El sueldo de 1,3 millones de trabajadores subirá a 1.050 euros al mes en enero

Ministerio de Trabajo y Seguridad Social ha identificado por primera vez cuántos trabajadores exactamente se verán afectados por la subida del salario mínimo interprofesional a 1.050 euros al mes (900 euros si se reparte en catorce pagas en lugar de en doce), que entrará en vigor el próximo 1 de enero. Se trata de 1.327.000 trabajadores asalariados que en la actualidad cobran menos que esa cantidad, según ha anunciado hoy el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado.

Así, con este incremento, que saldrá adelante aunque no haya presupuestos porque se aprobará en un decreto antes de fin de año, el salario mínimo legal pasará de 735,9 euros al mes a los citados 900 euros al mes en catorce pagas o 1.050 en doce pagas, un incremento del 22% en un solo año, que ha levantado las protestas de las empresas.

Trabajo ha detectado también dónde están empleados estas personas. En concreto, el 20% trabaja en el comercio y la reparación de vehículos y motocicletas; el 14% en adtividades administrativas y empresas de servicios (limpieza, seguridad etc.); el 11% en hostelería; y el 7,7% en otros empleos del sector servicios. El resto, trabajan para otros sectores como el sanitario y los servicios sociales, el sector público, las actividades científicas y técnicas, la educación y la industria.

Además, el estudio de las bases de cotización de estos trabajadores que ha realizado la Seguridad Social indica que el 57% de los trabajadores que se beneficiarán de este incremento del salario mínimo serán mujeres y el 43% hombres.

Casi la mitad de estos trabajadores que verán incrementar sus salarios (el 48%) tiene un contrato de trabajo a jornada completa. Mientras que el 40,5% son trabajadores a tiempo parcial que verán incrementado su sueldo proporcionalmente según las horas que trabajen.

Pero a este colectivo de 1,3 millones de asalariados, Trabajo suma otros 700.000 trabajadores de los regímenes especiales de la Seguridad Social de Empleados del Hogar y Agrario, que también verán incrementadas sus pagas mensuales, pero en este caso, de forma también proporcional a las jornadas y horas efectivamente realizadas.

Además, el aumento del salario mínimo producirá lo que Granado y los expertos laborales denominan un “efecto arrastre”. Esto consiste, según el responsable de la Seguridad Social en que “si a un trabajador se le sube, por ley, el 22% su salario, el trabajador de al lado dirá que no quiere una subida del 0,5% sino del 2% o más, y se lo van a tener que subir”, ha augurado Granado.

En este caso, contabilizando este efecto arrastre los beneficiados, de las escalas salariales inmediatamente superiores a la mínima en su mayoría, se elevarán a unos 2,5 o 3 millones de personas, según los cálculos oficiosos de Trabajo.

¿Cuánto va a costar esta medida? La Seguridad Social ha cuantificado que aumentará sus ingresos en 1.500 millones de euros, provenientes de aplicar todas las cotizaciones (por contingencias comunes, contigencias profesionales y desempleo) a la nueva cantidad mínima de 1.050 euros al mes de las bases mínimas de todos los grupos de cotización.

En cuanto al coste para el empresario, los cálculos del profesor de economía aplicada de la Universidad Juan Carlos I, Miguel Ángel García, apunta a que, con este nuevo salario mínimo, el coste laboral de las empresas se elevará en un solo año en casi 4.000 millones de euros, de los que los trabajadores beneficiados recibirán unos 2.850 en aumentos salariales.

Granado respondió a las quejas empresariales por este incremento de costes diciendo que “la preocupación de los empresarios” es “su alborozo” por el aumento de ingresos de la Seguridad Social.

Pero no todos los efectos serán positivos. Este incremento salarial provocará probablemente algunas pérdidas de empleo en las empresas. Si bien desde Trabajo aseguran que dicha destrucción de empleo provocada por este fuerte incremento del salario mínimo se limitará al “sector agrario”. Por ello, Granado ha anunciado que su departamento ya está en contacto con los empresarios de este sector para ver cómo mitigar este efecto.

cincodias

Share

La banca compensará gastos subiendo 13 euros al mes las hipotecas

El culebrón judicial y legislativo surgido en España en torno a los gastos hipotecarios concluyó con un Real Decreto que obliga a los bancos a pagar el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD), cuyo importe hasta ahora asumía el cliente, y con una reforma de la ley hipotecaria que contempla que las entidades financieras se hagan cargo también de los gastos de escritura, de notaría y de gestoría ligados a estos préstamos. Es decir, todos excepto el de tasación.

Eso sí, tras el última decisión del volátil Tribunal Supremo parece que dicho cambio no se aplicará con carácter retroactivo sino solo a las nuevas hipotecas que se firmen desde la entrada en vigor de la ley, que previsiblemente serán más caras. Así lo defienden la mayoría de expertos al señalar que el sector al completo acabará repercutiendo estos costes en los hipotecados con una subida de los tipos de interés de las hipotecas.

El cálculo del incremento medio que los bancos deberían realizar para compensar el polémico impuesto y los gastos apunta a que apenas superaría los 13 euros al mes o los 21 puntos básicos en los tipos. Este incremento eliminará el ahorro que las medidas tomadas suponen para el cliente o incluso elevará la cantidad a amortizar, pero difícilmente desincentivará la adquisición de viviendas en plena expansión del mercado inmobiliario.

Dado que el BCE se comprometió en junio a mantener los tipos de interés oficiales al 0% hasta, al menos, después del verano de 2019, este incremento de 13 euros de media en las mensualidades no estropea las propicias condiciones de financiación actuales. Estos son uno de los factores que están sosteniendo un elevado ritmo de crecimiento de los precios del mercado de la vivienda en los últimos cuatro años -tanto en las compraventas como en el alquiler y sobre todo en las principales ciudades y destinos turísticos-, junto con la recuperación de la demanda por las mejores condiciones económicas, con una oferta contenida por la acumulación de viviendas en las carteras de los bancos y los fondos de inversión, con la desregulación que permite obtener elevadas rentabilidades con el arrendamiento turístico y con el recorrido que las capitales españolas todavía tienen hasta alcanzar a las metrópolis europeas que se encuentran en momentos del ciclo más maduros, como Londres, París, Berlín o Múnich.

Descárguese la última revista de Inversión a fondo

Para una hipoteca media -acorde con los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE)-, un incremento entre 17,2 y 25,5 puntos básicos de los tipos de interés bastaría para cumplir el supuesto objetivo de la banca de trasladar los gastos al cliente. Si el tipo de interés medio se situó en agosto en el 2,62%, significaría aumentarlo hasta entre el 2,792 y el 2,875%, según el gravamen máximo y mínimo del Impuesto de AJD en las distintas comunidades autónomas -va de los 1.500 a los 3.000 euros aproximadamente en total- y tomando los gastos de escritura, de notaría y de gestoría que recopila el portal de vivienda Idealista. Según el mismo cálculo, la subida de la mensualidad media sería de entre 10,68 y 15,89 euros, quedándose entre los 583,7 y 588,98 euros. La hipoteca media que describen los últimas cifras recogidas por el INE es por un capital de 122.424 euros, con un tipo de interés del 2,62% y a un plazo de 24 años, lo que introducido en la calculadora orientativa del Banco de España eleva la mensualidad que recae sobre el cliente a 573,09 euros.

“Todavía es pronto para saber qué estrategia seguirán los bancos, pero lo más lógico es que traten de recuperar el coste del impuesto y de los otros gastos de hipoteca que tendrán que abonar en cuanto se promulgue la nueva ley hipotecaria, encareciendo sus productos, ya sean las hipotecas u otros como los créditos al consumo o las cuentas”, explica el equipo de expertos del comparador de productos financieros HelpMyCash.com, que considera que, “al mismo tiempo, las entidades tratarán de seguir siendo competitivas”.

“Desde algunos colectivos se pide a la banca que no suba los precios de las hipotecas, pero difícilmente dejará de repercutir el pago de estos gastos en los préstamos”, observa Juan Villén, responsable de Préstamos de Idealista, quien asegura que si no lo hacen “el riesgo de no ganar dinero -o perderlo- con la concesión de hipotecas que se cancelen pronto, o que se firmen a un plazo corto, sería claro”.

“Por ahora, los bancos han preferido no empeorar las condiciones de sus hipotecas, al menos sobre el papel, y algunos incluso las han mejorado: Pibank y MyInvestor asumen todos los gastos de constitución, CaixaBank le paga la tasación al cliente, Bankia ofrece un mejor interés a los que cobran un mínimo de 1.200 euros… En consecuencia, seguramente habrá que esperar unos meses para ver si finalmente las entidades deciden encarecer sus productos o no”, concluyen desde HelpMyCash.com. “En cualquier mercado donde hay libre competencia, los precios suelen estar bastante ajustados, y en las hipotecas los bancos ya están cerca de tocar hueso, por lo que es posible que, de aquí a final de año y por aquello de cerrar el ejercicio cerca de objetivos, algunos bancos no muevan ficha, pero en cuanto se promulgue la nueva ley hipotecaria, seguramente en enero, veremos subidas generalizadas”, añaden desde Idealista.

eleconomista

Share

Hacienda también devolverá el IRPF por las bajas de paternidad

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha avanzado este jueves que los padres que hayan cobrado permisos de paternidad en los últimos cuatro años también podrán reclamar la devolución del IRPF, igual que ocurrirá con los permisos de maternidad.

En declaraciones a los medios tras participar en la presentación del Sorteo de la Lotería Nacional con motivo del 40 aniversario de la Constitución, Montero ha señalado que se devolverá las cantidades retenidas indebidamente tanto a los permisos de maternidad como a los de paternidad.

La ministra ha señalado que se está ultimando la fórmula para efectuar las devoluciones, relativas a los periodos no prescritos, es decir, los últimos cuatro años, y ha confiado en que pueda explicarse el procedimiento la próxima semana.

El pasado mes de octubre, el Tribunal Supremo declaró exentas del pago del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) a las prestaciones por maternidad percibidas de la Seguridad Social, lo que beneficia tanto a quienes las cobren a partir de ahora como a quienes las recibieron en los últimos cuatro años, que es el periodo no prescrito.

Montero ya cifró entre 1.100 y 1.200 millones de euros el impacto de las devoluciones, si bien en ese momento sólo se refería a las de maternidad.

Ahora, la ministra amplía la exención de IRPF a los permisos de paternidad, con las consiguientes devoluciones, que para los ejercicios 2014 a 2017 beneficiará a 938.584 padres, de acuerdo a los datos de la Seguridad Social.

Solo en los nueve primeros meses del año, la Seguridad Social abonó 190.053 prestaciones de paternidad, por un importe total de 308,6 millones de euros.

La prestación por paternidad, al igual que las de maternidad, es equivalente a la totalidad del salario, se abona directamente por el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS). Este permiso es independiente del de maternidad y compatible con el disfrute compartido cuando es cedido por la madre.

El permiso de paternidad era de quince días hasta inicios de este año, cuando se amplió a cuatro semanas para después pasar, a partir de julio, a cinco.

 

Share

Los videojuegos facturan el doble que el cine y sextuplican a la música en España

La industria de los videojuegos en España está viviendo uno de sus mejores momentos en términos de facturación y empleo. Este 2018, mantiene más de 8.700 puestos de trabajo y el pasado año generó 1.359 millones de euros, un 17% más que en 2017. La Asociación Española de Videojuegos (AEVI) prevé un crecimiento similar en el presente ejercicio.

España se ha posicionado como el noveno país con mayor consumo de videojuegos en el mundo, solo por detrás de China, Estados Unidos, Japón, Alemania, Reino Unido, Corea, Francia y Canadá, de acuerdo con Newzoo, un portal especializado en el entretenimiento digital. No deja de resultar igual de llamativo que los videojuegos sigan siendo la primera opción de ocio elegida por los españoles o, al menos, es donde más dinero gastan. El pasado año más que duplicó la facturación del cine (597 millones) y multiplicó por seis la de la música (232 millones).

Por otro lado, el 63% de las empresas afincadas en España reconocen tener problemas para encontrar personal cualificado. Los perfiles de trabajadores para la industria son variados. Deusto Formación cuenta con más de 180 alumnos matriculados y en su mayoría se especializan en diseño y desarrollo. En total, ya son más de 58.000 estudiantes los que han salido de esas aulas, pero, a pesar de todo, la industria sigue teniendo problemas para encontrar mano de obra adecuada.

Barcelona, por su parte, se ha posicionado durante los últimos años como un lugar atractivo para la industria, tanto a nivel nacional como internacional. Su ubicación geográfica y el ecosistema creado en la Ciudad Condal son los principales pilares que están haciendo crecer al sector de los videojuegos en la Ciudad Condal. De hecho, la startup catalana Social Point ha sido comprada por la compañía estadounidense Take-Two Interactive por 276 millones de dólares.

Barcelona, además, ha sido escogida por grandes empresas y estudios de desarrollo de videojuegos a nivel internacional para establecer sus oficinas. Ubisoft, Gameloft, King, Zeptolab, Scopely y Riot Games, son solo algunas de las compañías ubicadas en la Ciudad Condal.

libremercado

Share

Galán, Entrecanales y Starace se unen para pedir un precio para las emisiones de CO2 global

Un grupo de 50 grandes empresarios, entre los que figuran los presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, el presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales y el consejero delegado de Enel, Francesco Starace, han decidido hacer pública una carta abierta a los líderes mundiales en la que exigen la creación de un precio global para las emisiones de carbono justo antes de la celebración de la próxima Cumbre de Cambio climático.

En la misiva, firmada junto a otros 47 líderes mundiales de los negocios, se muestran comprometidos con la acción climática. “Estamos listos para una actuación rápida que ayude a proponer y desarrollar una acción más ambiciosa para hacer frente a los retos y cambios que supone el cambio climático y conseguir los objetivos de París de 2015. Sabemos que es posible”.

En 2015, una Alianza de CEO para el Clima -un grupo informal al amparo del World Economic Forum- ya pidió a los Gobiernos una mayor ambición para cumplir con los objetivos de desarrollo sostenible de ONU.

Cuando el Acuerdo de París fue ratificado se ratificaron estos mismos compromisos y desde entonces colectivamente el grupo de firmantes han reducir un 9 por ciento sus emisiones. Pese a esto, los líderes recuerdan que los niveles de emisiones se mantienen históricamente altos y por ello piden que se imponga un precio para las emisiones de CO2 global, que se estimule las inversiones bajas en emisiones y se apueste por desarrollar herramientas que influencien socialmente la demanda de soluciones bajas en emisiones.

Entre los firmantes de esta carta figuran también los máximos responsables de ABB, Accenture, Engie, HSBC, Vestas, Schneider Electric, Unilever, Orsted, LafargeHolcim, ING, Jinko Solar, Heineken, Deutsche Post, Carlsberg, BT Group, Axa, Basf, entre otros

eleconomista

Share

España, Italia y Reino Unido son los únicos países en los que el salario se ha reducido en el último año

La recuperación económica en España no ha estado alineada con el aumento de los salarios que en los últimos diez años han decrecido un 4%, una disminución que en el último año tuvo una caída del 1,8%, según un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en el que se deja claro que ese retroceso no tiene nada que ver con una caída de la productividad que, sin embargo, crece.

“La productividad crece en España y eso supone que está en condiciones de elevar los salarios“, explicó el director de la Oficina de la OIT en España, Joaquín Nieto, quien agregó que el aumento del salario mínimo –algo que propone el Gobierno- “corregiría esa situación de desproporción entre productividad y aumento de salarios, permitiría corregir la brecha de género y aliviaría la situación de muchos hogares”.

El salario nominal en España entre 2016 y 2017 aumentó solo en 2 euros, pasó de 1.898 promedio mes a 1900 euros por mes. No obstante, si se tiene en cuenta el crecimiento del nivel de vida se produjo un crecimiento negativo del 1,8%.

España es el único país, junto con Alemania y Reino Unido, en el que los salarios cayeron en el último año. No obstante, a nivel mundial el crecimiento en el 2017 se situó en un1,8%, el más bajo desde hace diez años.

Las mujeres cobran un 15% menos

En cuestión de género, España se sitúa en la parte media alta de la tabla (décima posición) de los 30 países con mayores ingresos, por detrás de Bélgica, el país donde la brecha es menor (6%) y por delante de Corea, el país con la mayor brecha (28%). No obstante, las mujeres en España todavía cobran un 15% menos por hora que los hombres y “sin un motivo aparente”, según el informe.

Una brecha que va desde el 10% en los niveles más bajos de la distribución –donde hay más mujeres trabajando- hasta el 18% en los niveles más altos en los que la diferencia de mujeres y hombres trabajando se sitúa en un 20% y 80%, respectivamente. “Se ha estudiado sobre un millón de empresas del mismo sector y se ha constatado que cuando había más mujeres el salario era inferior que cuando había más hombres, y la productividad era la misma”, precisó Joaquín Nieto.

Por otra parte, según el documento la mujer en España “desaparece” del mercado laboral a partir de los 30 años y no vuelve, debido a la maternidad y la falta de políticas públicas que faciliten ese retorno. “En el resto de países, la mujer tiene una participación similar al hombre hasta los 29 años, entonces deja el mercado, pero a partir de los 39 vuelve. En el caso de España esa tendencia a la baja se mantiene”, precisó Nieto.

A nivel global, la brecha de género provoca que el salario de las mujeres sea un 20 % inferior al de los hombres.

elperiodico.com

Share

Toma nota, Valerio: así es Geroa, el plan B que garantiza las pensiones en Euskadi

Jon, un trabajador de una mediana empresa del sector metalúrgico de la comarca guipuzcoana del Goierri acaba de jubilarse a los 65 años después de casi 40 años de cotización a la Seguridad Social. Su salario neto a la hora de jubilarse es de 14 pagas de 1.748,15 euros. Su pensión será de 1.242,97 euros, también en catorce pagas. Pero desde el año 1996, Jon tenía un plan de ahorro para su jubilación en la Entidad de Previsión Social Voluntaria (EPSV) de empleo, Geroa, por la que ha venido aportando, al 50% con el dueño de la empresa en la que trabajaba, una media de 66 euros mensuales.

Todo esto le ha supuesto un patrimonio suplementario de 37.135 euros, gracias a los cuales complementará su pensión, hasta el momento de su fallecimiento, con otras 12 pagas de 182 euros (equivalente a 14 pagas de 156 euros) Así, su pensión total es, a día de hoy, de 1.400 euros. Su poder adquisitivo a la hora de jubilarse apenas se verá reducido en 350 euros en cada una de sus mensualidades respecto a lo que cobraba cuando estaba en activo. Si en el País Vasco, para ser más exactos en Guipúzcoa, no hubiera existido este sistema que fue creado hace 22 años por la patronal Adegi y los cuatro sindicatos mayoritarios, ELA, LAB, UGT y CCOO, y al que están adscritos, por convenio, 108.000 trabajadores de 21 sectores de actividad diferentes, su pérdida de poder adquisitivo sería hoy, a la hora de jubilarse, de 505 euros y solo dispondrían de su pensión pública por la que cobrarían únicamente el 69% de su último sueldo.

Estos datos sirven como ejemplo de las ventajas que tiene para el trabajador que lo suscribe el denominado ‘sistema vasco de pensiones’ que el Pacto de Toledo, ahora que se buscan denodadamente fórmulas para lograr la sostenibilidad del sistema público de pensiones en nuestro país, prevé recomendar que se extienda a toda España. “Nosotros no hemos inventado nada”, asegura Eduardo García Uriarte, gestor de Geroa, “simplemente hemos copiado lo que se hacía en Noruega, Holanda, Suecia… Y hemos adaptado el modelo, tras la decisión de tomaron en su día, en 1996, trabajadores y empresarios de Guipúzcoa, a nuestra situación específica”. Pero, ¿es extensible este sistema complementario de pensiones al resto de España? “Yo creo que sí”, considera García Uriarte.

Pero, ¿qué son y cómo funcionan las EPSV de empleo vascas para ser tomadas como un modelo de referencia? Los Planes de Pensiones y las EPSV tienen la misma finalidad: complementar la pensión pública. Sin embargo, existen algunas diferencias entre ellos, ya que las EPSV son un instrumento propio y específico del País Vasco que está regulado por la normativa emanada del Parlamento y Gobierno vascos. Las EPSV tienen personalidad jurídica propia y no precisan de una entidad gestora para administrar su patrimonio. Carecen de ánimo de lucro. Los órganos de gobierno están formados por sus propios socios y su composición es democrática. Su supervisión y control corresponde al Gobierno vasco y están incentivadas fiscalmente. Pero, no todas las EPSV son iguales. Así, podemos distinguir entre EPSV de empleo (nacidas en el seno de las empresas), individuales (promovidas por entidades financieras) y asociadas (promovidas por agrupaciones y asociaciones).

Para entender el modelo, hay que hacer referencia a la implantación de las EPSV en Euskadi. Así, las de empleo, promovidas por las empresas y los trabajadores, cuentan en la actualidad en el País Vasco con más de 450.000 socios y las individuales, ofrecidas por las entidades financieras, más de 650.000. Las EPSV suman en la comunidad autónoma un patrimonio de más de 25.000 millones de euros -alrededor de 13.000 las de empleo-, el 34% del PIB vasco, unas cifras muy cercanas a los estándares europeos, pero muy alejadas de las cifras del conjunto de España, donde los planes de pensiones privadas apenas representan el 9,5% del PIB.

La singularidad del ‘modelo vasco’ la dan las EPSV de empleo. Entre éstas se encuentra Geroa, que agrupa a 21 sectores de actividad, 108.365 trabajadores y 9.319 empresas de Guipúzcoa. También funcionan así la EPSV de Lagun Aro, donde están incluidos los cerca de 45.000 trabajadores del Grupo Mondragón; Hazia Elkarkidetza, que agrupa a los funcionarios y trabajadores de las tres diputaciones vascas y los ayuntamientos; e Itzarri, para trabajadores del Gobierno vasco, donde están incluidos, por ejemplo, la Ertzaintza y los trabajadores del Servicio Vasco de Salud, Osakidetza. Las EPSV de empleo cuentan además con la ventaja para sus asociados de que, al carecer de ánimo de lucro, tienen unos gastos de gestión del 0,3%, muy inferior a las comisiones de las entidades financieras que ofertan planes de pensiones, que son del 1,3% del patrimonio acumulado por el ahorrador.

Pero el caso paradigmático y el modelo a seguir es el de la guipuzcoana Geroa, que gestiona un patrimonio de 2.100 millones de euros. Esta EPSV de empleo es el fruto de la negociación entre Adegi (la patronal guipuzcoana) y los sindicatos y, aunque nació únicamente para el sector del metal, luego se extendió a otros ámbitos. Actualmente a otros 20 sectores, entre los que se encuentran la construcción, el comercio, el mueble o el comercio textil y más de 30 empresas a nivel individual. Los trabajadores de estos sectores entran automáticamente en Geroa en el momento en el que firman un contrato laboral a partir de unas aportaciones fijadas en los convenios de cada sector –no se pueden realizar aportaciones voluntarias- y que abonan al 50% el trabajador y el empresario. El aporte máximo, el 4,60% del sueldo de cada trabajador, lo marca el sector del metal,y el mínimo, el 0,4%, el sector de oficinas y despachos y el comercio general.

Cada trabajador, lógicamente, percibirá a la hora de jubilarse, una pensión complementaria en función de la cantidad aportada. En estos momentos, la aportación media de un trabajador del metal es de 109,99 euros mensuales, lo que se supone una expectativa de complemento de pensión de 250 euros mensuales, pero, por contra, la de un asalariado del comercio apenas aporta para su plan 4,58 euros al mes, cuya expectativa es únicamente de 10,5 euros.

Geroa recibe actualmente alrededor de 100 millones al año en aportaciones y paga unas prestaciones en total de 50 millones, con un mínimo de 173 euros mensuales por prestación. El órgano de gobierno es paritario entre la patronal, 13 miembros, y los sindicatos, otros 13, que no perciben remuneración alguna por su cargo, y la entidad cuenta con una oficina y 21 trabajadores en plantilla. El fondo que gestiona Geroa invierte en activos financieros de renta fija y variable en todo el mundo y en 2017 obtuvo un rendimiento del 9,95%. Desde que se creó en 1996, Geroa ha obtenido una rentabilidad media del 6,5% cuando la media de los planes de pensiones privados del resto de España apenas han obtenido el 3%. “Los trabajadores que ‘ahorran’ en Geroa tienen de media un patrimonio de 37.135 euros, cerca de la mitad de los cuales provienen de los beneficios generados”, aseguran desde la mutua.

En cuanto a la manera de percibir la pensión, los trabajadores que tengan un patrimonio inferior a 10.000 euros pueden percibir el mismo de una vez cuando se jubilan, y quienes tengan un capital superior lo hacen en forma de renta mensual. Si el jubilado fallece antes de 23 años después de jubilarse, Geroa transfiere el dinero acumulado a sus herederos y si el jubilado socio de Geroa vive más de 25 años después de dejar de trabajar y hubiera tenido acumulado un patrimonio de 50.000 euros, la mutua continúa pagándole un sueldo mensual merced a los seguros contratados.

Pese al éxito del modelo, en Geroa también reconocen que “no es oro todo lo que reluce” y hablan de “problemas”” para el sistema como la profunda crisis económica padecida entre 2008 y 2013, “que hace que las personas, que todavía están saliendo de la misma, estén más preocupadas por el día a día y les cueste aportar parte de su sueldo para el futuro”, la mínima aportación que se realiza desde algunos sectores o las consecuencias que trajo consigo la reforma laboral de 2013, con la eliminación de la negociación colectiva, que era la génesis donde se decidía entrar en Geroa y las cantidades aportadas al sistema.

De cualquier manera, la salud del sistema vasco de EPSV de empleo vinculadas a las empresas es “buena” y está empezando a suscitar el interés del resto de España, desde donde se las empieza a mirar –pese a que desde algunos defensores a ultranza del sistema exclusivamente público de pensiones se las considere un “Caballo de Troya” de los planes privados- como la mejor solución para complementar un sistema público de pensiones cuya sostenibilidad está en el aire y en el que en el futuro cada vez cobraremos un porcentaje menor del sueldo que percibíamos mientras estamos trabajando y tendremos que alargar más nuestra vida laboral porque, como dicen desde Geroa cada vez “nacemos menos y vivimos más”.

lainformacion

Share

La plantilla de Seat planea una bronca con el jefe de VW

Hoy todo es de color de rosa en Seat Martorell. La fábrica cerrará el ejercicio 2018 con 480.000 vehículos puestos al mercado y sólo la falta de motores procedentes de Volkswagen aguará los últimos meses del año. Pero el futuro a medio plazo no es tan claro para los trabajadores, pues ven como el mercado se orienta hacia el segmento SUV, un camino opuesto al que parece haber tomado la fábrica catalana.

Fuentes del comité de empresa explican a Economía Digital que en el próximo comité europeo, previsto entre el 4 y el 7 de diciembre, elevarán sus quejas a Herbert Diess, presidente de Volkswagen AG –el grupo que engloba a Seat, Volkswagen, Audi y Skoda— desde el pasado mes de abril.

La gota que colmó el vaso fue la decisión de mantener el Seat Ateca en Europa del este una vez se deje de fabricar en la planta checa de Kvasiny en 2023. Acoger la nueva generación del SUV era una de las grandes reivindicaciones de la plantilla de la instalación catalana, a pesar de la escasez de espacio libre en la instalación.

Más allá de la negativa, las mismas voces lamentan que se enteraron de la noticia por la rueda de prensa celebrada en Wolfsburgo. “No es la manera para notificar a unos trabajadores que no van a tener el modelo”, criticaron.

La tendencia del mercado choca con la de Seat Martorell

Sin embargo, los miedos de la plantilla se fijan en el medio plazo, pues mientras las ventas de los modelos SUV se disparan, este tipo de vehículos vuelan lejos de Martorell. Además del Ateca, el Seat Tarraco, el coche más grande de la compañía, se producirá en Wolfsburgo.

Queda por ver, eso sí, donde se ensamblará el CUV que la empresa pronostica sacar al mercado en 2020. “Seat es solidaria, pero al final habrá más productos de la marca fuera de la fábrica que dentro”, lamentan.

Es más, Martorell perdió en verano el Audi Q3 en detrimento de la llegada del Audi A1, otro modelo compacto como el Seat León y el Seat Ibiza que ya poblaban las otras líneas de la planta. El segundo comparte espacio con el Seat Arona, el SUV más pequeño de la marca, que cada vez gana más peso en la línea de montaje.

El futuro de Martorell

“El futuro de la instalación pasa por desvincularla cada vez más del nombre Seat y convertirla en multimarca”, explicaban hace semanas fuentes de la cúpula de SeatEconomía Digital. De este modo, el A1 que hoy se elabora en la factoría podría tener pronto compañía de otros vehículos de VolkswagenSkoda.

“Las apuestas son claras: más SUV y potenciar la marca Cupra, que está dando buenos rendimientos”, añadían. “Creemos que podemos llegar a las 600.000 unidades”, auguraban. Los deberes pendientes: varias inversiones en cartera y adoptar más medidas de flexibilidad.

Los trabajadores también esperan que en el futuro el coche eléctrico aterrice en la manufactura. El primer modelo de cero emisiones de la marca pasó de largo y se realizará en Zickwau (Alemania), una de las exigencias del grupo para el proyecto.

Todavía es pronto para hacerlo en la planta catalana. “La versión híbrida del nuevo León es sólo el principio, pero está claro que parte de la flota eléctrica de Seat debe estar aquí”, dijo el presidente de la marca, Luca De Meo, en la presentación de resultados. Y pidió: “Dennos tiempo. Ahora comenzamos a aportar híbridos, quizás el año que viene ya podamos hablar de aportar productos eléctricos a las fábricas españolas”

economiadigital

Share

Los 13 principales problemas de Bruselas con los presupuestos españoles

Riesgo de no cumplimiento. Bruselas repite esa frase en varios momentos de las 23 páginas que componen el análisis del presupuesto español, publicadas este miércoles en la Comisión Europea. Un presupuesto que tampoco cuenta con apoyos suficientes, hasta el momento, en el Congreso de los Diputados.

Pero, ¿en qué consisten esos riesgos de incumplimiento? Fundamentalmente en las discrepancias con el Gobierno en las cifras de gastos y en las de ingresos, además de saltarse al alza los objetivos de déficit y de ajuste estructural.

Este mismo miércoles, el Fondo Monetario Internacional  ha rebajado sus pronósticos para España y pide más reformas al Gobierno y la OCDE  ha empeorado sus previsiones de crecimiento de la economía y de déficit.

1. Sin pasar por el Parlamento y sin prever una prórroga. El presupuesto se presentó a la Comisión y al Eurogrupo sin un proyecto de ley de presupuesto en el Parlamento. “Y  tampoco ofrece una imagen completa de las medidas planificadas”, explica la Comisión, “en particular el escenario de prórroga presupuestaria.

2. Empleo. Las principales diferencias entre el proyecto y los pronósticos de la Comisión para 2018 se refieren al crecimiento del empleo, que se espera que sea 0,3 puntos porcentuales más alto en el borrador de presupuestos que en el pronóstico de la Comisión. En cuanto a los precios, se prevé que aumenten más rápido en el pronóstico de la Comisión.

La Comisión prevé que el crecimiento del empleo sea menor debido a un impacto negativo del incremento del salario mínimo al previsto en el borrador de presupuestos. Bruselas calcula que la subida salarial supondrá que no se crearán unos 70.000-80.000 empleos.

3. Sin IPC armonizado. Bruselas se queja de que “dado que el borrador de presupuestos no proporciona un pronóstico para el IPCA, la comparación de la evolución de los precios debe realizarse sobre la base de los deflactores, que son 0,1 puntos porcentuales más bajos en el pronóstico de la Comisión”.

4. Ingresos. La Comisión calcula que el impacto de las medidas de aumento de ingresos son del 0,4% del PIB, 0,1 punto porcentual por debajo del impacto previsto en el borrador, mientras que se estima que los gastos adicionales crecerán el 0,3% del PIB, en comparación con el 0,2% en el borrador.

5. Omisiones. La Comisión sí prevé los gastos extraordinarios del crédito fiscal solicitado “por uno de los bancos más grandes de España en julio de 2018”,  el Santander, con un impacto en 2018 de 1.000 millones de euros (0,1% del PIB), mientras que el borrador ni lo menciona.

Además, el Gobierno contabiliza como un gasto aislado en 2019 las decisiones judiciales a escala autonómica por un importe del 0,1% del PIB (la indemnización de 1.000 millones por Aigues del Llobregat), mientras que la Comisión los trata como pasivos contingentes.

6. Deuda. El borrador indica un ajuste negativo del nivel de deuda “que no parece ser totalmente consistente con las proyecciones macroeconómicas y presupuestarias”. El Gobierno proyecta una deuda del 97% del PIB en 2018 y del 95,5% en 2019. Las previsiones de la Comisión calculan un 96,9% en 2018 y 96,2% en 2019.

“La reducción planificada de la deuda de las administraciones públicas con respecto al PIB durante 2018-2019 no parece cumplir con el ritmo de reducción establecido en la Ley de Estabilidad (que requiere una reducción de al menos 2 puntos porcentuales una vez que el PIB real de España o el empleo neto crezcan en por lo menos 2%)”, afirma la Comisión.

7. Menor recaudación con las nuevas tasas. La Comisión espera un menor rendimiento –entre el 20% y el 30% menos– de los ingresos del impuesto a las transacciones financieras (FTT) planeado, teniendo en cuenta lo recaudado en Francia y en Italia.

La Comisión también prevé menos recaudación del impuesto sobre los ingresos de actividades digitales. “Además”, afirma la Comisión, “en el momento de redactar este informe, los impuestos aún no se habían trasladado al Parlamento. Por lo tanto, existe un riesgo significativo de que no estén en vigor el 1 de enero de 2019, lo que reduce la probabilidad de alcanzar la recaudación de impuestos prevista para ese año”.

La Comisión tampoco prevé la misma recaudación con la subida del IRPF a las rentas superiores a 140.000 euros, porque “se transfiere a los gobiernos regionales, que tienen amplios poderes normativos. En este contexto, esta medida, de ser adoptada, solo podría aplicarse a los cuatro gobiernos regionales (Aragón, Canarias, Castilla-la Mancha, Castilla-León) que no han adoptado su propia tasa de impuesto a la riqueza. Dado que los montos recaudados por estos en el impuesto a la riqueza son bajos (89 millones de euros en 2016), es altamente improbable un aumento esperado de 339 millones de euros tras el aumento planificado de la tasa impositiva”.

La Comisión también reduce la cantidad esperada de ingresos de las medidas para luchar contra el fraude fiscal, “debido a las incertidumbres que rodean su implementación”, y cree que será la mitad de lo que calcula el Gobierno.

8. Contribuciones sociales. La Comisión separa las contribuciones adicionales a la Seguridad Social por el aumento automático de la base contributiva mínima (que calcula en 750 millones de euros), de las contribuciones sociales adicionales pagadas por los perceptores del salario mínimo, que lo considera un efecto posterior –250 millones–. En total, la Comisión cifra el aumento de las contribuciones en unos 1.000 millones, mientras que el borrador del Gobierno lo eleva a 1.500.

9. Escuelas infantiles. La Comisión considera que la autorización prevista para que los gobiernos locales gasten 330 millones en escuelas infantiles un aumento del gasto, porque se considera una “inversión financieramente sostenible” y, por lo tanto, los ayuntamientos no tienen que compensarlo para cumplir con la regla del gasto interno.

10. Copago. La Comisión calcula en 362 millones la eliminación gradual de los copagos y un pequeño aumento del gasto derivado de la decisión del Gobierno de devolver la cobertura de salud a los inmigrantes sin papeles. Ambas medidas posteriores al pronóstico publicado en primavera.

11. Periodo de transición. Asumiendo que España corregirá su déficit excesivo antes de la fecha límite de 2018, entrará “en un periodo de transición de tres años (2019-2021)”, durante el “cual debería avanzar lo suficiente hacia el cumplimiento de la  reducción de deuda. Según, la Comisión “no se espera que España avance lo suficiente hacia el cumplimiento del índice de referencia de reducción de deuda en 2019. Y se espera que ajuste estructural sea del 0,0% del PIB, en lugar del 0,6% requerido y del 0,45% previsto por el Gobierno: “La ruta de ajuste hacia los objetivos de déficit apunta a un riesgo de una desviación significativa de los requisitos”.

12. Sin medidas nuevas. “El borrador no informa de ninguna medida nueva para mejorar la automatización de los mecanismos para prevenir y corregir las desviaciones de los objetivos fiscales. Tampoco incluye medidas para revisar la regla de gasto de la Ley de Estabilidad para fortalecer su contribución a la consolidación fiscal”.

13. Riesgo de incumplimiento. En general, la Comisión opina que el proyecto de España para 2019 “está en riesgo de incumplimiento de las disposiciones del Pacto de Estabilidad y Crecimiento. En particular, la evaluación de la Comisión señala un riesgo de desviación significativa de la senda de ajuste requerida a medio plazo. Y esto ve tanto de los indicadores de gasto como en los del ajuste estructural. Además, no se espera que España avance lo suficiente hacia el cumplimiento del índice de referencia de reducción de deuda”.

La Comisión también opina que España ha realizado escasos avances con la parte estructural de las recomendaciones fiscales de julio de 2018, en relación con el marco fiscal y la contratación pública. “En el primero, el borrador no dice nada acerca de la revisión de la regla de gasto de la Ley de Estabilidad. Tampoco informa sobre medidas para mejorar la automatización de los mecanismos de la Ley de Estabilidad para prevenir y corregir desviaciones de los objetivos fiscales”

eldiario.es

Share

El renacer de Illescas: el pueblo de Toledo que quiere almacenar las compras online de Madrid

Illescas desplegó ayer martes hasta una alfombra roja para celebrar que otra gran compañía se va a instalar en sus terrenos. Este municipio de Toledo, a unos 35 kilómetros de Madrid, se ha convertido en el refugio ideal para las empresas que quieren estar cerca de la capital. Los precios más bajos y la gran cantidad de espacio disponible están haciendo de esta localidad de poco más de 27.000 habitantes un lugar muy atractivo para los negocios.

H&M ha sido la última en llegar. La compañía textil tendrá en Illescas un gran centro logístico para sus pedidos de internet. En plena batalla por las ventas online, una nave de 44.000 metros cuadrados custodiará y distribuirá desde el norte de Toledo las prendas que adquieran los clientes de la sueca sin necesidad de acudir a la tienda física.

Mountpark, el gigante estadounidense de las naves industriales, es el encargado de levantar las instalaciones. Las obras ya han dado el pistoletazo de salida y se prevé que estén terminadas a mediados de 2019. La gestión de los pedidos correrá a cargo del operador logístico XPO Logistics, que en España actualmente trabaja para Inditex (Zara), Carrefour o Amazon. En total, la nueva planta generará 400 empleos.

A la puesta de largo de este proyecto acudieron el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, el alcalde de Illescas, José Manuel Tofiño, y los representantes de las principales empresas implicadas: Mountpark y XPO. Al fin y al cabo, H&M ejerce de su cliente final.

Para Mountpark, esta es la primera operación que realiza en nuestro país, pero no será la única “en Illescas y en el sur de Madrid”, avanzó su director para España y Portugal, John Derweduwe. De hecho, la compañía tiene ya en marcha otra nave XXL en Illescas de 90.000 metros cuadrados donde se instalará otra conocida firma.

Sin embargo, XPO está tan acostumbrada a trabajar en Castilla-La Mancha, que ya tiene 13 centros logísticos distribuidos en sus diferentes provincias. España es el cuatro mercado de esta compañía estadounidense, que da empleo a 4.500 personas en nuestro territorio. Su director general en la Península Ibérica, Rui Marques, señaló que su negocio está “impulsado especialmente por el auge del comercio electrónico, una actividad en la que nos hemos convertido en el mayor operador logístico”.

“Empezaron a llegar a un descampado”

Pero si hubo alguien que se llevó todos los elogios en el acto, ese fue el alcalde de Illescas, José Manuel Tofiño. El regidor destacó los beneficios económicos (tasas, impuestos, empleos…) que ha generado para el municipio la Plataforma Central Iberum, que así se llama el solar de más de 3,5 millones de metros cuadrados donde han desembarcado Mountpark y XPO. En este lugar también están instaladas empresas como Amazon, Michelin, Toyota, Airbus y Hexcel.

“Estamos a disposición para todas las empresas que quieran venir”, se ofreció el alcalde. Tal y como recuerda el propio Tofiño en una entrevista con Libre Mercado, fue en “la legislatura de 2007-2011 cuando aprobamos el Plan de Ordenación Municipal (POR), que hizo perfectamente urbanizable el suelo de Illescas”. Desde entonces, “vimos que había mucho interés de parcelas grandes por parte de las empresas”, por lo que, “a lo que era un descampado empezaron a llegar compañías“.

Hexcel, que fabrica la fibra de carbono, fue la primera y después, en 2010, le siguió Toyota. La compañía automovilística “nos abrió los ojos. Nos decían que esta es una zona logística sensacional”, recuerda el alcalde. Entonces, en plena crisis económica, otro de los municipios más perjudicados de España por la burbuja inmobiliaria junto a Seseña empezaba a reinventarse.

Ahora, el interés por Illescas se ha disparado “muchísimo” en el último año, cuando el sector de la logística ha eclipsado al polígono industrial tradicional. Así, el auge del comercio online le abre a este municipio otra nueva oportunidad para atraer a los almacenes de las compañías que venden por internet. “El año que viene podremos anunciar otras 3 o 4 empresas de renombre mundial“, adelanta orgulloso Tofiño.

Castilla-La Mancha ofrece 26 millones de km2

García-Page señaló a Tofiño como “uno de los mejores alcaldes de la región”, por el impulso que ha dado a Illescas, y presentó a toda Castilla-La Mancha como una región estratégica a nivel empresarial. El presidente invitó a las empresas a mudarse a Castilla-La Mancha, donde hay “26 millones de kilómetros cuadrados disponibles para las plataformas logísticas. Aquí caben Bélgica, Holanda y Luxemburgo y nos sobra terreno“.

García-Page reconoció que “no siempre nos ha beneficiado ser la periferia de Madrid, pero ahora podemos decir que sí es una ventaja”. De hecho, el presidente autonómico señaló que provincias como Cuenca, Guadalajara y Toledo tendrán que salir al rescate de Madrid porque “urbanísticamente se ha quedado pequeña”.

libremercado

Share