Un peón del metal navarro cobra un 21% más que un ingeniero de Lleida

Un peón del sector metalúrgico de Navarra cobra por hora casi un 21% más que un ingeniero de Lleida, según el informe La negociación colectiva en la industria del metal en 2018 elaborado por la patronal del sector, Confemetal, en el que se pone de manifiesto la dispersión en las retribuciones que recogen los distintos convenios provinciales del metal.

De hecho, los ingenieros que trabajan en el sector del metal en hasta diez provincias españolas perciben una retribución por hora inferior a la que cobra un peón en Navarra, la provincia que mejor paga a esta categoría de trabajadores.

Lo dice la patronal de las pequeñas y medianas empresas Cepyme. Las sociedades de menos de 10 empleados acelerarán el ritmo de creación de empleo en 2019 incluso después de[…]

En concreto, un peón de la industria metalúrgica que trabaja en Navarra cobra 12,81 euros por hora, cantidad que supera lo que perciben por cada hora trabajada los ingenieros de Lleida (10,61 euros), Cáceres (10,73 euros), Cuenca (10,88 euros), Jaén (11,51 euros), Ciudad Real (11,65 euros), Murcia (11,85 euros), Castellón (11,89 euros), Orense (11,92 euros), Salamanca (12,73 euros) y Soria (12,76 euros).

Confemetal explica que todos estos importes se basan en las tablas de los convenios colectivos provinciales de la industria siderometalúrgica de 2018 y, para calcularlos, se tiene en cuenta el salario base, el de grupo, pagas extras y determinados pluses, como el de transporte. Quedan fuera otros conceptos retributivos, como los que corresponden a circunstancias específicas de un puesto de trabajo, a las horas extras o a la antigüedad.

De acuerdo con este informe, en el sector del metal el salario por hora trabajada en la categoría de antiguo peón se situó en 2018 en una media de 9,74 euros, por encima de los 9,55 euros de 2017.

Todos los grupos profesionales de los cuatro analizados en este estudio (antiguo peón, obrero, administrativo e ingeniero licenciado) incrementaron sus salarios por hora respecto a 2017.

La media salarial para la categoría de obrero (antiguo oficial de primera) subió en 2017 de 10,4 a 10,6 euros por hora trabajada, mientras que en la categoría de administrativo aumentó de 10,76 a 11 euros y en la de ingeniero licenciado de 14,37 a 14,88 euros por hora.

Navarra y Barcelona son las provincias que mejor retribuyen a los peones del metal; Cuenca y Cáceres las que menos pagan

Existen numerosas diferencias entre provincias sobre el salario por hora de cada grupo. Navarra y Barcelona son las provincias que mejor retribuyen a los peones del metal (12,81 y 12,08 euros por hora, respectivamente) y Cuenca y Cáceres las que menos les pagan (8,10 y 8,17 euros la hora).

En el caso de los ingenieros, Girona y Cantabria son las provincias que mejor les retribuyen, con un salario por hora de 21,25 y 19,41 euros, respectivamente. En el otro extremo se encuentran Lleida (10,61 euros) y Cáceres (10,73 euros por hora).

En la categoría de obrero, Cáceres (8,99 euros por hora) y Orense (9,07 euros) presentan las cifras más bajas, en contraste con Navarra y Burgos, donde más ganan, con 13,78 y 12,86 euros por hora, respectivamente.

Por último, dentro de la categoría de administrativo, Navarra también es la que más paga (13,78 euros por hora), seguida de Huelva (13,17 euros por hora). En el lado contrario, con los menores salarios por hora, se encuentran también Cáceres (8,95 euros) y Orense (9,07 euros).

elindependiente.com

Share

Los libros de temática homosexual salen del nicho, se abren al conjunto de los lectores y se atreven con todos los géneros

Hubo un tiempo en que la literatura gay respondía a un patrón casi exclusivo: un autor homosexual, habitualmente del género masculino, escribía una novela de iniciación o sobre las primeras experiencias de acercamiento al sexo; y ese libro llegaba a un público mayoritariamente homosexual y masculino. Pero aquel tiempo ya pasó y la literatura homosexual vive un momento de gran auge: se ha vuelto variada en su temática, en sus géneros y también en su público.

La editorial Egales fue precursora de la literatura gay en España y Dos Bigotes se ha sumado a ese camino. Nació en 2014 y desde entonces ha publicado 42 libros. «Cuando empezamos, nos dirigíamos al colectivo LGTBI, pero con el tiempo, el conjunto de la sociedad se está haciendo partícipe de estos libros. Podemos decir que la temática homosexual es sólo un punto de partida para contar historias que lleguen a todo tipo de públicos», explica Alberto Rodríguez, editor de este sello.

inRead invented by Teads

La irrupción de la homosexualidad en todos los géneros ha abierto nuevos horizontes. El ensayo, que está otra vez de actualidad, la novela, la poesía, el teatro o el cómic LGTBI se están haciendo un hueco en las librerías, especialmente en la semana del Orgullo Gay, que culminará con el gran desfile del sábado 6 de julio en Madrid.

‘Sí, si es contigo’, de Calle y Poche; ‘Voy a hablar de Sarah’, de Pauline Delabroy-Allard; ‘We can be heroes’, de Roberta Marrero; ‘Las biuty queens’, de Iván Monalisa Ojeda; ‘Orgullo’, de Josema Busto; ‘Ahora que ya lo sabes’, de Oriol Pamies; ‘Lesbianas, así somos’ (varias autoras), ‘Nueva York de un plumazo’, de Mateo Sancho Cardiel; ‘Boy Erased (Identidad borrada)’, de Garrard Conley; o ‘Un apartamento en Urano’, de Paul B. Preciado, son algunos de los innumerables títulos que abordan, desde perspectivas variadas, la temática homosexual.

Pero un lugar especial merece ‘Call me by your name’, la novela de André Aciman que se convirtió en una película ganadora del Oscar al mejor guión adaptado en 2018. En este caso, el cine dio visibilidad a un libro que se convirtió en fenómeno literario y que en esta nueva ola ha sido uno de los primeros en saltar el arcoíris. Aciman acaba de publicar ‘Variaciones Enigma’.

Identidad sexual

La escritora Elia Barceló ha publicado ‘El eco de la piel’, un recorrido por la identidad sexual de un personaje a lo largo del franquismo y la democracia. «La identidad genérica y sexual es absolutamente central», cree Barceló. «Tendemos a pensar que ese tipo de problemática es algo moderno, surgido en el siglo XX; hay incluso quien piensa que se trata de una moda pasajera como el largo de las faldas. Pero es un tema que existe desde que el mundo es mundo, o más bien desde que los seres humanos son seres humanos, pero que durante siglos, por diferentes razones, muchas de ellas religiosas y culturales, no se consideró digno de pasar a la literatura», asevera Barceló.

«Esta literatura siempre ha existido, pero ahora es más variada, como el colectivo, y busca públicos más amplios», corrobora Alberto Marcos, editor de Plaza y Janés. «Ocurre lo mismo que con las películas, las series o los programas de televisión. Antes, apenas había relaciones homosexuales en ellos y cuando las había, se generaba cierto escándalo. Ahora, vemos que series como ‘Élite’ o grandes espectáculos como ‘Operación Triunfo’ han normalizado la homosexualidad y el mundo editorial sigue esa misma línea», apunta Marcos.

A su juicio, este despegue de la literatura LGTBI «no es una moda». «Aunque es obvio que hace diez años también existían los libros con historias de homosexuales, no existían tantas opciones. La propia industria de la cultura está llevando una evolución que también ha llegado a las grandes editoriales. Antes había editoriales especializadas, ahora los grandes grupos apuestan por este tipo de libros», subraya.

Este editor pone como ejemplo de la ampliación de la audiencia la novela ‘Llamarás un domingo por la tarde’, de Javier Cid. «El protagonista es un chico gay, pero en la promoción, por ejemplo, no se explicita porque creemos que cualquier persona que ronde los 40 años se puede identificarcon la historia de desamor que la novela propone».

laverdad.es

Share

Los partidos asumen que la repetición de elecciones es una posibilidad real

Pedro Sánchez ha estudiado tres fechas para la investidura, 9, 16 y 23 de julio. No son días escogidos al azar, los tres caen en martes y permiten que si hay que convocar nuevas elecciones estas se celebren un domingo de octubre, el 27, o de noviembre, el 3 y el 10. El líder del PSOE trata así de hacer ver que la repetición de las votaciones no es un farol. Los partidos así lo creyeron las primeras veces que se mencionó esta salida, pero ya han asumido que es una posibilidad real.

El candidato socialista comunicará este martes a la presidenta del Congreso qué día ha elegido y después convocará en la Moncloa a los líderes del PP, Ciudadanos y Unidas Podemos en un último intento de conseguir que apoyen o no se opongan a su reelección. Apelará, según ha dicho él mismo, al conocido argumento de que no hay alternativa a su candidatura y que todo lo que no sea facilitarla es bloquear la legislatura hasta la repetición de las elecciones. Es decir, una parálisis de, al menos, cuatro meses. Sánchez confía, según dijo en Osaka tras la cumbre del G-20, en que una vez que esté sobre la mesa la fecha que ponga en marcha el reloj constitucional actuará como revulsivo y las posiciones pasarán del principismo al pragmatismo.

i

Está por ver porque hasta el momento sus llamamientos no han hecho mella en Pablo Casado, Albert Rivera y Pablo Iglesias. El líder del PP ha escuchado comentarios favorables a la abstención en sus filas. Su economista de cabecera, Daniel Lacalle, el exministro Rafael Catalá, la candidata a presidenta de la Comunidad de Madrid y la expresidenta de ese Gobierno, Isabel Díaz Ayuso y Esperanza Aguirre, y líderes territoriales, como el canario Asier Antona y el guipuzcoano Borja Sémper, se lo han aconsejado. Pero Casado se ha cerrado en banda. Mayores presiones ha recibido Rivera desde dentro, que han motivado la mayor crisis del partido en su breve historia, y desde fuera; incluso del Ibex-35, su sostén financiero y empresarial, según las tesis de muchos de sus adversarios. Tampoco ha cedido.

El pulso entre Sánchez e Iglesias sigue invariable. La disputa, igual que en febrero y marzo de 2016, no es programática, es de poder. Unidas Podemos quiere entrar en el Consejo de Ministros, y el presidente en funciones se niega. Se han barajado otras alternativas, como cargos intermedios en la administración, ministerios mixtos encabezados por un socialista y un podemista de número dos, hasta la designación de ministros independientes avalados por el partido morado. Pero no ha habido acuerdo. O ministros o nada, insiste Iglesias, y una y otra vez se topa con la negativa de Sánchez. En el PSOE aseguran que su líder no va a cambiar de postura. Lo mismo dicen en Unidas Podemos respecto al suyo. «Nadie dice que se va a rendir antes de la batalla», avisa un dirigente socialista experimentado en estas lides.

La tercera ronda

No son pocos los que en el PSOE, y también en el PP, defienden que habrá nuevas elecciones y creen que a ellos no les irá mal, aunque sea un desastre político para el país. Se remiten a las encuestas publicadas que auguran un retroceso de Unidas Podemos, y también de Vox y Ciudadanos. Estos sondeos prevén que socialistas y populares mejorarían su presencia parlamentaria porque recogerían votos de su izquierda y su derecha.

Con este incierto panorama por delante, Sánchez va a citar a los líderes de los tres partidos, aunque no sería de extrañas algún plantón, como el de Rivera el pasado 11 de junio. Sería la tercera ronda desde las elecciones del 28 de abril, todas infructuosas. Tampoco parece que en esta ocasión vayan a cambiar las tornas a pesar de la inestabilidad de la situación.

Nada hace pensar que se vayan a flexibilizar las posturas, y en todos los partidos empiezan a mirar el calendario de octubre y noviembre. La Constitución establece que fracasada la primera votación, se exige mayoría absoluta, hay dos meses para intentar de nuevo la investidura. Si transcurrido ese plazo no hay un nuevo debate -que es lo más probable porque Sánchez ha dicho que no habrá segunda vuelta- se convocarán elecciones 47 días después, una excepción a los 54 que marca la ley electoral para acortar los plazos.

lasprovincias.es

Share

Muere Mordillo, maestro del humor sin palabras

El mundo del humor gráfico está de luto tras la muerte en Mallorca, este pasado fin de semana, de Guillermo Mordillo. Desde hacía décadas, el creador de tantas y tantas viñetas imperecederas pasaba largas temporadas en la isla, junto con su esposa Amparo Camarasa, en su casa del municipio de Calviá.

Hijo de padres españoles, Mordillo había nacido en 1932 en Argentina, en un barrio de Buenos Aires llamado Villa Pueyrredón. Su primera devoción de infancia fue Walt Disney. Ya de adulto, admiró mucho también a Charles M. Schulz y a Quino, creadores de Charlie Brown y de Mafalda, respectivamente. El dibujante hoy fallecido solía definir siempre el humor como «la ternura del miedo», añadiendo que «en un mundo feliz sería innecesario».

Creador precoz, con tan sólo 16 años de edad consiguió el certificado de ilustrador que le concedió la Escuela de Periodismo. Gracias a ese documento, pudo empezar a trabajar en distintas empresas, publicando también sus primeras historias para niños, como «Fosforito».

Viajero impenitente

Mordillo fue desde joven un alma inquieta y viajera. Así, en 1955 se trasladó a Perú para trabajar como diseñador. Con posterioridad, en 1960, viajó a Estados Unidos y colaboró con la productora Paramount en algunos episodios de animación de la mítica serie «Popeye». Sus siguientes escalas serían España, en 1963, y Francia ese mismo año. Ya en París, realizó dibujos humorísticos para diversos medios, entre ellos la revista francesa «Paris Match» y la revista alemana «Stern». Sus siguientes escalas viajeras fueron de nuevo España, en 1980, y Mónaco en 1998, si bien desde entonces alternaba sus estancias en ambos países.

A principios de los años setenta, Mordillo tenía ya un estilo perfectamente reconocible, que apenas sufriría cambios en las décadas posteriores. Hace cuatro décadas, sus viñetas aparecían ya en diversas publicaciones de todo el mundo. Además, su trabajo se haría aún más popular a través de agendas, tarjetas o felicitaciones basadas en sus dibujos.

Los estudiosos de su obra resaltan que su trabajo estuvo siempre centrado en la expresividad del color. Hay que recordar, en ese sentido, que sus dibujos pasaron a ser mudos a partir de su etapa francesa, ya que en aquella época no conocía el idioma francés. Sus temas más habituales fueron el amor, los deportes —el fútbol y el golf— o los animales, con una predilección especial por las jirafas, de las que decía que eran unos animales muy elegantes y silenciosos. En cuanto a sus personajes, solían tener narices grandes y redondas.

Su amor por Mallorca

Como se ha indicado, en la década de los ochenta Mordillo se estableció en Mallorca junto con su mujer. Ambos adquirieron entonces una casa en la zona turística de Palmanova. Casi veinte años después, el matrimonio se marchó a Mónaco, si bien nunca dejó de visitar con bastante frecuencia la isla balear.

Una de las pocas exposiciones centradas en su obra tuvo lugar, precisamente, en Palma de Mallorca, en el Casal Solleric. Fue en junio de 2009, bajo el epígrafe «…Que veinte años no son nada. El humor de Mordillo». La citada muestra fue comisariada por Florentino Flórez y Joan Roig. En una entrevista concedida entonces a «Diario de Mallorca», Mordillo señaló que siempre había sido «muy feliz» en Mallorca. «Guardo muy buenos recuerdos y por eso siempre paso los veranos en la isla», recalcó.

Tras dejar de dibujar en prensa de manera regular, Mordillo empezó a publicar libros, que tuvieron también una gran aceptación. Por lo que respecta a los numerosos reconocimientos que recibió su obra, cabe citar el Phoenix del Humor de 1973 o el Premio de Oro de San Remo en 1978 y 1983. Fue distinguido además con la Medalla de Oro de la Asociación de Dibujantes Argentinos, así como con el título de Catedrático Honorífico del Humor por la Universidad de Alcalá en 2002.

abc.es/

Share

La esposa del emir de Dubái escapó a Europa con US$ 40 millones para iniciar una nueva vida

Haya Al Hussein, princesa de Jordania y sexta esposa de Mohamed bin Rashid Al Maktum, primer ministro y vicepresidente de Emiratos Árabes Unidos, además de gobernante de Dubái, se encuentra desaparecida desde hace más de un mes y, según medios árabes y británicos, habría escapado a Europa buscando asilo político para iniciar una nueva vida.

Al Hussein, que es media hermana del rey Abdullah de Jordania, no es vista en público desde el pasado 20 de mayo, mientras que sus cuentas en redes sociales, que suelen estar llenas de fotos de su trabajo caritativo, no muestran actividad desde febrero.

Las redes sociales de Haya Al Hussein se encuentran inactivas desde febrero.

Las redes sociales de Haya Al Hussein se encuentran inactivas desde febrero.NEWSLETTERS CLARÍN

Qué pasó hoy  |  Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De acuerdo a fuentes cercanas a la familia real de Dubái citadas por el Daily Mail británico, la princesa habría viajado inicialmente a Alemania junto a dos de sus hijos, Jalila (11) y Zayed (7). En su escape, habría llevado consigo una importante suma de dinero: unos 40 millones de dólares.

Actualmente, Al Hussein se encontraría refugiada en Londres Mientras que las autoridades de Dubái se mantienen en silencio sobre el tema, el primer ministro de los Emiratos publicó días atrás en Instagram un poema en el que hablaba de «traición».«Engañaste a la cosa más preciosa» y «te di confianza y espacio… El mayor error que cometiste fue mentir», son algunas de sus frases.

De confirmarse, la de Al Hussein no es la primera fuga en esa familia real. El año pasado, la princesa Latifa bint Mohammed Al Maktoum intentó escapar de su padre y buscar refugio en Estados Unidos.

La princesa de Dubai planeó durante siete años escapar de su prisión dorada, pero desapareció sin dejar rastros

Mirá también

La princesa de Dubai planeó durante siete años escapar de su prisión dorada, pero desapareció sin dejar rastros

En diálogo con medios internacionales, la joven de 33 años aseguró que en su país no la dejaban salir a la calle y que estuvo encarcelada dos años por un intento de fuga en la adolescencia.

Finalmente, la princesa fue hallada en un yate en el Océano Indico y desde entonces no se la volvió a ver en público. De acuerdo a distintas versiones, habría sido llevada nuevamente a Emiratos Arabes, donde se la mantiene recluida.

clarin.com

Share

La política monetaria no debe ser el principal motor económico, según los bancos centrales

Los responsables de los principales bancos centrales (hasta 60) y autoridades monetarias del mundo están ya cansados de que la recuperación de la economía resida, fundamentalmente, en sus políticas de impulso monetario desarrolladas los últimos años. Sobre todo porque lo que estaban llamadas a ser en un principio medidas «excepcionales» y de un limitado uso temporal se han terminado alargando casi tres años en algunos casos.

Por eso el organismo que los agrupa, conocido como Banco de Pagos Internacionales (BPI), aprovechó este domingo la celebración de su asamblea general anual para dar un severo toque de atención a los gobernantes nacionales, sin concretar países pero con un mensaje velado más dirigido a los Estados de la UE como les viene recordando hace tiempo el propio presidente del Banco Central Europeo (BCE)Mario Draghi. «La política monetaria no puede ser el motor de crecimiento para el futuro», alertó en su informe de balance el director general del BPIAgustín Carstens, cuyo nombre llegó incluso a sonar tiempo atrás para dirigir el Fondo Monetario Internacional (FMI).

inRead invented by Teads

Para que la economía mundial pueda crecer de manera sostenible es necesario –sostuvo– que las autoridades políticas acometan lo que se les viene solicitando con escaso éxito desde los bancos centrales hace tiempo:_acometer las reformas estructurales pendientes, establecer políticas fiscales que reduzcan el elevado grado de endeudamiento –sobre todo en las empresas– y, además, medidas macroeconómicas que sean «prudentes». «El avión no puede volar con un solo motor -dijo en referencia a los estímulos establecidos desde el BCE o la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos-, debe arrancar los cuatro que tiene», enfatizó Carstens durante su discurso en la sede del BPI en Basilea (Suiza).

«Conservar combustible»

En ese símil entre la economía y un vuelo intercontinental, el responsable de esta ‘patronal’ oficiosa de bancos centrales estimó que «la navegación hacia cielos más despejados requiere conjugar la velocidad y la estabilidad, así como conservar algo de combustible que permita hacer frente a posibles vientos en contra». Traducido a la situación actual, significa que las autoridades monetarias no pueden exprimir ya mucho más su arsenal de medidas –el famoso «bazuka» del que tanto ha hablado Draghi– so pena de que se queden sin salvaguardas si las cosas empeoran, amén de que su efectividad será cada vez «más y más limitada».

Y es que algunos organismos e institutos internacionales ya no solo hablan de desaceleración, sino de caídas en el Producto Interior Bruto (PIB) a nivel global e incluso los más osados apuntan riesgos de recesión –el BPI_no–. No ajeno a ello el presidente del BCE anunció el pasado 18 de junio que estudia activar nuevos estímulos en la economía europea si la recuperación no se consolida. Y_para ello, dijo, usará «todos los instrumentos disponibles», sin descartar «más recortes en los tipos de interés» –en la zona euro el precio del dinero está en el 0% desde marzo de 2016, aunque a la banca se le cobra hace tiempo por sus depósitos– e incluso la compra de más deuda pública y privada, donde cree que «todavía tiene considerable espacio».

Un día más tarde la Reserva Federal norteamericana también abría la puerta a rebajar los tipos al otro lado del Atlántico: no lo hace desde 2008, cuando volvió a subirlos –hasta en nueve ocasiones posteriores– tras dos años de ajustes para dejarlos en la horquilla actual del 2,25%-2,50%. La incertidumbre y la baja inflación serán las factores, al igual que en el BCE, que determinarán si llega a tomar esa decisión finalmente.

Apalancamiento empresarial

Para Carsten el recurso a medidas monetarias no ordinarias –lo que en su comparativa aérea llamó «turbocompresores de corta duración»– debe ser limitado en el tiempo y en las cuantías. Primero porque si bien «es posible que a corto plazo dejen claros beneficios, pueden acabar ocasionando costes a largo». «Las vulnerabilidades financieras crecerán y el espacio de maniobra de estas políticas puede desaparecer» cuando haga más falta, insistió.

Este temor se podría hacer realidad por el mayor apalancamiento de las empresas, que le recuerda el inicio de la crisis de las hipotecas ‘subprime’por su alto volumen (tres billones de dólares), y la baja rentabilidad de la banca a causa de los tipos bajos que reducen su capacidad de apoyar la economía. «El riesgo de desacelerar hasta la velocidad de pérdida de sustentación ha de ponderarse con el de quemar combustible demasiado rápido», alertó.

El presidente de EE UU, Donald Trump, estrecha la mano de su homólogo chino, Xi Jinping. /REUTERS

El presidente de EE UU, Donald Trump, estrecha la mano de su homólogo chino, Xi Jinping. / REUTERS

«No hay ganadores en las guerras comerciales, solo perdedores»

Pese a la tregua temporal en el conflicto arancelario a gran escala entre EE UU y China, los organismos internacionales siguen temiendo efectos negativos a medio plazo. Por eso el director general del Banco de Pagos Internacionales (BPI), Agustín Carstens, advirtió ayer de que «en las guerras comerciales no hay ganadores, solo perdedores».

De hecho, se refirió a la desaceleración económica del gigante asiático como uno de esos efectos negativos, con el agravante de que «se ha extendido rápidamente a todo el mundo». No obstante, valoró los esfuerzos del país para reducir el endeudamiento de sus empresas en el camino para «asegurar una transición suave a una economía basada en los servicios».

hoy.es

Share

Activado el protocolo de meningitis tras fallecer una niña en Jaén

La Consejería de Salud y Familias, a través de la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, ha activado el protocolo de vacunación ante la sospecha de un caso de meningitis en Torredonjimeno (Jaén), después de que una niña falleciera en la tarde de este sábado en el Hospital Materno Infantil.

En un comunicado, la Junta ha informado de que los servicios de salud están a la espera de los resultados definitivos, aunque ya se ha puesto en marcha el protocolo correspondiente.

Meningitis, padres, pediatras y vacunas

Federico Martinón Torres

Así, la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica ha procedido a encuestar a los familiares y ya se ha vacunado a las personas que forman parte del entorno de la menor como medida preventiva a través de tratamientos de quimiprofilaxis.

Debido a su consecuencias devastadoras, siete países han introducido la vacuna frente al meningococo B en sus calendarios oficiales y los expertos reclaman que se incluya también en España

Tiene una pequeña incidencia, pero sus consecuencias son tan devastadoras que a los padres les aterra su nombre. La enfermedad meningogócica invasora es la patología prevenible con vacuna que más preocupa a los padres. El 76 % la sitúan entre las tres más temibles, por encima de la hepatitis B y la infección por neumococo. Es llamativo que solo el 6 % de los progenitores sitúe el sarampión entre las enfermedades más preocupantes para sus hijos, una cifra que se queda en el 18 % en el caso de la difteria.

Los datos parten de una encuesta realizada a 1.001 padres y madres con niños de 0 a 15 años para la farmacéutica GSK, que es precisamente quien comercializa la vacuna de la meningitis B, y se dieron a conocer en una jornada organizada para pediatras y periodistas en Madrid. Otro de los puntos destacados de la encuesta es la importancia que dan los padres a los profesionales sanitarios. El 90 % consideran a este personal como la figura clave para informarles de las vacunas, por encima de países del entorno. Hay, sin embargo, un desconocimiento por parte de la población de la enfermedad de la meningitis y de sus vías de contagio. Solo el 29 % saben cuál es la vía más habitual de propagación, a través de las secreciones respiratorias de un portador o una persona infectada al toser o estornudar.

.lavozdeasturias.es

Share

6 mitos peligrosos sobre las redes sociales

Las redes sociales son herramientas que pueden ayudar a tu empresa a subir más alto, pero llegar a un público amplio y relevante para tu negocio puede ser bastante difícil. No te preocupes, estamos todos igual: intentando averiguar cómo beneficiarnos de las redes sociales, cómo crear una estrategia eficaz y cómo adaptarla a cada una de las distintas plataformas.

Al igual que ocurre con el SEO, las redes sociales son un tema del que se ha hablado tanto que se han creado falsos mitos. Estas son algunas de las leyendas que circulan por ahí y que pueden llevarte por el mal camino.

Mito 1: Tienes que tener perfil en todas las redes sociales

No, por Dios. Este es uno de los mitos más difundidos sobre el uso de las redes sociales en la empresa. ¿Por qué se perpetúa? Porque cuando los empresarios no saben muy bien qué hacer, sienten la necesidad de estar en todas partes y de intentar hacerlo todo. Cuanto más hagas, mejor. ¡Pues mal!

Aunque surja una nueva red social muy chula, no tienes por qué estar en ella. Antes de que te decidas, es importante que investigues un poco y que tengas claro:

  • En qué redes sociales pasan tiempo tus clientes.
  • Cómo interactúan en esos canales.

Por ejemplo, tener cuenta de Pinterest puede tener todo el sentido del mundo para una joyería o una tienda de muebles, pero no para un bufete de abogados.

En lugar de eso: Concéntrate en las redes en las que tus potenciales clientes pasan tiempo cuando están conectados. Si no tienes público en esa red social, lo mejor es que no inviertas sudor y recursos en crear una presencia para tu marca en ella. Como sabemos que no es una tarea fácil, en Host Europe, ponemos a tu disposición herramientas SEO gratis para que puedas conocer tu grado de popularidad en las redes sociales y no des vueltas cual pollo sin cabeza.

Mito 2: Las redes sociales solo son útiles si tienes un público joven

¿Para qué vas a usar las redes sociales, si tus clientes son mayores? Ni siquiera se conectan a menudo… ¡Error! Aquí tienes los hechos: el 56% de los usuarios de internet de 65 años o más están en Facebook y el grupo demográfico que más rápidamente crece en Twitter es el que tiene entre 55 y 64 años.

En lugar de eso: Es innegable que la mayor parte de la gente joven está en las redes sociales, pero eso no quiere decir que no haya también gente más mayor. Todas las empresas, sin importar la edad de sus clientes, pueden sacar partido de sus perfiles. Una vez más, todo depende de si logras averiguar dónde pasan el rato cuando están conectados.

Mito 3: Cuantos más post compartas, mejor

Puede que creas que postear cada media hora es el camino a la cima, que de esa forma nadie se pierde tus post… Nop. El público te sigue por razones concretas, pero si hablas demasiado es posible que resultes irritante y que dejen de seguirte. Colgar post demasiado a menudo puede hacerte más mal que bien.

En lugar de eso: Encuentra el equilibrio perfecto entre compartir contenido útil para tus seguidores, información sobre tu negocio y otros post sobre temáticas diversas que puedan ir surgiendo. Por ejemplo, aunque a tus seguidores de Twitter les pueda parecer bien que actualices a menudo a lo largo del día, a tus fans de Facebook puede molestarles que postees más de dos o tres veces.

Todo va en función del público que tengas y de asegurarte de que cada post les pueda resultar interesante o útil.

Mito 4: Las redes sociales son un canal de marketing

Suele ocurrir que las empresas vean a las redes sociales como un canal de marketing más. Está claro que es un canal de comunicación, pero que no te sorprenda que los mensajes unilaterales (aquellos que anuncian tu empresa y tus productos en una sola dirección: de ti hacia ellos) se pierdan y no generen resultado alguno. Es la queja más frecuente que se suele oír: posteamos, posteamos, posteamos y no ocurre nada, ni tráfico ni interacción ni ventas.

En lugar de eso: Deja el autobombo puro y duro. La idea es que interactúes con tu público y que consigas interesarlos con contenido que tenga valor para ellos. También hay que ponerse creativos: sorteos, juegos, concursos, acertijos y cualquier otra cosa que haga imprescindible que tus fans hablen con tu marca para ganar algo.

Mito 5: Números altos igual a éxito

Si crees que con conseguir cifras altas ya has ganado, te equivocas. Vale, tienes 3.000 fans en tu página de Facebook, pero eso no quiere decir que tu estrategia en esa red social esté dando sus frutos. No es así si cuelgas un post y solo consigues 4 o 5 “Me gusta” y ningún “Compartir” ni un solo comentario. Si a nadie le interesa lo que tienes que decir ni quiere hablar con tu empresa, ¿de qué te sirve?

A lo mejor estás posteando con demasiada frecuencia o compartes contenido aburrido. A lo mejor no posteas durante las horas en las que tu público está online. Nunca lo sabrás a menos que mires las estadísticas.

En lugar de eso: Hazte amigo de tus herramientas analíticas. Todas las redes sociales tienen una sección en la que puedes consultar tus métricas. Hootsuite, Google Analytics, Twitter… Todas te pueden ayudar a arrojar luz sobre lo que te está funcionando bien y lo que no. Puede que descubras que posteas demasiado a menudo y que tu público está empezando a pasar de ti, o que estás compartiendo contenido mientras todos duermen o trabajan. Echa un vistazo y averigua cuándo está más activa la gente que te interesa.

Mito 6: ¡Las redes sociales son gratis!

A ver, abrir una cuenta es gratis, pero si quieres que se enteren de que estás ahí y que interactúen contigo, tienes que hacer una inversión. El tiempo que pasas investigando, compartiendo, publicando, respondiendo y promocionando tu marca no te sale gratis. Además, que tengas 5.000 fans en Facebook no quiere decir que todos ellos vayan a ver tus post en su muro cuando los publicas.

hosteurope.es

Share

Las lecciones que debemos aprender de América Latina para construir memoria democrática

Para ello, entrevistamos a cuatro expertas de las áreas de la Historia, la Sociología y la Antropología que han participado en el Congreso de la Asociación de Estudios de la Memoria, que reunió esta semana a más de 1.600 especialistas en la Universidad Complutense.

Las memorias (así, en plural) no se rescatan, se reconstruyen
“La memoria es el proceso por el que siempre se está reconstruyendo la forma de entender el pasado”, dictamina María Angélica Cruz, doctora en Sociología de la Universidad chilena de Valparaiso y especializada en la memoria de la dictadura pinochetista. Explica que al principio, en los años 90, la memoria en su país se basó en demostrar que había habido «violencia de Estado: desaparecidos, torturas, detenidos… Pero eso tuvo un coste: limitar la memoria al reconocimiento de los crímenes de lesa humanidad, algo importante y necesario. Pero la consecuencia fue que redujo a las personas afectadas a su condición de víctimas”. 

Con el paso de los años, el concepto de memoria se fue ampliando, complejizando y transformando. Primero fueron los estudiantes movilizados los que recordaron que la dictadura también supuso la imposición de un modelo privado de la educación; después fueron las feministas las que recuperaron del olvido que en el último día de su dictadura Pinochet aprobó la ley contra el aborto terapéutico…. “Las memorias van cambiando según el presente. Y son siempre disputas entre las memorias oficiales, como la que recogieron las comisiones de la verdad, y las que proponen otros grupos. Por ejemplo, ahora se está investigando cómo las personas del colectivo LGTBI, cuando intentaron registrar sus testimonios, les cerraron las puertas porque no consideraban que su represión respondiese a motivaciones políticas”. 

En España, la memoria histórica oficial sigue pugnando por el reconocimiento de los crímenes cometidos por el franquismo, por la aplicación del concepto de genocidio al exterminio de miles de personas por sus ideas políticas, y por la derogación de la Ley de Amnistía y el fin de su impunidad resultante. 

Y aunque ya son numerosas las investigaciones que ahondan en otros aspectos y desde otras miradas, sus propuestas siguen sin cristalizar entre la opinión pública porque ni siquiera hemos construido aún una memoria social colectiva sobre este periodo de nuestra historia.

La importancia de entender cómo vivió la dictadura la población silenciosa 

Loreto López González es antropóloga de la Universidad de Chile. En la actualidad investiga la memoria del miedo de aquellos que no sufrieron violaciones de derechos humanos durante la dictadura de Pinochet.

“Son esos que se han quedado como testigos de un naufragio ajeno sin poder narrar lo que les ha ocurrido porque no fueron represaliados, torturados o detenidos. Pero también sufrieron la dictadura”, explica esta profesional que desarrolla su trabajo como antropóloga en un programa de Psicología Social. Salvo una, todas las personas que entrevistó para su investigación, incluidas aquellas que apoyaron la dictadura y la siguen definiendo como un periodo de orden y paz, terminaban hablando del miedo sin necesidad de preguntarles por ello. “El miedo a los militares, a salir de noche, a que alguien pudiera denunciarles por alguna conducta y terminar siendo represaliados no ya por razones ideológicas, sino por desobedecer alguna norma. El miedo era transversal, independientemente de si consideran positiva o negativa la dictadura”, reflexiona.  

Y añade que “la gente común», como la denominan en sus estudios, «asumieron una posición de aislamiento e indiferencia, actitudes que han permanecido después de la dictadura y que obstaculiza que se comprometan en asuntos públicos”.

Para López González, lo más difícil de conseguir es que que estos sectores acepten que el modelo neoliberal radical, vigente desde entonces en Chile, se impuso mediante a las violaciones de derechos humanos cometidas durante los 17 años de dictadura pinochetista. 

En el Estado español, los obstáculos que sigue encontrando la memoria histórica para abrirse paso entre las distintas controversias, la ha obligado a concentrarse en el reconocimiento de las víctimas. Pero es necesario esforzarnos por conocer qué pensaban y cómo se sentían las mayorías silenciosas que no se significaron contra la dictadura. Su testimonio es fundamental para entender cómo el régimen de Franco pudo regir el país 40 años. 

Mesa redonda sobre la memoria histórica en España (Álvaro Minguito)

Desentrañar los procesos y factores que desembocaron en un régimen dictatorial

Marina Franco, historiadora de la argentina Universidad San Martín, especializada en el tiempo presente, explica con vehemencia que “hay que dejar de pensar las dictaduras como un plato volador que sale disparado porque unas fuerzas armadas muy malas tomaron el poder sobre la sociedad civil, víctima de esas fuerzas”. Franco ha indagado en los procesos y factores que favorecieron que países como Argentina terminasen gobernados por regímenes autoritarios. “Si los sectores de derechas pueden tomar el poder es porque representan intereses muy amplios y muy bastos con un gran consenso social. Las dictaduras no sobreviven sin un consenso social, por más que sean coercitivas y represivas”. 

Franco reclama que se deje de observarlas como grupos «de meros asesinos» para pasar a diseccionarlas “como aparatos del poder económico, social y  político que tienen un proyecto de país, al que hay que entender en su globalidad para saber cómo salir de su herencia, bajo la que seguimos viviendo”. 

En el caso español, conocemos más sobre la ideología en la que se envolvieron los golpistas que sobre el proyecto económico de concentración de la riqueza y de despojo de los recursos comunes que les impulsó a levantarse contra el régimen democrático y les consolidó como parte de la clase dirigente que sigue poseyendo y dirigiendo gran parte de los recursos y riqueza de este país.

Transiciones que construyen sociedades con una cultura de derechos humanos

Además de cómo se llega a una dictadura, Franco ha investigado qué impacto han tenido los procesos de justicia transicional –o su ausencia– en las sociedades democratizadas de Brasil, Chile, Uruguay y Argentina. Solo esta última ha juzgado significativamente a los represores. “Los procesos de verdad, justicia y reparación no solo tienen un impacto reparatorio para las víctimas, sino que generan transformaciones sociales muy profundas. Contribuyen a crear una cultura de derechos humanos: establecen maneras de pensar las relaciones sociales, las áreas de injerencia del Estado, el activismo social, cómo funcionan las cárceles, las fuerzas de seguridad en el presente y cómo deberían funcionar en el futuro”, sostiene la historiadora.  

En este sentido, a Franco le preocupan menos “las dictaduras extintas que losprocesos de autoritarismo que se dan en regímenes democráticos, porque cuando estos Estados emplean la represión, a menudo es vista como un arma legítima porque se da en un marco democrático”. 

Para salir de la espiral según la cual los gobiernos democráticos crean enemigos externos para legitimar la represión (en Europa, la población migrante y los musulmanes, fundamentalmente) y la sociedad exige más mano dura para combatirlos, la solución empieza por “construir cultura de derechos humanos que una el pasado con el presente”, recomienda Franco. 

En España, la Ley de Amnistía ha convertido este país en un paradigma de la impunidad de los perpetradores de crímenes de lesa humanidad, lo que explica en parte la falta de una cultura de derechos humanos que ha permitido la aprobación de normas autoritarias como la llamada Ley Mordaza y prácticas como las ‘devoluciones en caliente’, llevadas a cabo de manera sistemática cuando eran ilegales y ahora, que fueron legalizadas por la reforma del Código Penal –aunque el Tribunal Europeo de Derechos Humanos las haya condenado–.

La falta de memoria produce monstruos 

En el extremo contrario del proceso transicional de Argentina, se encontraría Brasil, donde como en España nunca se juzgó una sola violación de derechos humanos cometida durante la dictadura. “La actual presidencia de Bolsonaro es, en gran medida, consecuencia de ello”, sostiene Franco, aunque introduce matices sobre los contextos de partida. 

En Argentina, las Fuerzas Armadas de la dictadura se retiran derrotadas, con lo que no pudieron exigir ningún tipo de marco normativo que les garantizase la impunidad, o tutelar el régimen democrático, recuerda Franco. En Brasil, no se retiraron en esas condiciones de debilidad, lo que explicaría su poder para garantizarse leyes de amnistía y una total impunidad.

En el caso español, Franco opina que Vox existe, entre otros factores, “por no haber construido una memoria colectiva sobre lo que sucedió que hiciera imposible la pervivencia de discursos negacionistas o revisionistas”. Franco sostiene que para crear esa memoria compartida tienen que quedar claro los crímenes y sus responsables. 

“Estos partidos de extrema derecha utilizan los procesos dictatoriales para justificarse, convirtiéndose en una voz pública válida que introduce conceptos vacíos como la reconciliación”, añade. 

La falacia de conceptos como la reconciliación 

“La reconciliación es una falacia que encubre la impunidad para los victimarios y que solo se sostiene cuando hay una falta de memoria, justicia y reparación. La reconciliación pertenece a la dimensión individual de las víctimas y solo ellas pueden decidirlo”, sostiene Franco, que recuerda que en el mundo académico a estos planteamientos se les llama ‘conceptos vacíos’. Concluye que, precisamente, haber centrado la memoria en un discurso centrado en las víctimas, en lugar de incluir también a los victimarios ha sido una de las claves para construir la impunidad.

El modelo de la Transición española se basó en el concepto de reconciliación, como si la Guerra Civil y la dictadura hubiesen sido un conflicto entre dos bandos, en lugar de entre quienes defendían la democracia y quienes la aplastaron –y les aplastaron– mediante una golpe de Estado, una guerra y una dictadura.

Igualmente, la memoria histórica española sigue estando centrada en las víctimas, mientras los victimarios gozan de esa impunidad envueltos en una capa de anonimato.

Loreto López Gónzalez, antropóloga de la Universidad de Chile (Álvaro Minguito)

Recuperar la memoria de la resistencia de las mujeres

Desde hace algunos años, los estudios de la memoria recogen las formas diferenciadas de represión por razón de género durante las dictaduras contra las mujeres: violaciones como prácticas de tortura, feticidios, acusaciones de índole sexual, robo de hijos e hijas… Pero sigue habiendo una invisibilización de las luchas que las mujeres desarrollaron en la clandestinidad y que forman parte de la genealogía de luchas vigentes feministas, como el aborto seguro, libre y gratuito, el desandamiaje del patriarcado o a las violencias machistas. 

“La nueva ola conservadora que recorre el mundo se basa en las memorias de las dictaduras, en la que había una concepción determinada de la familia, la propiedad privada y la patria. Por ello, buscan retirar los derechos de las mujeres o de las disidencias sexuales”, en opinión de la socióloga María Angélica Cruz, volcada ahora en el estudio de la influencia de los movimientos de mujeres que se opusieron a la dictadura pinochetista en los grupos feministas actuales. 

Atendiendo a los estudios de Cruz, entre otras especialistas, las primeras en reaccionar frente al régimen de Pinochet fueron las mujeres: las madres de las víctimas de la represión que salieron a las calles en su búsqueda, el movimiento feminista que se rearticuló en los años 80 como herederas de las sufragistas de principios de siglo y las mujeres populares que colectivizaron los cuidados: crearon la olla común –juntaban lo que tenían para comer y cocinarlo conjuntamente– y organizaron sistemas de cuidados conjuntos, prácticas que en su momento no se interpretaron como políticas, pero que era claramente una politización de sus condiciones por razón de género y clase. “Unieron sus demandas contra el patriarcado y el autoritarismo con eslóganes como ‘la democracia en el país y en la casa’, sentencia Cruz. 

Fue con la llegada en estos últimos años del fenómeno del #NiUnaMenos y el #MeToo a las universidades cuando las estudiantes empezaron a tener relación con mujeres supervivientes de torturas, con exmilitantes, con feministas de los tiempos de la dictadura… “Constituyeron un movimiento muy diverso, al margen de los partidos políticos en los que empezaron a transmitirse conocimientos mutuamente”, expone Cruz. “Las jóvenes no solo reciben, sino que resignifican el legado, cuestionan las maneras de entender el pasado, ayudan a las más veteranas a identificar prácticas patriarcales y violentas de las izquierdas del pasado y actuales, así como de violencias que el Estado ha seguido empleando después de la dictadura”. 

En España, sigue faltándonos recuperar gran parte de la memoria de nuestra genealogía de la resistencia de las mujeres durante la dictadura. Afortunadamente, las asambleas feministas organizadoras de los 8M de los últimos años vivido una confluencia de movimientos feministas tradicionales, con militantes que vivieron la dictadura franquista o la Transición, con otros mucho más jóvenes. El proceso de aprendizaje mutuo ya se está dando.

La trampa de las transiciones 

Cruz explica que en el caso chileno fueron los líderes políticos de la élite que se habían quedado en la oposición durante la dictadura los que tomaron el relevo en la democracia. “El tejido social que luchó contra Pinochet (estudiantes, jóvenes, mujeres, artistas..) quedó relegado a un segundo plano”, sostiene. 

La socióloga chilena recuerda que no fue hasta la detención de Pinochet en Londres en 2006, pero sobre todo hasta las protestas estudiantiles de 2011, cuando la sociedad civil chilena empezó a reactivarse. Veintiún años después del fin de la dictadura pinochetista. “Aun así, sigue estando muy desarticulada porque el neoliberalismo radical que rige la vida en Chile se traduce en jornadas laborales larguísimas, el transporte es carísimo… Los únicos que se pueden organizar son los que tienen tiempo, fundamentalmente los estudiantes”.

Hacer familia buscando a las personas desaparecidas 

En 2014, 43 estudiantes de magisterio fueron asesinados en Ayotzinapa, México, presuntamente por miembros de la Policía. Cuando sus familiares empezaron a excavar buscando a sus hijos, encontraron más de 100 fosas comunes y ninguna contenía los restos de los futuros maestros. Fue así como surgió un movimiento cívico de miles de personas, mayoritariamente madres, que con tan solo un pico están agujereando el país persiguiendo el rastro de sus hijos e hijas. Se estima que en México hay unas 40.000 personas desaparecidas por los cárteles de la droga y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, resultado de la llamada ‘guerra contra el narco’ lanzada en 2006 por el entonces presidente Felipe Calderón. La mayoría de sus víctimas no tenían un vínculo con el narco, según las organizaciones de derechos humanos.

Según Aída Hernández Castillo, antropóloga social que está acompañando con su equipo interdisciplinar a uno de estos grupos, estas madres han expandido el sentido del concepto de familia, incluyendo a todos los hijos e hijas desaparecidos. “Muchas han encontrado los restos de sus seres queridos y siguen buscando porque es parte de la ética del cuidado que se nos ha adjudicado socialmente, pero ellas han resignificado ese rol tradicional de madre; le han dado una nueva identidad política y se han convertido en la conciencia de nuestro país”. 

Según Hernández Castillo, especializada en el área jurídica de la antropología con enfoque de género por la Universidad de Stanford, las mujeres dicen que son ellas las que van a buscar a sus descendientes porque tienen horarios más flexibles y porque es más difícil que las maten, “pero cuando indagas, no es cierto y sí que las matan”. De hecho, tienen que excavar en territorios en disputa entre distintos actores armados, por lo que son amenazadas continuamente, a menudo con acabar con sus vidas y las de los hijos e hijas que siguen vivos. 

Cualquiera que conozca el funcionamiento de las asociaciones de la memoria histórica de España y de los equipos que llevan dos décadas realizando las exhumaciones de los restos de las personas exterminadas por el franquismo, sabe que también estos han tejido lazos familiares basados en saberse herederos y supervivientes de un genocidio y actores protagónicos de la restitución de la justicia para sus víctimas. Así lo contaba Olivia Carballar en el artículo Buscadores de huesos.

Hay distintas concepciones y tiempos para lo que se entiende por justicia

Uno de los grupos de madres buscadoras mexicanas, antes de adentrarse en el territorio donde pensaban que podían encontrar restos, pusieron anuncios en la radio local diciendo “No queremos justicia, buscamos a nuestros tesoros”. 

Sabían que demandar acciones contra sus perpetradores les acarrearía riesgos para su integridad y la de sus familiares vivos, así como el bloqueo del acceso a las fosas, explica Hernández Castillo. Y añade que «para algunas de esas mujeres justicia es que su comunidad entera pueda vivir en paz y dar santa sepultura a sus seres queridos».

En España, recuerda la antropóloga que necesitamos tres generaciones para romper el silencio. «En América Latina han sido mayoritariamente las madres las que lo han roto. Y lo están haciendo mientras sigue vigente ‘la pedagogía del terror’, un concepto que Rita Segato utilizó sobre cómo los hombres armados emplean los cuerpos para imponer un silencio y control en los territorios”. 

Durante décadas, en España, los familiares de las personas ejecutadas por los franquistas tenían que pasar por delante de donde intuían o sabían que podían estar enterrados sus seres queridos sin ni siquiera poder pararse, ponerles unas flores, una lápida o derramar una lágrima; huérfanos tuvieron que trabajar con o para los sicarios de sus padres sin poder decirles nada, más que «sí, señor»; y desde hace cuarenta años, si quieren recuperar sus huesos, se harán acompañar de esa familia que viste pantalones de senderismo y sostiene en sus manos azadas y pinceles para, sin ningún tipo de apoyo institucional, abrir en canal la tierra para devolverles los cuerpos que cayeron para sembrar en España la pedagogía del terror.

Si Pinochet fue un alumno aventajado de Franco, dejemos que sean ahora sus supervivientes y los del resto de las dictaduras del Cono Sur los que nos guíen sobre cómo construir una memoria social colectiva que asiente en nuestra sociedad una cultura de derechos humanos. Nos llevan décadas de ventaja.

lamarea.com

Share

De Quinto, Bal, Mesquida y otros independientes se afilian a Ciudadanos en medio de la crisis abierta por las dimisiones

Los diputados de Ciudadanos Marcos de QuintoEdmundo Bal Joan Mesquida, que concurrieron a las elecciones al Congreso como candidatos independientes, han decidido afiliarse al partido. Así lo ha comunicado la formación naranja este martes, en medio de la crisis abierta por las críticas internas y la dimisión de dos miembros de la Ejecutiva.

La portavoz del Comité Ejecutivo y portavoz en la Cámara Baja, Inés Arrimadas, ha dado la bienvenida al partido a los nuevos afiliados que antes eran independientes, entre los que también se encuentran María Muñoz, diputada por Valencia, el presidente del grupo parlamentario de Cs en las Cortes de Aragón, Daniel Pérez, y el teniente de alcalde del Ayuntamiento de Oviedo, Nacho Cuesta.

Mesquida, exdirector general de la Policía Nacional y la Guardia Civil y secretario de Estado de Turismo en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, ha explicado en Twitter por qué se ha convertido en militante de Ciudadanos.

«Creo en la unidad de España, la igualdad de derechos, el Estado del bienestar, el apoyo a las familias, los emprendedores y los autónomos, el respeto a las víctimas del terrorismo y la equiparación salarial» de los policías y los guardias civiles con los agentes de los cuerpos policiales autonómicos; «esto no va de rojos y azules», ha señalado.

Otra de las nuevas incorporaciones a Cs es el abogado del Estado Edmundo Bal, que fue cesado por el Ejecutivo de Pedro Sánchez por negarse a justificar una acusación solo por sedición, y no por rebelión, a los impulsores del proceso independentista en Cataluña.

«Me afilié a Ciudadanos la semana pasada porque defiende mis valores y mis ideas. Nadie me lo pidió, Nunca participo en un proyecto ‘a medias’, siempre me comprometo», ha manifestado en la misma red social.

Cs «No se ha movido» en su oposición a Sánchez

Por su parte, Daniel Pérez ha señalado que, en los cinco meses que han pasado desde que se presentó como candidato a las elecciones autonómicas en Aragón, ha constatado que su «sintonía» con el proyecto de Cs y con su presidente, Albert Rivera, es «total». Por eso «hoy reafirmo este compromiso y anuncio mi afiliación al partido», ha añadido.

Rivera le ha agradecido su compromiso con la formación naranja: «Es un honor que una persona de tu valía y calidad humana dé este paso al frente. Y una gran noticia para Ciudadanos, para Aragón y para España. Sigamos trabajando juntos por la igualdad y la libertad».

También el que fuera candidato de Cs a la Alcaldía de Oviedo es desde ahora militante del partido. «Hoy más que nunca reafirmo mi compromiso con el proyecto de Ciudadanos, de cambio sensato y de centro. Anuncio, además, mi afiliación a un partido que no se ha movido de la línea anunciada antes de las elecciones de no apoyar a un sanchismo vendido a los independentistas«, ha afirmado Cuesta.

De Quinto en la Ejecutiva y Bal, portavoz adjunto en el Congreso

Estas nuevas afiliaciones se producen mientras Cs atraviesa un momento complicado por las presiones externas e internas ante su política de pactos. El secretario de Programas y Áreas Sectoriales y portavoz adjunto en el Congreso, Toni Roldán, renunció el lunes a sus cargos públicos y orgánicos y abandonó el partido tras criticar el veto al PSOE, el mayor acercamiento al PP y que no se combata suficientemente a la «ultraderecha» de Vox.

Poco después, el líder de Ciudadanos en el Parlamento Europeo, Luis Garicano, y el también eurodiputado Javier Nart promovieron una votación en la Ejecutiva para revisar la postura del partido ante la investidura del próximo presidente del Gobierno y abrirse a negociar con el líder del PSOE, Pedro Sánchez.

Ante el resultado de la consulta, mayoritariamente a favor de mantener la estrategia actual, Nart abandonó su puesto en la dirección de Cs.

Tras las dos dimisiones, el partido anunció que Marcos de Quinto había ingresado en el Comité Ejecutivo y que Edmundo Bal ocuparía la portavocía adjunta que Roldán dejó vacante. Sin embargo, aún no ha dicho quién será el nuevo secretario de Programas y Áreas Sectoriales ni quién sustituirá a Nart.

infolibre

Share