El aumento del uso del aire acondicionado será el responsable de más muertes en el mundo

En un futuro no tan lejano, la temperatura de la Tierra habrá aumentado. Lo cierto es que ya ha empezado a incrementarse, pero solo se trata del comienzo. Entonces, cuando el calor se vuelva insoportable, no hay duda de que el aire acondicionado puede ser nuestra salvación.

Sin embargo, esto no es del todo correcto…

Un estudio revelador (y poco favorable)

Un estudio reciente que se ha publicado en la revista PLOS Medicine ha llegado a la conclusión de que se perderán vidas mientras los aires acondicionados sigan obteniendo la energía del gas, del carbón o del petróleo. Según la investigación, la culpable es la contaminación atmosférica, debido a todas las partículas sucias y al ozono que los combustibles sueltan al aire.

La producción de la energía eléctrica en Estados Unidos supone la segunda fuente en importancia de emisiones de gases y, como cada vez hay más aires acondicionados alimentándose de ella, seguirán aumentando las emisiones.

Según los autores del estudio, nunca antes se había realizado una estimación sobre el número de víctimas que podría implicar el mayor uso de los aires acondicionados a medida que se eleve la temperatura terrestre. Las conclusiones son las siguientes: el incremento de la contaminación atmosférica podría ser la responsable de 654 muertes más como promedio cada año, y solo en los Estados Unidos, además de 315 víctimas a causa del ozono a mediados del presente siglo. Por otra parte, afirman que esto influiría en la economía, produciendo un gasto cada año de 9.000 millones de dólares.

Estos resultados se basan en estimaciones, por lo que se mantiene la incertidumbre. Simplemente, se ha realizado un análisis preventivo sobre las consecuencias de depender del gas, del petróleo y del carbón, dependencia que empeorará cuando se acelere la demanda de energía debido al incremento de las temperaturas terrestres.

se perderán vidas mientras los aires acondicionados sigan obteniendo la energía del gasRecreando el futuro

Jonathan Patz, uno de los autores del estudio efectuado por el Instituto de Salud Global de la Universidad de Wisconsin-Madison, ha comentado en Earther: “El aire acondicionado puede salvar vidas cuando suben las temperaturas, pero tenemos un problema si la energía eléctrica proviene de las centrales que funcionan con carbón”.

Antes de centrarse en el aire acondicionado, los investigadores analizaron la forma en que el cambio climático repercutirá en la contaminación atmosférica y, por consiguiente, en la salud de los seres humanos. Recrearon “el escenario más realista” basándose en los datos actuales. “Nuestros edificios no han cambiado demasiado en lo que respecta a eficiencia energética y a estructura.

En cuanto a la energía eléctrica, se ha incrementado el uso del gas natural y se han retirado varias centrales nucleares”, ha señalado Patz. Trabajaron con detenimiento para recrear el futuro más probable teniendo en cuenta las tendencias actuales en la construcción y en el uso de la energía.

En cuanto a los datos referentes a la temperatura, utilizaron los del mes de julio para todo el verano.

Optar por las energías renovables mejoraría la situación

El objetivo de la investigación no ha sido asustar a la gente e impedir que disfruten del verano, o que se avergüencen de usar el aire acondicionado, sino que se trataba de constatar que es una posibilidad real. Optando por las energías renovables y construyendo edificios con un aislamiento óptimo se conseguiría producir una energía más limpia y eficiente.

Estación de energía solar en el techo en Alemania.

Un punto a favor es que, en la actualidad, ya se está aumentando el uso de las energías renovables y de la solar (a pesar de que el gobierno estadounidense intenta frustrar este éxito). “Muy pronto la energía limpia puede ser una realidad”, afirma Patz.

Cada vez hace más calor en verano y el aire fresco se convierte en una necesidad, en especial para las personas ancianas o enfermas, así como para los estudiantes, que tienen más dificultades para concentrarse debido al calor. Sin embargo, el aire acondicionado no debe utilizarse a la ligera, pues hay gente que muere a causa de la contaminación atmosférica, y suelen ser personas que disponen de pocos recursos.

El futuro puede cambiar. Es preciso tenerlo en cuenta cada vez que se ponga en funcionamiento un aire acondicionado a toda potencia.

grandesmedios.com

Share

El brexit le cuesta €560 millones semanales al Reino Unido

El brexit le cuesta 500 millones de libras (560 millones de euros) a la semana al Reino Unido, según apuntó hoy un estudio del Centro para la Reforma Europea (CER), con base en Londres.

Según los datos revelados por este laboratorio de ideas o think tank y recogidos por el diario The Guardian, la economía británica es un 2,5% menor de lo que sería en estos momentos si no hubiera salido abandonar la Unión Europea (UE) en el referéndum del 23 junio de 2016.

Las finanzas públicas, prosigue el estudio, se han reducido en 26.000 millones de libras (29.150 millones de euros) al año, lo que equivale a más de la mitad del presupuesto para defensa del país.

Una cantidad que contrasta, según The Guardian, con el “dividendo” de 350 millones de libras (392 millones de euros) que la campaña por la salida del bloque comunitario prometió antes del plebiscito de hace dos años.

Además, el laboratorio de ideas señaló que el déficit del país habría bajado al 0,1% del PIB si el Reino Unido no hubiera votado por desvincularse del club comunitario.

Para llegar a estas conclusiones los investigadores del CER crearon un modelo de cómo se habría desarrollado la economía del Reino Unido si la opción “Remain” (permanencia) finalmente se hubiera impuesto.

bancaynegocios.com

Share

Ana Carrasco hace historia al ser la primera mujer piloto campeona del mundo de motociclismo

La piloto Ana Carrasco Gabarrón (Kawasaki), de 21 años y natural de la localidad murciana de Cehegín, ha hecho absoluta historia en el mundo del deporte al convertirse en la primera mujer campeona del mundo de motociclismo, en la categoría de Supersport 300.

Ana Carrasco ha logrado este éxito en Francia, en el circuito de Nevers Magny Cours, donde protagonizó una espectacular remontada, pues partía desde el puesto vigesimoquinto y entró en meta en decimotercera posición. Esto le valió para hacerse con el título, ya que sumó tres puntos y acumuló 93 en el Mundial, uno más que los logrados por el también español Mika Pérez (Kawasaki).

La tercera posición en la general fue para el holandés Scott Deroue, quien hoy partió primero pero abandonó a falta de ocho vueltas por rotura de su moto y se quedó con los 80 puntos que tenía.

Pérez, que también tenía opciones de llevarse el título si ganaba, se vio superado en la última curva por Daniel Valle (Yamaha), que con ello dio la victoria final a Carrasco.

Carrasco, nacida en Cehegín el 20 de marzo de 1997, sigue derribando barreras en el mundo del deporte, pues la “Guerrera Rosa”, como se le conoce en el mundo de las carreras de motos, ya fue el pasado año la primera mujer que ganaba una carrera de un Mundial motociclista -lo hizo el 17 de septiembre de 2017 en el circuito portugués de Portimão- y ahora ha dado varios pasos más haciéndose con el título en un certamen muy exigente.

No lo tenía fácil, pero Carrasco ha sabido sufrir encima de la moto en un fin de semana en el que no le salieron las cosas como ella esperaba en los entrenamientos, pero finalmente mostró su categoría para que este domingo día 30 de septiembre de 2018 sea una fecha histórica en el mundo del deporte femenino y del deporte en general.

En Magny Cours se cierra un curso especial para Carrasco, quien, con su Kawasaki ha logrado dos triunfos parciales y el éxito final y eso ha sido especialmente celebrado en su pueblo, donde más de 200 motos han participado en una ruta motera celebrada en su honor antes de la carrera y que ha recorrido por diversas poblaciones del noroeste de la región de Murcia.

eleconomista

Share

¿Qué es el Aperol Spritz y cómo se ha puesto tan de moda en España?

España es un país de grandes y buenos licores. Esta el de hierbas, el orujo gallego o su crema, el patxaran o el ratafría Catalán. Sin embargo, pocos o casi ninguno han conseguido ponerse de moda entre la gente joven o cubrirse de un halo de modernidad y sofisticación. El licor italiano Aperol sí lo ha conseguido, una historia de éxito que el país vecino repite con su famoso vermú Martini. Giampiero Maggioni, director de marketing Campari Group España, cuenta a este medio cómo ha conseguido esta firma poner de moda su licor.

¿Cuándo nace Aperol?

Aperol es el resultado perfecto de siete años de trabajo y dedicación de los hermanos Luigi y Silvio Barbieri, que heredaron una compañía de licores de su padre Giuseppe en 1912. En 1919, la ciudad de Padua acogió la primera feria internacional de comercio que tenía lugar en Italia después de la Primera Guerra Mundial y fue el gran evento elegido por los Barbieri para presentar su nuevo licor al público: Aperol. un nombre efectivo, idea de Silvio que se inspiró en la palabra francesa Apéro (aperitivo) tras una visita a Francia.

La receta original de Aperol, que infusiona hierbas y raíces en la proporción adecuada y obtiene ese característico color naranja y sabor agridulce único, se ha mantenido inalterable y en secreto hasta nuestros días.

Giampiero Maggioni, director de marketing Campari Group España

¿Cuándo se pone de moda en Italia?

Podemos afirmar que se convirtió en la bebida más famosa de Italia con el impulso que recibió la marca al ser adquirida por Campari Group, pero fue un éxito casi desde el momento de su presentación en 1919 en Padua y, ya en 1920, los hermanos Barbieri comenzaron a hacer publicidad con pósteres dentro y fuera de los bares. En 1930 ya se había convertido, gracias a su reducido contenido alcohólico en comparación con otros licores de la época, en la bebida más popular entre mujeres y deportistas.

¿Cuándo nace y por qué el Aperol Spritz? ¿Este aperitivo lo crea la propia marca?

No hay certeza de una fecha exacta en la que se creó el Aperol Spritz, pero si se sabe que en la década de los 50 fue cuando la receta, tal y como la conocemos en la actualidad, tomó forma. Se presume que su origen está en el ‘Spritz veneciano’, creado como un cóctel en los años 20 e inspirado en una tendencia surgida en el siglo XIX entre los soldados del imperio austriaco, que rebajaban el contenido alcohólico de los vinos venecianos con un toque de seltz o agua carbonatada.

El término ‘Spritz’ parece que procede de la palabra austriaco-alemana ‘spritzen’, que significa rociar, justo el gesto de rebajar la bebida con agua de soda. Es a partir de 2003, con Campari Group cuando Aperol Spritz se hizo famoso, primero en el norte de Italia, y después en todo el mundo.

¿Cómo se debe tomar un Aperol Spritz?

En una copa de vino con mucho hielo, combinamos prosecco y Aperol a partes iguales, le añadimos un toque de soda y lo adornamos con una rodaja de naranja.

¿Cuándo comienza la expansión internacional de esta bebida?

En 2003 Campari Group compra Barbero 1891, entre cuyos licores figura Aperol. Es entonces cuando comienza a impulsar su crecimiento gracias, sobre todo, a la popularidad mundial que adquiere Aperol Spritz, siendo uno de los cócteles más consumidos en el mundo convirtiéndose en todo un fenómeno cultural.

¿Cuándo llega a España?

Aperol llega a España en 2010, siguiendo la estrategia de expansión internacional de Campari Group. Pero es desde 2014, con la apertura de las oficinas de Campari España en Barcelona, cuando se empieza a dar impulso a la marca y se comienzan a ver tasas de crecimiento muy importantes.

¿Qué estrategia habéis seguido en España -un país con tantos licores- para poner de moda esta bebida?

Aprovechando las características de la bebida y para que la marca alcance su máximo potencial, a nivel global seguimos un modelo muy simple de crecimiento en tres fases, que tiene en cuenta el nivel de madurez de la marca en cada mercado específico. Esto se traduce en centrarnos en eventos experienciales de áreas urbanas en mercados con poca penetración, desestacionalizar la marca en mercados avanzados y desarollar nuevos momentos de consumo, como comidas informales fuera de casa, en los mercados más desarrollados.

En España, el primer punto fundamental ha sido comunicar Aperol Spritz como signature drink (bebida única y original), manteniendo un enfoque muy claro y sin desviarnos nunca de ese enfoque.

En segundo lugar, definir claramente los momentos de consumo en los que posicionar la marca, que son el aperitivo español y el after work, dos momentos con un fuerte crecimiento en España y que se identifican muy bien con los valores propios de la marca: sociabilidad, consumo de día, consumo de baja graduación y food pairing (maridaje con comida).

Y, por último, hemos definido de manera muy clara los territorios de activación de la marca, con Street & Food Markets y festivales de música que representan el lugar ideal para conectar con nuestros consumidores y compartir con ellos experiencias al más puro estilo Aperol.

¿Cómo se pone una bebida de moda?

Definiendo una estrategia clara y que sea relevante para el target en el país en el que se quiere desarrollar la marca. Asegurarse que la visión estratégica y la ejecución de las actividades de la marca estén alineadas y sean consistentes y lo más importante: mantenerse fieles a estas estrategias, manteniendo un objetivo a largo plazo sin desviarnos de este en el corto plazo.

eleconomista

Share

Británicos rechazarían el Brexit si hicieran otro referendo

Un sondeo del Centro Nacional de Investigación Social señaló que un 52 por ciento de los británicos no estarían de acuerdo con la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

Un 52 por ciento de los británicos rechazaría el Brexit si se repitiera el referendo, así lo mostró este jueves un sondeo que realizó el Centro Nacional de Investigación Social (NatCen) de Reino Unido.

Los resultados del último sondeo muestran un pequeño cambio en la opinión pública desde la votación de 2016. Los datos calculados por la encuestadoras se basaron en seis estudios llevados a cabo por los principales institutos del país desde el 21 de agosto hasta el 10 de septiembre.

>> FMI pronostica efectos económicos negativos en la UE por Brexit

Foto: EFE

Los investigadores han expresado que la decisión que se tomó hace dos años podría revertirse en gran medida si los que no votaron la última vez, lo hacen.

El investigador del NatCen, Jhon Curtice, indicó que “la ventaja sigue siendo estrecha y hay pocas señales de que esté creciendo. Se basa bastante en las preferencias de aquellos que no votaron hace dos años (…)  Conseguir que voten en una segunda votación podría ser un desafío considerable”.

La pregunta que formuló la encuestadora fue hipotética, ya que el Gobierno conservador de Theresa May no plantea un segundo referendo sobre el Brexit. Sin embargo, los miembros del Partido Laborista, quienes se reunieron en un congreso en Liverpool, aprobaron con una mayoría abrumadora una moción para solicitar una posible vuelta a las urnas.

Share

¿Por qué las ratas están ganando la guerra contra los gatos?

La sabiduría popular neoyorquina dice que las ratas de las cloacas no le tienen miedo nada y que tienen el tamaño de gatos. Parece ser que en las callejuelas y los bajos fondos, estos animales fieros y astutos solo tienen un enemigo natural: los gatos. Ahora, un estudio que se acaba de publicar en la revista Frontiers in Ecology and Evolution ha desvelado que estos felinos apenas cazan ratas en Nueva York. Los roedores están ganando la guerra, y lo único que hacen los gatos es comerse pequeñas presas, como aves, alterando el ecosistema urbano.

Por primera vez, un equipo de investigadores ha monitorizado lo que ocurre en el entorno «natural» de las ciudades. A través de vídeos y de un sistema de marcaje por medio de microchips, los investigadores registraron lo que ocurría en una planta de reciclaje de residuos habitada por una abundante colonia de ratas y un grupo de gatos. Así, observaron que las ratas cambian su comportamiento y comienzan a salir menos al aire libre en presencia de los felinos. Lo hacen con tanto éxito, que en 79 días solo murieron dos ratas bajo las zarpas de los gatos. Por tanto, los hallazgos muestran que usar gatos para controlar la epidemia de ratas tiene más inconvenientes, la amenaza contra la fauna urbana, que beneficios.

«En presencia de gatos, las ratas ajustan su comportamiento y se hacen más escurridizas, pasando más tiempo en las madrigueras», ha dicho Michael H. Parsons, primer autor del estudio e investigador en la Universidad de Fordham (Nueva York). «Esto hace que nos preguntemos si realmente soltar gatos para controlar las ratas merece la pena».

Los autores de esta investigación han constatado que los gatos prefieren atacar presas más pequeñas e indefensas, como pájaros, antes que a las ratas. Dado que estas comienzan a esconderse, el resultado es que son menos visibles, y la gente asume que su número ha bajado, aunque no sea así realmente.

La invasión de los gatos

¿Cómo se pudieron hacer estos hallazgos? Los investigadores de la Universidad de Fordham estaban estudiando una colonia de 100 ratas en el interior de un centro de reciclaje de residuos de Nueva York. En un momento dado, observaron cómo este lugar era «invadido» por un nutrido grupo de gatos callejeros. En ese momento, los científicos pensaron que sería un buen momento para observar la interacción entre ambos.

Las ratas ya estaban marcadas con microchips porque los autores estaban tratando de observar la dinámica de la población de roedores. Pero, con la llegada de los gatos, optaron por colocar cámaras activadas por movimiento para tratar de presenciar los momentos en los que unos y otros interaccionaban.

«Queríamos saber si el número de gatos presentes influye en el número de ratas observadas, y viceversa», ha dicho Parsons. «También queríamos saber si la presencia de gatos tenía algún efecto sobre ocho tipos de comportamientos de ratas y sobre su dirección de movimiento».

Dos ratas muertas en 79 días

Los investigadores examinaron 306 vídeos captados duante 79 días. Cada día, tres gatos estuvieron rondando la colonia de ratas, pero solo observaron 20 episoidos de acecho, en los que los felinos buscaban darse un banquete. Entre todos ellos, solo hubo tres intentos de matar, y solo dos tuvieron éxito. Curiosamente, ambos ocurrieron cuando el gato cogió por sorpresa a una rata en su escondrijo.

«La presencia de gatos dio como resultado menos avistamientos de ratas en el mismo día o en el día siguiente, mientras que la presencia de humanos no tuvo efecto», ha resumido Parsons. ¿El motivo? Que los roedores comenzaron a pasar menos tiempo en campo abierto y más en los refugios.

Los autores han reconocido que ya sabían que la predaión de gatos sobre ratas es relativamente baja: en gran medida, porque las presas típicas de los gatos, pájaros y ratones, pesan 15 y 30 gramos, respectivamente, mucho menos que los 330 gramos de las ratas.

La novedad está en los detalles: «No estamos dicienco que los gatos no predarán sobre las ratas de la ciudad, sino que las condiciones para que esto ocurra deben ser las adecuadas», ha dicho Michael A. Deutsch, coautor del estudio y empleado de una empresa de exterminio de ratas. Para que esto ocurra, «el gato debe estar hambriento, no tener fuentes de comida alternativas y menos arriesgadas y poder beneficiarse del factor sorpresa».

La investigación puede mostrar por qué la gente usa gatos para controlar la población de ratas: estas comienzan a esconderse más en presencia de los felinos, y se hacen menos visibles para los humanos. Pero también indica que los gatos no son precisamente un agente de control eficaz. Estos investigadores seguirán estudiando el problema de las ratas urbanas, pero todo indica que en Nueva York los gatos están perdiendo la batalla contra las ratas.

abc.es

Share

Los estragos que el sida hizo en el arte

El primer panel de cada exposición, ese que suele resumir la biografía del artista homenajeado, incluye una frase casi idéntica. “Murió por complicaciones derivadas del sida”, reza la funesta apostilla que alude al exterminio provocado por la enfermedad en los ochenta y los primeros noventa. La generación de artistas que emergió durante ese periodo, diezmada por el avance imparable del VIH en las grandes ciudades, ha protagonizado la temporada estival en Nueva York, donde distintas muestras han reexaminado un periodo poco documentado por las instituciones del arte. La principal es la retrospectiva que el Whitney Museum ha dedicado a David Wojnarowicz, figura emblemática de aquel arte de guerrilla que proliferó hace varias décadas en los decadentes muelles del río Hudson, acogida con una mezcla de aplausos y controversia.

Pintor, fotógrafo y poeta, además de chapero y heroinómano desde la adolescencia, Wojnarowicz creó una obra afilada y mutante, en la que se mezclan la pintura, la escultura, la fotografía, el collage y el vídeo. Para el artista, como para tantos en aquel tiempo, lo personal era deliberadamente político. Antes de fallecer en 1992, a los 37 años, Wojnarowicz tuvo tiempo de liderar una batalla: la que hizo que las autoridades de su país, “esa máquina de matar llamada América”, admitieran la existencia de una epidemia que mataba a miles de personas al año en medio de una indiferencia casi general. Su obra nunca sería objeto de los laureles que sí recibieron otros artistas de ese círculo, como Keith Haring, convertido en improbable carne de merchandising. La muestra en el Whitney, que llegará al Reina Sofía en mayo de 2019, aspira a reparar ese olvido.

“Igual que Wojnarowicz reivindicó a Rimbaud y a Genet como parte de un linaje de iconoclastas creativos, nosotros lo recordamos a él para entender mejor el presente y trabajar por un futuro mejor”, señala el comisario de la muestra, David Breslin, conservador de la colección del Whitney, particularmente centrada en cuestiones de militancia desde su traslado en 2015 a la nueva sede del Meatpacking District, no muy lejos de donde Wojnarowicz solía crear su arte. “Exponer obras que tratan de la crisis del sida implica tener en cuenta el status del outsider y el abuso al que ha sido sometido. En el clima político de hoy, es nuestra responsabilidad colocar a ese outsider en el centro del relato”, añade Breslin.

Aun así, ese acto de justicia se ha visto salpicado por la polémica. En agosto, la asociación Act Up, de la que Wojnarowicz formó parte, organizó una protesta en las salas del Whitney, acusando al museo de inscribir la epidemia del VIH en un pasado lejano y de ignorar que el sida sigue matando. Por su parte, la revista Frieze acusó al museo de presentar una versión “saneada” y “digerible” de la obra de Wojnarowicz y de convertir a este artista indomable, que denunció “la ocupación cristiana” de su país y llegó a tildar a sus compatriotas de “esvásticas andantes”, en miembro de un canon del que siempre renegó. Un problema habitual cuando la obra de un creador disidente es expuesta en el cubo blanco y aséptico de cualquier museo frecuentado por las élites culturales, aunque dejarlo al margen de todo reconocimiento del establishment tampoco parece mejor solución.

El PS1, delegación del MoMA neoyorquino para el arte contemporáneo en el distrito de Queens, se ha enfrentado a un problema similar al exponer en sus salas la obra furiosa e inclasificable de Reza Abdoh. Este director teatral de origen iraní desarrolló su carrera primero en Los Ángeles y después en Nueva York, donde escenificó en lugares abandonados un puñado de obras teatrales estridentes y visionarias, compendios de teoría marxista y cultura queer que daban cuenta de una sociedad que se iba a pique. La trayectoria de Abdoh describe la terrible transición que empieza a comienzos de los 80, esa fiesta amoral en la que abundaron las hombreras y los colores fluo, y termina al final de esa década, cuando sus personajes se despiertan con una resaca incurable y el rostro demacrado por la enfermedad. Abdoh murió en 1995, a los 32 años, por esas recurrentes “complicaciones”.

En Nueva York, Wojnarowicz ha protagonizado otras dos muestras, que se suman a la que le dedicó, hasta hace unas semanas, la Galería Loewe de Madrid, donde se expuso parte de su obra junto a la de su mentor, el fotógrafo Peter Hujar, objeto de distintas muestras en los últimos años. Se suman a la exposición colectiva Rough Trade, que el centro ClampArt, en el barrio neoyorquino de Chelsea, dedica a las relaciones entre el arte de vanguardia y la prostitución masculina, al lado de obras de Larry Clark, Philip-Lorca DiCorcia o Mark Morrisroe, que también murió de sida en 1989, a los 30 años. Mientras tanto, un nuevo montaje de Ángeles en América, la mítica obra que Tony Kushner estrenó en 1991, triunfaba en Broadway con una estrella de Hollywood como Andrew Garfield como protagonista.

Estas ofrendas póstumas a una generación semiolvidada coinciden con la reedición de Buddies, primera película comercial que habló del sida, reeditada este verano en DVD y Blu-ray, que relataba los afectos entre un enfermo terminal y el voluntario que lo cuidaba en el hospital. La dirigió Arthur J. Bressan Jr., que murió infectado en 1987. La película se rodó con 27.000 dólares en nueve días, se estrenó en 1985 y no tardó en caer en el olvido. “Películas como Philadelphia o Compañeros inseparables fueron importantes para lograr que el público general tuviera más compasión y se redujeran los estigmas. Pero la fuerza motriz de Buddies era otra: describir el desesperado impulso político de aquel tiempo, cuando los homosexuales morían y el Gobierno no ofrecía una respuesta”, señala la historiadora Jenni Olson, especialista en la cultura LGBT+, que ha participado en la restauración de la película. “Es de una vital importancia reconocer lo que debemos a los activistas de aquel tiempo”, agrega.

A esa voluntad responden casi todos los homenajes recientes, en los que el enfermo de sida deja de ser un mártir para convertirse en un líder político, como sucedía en la reciente 120 pulsaciones por minuto, crónica de la lucha de la antena parisina de Act Up contra la inacción de políticos y laboratorios farmacéuticos. La historiadora del arte Élisabeth Lebovici publicó hace unos meses el ensayo Ce que le sida m’a fait (Lo que el sida me hizo), donde examina los cambios en el mundo del arte tras la irrupción del VIH en Nueva York y en París. “A comienzos de los años 80, el activismo contra el sida se movilizó contra las fotografías compasivas respecto a personas que morían, como si fueran Cristos desfigurados. Eran cuerpos al final de la vida, en posiciones de sacrificio, como si fueran santos”, analiza Lebovici. Su misión es terminar con lo que describe como una “epidemia sin representación”. Paliarla pasa por desenterrar a quienes, en su día, fueron considerados indeseables.

elpais

Share

Patrimonio Nacional cierra por sorpresa las habitaciones de Franco en El Pardo

El dormitorio de Franco ya no se puede visitar. Esta mañana Patrimonio Nacional, dependiente de Presidencia del Gobierno, ha decidido eliminar del recorrido turístico por el Palacio del Pardo las estancias personales del dictador y no hay previsión de reapertura. Tampoco podrán verse más el vestidor, el despacho, su cuarto de baño y el teatro personal. La explicación esta vez es que la medida se debe a “por labores de conservación interna”, que coinciden con la próxima exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos. En 2010, la Comisión de la Memoria Histórica decidió echar el cierre a estas salas. La residencia que usó entre 1939 y 1975 quedó clausurada, porque las dependencias “no aportan nada” a la visita, tal y como declararon sus miembros en su día. Las salas cerradas en 2010 volvieron a abrirse cuando el Gobierno de José Luis Rodriguez Zapatero dejó paso al de Mariano Rajoy, en 2011. La Comisión de la Memoria Histórica quedó anulada, así como también se revocaron sus decisiones.

En esta ocasión la decisión la tomó la presidencia de Patrimonio Nacional hace una semana, tal y como ha podido saber EL PAÍS. Este periódico ha tratado de hablar con el presidente de la institución, Alfredo Pérez de Armiñán, pero no ha sido posible. El departamento de comunicación confirma la versión de los motivos de conservación.

Sin embargo, especialistas de la casa consultados explican que no hay labores de conservación urgentes en estas estancias íntimas, aunque no se atreven a hacer ninguna otra especulación. Allí solo queda la mesa donde Franco firmaba las sentencias de muerte, el váter que usaba, la capilla en la que rezaba cada mañana (y en la que se casó su única hija, María del Carmen Franco y Polo, con el cirujano Cristóbal Martínez-Bordiú), las camas separadas del matrimonio, unos uniformes, unas medallas, unas sillas, etcétera. “No hay nada que requiera de su conservación”, explican las fuentes.

La visita a la estancia con sus dos camas y sus mesillas, las lámparas de los años cincuenta y el entelado verde ha sido vetada. La ley de memoria histórica dispone que se retiren todos los símbolos que ensalcen la dictadura y la represión militar. Hace ocho años se entendió como una medida pertinente. Además,  al no acoger ninguna obra de arte, la exhibición de estas habitaciones no se puede amparar en esta excepción prevista en la ley.

La cancha de tenis, con el yugo y las flechas, donde el dictador peloteaba sigue abierta. El teatro de corte de Carlos III (diseñado por Francesco Sabatini), que recicló como sala de cine y así ha sobrevivido hasta hoy, con un palco real sobredimensionado y una docena de sillas, también ha sido cerrado por sorpesa. Allí vio durante tres décadas más de 2.000 películas antes de su estreno. Tres semanas antes de morir vio El veredicto, la última.

Las estancias de Franco eran el principal reclamo para las 40.000 personas que visitan al año el palacio. Sobre todo, la sala del Consejo de Ministros, protagonista de la historia fotográfica de la dictadura. También es un punto de interés turístico el cementerio de El Pardo, verdadero panteón del franquismo, donde descansan los militares y financieros que prestaron apoyo al régimen durante cuatro décadas. Allí está Carmen Polo, esposa de Francisco Franco. La familia se ha negado a que los restos del dictador se entierren allí tras la exhumación del Valle de los Caídos.

elpais

Share

El Corte Inglés ya rebaja como DIA: 70% en la segunda unidad

Los supermercados de El Corte Inglés comienzan a parecerse a los supermercados DIA. Al menos, en sus ofertas promocionales y agresivas de descuentos con la compra de la segunda unidad.

La red de centros comerciales, que controlan las hermanas Álvarez, ha decretado las rebajas en varias secciones de supermercados para incentivar la compra, tal y como lo hacen las cadenas de descuentos agresivos como DIA, que se expandió durante la crisis con descuentos del 50% y 70% la segunda unidad.

Los estrechos márgenes en la alimentación y productos de supermercado no dan para demasiadas ofertas, pero El Corte Inglés ha decidido incorporar este tipo de ofertas en su último catálogo.

Una selección de productos de higiene tienen descuento de hasta el 70% en pastas de dientes, jabones, champús, gel de baño y compresas.

En alimentación, la compañía ha anunciado descuentos de hasta el 50% en aceite de oliva, atún, agua y aceitunas, entre otros productos. Los supermercados también activaron ofertas de descuentos menores en otros productos y el 21% de reducción en cervezas.

Folletos a domicilio

El Corte Inglés quiere dejar atrás la imagen de supermercado caro que permanece en el subconsciente de muchos consumidores. Por eso, la estrategia se encamina a ofertar y hacer descuentos y rebajas cada vez con mayor frecuencia.

La campaña de marketing, que se promociona en la web, también ha ido acompañada de repartos masivos de folletos a domicilio en dos formatos distintos: las ofertas del 50% en alimentación por un lado y las del 70% en higiene por el otro.

Se trata de dos envíos masivos de publicidad con los que la empresa pretende competir con buenos precios en productos estratégicos.

economiadigital

Share

La talla grande irrumpe en el ‘low cost’ con prendas que llegan a la 56 o la XXL

El sector de la moda está en pleno cambio. Y los resultados ya se van percibiendo en el segmento donde más compramos el común de los mortales, el ‘low cost’ o asequible. Los principales ‘retailers’ de moda han ido incorporando a sus catálogos prendas y accesorios confeccionados de forma ética, sin pieles de animales y con materiales reciclados o procedentes de la naturaleza a buen precio. Por ejemplo, Zara vende camisetas de este tipo por menos de 6 euros.

Pero otro cambio se avecina por el horizonte textil. Aunque más bien podríamos decir que ya ha llegado. Hace tiempo que la sociedad viene exigiendo a las firmas de moda una mayor inclusión y diversidad en sus campañas y en sus prendas. Es decir, que no solo muestren cuerpos ‘perfectos’ -muchas veces retocados con Photoshop- y confeccionen prendas de todas las tallas. Sobre todo en este segmento más asequible, donde hasta hace poco era difícil encontrar una talla más allá de la 42.

Pero en los últimos meses hemos visto un cambio importante en las principales firmas ‘low cost’ en este sentido. Un mayor abanico de tallas se va abriendo paso en los principales operadores de este segmento y ya es posible encontrar prendas de talla grande al mismo precio que el resto de números y con el mismo diseño. Desde portales online como Asos a los grandes del sector, como Zara, H&M o Mango.

De la XXL a la talla 56

La batalla por la diversidad en los principales ‘retailers’ comenzó, como casi todas las revoluciones de este siglo, en Internet. Fue la británica Asos, un gigante del e-commerce de moda que facturó en 2017 1.130 millones de dólares (964 millones de euros) y que despacha al año más de 20 millones de pedidos, la primera en dar un paso adelante con el lanzamiento de sus líneas Asos Curve para tallas grandes.

Pero no se quedó ahí, porque apostó por la inclusión plena y también tiene secciones para chicas menudas y delgadas, la Petite; para altas, la Tall; y por supuesto, Premamá. En estas secciones se puede encontrar el mismo tipo de ropa que en las demás y con el mismo rango de precios. Cabe destacar que Asos es un portal multimarca, por lo que, dependiendo de la firma, la ropa tiene un precio u otro. Por lo general, sus productos cuestan una media de 40 euros, aunque algunos pueden sobrepasar los 200 euros, sobre todo la ropa de fiesta. Además, sus modelos representan toda esa diversidad de cuerpos que reivindica.

Pero a pesar de este avance, la visibilidad en las tiendas físicas seguía siendo prácticamente inexistente. Solo H&M viene manteniendo un “amplio” rango de tallas desde sus comienzos. Y decimos “amplio” porque se podían encontrar prendas de la talla 46, algo que no era habitual en el resto del ‘low cost’. Pero ahora, esa horquilla se le ha quedado pequeña y la ha ampliado hasta la 56.

El gigante sueco, que lleva varios ejercicios con dificultades en sus cuentas – solo creció un 4% en 2017, hasta los casi 20.500 millones de euros, y su beneficio se redujo un 13%, hasta los 1.655 millones de euros-, está apostando por un nuevo modelo de negocio apoyado en una mayor calidad de sus prendas, con el objetivo de que sean 100% sostenibles a medio plazo, y dando lugar en sus tiendas a todas las mujeres, tengan la talla que tengan -aspectos que implican un mayor precio-. De momento, no todas las prendas están en la 56, solo algunas seleccionadas, como estos jeans.

H&M

Jeans de H&M por 39,99 euros

Ante este reclamo de la sociedad, el grupo ‘low cost’ más potente, Inditex, ha tenido que rendirse a las evidencias y también ha empezado a introducir más tallas en sus tiendas. Sobre todo en Zara, que es su marca estrella con 16.620 millones en ventas el año pasado. La firma lleva unos meses introduciendo una mayor variedad de tallas en sus productos y, además, cambiando el tipo de tallaje, ya que ahora es mucho más amplio que antaño.

De este modo, la mayoría de prendas de Zara ya tienen talla hasta la XL y en algunas concretas se puede encontrar hasta la XXL, como este vestido de la sección Woman. Si bien en el tallaje numérico se queda en la talla 42, por lo que en jeans y faldas es más difícil encontrar diversidad en la marca gallega. También tiene talla XS para las clientas más delgadas.

zara

Este vestido de Zara cuesta 39,95 euros y tiene hasta la talla XXL

En el resto de sus tiendas, lo más común es que haya hasta la talla XL, sobre todo en las juveniles –Pull&Bear y Bershka-, donde es raro encontrar a veces esta talla. Por su parte, Massimo Dutti, dirigida a una mujer más madura, sí tiene ropa hasta la talla 44.

Por último, Mango creó hace unos años su enseña Violeta, para tallas grandes, la cual acaba de lanzar una nueva línea hasta la 54. Sus diseños son prácticamente iguales a los de Mango, al igual que los precios. Además, la XXL es totalmente habitual en sus prendas.

lainformacion

Share