Salvoconducto en Cataluña y Madrid: Qué documento debo llevar y cómo conseguirlo

El salvoconducto ha pasado a ser uno de los mayores aliados durante la crisis de la Covid-19. Este documento expedido por las autoridades competentes del cierre perimetral permite justificar un desplazamiento durante el estado de alarma que infrinja las restricciones establecidas para frenar el avance de la enfermedad. 

¿Pero dónde hallar el documento? En el caso de Cataluña y de Madrid, este documento puede variar un poco, aunque está a disposición de cada ciudadano a través de la página web de cada Gobierno autonómico. Este documento está previsto para causas de fuerza mayor. Publicidadabout:blank

Movilidad para fuerzas de causa mayor

Las autorizaciones más frecuentes para poder cruzar los territorios confinados o salir tras el toque de queda implican motivos de trabajo, asistencia a exámenes o centros educativos, residencia, cita médica, asistencia a personas mayores y dependientes, audiencias judiciales o notariales que se consideren urgentes

Este documento es imprescindible para circular por zonas y horarios no permitidos por las restricciones Covid-19. Además, durante los anteriores estados de alarma decretados por el Gobierno central se han publicado documentos de este tipo en el Boletín Oficial del Estado. 

En el caso de Cataluña, el salvoconducto se debe solicitar a través de un aplicativo web donde la persona debe introducir sus datos. Una vez rellenado, se generará el Certificado autoresponsable de desplazamiento por la crisis sanitaria de la Covid-19 y que se deberá enseñar siempre que la policía lo requiera. 

Certificado autoresponsable de Madrid

Madrid tiene un documento mucho más sencillo, que permite desplazarse durante las horas del toque de queda y también permite cruzar las fronteras del confinamiento perimetral. El Gobierno presidido por Isabel Díaz Ayuso ha puesto en circulación el siguiente documento: 

Modelo orientativo de certificado para justificar la entrada y salida de las zonas afectadas por la Orden 1178/2020, de 18 de septiembre, de la Consejería de Sanidad, por razones laborales o profesionales.

En ……….., a .. de ………….. de 2020.

D./Dña…………………………………………., mayor de edad, con DNI……………, en su condición de ………………………. de la empresa ………………………, con NIF………., y domicilio en …………………………about:blank

DECLARA:

Que como consecuencia de la entrada en vigor de la Orden 1178/2020, de 18 de septiembre, de la Consejería de Sanidad, se restringe la entrada y salida de determinados núcleos de población en la Comunidad Autónoma de Madrid como consecuencia de la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, salvo para determinados desplazamientos, debidamente justificados, que se especifican en el apartado segundo.1 de la mencionada Orden, entre ellos el desplazamiento al lugar de trabajo para el cumplimiento de sus obligaciones laborales, profesionales o empresariales.

Por tal circunstancia y a los efectos de su posible acreditación ante la autoridad competente,

CERTIFICA:

Que el/la trabajador/a D./Dña. …………………………………, con DNI ……………, y residente en una de las zonas afectadas por las restricciones de movilidad establecidas por la Orden 1178/2020, de 18 de septiembre, de la Consejería de Sanidad, forma parte de la plantilla de la empresa …………………, desempeñando su labor profesional en el centro de trabajo ubicado en ………………………

Y para que así conste, expido el siguiente certificado.

Fdo.javascript:false


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Share Button

Así ha conseguido Taiwán permanecer 200 días sin contagios por coronavirus

La segunda y la tercera ola de coronavirus están azotando con fuerza Europa y muchas otras zonas de planeta dejando a su paso más de 45 millones de contagios y una cifra de fallecidos que supera los 1,1 millones desde el principio de la pandemia. Sin embargo, parece que algunos países han sabido controlar el virus y evitar nuevas infecciones y un gran ejemplo de ellos es China, el país en el que comenzó todo hace casi un año.

Mientras, en Taiwán, acaban de alcanzar los 200 días consecutivos sin ningún caso de transmisión local dentro del territorio, un escenario que resulta impensable, por el momento, en lugares como España. Vacunarte contra la gripe podría reducirte el riesgo de contraer Covid-19, según sugieren los primeros datos. Su último contagio local fue el pasado 12 de abril, el domingo de Pascua, cuando la pandemia no había hecho más que empezar en el resto del planeta.about:blank

La isla, que cuenta con más de 23 millones de habitantes, acertó a la hora de medidas eficaces y veloces, anticipándose a las potenciales consecuencias. Una de las medidas que puso en marcha, por ejemplo, fue controlar la entrada de pasajeros procedentes de Wuhan (China), donde se originó la pandemia en diciembre de 2019.

Taiwán cerró sus fronteras el 21 de enero

Taiwán cerró sus fronteras al mundo exterior tras reportar su primer caso de coronavirus el pasado 21 de enero, prohibiendo la entrada de turistas procedentes del exterior, aunque sí permitía que volviesen residentes y diplomáticos. Pero nunca llegó a verse en la necesidad de implantar restricciones severas que limitaban las libertad de movimientos, como sí sucedió en otros lugares de China.

Otros de los factores que pueden haber contribuido a su éxito son su disposición geográfica, al ser una isla es más sencillo controlar las fronteras, y su gran experiencia en lo que se refiere a pandemias.

El SARS (síndrome respiratorio agudo severo) impactó sin piedad en la zona en 2003, por lo que Taiwán decidió tomar cartas en el asunto y aprender de sus errores. «Cuando escuchamos que había algunos casos de neumonía en China donde los pacientes eran tratados de forma aislada, supimos que era algo similar», explica el ministro de Relaciones Exteriores de Taiwán Joseph Wu.

Mascarillas./ EFE

Gran inversión en material sanitario

Desde entonces, el Gobierno ha realizado importantes inversiones en material sanitario, adquiriendo mascarillas y equipos de protección como EPIs, así como abasteciéndose de test masivos y reclutando rastreadores. «El rastreo de contactos muy cuidadoso y las cuarentenas muy estrictas de los contactos cercanos son la mejor manera de contener al coronavirus», opina el Chen Chien-jen, exvicepresidente taiwanés y epidemiólogo.

Taiwán ha conseguido controlar el virus con solo siete fallecidos desde el inicio de la pandemia, mientras que países como España, Francia o Alemania están implantando severas restriccioness debido al incesante aumento de contagios y de fallecidos.about:blank

Las comparaciones, no obstante, son relativas ya que no todos se encuentran en la misma situación ni concurren las mismas circunstancias.

economiadigital

Share Button

Las protestas contra las restricciones se extienden por España y desatan el choque entre Vox y Cs

Varias comunidades autónomas se han levantado contra el endurecimiento de las restricciones en España ante el descontrol de la pandemia de coronavirus. Lo que empezó este viernes en forma de protesta terminó convirtiéndose en vandalismo en varias ciudades como Barcelona, Burgos, Santander o Valencia. Las consecuencias han sido más de una treintena de detenidos y un choque político entre los partidos que se proclaman defensores de autónomos y trabajadores: Vox y Ciudadanos.

La polémica la ha desatado el candidato a la presidencia de la Generalitat, Ignacio Garriga al afirmar que quienes encendían bengalas y tiraban vallas en la capital catalana eran “trabajadores en el paro, padres sin nómina para alimentar a sus hijos, autónomos que no tienen trabajo” que habían visto su cuota aumentada. “Españoles corrientes de Barcelona, hasta las narices de ser encarcelados y condenados a la miseria”, ha señalado Garriga en su cuenta de Twitter adjuntando un vídeo de las manifestaciones.about:blankhttps://platform.twitter.com/embed/index.html?dnt=false&embedId=twitter-widget-0&frame=false&hideCard=false&hideThread=false&id=1322259531724951552&lang=en&origin=https%3A%2F%2Fwww.economiadigital.es%2Fpolitica-y-sociedad%2Flas-protestas-contra-las-restricciones-se-extienden-por-espana-y-desatan-el-choque-entre-vox-y-cs_20103991_102.html&siteScreenName=EconomiaED_&theme=light&widgetsVersion=ed20a2b%3A1601588405575&width=550px

Estas declaraciones no han sentado bien a sus socios de Gobierno en numerosas comunidades. El líder de Ciudadanos en la Comunidad de Madrid y vicepresidente del Gobierno regional, Ignacio Aguado, ha tachado  estas afirmaciones de irresponsables y peligrosas. “Los autónomos no destrozan ni saquean los negocios de sus compañeros. Tampoco queman contenedores ni agreden a la policía”, ha respondido a Garriga. “Espero que rectifiquéis -le ha instado- la violencia no tiene justificación”. En cambio, el PP ha guardado silencio.

Pero lejos de rectificar, el partido ha continuado alimentando la polémica, aunque con diferentes discursos. El portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, ha señalado a la izquierda como la responsable de los estropicios. Justo lo contrario que lo que decía Garriga. “Estos son los vuestros, progres y separatas. Los que llamáis despectivamente “ultraderecha” y que son autónomos, comerciantes, familias… también protestarán, pero sin destrozos”.

«Estos son los vuestros, progres y separatas. Los que llamáis despectivamente “ultraderecha” y que son autónomos, comerciantes, familias… también protestarán, pero sin destrozos»

Así ha respondido la mano derecha de Santiago Abascal al director de los Mossos d’Esquadra, Pere Ferrer, después de éste que haya atribuido los violentos incidentes a grupos pertenecientes a la extrema derecha. “Hemos visto grupos de extrema derecha muy violentos, organizados, habrá que investigar para evitar que esto se repita», aseguró Ferrer en declaraciones a RAC1.

Más de 30 personas fueron detenidas en las protestas contra las medidas del Gobierno

En Barcelona, 14 personas fueron detenidas, dos de ellas menores de edad, y treinta resultaron heridas -20 agentes de los Mossos d’Esquadra, tres guardias urbanos y siete ciudadanos- en los violentos incidentes que se registraron anoche en el centro de la ciudad.

Una situación parecida se vivió en Burgos, donde más de un centenar de personas protagonizaron los disturbios, especialmente en el barrio de Gamonal, con violentos enfrentamientos con la policía, lanzamiento de piedras y quema de más de cien contenedores. Todo ello justo después de que comenzara el confinamiento perimetral en Castilla y León.

Y este escenario se repitió también en Santander y Valencia, donde la noche concluyó con ocho y siete detenidos, respectivamente, además de varios agentes de la policía heridos.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Share Button

Lidl y Mercadona advierten del peligro de consumir un lote de cervezas con sabor tequila por el desprendimiento de vidrio

Lidl ha alertado en su página web de la retirada de un lote del producto Camaro Cerveza Red, del proveedor Brasserie Licorne SAS, por un defecto en las botellas. La empresa advierte de que al abrirlas es posible que se desprendan astillas de vidrio. De la misma manera ha procedido Mercadona, que comercializa cervezas con sabor tequila del mismo fabricante, bajo la marca Especialidades 1897. https://7dbc595367288aa8c9769fcf45085136.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-37/html/container.html

Lidl y Mercadona indican a los consumidores que hayan adquirido este producto que se abstengan de consumirlo y acudan a cualquier establecimiento de la empresa para devolverlo y solicitar el reembolso del precio de compra, sin necesidad de presentar ticket.

El lote afectado es el 244 hh:mm, con fecha de consumo preferente de noviembre de 2021. Tanto Lidl España como el proveedor Brasserie Licorne SAS piden disculpas a todos los clientes afectados por los inconvenientes causados.

Hace una semana, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) fue informada a través de la Red de Alerta Alimentaria Europea (RASFF) de la presencia de listeria en el producto Queso Rulo de Cabra, elaborado en los Países Bajos y comercializado desde Alemania, que fue vendido exclusivamente en Lidl.

eleconomista

Share Button

Los 5 libros más leídos por los CEO de todo el mundo en 2020 (no de negocios)

A falta de pocas semanas para que termine el año, podemos confirmarlo: este 2020 pasará a la historia como uno de los momentos más extraños y transformadores de la historia moderna. El ‘boom’ del teletrabajo, la necesidad de reinventarse en el e-commerce, la crisis del empleo… Nada volverá a ser como antes y, por eso, hasta los principales líderes empresariales del planeta se preparan para un futuro más incierto que nunca. Algunos de ellos incluso adoptan un enfoque más humanista que de negocios y dedican su tiempo a leer más textos históricos o ensayos que manuales para directivos.

Es lo que se extrae de la librería online Perlego, que acaba de revelar en este artículo de ‘Business Insider’ cuáles son las obras que más han leído este año los más de 1.000 CEO que actualmente tiene en su base de datos. Y la lista es sorprendente: desde libros sobre sexualidad o recopilaciones de discursos hasta textos históricos, la mayoría no trata directamente el ámbito de los negocios. Libros que cualquiera puede tener en casa. Y, quizás por eso, resultan tan intrigantes. Esta es nuestra selección de los cinco libros que más han leído los CEO de todo el mundo en 2020.

‘El arte de la guerra’, de Sun Zi

El arte de la guerra, de Sun Tsu.
El arte de la guerra, de Sun Tsu.

Este libro se atribuye a Sun Zi, un general chino, estratega militar y filósofo. Zi escribió ‘El arte de la guerra’ (disponible en Amazon desde 0,99 euros) durante el período de los Estados Combatientes de la antigua China (entre 475-221 a. C.), y su obra fue traducida por el estadounidense Victor Mair en 2007. ‘El arte de la guerra’ explica la planificación y gestión de operaciones militares. Se considera el libro más influyente sobre el desarrollo de tácticas militares chinas. Está dividido en 13 capítulos. Cada uno describe un aspecto diferente de la guerra y el papel que juega en la estrategia y táctica militar.

‘El Alquimista’, de Paulo Coelho

Mucho antes de ser conocido por sus memes lacónicos en internet, Paulo Coelho publicó por primera vez ‘El alquimista‘ en 1988 (disponible en Amazon desde 6,64 euros). La novela fue escrita originalmente en portugués y se convirtió en un bestseller internacional ampliamente traducido, vendiendo millones de copias en todo el mundo. Coelho cuenta la historia de Santiago, un niño pastor andaluz que quiere viajar para encontrar las riquezas más extravagantes del mundo; una historia plagada de enseñanzas sobre «la sabiduría esencial de escuchar a nuestro corazón, aprender a leer los presagios esparcidos a lo largo del camino de la vida y, sobre todo, seguir nuestros sueños».

Jeff Bezos

Mira tambiénLas tres reglas de oro de Jeff Bezos para ser productivo desde que te despiertas

‘Codebreakers’, de by Stephen Twigge

En ‘Codebreakers’ (disponible en Amazon desde 5,10 euros), Stephen Twigge (historiador en el Archivo Nacional del Reino Unido) cuenta la historia de los descifradores de códigos en el Reino Unido desde el reinado de Isabel I hasta la Guerra Fría. Como no podía ser de otra forma, el tema principal abordado son los acontecimientos de la Segunda Guerra Mundial, cuando Alan Turing logró descifrar el Código Enigma de los nazis. De hecho, el libro se centra especialmente en la historia del matemático, aunque también ofrece una descripción general de las operaciones de descifrado de códigos de la Guerra Fría.

‘La psicología de la sexualidad’, de Justin J. Lehmiller

La psicología de la sexualidad humana, de Justin J. Lehmiller.
La psicología de la sexualidad humana, de Justin J. Lehmiller.

Publicada en 2017, la segunda edición de ‘La psicología de la sexualidad humana’ (disponible en Amazon desde 28,83 euros, en inglés) analiza el impacto que la sociedad, la cultura, la psicología y la biología tienen en el cambio del comportamiento sexual humano. Justin J. Lehmiller es un psicólogo social estadounidense e investigador del Instituto Kinsey de la Universidad de Indiana. También es autor de los libros ‘Dime lo que quieres: la ciencia del deseo sexual’ y ‘Cómo puedes ayudarte a mejorar tu vida sexual’.

‘Grandes discursos del siglo XX’, de Bob Blaisdell

‘Grandes discursos del siglo XX’ (disponible en Amazon) es una colección de discursos completos y partes de la oratoria más memorable que se recuerdan. Incluye discursos de algunas de las figuras más importantes de la época, desde Winston Churchill animando a los británicos a defenderse de los nazis, hasta Franklin Delano Roosevelt calmando a los estadounidenses durante la Gran Depresión. Barack Obama, Dalai Lama y muchos otros también aparecen en la obra.

lainformacion

Share Button

Las residencias, de nuevo cercadas, con un alza de casos del 27% en una semana

Los contagios en las residencias de mayores siguen aumentando y son ya los lugares donde se producen los brotes de mayor tamaño, algunos con un centenar de casos. En los centros, el avance del virus se vive con «tensa calma» y reclaman más test y criterios comunes que eviten caer «en los mismos errores». Los últimos datos alertan: en los últimos siete días se han registrado 134 brotes con 2.326 con una media de 17,4 casos por brote. Eso significa un 27% más que hace una semana, cuando se contabilizaron 99 brotes en residencias de mayores.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha reconocido este viernes la preocupación del Gobierno: «Hemos tenido que hacer más de diez desinfecciones diarias en algunas residencias de toda España. No nos puede volver a pasar lo mismo. Los mayores tienen que ser un punto de preocupación muy especial». Las organizaciones empresariales de centros residenciales reconocen a Efe que aunque esas cifras están aún lejos de las registradas en marzo, se vive una «tensa calma». Ahora disponen de material de protección, pero expresan su preocupación por la falta de criterios comunes y reclaman test de antígenos y cribajes frecuentes para sus trabajadores.

En algunas residencias de mayores de Talavera de la Reina, Olías del Rey o Bargas (Toledo), en Castilla-La Mancha, los datos ya vuelven a situarlas en «el mismo escenario» de marzo y abril. En la residencia «Prado de San Gregorio» de Sonseca han fallecido seis personas y más de medio centenar están afectados. «No hay problema en el acceso a EPI, eso debería reducir el impacto en residencias, pero eso no es suficiente; nos preocupa muchísimo que no hay criterios claros en la realización de pruebas de detección», asegura el secretario general de Lares, Juan José García Ferrer.

Agentes de la Policía Nacional controlan el acceso a la T-4 del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, hoy viernes, para vigilar el cumplimiento de las restricciones a la movilidad impuestas por el estado de alarma.

Mira también‘De Madrid al cielo’: la única forma de esquivar el nuevo cierre es salir en avión

Tanto las patronales de las residencias privadas (Ceaps y Aeste) como la organización que agrupa a entidades sin ánimo de lucro (Lares) plantean la urgencia de realizar pruebas de detección periódicas en los centros, hacer test de antígenos y cribajes cada semana o diez días a sus trabajadores.

Para el Círculo Empresarial de Atención a las Personas (Ceaps) debe ponerse en marcha de «manera urgente» un programa que ofrezca esos test a las residencias, porque son una herramienta que da «autogestión y rapidez» para detectar casos positivos.

Su presidenta, Cinta Pascual, opina que «dentro de un mes o dos ya no tendrá sentido». Y propone establecer un sistema, como hacen algunos hospitales, «en los que los lunes todo el personal pase el test y en 15 minutos lo tienes». «No se puede perder más tiempo en hablar, deben suministrarlos ya, en plena segunda oleada de la pandemia es cuando se necesitan: «Empiezan a dispararse los contagios». 

Es también la herramienta esencial y barata de prevención, argumentan desde Lares, y debe facilitarla la sanidad pública. «Se deben hacer PCR cuando existan sospecha de contagios y test de antígenos para evitar que alguien que está asintomático siga contagiando», explica García Ferrer. Para Jesús Cubero, secretario general de la Asociación de Empresas para la Dependencia (Aeste), «en estos momentos las residencias se encuentran en un momento de calma tensa». «Aunque pueda surgir algún rebrote puntual, están muy localizados y se están tomando medidas de inmediato y de forma coordinada con los servicios sanitarios», añade.

También destaca que los profesionales de los centros están más preparados y se ha mejorado la coordinación con los servicios sanitarios. Sin embargo, «estos profesionales siguen discriminados, no cuentan con el reconocimiento social que merecen y tienen salarios en muchos de los casos que rondan los mil euros al mes», lamenta el responsable de Lares. «Necesitamos el estado de alarma para que haya criterios comunes y para obligar al sistema público de salud a hacerse cargo de estas pruebas en los centros residenciales, porque en general sigue haciendo dejación de funciones respecto a las residencias de mayores, donde han querido ver un sistema sanitario de bajo coste», añade.

Los responsables de las residencias advierten de los efectos del aislamiento en la salud de los mayores: necesitan la caricia y el contacto del cuidador. «Con las medidas de aislamiento, la gente no morirá por Covid, pero sí por soledad o por desnutrición; van perdiendo el apetito y con las situaciones de deterioro cognitivo y demencia que padecen el 60 por ciento de los residentes, no puedes encerrarlas en una habitación de 15 metros», afirma el responsable de los centros gestionados por ONG y entidades sociales.

Destaca que «la salud no es solo prevención sanitaria; los mayores siguen siendo los más sacrificados por encima de otros grupos y colectivos y estamos perjudicando su equilibrio emocional». En muchos casos, «somos su familia cuando la familia no está a su lado». Por el momento, aseguran que no hay problemas de acceso al ámbito hospitalario. «El gran drama que se produjo en las residencias hace unos meses fue que lo sanitario arrolló a lo social, el sistema público sanitario no fue capaz de prestar la atención a los más frágiles, porque priorizó por edad, no llegaron las ambulancias y no hubo una coordinación suficiente; hoy por hoy esto no está pasando».

«Pero nos están diciendo en distintos niveles que en unas semanas esto se puede producir y esperemos que no se cometan los mismos errores», afirma García Ferrer.

Desde Andalucía, organizaciones de mayores han denunciado la situación «crítica» de las residencias, donde solo este martes fallecieron 22 personas por coronavirus, alcanzando el pico diario de fallecidos en esta segunda ola de la pandemia. En Castilla-La Mancha asciende a 80 las residencias con brotes de covid-19 activos en este momento, en su mayoría en la provincia de Toledo. En cambio, se estabiliza la situación en la Comunidad Valenciana, donde bajan a 48 (una menos que el día anterior) y se mantiene la cifra de las que están bajo vigilancia, siete. También en Baleares, con casi medio centenar de residentes positivos activos, 21 menos que hace una semana, y cerca de cuarenta hospitalizados.

En Asturias se han detectado casos en 39 residencias de ancianos de las 270 existentes en Asturias -públicas y privadas- en la última semana, con 235 positivos entre residentes y trabajadores. Se mantiene las visitas de familiares en Castilla y León, que está cerrada perimetralmente. La Junta calcula que los residentes fallecidos rozan ya los 3.000 y hay 59 residentes aislados con síntomas compatibles con la Covid.

lainformacion

Share Button

Podemos, en la encrucijada de un modelo territorial abocado a la reinvención

Podemos tiene hoy cinco ministros en el Gobierno de España. Suma 35 escaños en el Congreso de los Diputados elegidos por casi cuatro millones de votantes en las últimas elecciones generales. Su líder, Pablo Iglesias, es un vicepresidente que ejerce, con mando en plaza, en un Ejecutivo de coalición –el primero en la etapa que inauguró la Constitución de 1978– con el PSOE. En estos momentos, ese Gobierno negocia con varias fuerzas un presupuesto que, de aprobarse, permitiría la continuidad de un experimento político inédito en España, el que Iglesias y Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, decidieron emprender tras los comicios del 10 de noviembre de 2019.

A primera vista, así, todo parece estar en orden en la formación que, impulsada por los deseos de reforma y revolución –sí, ambos conceptos estaban allí– que surgieron el 15-M ante un clima político irrespirable, irrumpió, con un resultado sorprendente, por inesperado, en las elecciones europeas de 2014 y, después, por los pelos, casi logra, un año después, algo impensable hasta entonces, disputarle al PSOE la hegemonía de la izquierda en unas elecciones generales. Faltaron 300.000 votos para lograrlo.

En el trayecto, llegaron envueltas en una ola de ilusión las alcaldesas y alcaldes que se llamaron «del cambio»: Manuela Carmena en Madrid, Ada Colau en Barcelona, José María González, Kichi, en Cádiz, Xulio Ferreiro en A Coruña, Joan Ribó en Valencia, Pedro Santisteve en Zaragoza…

Una mirada más detallada, con la lupa en la mano, revela que aquella ola enorme, levantada por la mar de fondo del descontento y de la desilusión con el proyecto surgido de la Constitución posfranquista —lo que se dio en llamar el «régimen del 78″— y los vientos de esperanza que se originaron en las plazas de todo el país, que estalló con fuerza en las elecciones generales, municipales y autonómicas de 2015 y 2016, se ha transformado hoy en una fuerza diferente, más manejable por el sistema, el mismo al que ha cambiado la cara de un modo profundo y con consecuencias que aún están por revelarse.

El análisis de los resultados electorales muestra que el proyecto ha perdido fuerza, sobre todo si se atiende a las municipales –con la pérdida de varias alcaldías muy relevantes, como Madrid, A Coruña, Zaragoza…– y a los últimos resultados en comicios autonómicos. En las generales, aunque está en el Gobierno, Podemos se ha dejado en la gatera más de un millón de votos en todo el país, desde que obtuvo hace un lustro su pico electoral, superando los cinco millones de sufragios.

¿Qué es hoy Podemos o, más exactamente, Unidas Podemos? ¿En qué se ha convertido? ¿Es un partido más, al uso? ¿Es una fuerza centralista? ¿Cómo afronta las próximas elecciones catalanas después del fiasco en Galicia, de un resultado irregular en Euskadi y del último episodio de guerra, conflicto y división vivido en Andalucía, la comunidad más poblada, esta misma semana?

Público ha preguntado a sociólogos, que aportan al respecto un punto de vista desde fuera de Podemos, y también a miembros y exmiembros del partido de distintas sensibilidades, buenos conocedores de lo sucedido y de las perspectivas –y riesgos también– que ha abierto la decisión de gobernar con el PSOE.

Lo que se extrae de las conversaciones, largas y profundas en ocasiones, es fundamentalmente, por un lado, que la organización, cuyas riendas lleva el diputado Alberto Rodríguez, después de pasar de las calles a las instituciones, anda en la tarea de crear un músculo propio en los territorios, en un entorno complicado por factores propios —las guerras de la izquierda— y ajenos, marcados por la presión que ejercen los poderes económicos y mediáticos, lo que lastra sus expectativas electorales.

Y, por otro, el desenvolvimiento presente y futuro en el medio plazo está vinculado, no únicamente, pero sí en buena medida, a los aciertos de Iglesias  y  sus ministros y ministras en el Gobierno y a la capacidad que tenga Unidas Podemos –la coalición que se formó con IU antes de los comicios de 2016, el llamado «pacto del botellín», que aún perdura– de rentabilizarlos.

Reunión de trabajo de Pablo Iglesias, Yolanda Díaz y Rafael Mayoral con UGT y CCOO de octubre de 2019.
Reunión de trabajo de Pablo Iglesias, Yolanda Díaz y Rafael Mayoral con UGT y CCOO de octubre de 2019. — PODEMOS

Un pecado original

«Podemos ha pasado de canalizar un descontento social a estar menos abierto hacia lo que hay afuera, porque ha gastado muchas energías en los conflictos internos y esto se ha dado en paralelo a una desmovilización social. Ha habido un hartazgo con lo institucional y ahora tenemos una atomización de luchas muy centradas en el ámbito laboral», afirma la politóloga e investigadora Arantxa Tirado (Barcelona, 1978), autora, entre otros de los ensayos La clase obrera no va al paraíso y Venezuela, más allá de mentiras y mitos (Editorial Akal).

«Podemos trata de estar en la calle. Son casi el único partido que va a dar apoyos a las luchas de la clase trabajadora, pero no cuentan con el respaldo mayoritario de una movilización que les permita salir de ese aparente ensimismamiento que ejerce de lastre. Todo eso, combinado con que se está en el Gobierno, ha producido un vaciamiento. Se llenaron los círculos y, después, eso se desinfló. Sucede entonces que no tienes implantación territorial. No tienes gente en los lugares y la poca que tienes, te la llevas para ocupar cargos», añade Tirado.

«Podemos creció muy rápido, y es normal que la espuma baje, pero ¿es lógico que baje tanto?», plantea, por su parte, la politóloga Cristina Monge, profesora de Sociología en la Universidad de Zaragoza. «Fueron quienes mejor leyeron el 15-M, y cogieron una ola de entusiasmo» que les llevó a entrar en las instituciones con una fuerza desconocida en España.

«No hay nada que pueda utilizarse como antecedente en España, donde lo más parecido, con sus diferencias, serían los resultados del PSOE en 1982, ni tampoco en el resto de Europa», anota Monge, que llama la atención sobre los efectos que las tensiones internas han tenido en su proyección como opción política, con episodios como el tormentoso Vistalegre II, la ruptura entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón y la posterior creación de Más Madrid y Más País.

Un respetado profesor universitario que participó en Andalucía en la fundación de Podemos y que prefiere, para esta crónica, hablar desde el anonimato, asegura que los problemas que explican lo que hoy es el partido parten de lo que llama, con dosis de humor, «un pecado original».

«Un problema fundacional de Podemos es que, inicialmente, la visión era a muy corto plazo. La previsión era llegar al poder rápidamente. Por un lado, estaba eso que Errejón llamó núcleo irradiador y por otro, las asambleas. Eran dos cabezas descompensadas. El análisis era ocupar las instituciones y se dio mucha prioridad a Iglesias –ahí está la cara de Pablo en la papeleta electoral– y se abandonaron los círculos, los movimientos que había en cada territorio, muy vivos. Ese pecado original Podemos lo está pagando ahora», analiza.

Abunda el profesor al respecto de esta idea: «Como Podemos no se presentó como tal a las primeras municipales –las de 2015– eso dio alas a la parte más participativa, que fue la que se instaló en los ayuntamientos. El partido era ya un partido centralista, donde todo se decidía en el núcleo irradiador. Ha pasado el tiempo y la pelea interna real, en cierto modo, no ha sido con Errejón, sino que ha sido en todo el Estado entre el Podemos centralista y las iniciativas municipales».

Esa dicotomía acabó por pagarse en el siguiente ciclo electoral, en 2019, según este análisis. «Esas iniciativas, después, fueron perdiendo fuerza. Y desde Madrid –continúa el profesor– se han promocionado candidaturas alternativas en todos lados, incluyendo el País Vasco. Quitando el caso de los Comuns, en los demás lugares, Podemos se ha quedado sin bases. Podemos no tiene activistas. Esta falta de activistas a la larga se paga. Ahora que Podemos se ha metido en el sistema de partidos como los demás, un partido que no tiene activistas, cargos medios, no puede funcionar».

«Ese es el origen de que caiga en todos sitios. Se mantiene Iglesias, pero en elecciones pequeñas se hunden. Ahí están Galicia y el País Vasco», remacha el profesor su análisis.

Problemas objetivos y sus soluciones

La politóloga Monge añade varios matices a ese planteamiento cuando destaca que «la situación es muy distinta en función de los liderazgos que se dan en cada territorio: Ada Colau resiste en Barcelona y Kichi gobierna en Cádiz con resultados mucho mejores que Adelante Andalucía en la comunidad, mientras Zaragoza en Común cae y las mareas sufren un desastre en Galicia».

Para Violeta Barba, que fue la candidata a la alcaldía de Zaragoza por Podemos en las pasadas municipales, y que retomó su actividad profesional como abogada laboralista pocos días después de esos comicios, «desde el punto de vista del análisis político resulta obvio que en 2015 recogimos un voto que no estaba fidelizado, y que entonces se sintió atraído por Podemos por la necesidad de verse representado por otro tipo de partido, distinto de los que había».

Pero, analiza Barba, «ese voto de protesta desaparece cuando te institucionalizas y pasas a formar parte del sistema». «No hemos sido capaces de generar conciencia política, y ha habido gente que ha buscado su representación en otros agentes, no necesariamente políticos», añade.

Por otro lado, expresa, la liquidez de la organización y la premura del tempo de los comicios confluyeron en un escenario en el que, por una parte, «no hubo tiempo de formar a la militancia y de oírla» y, por otra, «la actividad electoral se iba comiendo el espacio de debate, y eso hizo que la gente se alejase».

«No por una decisión de hacerlo así, sino porque el día tiene 24 horas y la vida no da para más», anota, al tiempo que admite lo erróneo de esas dinámicas: «A veces dejas de darle importancia a lo que no sale en la tele o en los medios, y crees que tiene más sentido reaccionar a una noticia que tener un debate con la militancia y escucharla».

Manuel Monereo, exdiputado de Podemos, un hombre de larga trayectoria en las luchas de la izquierda, asegura que para comprender bien la evolución del partido hay que entender que los fenómenos sucedidos responden a problemas «objetivos que obligaban a tomar decisiones».

«Podemos –expone Monereo– era un movimiento –ya no lo es– muy amplio, con una enorme pluralidad ideológica y con una heterogeneidad de posiciones políticas muy grande, y un núcleo dirigente muy efectivo y también heterogéneo».

«Surgieron diferentes posibilidades –prosigue Monereo–. Una de ellas, un partido de masas que admitiera diferentes tendencias ideológicas: todo partido de masas requiere una pluralidad que hay después que sintetizar. Una segunda opción era un partido de fracciones, donde cada sector o fracción negociaba con el otro sector cuotas de poder. Y en tercer lugar, un partido de fracción, en el que una de las fracciones se hiciera cargo del partido y, por tanto, un partido fuertemente centralizado en torno a su Secretario General. Esas opciones eran muy difíciles de construir. La clave estaba en el equipo dirigente. El equipo dirigente se rompió. No supieron convivir en torno al liderazgo de Iglesias, que era el mayoritario. Y la respuesta fue un partido a su imagen y semejanza. Eso ha ido sucediendo».

Remacha Monereo su razonamiento: «Lo más paradójico es que así es como funcionan hoy los partidos. Se ha convertido en el partido más perfecto en el sistema. En la quintaesencia de un partido moderno, muy parecido a lo que es el PP y el PSOE. El líder lo es todo y el partido se articula en torno a los cargos públicos financiados por el Estado. Es un partido que ya no tiene bases militantes, que tiene cuadros profesionales articulados en torno a las financiación pública».

Concentración en la Puerta del Sol de Madrid de mayo de 2017 a favor de la moción de censura contra Mariano Rajoy.
Concentración en la Puerta del Sol de Madrid de mayo de 2017 a favor de la moción de censura contra Mariano Rajoy. — PODEMOS

Empoderar a la militancia

El partido trabaja  en fortalecer el músculo, y para ello, se ha abierto ya un camino, tímido de momento. Fuentes de la secretaría de Organización de Podemos aseguraron a Público que «los nuevos documentos aprobados en la Tercera Asamblea Ciudadana plantean un cambio en la forma organizativa que empodera a la militancia desde los círculos, la unidad básica de intervención sociopolítica de Podemos en el territorio».

«Ahora es la militancia la que conformará y decidirá la dirección del partido a escala local y en ese proceso, un nuevo censado de la militancia, se ha centrado la organización este otoño. Fruto de este primer paso de la implantación del nuevo modelo, hasta el pasado día 15 de octubre, en un mes, se habían censado casi 19.000 militantes, si bien este proceso es dinámico y sólo acaba de empezar», agregaron las mismas fuentes.

«De aquí a final de año tendrá lugar, por un lado, la renovación de órganos locales allá donde haya círculos activos que los conformen y, por otro, la puesta en marcha de las nuevas redes de círculos a partir de los y las enlaces que la propia militancia elegirá para ello. Una parte de ellos y ellas se integrarán en los Consejos Ciudadanos Autonómicos elegidos antes del verano, ya en enero», añadieron.

«Esta tarea está empleando a fondo a la organización en los territorios y el trabajo es arduo por igual, si bien, por tener mayor población y militancia, el mayor número de círculos y militantes se encuentra en la Comunidad de Madrid, Andalucía, Catalunya y la Comunitat Valenciana», remacharon las fuentes de la secretaría de Organización.

Desde uno de los territorios, el secretario general en Asturias, Daniel Ripa, ve «avances» en esta línea de trabajo. «Vistalegre III se está implementando ahora. Creo que es la primera vez que hay equipos de trabajo trabajando para desarrollar el partido, con los escasos medios que tenemos comparados con otras fuerzas. Veo que de verdad hay trabajo creciente».

¿En qué se concretan estos esfuerzos? «Hay sectores del partido que están en labor de construcción de partido. No es fácil hacer esto mientras se está en un Gobierno», afirma Ripa. «Hay una paradoja: al entrar en el Gobierno –reflexiona el secretario general en Asturias–, que es como el momento donde te deberías institucionalizar, desde el principio asumes que solo se puede resistir si tienes una organización fuerte, pero es consustancial a la entrada en el Gobierno la construcción de una organización más fuerte».

«Hemos intentado salir de la liquidez», resume Ripa.

El lastre de los conflictos internos y el centralismo

Un punto en el que coinciden todas las personas consultadas es que los conflictos internos, evitables o no, que se han sucedido en los territorios han tenido un coste. Eso se ha podido ver en fechas recientes, en las pasadas elecciones gallegas, en las que Podemos desapareció del Parlamento autonómico, y en las vascas, en las que se salvaron los muebles, pero en las que se pasó de ser la tercera fuerza con 157.000 votos y once escaños a 72.000 sufragios y seis diputados en el parlamento vasco.

Así lo analiza Ripa: «Siempre las disputas internas penalizan, la división se castiga más que la corrupción. Cualquier disputa tiene coste; parece que, a mayor arraigo, más candidaturas locales, más presencia en grandes municipios, tenemos más capacidad de resistir. En Galicia pudo haber influido [las peleas internas], pero el reto es hacer una fuerza descentralizada que baje más cerca del nivel de la ciudadanía. Hay partidos que llevan más tiempo y tienen más implantación. Eso les hace más fuertes. Podemos tiene que construir y lleva menos tiempo. Es el reto de esta legislatura, que en cada municipio haya presencia política estable».

La socióloga Marta Lois, profesora de Ciencias Política y Sociología en la Universidade de Santiago (USC), que fue concejala en Santiago de Compostela por Compostela Aberta, considera que «hay claramente un espacio electoral» para Podemos y las confluencias. Sin embargo, afirma que «la hecatombe vino provocada por errores internos al exhibir poca cohesión y demasiadas divisiones. El electorado de izquierda que está ubicado ideológicamente en este espacio más rupturista, más mestizo, más de confluencia, es sensible y castiga la falta de unidad».

Antón Gómez Reino fue el candidato de Podemos en las pasadas gallegas y considera que durante los últimos cuatro años el proyecto «estuvo muy focalizado en construir herramientas amplias y eso hizo que en parte se descuidara la construcción del propio partido, más allá de que las alianzas electorales y las alianzas sociales son muy importantes». «Es cierto que una estructura organizativa y orgánica sólida tiene muchas más dificultades de resistir en un momento como el actual a pesar de que estamos en el Gobierno del Estado», asegura a Público.

«Una cuestión que atacó al conjunto del trabajo de los últimos años en nuestro espacio político fue la situación de conflictos internos, la falta de capacidad para gestionar de forma normalizada e internamente las diferencias», concede el candidato.

Pancho Casal, candidato a la Xunta en 2020 por Marea Galeguista abunda al respecto de este tema: «Ser líderes de la oposición nos cogió a muchos sin experiencia para gestionar todo el capital político. Nacimos y ya éramos los líderes, gobernábamos ciudades importantes. Eso nos sobrepasó y nos cogió con una inmadurez del movimiento y a nivel político que nos pasó por encima. Hubiese sido mejor un proceso más lento de maduración».

El sociólogo de la Universidad del País Vasco Imanol Zubero destaca que en el caso de Podemos Euskadi «ha habido vulnerabilidades muy importantes en su constitución y desarrollo». «La primera debilidad que percibo es la ausencia de referentes o caras. Es curioso que, siendo un partido que se quiere nutrir de la sociedad civil, no haya habido personas de cierta relevancia con las que identificarse», afirma a Público.

Este sociólogo también se refiere al «problema del sucursalismo». «Podemos tiene un gran problema: hasta qué punto se ve como un partido vasco pero no nacionalista, porque para eso ya tendríamos otros, y como un partido de izquierdas que es vasco pero que también tiene una conexión importante con el Estado», afirma. Zubero remacha que «Podemos se ha convertido en una fuerza que casi se podría estudiar en las facultades como un ejemplo de centralismo democrático». 

«Euskadi ha sido siempre un territorio muy complejo para hacer política al margen de las grandes fuerzas constituidas. Es paradójico, porque siempre ha habido un espacio sin cubrir», afirma Zubero.

Ripa cree que ese espacio, no solo en Euskadi, puede aún ocuparlo Podemos. «Ese espacio transformador no vuelve al partido socialista. Va a haber elecciones donde Podemos va a estar presente. Sigue habiendo espacio para una fuerza transformadora. Lo estamos viendo ahora, está cuestionando el régimen del 78, la monarquía, las instituciones judiciales, ese espacio existe también a nivel territorial. El propio sistema del 78 está en crisis, por eso tiene sentido».

Para Ripa, el problema no es tanto de centralismo como, apunta, de «ausencia de coordinación». «Ha habido una organización poco ajustada. Muchas veces hemos estado poco coordinados a nivel estatal. Lo que ha fallado ha sido la ausencia de coordinación. Creo que el PSOE eso lo hace muy bien, usa las comunidades autónomas para hacer una acción política de presión sobre el Estado. El PSOE te marca agenda desde el Congreso, desde una región y desde un consistorio».

El sistema se defiende

Más allá del análisis de las causas endógenas de la caída en el voto a Podemos, las voces consultadas coinciden en que hay que considerar también las causas exógenas para poder comprender toda la evolución de manera conveniente y satisfactoria. «Para explicar fenómenos así, complejos –afirma la politóloga Tirado–, existen muchas causas. Es una interacción. Hay elementos que son propios de una crisis del partido y de sus dirigentes, pero también ha habido una estrategia innegable para derribar a Podemos y evitar que estuviera en el Gobierno actual».

«Hay que entender –continúa Tirado– cómo funciona el poder y el establishment. Y para ver esto no hace falta tener simpatías izquierdistas. Así es como funcionan las democracias liberales en el capitalismo: el diseño político se da dentro de unos cauces determinados. Es implacable. Es el poder, el poder real el que manda, los grandes empresarios, la gente que posee medios de comunicación. Y se ha tratado de neutralizar a Podemos desde los medios de comunicación, usando además las cloacas del Estado para aniquilarlo política y personalmente. Si no vemos todo ese contexto, podemos cometer el error de analizar la crisis solo como producto de los errores. Y tiene que ver también con todo lo demás».

Gómez Reino lo expresa así: «Es un momento de contraataque claro de todo lo que tiene que ver con políticas conservadoras. Somos una organización de pocos años de vida y lo que necesita es un proceso de implantación y maduración en el que se está trabajando, y no es sencillo en cualquier contexto político. Pero probablemente es menos sencillo en un contexto político como el del Estado español, donde venimos de años de bipartidismo. Lo estamos viendo con los movimientos que está habiendo en el ámbito judicial contra dirigentes de Podemos. Vemos cómo todos los poderes, económicos, mediáticos y judiciales, y sobre todo los más conservadores del Estado, están trabajando diariamente para intentar que una organización como Unidas Podemos no se consolide».

Tirado abunda al respecto: «Hay un cerco mediático. Es muy complicado encontrar analistas que no tengan un punto de visto crítico con Podemos. Ahí existe un problema de comunicación política. Se ve en cómo se trata con diferente escala, con doble rasero, se pone una lupa a cualquier cosa que hace cualquier persona de Podemos, se sobredimensiona, determinados medios tienen mucho poder. Y eso es lo que consume mucha gente. Si en televisión recibes mensajes constantes de presentarte a Podemos como una sucursal de Venezuela, puedes acabar creyéndotelo».

Coincide también Pancho Casal: «La presión mediática en Galicia… de cada cosa se hacía un mundo». Y Daniel Ripa también: «Es difícil competir, a nivel estatal estamos viendo lucha de régimen: hay un intento de inhabilitar a Iglesias en el Gobierno, de expulsar a Podemos de la toma de decisiones, esto ocurre a nivel local y autonómico. En cualquier caso, es milagroso que siga teniendo tres millones de votos teniendo en cuenta cómo los telediarios abren todos los días con cosas contra Podemos».

Algunos apuntes sobre el futuro

Los pronósticos de Monge para Podemos en la España de la pandemia son poco halagüeños. «Estamos entrando en un momento en el que, ante la incertidumbre, el votante busca partidos-refugio, opciones sólidas y valores seguros, y se va a primar más la seguridad que el entusiasmo», tal como indican los resultados del PNV y EH Bildu en Euskadi o los de Alberto Núñez Feijóo en Galicia, considera.

Las próximas elecciones son en Catalunya, en febrero. «No me atrevo a hacer pronósticos –dice Tirado–, pero si sigue la tendencia, podemos encontrarnos ante unos resultados bastante modestos para lo que tuvo antes, porque llegó a ganar alguna elección».

Tirado apunta a una clave, la del trabajo bien hecho en el Gobierno, que podría convertirse en relevante y que ya fue ensayada por Podemos en Galicia, aunque allí no logró cuajar: «Hicimos hincapié en algo que se valora muy positivamente: el papel que tenemos en el conjunto del Estado. Pusimos poco el foco en explicar el proyecto de país que teníamos», afirma el candidato Gómez Reino.

Tirado pone el ejemplo de la ministra de Trabajo, la gallega Yolanda Díaz, que viene desarrollando una labor reconocida socialmente. «Si se puede dar la vuelta a eso y presentarlo como logros, igual eso podría llevar a un repunte si la gente deja de votar tanto en una lógica de independencia o no».

«Eso –prosigue Tirado– sería una ruptura del comportamiento electoral que ha habido en los últimos años en Catalunya en las elecciones autonómicas. Habría que ver cómo reacciona el cinturón rojo, si En Comú Podem logra conectar esas políticas públicas favorables a escala estatal con su electorado. Allí tradicionalmente había más porcentaje de participación en las generales que en las autonómicas, porque había gente que no se sentía interpelada con las elecciones autonómicas. Pero esto está cambiando, porque está cambiando la demografía. Además, el procés ayudó a movilizar el voto. En 2017 hubo gente que votó en las autonómicas como una votación reactiva contra unas elecciones que se plantearon como plebiscitarias. Fue cuando Ciudadanos ganó. En este contexto polarizado en clave nacional, En Comú Podem tiene el reto de convencer con una postura entremedia, que conecte con ambas sensibilidades, y lleve el debate a lo social. Nada fácil».

Monereo concluye, en una línea similar a la apuntada por Tirado: «El futuro de Unidas Podemos dependerá de la gestión en el Gobierno. Eso es sí o sí. Si de la gestión en el Gobierno son capaces de emitir señales de autonomía, de haber gobernado a la izquierda, de haberse diferenciado de la gestión del PSOE, es posible que haya futuro. Si Unidas Podemos cae en el ambiente del PSOE, de continua lucha interna, donde nada aparece claro y se hacen síntesis sin mucha fuerza social, tendremos dificultades».

publico

Share Button

Madrid incumple los plazos de su Hospital de Emergencias y no lo tendrá listo a tiempo

momento, prefieren no revelar ninguna fecha de inauguración.

Una hoja de ruta que detallan mientras en los alrededores del terreno continúan los camiones, grúas, grandes vallas metálicas, montículos de arena, tubos, placas de pladur amontonadas, cables, casetas de obra y decenas de obreros que se mueven por la zona con rapidez, como si entraran y salieran de un hormiguero.

Obreros frente al Campus de la Justicia, este jueves por la tarde
Obreros frente al Campus de la Justicia, este jueves por la tarde R.A. / A.S.

Ninguno niega que el avance de la obra en tres meses es “alucinante”, aunque varios contestan con carcajadas cuando se les recuerda la fecha de entrega.Estas risas se terminan cuando se habla de las sanciones que llegarán a sus pagadores por no llegar a tiempo. Sus contratos hacen referencia a las multas recogidas por el artículo 193 de la Ley de Contratos del Sector Público.

Una de ellas es una posible finalización del contrato, una decisión que retrasaría más la obra. La multa económica por cada día de retraso serían 0,60 euros por cada 1.000 euros del precio del contrato.Si estas sanciones superan el 5% del contrato, el equipo de Díaz Ayuso podría imponer nuevas multas a las constructoras. “Los que pagamos somos siempre los mismos, porque la Administración sanciona a la constructora, la constructora a la subcontrata y el trabajador que se ha dejado ‘el lomo’ respirando polvo por cuatro duros, termina cobrando tres”, afirma un obrero mientras se quita el casco y se coloca su mascarilla.

Imagen del hospital
Imagen del hospital R.A. / A.S.

Una presión por trabajar contra reloj que ha calado en las condiciones laborales que han vivido los trabajadores en estos meses. Algunos incluso culpan de ello al fallecimiento del soldador de 44 años que se precipitó por uno de los andamios a principios de octubre. “A veces cuando tienes prisa por terminar la obra olvidas ciertas medidas de seguridad claves en este trabajo”, relata un instalador eléctrico de la parte de la obra de Dragados.

La filial de construcción de ACS es quien tiene el trabajo más avanzado. Mientras que Ferrovial y Sacyr cuentan todavía con mucha labor por hacer, pese a que todos ellos afirmaban hace dos semanas a este medio que entregarían la obra el 31 de octubre. La fase más atrasada del Hospital es la que opera San José, el lote más alto de todos valorado en 10 millones de euros. Una nave que pretende dar cobijo a 1.000 camas de hospitalización, si bien, como refleja este vídeo facilitado por un operario, todavía está lejos de albergar alguna de ellas.

Fuentes del sector consideran que esta obra no está exenta de los problemas que han afectado a las adjudicaciones en los últimos años, en las que se han impuesto precios muy bajos y se han fijado sanciones muy agresivas para los beneficiarios. En este caso, además, a la presión del tiempo se une la de la propia emergencia sanitaria. “Es decir, la obra necesita mucha gente y maquinaria para llegar a tiempo, pero en cuanto te pases lo más mínimo contratando pierdes dinero realizando esta adjudicación”, explican.

Lo único cierto es que Díaz Ayuso no tendrá a tiempo su Hospital de Emergencia para que su región, una de las más afectadas por el coronavirus en Europa, pueda afrontar la segunda ola. Y, mientras el debate se centra en de dónde saldrán los sanitarios para trabajar en este lugar, los operarios siguen trabajando día y noche para terminar lo antes posible y que no paguen “justos por pecadores”.

Imagen de la obra del hospital, este jueves por la tarde
Imagen de la obra del hospital, este jueves por la tarde R.A. / A.S.

Es media tarde, con horario de invierno, la luna llena gobierna el cielo crepuscular y un electricista se encuentra apoyado sobre el respaldo de uno de los bancos que hay a pocos metros del hospital. Cada medio minuto, pasa por delante de su figura un camión, una furgoneta o una cuadrilla de obreros del turno de tarde. El chaval, moreno, enjuto y con ese acento envalentonado madrileño tan característico, dice que vería raro que antes del final de 2020 esté la obra finalizada.

Reconoce que tiene mérito el haber hecho un hospital en tan poco tiempo y a cualquiera se le vienen a la cabeza los enormes mamotretos que levantaron los chinos a principios de 2020 para tratar a los enfermos de covid-19. En ese caso, la propaganda gubernamental del país asiático mostró excavadoras y grúas amontonadas sobre un terreno en el que se edificaba en un tiempo casi sobrenatural. Digamos que en Madrid también se ha actuado rápido, aunque los plazos no se han cumplido y eso hace que se planteen dos preguntas: ¿cuándo se terminará definitivamente? ¿Y las empresas adjudicatarias serán sancionadas por no cumplir el encargo en las condiciones en las que lo recibieron?

vozpopuli.com

Share Button

Pablo Iglesias y Felipe VI viajarán juntos a la toma de posesión del nuevo presidente de Bolivia

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, encabezará la comitiva del Gobierno que se desplazará a la toma de posesión del nuevo presidente de Bolivia, Luis Arce, el próximo 8 de noviembre, según han informado fuentes de su equipo.

Iglesias celebró el resultado de las recientes elecciones generales en Bolivia con la victoria de Luis Arce, que a su juicio supusieron una «lección ciudadana al golpismo».

«Dejaron votar a los bolivianos y lo han vuelto a decir muy claro. Nueva victoria histórica del Movimiento al Socialismo y lección ciudadana al golpismo. Felicidades presidente», señaló en Twitter para destacar el resultado del partido del expresidente Evo Morales.

De este modo, el vicepresidente segundo coincidirá también con el Rey Felipe VI que representará a España en los actos de toma de posesión de Arce los días 7 y 8 de noviembre.

Será la cuarta ocasión en que el Gobierno decide enviar al Rey para representar a España en la toma de posesión de un presidente iberoamericano, después de los de México en 2018, Panamá en 2019 y Uruguay a principios de 2020.

Como Príncipe de Asturias, Felipe VI había acudido a un total de 69 tomas de posesión de presidentes iberoamericanos entre 1996 y 2014 pero desde su proclamación como Rey esta tarea recayó en distintas personalidades. En algunas ocasiones viajó su padre, Juan Carlos I, que desde junio de 2019 ya no hace actos oficiales, y en otras los presidentes de las Cámaras.

La oposición reconoce que el candidato de Evo Morales ha ganado las elecciones

La oposición reconoce que el candidato de Evo Morales ha ganado las elecciones

En Bolivia, Arce tomará posesión menos de un mes después de haber ganado las elecciones presidenciales para sustituir a la presidenta interina Jeanine Áñez. Su Gobierno lleva en el puesto un año, desde la renuncia de Evo Morales tras unas elecciones que fueron rechazadas por la OEA y que motivaron protestas de la oposición con el apoyo del Ejército.

Por su parte, en el seno de IU han llegado invitaciones de cara a la toma de posesión para Maite Mola, en su calidad de vicepresidenta del Partido de la Izquierda Europea (PIE), para el eurodiputado Manu Pineda, para Fran Pérez, como responsable federal de Política Internacional de IU y para Enrique Santiago en su doble calidad diputado estatal y Secretario General del Partido Comunista de España (PCE).

No obstante, desde la formación han explicado a Europa Press que aún no está decidida la delegación definitiva que irá al país iberoamericano.

¿Sin Morales ni Maduro?

Ahora, el candidato del MAS, el partido de Morales, ha ganado las elecciones en primera vuelta. Sin embargo, el Ministerio de Exteriores saliente ha informado de que no extenderá invitaciones al exmandatario Evo Morales ni al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

En un comunicado, la cartera que lidera Karen Longaric ha manifestado que, a su juicio, Morales ha sido «hostil» al proceso democrático boliviano, antes de agregar que «su presencia en el país generará tensión social y política».

En referencia a Maduro, el Ministerio de Exteriores boliviano ha puntualizado que la nación andina reconoce al Ejecutivo del autoproclamado «presidente encargado» venezolano, Juan Guaidó, como el Gobierno «legítimo» del país caribeño.

No obstante, ha matizado que su decisión es la de no extender invitaciones a ambos mandatarios, pero han reconocido que el futuro gobierno de Arce, que es el anfitrión de la toma de posesión, ha manifestado «su deseo» de invitarles.

elindependiente

Share Button

Un asteroide podría chocar el lunes contra La Tierra

Se acerca el día que venían anunciado los investigadores desde hace meses y que suena a película de ciencia a ficción de final apocalíptico: un asteroide podría impactar el lunes contra La Tierra. La información está también avalada por la NASA.

Lo que en un principio podria parecer una noticia terrorífica, y más en los tiempos que estamos viviendo, no será para tanto. El asteroide que se encuentra próximo a la Tierra ha sido denominado 2018VP1, de la clase Apolo. Según los expertos su tamaño no es más grande que el de un frigorífico, cuenta con un diámetro de dos metros y lo más probable es que se desintegre una vez que entre en contacto con la atmósfera terrerestre: «El asteroide no es tan grande como para impactar con éxito en la superficie de la Tierra. A la velocidad que va, a más de 40.555 kilómetros por hora es como impactar de frente contra un muro», explica el divulgador cinetífico Neil deGrasse Tyson.

La NASA estima que la probabilidad de que el asteroide 2018VP1, de la clase Apolo, impacte contra la Tierra en su aproximación más cercana es del 0,41% y si finalmente llega a la Tierra la fecha será el lunes 2 de noviembre.

SIN PELIGRO PARA LA HUMANIDAD

En el caso de que el asteroide 2018VP1 entrara en contacto con la Tierra, sería visible cerca del punto de entrada (en la atmósfera), incluso durante el día, pero no «interrumpiría nuestra civilización», añadió el astrofísico deGrasse Tyson.

Comprobada la trayectoria y el tamaño del asteroide, lo normal es que cuando se produzca su entrada en la superficie terrestre, debido a la velocidad que lleva a la atmósfera, que actua como escudo, la roca se desintegrara en millones de fragmentos que no serían más grandes que el tamaño de una roca: «Si el mundo se acaba en 2020, no podrán culpar al universo», bromea el divulgador cinetífico Neil deGrasse Tyson.

Según los expertos en la materia, para que un asteroide se considerara peligroso por un posible impacto contra la corteza terreste, el diámetro debería de la roca debería ser al menos de 30 metros.

PRECEDENTES

La última vez que este asteroide fue observado fue en noviembre de 2018, por lo que existe una gran incertidumbre sobre su trayectoria, que se calcula que lo más probable es que pase a medio millón de kilómetros de distancia de la Tierra.

La NASA reiteró en agosto que no hay peligro con la llegada de este asteroide: «es muy pequeño, aproximadamente 2 metros, y no supone un amenaza para la Tierra. Si entrara en la atmósfera se desintegraría en muy pequeñas partes».

La NASA, a petición del Congreso de EE.UU., ha creado un programa para detectar, en lo posible, el 90% de los asteroides con órbitas cercanas a la Tierra con un diámetro superior a 140 metros.

Dentro de este atípico año 2020, la llegada del asteroide 2018VP1, supone otro acontecimiento especial en un año que nunca olvidaremos.

cadenaser

Share Button