Llamazares alerta contra la «disolución acelerada» de IU en Podemos por parte de Garzón

La participación del coordinador general de IU, Alberto Garzón, en un acto de parte en el debate interno de Podemos, junto a Pablo Iglesias, en el que afirmó que no le importaba que le confundieran con un militante morado, ha despertado críticas en los sectores de IU que temen un proceso de fusión entre ambos grupos en un único partido. El portavoz de IU en la Junta General, Gaspar Llamazares, afirmó que las tesis de Garzón suponen «un proceso de disolución acelerado» de IU que «deja en el camino a una parte importante de la izquierda» con el añadido de que además «se produce una impugnación de su memoria». Llamazares se refería a las declaraciones de Garzón en las que califica de «carrillismo» lo que denomina como «izquierda domesticada» que permitió los acuerdos de la Transición después de la dictadura.

«Es algo instrumental –señáló Llamazares– porque se pretende que estamos en una segunda Transición, que yo no veo por ninguna parte, porque en lo que estamos es un contrarrevolución conservadora». El diputado asturiano señaló que «la historia está escrita y no valen impresiones» y advirtió que «no se puede retorcer la cultura antropológica de la izquierda». Así recordó que en las últimas semanas se está recordando, por parte del sindicato CCOO, diversos episodios históricos como la fundación sindical en la mina de La Camocha, el aniversario del funeral de Juan Muñiz Zapico, o el asesinato de los abogados laboralistas de Atocha, «¿con qué cara podemos ir a eso echando por la borda esa tradición?», se preguntó el diputado quien señaló además que esta reinterpretación, a su juicio, de la labor de la izquierda española en décadas pasadas «no responsabiliza a gobiernos de la democracia como el de Felipe González sino a los pobres desgraciados que salían de la cárcel». Todo ello redunda en un error de estrategia de cara a las elecciones porque «tan idealista es decir que entonces pudo hacerse una cosa distinta como decir que ahora hay las condiciones para una transformación social cuando estamos en un contexto contrarrevolucionario conservador brutal y con más partidos de extrema derecha en Europa».

Llamazares, que fue muy crítico con el proceso de coalición entre Podemos e IU en los comicios de junio, señaló que la insistencia de Garzón en caminar hacia la fusión de ambos grupos no «aprenden nada de la realidad» dado que el resultado electoral fue mucho menor que el esperado y «en vez de acentuar los procesos de colaboración vamos directos a la disolución, ignorando la pluralidad de la izquierda» y «a la espera de los tiempos del advenimiento del santo sorpasso». Respecto a las declaraciones de Garzón de que no le importaba que confundieran su militancia, indicó que se trata de «una reflexión muy desafortunada porque no es que no te distingan porque hay un proceso político y social de confluencia sino porque estás diluido en Podemos, y debería preocuparte». Y cargó contra lo que denominó como táctica de «las líneas rojas» en vez de buscar «un programa mínimo desde la oposición para coordinar una alternativa al PP». Así calificó la estrategia de la actual dirección de IU de «huída hacia adelante, que está lejos de analizar cómo después de un periodo de lucha tan importante, con tantas expectativas, haya terminado en un gobierno de Rajoy».

Respecto a la situación en Asturias (donde el apoyo a la coalición de Unidos Podemos recibió un respaldo mayoritario de la militancia de IU pero con el porcentaje más bajo del Estado), Llamazares señaló que el peligro de disolución es menor porque «Podemos es refractario, que no quiere saber nada de ello y puso muchos problemas»,  y destacó que en otros territorios se ha defendido como la posibilidad de obtener representación parlamentaria pero «es que nosotros no estamos en esa situación, no tenemos que renunciar a nada para tener un representante institucional porque los tenemos». Y añadió que «el crédito que se ha dado a Alberto Garzón es muy importante» para la renovación de IU pero «no es un crédito ilimitado».

12 total views, no views today

Share

El búnker nuclear secreto construido como “la última esperanza” de Reino Unido

Debajo de una montaña en los campos de Worcestershire, a unos 32 kilómetros al oeste de Birmingham, en el centro de Inglaterra, se ocultan unos túneles.

Lo que en algún momento fue parte de una fábrica secreta de aviones durante la Segunda Guerra Mundial, se convirtió en el refugio que utilizaría el gobierno de Reino Unido en caso de una guerra nuclear: los Túneles de Drakelow.

“Este hubiese sido el último recurso del gobierno“, cuenta Michael Scott, un voluntario de la Fundación para la Conservación de Drakelow, institución encargada de restaurar el lugar.

Dada la importancia que tuvieron tanto en la Segunda guerra Mundial como en el período de la Guerra Fría, resulta sorprendente que se sepa tan poco de los túneles.

Bajo tierra

Cuando las ciudades en todo Reino Unido comenzaron a ser bombardeadas durante la Segunda Guerra Mundial, el gobierno se vio en la necesidad de encontrar un lugar donde la producción de tanques, aviones y municiones se mantuviese sin interrupciones.

Un aviso de seguridadDerechos de autor de la imagenWILLIAM PARK

Image captionEste aviso de seguridad sigue pegado a la entrada de lo que una vez fue una fábrica de componentes para aviones.

La solución fue desarrollar fábricas bajo la superficie, lejos de las grandes ciudades.

Los Túneles de Drakelow albergaron una de estas instalaciones militares.

La mayor parte de la ladera alrededor de la entrada a los túneles no tiene vegetación, lo que deja al descubierto una masa de piedra arenisca por encima del acceso a la instalación, que habría hecho este sitio prácticamente a prueba de bombas en la Segunda Guerra Mundial.

La instalación

El punto de acceso que utilizan Scott y otros voluntarios para trabajar se llama Entrada A.

Al cruzar su pesada puerta de acero se encuentra una sala con tanques de agua que permanecen intactos, con capacidad para almacenar hasta tres meses de líquido potable.

Una de las entradasDerechos de autor de la imagenWILLIAM PARK

Image captionLa entrada Adit A, utilizada cuando los túneles fueron transformados en búnker, es la que usan los voluntarios hoy.
Botón de emergencia fuera de la Derechos de autor de la imagenWILLIAM PARK

Image captionEste botón de emergencia podía activarse fuera de la sala de seguridad, que no tiene ventanas y está protegida por una puerta de acero.

Como muchas partes de la infraestructura de Drakelow, los tanques no pudieron ser sacados cuando la instalación fue abandonada.

Los Túneles de Drakelow comenzaron a ser construidos en junio de 1941, y la fábrica estuvo al tope de su capacidad en mayo de 1943.

En ese momento trabajan unas 700 personas, produciendo partes para la Bristol Aeroplane Company, la cual desarrollaba el modelo Bristol Beaufighter, un avión que podía utilizarse como bombardero o nave de combate.

Como toda línea de ensamblaje que se precie, Drakelow estaba diseñada para ser una estructura eficiente.

Por ejemplo, es notoria la cantidad de baños que se localizan en los 23.225 metros cuadrados que abarca la instalación.

“La idea era asegurarse que los trabajadores no perdieran mucho tiempo caminando hacia un baño”, dice Scott.

El comedor se encontraba en el piso de abajo, y todavía pueden apreciarse los hornos y demás utensilios para atender a 700 personas.

Escritorio, silla y máquina para hacer anunciosDerechos de autor de la imagenWILLIAM PARK

Image captionEn caso de incidentes, la situación se comunicaba a los “habitantes” de Drakelow con una máquina como la de la foto, que fue donada por una estación local de la BBC (no es original).

En algunos lugares los túneles fueron revestidos con acero. Esa cobertura permitía contener el efecto de la temperatura sobre la pared de roca.

La maquinaria más caliente fue ubicada en esos corredores especiales, dado que al generar altas temperaturas podían provocar una expansión en la pared de roca limpia, mientras que en la noche, al enfriarse, harían que se contrajera.

Para evitar el riesgo de derrumbes, estas zonas se recubrieron con acero.

La Guerra Fría

En 1949, a medida que la Guerra Fría se intensificaba, el gobierno de Reino Unido empezó a construir 15 salas de guerra fortificadas en distintas partes del país.

Computadoras antiguasDerechos de autor de la imagenWILLIAM PARK

Image captionVarias computadoras antiguas siguen en lo que era la Oficina Regional de Gobierno.

Sin embargo, ante la amenaza de un ataque nuclear, estas instalaciones no hubiesen sido lo suficientemente fuertes para proteger a sus ocupantes.

Eran pequeñas, sin capacidad para albergar equipos de trabajo por largos períodos de encierro.

Además, se localizaban muy cerca de las principales ciudades (por ejemplo, cinco se encontraban en Londres), lo cual las convertía en blancos perfectos de un ataque.

Habiendo visto el efecto de los ataques nucleares en Japón, el gobierno británico le encargó al Comité Strath -dirigido por William Strath, jefe de la Secretaría para Centralizar Planes de Guerra- que analizara las consecuencias de un ataque nuclear en Reino Unido.

El Reporte Strath fue publicado en 1955, y ahí se advertía que aun cuando el ataque fuese “limitado”, el efecto sería devastador: agua y comida contaminadas, los hospitales sobrepasados por cuatro millones de heridos y 12 millones de muertos, y la industria quedaría paralizada.

Strath recomendó la construcción de una red de búnkeres antinucleares que protegieran a la población.

No obstante, el costo estimado de la inversión sería enorme (US$37 mil millones a valor de 2016).

Frente a eso, Thomas Padmore, quien dirigía el grupo de trabajo sobre Maquinarias del Gobierno durante la Guerra, identificó una alternativa reutilizando lugares como Drakelow.

Búnker antinuclear

Algunos de los búnkeres propuestos por Padmore albergarían personas en funciones de gobierno, pero no al público.

ExtractorDerechos de autor de la imagenWILLIAM PARK

Image captionDentro de uno de los extractores. La entrada es tan grande que una persona cabe de pie.

De producirse un ataque sobre Londres, el poder pasaría a gobiernos locales que controlarían regiones de Reino Unido desde dentro de cada búnker.

Estos refugios antinucleares se convertirían en Sedes Regionales del Gobierno, desde donde podrían dirigirse las labores de administración publica en cada zona.

Estas instalaciones también incluían estudios de la BBC, desde donde se transmitiría información para orientar al público en la superficie.

Para determinar dónde ubicar estos refugios Padmore estableció zonas que estuviesen lejos de los principales centros de concentración de la población, para evitar ataques directos; con suficiente profundidad para proteger a sus usuarios; y que fuesen los suficientemente prácticos para alojar personas por períodos mayores a un mes.

Los Túneles de Drakelow cumplían con todos esos requisitos.

Drakelow por dentro

El aire dentro de los túneles es muy húmedo. La temperatura es algunos grados más alta que en el exterior.

En su época de actividad requería del pleno funcionamiento de un enorme sistema de ventilación para combatir la humedad. Hoy en día se requiere un esfuerzo mayor para mantenerlos secos.

Aun hay muchas cosas que desconocemos de este sitio. Me gustaría tomar una mandarria y derribar alguna de estas paredes para ver qué hay detrás”

Michael Scott, voluntario

El generador principal no funciona, así que los voluntarios deben confiar en el generador secundario para tener luz y mantener el área libre de humedad.

Solo se utilizó una parte de Drakelow como búnker para el gobierno regional. La mayor parte de la fábrica permanece tapada por paredes de bloques.

La gigantesca cocina de ésta dio paso a una más pequeña en la etapa de búnker, mientras que algunas de las oficinas se convirtieron en dormitorios equipados con literas al estilo militar.

“Aun hay muchas cosas que desconocemos de este sitio. Me gustaría tomar una mandarria y derribar alguna de estas paredes para ver qué hay detrás”, comenta Scott.

“Pero esta es una base militar y esa pared debe existir por una muy buena razón. A lo mejor no es seguro o alguien murió aquí y no pudo ser rescatado. Quizás es mejor no saber qué hay del otro lado de la pared”.

Sede de gobierno

Desde 1958 hasta 1980 Drakelow funcionó como Sede Regional del Gobierno en caso de un ataque nuclear.

Una de las oficinas del RSGDerechos de autor de la imagenWILLIAM PARK

Image captionUna de las oficinas del RSG todavía muestra un cartel de una protesta de 1985.

En 1980 el búnker cambio de nombre a Oficina del Gobierno Regional, cumpliendo las mismas funciones, pero con menos personal.

En la década de los 80, con la prolongación de la Guerra Fría y la frustración de los británicos con el programa nuclear del país, las puertas principales de Drakelow se convirtieron un lugar habitual de protestas.

No fue sino hasta 1993 cuando la instalaciónfue vendida al sector privado, manteniendo la mayor parte de la estructura inalterada.

“Nos encantaría reabrir esta instalación al público. Es uno de esos pocos lugares que en Reino Unido tuvieron tanta relevancia en la Segunda Guerra Mundial como en la Guerra Fría”, explica Scott.

Desde fuera es difícil adivinar la extensión de Drakelow.

Algunas entradas pueden ser encontradas alrededor de la campiña.

Nada sugiere que alguna vez allí funcionó una enorme cadena de producción de partes de aviones, ni que fuera el último reducto del gobierno británico.

bbc.mundo

11 total views, no views today

Share

Pablo Iglesias: “Que Podemos acabe desunido sería un problema para España”

Faltan tres semanas para Vistalegre II y el secretario general de Podemos, que opta a la reelección, se enfrenta a la ofensiva del sector liderado por el número dos, Íñigo Errejón. Iglesias rehúsa hablar de la ruptura de las relaciones personales del grupo dirigente y tampoco descarta llegar al congreso sin un acuerdo.

Hace tres años presentó usted un partido para hacer política de otra manera. El segundo congreso se presenta ahora como un enfrentamiento entre el ‘número uno’ y el ‘número dos’. Un clásico en la política española. ¿Qué le ha pasado a Podemos?
Podemos ha contribuido a un cambio histórico. Es un hecho que reconocen hasta nuestros mayores detractores. El sistema político en España ha cambiado. Para ser presidente, Rajoy ha tenido que destruir el sistema de turno. Y estamos gobernando en los principales ayuntamientos. Ahora tenemos un reto, un reto muy difícil: seguir empujando el cambio frente a los partidos de la restauración. ¿Cuál es mi objetivo? Que las divisiones no lastren la tarea histórica de Podemos.
No le preguntaba qué le ha pasado al país, si no qué les ha pasado a ustedes.
Creo que uno de los problemas de Podemos es que hablamos demasiado de nosotros mismos y nos miramos demasiado el ombligo. Los inscritos nos quieren ver haciendo política y siendo útiles. El debate fundamental de Podemos en Vistalegre es político; si alguien quiere llevarlo a un debate de otro tipo, se equivoca y compromete las posibilidades de nuestra fuerza política.
¿Cuáles son sus diferencias con el sector errejonista?
Han quedado claras en los documentos. Los compañeros de la corriente de Íñigo y Tania (Sánchez) hacen una lectura diferente de lo que ha pasado en España en el último año. Dejan entrever que quizá hubiera estado bien que nosotros facilitáramos un Gobierno de PSOE y Ciudadanos. Yo no estoy de acuerdo con eso. Dejan entrever también que no están de acuerdo con el pacto con Izquierda Unida, y yo creo que llevar las confluencias más allá de Cataluña, Valencia y Galicia fue algo inteligente en términos estratégicos. Algunos compañeros de Íñigo, Tania y Sergio Pascual defendían que Podemos diera la investidura a Susana Díaz. Yo creo que tenía razón Teresa Rodríguez. Hay diferencias también en cuanto a la fase que se abre en este país. Las élites pretenden decir que volvemos a la normalidad y conseguir esa normalidad en una suerte de cementerio social. Somos más optimistas que ellos respecto a las ganas de cambio de la sociedad. Aún así, creo que esas diferencias son enriquecedoras, también los anticapitalistas piensan diferente. A mí no me sobra nadie en Podemos. En medio de dos posiciones que se escoran demasiado, me gustaría trabajar desde el espacio político amplio.
Se está situando en el medio, pero los errejonistas le colocan enfrentado a ellos.
Si leemos los tres documentos, el documento que más ideas de otros incorpora, tanto de los que están en la posición que se centra casi sólo en lo institucional como la que se centra casi sólo en las movilizaciones, es el nuestro.
La corriente de Íñigo y Tania, dice usted. ¿Cómo le ha afectado el alejamiento de personas que le fueron muy cercanas en el ámbito personal y emocional?
No voy a responder ninguna pregunta que tenga que ver con lo emocional.
Pero una parte de la crisis interna de Podemos tiene que ver con la quiebra de las relaciones personales del grupo dirigente
Si fuera así, lo tenemos que superar. Las circunstancias nos tienen que obligar a madurar. Una fuerza política no puede estar permanentemente hablando de las relaciones personales entre sus miembros. Tenemos una prueba de madurez.
Sorprendió la virulencia del enfrentamiento en las redes sociales.
Estoy de acuerdo en que seguramente hemos discutido en público cuestiones políticas que a lo mejor había que discutir en otros ámbitos. Y yo escribí una carta diciendo que no podíamos seguir avergonzando a la gente. Traté de explicar: compañeros, estamos dando una mala imagen, tenemos que ser más maduros. Es evidente que no lo hemos hecho bien cuando hemos transmitido una imagen de división. Me va usted a disculpar que no alimente en mis respuestas nada que tenga que ver con el enfrentamiento personal. Como secretario general tengo la obligación de defender la dignidad de nuestras bases.
Pablo Iglesias e Íñigo Errejón
Entiendo por lo que dice que la campaña #IñigoAsiNo de sus colaboradores le pareció un error.
Creo que el hecho de que dirigentes políticos recorrieran los platós de televisión para criticar una decisión fue enormemente erróneo. Y que hubiera muchos compañeros que entendieran que me tenían que defender señalando errores del secretario político, aunque tuvieran toda la razón, no era lo que necesitábamos que se tratara en público.
¿Está usted arrepentido entonces de lo que sucedió en Navidad?
Todos los compañeros debemos entrar en razón. Creo humildemente que estoy siendo ejemplar a la hora de hablar de una fuerza política que no se mira el ombligo.
¿Cómo ha acogido las propuestas de unos y otros de limitar su hiperliderazgo?
En Podemos hubo una cosa que hicimos mal, que es sobreempoderar a las tres secretarías del partido. La secretaría general, la política y la de organización. Con unas estructuras de profesionales de la política que casi eran partidos dentro del partido. Fue un proceso que yo viví desde Bruselas, donde vivía y donde trabajaba. Hay que descentralizar el poder de las tres secretarías.
El lenguaje que usan es complejo, pero, si no me equivoco, es lo mismo que dice Íñigo Errejón.
En las cuestiones organizativas hay un consenso amplio. Aunque hay cosas en las que no estamos de acuerdo. No es bueno que la corriente de Iñigo y Tania plantee algo que pone en bandeja definirlo como la cláusula anti Echenique.
¿También comparte la tesis de Íñigo Errejón de que Podemos tiene que ser un partido de orden?
Fui el primero en decirlo. Efectivamente tenemos que ser la política de orden frente al desorden y el caos de la austeridad. En esto estamos de acuerdo.
No le será difícil entonces llegar a un acuerdo con ese sector.
Me parece importante buscarlo, y lo estoy buscando más que nadie, precisamente porque trato de poner el acento en los elementos comunes, y no en los que nos diferencian. Me voy a esforzar mucho en que lleguemos juntos, porque creo que el hecho de que Podemos no salga unido de Vistalegre no es un problema para nosotros, es un problema para España. Mucha gente nos está mirando y nos está diciendo: dejaos de tonterías. Por eso rehúso contestar a algunas cuestiones que hacen daño a mi formación política. Aunque incluso si se diera el caso de que los compañeros quisieran ir en proyectos separados, que pudiera ser, creo que no pasa nada.
¿Descarta que Errejón vaya a disputarle el liderazgo de Podemos?
El ha dicho que no, si dijera otra cosa estaría en su derecho. Si finalmente los compañeros no ven adecuado el acuerdo, y vamos por separado, el liderazgo del partido lo tendrá que asumir quien encabece el proyecto más votado, independientemente de quien se presente a la Secretaría General. Si fuéramos por separado, que asumo ese escenario, y la lista de Íñigo y Tania fuera la más votada, me pondría a las órdenes de Íñigo y le diría: tú ahora eres el líder.
¿Quiere decir que si no fuera secretario general seguiría en Podemos?
Sí. Trabajaría en otros ámbitos.
Es difícil de creer.
¿Por qué? Quizá podría dedicarme a cuestiones de formación, en tareas discretas. Sin hacerle sombra a los que vienen después.
¿Se ha sentido usted desautorizado como secretario general? ¿Se ha debilitado su liderazgo?
El hecho de que me entrevisten y el 90% del tiempo me pregunten por cuestiones internas habla mal de este partido.
La pregunta es si cree que la acción política de algunos de sus compañeros ha ido encaminada a apartarle de la Secretaría General.
Creo que lo de uno es lo de menos. No me gusta señalar a compañeros, pero algo habremos hecho mal. No es que se haga daño al líder de Podemos, se hace daño al proyecto. Nos quieren oír hablar de política, no de nosotros mismos.
Antes de Vistalegre va a ser difícil eso.
Bueno, vamos a intentarlo. Hacemos muchas cosas en el Congreso y en la calle. Hay que hablar de cómo ganar al PP. Un Podemos débil es lo que le interesa a las élites.
¿Está en riesgo la supervivencia de Podemos por la crisis interna?
No. Hay desafíos importantes, espero que los superemos bien.
Rafael Hernando, Antono Hernando y Albert Rivera.
El sector crítico le acusa de cavar trincheras mientras que ellos apuestan por la transversalidad.
Hay que ser rigurosos, no banalizar los debates ni hacer caricaturas. Hay muchos que dicen que la corriente de Íñigo y de Tania quiere que Podemos se parezca al PSOE. Creo que no es verdad. Aunque muchas veces la gente termina por creerse sus propias etiquetas. La transversalidad es una seña de identidad, pero ser transversal no es parecerse a Rivera y a Antonio Hernando, es parecerse a la PAH y a la gente de este país, es traducir el sufrimiento de millones de españoles.
La politización del dolor y el sufrimiento lo llama. Igual no hay tanto dolor en la sociedad española como el que ustedes creen.
Yo creo que sí. Lo demuestra nuestro resultado histórico. Los partidos viejos han tenido un resultado catastrófico. El Gobierno goza de buena salud, pero el régimen está débil. No estamos en nuestro mejor momento de comunicación hacia fuera y en las encuestas somos la segunda fuerza política.
¿La crisis de Podemos empezó en la investidura de Pedro Sánchez?
La decisión fue un clamor de los inscritos. Nos habríamos equivocado aceptando un cheque en blanco. Todo lo que nosotros decíamos lo contó Pedro Sánchez ante millones de espectadores, aunque demasiado tarde. Le presionaron las élites y los sectores más conservadores del PSOE. Cualquier cosa antes de que Podemos entre en el Gobierno. El problema no es el acuerdo entre las izquierdas, es que a un partido lo secuestren las oligarquías económicas.
El PSOE presume de que consigue mejoras para la gente, mientras ustedes hacen retórica.
Lo cierto es que no. Cuando llevamos al Parlamento la pobreza energética, PP y PSOE se vieron tan contra las cuerdas que tuvieron que hacerse una foto para que luego nos enteremos de que sube la tarifa eléctrica en España. ¿Qué han conseguido? Estafar a los ciudadanos, no han sido capaces de parar a las eléctricas.
Simpatizantes de su causa han dicho que Podemos lleva el ADN del cainismo de la izquierda.
Si llevamos eso dentro, tendremos que extirpárnoslo. Abrir y sacarlo, eso nos haría muchísimo daño.
¿Está dispuesto a negociar cuotas de poder con Errejón?
Si eso fuera así, no hace falta que tengamos un Consejo Ciudadano, bastaría con que se sentara uno de cada sector y ya está. Eso sería… no diría ni vieja, diría mala política. Sería catastrófico convertirse en una configuración de familias donde los jefes se reparten la tarta. Como el PSOE, un partido de barones y de familias. No quiero eso para Podemos.
Pues todo el mundo cree que Vistalegre II depende de una negociación de usted con Errejón.
Yo lo que voy a hacer, cuando terminen los plazos, es convocar una reunión con todas las personas que hayan aportado a los documentos. Si hay acuerdo político, lo demás vendrá solo. Si hay compañeros que quieren defender su posición hasta el final, no lo habrá. Pero tiene que ser una discusión política, no puede ser que dos, o tres, o cuatro señores se reúnan para repartir una tarta.
Tres años después de la irrupción de Podemos, existe la opinión muy extendida de que la nueva política es igual que la vieja.
Las diferencias saltan a la vista. Yo no hablaría de vieja o nueva política, sino de buena o mala política. Hubo buena política también en el pasado. El problema de la política es que sea buena y decente.
¿Aprecia algún cambio en el Gobierno del PP?
Ellos mismos dicen que no. Rajoy presume de aplicar la misma política económica que llevó al desastre. Es verdad que les hemos obligado a que no tengan tanta cara.
elmundo.es/

16 total views, no views today

Share

Inditex se estampa contra el sindicalismo vertical chino

China es un eslabón clave en la cadena de producción de las grandes multinacionales de la moda. También para Inditex. De acuerdo a la última memoria oficial del grupo (2015), la compañía con sede en Arteixo (A Coruña) cuenta con 340 proveedores en el país asiático, que emplean a un total de 302.000 trabajadores en sus fábricas. Entre los países-taller de la firma fundada por Amancio Ortega, sólo Bangladesh supera al clúster chino, con una fuerza de trabajo de 387.000 personas.

Esto no quiere decir que tamañas plantillas cosan únicamente para Zara y compañía. Estas factorías acostumbran a contar con una clientela múltiple: las mismas manos producen un día para H&M y al siguiente para Inditex. Dentro de este contexto, la multinacional española ha sido hasta cierto punto pionera en la fiscalización de las condiciones de trabajo que mantienen sus proveedores.

Viaje a Guangzhou

En 2007 Inditex firmó un acuerdo con la federación internacional de sindicatos IndustriAll Global Union (IGU). Esta alianza, renovada en 2014 y que próximamente imitará Mango, ha permitido realizar visitas periódicas a las factorías de países como India, Turquía o Marruecos. En septiembre del año pasado tuvo lugar el último acercamiento a las plantas de China. Una delegación viajó hasta la zona de Guangzhou, origen de buena parte del calzado que Inditex vende en sus tiendas de todo el mundo.

Tanto los representantes del departamento de sostenibilidad de Inditex como los coordinadores del acuerdo en nombre del IGU, Isidor Boix y Víctor Garrido, sabían desde antes de su llegada que en la comitiva no iba a participar la tercera pata habitual en estos viajes. Tras reiterados intentos, el sindicato oficial (y único) en China, ACFTU, declinó formar parte de la delegación, al igual que había hecho en visitas anteriores.

Anomalía en la región

“Los sindicatos chinos no quieren saber nada del tema”, explica Boix a Economía Digital. Este veterano sindicalista conoce de primera mano la evolución de la industria textil asiática en la última década y media. En 2002 comenzó a trabajar conjuntamente con Inditex, labor que después ha extendido a otras multinacionales españolas como la mencionada Mango o El Corte Inglés.

Excepto en la cuestión salarial –China ha vivido en la última década una escalada generalizada de los sueldos tanto en el sector público como en el privado–, las factorías chinas suponen una anomalía dentro del enorme taller de Asia Oriental. Especialmente en lo relativo a la libertad sindical y la organización de los trabajadores para reclamar mejoras. Incluso en países como Bangladesh, con los salarios más bajos de la zona y tragedias como la del Rana Plaza, la evolución ha sido mucho más positiva en los últimos años, sostiene Boix.

También en Camboya o Vietnam. Caso especialmente interesante este último, con una estructura sindical similar a la de China y en donde recientemente se conformó una red sindical nacional con representación, entre otras, de las más de cien fábricas que trabajan para Inditex en el país.

Sindicatos y Partido Comunista

En la memoria fruto de su última visita a China, Boix relata algunas anécdotas ilustrativas sobre el panorama de las plantas chinas: “en todas las empresas grandes la afiliación [al sindicato] era oficialmente del 100%, aunque hubiera trabajadores que no sólo no sabían si en su empresa había sindicato, sino que para identificar lo que era el sindicato fue necesario preguntarles si sabían quién organizaba el karaoke (esto sí lo tenían claro)”. En otros casos “los trabajadores entrevistados confundía a los jefes del sindicato en la empresa con los del Partido Comunista”, apunta el informe.

Con problemas más que evidentes, como las interminables jornadas laborales (hasta 100 horas extra al mes) a cambio de salarios de 350 euros, la evolución de la realidad laboral en las factorías chinas de Inditex es a día de hoy “imprevisible”, señalan desde el IGU. También en otras industrias y sectores del país, donde muy esporádicamente suceden huelgas –entre las de mayor relevancia mediática estuvieron las de los trabajadores de Foxconn, ensamblador del iPhone de Apple, en 2014. Una situación que abre un futuro lleno de incógnitas, también para las empresas españolas en el país. “En China oficialmente no hay problemas, pero los problemas están latentes”, concluye Boix.

.economiadigital.es

13 total views, no views today

Share

Los bancos endurecen los préstamos personales

La sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que obliga a la banca española a devolver lo cobrado de más por las cláusulas suelo desde su aplicación le costará a las entidades afectadas más de 3.000 millones de euros, según el Banco de España, lo que afectará directamente a sus balances económicos.

Para recuperar ese dinero, es muy probable que los bancos españoles que aplicaron la polémica cláusula cambien las condiciones de muchos de sus productos, entre los que se encuentran los préstamos personales destinados al consumo.

Más comisiones y productos vinculados

Una estrategia que probablemente utilicen los bancos para cuadrar sus números es aumentar el coste de las comisiones de sus préstamos al consumo, especialmente las de apertura y estudio, pues son las que se deben pagar al formalizar la operación, informa Help my Cash.

Asimismo, estas entidades podrían endurecer las condiciones de vinculación de sus créditos personales. Hasta ahora, lo más habitual era que se exigiera cierta antigüedad y tener los ingresos domiciliados (además de contratar unos pocos productos), pero tras la sentencia del TJUE, los bancos afectados podrían exigir que se adquieran más servicios asociados para aumentar sus ingresos: seguros de vida o de protección de pagos, tarjetas de débito o de crédito con consumo anual mínimo o planes de pensiones.

En cuanto al tipo de interés aplicado, es difícil prever si bajará o subirá. Las entidades afectadas por la sentencia podrían incrementar el tipo aplicado para obtener un mayor margen, pero eso restaría poder de seducción a sus préstamos personales, inclusive en un momento en el que el sector es altamente competitivo y acumula muchos préstamos baratos.

Además, está por ver qué es lo que harán los bancos que no incluyeron la cláusula suelo en sus hipotecas, así como los establecimientos financieros de crédito como Cofidis o Bigbank, que no concedieron préstamos hipotecarios, pues cualquier variación en sus créditos al consumo podría forzar a las entidades afectadas por la sentencia a subir o a bajar los intereses para ajustarse al precio de mercado.

Los bancos podrían prestar más dinero

Otra consecuencia que puede acarrear la sentencia del tribunal europeo es que los bancos presten más dinero para aumentar sus ingresos. En ese sentido, ya se han detectado incrementos en el importe máximo de los préstamos personales de entidades como Kutxabank o Ibercaja, una tendencia que se podría generalizar durante los próximos meses, especialmente si se tiene en cuenta que el Banco Central Europeo bonificará a aquellos bancos que aumenten en un 2,5 % el volumen de crédito concedido hasta el 31 de enero de 2018.

Sin embargo, para los préstamos personales no se prevé que se relajen las condiciones de aprobación, pues los ratios de morosidad en este sector aún son elevados y es poco probable que la banca quiera asumir un mayor riesgo de impago.

De hecho, según la última Encuesta de Préstamos Bancarios del Banco de España, las entidades financieras españolas no tienen previsto suavizar las condiciones de acceso a sus créditos al consumo durante al menos los próximos tres meses.

economiadigital.es

16 total views, no views today

Share

Errejón quiere blindar a Podemos ante cualquier intento de fusión con IU

El número dos de Podemos, Íñigo Errejón, quiere evitar a toda costa que Podemos acabe fusionándose con su principal aliado electoral estatal, Izquierda Unida (IU). Con ese objetivo, el secretario político ha incluido en su propuesta organizativa para el partido una cláusula que trata de blindar a Podemos ante cualquier intento de fusión. Errejón establece que en caso de pretender la “disolución del partido, modificación de su nombre, composición, ámbito, naturaleza y cualquier proceso de fusión orgánica con otras fuerzas políticas” será necesaria una mayoría cualificada de dos tercios de los inscritos en Podemos. El partido cuenta ahora con más de 450.000 inscritos, por lo que si sale adelante su propuesta, una fusión requeriría más de 300.000 votos a favor.

La alianza de Podemos con Izquierda Unida supone un elemento de tensión en el posible acuerdo entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón para evitar la confrontación en el próximo congreso del partido. El número dos y sus afines urgen al líder a “clarificar” su posición a este respecto, después de que Iglesias escribiera en su ponencia política que es esencial que un partido del siglo XXI “se conciba como parte de un proyecto más grande que el propio partido”. Una redacción abierta que puso en alerta a los errejonistas, que piden que el líder aclare si está hablando de una futura fusión con IU.

Iglesias reivindicó el pasado viernes las estrategia de alianzas de Podemos con un acto junto al líder de IU, Alberto Garzón, y otros socios, en el que Garzón aseguró que le constaba el compromiso del líder de Podemos de “construir la unidad, no como mera alianza electoral, sino de ir mucho más allá”. La voluntad del líder de IU de profundizar su alianza incluso con la dilución de su marca (Garzón llamó a huir del “feticihismo de las siglas” y dijo que le parecía una buena noticia que la gente no diferenciara si es de IU o de Podemos) fue luego enfriada por Iglesias. El líder de Podemos defiende la construcción de un “bloque histórico”, pero asegura que las “diferentes piezas” del “cambio político” deben “mantener su autonomía” y poder “expresar su identidad”. Errejón, en todo caso, teme que su voluntad no expresada sea otra.

Poderes del secretario general

La propuesta organizativa de Errejón resta también importantes poderes al secretario general. Uno de los más relevantes es la capacidad del líder de convocar unilateralmente consultas a las bases, una facultad que Iglesias utilizó precisamente para que se decidieran las reglas del congreso y que ha sido cuestionada incluso por la cofundadora Carolina Bescansa. El sector errejonista fue también crítico con esa convocatoria a las bases porque saltaba al máximo órgano de dirección, el Consejo Ciudadano, el competente para tomar esa decisión.  Errejón elimina por tanto esta atribución del secretario general, que ya no podrá convocar consultas a las bases si no tiene el acuerdo del órgano de dirección. Según su propuesta, se requerirá la mayoría simple del Consejo Ciudadano. El líder pierde también la facultad de poder disolver cualquier dirección autonómica y local.

El número dos incluye también varias cláusulas que pueden leerse como una protección ante la posibilidad de que Iglesias pretendiera relevarle de sus funciones. Errejón establece que sea el máximo órgano de dirección el competente para eliminar o modificar las secretarías, y que solo pueda hacerlo por una mayoría cualificada de dos tercios. Iglesias quiere evitar que Errejón siga siendo un secretario político o número dos con tanto poder interno, y una de las opciones con las que podría hacerlo es eliminando su secretaría o modificando sus competencias.

De la misma forma, la propuesta organizativa de Errejón para Podemos recoge que la reestructuración de áreas o equipos requiera acuerdo del consejo también por mayoría cualificada. “Aprobar la creación de cualquier unidad funcional nueva, área o equipo, o reestructuración de las existentes, así como cualquier redistribución de competencias entre las mismas, por mayoría cualificada de ⅔ “. La filosofía de esta medida es la de la “lógica cooperativa”, dicen en el sector errejonista, pero de fondo también traslucen sus temores a que Iglesias y sus afines pretendan una reestructuración interna que les deje fuera.

politica.elpais.com

15 total views, no views today

Share

España se convierte en el cuarto país europeo en inversión inmobiliaria

España se convirtió en 2016 en el cuarto país europeo en inversión inmobiliaria con 13.900 millones de euros, y se situó por detrás del Reino Unido (60.200 millones), Alemania (52.500 millones) y Francia (25.700 millones), según datos de la consultora inmobiliaria CBRE. En su conjunto, la inversión inmobiliaria en Europa alcanzó los 251.100 millones de euros.

Por sectores, el de oficinas fue el más activo en 2016 con 108.400 millones; seguido de “retail” (54.000 millones), otros sectores incluido el residencial (43.7000 millones), industrial (24.600 millones) y hoteles (20.4000 millones).

Según señala la firma, Europa registró un cuarto trimestre que batió récords de inversión en 2016 con 86.700 millones de euros, un 4 % más que el año pasado. Además, el mercado alemán representó un importante impulso al total europeo con un récord de 19.800 millones de euros.

En este contexto, CBRE sostiene que comienza una nueva era hacia un sector inmobiliario más sostenible e innovador, en el que la digitalización jugará un papel determinante.

Además sostiene que, ante la falta actual de producto de calidad, la rehabilitación de espacios jugará un papel esencial, en el que las últimas innovaciones digitales, las nuevas formas de trabajar y la importancia de la sostenibilidad marcan ya la configuración de los mismos.

Por su parte, la consultora inmobiliaria Cushman & Wakefield prevé que la inversión en inmuebles comerciales en Europa sea elevada en 2017 ya que los precios de los bonos se debilitan y los inversores buscan apuestas seguras pero con potencial de crecimiento.

La compañía líder en servicios inmobiliarios espera que la rentabilidad en zonas prime baje 30-40 puntos básicos en toda Europa occidental, que los alquileres suban entre un 2 % y un 3 %, y que los volúmenes de inversión en Europa aumenten un 6 %

cambio16.com

16 total views, no views today

Share

Kimchi, el caleidoscópico plato surcoreano que lo peta en Occidente

¿Qué tiene el Kimchi que fascina a Oriente y Occidente? Este plato surcoreano se ha erigido en símbolo de la conocida como gastrodiplomacia, algo así como lo del palo y la zanahoria, pero haciendo más hincapié en el alimento como nexo de unión. Cocinado a base de verduras sazonadas, no hay nada más identitario de la cultura surcoreana que este plato.

A woman makes traditional Korean side dish kimchi, or fermented cabbage, during the 2014 Seoul Kimchi Making and Sharing Festival at Seoul City Hall Plaza in Seoul November 14, 2014. More than 2,300 volunteers made 250 tonnes of kimchi on Friday to give away to needy people during the winter season.   REUTERS/Kim Hong-Ji (SOUTH KOREA - Tags: FOOD SOCIETY) - RTR4E3RR

Una mujer elabora el tradicional Kimchi. (Foto: Kim Hong-Ji / Reuters)

El Kimchi es una forma de preparar las verduras, mediante fermentación para poder disponer de ellas fuera de temporada. Debido al clima frío de Corea del Sur las verduras no se pueden cultivar durante todo el año, por ello idearon este sistema de conservación de verduras. Su versión más tradicional se hace con una base de col china deshidratada con sal y acompañada de otras crudités, aliñadas con ajo, jengibre, salsa de pescado y una generosa cantidad de copos de chile coreano. Asimismo, es una comida complementaria o ingrediente para otras recetas como Kimchi Jigae (estofado), Kimchi Kuk (sopa), Kimchi Bukum Bab (arroz frito), Kimchi Bibimkuksu (fideos), o Kimchi Mandu (empanadillas).

kimchi_plato_surcoreano

Una mujer surcoreana prueba un plato de Kimchi. (Foto: Kim Kyung Hoon / Reuters)

El arraigo de este plato es tal en Corea del Sur que es inimaginable un hogar sin Kimchi. De hecho, fue hasta un alimento moralizante para las tropas surcoreanas durante la guerra de Vietnam. El gobierno coreano pidió a los americanos que les ayudaran a distribuirlo entre su ejército, cuyo comandante en jefe de las tropas, Chung Il-kwon, llegó a confesar que “deseaba el kimchi más que a su propia mujer”.

El Kimchi sobrepasa los limites de un plato. Su importancia y sentido definen a todo un país y su cultura. Así lo entendió la UNESCO que declaró el ritual de preparación de las conservas, el Kimjang Kimchi, Patrimonio inmaterial. “La práctica colectiva del “kimjang” -el modo de preparar y compartir colectivamente esas conservas- reafirma la identidad del pueblo coreano y ofrece una excelente ocasión para fortalecer la cooperación familiar”. Alrededor del Kimchi se juntan familias, se comparten historias y se arreglan diferencias. Durante los días de invierno, todo el vecindario se reúne para cortar, lavar y salar las verduras que serán fermentadas. Antes de que llegaran las neveras al mundo, las verduras se conservaban en vasijas de barro que se enterraban bajo tierra para evitar que el contenido se congelase.

A South Korean restaurant owner scoops out some spicy red pepper paste from one of many pots containing various sorts of homemade kimchi (fermented vegetables) and pastes in Damyang April 27. Preparing these foods has traditionally been one of the most important tasks for Korean housewives, but young wives have recently begun buying them from the supermarket as today's smaller family sizes make ready-made kimchi both convenient and more economic. - RTXIDU8

Un restaurante surcoreano elabora el kimchi de la forma tradicional fermentando las verduras en vasijas de barro. (Fotos: Yun Suk Bong / Reuters)

Kimchi todo el año

Este método de conservación permite que haya Kimchi durante todo el año. Las posibilidades de elaboración son variadas y adaptables a cada una de las estaciones del año. Durante el invierno se suele servir el Baek Kimchi y el Dongchimi. En primavera, las verduras son consumidas en fresco, como el Geotjeoli kimchi, una especie de ensalada de sabor agrio y ligero. En verano, rábanos y pepinos son las bases del kimchi estival, que suele ir acompañado de pescados o moluscos. Finalmente, en otoño el plato estrella es el baechu kimchi, que se prepara añadiendo a la hoja entera de la col un condimento llamado sok.

An unidentified woman tastes of kimchi, traditional pungent vegetable, to donate to needy neighbors for winter preparation at a government building in Seoul, South Korea, Wednesday, Oct. 28, 2015. About 100 volunteers made 5,500kg of kimchi. Made with cabbage, other vegetables and chili sauce, kimchi is the most popular traditional food in Korea.(AP Photo/Ahn Young-joon)

El kimchi puede consumirse en cualquier estación del año. (Fotos: Ahn Young-joon / AP Photo)

Entre las propiedades que se le atribuyen al Kimchi se encuentra la de limpiador de los intestinos y estimulante del apetito. Además, investigaciones recientes han establecido que el Kimchi contiene una gran cantidad de vitamina C y carotenos, así como también proteínas, carbohidratos, calcio, y vitaminas A, B1 y B2. Pero como todo, su ingesta abundante y consumo elevado son factores de riesgo de cáncer de estómago.

Kimchi en el espacio

Si es difícil imaginar para los coreanos un día sin Kimchi, imagina lo que supondría para toda una expedición espacial. Cuando en 2008 Corea del Sur envió a su primer astronauta al espacio no escatimó en nada. Y menos en Kimchi. El plato estrella surcoreano estuvo flotando en la órbita terrestre después de que el Gobierno invirtiera varios millones de dólares en investigación para matar las bacterias y reducir los olores.

kimchi_espacio

El Gobierno surcoreano invirtió millones de dólares para enviar kimchi al espacio. ( Foto: International Space Station)

“Cuando comes tu propia comida tradicional, te sientes apoyado emocionalmente”, llegó a confesar Yi So-yeon, la primera coreana y una de las primeras mujeres asiáticas en ir al espacio.

Envasado pierde gracia

Si después de leer este artículo eres de los que restan importancia a los rituales culinarios y prefieren confiar en el plato envasado en lata te advertimos de que los efectos probióticos brillan por su ausencia, además de que cuesta un ojo de la cara.

Ethnic Koreans sell kimchi, Korean pickled cabbage, at a market in Yuzhno-Sakhalinsk, Russia on Wednesday, Oct. 24, 2007.  (AP Photo/Burt Herman)

La verdura empleada para el kimchi debe estar a temperatura ambiente durante cinco días. ( Foto: Burt Herman / AP Photo)

Receta básica

Ingredientes:

1 cabeza mediana de col o repollo
1/4 taza de sal marina o sal kosher
1 ajo rallado (cinco a seis dientes)
1 cucharada de jengibre rallado
1 cucharada de azúcar
1-5 cucharadas de hojuelas de pimiento rojo coreano o gochugaru (se puede conseguir en Amazon)
8 oz de rábano coreano o daikon, peladas y cortadas en juliana
4 manojitos de cebollín picado

Preparación:

1. Corta la col o repollo en cuatro partes y remueve el centro. Corta cada cuarto en tiras de dos pulgadas de ancho aproximadamente.

2. Coloca la col en un tazón grande con sal. Utiliza las manos para masajearla hasta que empiece a ablandarse un poco. A continuación, añade agua hasta cubrirla. Pon un plato sobre la mezcla y un objeto pesado encima, como un frasco o una lata de frijoles. Deja reposar durante 1 ó 2 horas.

3. Lava la col con agua fría tres veces y drena en un colador por 15 a 20 minutos. Enjuaga y seca el recipiente que usaste para salarla y resérvalo para el paso 5.

4. Por separado combina el ajo, el jengibre, el azúcar y 3 cucharadas de agua en un tazón pequeño. Mezcla hasta formar una pasta suave. Agrega las hojuelas de pimiento coreano al gusto (de una a cinco cucharadas).

5. Combina las verduras y la pasta. Aprieta suavemente la col para que escurra el agua restante y devuelve al recipiente junto con los rábanos, el cebollín y la pasta.

6. Usando las manos, mezcla y fusiona todos los ingredientes. Que la col quede bien cubierta.

7. Introduce el kimchi en un frasco, presionando hacia abajo hasta que la salmuera cubra las verduras. Deja por lo menos una pulgada de espacio entre la tapa y el contenido. Sella el frasco con la tapa.

8. Para la fermentación: deja el frasco a temperatura ambiente durante cinco días. Es posible que se aprecien algunas burbujas en el interior o que la salmuera se filtre por arriba, por lo que es recomendable colocar un tazón o plato bajo el frasco por cualquier desbordamiento.

9. Presiona las verduras hacia abajo con una cuchara limpia (esto libera los gases producidos durante la fermentación). Cuando el kimchi sepa lo suficientemente bien para tu gusto —luego de 5 días, más o menos— guarda el frasco en el refrigerador. Se puede comer de inmediato, aunque sabe mejor y queda en su punto después de una o dos semanas.

theobjective.com

15 total views, no views today

Share

Comerse el mundo sin salir de MadrEat

Este fin de semana podemos volver a disfrutar de una oferta gastronómica de gran calidad y variedad en MadrEat, un espacio abierto en la plaza de Azca donde se alojan el tercer fin de semana de cada mes food trucks de chefs y restaurantes de todo tipo. Comidas de diferentes nacionalidades para todos los gustos que van desde los aperitivos hasta deliciosos postres hechos para los más golosos.

Comidas de diferentes nacionalidades para todos los gustos que van desde los aperitivos hasta deliciosos postres hechos para los más golosos

Una copa de vino con los mejores ibéricos, una buena cerveza y una hamburguesa o incluso un guiso tradicional para los que echan de menos las comidas de la abuela. Cocina peruana, española, colombiana, brasileña, venezolana, japonesa, argentina, italiana, mexicana… Desde luego, aquí no podrás decir que no has encontrado algo que te guste.
MadrEat ofrece un espacio donde chefs de renombre pueden ofrecernos sus mejores obras, pero también donde aquellos jóvenes cocineros que buscan abrirse paso en este mundillo puedan dar a conocer sus creaciones gastronómicas.

Este fue el primer street market de comida en Madrid, y aunque su primera edición fue en octubre de 2014, nunca es un mal momento para recordar que sigue ahí para que tengamos la oportunidad de deleitarnos con todas las maravillas que nos ofrece.

 

La Vermuneta | Foto via La Vermutería Zarro

La Vermuneta | Foto via La Vermutería Zarro

 

Aperitivos que dejan con ganas de más

Basta con entrar al recinto para tener ganas de probarlo todo. Una mezcla de olores y colores, sumados a un poco de música y muy buen ambiente, despiertan todos nuestros sentidos.

Empanadillas argentinas del foodtruck de Graciana. (Foto: Pelayo Menéndez)

Empanadillas argentinas del foodtruck de Graciana. (Foto: Pelayo Menéndez)

Empieza el paseo, y con él las dudas: todo tiene buena pinta, ¿qué elijo? Pero el hambre no espera, así que para ir abriendo boca mientras decidimos cuál va a ser el plato fuerte, por qué no empezar con un pequeño (o no tan pequeño) aperitivo. Aunque tampoco nos lo ponen nada fácil para tomar esta decisión: un poco de jamón de la Iberoteca, unas croquetas de La Trastienda o un vermut con una tapita en La Vermuzeta Zarro son algunas de las deliciosas opciones para empezar la ruta por los numerosos foodtrucks del mercado. Pero si hay un pequeño bocado que no puedes dejar de probar son las empanadillas argentinas de Graciana, especialmente las de confit de pato, aunque las hay para todos los gustos: ternera suave o picante, cordero, pollo y caprese.

 

Foto via Pilsner Urquell España @pilsner_ES

Foto via Pilsner Urquell España @pilsner_ES

Una vez decidido el aperitivo, habrá que buscar una bebida para acompañarlo, ¿no? Tampoco faltan opciones en este variado streetmarket. Para los más informales, una buena pinta de cerveza checa en Pilsner Urquell o un producto nacional: la cerveza madrileña La Virgen. Y para los más clásicos, una copa de vino en Flying Cow, el foodtruck que dice que “el vino es poesía embotellada”. También puedes empezar con una tradicional sangría o con un vermut si lo que quieres es un aperitivo de los de verdad, de los tradicionales.

 

¿Vamos a Sudamérica, a Asia, o nos quedamos en España?

Esta decisión sí que va a ser muy difícil. Y si vas en grupo, más todavía. Será como esa conversación de Whatsapp de los sábados para decidir restaurante, solo que con muchos restaurantes, y muchas tentaciones delante. La oferta es lo suficientemente grande como para ajustarse a los gustos de todos, pero quizás ese sea el problema. Probablemente sean necesarias unas cuantas paradas hasta que por fin podamos disfrutar de la comida sentados en uno de los rincones que MadrEat ha preparado alrededor de la plaza.
Entre toda la oferta gastronómica internacional, hubo algunos foodtrucks que captaron toda nuestra atención y a los que no nos pudimos resistir. Los sándwiches chilenos de San Wich son, sin duda, una de las opciones más apetecibles. Ternera acompañada de verduras y picante para los más atrevidos, o de queso para los más tradicionales. También tienen empanadillas, por si te has quedado con ganas de probar las argentinas. Es su sabor lo que nos conquista, pero todo hay que decirlo, la simpatía de estos chilenos también es un gran punto a su favor.

 

Foodtruck de Kinua, restaurante de comida peruana. (Foto: Pelayo Menéndez)

Foodtruck de Kinua, restaurante de comida peruana. (Foto: Pelayo Menéndez)

Seguimos enamorándonos de Sudamérica con la cocina peruana del chef Kiko Zeballos; en Kinua podemos probar el sabor de Perú en un sándwich de carne de cerdo desmenuzada con varias salsas de las que probablemente no recordarás el nombre, pero que definitivamente no olvidarás.
En el mismo continente, pero esta vez un poco más arriba, nos vamos a por una de las hamburguesas de MEAT, pero de las mini, que todo, hasta nuestro estómago, tiene un límite. Una carne de ternera sabrosa en el pan ideal y acompañada de patatas paja que te deja con ganas de probar mucho más.

La mayoría de estos foodtrucks cuentan con un restaurante en la capital española, algunos incluso tienen servicio a domicilio

Eso es solo una pequeña muestra de todo lo que nos hubiera gustado probar. Pero lo mejor de todo esto es que la mayoría de estos foodtrucks cuentan con un restaurante en la capital española, algunos incluso tienen servicio a domicilio, así que nos apuntamos el nombre de algunos para no quedarnos con las ganas de probar nada: comida venezolana de La Cuchara, el restaurante de cocina japonesa fusión Kabuki Kirei, la cocina tradicional modernizada de Arzábal o Picsa, una pizzería argentina.

 

El final más dulce

Más de uno pensará que es imposible que, después de todo lo que hemos probado, seamos capaces de comer algo más. Esta idea desaparece rápido cuando recorremos con la vista las carpas más dulces de MadrEat. Postres que van desde el clásico crepe francés hasta el pastel de nata portugués, pasando por las tartas y macarons de Mamá Framboise y los helados artesanales de Gola Tentazioni.
Para los que tenemos ese “segundo estómago” en el que siempre cabe algo dulce, este va a ser el peor dilema de la noche. Todo te apetece y todo lo quieres probar, y con razón. Pero puestos a elegir, un pastel portugués con un chocolate caliente puede ser la mejor opción si vas de noche, que ya empieza a notarse el fresquito. Y si eres de los que prefiere ir a lo seguro y no arriesgarse, la alta pastelería de Mamá Framboise, del chef Alejandro Montes, nunca defrauda.

Tartaleta de frambuesa y Pie de Limón de Mama Framboise | Foto via @mamaframboise

Tartaleta de frambuesa y Pie de Limón de Mama Framboise | Foto via @mamaframboise

Los que pensáis que comerse un postre es realmente misión imposible, no os podéis ir sin aunque sea probar un pequeño bocadito dulce. Para eso están los macarons o las cookies, que podemos encontrar también en esta pastelería y que nos dejarán un muy buen sabor de boca. Aunque siempre queda la opción de siempre: ¿compartimos postre?

Definitivamente, Sudamérica puede presumir, al menos en este streetmarket, de conquistar nuestros paladares como nadie. Aunque en lo que a dulces se refiere, nos vamos acercando más a nuestro continente, porque no hay nada como la pastelería francesa. En MadrEat nos han probado que es posible comerse el mundo en tan solo unos pocos metros. Unos metros llenos de buen rollo pero, sobre todo, de buena comida.

 

MadrEat estará este fin de semana en Azca (Foto vía @madreatmarket).

MadrEat estará este fin de semana en Azca (Foto vía @madreatmarket).
http://theobjective.com/

16 total views, no views today

Share

La ‘abuela’ de internet que asesora a los gurús de Silicon Valley

Tiene 65 años y durante más de tres décadas de su vida ha visto desde primera línea la revolución de los ordenadores personales, la llegada de internet y el crecimiento de dos grandes compañías tecnológicas. Y lo ha hecho desde dentro y desde fuera, contándolo desde la privilegiada posiciónde una reportera y también como parte de las ‘startups’ que en la actualidad son multinacionales.

ROCÍO P. BENAVENTE

Su red de contactos es tan extensa que, ahora que se dedica a la consultoría externa, se puede vanagloriar de atender a gigantes de Silicon Valley y a pequeñas ‘startups’ “de las que nunca has oído hablar”. Y eso que dedicarse a la comunicación jamás había estado entre sus planes.

Karen Wickre es una veterana del San Francisco tecnológico, al que llegó desde su Washington natal con intenciones que nada tenían que ver con el ambiente de Silicon Valley. Fue para gestionar una asociación de periodistas y ahora lleva su propia consultora de comunicación, KVOX Media, que ayuda y enseña a todo tipo de empresas tecnológicas a comunicar.

En su listado de clientes hay “una mezcla de ‘startups’, firmas de capital riesgo, unicornios [empresas valoradas en más de 1.000 millones de dólares] y empresas tecnológicas establecidas”, cuenta a Teknautas. Sin embargo, no quiere dar nombres: “Digamos simplemente que tengo una maravillosa red de amigos de Google que están por todas partes”, dice con una sonrisa. Pero, ¿cómo llegó hasta aquí?

Digamos simplemente que tengo una maravillosa red de amigos de Google que están por todas partes

Hace unos 30 años, Wickre llegó a San Francisco para trabajar como directora ejecutiva de Media Alliance, una asociación que reunía a trabajadores de los medios de comunicación para ponerlos en contacto más directo con la sociedad. En el equipo directivo estaba también el creador de las famosas revistas PC Magazine, PC World y Macworld, David Bunnell. “No lo conocía, apenas sabía algo sobre ordenadores, pero me reuní con él y charlamos un par de veces. Me dijo: ‘Deberías trabajar para mí’. Dije: ‘¿En serio?’”.

Sería su primer trabajo como periodista, en un mundo del que apenas conocía el Kaypro, un ordenador que llegó a las casas antes de la explosión de los PC de IBM. Wickre tenía una formación universitaria en Historia y Literatura y había desempeñado todo tipo de trabajos antes de llegar a San Francisco: fue secretaria de oficina, estuvo administrando una organización de cineastas independientes en Portland (Oregón) que fue lo que le llevó a San Francisco… Pero no conocía el mundo tecnológico.

Karen Wickre ha reconocido la importancia de David Bunnell en su carrera tecnológica. (Imagen: Wikipedia)

Karen Wickre ha reconocido la importancia de David Bunnell en su carrera tecnológica. (Imagen: Wikipedia)

Entró en un equipo en el que aprendió mucho, gracias a los conocimientos sobre ordenadores que sí tenían sus compañeros, que formaban un equipo “divertido, inteligente y apasionado”, como ella misma recordó al fallecer Bunnell. Era una especie de enlace entre él y el equipo de redacción. “Desde entonces, solo he tenido una sucesión de trabajos siempre en tecnología, porque estaba en San Francisco, empecé a conocer gente, empecé a construir una red…” Nunca supo del todo por qué el legendario editor decidió confiar en ella, pero siempre le estará agradecida.

El tiempo pasaba y, tras la revolución de los ordenadores personales, llegó la de internet. En los años 90, la red de redes era ya una cierta realidad en Estados Unidos, y Wickre había comenzado a reseñar páginas web. A la vez, había editado varios libros sobre ordenadores. Allá por 1994, otro editor le dijo que temían estar perdiéndose el potencial de las nuevas webs y le preguntó si no le importaría escribir un libro en el que reseñara todo este nuevo mundo. Ella aceptó el encargo y, junto a un amigo ingeniero que explicaba las partes más técnicas (“mucha gente no tenía un módem”), escribió un libro que recopilaba muchas de esas primeras webs, una mezcla entre unas Páginas Amarillas y un manual de instrucciones de internet.

Con ‘Atlas to the World Wide Web’ se convirtió en una de las primeras personas que escribió un manual sobre las tres uves dobles. El libro incluía un CD con un mapa de esa primitiva red. En la actualidad, dice Wickre, ver su atlas le resulta “ridículo”, ya que cada reseña era de un par de párrafos. “Fue, mirando hacia atrás ahora, rudimentario”.

A fuerza de tanto mirar páginas, aprendió cómo se debía mostrar el contenido en una web o qué podía hacer para resultar útil a sus lectores

Después de terminar ese libro y antes de trabajar en Google siguió como periodista ‘freelance’, reseñando numerosas páginas. También escribía columnas en las que hablaba de nuevos servicios en la red y trabajaba para agencias que tenían a compañías tecnológicas entre sus clientes. A fuerza de tanto mirar páginas, aprendió cómo se debía mostrar el contenido en una web o qué podía hacer para resultar útil a sus lectores, dos temas que le apasionaban y que con el tiempo le serían muy útiles en sus trabajos posteriores. Por ejemplo, cuando entró a formar parte de Google. Y eso fue a comienzos del nuevo milenio, tras el estallido de la burbuja puntocom.

Trabajando para los grandes

En 2002, Wickre empezó a trabajar en Google como contratista, gracias a la recomendación de unos amigos. Conocía al equipo de una conferencia tecnológica en los 90, cuando todavía era una pequeña empresa y, por tanto, tenía trato con él. Tras un año trabajando con ellos, la hicieron fija.

El fundador de Blogger Ev Williams trabajó en Google con Wickre. Esta fue luego a Twitter, otra de las ‘startups’ que Williams cofundó. (Imagen: Julie Pimentel | Flickr)

El fundador de Blogger Ev Williams trabajó en Google con Wickre. Esta fue luego a Twitter, otra de las ‘startups’ que Williams cofundó. (Imagen: Julie Pimentel | Flickr)

Estuvo durante nueve años en Google y dice haber sido “muy afortunada” por haber llegado allí cuando la empresa era mucho más pequeña. “Había unas 700 personas cuando empecé. No había trabajado en una empresa de ese tipo antes”. Ella era una más del equipo de comunicación: “Escribí algunas de las primeras historias sobre anunciantes y cómo estaban usando Google Adwords”; también, se responsabilizó de cómo la compañía debía transmitir los mensajes a sus usuarios.

Supo aprovechar muy bien una de las primeras grandes compras de la compañía: en 2003, Wickre vio una gran oportunidad en esa plataforma llamada Blogger. “Debíamos usar Blogger como el blog de la compañía, porque las notas de prensa eran anticuadas”. Y así es cómo se ha hecho desde que ella creó el primer blog corporativo y se lanzó de manera oficial en mayo de 2004. En un principio los abogados miraban con lupa cada ‘post’, según ha contado Wickre, porque la compañía se estaba preparando para la salida a bolsa, que tuvo lugar en agosto, y temían que algún comentario afectara al precio de las acciones. Además, el cofundador de Twitter Evan Williams escribió el primer ‘post’ del blog corporativo. Con los años, Wickre retomaría este contacto.

En tres décadas, Wickre ha tejido una red de contactos que va desde las grandes compañía hasta las empresa de capital riesgo y las pequeñas ‘startups’. (Imagen: Hubert Burda Media | Flickr)

En tres décadas, Wickre ha tejido una red de contactos que va desde las grandes compañía hasta las empresa de capital riesgo y las pequeñas ‘startups’. (Imagen: Hubert Burda Media | Flickr)

Entre las anécdotas de aquella etapa, está la de una llamada que recibió un sábado de 2011: un compañero le preguntó si el lunes siguiente podía estar en las oficinas a las cuatro de la mañana. Ella dijo que sí sin preguntar para qué (“entendí que sería parte de algo grande”). Dos días después, con un buen café caliente, allí estaba para descubrir que la compañía compraba Motorola (en 2014 la volvió a vender, a Lenovo) y que había que informar a los medios. Era parte de lo que suponía trabajar allí.

De Google a Twitter

Pocos meses después, y tras haber abierto alguna que otra cuenta de Twitter para Google (ella, de hecho, estuvo detrás de el perfil corporativo durante dos años), se fue a trabajar para la ‘startup’ del pájaro azul. “Aunque amo Google en general y tuve experiencias fantásticas allí, mi propio trabajo no había cambiado mucho. Me sentía un poco preocupada. ¿Qué más podía hacer? Porque no estaba haciendo nada nuevo”, explica. Ya conocía a los fundadores de Twitter, como a Evan Williams, porque habían estado en Google antes, y llegó cuando la empresa tenía un cierto nivel.

Ocupó el cargo de directora editorial, similar al que ostentó en Google, en una plataforma de la que le había enamorado por su inmediatez. Durante cuatro años, gestionó a los equipos editoriales encargados del contenido público, como los tuits y los ‘posts’ de los blogs de la compañía. Sin embargo, al cabo de ese tiempo, sentía las mismas sensaciones que cuando abandonó Google. Le apetecía ayudar con su experiencia a otras compañías, así que salió y decidió montar su propia consultora. “Estoy ansiosa por trabajar para mí misma”, dijo en su ‘post’ de despedida, en marzo de 2016.

elconfidencial

16 total views, no views today

Share