Las ocho aerolíneas a las que Facua denuncia por «negarse» a devolver el dinero de los vuelos cancelados

Facua-Consumidores en Acción anunció este lunes que ha interpuesto una denuncia contra las aerolíneas Air Europa, KLM, Latam Airlines, Lufthansa, Transavia y United Airlines por «negarse» a devolver el importe de los vuelos cancelados como consecuencia de la pandemia de coronavirus.

Estas denuncias se suman a las presentadas por el mismo motivo en las últimas semanas contra Vueling y Air France, según precisó a través de un comunicado la organización, que ha presentado sus denuncias ante la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y ante la Dirección General de Consumo, perteneciente al Ministerio de Consumo.

Facua ha emplazado a ambos organismos a que insten a las aerolíneas a «cumplir la ley y proceder a los reembolsos». Asimismo, ha exhortado al departamento de Alberto Garzón a que ordene a las autoridades de protección al consumidor autonómicas la apertura de los correspondientes expedientes sancionadores a las aerolíneas.

La organización ha tomado esta decisión después de realizar un seguimiento sobre 22 compañías aéreas en torno a los procedimientos de atención a las reclamaciones de los usuarios desde que se decretó el estado de alarma. De entre todas ellas, 13 permiten el reembolso del importe del billete, otras siete solo permiten un cambio de fechas en el vuelo o la emisión de un bono, United Airlines admite que «podrían ser susceptibles de un reembolso» pero no siempre y Aer Lingus “no aclara nada al respecto” en su página web, según Facua.

Tras puntualizar que desde el inicio de la crisis sanitaria ha recibido «una avalancha» de consultas y reclamaciones de consumidores en relación a este asunto, la asociación subrayó que, de las ocho denunciadas, Air Europa, KLM, Latam Airlines, Lufthansa, Transavia y Air France indican en sus páginas web que solo ofrecen la opción de cambiar las fechas del vuelo a otras posteriores o de recibir un bono por el importe del billete, mientras que United Airlines solo informa de que el billete «podría ser susceptible de reembolso, sin aclarar las circunstancias en las que lo permitiría».

Por su parte, aunque Vueling asegura en su web que permite el reembolso, Facua ha recibido reclamaciones de usuarios que explican que, tras iniciar los trámites para solicitar su dinero, la compañía «se niega a devolverlo».

La organización advirtió de que, de persistir en su negativa, las aerolíneas estarían “vulnerando» el Reglamento 261/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de febrero de 2004, por el que se establecen normas comunes sobre compensación y asistencia a los pasajeros aéreos en caso de denegación de embarque y de cancelación o gran retraso de los vuelos.

Para la asociación, el incumplimiento de esta normativa supone, además, una «limitación» del derecho de los consumidores, por lo que, a su juicio, las aerolíneas podrían estar incurriendo también en la imposición de una «cláusula abusiva» según establece la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios.

Riesgo de quiebra

Hay que recordar que hace unos días la Asociación de Líneas Aéreas (ALA) pidió al Gobierno que dé «facilidades» a las compañías aéreas para hacer frente a los reembolsos por las miles de cancelaciones que se están produciendo a causa del coronavirus. «Si las compañías aéreas se ven obligadas a reembolsar los miles de billetes de esos miles de vuelos cancelados como consecuencia de las restricciones establecidas por el Coronavirus podría desencadenarse la quiebra de muchas de ellas», afirmó Javier Gándara, presidente de ALA.

abc.es

Share

¿Me devuelven el dinero del gimnasio, de la academia y del comedor escolar por la crisis del coronavirus?

La crisis por la pandemia del coronavirus y el estado de alarma ha confinado en casa a los ciudadanos españoles. Ante esta situación extraordinaria, los ciudadanos se han quedado sin disfrutar servicios ya pagados como el gimnasio o la academia y surgen dudas sobre si hay que seguir pagando los recibos del colegio o el comedor escolar, entre otros. Por otro lado, en el real decreto-ley de medidas urgentes se establecen determinadas facilidades para familias y consumidores como la prohibición de cortar los suministros de energía en caso de impago o la suspensión de los plazos de devoluciones de productos mientras dure el estado de alarma. A continuación, intentamos resolver todas las dudas sobre los recibos ya pagados por diferentes servicios, las cuotas a abonar próximamente y cómo afecta el estado de alarma a los derechos de los consumidores.

¿Me devuelven el dinero de la cuota del gimnasio o de la academia por la crisis del coronavirus?

Si se han suspendido las clases, corresponde la devolución. «El consumidor tiene derecho al reembolso de la parte proporcional de las actividades no consumidas. Esto vale para cualquier actividad que se haya visto interrumpida por el estado de alarma. A partir de ahí, la formula puede ser diferente desde el reintegro del pago, hasta la compensación en las futuras mensualidades. Esto es aplicable a gimnasios, academias, cualquier tipo de actividad presencial y que se basa en un contrato que se va pagando mes a mes », explica el portavoz de OCU, Enrique García.

¿Qué ocurre con los recibos que me han pasado por el colegio y el comedor escolar?

En estos casos, conviene mirar cada contrato firmado con el centro escolar. «No todas las relaciones jurídicas en que intervienen las personas se rigen por la normativa en materia de Consumo, pues temas como escuelas infantiles, colegios privados o concertados, comedores de colegio, etc. no se ven sometidas a dicha regulación y, por tanto, los ciudadanos no pueden recurrir a dicha norma para exigir derechos, sino que habrá que ceñirse a los contratos privados suscritos en cada caso», aclara Gerardo Ruiz- abogado de Legálitas.

¿Cómo se procederá a realizar los reembolsos pertinentes?

«En aquellos servicios prestados que no puedan diferirse sin perder su razón de ser (término esencial), procedería la devolución del dinero; pero en aquellos servicios donde sí pudiera diferirse en el tiempo su ejecución o su prestación, cabría la posibilidad de posponerlo en lugar de devolver el dinero», añade el abogado de Legálitas.

¿Hay que pagar el colegio y la escuela infantil en abril?

Todo depende de la duración del actual estado de alarma. «Al prolongarse, lo deseable es compensar con los días no consumidos en el mes actual. Como se extiende finalmente en abril, lo más sencillo es no cobrar este mes y compensar en la próxima factura. Pero esto dependerá de la empresa», puntualiza el portavoz de OCU.

¿Tengo que seguir pagando los recibos de agua, luz y gas?

El Gobierno ha prohibido durante un mes, que podrá ser prorrogable, que se corten los suministros de electricidad, agua y gas natural en caso de impago a los consumidores vulnerables, los vulnerables severos o los que están en riesgo de exclusión social. La garantía a los hogares de sus suministros básicos no es algo nuevo. Actualmente, ya no se pueden realizar interrupciones del suministro a familias vulnerables; la novedad residirá en ampliar este concepto y en hacerlo extensivo a aquellos que se quedan sin cobrar de forma temporal.

¿Puedo solicitar una moratoria en el pago de la hipoteca?

El Gobierno ha aprobado una moratoria de las hipotecas ante los despidos previstos por la crisis del coronavirus en España. Tal y como recuerdan desde Kelisto.es, para poder acogerse a esta flexibilización de los pagos se establecen alguno de los siguientes requisitos: si el deudor se encuentra en paro; cuando los ingresos de los miembros de la unidad familiar no superan el límite de tres veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples mensual (IPREM); en el caso de que la cuota hipotecaria más los gastos y suministros básicos representen el 35% o más de los ingresos netos o que en definitiva, se haya producido una «alteración significativa» de las circunstancias económicas de la unidad familiar.

Si hago una compra durante estos días, ¿qué plazo tengo para devolverla en caso de estar insatisfecho con el producto?

El Gobierno ha legislado interrumpir de forma excepcional los plazos establecidos para la devolución de productos comprados de forma presencial o en línea con el objetivo de evitar desplazamientos de los consumidores durante el estado de alarma para evitar contagios de coronavirus y garantizar el ejercicio del derecho de desistimiento, que en circunstancias normales está sujeto a un límite temporal de 15 días.

abc.es

Share

Llega a Madrid el avión A400M del Ejército con 14 toneladas de material sanitario procedente de China

Tras 18 horas y 50 minutos de vuelo, el avión de transporte militar A400M del Ejército del Aire procedente de Shanghái (China) aterrizó este lunes a las 16.30h. en la base de Torrejón de Ardoz (Madrid).

En su interior, una carga preciada: 14 toneladas de material sanitario, entre el que se encuentra pruebas del Covid-19, equipos de protección individual (EPI), mascarillas…

A la llegada de este avión del Ala 31, con base en Zaragoza, se refirió la ministra de Defensa, Margarita Robles, quien puso como ejemplo de entrega la labor de esta dotación en una misión de 33 horas desde que el sábado por la mañana despegaran desde la base de Zaragoza. Ocho aviadores del Ejército del Aire han llevado a cabo esta misión, relevándose en el pilotaje.

Parte del material que ha venido desde China
Parte del material que ha venido desde China – EA

«El viaje de vuelta, cargado con más peso y por consiguiente con menos combustible, precisó de dos escalas en la ciudad siberiana de Novosibirsk y en Riga, Letonia», informaron fuentes del Ejército del Aire.

La tripulación y el avión ya se encuentran de regreso a su base de Zaragoza tras hacer honor al lema de la aviación militar de transporte «Lo que sea, donde sea y cuando sea

abc.es».

Share

Los inversores encuentran un nuevo filón con el coronavirus: los fabricantes de respiradores

La lista de sectores que han multiplicado con creces el interés de los inversores a raíz de la crisis desatada por el coronavirus se amplía con un nuevo segmento disparado en Bolsa: el de los fabricantes de respiradores, claves para el tratamiento de los pacientes. Al frente de este rally destacan Medtronic, Fisher & Paykel y Draegerwerk.

La crisis del coronavirus ha disparado el apetito inversor por las empresas vinculadas con el equipamiento sanitario. Si en un primer momento los fabricantes de mascarillas y equipos de protección de seguridad fueron los más beneficiados en Bolsa, el relevo lo tomaron las empresas farmacéuticas que se han centrando en la investigación de tests de diagnóstico o tratamientos para el coronavirus.

El vertiginoso ritmo de contagio está provocando ya en algunos países la saturación de los hospitales, y la globalización de la pandemia amenaza con poner en riesgo de colapso los sistemas sanitarios de un número más elevado de países.

Entre los equipos más demandados por la multiplicación de los contagios destacan los respiradores utilizados para tratar pacientes del Covid-19. La escasez de respiradores disponibles ha llevado a empresas de múltiples sectores a lanzarse a la fabricación de estos equipos.

La situación no ha pasado desapercibida para los inversores, como lo demuestran el rally que protagonizan algunos de los principales fabricantes de respiradores.

Draegerwerk

En Europa el mayor beneficiado por este repentino interés inversor en el sector es Draegerwerk. La compañía alemana, especializada en productos y tecnología médica, alcanza ya el 100% de revalorización en poco más de dos semanas.

Las acciones de la compañía alemana cotizaban en 50 euros al cierre del pasado 12 de marzo, cuando la pandemia del coronavirus aún no había alcanzado la dimensión actual. En la jornada de hoy supera la barrera de los 100 euros por acción en sus máximos intradía.

Desde el 12 de marzo sólo ha cerrado a la baja en una jornada, el 19 de marzo, y ha logrado tres subidas superiores a los dobles dígitos. El mayor avance, un 20,7%, se lo anotó el pasado 16 de marzo. Gracias a este rally su valor en Bolsa se ha disparado por encima de los 1.700 millones de euros.

Philips

La mayor dimensión de Philips y la diversificación de sus áreas de negocio más allá del ámbito sanitario modera en mayor limitan el atractivo de la compañía holandesa como destino de las inversiones que buscan posicionarse entre los fabricantes de respiradores.

Aún así, la cotización de Philips, con múltiples productos específicos para el ámbito sanitario, acumulan un 24% de revalorización en las dos últimas semanas.

Fisher & Paykel

Si en Europa Draegerwerk se lleva la mayor parte de las inversiones que buscan la toma de posiciones entre los fabricaciones de respiradores, en Oceanía el mayor beneficiado es Fisher & Paykel Healthcare.

Con sede en Auckland, la empresa neozelandesa está especializada en productos y sistemas para uso en cuidados respiratorios. Sus acciones, cotizadas en la Bolsa de Sydney, se han disparado hoy otro 10,8%, y acumula un rally del 36% en poco más de dos semanas, desde el pasado 13 de marzo. Esta escalada ha impulso su capitalización por encima de los 4.200 millones de dólares australianos, más de 2.300 millones de euros.

Medtronic

La capitalización reducida de las empresas alemana y neozelandesa contrasta con las dimensiones de uno de los mayores proveedores mundiales de equipamiento médico, Medtronic.

El gigante estadounidense tiene en los respiradores una de sus múltiples líneas de negocio, de ahí también la evolución más contenida que registra su cotización en las últimas semanas. Las acciones de Medtronic superan el 22% de revalorización en menos de una semana, desde el pasado 24 de marzo, coincidiendo con el crecimiento exponencial del número de contagios en EEUU.

General Electric

El equipamiento de productos para uso médico es de las múltiples áreas de negocio del conglomerado industrial estadounidense, dentro de su división GE Healthcare. Este área de negocio incluye la fabricación de respiradores.

La cotización de General Electric, despuésdel desplome sufrido desde mediados de febrero a raíz de la crisis del coronavirus, ha acelerado su remontada en la última semana (+24%) coincidiendo con el aumento exponencial de los contagios en EEUU.

expansion

Share

Renfe transporta en el AVE piezas para la fabricación de un prototipo de respirador artificial


Renfe 
ha transportado desde Barcelona hasta Madrid, en uno de los trenes AVE que tiene permitida su circulación, una pieza necesaria para el desarrollo de un proyecto de prototipo de fabricación de respiradores artificiales que promueven Airbus España y la Universidad Rey Juan Carlos.

El proyecto requería una pieza proveniente de Manresa y ha recurrido al tren AVE para poder transportarla hasta Madrid y no tener así que esperar hasta el lunes para recibirla, según informó Renfe.

En concreto, el transporte se ha realizado para ‘Open Ventilator’, un proyecto «solidario, colaborativo y sin ánimo de lucro, por el que el un grupo de profesionales trabajan para encontrar una solución rápida, de bajo coste y que se pueda ensamblar en España para resolver el problema de necesidad inminente de respiradores en los hospitales españoles».

La pieza que Renfe ha transportado es un caudalímetro, la que permite determinar el aire que sale o entra en el paciente. Según detallan dichas fuentes, este viernes el proyecto se quedó sin esta pieza, fundamental para probar este lunes el prototipo, y que gracias al AVE han conseguido, evitando así un retraso de varios días en el desarrollo del proyecto.

libremercado

Share

Así son las líderes finlandesas que torpedearon los «coronabonos» de Sánchez

La primera ministra finlandesa, Sanna Marin, se suma a Mark Rutte, Ángela Merkel o Sebastian Kurz en su oposición a los «coronabonos». La lideresa del país nórdico pertenece al Partido Socialdemócrata, homólogo del PSOE español, pero tiene claro que la socialización de las emisiones de deuda pública no es la solución a los problemas fiscales que se pueden derivar de la pandemia del COVID-19.

Sanna Marin es una novata en las altas esferas europeas, puesto que apenas lleva un trimestre al mano del gobierno, pero su primera gran decisión en clave comunitaria ha dejado muy claro que no ve problemático alinearse de la mano de gobiernos de distinto signo político, caso de los liberales holandeses de Rutte, los populares austriacos de Kurz o los conservadores alemanes de Merkel. De hecho, la negativa a aceptar los «coronabonos» sitúa a Marin frente a frente con sus socios electorales en España, Portugal o Italia.

Una primera ministra muy joven

¿Quién es exactamente Marin? El pasado 10 de diciembre, Sanna Marin reemplazó a Antti Rinne para convertirse en la nueva primera ministra finlandesa. Con apenas 34 años, la líder del Partido Socialdemócrata se convertía en la segunda jefe de gobierno más joven del mundo, solo seguida por su homólogo austriaco, el popular Sebastian Kurz, que también forma parte del frente contra los «coronabonos». Aunque su nombramiento generó entusiasmo en círculos progresistas, la propia Marin pidió a los medios que no hablasen de su edad ni de su género, sino que se centrasen en sus ideas políticas.

La coalición de gobierno que presta apoyo parlamentario al Ejecutivo de Marin incluye a cinco formaciones. Además del Partido Socialdemócrata, el equilibrio de fuerzas suma también a una agrupación ambientalista (la llamada Liga Verde), a un partido de izquierda más radical (la Alianza de Izquierdas), a los moderados (el Partido de Centro) y al curioso SFP (otro partido de centro, pero centrado en defender los intereses de la población de origen sueco residente en Finlandia).

El Partido de Centro, clave

La cartera de Economía ha recaído en la figura de Katri Kulmuni, de apenas 32 años. La pasada semana, su departamento de gobierno anunció una línea de ayudas orientada a facilitar la supervivencia de las pymes en plena crisis del coronavirus, lo que le granjeó cierta cobertura mediática a nivel comunitario.

Esta semana, Kulmuni vuelve a ser noticia fuera de su país, esta vez por haberse convertido en la principal voz del gobierno finlandés contra los «coronabonos». Su discurso ha sido asumido por la primera ministra, Marin, que sabe que el gobierno depende del apoyo del Partido de Centro, cuya líder es la propia titular de Economía.

Kulmuni ha declarado que «cada país es responsable de sus propias políticas económicas. Así lo ha hecho Finlandia y asumimos que todos los países lo harán del mismo modo».

Casi 30 puntos menos de deuda que España

En clave fiscal, Finlandia tenía previsto alcanzar un superávit en 2020, pero esos planes pueden verse alterados por la pandemia del coronavirus. En cualquier caso, su déficit lleva ya tres años por debajo del 1% del PIB, de modo que la posición presupuestaria del país nórdico es tres veces mejor que la de España.

1-deficit-publico-finlandia.png

En cuanto a la deuda pública, dicho indicador se ha estabilizado en torno al 60% del PIB desde el año 2014, mientras que en España se ha «enquistado» alrededor del 100% del PIB, casi 30 puntos por encima que el país nórdico.

3-deuda-publica-finlandia-espana.png

libremercado

Share

Los bancos ya otorgan préstamos anti Covid-19

A la espera del paquete de avales del Gobierno, algunas empresas españolas ya comienzan a beneficiarse de los créditos anticoronavirus. La banca ha pisado el acelerador comercial y ha agudizado la campaña para que el entramado empresarial de algunas comunidades ya conozca la propuesta financiera de la administración para hacer frente al Covid-19. Por el momento, eso sí, pocas firmas, pues todo el mundo espera que llegue el plan de ayudas del Ejecutivos.

Fuentes financieras explican a Economía Digital el caso catalán. Con un tipo de interés máximo que ronda el Euribor +2.25%, las principales entidades ofrecen créditos de entre 50.000 y 2,5 millones de euros. El máximo que pueden solicitar las organizaciones es el 25% de su facturación anual.

La Generalitat de Catalunya avala el 80% del préstamo. Para las firmas inferiores al millón es Avalis la entidad encargada de garantizar el pago mientras que para los acuerdos superiores al millón de euros, la responsabilidad recae en el Institut Català de Finances. La devolución: entre 12 y 47 meses con una carencia máxima de 12 meses. «Son condiciones que se ajustan a las habituales en el mercado», añaden.

No obstante: el plan no es una barra libre. No todas las empresas podrán acceder a los créditos. Como dejó claro el Gobierno, serán los comités de riesgo de los bancos los que decidan si prestar o no el dinero, pues el 20% del crédito no está garantizado. «Y aquí quedan fuera empresas como las startups, que normalmente tienen un Ebitda negativo», lamentan en el sector.

Las empresas esperan al ICO

A pesar de llegar primero, el plan de la Generalitat no despertó el furor de las empresas. La razón: la banca tiene la convicción que los 100.000 millones en avales prometidos por el Gobierno se ofrecerán en mejores condiciones. El Ejecutivo liberó la pasada semana los primeros 20.000, aunque todavía no se empezaron a distribuir entre el entramado nacional.

El salvavidas puede que no sea uniforme. De hecho, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, advirtió que cuando se termine la primera oleada se analizará su comportamiento «por si hubiera que realizar algunos ajustes».

El Instituto de Crédito Oficial también garantizará «hasta el 80%» en el caso de las pyme. Para las compañías de mayor tamaño, los avales alcanzarán el 70% para nuevas líneas de financiación y el 60% para la renovación de las ya existentes.

La cantidad máxima a solicitar, auguran desde la banca, serán los gastos totales de la empresa hasta un máximo de seis meses. Y aunque todavía carecen de información oficial, ya trabajan sobre un escenario: un interés del Euribor +1,5%, hasta 60 meses para devolver lo prestado y una carencia de 12 meses a parte.

economiadigital

Share

Las UCI se quedan sin medicamentos para la sedación de casos graves de coronavirus

Faltaban mascarillas, guantes, trajes especiales y respiradores. Ahora también faltan medicamentos para sedar a los pacientes en UCI, un paso necesario antes de someterles a respiración asistida. La Sociedad Española de Intensivistas ha denunciado estas faltas de fármacos y ha elaborado un protocolo de actuación alternativo.

Desde hace días las UCI de los hospitales de varias comunidades autónomas tienen una afluencia fuera de lo normal. Ante la gran cantidad de pacientes que por coronavirus acaban necesitando de intubación, los stock de sedantes y analgésicos han empezado a dar signos de desabastecimiento y los médicos lo han denunciado.

Como han explicado los intensivistas en un documento al que ha tenido acceso elEconomista.es «debido a la pandemia de COVID-19, estamos sufriendo un desabastecimiento a nivel nacional e internacional que nos obliga a considerar otras pautas de sedación no tan habituales en función de la disposición de fármacos que vayamos teniendo en cada hospital. Las pautas descritas no siempre son las más deseables, pero están realizadas pensando en la disponibilidad de fármacos que se tenga en cada hospital y deben individualizarse», aseguran.Una vacuna centenaria contra la tuberculosis podría ser el primer arma contra el coronavirus

Los médicos recomiendan pautas alternativas porque las cantidad de dos de los medicamentos más usados está ya escaseando en muchos centros hospitalarios. «La asociación de varios fármacos y la adición de otros no indicados en sedación profunda puede permitir el ahorro de los que tengamos menos disponibilidad, Midazolam y Propofol, en estos momentos.

El problema de la sustitución llega porque los pacientes con coronavirus están siendo tratados con una combinación de antivirales para reducir la afección. En estos momento, la pauta más extendida es la combinación de dos antivirales (lopinavir/ritonavir) más la hidroxicloriquina (el fármaco que está siendo donado por varias farmacéuticas), y algunos de los fármacos alternativos no pueden usarse con este tratamiento en activo.

Sí hay stock de antivirales

Si bien la situación en las UCI es complicada por falta de medicamentos para la sedación, los servicios de farmacia de la mayoría de hospitales sí que tienen disponibilidad de los antivirales que más están siendo usados en esta crisis. Así lo explicaron a eleconomista.es varios portavoces de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria, quienes rechazaron el desabastecimiento de estos medicamentos. «La situación no es problemática con los antivirales, tenemos suficientes y además la Agencia del Medicamento está monitorizando su consumo», explican.
eleconomista

Share

Iberdrola dona material sanitario por 22 millones contra el coronavirus

Iberdrola pone su capacidad de acceso global a suministros al servicio de la Administración con una donación de material sanitario por 22 millones de euros. La compañía ha adquirido 450 equipos de respiración, 4,6 millones de mascarillas, 120.000 buzos de protección y 20.000 gafas de protección, que prevé lleguen a España en la primera quincena de abril

La eléctrica adquiere este material de primera necesidad en coordinación con las autoridades y con otras grandes empresas españolas.

La empresa ultima acuerdos adicionales con otros proveedores de productos sanitarios con el objetivo de cerrar más compras en los próximos días

El primero, gestionado a través de la empresa española Amara, incluye la compra de 400 equipos de respiración de última generación por 11,6 millones de euros. Del modelo Aeonmed VG70 (Intrusive Oxygen Ventilator), serán entregados al Ministerio de Sanidad para su posterior distribución.

Mediante el segundo acuerdo se han adquirido 2,5 millones de mascarillas del modelo FFP2 (KN95) cuyo destino serán los ministerios de Sanidad y del Interior (1,5 millones), así como el Ejército español (1 millón), que se hará cargo de traerlas con transporte propio y que posteriormente las repartirá entre los diversos centros logísticos que tiene en todo el país. Con un coste total de 5,3 millones de euros, este contrato ha sido tramitado por el proveedor español Wottoline.

El tercer lote de material, que ha contado con la intermediación de la empresa española Iturri, incluye 2 millones de mascarillas desechables del modelo EN 14683:2019 Clase I filtración 90-95% y 100.000 buzos de protección desechables certificados bajo la Directiva 89/686/ECC. Iberdrola ha adquirido este material, por un importe total de 2 millones de euros y que se destinará a los ministerios de Sanidad y del Interior, con la intermediación de uno de sus proveedores habituales de EPIs y ropa de trabajo.

Adicionalmente, y en cuarto lugar, Iberdrola donará 50 respiradores de cuidados intensivos ORICARE V8800; 50.000 mascarillas FFP2 (KN95) y otras 50.000 mascarillas FFP3; 20.000 unidades de buzos de protección personal anti salpicaduras y 20.000 gafas de protección. Este conjunto, valorado en 3,1 millones de euros, se ha encargado a través de la española Viral Health y se destinará a la Comunidad de Madrid.

Por último, la compañía ha comprado otro pequeño lote de material (100.000 euros) contando con el apoyo de varios proveedores: Iturri, El Corte Inglés, Guerín-Sonepar, Centralcom, Central del Regalo y Ceminorte. Está compuesto por guantes de nitrilo, buzos desechables, mascarillas FFP2/KN95, gafas, semi-máscaras, gel hidro-alcohólico, batas y manguitos e irá a parar al País Vasco.

Iberdrola está ultimando en la actualidad acuerdos adicionales con otros proveedores de productos sanitarios con el objetivo de cerrar, en los próximos días, más compras de los equipamientos que España necesita en la actualidad.

eleconomista

Share

Las seis ‘mentiras’ de Sánchez: así juega con el inicio de la pandemia

La gestión de Pedro Sánchez en la crisis del coronovirus está en entredicho. Y buena parte de esos reproches se centran en el día en el que el Palacio de La Moncloa tuvo conocimiento de la gravedad del asunto. 

Socialistas y podemitas han defendido hasta ahora que el repunte del virus no fue antes del 9 de marzo, justo 24 horas más tarde de la manifestación del 8-M, que fue permitida por el Gobierno, como también partidos de fútbol o el multitudinario acto del Vox en Vistalegre, concentraciones que, jornadas atrás fueron desaconsejadas por varios organismos internacionales.Sánchez ocultó medidas de urgencia contra el coronavirus seis días antes del 8-M

Solo hay que darle una vuelta a la hemeroteca y recoger testimonios de varias fuentes para desmontar la teoría sobre la que se mantiene Moncloa, a la que añade una nueva versión; la de la última semana de febrero, lo que constituye la sexta contradicción o la sexta mentira en la que incurre el Gobierno.

La construcción de un relato

En la última revisión de argumentos, el Ejecutivo progresista sitúa el germen del problema a finales de febrero. Y al colegir que los síntomas del virus afloran entre los cinco y diez días después del contagio, el Gobierno mantiene ahora que por eso la explosión de la respuesta epidemiológica no se puedo ver antes del 9 de marzo. De esta manera, excusan que la manifestación del día de la Mujer no fue uno de los agravantes de la pandemia.

Pero una cosa es la construcción del relato que el Gobierno viene edificando, y otra es la información que Pedro Sánchez ha manejado y de la que no suelta prenda. De momento, el Gobierno deriva responsabilidades a los expertos científicos o a las autonomías por sus competencias delegadas a Sanidad.

La revelación de Duque

Mes de enero de 2020. En una reciente intervención, el ministro de Ciencia e Investigación, Pedro Duque, reconoce en la sala de prensa del Palacio de La Moncloa que los investigadores españoles «empezaron a trabajar de manera intensa en cuanto se conoció esta enfermedad durante el mes de enero». Añade el titular de esta cartera, que el 2 de febrero se reunió con los profesores de Dejuanes y García Sastre para asegurar que «tuvieran las máximas facilidades y los medios necesarios» Y ese mismo día, remarca el ministro, «liberamos medios, e iniciamos cambios legislativos para reducir plazos del Real Decreto Ley del Estado de Alarma», cuya rúbrica tuvo lugar el 11 de marzo.

Quiere decir esto que, ya a comienzos del mes de febrero, el Gobierno se dispuso a trabajar en esta dirección contemplando un real decreto. Asimismo, Duque admite que el 6 de marzo, la UE hizo una convocatoria exprés en la que varios grupos de españoles participaban y trabajaban «intensamente» con otros grupos europeos. Las declaraciones de Duque dejan poco lugar a incertidumbres. El conocimiento de Moncloa es pleno. La acción, cuestionable.

A finales del primer mes del año, la Organización Mundial de la Salud alerta en Ginebra de un imparable brote de neumonía que procede de una región de China. El panal de expertos de la OMS decreta una ESPII, cuyas siglas significan Emergencia de Salud Pública de Importancia Internacional. El aviso es claro: «Esto es muy grave».

El 25 de marzo, España pide ayuda a la OTAN para frenar el virus

El 2 de marzo, el Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermendades aconseja a los países miembros a prohibir las grandes concentraciones pues los datos demuestran que cancelarlas reduce la transmisión del virus. No hay que olvidar que a esa agencia pertenece Fernando Simón, el portavoz técnico del Gobierno en la crisis sanitaria. El 26 de febrero, el presidente Sánchez recibía a Quim Torra en Moncloa, y un día más tarde, el ministro de Sanidad, Salvador Illa decía aquello de «no hay que usar mascarillas por la calle. Se ha generado un pánico irracional».

El 25 de marzo, España pide ayuda a la OTAN para frenar el virus. Y en su escrito, el Ejecutivo señala esta petición «por la pandemia que comenzó el 9 de marzo», apuntalando su verdad oficial, y por lo que solicita 1,5 millones de mascarillas, 450.000 respiradores y 150.000 trajes de protección, al margen de las compras que espera el Gobierno que se materialicen, amén del fiasco de los test-rápidos que finalemente no sirven para nada.El Ministerio de Sanidad erró en el momento crucial de la pandemia

Según ha podido saber elEconomista, seis días antes del 8-M, el Ejecutivo progresista empezó a tomar medidas de urgencia contra el coronavirus, como el acopio de material de protección, que ocultó mientras animaba a tomar las calles pese a la esperada propagación.

De hecho, El 2 de marzo la Agencia Española del Medicamento envió una carta a los distribuidores farmaceuticos para restringir la comercialización de mascarillas y bloquear su reparto entre la red de farmacias de nuestro país.

También el diario La Razón remarca en una de sus informaciones sobre el coronavirus que, e1 12 de marzo dos altos cargos del Ministerio de Sanidad contactaron con el Consejo General de Enfermería, la organización que representa a los colegios de enfermería de toda España, para instar a sus profesionales para desaconsejar la asistencia a cualquier evento o acto que suponga aglomeración de profesionales sanitarios.

eleconomista

Share