador de la plataforma Meco de Madrid, tiene un sueldo de 21.214 euros anuales, unos 7.000 euros anuales más. El de Zara en Arteixo es de 26.562 euros, un 60% más que en las tiendas de Pontevedra.

Los bonus

La compañía de Amancio Ortega eleva mediante determinados pluses el salario de las tiendas. Precisamente, la protesta de las empleadas de Bershka, que mantuvieron cerrados cinco establecimientos durante casi una semana, reclamaba dos bonus que se pagaban en A Coruña y que elevaban el salario en 130 euros mensuales.

Estos pluses hacen que los trabajadores de los establecimientos de Inditex tengan mejor salario que la media del sector y estrecha las diferencias respecto a logística, si bien, matizan los sindicatos, en las tiendas abundan los contratos a jornada parcial, que reducen los ingresos de las trabajadoras y dificultan la conciliación.

¿Por qué en Zara se cobra más?

Según fuentes sindicales, los dependientes de Zara cobran más que en los establecimientos de otras cadenas debido a lo que denominan “comisión de ventas”, un extra por las ventas realizadas. Zara, buque insignia de Inditex, cerró el año pasado con 15.394 millones en ventas, el 66% de la facturación de todo el grupo.

Esta diferencia está presente también en los centros logísticos.  Atendiendo al último pacto de Arteixo, firmado en diciembre del año pasado y con vigencia hasta 2019, un mozo de almacén sin antiguedad (este plus puede alcanzar hasta los 468 euros anuales) en turno fijo ingresará este año 26.562 euros por salario. El mismo puesto en Sallent (Barcelona) para la cadena Stradivarius tendrá un salario de 18.513 euros. Hay 8.000 euros anuales de diferencia, algo más de un 40%, según las tablas salariales de ambos centros.

Además de la predominancia de Zara en el universo Inditex, los años de negociación colectiva en centros como Arteixo, Meco o Plataforma Europa son decisivos a la hora de marcar diferencias.

El indescifrable salario medio

La diversidad de los convenios y de los bonus hace casi imposible establecer un salario medio en las distintas tiendas del universo Inditex. Indeed, la página de búsqueda de empleo, actualizó la semana pasada su base de datos sobre la multinacional, con estimaciones del salario medio a partir de declaraciones de empleados y de la empresa. Según la información del portal, el salario medio rondaría los 900 euros para el personal de tienda, que en el caso del responsable/encargado del establecimiento alcanzaría los 1.300 euros mensuales.

Los sindicatos consideran que son cuantías “verosímiles”, si bien matizan que no es posible determinar el salario medio por la multitud de variables que entran en juego. En los centros logísticos, los jefes de equipo superan los 40.000 euros al año en Zara Logística, lo que supone casi el doble que un encargado de tienda.

economiadigital.com

105 total views, no views today

Share

Cada agricultor produce comida para 155 personas

La producción de alimentos que hoy en día puede obtener un solo agricultor en cultivos de regadío es capaz de abastecer las necesidades básicas de comida de una media de 155 personas por año, según un estudio realizado por la Federación Nacional de Comunidades de Regantes (Fenacore), que trata así de poner en valor lo que representa el regadío español, cuando se suele cuestionar desde diversas plataformas la función esencial de destinar el agua a producir alimentos.

El estudio indica que esta proporción de la capacidad productiva (un agricultor para 155 ciudadanos) supone más del doble que hace apenas 40 años, y el presidente de Fenacore, Andrés del Campo, ha remarcado «la contribución de una actividad económica como el regadío intensivo para alimentar a una población en aumento», recordando que las previsiones indican que para 2050 el número de habitantes en el mundo llegará a 9.500 millones de personas, un 24% más que hoy.

Frente a los detractores de los cultivos intensivos, Del Campo defiende el papel del agua «como motor de desarrollo». Acogiéndose a las previsiones de la FAO sobre crecimiento de la población mundial, el presidente de Fenacore advierte que «para garantizar la seguridad alimentaria, la agricultura deberá elevar la producción hasta un 60% en poco más de treinta años, y alcanzar este objetivo dependerá casi exclusivamente de la evolución del regadío».

En España, la superficie agrícola que se riega representa sólamente el 17% de toda la superficie agraria útil, pero en cambio aporta el 65% de la producción final, lo que demuestra hasta qué punto es esencial dedicar recursos hidráulicos para asegurar producciones que de otro modo no serían posibles.

Sin agua no hay producción

La media del rendimiento productivo en regadío es seis veces superior al secano. Y esto en situaciones de años con lluvias más o menos ‘normales’ y repartidas a lo largo del ciclo productivo. Si no llueve, como ocurre este año, entonces las diferencias se disparan lo indecible, puesto que en ausencia casi total de precipitaciones no hay producción posible en secano, como se está viendo en gran parte de España, y únicamente rinden las explotaciones que todavía cuentan con suficiente aportación de agua de riego.

Para Fenacore, este incremento obligado de la producción de alimentos, que pasa necesariamente por la intensificación del regadío, cuando es evidente que cada vez se dispone de «menos agua y tierra per cápita», plantea el reto de alcanzar una doble eficiencia en los sistemas de riego modernizados, para no sólo ahorrar agua sino también electricidad en las instalaciones imprescindibles de bombeo.

Ahorros de agua

Andrés del Campo recuerda que «el proceso de modernización de regadíos en España ha impulsado en los últimos 15 años la transformación de sistemas tradicionales en otros de riego a goteo y con presión, lo que ha permitido producir más con hasta un 25% menos de agua». Sin embargo, esta realidad de ahorros hidráulicos ha supuesto también que se haya «disparado exponencialmente el consumo de energía». Porque la ecuación agua-energía (electricidad o gasóleo) funciona así: para ahorrar en un lado hay que gastar más en el otro. El riego a goteo o microaspersión precisa bombear caudales para dotar de presión a la red de distribución y vencer las resistencias de filtros y conducciones. Y las bombas funcionan con energía.

De ahí que el presidente de Fenacore plantee ahora que «seguir avanzando en la modernización de regadíos -que ya alcanza las tres cuartas partes de la superficie regada en España- implica adaptar los nuevos proyectos al escenario tarifario eléctrico actual, además de favorecer medidas que ayuden a los regantes a paliar los actuales costes energéticos, como por ejemplo permitir la producción de energía renovable distribuida para autoconsumo en las propias zonas regables».

Biotecnología

Por otro lado, este aumento de la producción exigible al regadío también impone que se impulse «el desarrollo de la biotecnología, lo que hará posible desarrollar cultivos con menos necesidades de agua y mayor tolerancia a las plagas». Para Del Campo resulta más que evidente que «la agricultura de regadío, ayudada por la biotecnología, será la base futura de la seguridad alimentaria».

Fenacore agrupa a multitud de comunidades de regantes y otras entidades de riego de toda España (sobre todo de recursos superficiales, pero también con explotaciones de agua subterránea), que en conjunto representan a más de 700.000 agricultores y más de dos millones de hectáreas, más de la mitad de la superficie regada en España.

Esta federación lleva desplegando en los últimos años gran actividad para concienciar a la sociedad, cada vez más urbana, sobre la realidad de la agricultura en regadío y combatir los frecuentes tópicos que circulan sobre falsos usos indebidos o excesivos del agua en el campo

lasprovincias.com

23 total views, no views today

Share

Sólo el 48% de los asalariados privados lleva más de seis años trabajando en la misma empresa

diós a la antigüedad laboral. La crisis económica y la reforma laboral han cambiado el mercado y las relaciones laborales. Sobre todo en el sector privado. Si durante el boom económico previo a 2007 los head hunters recomendaban cambiar de trabajo como estimulo a la carrera laboral y profesional, conservar el mismo empleo durante varios ejercicios se ha convertido en los últimos 10 años en casi una heroicidad.

Las dos recesiones han dilapidado la antigüedad en el puesto de trabajo, una vieja conquista que se trasladaba a los convenios vía complementos y de la que se beneficiaba la recaudación de la Seguridad Social y Hacienda. Según los datos del INE, sólo el 48,3% de los asalariados mantiene el trabajo en la misma empresa durante al menos seis años, el equivalente a dos trienios. Mientras, en el sector público la cifra alcanza al 80,3% de los empleados.

Según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre de 2017, de los casi 15,7 millones de asalariados totales (públicos y privados) que había en el mercado laboral sólo 8,5 millones (54%) llevan al menos dos trienios en la misma empresa. De esa cifra, algo más de 6,1 millones trabajan en el sector privado y 2,4 millones en el público. Curiosamente, más de medio millón de los trabajadores privados tienen contrato temporal, aunque las leyes llevan tiempo intentando impedirlo.

500.000 trabajadores tienen dos trienios de antigüedad en la misma empresa con contrato temporal

Existen, además, otros dos millones de pequeños empresarios y autónomos que también acumulan más de seis años con el mismo trabajo. Representan el 66% del empleo por cuenta propia, 20 puntos más que el de cuenta ajena. Lo que significa que el autoempleo asegura en la actualidad una mayor continuidad laboral o que el emprendimiento es la única salida. No se generan las condiciones necesarias para aumentar las nóminas, que son las que alimentan las arcas públicas de ingresos. Otra causa de reducción de la antigüedad es la dificultad en conseguir continuidad en el mismo empleo a partir de 50 años.

No hay estadísticas oficiales sobre antigüedades superiores. Ni siquiera los sindicatos tienen información alguna. Lo que es evidente es que, salvo en el sector público, es complicado encontrar carreras laborales en el mismo empleo de, por ejemplo, 30 o más años. Sólo hay que ver que las medallas del mérito al trabajo que el ministerio de Empleo entrega cada año se otorgan a las largas carreras de cotización y no al mantenimiento en el mismo empleo. Además, en estos premios no aparecen los trabajadores por cuenta ajena. Los premiados son empresarios, autónomos o directivos.

Es evidente que sectores en permanente reestructuración y ajuste, como la banca, seguros o telecomunicaciones, han apostado en los últimos años por la generalización de salidas laborales mediante ERE y bajas incentivadas que han acabado con los tradicionales refugios de la antigüedad laboral. En ese sentido, también hay que sumar la irrupción en el mercado de empresas de nueva generación relacionadas con la tecnología que aún no se han consolidado o que son víctimas de aperturas y cierres para tentar a la suerte y dar con un nicho en el mercado.

La antigüedad media en las sociedades no supera los cinco trienios, unos 15 años de vida laboral

Según reconocen en fuentes sindicales, la media de antigüedad en el sector privado no pasa de los 15 años, unos cinco trienios, y continúa en descenso. Antonio M. es uno de los privilegiados que puede decir que, con 58 años de edad, lleva 35 en la misma empresa en la que entró como simple aprendiz. Trabaja en un taller mecánico que ha pasado de padres a hijos y que ahora opera bajo una franquicia. Pero ha tenido que adaptarse a muchos cambios. Por ejemplo, además de las dos bajadas de sueldo en estos años de crisis, reconoce que su antigüedad directa se ha visto interrumpida durante unos años, cuando la empresa le obligó a hacerse “falso autónomo” y pagar sus propias cotizaciones si quería seguir prestando sus servicios. Los sindicatos confirman que se ha prodigado esta figura en los duros años de la crisis y que se mantiene.

Estas cifras no reflejan que el crecimiento económico siga por encima del 3% por tercer año consecutivo. Así, si en 2013, cuando se inició la salida de la crisis, el 51% de los trabajadores en activo acumulaba esos seis años de antigüedad, el resultado ahora es tres puntos inferior (48%). Todo ello, a pesar del aumento del empleo en más de 500.000 de personas anuales de media. Por tanto, la mejora laboral no ha servido para elevar la proporción de los que tienen más antigüedad sino para aumentar la precariedad, la rotación y la temporalidad.

Por si fuera poco, desde el punto de vista salarial, tener antigüedad sirve de poco en las empresas privadas. Según los datos del ministerio de Empleo, de los 1.761 convenios totales que se firmaron en 2016 para casi 2,8 millones de trabajadores, sólo el 59% (1.035 convenios para 1,7 de trabajadores) contemplaba la cláusula que recoge el complemento salarial por antigüedad. La reducción más significativa es en los convenios de empresa. Además, según apuntan fuentes sindicales, muchos convenios anteriores tienen congelado o suprimido este plus salarial.

El 40% de los convenios de las empresas privadas han suprimido los complementos de antigüedad en los salarios

Este efecto produce una reducción de la masa salarial que se añade a la devaluación de los sueldos. El caso es que, al no consolidarse estos complementos en las nóminas, la Seguridad Social recauda menos por cotizaciones y lo mismo sucede con Hacienda ya que minora la progresividad del IRPF.

Esta supresión de pluses, que se ha acentuado en los últimos años, viene produciéndose desde la reforma laboral de 1994, que abría la posibilidad de negociar los complementos. Los sindicatos pretendieron canjear esta remuneración, que en muchos casos supera el sueldo base, por planes de pensiones. Pero nunca se avanzó en este sentido. Ahora, se ha acentuado la corrección.

Según fuentes de la CEOE, “se sigue la tendencia de supresión progresiva ya que este plus no prima la productividad”. Los más afectados son los empleados de mayor edad que no pueden acumular años de servicio en la misma sociedad a pesar de su experiencia. Por ejemplo, en el inicio de la crisis en 2007 el 16% de los asalariados privados tenía más de 50 años. Ahora, la cifra llega al 25%. En decir, hay una mayor población en edades elevadas pero su continuidad laboral en el mismo empleo es inferior

elindependiente.com

49 total views, 7 views today

Share

“La microeconomía es inútil tal y como se enseña en los manuales”

Profesor de economía en la Universidad de Kingston, crítico postkeynesiano de la economía neoclásica y experto en la hipótesis de la inestabilidad financiera de Minsky. Es el autor de La economía desenmascarada y una de las voces que anticipó la crisis de 2007. Puedes seguirle y apoyar sus proyectos en www.patreon.com/profstevekeen. La entrevista la realizó para Sin Permiso Andrés Lomeña.

ANDRÉS LOMEÑA: En La economía desenmascarada, usted señala que la mayoría de los errores y sesgos de la escuela neoclásica son falacias de agregación. Explica, por ejemplo, que la curva de la demanda no es necesariamente decreciente, sino que puede adoptar casi cualquier forma. ¿Cuál es la crítica a la economía neoclásica más aceptada? ¿Qué reacciones ha tenido su obra?

STEVE KEEN: Tienes razón en que la mayoría de los errores de la economía neoclásica se reducen a falacias de agregación. Hay dos razones para entender por qué sucede esto. En primer lugar, los neoclásicos lo intentan derivar todo de sus elegantes fundamentos microeconómicos, que son empíricamente falsos. Sabemos por la teoría de sistemas complejos que eso no se puede hacer: “La psicología no es biología aplicada”, por citar al Nobel de Física Philip Anderson. En segundo lugar, incluso si esas inferencias fueran posibles, imposibilitaron las agregaciones al partir de una teoría subjetiva del valor.

Los jóvenes estudiantes de economía parecen estar muy influenciados por La economía desenmascarada, lo cual me halaga, ya que ellos han sido uno de mis dos objetivos principales (el otro público al que me dirigía estaba compuesto por los activistas de áreas como el cambio climático, la lucha contra la pobreza o la justicia social, enterrados con frecuencia por el discurso de los economistas). Hay una aceptación bastante extendida de mis críticas a la economía neoclásica por parte de economistas no neoclásicos, así como de mis críticas a la economía marxista por parte de no marxistas. Los neoclásicos rechazan todas las críticas excepto una que ellos mismos desarrollaron y las banalizan en lugar de tomárselas en serio. Los marxistas se comportan del mismo modo respecto a las críticas de la teoría del valor-trabajo.

Dentro de la economía neoclásica, la única crítica que han aceptado es la del llamado teorema de Sonnenschein-Mantel-Debreu según el cual no podemos derivar una curva de la demanda del mercado descendente simplemente añadiendo curvas de demanda de individuos heterogéneos que consumen bienes heterogéneos. Los neoclásicos tergiversaron la conclusión y sostienen que es válido usar un “agente representativo” o asumir que todos los individuos tienen curvas de Engel lineales y paralelas, lo que significa que se asume que todos los bienes y todos los consumidores son idénticos (curvas de Engel lineales y paralelas quiere decir que el consumo no cambia cuando cambian los ingresos, lo que implicaría que no hay bienes de lujo ni necesidades).

Es irónico que los neoclásicos hayan terminado por evitar la crítica a sus teorías asumiendo una condición que socava sus propios fundamentos. Si todos los bienes son idénticos, entonces no tiene sentido el concepto de “precios relativos”, que es una creencia cuasi religiosa. Además, en sus propios círculos están deseando admitir que algunas críticas importan (como en algunas discusiones sobre el teorema de Sonnenschein-Mantel-Debreu), pero cuando un outsider como yo señala las posibles implicaciones que tienen, simplemente te insultan. Aquí tienes algunos casos representativos que ocurrieron en 2012:

http://www.creditwritedowns.com/2012/04/banks-matter-krugmans-barter-mysticism.html

http://krugman.blogs.nytimes.com/2012/04/02/oh-my-steve-keen-edition/

http://www.debtdeflation.com/blogs/2012/04/04/krugman-apologises/

Los neoclásicos se comportan como trolls con sus críticos y esos ataques solían funcionar antes de la crisis financiera porque el público aceptaría que eran expertos y que los críticos estábamos muy mal informados. Después de la crisis global de 2008 ya no pudieron escabullirse, aunque tienden a comportarse del mismo modo.

En cuanto a las demás críticas, aquellas desarrolladas por otros economistas no neoclásicos como Piero Sraffa (más la que yo añadí sobre las falacias lógicas de la competencia perfecta marshalliana), los neoclásicos las rechazan o argumentan que han hecho cambios a la teoría que las tienen en cuenta. Respecto a mi crítica, confunden la teoría de juegos de Cournot (que es matemáticamente válida, aunque sea localmente inestable) con la de Marshall, que era la que yo estaba criticando, y ya de paso me menosprecian. Es frustrante, pero no es diferente a intentar convencer a los mormones de que el libro de los mormones es una fantasía.

A.L.: Conozco a muchos economistas que se han formado con el manual de Mankiw, que usted desaprueba. ¿Qué libro recomendaría a los estudiantes para que aprendan macroeconomía? ¿Y para la microeconomía? Le preguntaría por la mesoeconoía, pero ni siquiera tengo claro que sea un campo relevante para usted.

S.K.: Para llegar a ser economista, primero sugeriría aprender dinámica de sistemas, si es que se imparte en tu universidad, o hacer cursos básicos de matemáticas (cálculo básico y álgebra, así como ecuaciones diferenciales, incluyendo las propiedades básicas de los sistemas no lineales de tercer grado), y también estudiar historia y centrarse en los siglos que van del XVII al XIX, lo que incluirá la evolución del capitalismo (recomendaría un curso en historia económica, pero la mayoría de las universidades ya no los ofrecen). Luego lee un libro sobre la historia del pensamiento económico como el de Bruce Caldwell. Por último, puedes leer mi libro y también el de John Blatt sobre dinámica de sistemas económicos.

La microeconomía es inútil tal y como se enseña en los manuales. Es mejor leer la teoría del precio del postkeynesiano Fred Lee, que abarca setenta años de investigación empírica de las estructuras de costes de las empresas reales, lo que no guarda ninguna relación con los modelos de broma que salen en manuales como el de Mankiw.

El concepto meso es sensato. La interacción de muchas entidades diferentes genera lo que nosotros observamos como macroeconomía y la idea que implica lo meso sobre las relaciones entre los individuos y las dinámicas agregadas es significativa.

A.L.: ¿Los postkeynesianos intentan crear una economía alternativa completa?

S.K: Estamos intentando desarrollar una economía alternativa para reemplazar la neoclásica del mismo modo que Brahe, Kepler, Copérnico, Galileo y Newton desarrollaron una alternativa a la cosmología ptolemaica. El problema para lograr esa finalidad es que los postkeynesianos no comparten una teoría del valor como sí hacen los neoclásicos o, de un modo muy distinto, los marxistas, así que hay muchas disputas entre los postkeynesianos para producir una visión coherente y aceptada de la economía. Lakatos dijo que los programas de investigación científica tenían un núcleo de creencias que los definían: los neoclásicos y los marxistas lo tienen, los postkeynesianos aún no.

A.L.: ¿Cuál es su postura frente a los bienes Giffen? A propósito, no le pregunto por otros conceptos porque se escapan a mi entendimiento, así que igual le conviene publicar una versión abreviada y sencilla de La economía desenmascarada.

S.K.: El concepto de los bienes Giffen fue un intento de explicar la gran hambruna irlandesa desde una perspectiva neoclásica y son un mito: están para que parezca que la regla siempre es la curva de la demanda descendente, pero tal y como sostengo en el libro, los neoclásicos ni siquiera pueden inferirla de su propia teoría.

Tengo presión en dos direcciones opuestas: algunas personas quieren que escriba una versión simplificada y otros que publique una versión con todos los desarrollos matemáticos. Supongo que debería hacer las dos, pero el problema es dónde hallar el tiempo para hacerlas.

A.L.: ¿Qué puede anticiparnos de la tercera edición de su obra?

S.K.: Añadí muchas críticas a la macroeconomía de los neoclásicos en la segunda edición y mostré un poco de la alternativa monetaria postkeynesiana. Desde entonces, como tuve que diseñar el software de Minsky, he aprendido mucho sobre dinero y modelización monetaria, así que cambiaría sustancialmente los capítulos sobre la teoría monetaria.

También reordenaría el libro. Ya no necesito la visión general del mundo que aparece como punto de partida, ya que la crisis volvió a la gente mucho más abierta a aceptar que debían existir sesgos en la teoría económica si apenas advirtió el mayor acontecimiento económico del pasado siglo (tampoco se predijo la Gran Depresión). Empezaría con todas las cosas que son categóricamente verdaderas: las empresas dan con los costes unitarios decrecientes cuando aumentan la producción, los consumidores no maximizan la utilidad, los bancos, el dinero y la deuda son esenciales en el capitalismo, el equilibrio es algo más bien dinámico en el sentido que le dio Keynes, y así sucesivamente. Y luego abordaría las críticas.

También añadiría muchas ideas sobre la energía. He encontrado el modo de incorporarla en los modelos de producción durante el último año, y eso haría más fácil tener secciones en el libro sobre energía y ecología.

A.L.: Recomiéndenos un libro.

S.K.: Los desposeídos de Ursula K. Le Guin. Es una historia de ciencia-ficción, lo que permite a la autora explorar conceptos que serían muy difíciles de imaginar en un plano más realista. La novela es magnífica.

A.L.: Una película.

S.K.: Los héroes del tiempo de Terry Gilliam. Una comedia fantástica y descabellada al estilo Monty Python.

A.L.: ¿Paul Krugman o Stiglitz?

S.K.: Stiglitz. Al menos Joe sabe que hay alternativas al DSGE [equilibrio general dinámico estocástico] y al modelo IS-LM.

A.L.: Díganos algo positivo sobre el euro.

S.K.: El diseño de los billetes está muy bien. Cuando se vuelvan obsoletos y las economías europeas vuelvan a las monedas nacionales que nunca debieron abandonar, los viejos euros serán útiles para decorar o empapelar.

A.L.: ¿Qué le viene a la mente cuando escucha hablar sobre la teoría monetaria moderna?

S.K.: Muchas cosas, aunque sobre todo la importancia de tener una comprensión realista de la creación del dinero. Es absurdo que la escasez sea lo más fácil del mundo para crearlo, pero también es importante tener más de una perspectiva en economía. La TMM te permite entender algunas cosas sobre la creación de dinero y sobre la ausencia de restricciones monetarias en el gasto gubernamental. En cambio, no te permite comprender las complejas dinámicas de una economía capitalista. Para eso necesitas conocimientos en sistemas dinámicos y complejos.

A.L.: ¿Qué opina de una Renta Básica Universal?

S.K.: Estoy a favor por varias razones. La principal es que asumo que la robótica y la inteligencia artificial reemplazarán la mayoría de trabajos productivos actuales, trabajos que estén directamente relacionados con la creación de bienes y servicios reales. Muchos trabajos, por no decir la mayoría, merecen la caracterización que David Graeber acuñó: trabajos de mierda. Alrededor del ochenta por ciento del empleo actual no produce ningún resultado físico y algunas actividades están asociadas a la creación de deuda.

Muchos postkeynesianos apoyan el Trabajo Garantizado antes que una Renta Básica Universal basándose en que sería más eficaz que dar un salario. Creen que los ciudadanos se volverían perezosos si no se les pide que trabajen para vivir. Yo creo que esa visión es tremendamente puritana (veo a gente muy ocupada con el baile, los deportes o la creación artística).

A.L.: ¿A cuál de estos economistas prefiere? Jean Tirole, Oliver Hart y Richard Thaler.

S.K.: Richard Thaler, Oliver Hart y con una puntuación muy negativa, Jean Tirole.

A.L.: ¿Se atreve a pronosticar quién ganará el Nobel de Economía en 2018? ¿Paul Romer?

S.K.: Mi predicción es que será alguien ligeramente a la izquierda del centro del tablero económico que trabaje en el territorio fronterizo del pensamiento neoclásico. Pero sí, Romer si intentaran una especie de redención tras la crisis financiera global, una expiación del estancamiento secular. Si se lo dan a alguien como Summers vomito…

Profesor de economía en la Universidad de Kingston. Le fue concedido el Premio Rovere de teoría económica por la capacidad de sus modelos matemáticos dinámicos para predecir la crisis financiera de 2008.

48 total views, no views today

Share

El análisis ‘negro’ de los economistas independentistas si Cataluña salía de la UE

Un informe intervenido por la Guardia Civil en casa del exjuez y exsenador Santiago Vidal dibujaba un panorama negro para España, Europa, bancos y multinacionales si Cataluña no seguía en la Unión Europea y si no era admitida de inmediato en el Espacio Económico Europeo, al que esperaban que se les permitiera unirse igual que lo están Noruega, Suiza, Islandia o Linchtenstein.

En el citado documento, realizado por “Economistas por la Independencia”, se ponían ejemplos concretos de los perjuicios que tendrían empresas como Repsol, Volkswagen o Nissan si se dificultaba el comercio. El texto también decía que la UE necesitaba que Cataluña permaneciera en la zona euro para evitar que Caixabank o Banco Sabadell desestabilizaran Europa y la moneda única.

En el caso de la petrolera Repsol, se argumentaba que tiene una refinería en Tarragona, a la que llega el petróleo por mar para ser transformado en gasolina que luego es distribuida al resto de España por camiones cisterna, por lo que creían que si se establecían aranceles, la “primera perjudicada” sería Repsol, así como las gasolineras y los usuarios españoles. Y añadían que esto mismo ocurriría con muchas empresas españolas que tienen plantas en Cataluña.

Pero, según estos economistas, Cataluña tendría otras ventajas por su posición geográfica, como la de ser una de las principales salidas de España hacia Europa. En base a este argumento, se preguntan si a España y a Francia les interesa implantar aranceles o desviar todo el tránsito por Irún. De hecho, apuntan jocosamente sobre la posibilidad de que las mercancías salieran por la frontera de Aragón con Francia: “¡pero si no tiene conexión con autopistas o el ferrocarril francés!”.

Añaden, como ventajas para Cataluña, que esta región es un “mercado importantísimo para las empresas españolas”. “Si Cataluña queda fuera del Espacio Económico Europeo y los productos españoles tienen que pagar aranceles, verían gravemente perjudicada su exportación al mercado catalán” y los perjuicios para las empresas españolas “serían muy graves”.

Exportaciones de motor

Pero los perjuicios no serían sólo para España, también lo serían para la UE, según este documento, que recuerda que la mayor parte de las exportaciones de Cataluña corresponde a las multinacionales instaladas en su territorio. Pone el ejemplo de que el 75 por ciento de la producción de Seat-Volkswagen, en Martorell y de Nissan, en Barcelona, se destina a la exportación. Y el 90 por ciento de la producción de Novartis, también.

A esto se suma el hecho, según apunta el texto, de que las multinacionales ubicadas en Cataluña forma parte de la red industrial europea y menciona que el Audi Q3, que se fabrica en la planta de Martorell, comparte plataforma con otros modelos de Volkswagen. Añade que este ejemplo sirve para Nissan y para cualquier sector. La conclusión de estos hechos fue que “los países matriz de las multinacionales no permitirán que se perjudique a sus empresas”.

Sin embargo, ninguno de estos escenarios que dibujaba el citado estudio se ha cumplido. De hecho, tras el referéndum ilegal de independencia del 1 de octubre comenzó un éxodo de empresas desde Cataluña que ha supuesto el traslado del domicilio social de más de 2.000 sociedades, de las que más de 1.000 han cambiado también el domicilio fiscal. Los primeros en anunciar que cambiaban de sede fueron los bancos: el Banco Sabadell, que se ha domiciliado en Alicante, y la Caixa, en Valencia.

Permanencia en el euro

Los autores del informe también analizaban cuál debía ser la moneda de la República catalana y concluían que era posible utilizar el euro como moneda sin pertenecer a la zona euro, al igual que sucede con Montenegro o Andorra.

Además, se mostraban convencidos de que la UE “necesitaba” que Cataluña siguiera en la zona euro y llegaban a afirmar que el nuevo Estado sería “un garante de la moneda única” porque es una economía abierta al comercio internacional, institucionalmente estable y es sinónimo de estabilidad política del sur del continente.

Y, añadían que, dado que la industria multinacional no quiere “riesgo cambiario”, Cataluña permanecería en el euro porque: una devaluación podría alterar el valor de los activos de las grandes empresas en Cataluña; las multinacionales necesitan la misma moneda en sus factorías de la zona euro y los bancos catalanes, Caixabank y Banco Sabadell, son “sistémicos” a escala europea, lo que significa que si tienen problemas podrían desestabilizar toda la zona euro. Finalmente, alegaban que a los acreedores de la deuda les interesaría que Cataluña no saliera del euro.

Cataluña, como Bélgica o Suiza

El citado trabajo encontrado en el ordenador del exjuez Santiago Vidal comienza explicando que Cataluña tiene una dimensión como las de los países más prósperos de Europa -entre los que cita a Bélgica, Suiza, Dinamarca o Noruega- y con un PIB por habitante de 27.298 euros, superior al de la media de la UE que sitúa en 25.700.

Sigue explicando que los tratados de la UE no han previsto “específicamente” un proceso de libre determinación de un pueblo que forma parte de un Estado miembro. Pero sí citan parte de otros artículos de la Carta de Naciones Unidas para defender el principio de la libre determinación de los pueblos.

En este contexto, exponen los distintos escenarios a los que se pueden enfrentar con la UE: Permanencia, adhesión rápida, adhesión ordinaria o exclusión temporal. Y ya prevén alternativas a la “no integración rápida”, como serían un acuerdo bilateral con la UE; la continuidad en el Espacio Económico Europeo a través del EFTA y al espacio Schengen y la firma de acuerdos de libre comercio o uniones aduaneras con terceros estados.

En ese análisis se incluyen las ventajas de pertenecer al Espacio Económico Europeo, en el que además de los estados de la UE se encuentran Islandia, Liechtenstein y Noruega y cuentan con libertad de circulación de mecancías, de personas, capitales y servicios. También explican las ventajas de la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA), en la que también están Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza y destacan la ventaja que tiene este acuerdo porque hay libre circulación de mercancías, no se reciben subvenciones, pero tampoco se paga por pertenecer a él.

Pero hay un apartado en el que se preguntan cuál es el escenario más probable y concluyen que la UE no prevé un supuesto como el que plantea Cataluña, pero que “tradicionalmente” ha adoptado una actitud “extremadamente flexible” y “pragmática” a la hora de dar solución a los problemas imprevistos. Y ahí es donde introducen el ejemplo de Eslovenia.

El mayor contribuyente neto de la UE

En otra parte del informe se pone de manifiesto que para Cataluña sería una ventaja no tener que contribuir a la UE, incluso sitúa a esta comunidad autónoma como la que más aportación neta realiza a la UE en un gráfico comparativo. Es más, afirma que Cataluña “podría destinar los fondos que ahora van a la UE a subvencionar directamente lo que crean más conveniente”.

La explicación que hace es la siguiente: España aporta 13.083 millones de euros a la UE; de esa cantidad, Cataluña aportaría a la UE 2.600 millones y recibe 311,2 millones de la PAC y 211,6, de los fondos FEDER, FSE, FEADER, FEP i Fons de Cohesión.

Pero si Cataluña estuviera fuera de la UE, no aportaría nada y no recibiría nada con lo que, concluyen, el resultado para el nuevo Estado sería positivo en 2.600 millones de euros porque, alegan “Cataluña aporta 5 veces lo que recibe de la UE”.

eleconomista.com

26 total views, no views today

Share

Fundación Airbus potencia en España la iniciativa Flying Challenge

Las oportunidades laborales que los alumnos de hoy encontrarán mañana en el mercado de trabajo están vinculadas con los estudios que realice. Decidir qué estudiar y de qué se quiere trabajar no es una tarea fácil. Requiere, primero, conocer las propias destrezas, las preferencias e incluso los rasgos de personalidad. Y, también, las salidas profesionales a las que conduce un tipo de estudio u otro.

Para ayudar a los alumnos de tercero y cuarto de ESO a orientarse sobre su futuro, Airbus Group, a través de la Fundación Airbus, viene desarrollando la iniciativa Flying Challenge. Se trata de un programa transnacional que surgió en 2012 en Toulouse (Francia) y Wichita (EE UU) con el objetivo de ayudar a los jóvenes de los centros educativos cercanos a las plantas de Airbus a encontrar su vocación.

Fuera del aula

En tres momentos en el año formadores, voluntarios y alumnos salen del instituto. En la inauguración, “este año en Getafe lo hemos celebrado en el Museo de la Ciencia de Alcobendas; suele estar siempre relacionado con el entorno industrial y de la ciencia”, subraya López Medina. En la feria de carreras se visitan las instalaciones de Airbus y allí los voluntarios preparan estands para explicar cómo es su profesión. Y finalmente, al cierre, donde los jóvenes presentan sus proyectos.

“El objetivo del programa es el de orientar y ayudar a los chavales a encontrar su auténtica vocación. Y animarles a que hagan lo que más les gusta y a que, con el esfuerzo y apoyo de los voluntarios, sigan estudiando. Y el momento idóneo para hacerlo es en 3o de ESO, porque es cuando empiezan a elegir sus opciones académicas”, explica Jesús López Medina, embajador de Flying Challenge en España y responsable en la planta de Getafe de Airbus Operaciones.

La iniciativa se empezó a desarrollar en España en el curso 2013-2014 en un instituto de Getafe, próximo a la planta de Airbus en la localidad madrileña; en 2014 se introdujo en un instituto de Puerto Real, en Cádiz, y este año se ha empezado en otro centro educativo de El Puerto de Santa María, también en Cádiz, próximos ambos a factorías de Airbus. “Las tareas de voluntariado y acción social empiezan de abajo arriba. Se empieza por un instituto y después se intenta extender a partir de ahí”, apunta López Medina. La idea es introducirlo también en centros educativos de Sevilla e Illescas (Toledo), donde la compañía tiene plantas de producción.

Flying Challenge es un programa que comprende todo el curso escolar, divido en cinco módulos y que se imparte en las horas de tutoría que ceden los institutos. Durante el curso se trabaja en la motivación y la participación; las destrezas de trabajo en equipo y de comunicación; el emprendimiento, donde se potencia la confianza en uno mismo; se invita a los alumnos a que elijan un proyecto y a desarrollarlo por equipos, y finalmente se les enseña a una evaluación del proceso y a una presentación.

“Lo que se trata es de acompañar al alumno inspirándolo en metodologías que no forman parte del programa educativo normal, sino que son metodologías que en algunos casos son de emprendimiento social, skills de trabajo en equipo, de planificación”, subraya el embajador de la iniciativa. “Y después exponemos a lo largo del curso los distintos tipos de profesiones que tenemos en la empresa, donde no todos son ingenieros. Es la realidad de la diversidad dentro del trabajo”, señala.

Los cursos están impartidos por voluntarios de Airbus y para su desarrollo cuentan con diversas entidades colaboradoras. En España hay 60 voluntarios, “elegidos dentro de la fábrica buscando diversidad de género, de edad y profesión. Son personas de taller, ingenieros y operarios de producción, lleven 30 años en la empresa o acaben de entrar”, precisa López Medina.

Al final del curso se realiza una evaluación en colaboración con el claustro de profesores, con el seguimiento de indicadores que se pueden medir: el 93% de los participantes manifiesta que quiere acabar la educación secundaria; el 94% conoce muy bien las opciones de formación, y casi el 70% dice que gracias a este proyecto han descubierto nuevas opciones. “Además, los datos del último curso en Getafe, que tenía una tasa de repetidores del 20%, este año está en el 5%. Creemos que en algo hemos contribuido a bajar esa tasa. No es un problema de capacidad, sino un problema de motivación”, sentencia López Medina.

cincodias.com

64 total views, no views today

Share

Los españoles pagan 4.750 millones de euros por un mecanismo de emergencia que no se usa

La Secretaría de Estado de Energía modificará el denominado mecanismo competitivo de interrumpibilidad creado en 2008, por el cual los residentes en territorio español han abonado 4.746 millones de euros extra en sus recibos de electricidad: 508 millones en 2015, otros 503 millones en 2016 y 525 millones este año.

El sistema paga a las industrias que más electricidad consumen para que se desconecten en casos de emergencia o de exceso de demanda, asegurando así el suministro eléctrico ininterrumpido para los españoles. Una subasta fija la cantidad que hay que abonar a esas compañías independientemente de que se ejerza esa opción, con lo cual perciben una cifra pactada… que abonan los consumidores.

Se trata de un recurso que es de “reducido uso efectivo” en función del “elevado coste del servicio”, según indica el informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que propone reformar esa interrumpibilidad, documento que sustituye los datos concretos por la etiqueta ‘Confidencial’.

Central térmica de Puentes de García Rodríguez, La Coruña, España / Wikipedia / PepedoCouto

Algunos medios estiman que se ha utilizado cinco horas en los últimos 10 años, repartidas en dos ocasiones: la primera, en junio de 2016; la segunda, el pasado octubre. Además, ambas se habrían producido por averías, no por exceso de demanda.

En cuanto al servicio de interrumpibilidad en sí mismo, el Ministerio de Energía contempla hacer los siguientes cambios.

Novedades del mecanismo de interrumpibilidad

  • Aplicar también criterios económicos. Hasta el momento, solo preveía motivos técnicos: una avería o por un exceso de demanda. A partir de ahora, también se pondrá en marcha si resulta más económico que la alternativa cuando se producen grandes aumentos de precios.
  • Reducir el tiempo de preaviso. Se elimina la opción de dos horas, mientras que permanecen la instantánea y el preaviso de 15 minutos.
  • Imputar el coste de las subastas a los participantes que resulten adjudicados. De esta manera, el procedimiento será más parecido al del resto de subastas de electricidad y gas.
  • Mejorar la información sobre el cumplimiento de los requisitos.

    Central hidroeléctrica en la presa de Alcántara, Cáceres, España / Wikipedia / Alonso de Mendoza
  • Debido a la sequía actual, excluye a las centrales hidráulicas de manera temporal, aunque la CNMC discrepa en cuanto a la aplicación de medidas transitorias.

La CNMC se siente “menoscabada”

En el informe que publicó este mes, la CNMC se congratuló de que se aborde una reforma que solicita desde hace tiempo, pero indicó en dos ocasiones que el hecho de que la Secretaría de Estado de Energía haya tomado esta medida antes de recibir su análisis “condiciona” y podría llegar a “menoscabar” su función como “órgano consultivo”.

En años anteriores, la Sala de Supervisión Regulatoria de la CNMC ya se manifestó sobre la necesidad de reformar el mecanismo de interrumpibilidad vigente porque considera que el cálculo de las necesidades de potencia interrumpible “no está justificado”, como “ha demostrado el reducido uso de este servicio”.

Este coste contrasta con la subida en los precios de la luz que ha sufrido España en los últimos meses. El mayor pico se produjo el 23 de octubre y, en total, ese mes el recibo se encareció un 7%.

rtactualidad

65 total views, no views today

Share