El 11,5% de los acogidos a la amnistía fiscal siguieron defraudando tras regularizar su situación

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA) denuncian que se ha detectado que al menos el 11,5% de los acogidos a la amnistía fiscal, aprobada por el Gobierno en marzo de 2012 y declarada nula por el Tribunal Constitucional, han continuado defraudando una vez regularizada su situación con Hacienda, lo que supone el porcentaje más elevado de fraude dentro de todos los grupos de contribuyentes que hay en España.

Estos datos salen a la luz después de que la Agencia Tributaria (AEAT) haya detectado que 3.413 personas que fueron inspeccionadas se habían acogido a la amnistía, a las que se descubrió una deuda impagada de 238 millones de euros, lo que supone una deuda media de 69.733 euros. Para Gestha, “esta es la prueba evidente de que las amnistías fiscales son muy poco eficaces para modificar la actitud del evasor, y posicionan a los amnistiados en el grupo de contribuyentes con riesgo extremo de seguir defraudando”.

Por ello, pide al Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que este miércoles compareció en el Congreso por la sentencia del Tribunal Constitucional, que ordene una investigación tributaria de las 29.065 personas y 618 sociedades que se acogieron a la amnistía para determinar si han cambiado su compartimiento evasor o siguen defraudando, como ya se ha comprobado en el 11,5% de los amnistiados.

Pero no solo se trata de fraude, sino también de blanqueo de capitales, según Gestha. En estos años de investigaciones, también se ha detectado que 705 personas que tienen indicios de haber blanqueado capitales se habían acogido igualmente a la amnistía fiscal, lo que representa nada menos que al 3,4% de los amnistiados y nuevamente les sitúa en el grupo de contribuyentes con riesgo alto de lavado de dinero. De ahí que los Técnicos exijan una revisión exhaustiva de todas las personas y sociedades que se acogieron a la amnistía ahora declarada nula para determinar el número total de personas que hayan blanqueado capitales.

Porque Gestha intuye que “estas cifras pueden ser solo la punta del iceberg de muchos más casos similares, de modo que considera imprescindible que se realice un control exhaustivo a la totalidad de estos contribuyentes”.

El 97% de la evasión fiscal siguió oculta

Para demostrar la poca eficacia de la amnistía, los Técnicos resaltan que la recaudación que se logró con ella, que fue de apenas 1.191 millones (la mitad de los 2.482 millones previstos por Montoro) y que afectó principalmente a los años 2008 a 2010, supone menos de un 3% de la evasión total del país en esos tres años. Es decir, el 97% de la evasión siguió manteniendo sus activos ocultos.

El ejemplo más paradigmático de esta confianza en no ser detectados por el Fisco fue la familia Pujol, que dejaron correr esta amnistía y las anteriores, y tuvieron que presentar declaraciones complementarias cuando las Autoridades de Andorra iban a enviar la información de varias cuentas opacas a la Audiencia Nacional.

Además, Gestha también destaca que la amnistía supuso un menoscabo para las arcas del Estado, ya que la AEAT podría haber recaudado entre 5.300 y 8.700 millones de euros si hubiera aplicado los tipos de gravamen, intereses y sanciones que corresponderían a esos 12.000 millones en patrimonio aflorado con la amnistía.

Pero no solo eso, pues la amnistía también tuvo consecuencias para las declaraciones complementarias, pues ya no era necesario presentarlas, sino pagar el 10%, lo que supuso que se desplomaron a partir de 2013.

Cuadro 1. La evolución de las complementarias antes y después de la amnistía fiscal

cuadro gestha

Fuente: Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA) a partir de la información de resultados de la lucha contra el fraude de la AEAT

Por otra parte, este derrumbe revela además que la práctica totalidad de los 88.000 millones de bienes en el extranjero que se declararon por primera vez en 2013 realmente ya habían aflorado y procedían de períodos prescritos o de las evasiones que ya se habían regularizado con la amnistía, porque en caso contrario, los titulares de esos bienes habrían presentado complementarias que no se reflejan en las cifras del cuadro anterior.

A la vista de todos estos datos, Gestha pide que se modifique la Ley General Tributaria para establecer que no se puedan aprobar futuras amnistías fiscales. Igualmente, solicita que se hagan públicos los nombres e importes de la amnistía fiscal y que se lleve a cabo esa investigación a todas y cada una de las personas y empresas que se acogieron a ella.

nuevatribuna.es

14 total views, no views today

Share

Siete de cada diez hogares españoles no han notado la recuperación

Cáritas y la Fundación Foessa realizaron entre enero y marzo una encuesta en las 17 comunidades autónomas para comprobar los efectos de la crisis económica sobre los hogares españoles y su actual capacidad para afrontar el futuro. El resultado es un informe que muestra una radiografía preocupante de la situación del país.

Constata que la recuperación no ha llegado a la mayoría de las familias, que las capas más desfavorecidas profundizan su exclusión, que la recesión ha agotado el margen de reacción de gran parte de los hogares, y que la mayoría de los españoles ha perdido toda confianza en la política y parecen resignados a un futuro de precariedad.

La conclusión quizás más contundente es que aunque sobre el papel la recesión terminó hace tres años, con un crecimiento continuado del PIB y una reducción paulatina de la altísima tasa de desempleo, siete de cada diez hogares españoles aseguran que no han percibido los efectos de la recuperación económica, pues no notan evolución positiva alguna de sus condiciones de vida.

La ausencia de percepción de mejoras alcanza su culmen en las familias que están bajo el umbral de la pobreza, el colectivo que con más dureza sufrió la crisis, y en el que ni siquiera uno de cada diez (solo el 9%) es consciente de la recuperación. De hecho, la conclusión del informe es que, “cuanto más pobre es el hogar, la recuperación es más reducida, débil e inestable”. Los datos, según el secretario general de Cáritas, Sebastián Mora, indican que se ha contenido la extensión de la pobreza, pese que sigue altísima tras la crisis, pero que “la intensidad y la cronicidad se ha intensificado”.

La segunda gran constación del estudio es que el 50,1% de los hogares ha diezmado sus ahorros y patrimonio, su “red de seguridad”, durante los más de cinco años de crisis y que hasta el 53,7% confiesa que, en este momento, no cuenta con medios suficientes como para poder salir vivo de otro revés económico. Este empeoramiento de la situación con respecto a 2008 lo sufren el 78% de las familias en riesgo de exclusión.

No se trata de una opinión sino del resultado de chequear hasta 17 indicadores de la situación de los hogares. El 60% de los familias dice que ya no tiene ahorros o que las cantidades son tan pequeñas que no resistirían dos o tres meses sin empleo. El 50% no puede hacer frente a reformas urgentes en su casa y llega con dificultad a fin de mes, y entre el 40% y el 50%, según los casos, tiene problemas para hacer frente a gastos sanitarios y educativos no cubiertos, para mantener sus ingresos y para pagar los recibos.

1,5 millones de vueltas a casa

A esta situación ha llegado la mayoría después de haber exprimido durante la crisis casi todas sus estrategias de ahorro y supervivencia, lo que ha dejado a gran parte sin margen de maniobra ante un posible revés laboral o una nueva recesión. El estudio indica que el 70% de los hogares se privó de comodidades para rebajar las facturas de energía, que en el 40% se aceptó un trabajo mal pagado y en el 29% un empleo sin contrato, y que hasta el 6% de las familias vio marchar al extranjero a uno de sus miembros. Los mismos ajustes los hicieron con los gastos de vivienda. El 15,6% cambió a una casa más barata, el 23% comparte casa con otra persona para poder pagarla y hasta hasta 1,5 millones de hogares (el 8,2%) vieron como retornaba a casa alguno de los hijos por no poder mantener su independencia.

El perfil de las familias que confiesan una mayor debilidad ante cualquier imprevisto lo componen el 68% de los hogares con menores, el 62% de las familias monoparentales y el 81% de las familias numerosas, grupo en el que también destacan las unidades con un joven de 18 a 30 años o un inmigrante a su cabeza. La mayor estabilidad la reconocen las parejas sin hijos y los cabezas de familia de más de 60 años, con pensión o muy cerca de lograrla.

Cáritas y Foessa han detectado dos elementos que consideran “estructurales”, “preocupantes” y una “llamada de atención”. El primero, que los españoles parecen haber asumido que vivirán durante mucho tiempo en la precariedad. Las expectativas de vida de aquí a cinco años para el 47% de los encuestados son idénticas y para el 26%, peores. El segundo, el convencimiento de la mayoría de los españoles de que ni la política ni la lucha social son medios útiles para mejorar sus vidas. Para el 75,6% votar no sirve de nada, el 56,9% tiene la misma opinión sobre la utilidad de asociarse, y el 61,2% no tiene confianza alguna en la movilización.

11 total views, no views today

Share

Los empleados a media jornada triplican las horas extras desde 2008

Una de las características que diferencian al mercado laboral español de otros es que muchos de los empleados a tiempo parcial desean trabajar más horas. Y parece que lo están consiguiendo, pero no a base de contratos con jornadas más largas, sino con horas extra. A comienzos de año, cada uno de estos ocupados trabajaba al mes una media de 0,52 horas por encima de lo pactado, según la última encuesta trimestral de coste laboral publicada, o 0,55 si se toma el dato anualizado y no trimestral.

En la misma serie se aprecia, en cambio, una tendencia contraria en quienes sí que cuentan con contratos a tiempo completo. Hace nueve años, estos empleados trabajaban una media de 0,84 horas (50,4 minutos) al mes por encima de su jornada laboral. Ahora lo hacen 0,62 horas (38,4 minutos). “Esa es una evolución lógica por la crisis”, explica Carlos Martín, director del gabinete económico de CC OO. “Cuando las cosas van mal, los que tienen empleo trabajan más horas y cuando llega la recuperación esta situación se revierte. Pero eso no está sucediendo con quienes trabajan a jornada parcial. Es lo contrario”.

Tanto para unos trabajadores como para otros, la cifra puede parecer baja. No obstante, hay que tener presente que se trata de un dato medio que divide el número total de horas entre todos los ocupados de cada colectivo, trabajen por encima de lo pactado o no. Sin embargo, sí que muestra una tendencia evidente hacia la convergencia de las horas extra trabajadas de media por unos y otros.

El aumento de las extra trabajadas entre los empleados a media jornada se dio sobre todo en 2014, justo después del cambio legal que hubo a finales de 2013. En diciembre de ese año se facilitó la posibilidad de que los empleados a tiempo parcial trabajaran por encima de lo que recoge el contrato. Con ello se atendía en parte una vieja reclamación empresarial para hacer más atractivo este tipo de empleo. Aunque en aquel decreto, como en el estatuto de los trabajadores, no se habla de horas extraordinarias. Si se usa esta denominación, están prohibidas para quienes trabajan a media jornada, salvo causas de fuerza mayor (incendios).

“Horas complementarias”, no extraordinarias

Pero eso no quiere decir que estos empleados no puedan trabajar por encima de las horas para las que se les ha contratado. Ahora, las normas recurren a un eufemismo: desde que se crearon en los años noventa se les llama “horas complementarias”.

El cambio de hace más de tres años las dividió en dos tipos: unas son “las pactadas” y las otras, “las voluntarias”, utilizando las palabras de la norma. Justo entonces se da el salto: se pasa de una media anual de 0,2 horas al mes a más de 0,4 horas justo un año después. Y luego no ha dejado de subir. “Esto demuestra un cambio en la gestión empresarial de la mano de obra, acentuando la flexibilidad horaria sobre los trabajadores a tiempo parcial”, apunta Jesús Cruz Villalón, catedrático de Derecho Laboral de la Universidad de Sevilla.

“Ese dato es un nuevo y claro indicador de precariedad en el mercado laboral español”, señala José Ignacio Conde-Ruiz, profesor de Economía en la Universidad de Complutense, “como también lo son los contratos de cortísima duración, que cada vez pesan más”. Este economista reflexiona sobre la dificultad de poder conciliar la vida laboral y familiar con horas extra, aunque pone una cautela a la hora de analizar los datos: la serie estadística comienza en 2008 y, por tanto, todo el periodo visto se enmarca en periodo de crisis o recuperación, no durante un crecimiento prolongado.

También María Ramos, investigadora de la Universidad Carlos III, subraya la misma cautela. Aunque, al mismo tiempo, observa el alto nivel de trabajadores a tiempo parcial que en España querría trabajar a jornada completa, “seis de cada 10 trabajadores”, de los más altos de la Unión Europea (Grecia, Italia o Chipre están por encima). “En este contexto, se entiende que los empleadores, si pueden hacerlo, recurran a las horas extra a tiempo parcial: a ellos les conviene esta figura y los trabajadores quieren y necesitan trabajar más horas para tener más ingresos”.

Este último argumento también lo destaca Martín, de CC OO. Él, al igual que los demás expertos consultados, apunta a la evidencia de que estos números “son un claro síntoma”, otro, “de precariedad”

elpais.com

102 total views, no views today

Share

El campo de pruebas a gran escala de la renta básica está inevitablemente en Japón

Japón presenta una de la macroeconomías desarrolladas más atípicas del capitalismo conocido. Algunos analistas llevamos años alertando sobre la insostenibilidad de sus cuentas públicas, sobre lo dramático de su pirámide poblacional, y sobre el sombrío panorama que muestra su sistema público de pensiones, que, al igual que el de España, es de reparto. Pero el transatlántico japonés se empeña en contradecir todos estos pronósticos, y año tras año sigue a flote allá por el Mar de Japón. No obstante, no echen las campanas al vuelo, porque ya saben los lectores de las páginas salmón que la economía es tozuda, y aunque a veces sus consecuencias tarden más de lo predecible en mostrar sus colmillos más afilados, la realidad se acaba imponiendo más pronto o más tarde.

Las divergencias que presenta la economía japonesa algún día acabarán pasando factura si en el país del sol naciente no dan un severo golpe de timón. No obstante, estas divergencias convierten a Japón en el campo de ensayos por excelencia de algunas políticas económicas que están en el candelero, y que se adentran en el terreno de lo desconocido: por ejemplo la renta básica universal o RBU. No se equivoquen, un servidor no propone a Japón como candidato para hacer impredecibles experimentos económicos: como abordaremos en el análisis de hoy, verán por ustedes mismos como el hecho es que Japón, lo quiera o no, inevitablemente va a acabar teniendo que experimentar por sí mismo con nuevas políticas económicas de las que se habla en todos los medios salmón.

Las divergencias de la economía japonesa en bruto

El Campo De Pruebas A Gran Escala De La Renta Basica Esta Inevitablemente En Japon 7

Entre estos indicadores tan divergentes que presenta Japón, tenemos un nivel de deuda pública que lleva años como líder indiscutible del funesto ranking de los países más endeudados de la OCDE. La cifra concreta que el endeudamiento público japonés alcanza es, ni más ni menos, de un 240% del PIB, como pueden leer en esta noticia. Unas cifras insostenibles, pero que llevan lustros siendo insostenibles y, es más, incluso ahondando año tras año todavía más en su insostenibilidad.

Por otro lado, el otro gran indicador divergente que presenta la macroeconomía japonesa es el referido a su pirámide poblacional. De ella depende la sostenibilidad del sistema público de pensiones, puesto que, al igual que en el caso español y otros, es un sistema de reparto. Los problemas que vemos en España en el horizonte de las pensiones, en Japón adquieren un alarmante multiplicador. Con una pirámide de población invertida, y unas pensiones de los más mayores que se sufragan en cada momento con las cotizaciones al sistema de los más jóvenes, el debate sobre si los jóvenes japoneses de hoy cobrarán algo de pensión el día de mañana para algunos no es ni tan siquiera debate, sino más bien certeza.

El Campo De Pruebas A Gran Escala De La Renta Basica Esta Inevitablemente En Japon 11

Como pueden leer en este artículo de Bloomberg sobre la menguante población de Japón, el país nipón tiene actualmente 127 millones de habitantes, y las estimaciones apuntan a que, en las próximas cinco décadas, esta cifra de la población total en Japón se reducirá en alrededor de un tercio del total. Actualmente los mayores de 64 años suponen en torno a un 25% de la población, lo cual resulta en un gran desafío para un mercado laboral donde las empresas ya tienen grandes dificultades para cubrir sus vacantes a día de hoy.

El futuro que llama a la puerta de los japoneses

El Campo De Pruebas A Gran Escala De La Renta Basica Esta Inevitablemente En Japon 6

Según habrán leído, el primer ministro Shinzo Abe es consciente (al igual que la inmensa mayoría de sus conciudadanos) de la gravedad del problema al que se enfrentan. Como muestra de ello, una de sus políticas tiene como objetivo mantener la población por encima de los 100 millones de japoneses. Para ello, está legislando limitar los horarios de trabajo excesivos y facilitar los servicios de asistencia en casa para familias con niños pequeños o ancianos. Pongan estas políticas en contexto, pues en concreto la primera supone una auténtica revolución cultural y de mentalidad en un país donde la fidelidad y el compromiso del trabajador con su idolatrada empresa son mayúsculos. Hasta ahora, la intensiva cultura japonesa del trabajo pasaba necesariamente por que el trabajador de mostrase su entrega trabajando hasta más que tarde, y aún yéndose depués del trabajo a beber con sus compañeros de trabajo.

Fíjense hasta qué extremos debía llegar el asunto, cuando hace ya una década, como pueden leer en esta noticia de The Guardian, tuvieron que reformar sistema de pensiones. El objetivo no era otro sino favorecer a esas mujeres que estaban solas todo el día ocupándose de la casa y de la familia, sin contraprestación económica alguna, y que en caso de divorciarse tenían acabar sobreviviendo con una pensión estatal pública de miseria, que ascendía a tan sólo algo más de 200€. Como pueden leer en esta noticia de la BBC, el “Karoshi” o “Muerte por exceso de trabajo” en Japón es un grave problema de salud pública reconocido y tratado, pero con escaso éxito de prevención hasta el momento.

El Campo De Pruebas A Gran Escala De La Renta Basica Esta Inevitablemente En Japon 12

Con estos ejemplos ilustrativos espero que se hagan una idea del colosal cambio de mentalidad que están tratando de llevar a cabo en Japón, que no hace sino demostrar la gravedad que ellos mismos confieren a su tremendo problema poblacional, punta de lanza del mismo problema al que se enfrentarán en unos años otras economías del primer mundo. Pero los que conocen bien al país del sol naciente, ya saben lo trabajadores y previsores que acostumbran a ser por aquellas longitudes, y, como no podía ser de otra forma, ya se han puesto manos a la obra para tratar de paliar la situación, si es que hay solución posible ya a estas alturas (o más bien bajuras) de la cúspide de la pirámide poblacional.

En el epicentro de estas políticas se encuentra la proclamada como “Revolución robótica” de Shinzo Abe, que pasa por promocionar la robotización y la automatización de su industria, y en general de todo sector económico y productivo que se precie. El primer ministro incluso ha creído que era necesario romper la tradicional mentalidad japonesa anti-inmigración, que pretende preservar la cultura y la tradición japonesas ante otras culturas ajenas. Abe lo ha hecho con sumo cuidado, eso sí, permitiendo la entrada de muchos más trabajadores extranjeros, pero soslayando utilizar siquiera el allí estigmatizado término de “Inmigración”.

.elblogsalmon.com

 

21 total views, no views today

Share

Sólo el 35% de las viviendas en venta en España tienen plaza de garaje

Comprar una vivienda que cuente con plaza de garaje no es tarea fácil. Prácticamente 2 de cada 3 viviendas en venta en España no dispone de un aparcamiento, en un momento en el que son muchos los ayuntamientos que limitan el estacionamiento en sus municipios, según un estudio publicado por Idealista, el marketplace inmobiliario de España.

Teruel es la capital española en la que el número de viviendas en venta con espacio privado para aparcar un vehículo es mayor, ya que el 40,3% de los anuncios dispone de él. Le sigue Ciudad Real (39%), Cuenca (38,7%), Castellón (38,6%), Pamplona (38,6%) y A Coruña (38,6%). Por debajo del 38 por ciento se sitúan Alicante (37,7%), Logroño ((35,9%) y Madrid (35,7%).

En el lado opuesto del ranking se encuentra la ciudad de Cádiz, donde sólo el 11,3% de las viviendas cuenta con plaza de garaje; seguida por Barcelona, con el 15%. En Bilbao el porcentaje se sitúa en el 15,5%, mientras que en Lleida está en el 18,6% y en el 19,1% en Huelva. Con tasas superiores al 20 por ciento están San Sebastián (21,7%), Girona (23,7%) o Tarragona (25,2%).

Las viviendas alquiladas tampoco lo ponen fácil

El porcentaje de viviendas en alquiler es algo más bajo, del 30,6% en toda España. La capital con mayor parque de inmuebles con garaje es Guadalajara, donde un 65,5% de los pisos disponen de él. Le siguen Lugo (56,4%), Ávila (52,9%) y Logroño (49,5%). En Madrid esta tasa se sitúa en el 26,6% y en Barcelona en el 12,9%. Cádiz es el municipio con menos viviendas con aparcamiento en alquiler (6,9%), seguida por Granada (11,2%), Salamanca (11,4%) y Girona (12,7%).

libremercado.com

17 total views, no views today

Share

España mejora su competitividad: del puesto 45 en 2013 al 34 en 2017

IMD, una de las escuelas de negocios más importantes y prestigiosas de Europa, publica anualmente un Índice Mundial de Competitividad. Desde 1989, este centro ha elaborado un índice de competitividad compuesto a partir de 260 indicadores cuantitativos, que suponen dos tercios de la calificación de cada país, y de una amplia encuesta, que cubre 6.250 respuestas y supone un tercio de la nota final.

En cabeza de la tabla aparecen Hong Kong, Suiza y Singapur, tres países acostumbrados a liderar este tipo de evaluaciones. El top cinco lo completan Estados Unidos, que cae del tercer al cuarto lugar, y Países Bajos, que mejora su posición del octavo al quinto escalón de la tabla. Las diez primeras posiciones incluyen también a Irlanda, Dinamarca, Luxemburgo, Suecia y Emiratos Árabes Unidos.

España, mejorando poco a poco

Si bajamos por la lista, podemos ver que el top veinte también incluye a Noruega, Canadá, Alemania o Reino Unido, mientras que Australia, Israel, Bélgica, Austria o Estonia se cuelan dentro de las treinta primeras posiciones. España se queda fuera de los primeros lugares del índice, pero consolida los avances de los últimos años, pasando del puesto 45 en 2013 al número 34 en 2017.

En la parte del informe que proviene de encuestas, los expertos encuestados por IMD valoran de manera muy positiva las infraestructuras, la mano de obra y la estructura de costes que brinda la economía española. Más de un 70 por ciento de los encuestados citó estos factores como las principales ventajas que brinda nuestro país a los empresarios.

Más bajas son las calificaciones en otros campos. Por ejemplo, solo un 40 por ciento cree que hay un entorno favorable para los negocios, idéntico porcentaje al que identifica el nivel educativo como otro factor positivo. No obstante, lo realmente preocupante llega en otros puntos. Y es que solo un 20 por ciento cree que nuestro entorno jurídico es efectivo y solo un 8 por ciento interpreta que las leyes fiscales son atractivas.

imd-competitividad-2017-indice.png

Venezuela, en la cola

El estudio de IMD mide 63 economías y deja en la última posición a Venezuela, con una nota de apenas 32 puntos sobre 100. Algo mejores son las calificaciones de Brasil y Argentina, que ocupan los puestos 63 y 58 de la tabla. En clave europea, el país que sale peor parado es Grecia, que figura en el puesto 57 de la lista, con una nota similar a la de Jordania.

libremercado.com

18 total views, no views today

Share

El Gobierno estudia implementar la norma hipotecaria más restrictiva de Europa

España ha gozado de una ley hipotecaria que ha permitido, sobre todo, en la época del boom que la mayor parte de los ciudadanos pudieran tener una casa en propiedad gracias a la concesión de los créditos para su adquisición. Esta situación podría cambiar pronto. El Gobierno proyecta cambios que, de aprobarse, supondrían la normativa más restrictiva de los principales países europeos.

La banca teme que se vayan a producir bolsas de exclusión financiera si las propuestas del Gobierno cuajan, según fuentes del sector, que auguran un endurecimiento de las condiciones para acceder al préstamo, que se traducirá en un encarecimiento del precio y de la exigencia de contar con una solvencia y recursos mayores.

Una de las principales novedades de la regulación diseñada es la modificación de la denominada cláusula de vencimiento anticipado, por la cual una entidad puede iniciar los trámites para la ejecución de la vivienda en caso de impago. Hasta ahora la legislación establece esta posibilidad para los créditos en los que, al menos, se han dejado de abonar tres cuotas. El anteproyecto elimina el plazo y fija que este supuesto se pueda dar cuando el importe alcance el 3% de la deuda durante los diez primeros años y el 5% de la misma una vez cumplido el decenio.

En el sector, según los tipos de hipoteca y las condiciones del mercado, indican que serían necesarios entre 8 y 18 meses de impago para que un préstamo sea considerado moroso, lo que multiplica por más de tres el plazo necesario para poder comenzar el proceso de ejecución. Esta extensión, señalan fuentes de distintos bancos, que invalida el sistema de garantías actual, basado en el activo (vivienda) y proporciona un mayor protagonismo a la garantía personal de los prestatarios, lo que podría provocar que muchos colectivos, principalmente jóvenes, no vayan a poder tener acceso a un piso en propiedad a partir de ahora.

Vencimiento anticipado

En los países de nuestro entorno el plazo legal para considerar un préstamo impagado es menor al que pretende implantar el Gobierno español en la nueva normativa. En Francia no existe un periodo, ya que depende de cada contrato y de los posibles periodos de gracia concedidos por las entidades. En Italia, son siete cuotas las que requiere un banco para iniciar los trámites de ejecución, pero a los tres meses de impago el préstamo es calificado en retraso.

En Alemania, por su parte, no hay un periodo en sí, aunque en para las personas físicas (particulares) se necesita al menos el 2,5% de la deuda sin abonar y que la entidad haya establecido una fecha de vencimiento de dos semanas. Para otros clientes, la normativa germana fija tres meses con impago. Por último, en Bélgica, la ley marca tres cuotas o, incluso, una cuando se haya producido un requerimiento formal mediante una carta certificada al consumidor.

La preocupación en el sector financiero sobre este aspecto es elevado y ya se han hecho llegar al Ministerio de Economía en las distintas reuniones mantenidas. También se la han trasladado a las asociaciones de consumidores para que puedan valorar los efectos negativos que conllevaría un endurecimiento excesivo de las cláusulas de vencimiento anticipado.

Otra cuestión que preocupa a la banca es la intención del Ejecutivo de impedir cualquier comisión en las amortizaciones parciales o totales de la hipoteca a partir del sexto año y limita el costes en los cinco primeros ejercicios de vigencia. Así, en caso de reembolso en el primer quinquenio valida la fijación de una comisión por un importe no superior al quebranto que sufriría la entidad por facilitar el repago por adelantado. De manera orientativa, el Anteproyecto, sometido a consulta, limita el cargo al 0,5% del capital reembolsable anticipadamente si la devolución tiene lugar en los tres primeros años y del 0,25% en cinco siguientes.

Fuentes de la banca alertan de que estas cortapisas harán muy complicado compatibilizar hipotecas a largo plazo con interés fijo, una modalidad en auge en la actualidad, que permite a los consumidores protegerse financieramente ante las oscilaciones futuras del euribor que, en la actualidad, se encuentra en negativo, pero que a partir de 2019 podría iniciar una escalada.

Desde el sector se reclama que haya un equilibrio entre la protección y la exclusión, porque de lo contrario habrá una segmentación de los prestatarios. Además, remarcan que tendrían que buscar una relación entre el clientes y la entidad basada en la reciprocidad de los intereses.

eleconomista.com

113 total views, no views today

Share

Stiglitz: “Que Europa vea un éxito la salida de la crisis en España prueba su fracaso”

El premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz considera que el hecho de que Europa piense que la salida de la crisis en España sea un éxito evidencia el fracaso colectivo europeo, y relaciona directamente la recesión española y su gestión con las políticas de austeridad impuestas por la eurozona.

El economista aboga por buenos sistemas de protección social pero no por proteccionismo y, en este sentido, no cree que la renta básica universal sea la solución, porque, asegura, “yo no creo que nadie quiera recibir solo un cheque con dinero sin hacer nada”.

Asesor del expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero cuando estalló la crisis económica, reconoce que la “sorpresa” no fue que ésta fuera tan “severa” para España, ya que “se esperaba” por sus desequilibrios previos y la burbuja inmobiliaria, sino que se viera agravada por las políticas de la eurozona, que considera que han sido especialmente “duras”.

Sigue culpando a la austeridad y al euro

Stiglitz destaca que la recesión que ha sufrido la economía española ha sido más larga y más profunda de lo que era necesario, la elevada tasa de paro que aún existe en el mercado laboral y enfatiza que sería aún más alta si muchas personas no hubieran abandonado el país.

Por todo ello, concluye que “el hecho de que Europa piense que es un éxito es una prueba del fracaso de Europa” y relaciona directamente la magnitud de la crisis en España y su gestión con las políticas impuestas por los países de la zona euro.

“El euro ha contribuido a la creación de la crisis económica porque los mercados, irracionalmente, pensaron que, como no existían tipos de interés que diferenciaran a los países europeos, no había riesgo. El dinero fluyó hasta España y no había manera de parar ese flujo”, explica el premio Nobel.

El conflicto se produce, según Stiglitz, cuando los costes que derivan de la irracionalidad de los mercados no son soportados solo por ellos, sino que también recaen sobre otros sectores sociales. “Los gobiernos deberían haber tomado el control de la situación para prevenir abusos, pero la ideología del euro lo impidió”, añade.

Es por ello que el economista defiende que “España ha tenido que pagar un precio muy alto” por esta crisis, que supone una “década perdida” para España y Europa. Además, prevé que pasarán muchos años hasta que se vuelva a la normalidad.

“Descrédito de las élites”

Según Stiglitz, la crisis económica, tanto por sus consecuencias para distintos sectores sociales como la respuesta ofrecida por los gobiernos, explica el rechazo actual a la globalización, representado por políticos como el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y la líder del Frente Nacional francés, Marine Le Pen.

“Las élites dijeron que la globalización beneficiaria a todo el mundo, que desregular y liberalizar el mercado conduciría a un crecimiento más rápido y una economía más estable. Estaban claramente equivocadas. En Europa ha sucedido lo mismo. El euro era un proyecto que iba a traer prosperidad a todos los países y, claramente, ha fracasado”, razona Stiglitz, que ha visitado recientemente Barcelona para dar una conferencia en el Palau Macaya de la Obra Social La Caixa.

Para el economista, lo “peligroso” es el “descrédito de las élites”, fomentado por políticos como Trump y Le Pen cuando proclaman que “las élites no saben nada”.

Stiglitz advierte de que esto “mina la fe y la confianza en las instituciones”, órganos que considera que son “necesarios” para que una sociedad funcione.

“Protección social”

Para el Nobel, una solución para esta situación consistiría en potenciar los sistemas de “protección social” en contra del proteccionismo que promueven Trump o Le Pen.

“Necesitamos sistemas de buena protección social. La economía global impone estrés sobre los individuos. Les tenemos que ayudar, pero el proteccionismo no es el camino”, justifica Stiglitz.

Sin embargo, según el economista, este remedio no pasa por medidas como la renta básica, defendida por diversos movimientos sociales y académicos, ya que “no soluciona el problema” de la actual crisis y “la gente quiere trabajar”, y aboga por que los gobiernos deben tener un “rol más activo”.

eleconomista.com

83 total views, no views today

Share

“The Economist”: España está viendo los resultados de sus reformas

España está viendo los resultados de las reformas estructurales aplicadas por el Gobierno de Mariano Rajoy tras los problemas que el país afrontó por la crisis global y la burbuja inmobiliaria, según señala la revista “The Economist”.

En un artículo que aparece en su último número, la publicación británica resalta que la economía española ha sufrido una transformación después de que la crisis crediticia provocase una desaceleración económica entre 2009 y 2013, y ha podido salir de ella antes que Italia y Grecia.

“Ahora España está camino de su tercer año consecutivo de crecimiento económico por encima del 3%, la mayor economía del área del euro de más rápido crecimiento”, subraya la revista.

La recuperación, añade, está creando unos 500.000 empleos al año y, según cifras del Gobierno español el PIB del país ha sobrepasado los niveles previos a la crisis económica.

“Gran parte del mérito por esta recuperación está en las reformas estructurales que el Gobierno apoyó a lo largo de 2012”, comenta el artículo de la revista especializada en política y economía bajo el titular: “España señala el camino para el sur de Europa”.

El artículo pone el ejemplo de la recuperación en un centro de desarrollo ubicado en Barcelona y que es propiedad de Gestamp, una firma española que en dos décadas se ha convertido en uno de los principales fabricantes de suministros para automóviles.

Esta empresa, agrega la revista, tiene cien plantas en 21 países y sus ventas el año pasado ascendieron a 7.500 millones de euros.

“The Economist” dice que la economía europea en su conjunto está mejorando, pero, con excepción de España, la situación es débil en los países mediterráneos de la Unión Europea (UE).

En el caso de Italia, añade, las reformas laborales han sido tentativas y ahora afronta las deudas de sus bancos, mientras que Grecia es empujada a una reforma por sus acreedores de la UE.

Sin embargo, España afrontó estos problemas antes y de manera más decisiva, de modo que “estos esfuerzos están dando frutos”, puntualiza la prestigiosa publicación británica.

expansion.com

76 total views, no views today

Share

24 horas en la piel de un bróker

La vida de los bróker ya no es lo que era. Hollywood ha transmitido una imagen de máxima testosterona, griterío general, ambición desmedida y muy pocos escrúpulos. Películas como El Lobo de Wall Street han perpetuado esos clichés. Pero el día a día de un gran banco de inversión ha cambiado mucho. Todo es más aséptico. Más civilizado. Más regulado.

Lo más parecido que hay en España a las emblemáticas sedes de Goldman Sachs, JP Morgan o Morgan Stanley en Nueva York es la sala de tesorería de BBVA, en su nueva sede del barrio de Las Tablas (Madrid). En el banco todo el mundo lo llama la Sala. Allí, 400 trabajadores intervienen a diario en más de 10.000 operaciones financieras: compran acciones, emiten bonos, estructuran deuda, cubren exposiciones a monedas extranjeras… El importe total intermediado cada día por el equipo de trading es de 130.000 millones de euros. 5.416 millones cada hora. 90 millones de euros cada minuto.

El ritmo de trabajo es intenso, aunque no frenético. Predominan los hombres, pero hay una amplia representación de mujeres. Y el griterío ha dado paso a los más modernos sistemas de comunicación: chats privados (pero fiscalizados por los reguladores), pantallas gigantes para seguir los acontecimientos del mercado, altavoces con los que compartir conversaciones con los equipos gemelos de Nueva York o Londres. La edad media de los trabajadores de la Sala es de 36 años.

“A mí me han llegado a llamar a la tres de la mañana con algún problema en Hong Kong”

“La intensidad laboral tiene picos muy fuertes pero lo más complicado es desconectar cuando llegas a casa”, explica Francisco Javier Fernández, jefe de trading del equipo de divisas de BBVA. “A mí me han llegado a llamar a la tres de la mañana con algún problema en Hong Kong”.

Control de la huella dactilares

Las medidas de seguridad de la Sala son extremas. Al preceptivo control para el acceso a la sede del banco, se suma una segunda barrera que solo se puede franquear con un permiso adicional. Los trabajadores de la Sala acceden con el control de su huella dactilar. No se trata únicamente de evitar que acceda alguien ajeno a BBVA (una posibilidad casi remota), sino de mantener a salvo las murallas chinas.

Los grandes conglomerados financieros tienen departamentos que pueden tener conflictos de interés. Para evitarlos, la clave es que unos y otros profesionales no compartan información. “La obsesión por las murallas chinas es total”, explica Silvia Balanzategui, del departamento de estrategia de Global Markets. “No solo es que no comparten el mismo espacio de trabajo, es que ni siquiera comparten el baño o la cafetería”.

El batallón de brókers que trabaja en la Sala tiene una disposición matricial: un eje está marcado por la tipología de activos (acciones, bonos o divisas) y el otro eje por la actividad (venta, corretaje o análisis y soporte). En la primera línea del frente están los vendedores. Son el 52% del total y dan servicio a todo tipo de clientes: desde oficinas de BBVA a bancos de inversión o asesores financieros de ricos (family office). Si alguien quiere comprar yenes, vender bonos alemanes o alquilar acciones de Inditex, debe hablar con ellos.

Tras esta primera línea se sitúan los traders. Se encargan de gestionar los riesgos de cada operación y, sobre todo, buscar el mejor precio. Son el 39% de la Sala. Detrás de la primera línea del batallón de vendedores de bonos están instalados los traders de bonos, y detrás de los comerciales de acciones se encuentran los traders de acciones. “Es la mejor forma para agilizar la información, y así reaccionar rápido a los cambios del mercado”, explica Antonio Rosa del equipo de ventas de renta fija.

En la retaguardia de la Sala están los quants, un pequeño grupo de matemáticos, físicos e ingenieros encargado de estructurar productos derivados y ofrecer soporte técnico al resto de la tropa. Su nombre les viene del análisis cuantitativo: el uso de las matemáticas para el cálculos financieras.

  • Vendedores.
  • Traders.
  • Quants.

Cada tribu tiene sus dinámicas y horarios. Con una excepción. Cuando habla Mario Draghi (BCE) o Janet Yellen (Fed) todos atienden a las 12 pantallas gigantes donde se retransmiten en directo sus comparecencias . “Cuando ocurre, estamos pendientes tanto los expertos en Bolsa, como los de bonos y los de divisas”, explica Antonio Luna, responsable de trading de renta variable

cincodias.com

26 total views, no views today

Share