Seat desembarca en Noruega a través de una plataforma de venta en internet

La firma automovilística Seat ha desembarcado en Noruega, donde venderá sus coches exclusivamente a través de una plataforma en internet.

Los Ibiza, León, Arona y Ateca serán los primeros modelos que se comercialicen en el país escandinavo, uno de los mercados europeos más digitalizados, que Seat ve como “el lugar idóneo para proponer soluciones innovadoras y probar nuevas iniciativas” para mejorar la experiencia de compra de los usuarios.

El elemento clave de este nuevo sistema de distribución de Seat es una plataforma digital de comercio electrónico que permite a los usuarios comprar un coche a cualquier hora del día, los 365 días del año.

El comprador puede concluir la operación de compra en apenas diez minutos, después de elegir el modelo preferido, el acabado, el motor, el color y los accesorios deseados.

Esta plataforma, además, cuenta con el apoyo de un centro de atención telefónica al consumidor que opera como único interlocutor y “desdibuja la frontera entre ventas y actividades posventa”, según destaca la compañía que preside Luca de Meo.

Con esta iniciativa comercial, Seat da un paso más en su objetivo de convertirse en referente en la digitalización de la industria del automóvil.

“Noruega va a significar una gran apuesta para Seat y un proyecto que servirá de incubadora para el desarrollo de soluciones para el resto de mercado”, explica el vicepresidente comercial de Seat, Wayne Griffiths, que remarca que la implantación de esta plataforma online responde también a la necesidad de ofrecer productos y servicios atractivos para el público de Seat, “diez años más joven que la media del sector”.

Los centros de atención al cliente de Seat en Noruega, denominados Brand Experience Centres, están situados en las ciudades de Oslo, Bergen y Trondheim y servirán también de “epicentro” para aquellos clientes que quieran ver los coches en persona.

Además de estos centros especializados, Seat dispondrá de veinte puntos de servicio y 23 puntos de entrega en todo el territorio noruego “para estar más cerca de los clientes”.

Wayne Griffiths asegura que el mercado está evolucionando hacia nuevas formas de vender coches y que Seat tiene confianza en el papel del concesionario como actor clave en el proceso de ventas, pero también como plataforma de movilidad, “donde se podrán llevar a cabo actualizaciones de software para el coche o usar como punto de carga, por ejemplo”.

Además de los Brand Experience Centres, dos tiendas efímeras de Seat recorrerán Noruega en las próximas semanas para dar a conocer su nuevo concepto omnicanal. En ellos, los clientes podrán ver los productos que ofrece la marca en el país y reservar pruebas de coche si están interesados.

En el marco de su llegada a Noruega, Seat ha alcanzado un acuerdo de colaboración con la plataforma de movilidad compartida Hyre, con la que promoverá servicios de coche compartido.

En concreto, Seat y Hyre pondrán en marcha una flota de 40 coches que permitan a los usuarios noruegos combinar las pruebas dinámicas con el servicio de coche compartido

eleconomista

25 total views, 1 views today

Share

El FMI dice que los españoles superan en riqueza a los italianos

Actualmente, el PIB ppa de España es de 38.171 dólares, mientras el de Italia es de 37.970 dólares, un indicador que se ha ido acercando paulatinamente entre ambos países durante la última década.

Esta situación macroeconómica tiene dos posibles lecturas: el éxito de la recuperación de la economía española, la cual crecerá un 2,8% este año, cuatro décimas más que lo que calculaba en enero el FMI, y el estancamiento de la italiana, que avanzará un 1,5% en 2018, según las previsiones del mismo organismo.

De hecho, mientras España es ahora uno de los países que crece a mayor ritmo entre las principales economías de la Unión Europea (UE), Italia se encuentra entre las últimas plazas.

La institución dirigida por Christine Lagarde también ha proyectado que España se volverá un 7% más rica que Italia en los próximos cinco años, siempre bajo este indicador, que elimina la distorsión que producen las diferencias de precios entre países.

La publicación de este informe se ha hecho en el marco de la reunión de primavera del FMI, que comenzó el lunes y se prolongará hasta el domingo y que congrega en Washington (EEUU) a los principales líderes económicos mundiales de sus 189 países miembros para analizar los retos globales.

expansion

32 total views, 1 views today

Share

El FMI prevé que España incumpla el déficit en 2018 y 2019

El FMI no cree que España cumpla la senda de consolidación fiscal pactada con la Comisión Europea en los próximos años. En concreto, el organismo que dirige Christine Lagarde estima que el país incumplirá el objetivo de déficit tanto de 2018 como de 2019, según consta en el informe ‘Fiscal Monitor’ publicado hoy. Así, prevé que España acabe este año con un déficit del 2,5% frente al 2,2% fijado, lo que supone un desvío de tres décimas (unos 3.500 millones) y que se dispararía hasta un desfase de ocho décimas (9.000 millones) en 2019 al situarse en el 2,1% frente al límite del 1,3% estipulado en el plan de estabilidad presupuestaria.

En el caso del desfase estimado por el FMI para el déficit de 2018 coincide con la dudas planteadas por otros organismos como el Banco de España y la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF). Ambas instituciones también contemplan un desvío de tres décimas, aunque en el caso de la Autoridad Fiscal incluye dos décimas por el impacto del rescate de las autopistas de peaje (sin este coste de 2.000 millones prevé un déficit del 2,3% que también supondría un incumplimiento del objetivo). Sin embargo, el Gobierno insiste en que el crecimiento económico permitirá elevar los ingresos y cumplir con la consolidación fiscal.

El FMI alerta de que los activos tóxicos «siguen siendo elevados»

El FMI alerta de que de que los activos financieros tóxicos «siguen siendo elevados». Una situación que eleva el riesgo de recaída de la crisis al someter a los mercados a una «fuerte constricción de las condiciones financieras, capaz de trastocar repentinamente las primas de riesgo y provocar una revaloración de los activos tóxicos» según consta en un informe del organismo sobre estabilidad financiera. Para rebajar esta amenaza, la institución pide a los «los inversionistas y a las autoridades« que se mantengan atentos a los «riesgos vinculados al alza de las tasas de interés y al aumento de la volatilidad».

Por otra parte, el Fondo Monetario advierte que en las economías avanzadas la inflación podría subir más rápido de lo previsto actualmente, posiblemente empujada por la significativa expansión fiscal que ha puesto en marcha Estados Unidos. Los bancos centrales podrían responder a esa alza de la inflación con más firmeza de lo que se espera, lo qui podría producir una fuerte constricción de las condiciones financieras. Por ese motivo, el FMI defiende que los bancos centrales deberían «normalizar la política monetaria de manera gradual». Es decir, subir los tipos de interés. Algo que ya ha hecho la Reserva Federal, pero que el BCE todavía está lejos de llevar a cabo, al menos en el corto plazo.

Asimismo, el Fondo Monetario recuerda que España se ha comprometido a una «consolidación gradual» del déficit a través de la «contención del gasto» para llevar al déficit al 0,5% en 2020 (en realidad Hacienda espera lograr el equilibrio presupuestario en ese ejercicio gracia al superávit de los ayuntamientos). Sin embargo, el organismo internacional recuerda que el Gobierno «no ha establecido un plan fiscal a medio plazo con medidas concretas» para lograr esa reducción del déficit. Una de las recomendaciones que realiza la institución tiene que ver con suprimir los tipos reducidos de IVA.

Incumplimiento de deuda

Las previsiones del FMI tampoco son positivas para la evolución de la deuda pública. En este sentido, el organismo considera que el pasivo se situará en 2018 en el 96,7% en línea con la previsión del Gobierno. Sin embargo, el organismo internacional estima que la reducción del pasivo será extremadamente lenta hasta el punto de que en 2023 todavía se encontrará en el 90,9% del PIB.

De hecho, según los datos del informe España incumplirá de largo el objetivo fijado en la ley de estabilidad de reducir la deuda al 60% del PIB en 2020, ya que en ese ejercicio se situará en 33 puntos de PIB por encima de ese límite. En este sentido, la AIReF lleva tiempo reclamando al Gobierno que revise esa disposición para adecuarla a un objetivo realista. En este sentido, la Autoridad Fiscal estima que ese nivel de deuda no se alcanzará hasta 2035.

Este elevado endeudamiento es una de las principales amenazas para la economía española señalada por el FMI, pero también por otros organismos como la Comisión Europea o el Banco de España. Este pasivo -que en febrero marcó un nuevo récord de 1,15 billones de euros con un incremento de 12.000 millones- supone un factor de vulnerabilidad en caso de que se produzcan nuevas turbulencias financieras.

hoy.es/economia

51 total views, 1 views today

Share

¿Los pasajeros pueden reclamar a Vueling por la huelga de pilotos?

La huelga que planea sobre Vueling para los días 25 y 26 de abril y 3 y 4 de mayo no muestra signos de resolución. Con el precedente de 2016 en El Prat de la crisis que sufrió la compañía, ahora la aerolínea afronta la primera huelga de pilotos.

El acuerdo entre las partes para evitar los paros no parece cercano con lo que se prevén cancelaciones y retrasos que perjudicarán a los pasajeros que ya tuvieran contratados sus vuelos. Así, desde el portal Reclamaciondevuelos.com recuerdan los derechos que tienen los clientes frente a esta situación.

El Reglamento 261/2004 de la Unión Europea, que regula la actividad de compañías como Vueling, establece que en caso de cancelación o retraso de más de tres horas el pasajero podrá reclamar, siempre y cuando la huelga en este caso no se considere como «circunstancia excepcional» o «causa de fuerza mayor».

Javier López, director de Comunicación de Reclamacióndevuelos.com, señala que una huelga de pilotos no puede enmarcarse bajo ese término ya que «su resolución compete directamente a la aerolínea, por lo que es la última responsable de resolver sus problemas internos y que estos no afecten a los pasajeros que tengan vuelos contratados». En consecuencia, los clientes de Vueling tendrán derecho a reclamar una indemnización que podría ir de 250 a 600 euros más gastos por dejar de disfrutar el vuelo y daños y perjuicios (hoteles perdidos o pagados durante la espera, comidas, reuniones de trabajo, etc.)

En caso de que el vuelo sea de menos de 1.500 kilómetros, el pasajero tiene derecho a 250€ de indemnización; de 1.500 a 3.500 km, a 400€; de más de 3.500 km, a 600€ si es extracomunitario y 400 si es dentro de la Unión Europea.

La cuantía de la indemnización a la que tienen derecho los pasajeros varía en función de la distancia del vuelo

Además, el cliente tiene la posibilidad de solicitar el reembolso del billete comprado si la aerolínea no reprograma de forma gratuita su vuelo o el pasajero opta por no aceptar la alternativa. Asimismo, si el viajero compra un nuevo billete podrá exigir su coste a la compañía.

En cuanto a la manera de reclamar por los daños causados por una huelga, desde Reclamacióndevuelos.com señalan que hay varias formas de hacerlo: acudir directamente a la aerolínea y solicitar el reembolso de los importes que marca la ley o acudir a profesionales para que interpongan las pertinentes acciones judiciales.

Sin embargo, la situación en caso de una huelga de pilotos como la de Vueling se torna distinta para el caso de que la compañía avise al usuario con dos semanas de antelación a la fecha de salida. En ese supuesto el pasajero no tendrá derecho a reclamar indemnización, siempre y cuando la empresa reprograme gratuitamente el vuelo en una fecha convenida con el cliente o reembolse el dinero abonado.

abc.es

64 total views, no views today

Share

Movistar ‘regala’ el doble de fibra para competir con Orange

De la guerra de los datos móviles a la de la fibra. Movistar, la operadora de Telefónica, va a a duplicar la velocidad de la fibra gratis a sus clientes para competir con Orange, compañía que anunció a principios de mes la misma mejora para los suyos de forma automática y sin coste añadido.

La velocidad máxima de la operadora que preside José María Álvarez-Pallete se elevará hasta los 600 megabits por segundo (Mbps). Así, los clientes que actualmente tienen contratada fibra de 50 Mbps pasarán a tener 100 Mbps y los de 300 Mbps tendrán 600 Mbps.

La mejora de Movistar no alcanzará a la potencia que ofrece Orange

La mejora de Telefónica, revelada por el portal especializado ADSL Zone y que comenzará a aplicarse a partir de mediados de mayo, todavía sigue por debajo de la apuesta de la operadora gala, que ofrece 1 gigabit.

Movistar vs Orange: menos velocidad para las segundas marcas

Telefónica, al igual que Orange, tiene previsto situar la velocidad de entrada en su principal marca en 100 Mbps e ir eliminando de forma progresiva la de 50 Mbps, según se vayan llevando a cabo las mejoras.

Así, la velocidad de 50 Mbps se dejará de ofertar en nuevos productos pero sí seguirá anunciándose en su segunda marca, Tuenti. Orange, por su parte, también mantendrá la oferta de 50 Mbps en su segunda marca, Jazztel, empresa adquirida en 2015.

Fibra asimétrica, la fórmula de Más Móvil y Vodafone

Movistar ha sido el primer operador que ha respondido al órdago de Orange. No obstante, Más Móvil y Vodafone ya tienen tarifas similares pero con un matiz: ofrecen fibra asimétrica, con diferente velocidad de subida que de bajada.

Por ejemplo, el operador amarillo da la posibilidad de contratar un 1 GB, pero es solo de velocidad de bajada –consumo de datos–, ya que la de subida –la que se utiliza para enviar información a la red, como enviar un e-mail– no supera los 100 Mbps

economiadigital.es/

78 total views, 1 views today

Share

Hacienda exige 61 millones a Ikea tras investigar su Impuesto de Sociedades

Imagen del interior de una tienda de Ikea.

Interior de una tienda de Ikea. / José González.

Ikea lleva años de discrepancias con Hacienda. Y no van camino de detenerse. La Agencia Tributaria ha exigido al gigante sueco de los muebles y la decoración más de 61 millones de euros tras la inspección abierta al Impuesto de Sociedades que abonó en España entre los años 2010 y 2014.

La multinacional sueca explica en su último informe anual que el 25 de octubre del pasado año recibió dos propuestas de liquidación de la Agencia Tributaria por importe total de 61,1 millones de euros (51,7 millones de cuota y otros 9,4 millones en intereses de demora), los cuales, indica, se atribuyen principalmente a las filiales con las que opera en España.

“Los principales conceptos cuestionados por la Administración Tributaria están relacionados con la deducibilidad de los servicios prestados por sociedades del grupo y deterioros de activos”, argumenta Ikea. Una exigencia millonaria que no es definitiva, sino “provisional”. La compañía ha firmado en disconformidad y ha presentado alegaciones ante el Inspector Jefe de la Agencia Tributaria. Y, por el momento, no hay decisión al respecto, según indican desde la multinacional.

Ikea tiene preparada una ‘hucha’ para hacer frente a estas discrepancias. En concreto, la compañía ha elevado en el último ejercicio sus provisiones de forma sustancial. A cierre de 2017 (año fiscal que concluye el 31 de agosto) contaba con provisiones para este tipo de contingencias por importe de 33,5 millones de euros, cuando 12 meses antes eran menos de la mitad: 13,2 millones. En total, Ikea cuenta con provisiones para responsabilidades por valor de 58,5 millones de euros.

La historia de Ikea y el fisco viene de lejos. De hecho, Ikea señala en su informe que ha sido inspeccionada desde su constitución [en 1983] por todos los impuestos. Procesos que se han saldado a su favor, salvo los que tiene abiertos. Entre estos, las inspecciones de sus impuestos entre 2010 y 2014. Además, el proceso similar por sus obligaciones fiscales entre 2007 y 2009. En este, aún tiene pendiente en la Audiencia Nacional un acta firmada en disconformidad por importe de 13,5 millones de euros.

Ventas online de 39,8 millones

Ikea desglosa sus discrepancias fiscales en la misma memoria en la que desvela cómo van sus ingresos, cómo se ha reducido su beneficio y cuántas ventas logra a través de su tienda online. Respecto a estas últimas, reconoce que son el 3% de su facturación. Así, su negocio online le aportó casi 39,8 millones de euros.

En conjunto, Ikea ingresó en España 1.325,9 millones en ese último año (un 2,6% más que en 2016). Una cifra que aumenta hasta 1.368,1 millones de euros si contabiliza la prestación de servicios. En España, operó ese año con sus 15 grandes superficies, más dos tiendas temporales (en Madrid y Barcelona) y una tienda urbana, de menor tamaño, en la madrileña calle Serrano.

Pese a tener más puntos de venta, el aumento de sus gastos de explotación y financieros, además de la actualización de provisiones, impactó negativamente en su beneficio, que se recortó un 19%, hasta 92,2 millones de euros.

De cara a este año, Ikea espera que su volumen de negocio crezca de forma similar, con un aumento de ventas del 2.7%. Y pone tope a su capacidad de crecimiento en España. Asegura que “la previsión máxima de tiendas en la península Ibérica será de aproximadamente 25 o 30” establecimientos. Su estrategia a 10 años, además de potenciar a través de internet, pasa porque “el 80% de los españoles tenga un Ikea a menos de una hora de casa”.

lainformacion

48 total views, no views today

Share

Los mayores de 26 años ya no quieren estudiar una carrera

urante los años de constante destrucción de puestos de trabajo que ha vivido la economía española, incluso en el periodo actual de recuperación, se ha reforzado la idea de la formación constante para la mejora de la empleabilidad. Una forma de mantener las capacidades al día y de ser un perfil atractivo para las empresas.

En España, el 9,4% de la población de entre 26 y 65 años participó en alguna actividad formativa en 2016, según los últimos datos del Ministerio de Educación. Y en el curso 2016/2017, alrededor de 435.000 personas con una edad superior a 26 años estaban matriculadas en estudios universitarios, ya fuese de grado o máster. Un 11% menos que en el curso 2013/2014. Este descenso no es uniforme entre las distintas opciones con las que cuentan quienes quieren seguir estudiando, algo que confirma un cambio en la forma en que estos se acercan a la enseñanza universitaria.

Los datos de los últimos cuatro cursos arrojan una primera conclusión: cada vez menos personas mayores de 26 años, es decir, gente que pasado su periodo natural de formación quiere continuar estudiando, eligen una carrera para hacerlo. Las nuevas matrículas en grados universitarios se han reducido en un tercio en apenas cuatro cursos: en el 2013/2014 fueron 109.154 personas de la edad referida las que eligieron esta opción universitaria, mientras que en el curso pasado la cifra había caído a 72.924. Un descenso que afecta, sobre todo, a la universidad pública. En esta, el retroceso de alumnado de estas edades roza el 40%: se ha pasado de 88.674 personas a 53.682. La reducción en la privada es mucho menor, del 6%, e incluso modalidades que pueden ser más solicitadas por personas que quieren compatibilizar su empleo con los estudios, como la universidad a distancia, también se han visto afectadas: las matrículas nuevas en este último caso han caído un 22% desde 2013.

Este descenso en nuevas matrículas también tiene su correspondencia en el conjunto de estudiantes ya matriculados en grados universitarios. Se ha pasado de 405.220 en el curso 2013/2014 a 319.372 en el 2016/2017, un 23% menos. Como en las primeras matrículas, la pública sufre la mayor caída. Un 24%. Las privadas, un 8%. Ya sea por necesidad o por interés personal, el grado ya no seduce.

Cuando se pensó Bolonia se quería que el grado habilitase la inserción laboral, pero la realidad no ha sido así

Juan Antonio Vázquez, de la Universidad de Oviedo

“Cuando se planteó Bolonia se quería que el grado tuviese un nivel formativo que habilitara para la inserción laboral. Pero la realidad ha dado la vuelta a esa intención. Ahora se percibe al grado como una condición necesaria, pero no suficiente”, afirma el catedrático de Economía Aplicada en la Universidad de Oviedo, y rector de este centro entre 2000 y 2008, Juan Antonio Vázquez. No es la única explicación de esta caída. Esta transformación también obedece a un cambio de tendencia: “Antes, muchos profesionales que ya estaban trabajando decidían completar su formación, ya fuese por afición o por obligación, con otra carrera. Ahora, esa segunda titulación en forma de grado se ha desinflado, impulsando otro tipo de estudios”, comenta Juan Hernández Armenteros, profesor de Economía Aplicada en la Universidad de Jaén y uno de los directores del tradicional estudio anual de la CRUE, La universidad Española en cifras.

Este experto se refiere al máster, un título que ha ido ganando peso paulatinamente en todas sus formas desde el curso 2013/2014, tanto en el número de estudiantes mayores de 26 años matriculados como en la oferta que lanzan cada curso las universidades. Si en el citado periodo eran 85.506 los matriculados en esta modalidad, la cifra aumentó hasta un 36% durante los siguientes tres años, llegando en 2016/2017 a 116.729 alumnos. El salto también se hace palpable en lo que se refiere al número de egresados mayores de 26 años, pasando de 18.052 a 25.548 titulados en el citado periodo, un aumento del 41%.

La segunda titulación en forma de grado se ha desinflado, dando paso al máster

Juan Hernández Armenteros, de la Universidad de Oviedo

Como en el caso de los grados, la diferencia entre los centros públicos y privados es considerable, a pesar de que el número de matriculados crece en ambos. En el curso 2013/2014 fueron 56.205 los mayores de 26 años matriculados en un máster de la universidad pública, pasando en 2016/2017 a 69.250. Esta subida, aunque del 23%, se queda corta al compararse con los números de los campus privados, que pasaron de tener 29.301 matriculados en 2013 a 47.479 tres años después, un ascenso del 62%. “Hay que recordar que para varios titulados, como el arquitecto, ingeniero aeronáutico o abogado, ese título ya es obligatorio, habilitante. Pero esto solo afecta a unas 15 carreras”, explica Juan Hernández Armenteros. Y en lo que respecta al resto de titulaciones, en las que el máster no es necesario sobre el papel, “las universidades se han puesto las pilas, con una oferta impresionante en muy poco tiempo, intensa y extensa, algo que también explica este aumento”, prosigue.

Las cifras le avalan: si en 2013/2014 el total de los másteres ofertados en España era de 3.306, en el último curso fue de 3.772, sumando 466 títulos. A esto se le añade, como recuerda el exprofesor visitante en Oxford y experto en gestión de educación superior, José-Ginés Mora, el boom que se ha creado en torno al máster, “un título que casi se ha convertido en moda, y que parece que todo graduado de hoy en día tiene que tener para dar el salto al mundo laboral”. Una idea que comparte Juan Antonio Vázquez, de la Universidad de Oviedo. “Se percibe al máster como la llave para el mercado laboral”, afirma.

A su juicio, la ventaja de estos estudios superiores radica en su flexibilidad y especialización, y en el hecho de adaptarse de forma más rápida a lo que pide el mercado. “En posgrado puedes captar muchas más demandas, actividades muy específicas, imaginativas y cambiantes. Pueden ser ofertados durante unos años y cambiar por las necesidades formativas”, lo que explica el rápido aumento de su oferta en los últimos años. Hernández Armenteros añade otros aspectos importantes, como una menor duración de tiempo respecto al grado y la posibilidad de cursarlo en cada vez más lugares. “Ya se puede estudiar un máster en casi cualquier ciudad”, apunta.

La universidad pública sigue mandando en lo que se refiere a la investigación

José-Ginés Mora, exprofesor invitado en Oxford

Precisamente, la adaptación a la realidad del mercado motiva el crecimiento de los estudiantes de máster en las universidades privadas, aquellas que por su idiosincracia facilitan más las cosas a los estudiantes: “Suelen tener más recursos económicos, mayores posibilidades en lo que a horarios se refiere y unos títulos más adaptados a las peticiones de las empresas. De cara a los estudiantes están mejor vistos”, afirma José-Ginés Mora. Precisamente por eso el máster privado ha ido ganando adeptos. Si de los 18.052 egresados en másteres en todas las universidades españolas en 2012/2013, 11.828 estudiaban en la pública y 6.224 lo hacían en la privada, las cifras han ido acercándose poco a poco. En el curso 2015/2016, último con datos disponibles, de los 25.548 egresados de máster, 13.851 fueron de centros públicos y 11.697 de privados. “Las privadas tienen una gran agilidad gestora: si deciden crear un nuevo máster, lo ejecutan. En la pública hay que discutirlo con muchos organismos, llegar a acuerdos, lograr permisos…”, dice Juan Antonio Vázquez, quien también señala la mayor capacidad de la privada para facilitar los estudios a quien trabaja, “con clases en fines de semana, estudios semipresenciales…”.

Pero no todo es un desinfle en la universidad pública. El doctorado se reivindica como alternativa pasando de un total de 15.450 matriculados en 2013 a 37.761 alumnos en 2016. En este salto, la universidad pública manda, aportando 14.591 y 35.655 estudiantes en los respectivos años. “La universidad pública tiene mucha más calidad en lo que se refiere a la investigación. Además, la inmensa mayoría de los doctores, una vez aprobada la tesis, mantienen los vínculos con la universidad u otros organismos públicos. El doctorado no se concibe tanto como una puerta de acceso a la empresa, y por eso en los centros privados su importancia es menor”, apunta José-Ginés M

cincodias

26 total views, no views today

Share

Vestidos de novia ‘low cost’, la última apuesta de las marcas masivas

Por regla g#eneral, casarse es caro. Los cientos de preparativos exigen un importante desembolso que en nuestro país, de media, alcanza los 20.000 euros, según el portal nupcial Bodas.net. Una cantidad bastante elevada que hace que muchos se lo piensen antes de darse el sí quiero. Por eso, cada vez surgen más alternativas para que casarse no sea tan costoso, y en moda, también.

Porque el vestido de la novia suele ser el gran protagonista de este día, de ahí que esta suela tirar la casa por la ventana para deslumbrar en su día más especial. Pero cada vez menos mujeres están dispuestas a gastarse un dineral en un vestido que nunca más se pondrán, y para ayudarlas en su búsqueda, las firmas ‘low cost’ han decidido lanzar sus propias colecciones.

Sí, ahora es posible encontrar un vestido de novia en tiendas democráticas, pues las firmas han visto que existe un nicho de mercado que hay que cubrir. Y las propuestas no son nada desdeñables. Se trata de vestidos sencillos pero muy originales y vistosos que, a pesar de que no tienen la misma calidad que uno de firmas de novia de alta gama, pueden servirte perfectamente para el día de tu boda.

Intropia

Esta marca española del sector premium, que se ha reinventando ya varias veces en su historia, propone una colección de novias que no tiene nada que envidiar a firmas del sector nupcial con más tradición. Intropia ya ha creado dos colecciones para novias. Acaba de sacar la segunda de su ‘Atelier’, que se compone de siete vestidos y una levita elaborados con algodón, plumeti o tul en colores blancos y beiges pero con toques en dorado e incluso en verde. Los precios están en torno a los 800 euros.

Intropia Atelier

Intropia Atelier

H&M

La marca sueca también ha decidido apostar por las novias y, por primera vez, ha sacado una colección especial para bodas. Porque no va dirigida solo a novias, sino que también hay vestidos de invitada y los precios tienen una horquilla muy amplia que va desde los 15 euros hasta los casi 200 euros. Y hay opciones muy distintas: clásicos, de corte boho e incluso cortos, para las más atrevidas.

Vestido H&M

Vestido H&M

Asos

El gigante de la moda online tiene opciones de ropa para diferentes cuerpos, formas y tallas, así que dar alternativas más baratas a las novias era casi obligatorio. Además, Asos no se reduce a vestidos, sino que también tiene ropa interior para esa fecha especial, tocados o pijamas. Los precios están muy en línea con los habituales, aunque los vestidos sobrepasan los 100 euros.

lainformacion

36 total views, no views today

Share

El Impuesto de Sociedades es el único que recauda menos que antes de la crisis

El impuesto de sociedades será el único estatal cuya recaudación en 2018 se mantendrá por debajo de los niveles anteriores a la crisis económica, al suponer, según los cálculos del Ministerio de Hacienda y Función Pública, unos ingresos un 45,8% inferiores a los de 2007. Este es uno de los impuestos que Pedro Sánchez promete subir si llega a la presidencia del Gobierno.

Así se desprende de las estimaciones del Gobierno en la estrategia de política fiscal, actualizada tras la presentación del proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018 que fue entregado al Congreso de los Diputados el pasado 3 de abril y que se encuentra en estos momentos en tramitación en la Cámara Baja.

En concreto, el Ejecutivo estima unos ingresos de 24.258 millones de euros por el Impuesto de Sociedades, un 45,8% menos respecto a los 44.823 millones que se recaudaron por este tributo en 2007, antes del estallido de la crisis económica. De esta forma, según las previsiones del Gobierno, el de Sociedades es el único impuesto cuya recaudación se mantendrá en 2018 por debajo de los niveles anteriores a la crisis económica, una situación que ya se produjo en 2017.

En total, la previsión de ingresos tributarios del Ejecutivo en los PGE de 2018 es de 210.015 millones de euros, un 4,6% más que los 200.676 millones recaudados en 2007. Así, 2018 sería el primer ejercicio en el que los ingresos tributarios superarían a los de 2007, ya que el pasado año todavía se mantuvieron por debajo, en los 198.100 millones.

Cabe señalar, sin embargo, que los ingresos totales previstos por impuestos directos (IRPF, Sociedades y otros), 110.996 millones, se mantendrían un 7,4% por debajo de los 119.979 millones de 2007. En cambio, el Gobierno prevé unos ingresos por impuestos indirectos, considerados más regresivos, de 96.923 millones, un 22,9% más sobre los 78.861 millones de 2007.

En lo que respecta al resto de tributos, la previsión de Hacienda es que el IRPF recaude 82.056 millones de euros para el Estado, un 13% más sobre los 72.614 millones recaudados en 2017.

Esta previsión para 2018 supone un aumento del 6,5% respecto a los 77.038 millones de 2017. Los ingresos por el IRPF ya se habían situado entre 2014 y 2016 en niveles similares a los de 2007, en torno a los 72.000 millones. Además, dentro de los impuestos directos, se estima que el Estado ingrese 4.683 millones de euros en “otros” impuestos, un 84,2% más que en 2007 (2.542 millones) y un 9,5% más respecto a 2017 (4.273 millones).

En cuanto al IVA, el proyecto de cuentas públicas prevé recaudar 71.575 millones en 2018, un 28,1% más respecto a los 55.851 millones ingresados por este concepto en 2007 y un 12,5% más que en 2017 (63.647 millones).

Sobre los impuestos especiales (alcohol, cerveza, carburantes, tabaco, carbón, entre otros), Hacienda estima unos ingresos de 21.612 millones, un 9,2% más sobre los 19.786 millones de 2007, y un 6,4% respecto a los 20.308 millones de 2017.Por último, dentro del capítulo de impuestos indirectos, el Ejecutivo estima ingresar 3.736 millones de euros en “otros” tributos, lo que supone un incremento del 15,8% respecto a los 3.224 de 2007 y un 4,9% más sobre los 3.563 del pasado año.

lainformacion

20 total views, no views today

Share

Subir las pensiones como el IPC costaría solo el 2,7% de la hucha que encontró Rajoy en 2011

sabe si por “anticuado”, en palabras del ministro de Hacienda, o por inasumible, según defiende Rajoy, pero ha quedado claro que el Gobierno no quiere vincular el crecimiento de las pensiones al IPC. Aunque es difícil predecir la inflación futura, ya hay varios cálculos según los datos de 2017: para el PSOE, bastarían con 1.600 millones de euros extra. Los estudios de la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas) prevén algo más, 1.750 millones al año.

Los socialistas arrojaron esa cifra observando el cierre de la inflación en noviembre (1,67%), aunque finalmente el IPC cerró el año con un incremento anual del 1,2%. En cualquier caso, teniendo en cuenta que la subida de las pensiones al mínimo legal costará este año 332 millones de euros, actualizarlas según un IPC medio entre el de noviembre y diciembre rondaría los 1.800 euros extra en 2018.

Esa cifra no supera el coste más optimista del rescate de las autopistas quebradas –2.000 millones de euros según el Gobierno, pero hasta 5.000 millones según el sector privado-.

Pero más allá de comparaciones odiosas, hay otros datos del propio universo de la Seguridad Social que impacta cotejar. Por ejemplo, el coste de subir las pensiones según piden en las calles estos días los jubilados y pensionistas supondría alrededor del 2,7% de la hucha de las pensiones existente de 2012, primer año de gobierno de Mariano Rajoy.

El déficit del sistema, que en 2017 alcanzó récord histórico con 18.800 millones en negativo, ha llevado a Rajoy a vaciar este colchón, que encontró con 66.815 millones en 2011, hasta dejarlo en apenas 8.000. El Ejecutivo del PP ha vaciado hasta un 90% del ‘cerdito’ de la Seguridad Social, acabando de paso con las rentabilidades que este Fondo de Reserva obtenía invirtiendo su patrimonio en distintos activos financieros.

Por tanto, atender a la pérdida de poder adquisitivo de los pensionistas ha pasado de suponer un porcentaje residual de aquel ahorro a costar una cuarta parte de la actual hucha.

elboletin

31 total views, no views today

Share