Estas son la veintena de familias que aún controlan un 15% del Ibex

n puñado de nombres ilustres se aferran con uñas y dientes a su estatus como comandantes del top empresarial español. Lo hacen frente al apetito inversor de grandes gestoras de fondos y hedge funds internacionales, que han redoblado su apuesta por la Bolsa española atraídos por un Ibex que se revaloriza un 10% en el año. Algunos (como los Albertos o las Koplowitz) remiten a otra época de oropel entre el empresariado español. Otros, como Berlusconi o Mittal, al interés del dinero por traspasar fronteras y asentarse en la Península Ibérica. Han obtenido sus derechos a través de la herencia de sus progenitores o bien (en el menor de los casos) o a través del éxito empresarial que supone ver cómo una pequeña empresa familiar se transforma en un gran grupo.

Un ejemplo de ello es Amancio Ortega. Es dueño de la que fue una pequeña firma de confección textil, convertida ahora en la mayor cotizada española por capitalización bursátil. Con un valor en Bolsa de en torno a 100.000 millones, controlar el 64,37% le vale a los Ortega para atesorar acciones por valor de 64.000 millones. Es la familia con una posición mayor en todo el Ibex.

El fundador del emporio textil español retiene poco más del 59% del accionariado. Lo hace en su mayor parte a través de su sociedad patrimonial, Pontegadea. El resto, 9,28% lo ostenta a través de Partler. Su hija Sandra Ortega controla un 5,05%. Heredó la participación de su madre y exmujer de Ortega, Rosalía Mera, que ostenta a través de ROSP Corunna Participaciones Empresariales.

Los Ortega son una de las 19 familias presentes en el accionariado de los 35 integrantes del Ibex. Entre todas retienen un patrimonio que bordea los 100.000 millones de euros (98.500 millones). Les vale para conservar el control sobre un 15% del selectivo, según los registros de la CNMV. Los accionistas deben informar al regulador si su posición supera el 3%. Y, en el caso de que tengan su domicilio en un paraíso fiscal, si controlan más del 1% de las acciones.

Entre las sagas familiares del Ibex 35 destacan los Grifols. Esta familia catalana abrió la puerta a inversores externos en 2006 cuando sacó a Bolsa la multinacional del plasma que había pasado de padres a hijos desde 1940. La familia, sin embargo, retiene un 30% del capital, atomizado en diversas sociedades en manos de padres, hijos, nietos y sobrinos. La inversión entre todos ellos asciende a 5.000 millones.

En la dirección de la compañía ha desembarcado ya la cuarta generación. Raimon Grifols Roura y Víctor Grifols Deu (tío y sobrino) asumieron el cargo de consejeros delegados en diciembre del año pasado. Sustituyen a Víctor Grifols, aún presidente pero sin funciones ejecutivas.

La familia fundadora controla el 30,79% del capital a través de las sociedades Deria, Scranton y Thortol, que agrupan diversas ramas familiares. En ellas están presentes también otros miembros del consejo ajenos a la familia.

El caso de Grifols ha sido repetido una y otra vez en muchas compañías españolas. Más en el sector de la construcción, donde las familias conservan una posición más o menos relevante en el capital de todas ellas. Empezando por la ACS. Allí el mayor paquete empresarial continúa en manos de dos primos que pertenecieron a la más alta gestión empresarial española: Alberto Cortina y Alberto Cortina Alcocer (popularmente conocidos como Los Albertos). A través de dos holdings empresariales —Corporación Financiera Alcor e Invermelin Patrimonio— retienen un 17,74%. Les sigue el presidente de la compañía, Florentino Pérez. Controla un 12,51% con una inversión de más de 1.200 millones.

Decir Florentino Pérez en ACS es lo mismo que mencionar a la familia Del Pino en Ferrovial. Esta saga atesora un 35,79% de las acciones de la compañía y buena parte de los asientos en el consejo de administración. En Acciona son los Entrecanales, cuya participación se eleva al 53,9%. Se mantienen como mayores accionistas vía dos sociedades constituidas en Holanda.

La pujanza de las familias en las constructoras contrasta con su declive en la banca, donde las grandes gestoras internacionales son ya sus accionistas de referencia. La excepción es la familia Botín. Jaime Botín es el mayor accionista en Bankinter, donde tiene cerca de un 24%. En Santander la familia controla un 0,9% tras la última ampliación de capital realizada. Dentro de ese porcentaje se incluye el 0,13% de Ana Botín.

No todos los nombres propios del Ibex se conjugan en español. La segunda familia con más dinero invertido procede de India y son los Mittal. Entraron en el capital de Arcelor en 2006 gracias a una opa que la fusionó con la mayor acerera del mundo. La familia copa el 37,8% del capital del grupo resultante. El otro nombre extranjero es el exprimer ministro italiano, Silvio Berlusconi. Replicó en España el grupo de comunicación que ya controlaba en su país natal, Mediaset, con la compra del 52% de Telecinco. En la actualidad ostenta un 50,2%.

Fuera del Ibex quedan algunas de las grandes fortunas de la empresa española. El magnate mexicano Carlos Slim controla un 70,8% de Realia y tiene un 61% de FCC, de la que Esther Koplowitz ostenta un 20%.

Sagas familiares

Los March ceden posiciones: Los March son una de las familias clásicas en la Bolsa española. A través de su brazo inversor, Corporación Financiera Alba, invierte unos 1.160 millones. Una posición que, sin embargo, ha visto mermada en el último año, cuando ha salido de, por ejemplo, ACS. Aún así, se mantienen en el capital de tres compañías del Ibex: Acerinox (18,95%), Indra (11,324%) y Viscofan (11,06%). En la primera comparten el accionariado con otra familia, la empresaria Alicia Koplowitz, que tiene el 9,883% de la siderúrgica. En la última está también presente la jerezana Ana María Bohórquez Escribano, con poco más del 5%.

Colonial, imán para América Latina: El miembro más nóvel del Ibex ha atraído en los últimos tiempos a dos familias latinoamericanas. Por un lado, este año ha ido destacándose el heredero del imperio mexicano Grupo Modelo (fabricante de la cerveza Coronita). Carlos Fernández González tiene ya el 13,76% del capital. Antes entró en el capital Alejandro Santo Domingo, miembro de la familia más rica de Colombia, que tiene un 7,33%. De mucho más cerca llega el dinero que ha invertido la familia Puig en la inmobiliaria catalana. Este año han aflorado un 5% del capital.

Los Lladó, fuertes en Técnicas Reunidas: El patriarca de los Lladó, José Lladó, retiene una posición de fuerza en el accionariado de Técnicas Reunidas. El 37,19% del capital que atesora le valen para ser el mayor accionista y su presidente ejecutivo. Su posición, que se eleva hasta el entorno de los 580 millones, está dividida en dos compañías. Por un lado, Aragonesas Promoción de Obras y Construcciones (que tiene un 5%). Y el 32% restante a través de Araltec.

Meliá, el gigante hotelero de los Escarrer: En el motor económico español (la industria turística), las familias desempeñan también un papel preponderante. Un caso paradigmático es el de la familia Escarrer, cuyo patriarca Gabriel Escarrer Juliá retiene un 50,9% del capital de la hotelera Meliá.

cincodias.co

Share

¿Son sanos los edificios en los que vivimos y trabajamos?

os urbanitas, que ya son el 50% de la población mundial, pasan en torno al 90% de su tiempo en espacios interiores, según la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos. La concentración de elementos contaminantes que hay a cubierto en algunos casos llega a ser cinco veces superior a la de los ambientes exteriores. Estos datos llamaron la atención del estudio de arquitectura barcelonés PMMT, que puso en marcha un proyecto de investigación para lograr que los edificios sean verdaderamente saludables. Tres años de trabajo después, el resultado es Friendly Materials, un método para evaluar cómo los materiales utilizados en la construcción afectan a la salud de las personas.

Algunas de las superficies con las que entramos en contacto, como mesas, barandillas o pomos, son menos dadas que otras a cobijar bacterias.

“Nuestro sistema tiene en cuenta las diversas capas de elementos constructivos que entran en contacto con la gente”, explica Rita Barata, la arquitecta que ha codirigido el estudio. Para ello, Friendly Materials se sirve de un algoritmo que tiene en cuenta hasta 30 factores de influencia ordenados en cuatro grupos: substancias químicas, materiales, sistemas constructivos (por ejemplo, ladrillos o tuberías) y espacios interiores.

“Una baldosa de porcelana, por ejemplo, puede tener arcilla con amianto o plomo. Pero aunque esté libre de ellos, los adhesivos o el mortero que se empleen en la construcción pueden no ser limpios”, ilustra Patricio Martínez, socio fundador de PMMT. De la misma forma, algunas de las superficies con las que entramos en contacto, como mesas, barandillas o pomos, son menos dadas que otras a cobijar bacterias. Las llamadas pinturas fotocatalíticas, por su parte, liberan una sustancia que limpia el aire cuando les da el sol. Todo eso, asegura Martínez, hay que incluirlo en la ecuación.

La calidad del aire interior de un edificio puede alterar tanto la salud física como mental de sus ocupantes. A ello contribuye la composición de los materiales que nos rodean. Ya existían certificaciones sobre el uso de sustancias químicas en la construcción. La innovación del estudio de la calidad de los interiores ideado por estos arquitectos catalanes reside en que miden cómo se combinan los distintos elementos constructivos y su evolución durante la vida útil del edificio. El resultado es una fotografía muy completa, tal y como se reconoció en el CleanMed Europe 2016 celebrado en octubre en Copenhague, un congreso de sostenibilidad e industria sanitaria coorganizado por las Naciones Unidas.

“Nuestros análisis tienen en cuenta todos los elementos mesurables que pueden afectar a la salud”, sentencia Barata. El resultado se presenta en forma de porcentaje. “Un 70% sería un valor altísimo para una vivienda, mientras que un quirófano debe tener un 100%”, señala.

Las llamadas pinturas fotocatalíticas liberan una sustancia que limpia el aire cuando les da el sol.

Una de las aplicaciones que puede tener el método de Friendly Materials, explica Martínez, es relativizar los niveles de exigencia. “Los requisitos de salubridad de un pavimento no deberían ser los mismos en una guardería, donde los niños gatean, que en un taller mecánico”, indica.

  • Estudios a marcas y oficinas

Hasta el momento, PMMT ha recibido el encargo de varias marcas de materiales de construcción para ser auditadas. “Creíamos que serían reticentes, pero estamos comprobando que quieren usar nuestras clasificaciones como un método de benchmarking”, abunda el socio director del estudio. También están realizando análisis para oficinas y equipamientos públicos.

La experiencia del estudio PMMT en el desarrollo de hospitales y centros médicos en España, África y América les ha ayudado a desarrollar un método que examine la salubridad de los espacios. “Nuestro objetivo sería lograr que Friendly Materials se convierta en una especie de sello de garantía de salubridad en la construcción”, concluye Martínez.

cincodias.com

Share

Si una mosca aterriza en nuestra sopa, ¿hay motivos para tirarla?

Seguro que en más de una ocasión nos hemos topado con la desagradable sorpresa de que nuestro plato de comida ha tenido un comensal antes que nosotros: un insecto. Es una escena habitual, y de hecho es bastante tradicional el ejemplo de la mosca en el plato de sopa. Si nos encontramos fuera de casa el camarero retirará el plato. En nuestra casa, dependiendo de los escrúpulos de cada uno, se puede retirar la mosca o el plato entero. ¿Sigue siendo la sopa apta para ser consumida?

Si te preguntas si un plato de sopa que ha sido utilizado por una mosca para darse un baño sigue siendo apto para el consumo, los científicos han dado respuesta a esta duda. Obviamente y siempre hablando de la mosca doméstica o común, este díptero braquícero no dispone de ningún tipo de veneno, colmillos o aguijones. Las moscas se nutren de una dieta líquida, pero pueden perfectamente enfrentarse a un alimento sólido. Para ello escupen saliva y bilis, que descomponen la comida y la hacen más o menos líquida.

Pese a esto, no supondría ningún problema para nuestra comida, su saliva es inofensiva para nosotros. El principal problema de que una mosca nade en nuestra sopa, son los elementos externos a los que está expuesta. Las moscas comen basura, alimentos en mal estado y sí, también se alimentan de los jugos de los excrementos de animales. Al comer este tipo de alimentos se ven muy expuestas a importantes cargas de patógenos. Estos sí podrían provocarnos alguna enfermedad.

Según los expertos, las moscas son vehículos extraordinarios para cualquier microorganismo patógeno desagradable imaginable. Es cierto que en la mayoría de los casos no son peligrosos, pero debemos tener en cuenta que por su rutina, las moscas pueden depositar en nuestra comida gran cantidad de bacterias y virus. Que una mosca caiga en nuestro plato, no pudiendo controlar dónde ha estado la mosca y con qué ha tenido contacto, puede darnos un poco de repelús.

Mosca en una planta. Imagen: Pixabay

Los expertos estiman que las moscas pueden transmitir más de 100 enfermedades y parásitos diferentes, desde salmonella a tenias. Pese a esto, los expertos no aconsejan tirar la comida. En la mayoría de los casos, una sola mosca en la sopa es muy poco probable que pueda producir una enfermedad a una persona con un buen estado de salud general. Simplemente sácala del plato lo antes posible y no habría problemas para consumir el alimento.

Es habitual que las moscas se posen en otros alimentos de la cocina, como el pan cortado o una lechuga, y sin embargo no nos cuestionamos el tirar el bocadillo de crema de cacao por ello..

eleconomista.co

Share

Las empresas británicas cambiarán trabajadores europeos por robots tras el Brexit

Las empresas británicas compensarán la pérdida prevista de trabajadores de la Unión Europea como consecuencia del «brexit» con el uso de «inteligencia artificial, robótica y automatización», según un estudio de la consultora KPMG.

Después de que esta firma realizara el estudio «Efectos del brexit sobre los ciudadanos de la UE», un responsable de KPMG, Antonio Hernández, ha indicado en un comunicado que las empresas británicas tendrán que esforzarse para «evitar una fuga de talento».

Para ello, Hernández, socio responsable de KPMG en España para Brexit e Internacionalización, las compañías tendrán que actuar para evitar que se vaya un millón de trabajadores capacitados de países de la Unión Europea, que representan algo más del 3 por ciento de la población activa del Reino Unido.

El experto de la consultora, en este contexto, prevé un aumento de la competencia por el talento entre las empresas en los próximos años y añade que un gran número de ellas buscarán complementar sus plantillas mediante inteligencia artificial, robótica y automatización.

De acuerdo con la encuesta, el 45 por ciento de los ciudadanos europeos que trabajan en el Reino Unido planean quedarse, un 35 por ciento se está planteando marcharse, y el 8 por ciento (porcentaje que se correspondería con el millón de trabajadores antes citado) ya ha tomado la decisión de hacerlo.

Según el expertos, ya se están percibiendo consecuencias del «brexit», como «una disminución de las solicitudes de matriculación de ciudadanos de la UE en las universidades británicas lo que, llegado el caso, podría provocar un problema en la cantera de especialistas de alto nivel, así como una carencia de químicos, lingüistas y otros profesionales».

Según KPMG, el perfil de los empleados más proclives a abandonar el Reino Unido son los denominados «indey», siglas inglesas que aluden a trabajadores independientes, solicitados, formados y jóvenes.

Así, señala que la mitad de los encuestados con doctorado y el 39 por ciento de los que cuentan con una titulación de posgrado afirman que se están planteando irse del Reino Unido. Además, el 52 por ciento de los que ganan entre 50.000 y 100.000 libras (entre 54.600 y 109.200 euros) planean marcharse o se lo están pensando.

Respecto a ese colectivo, Hernández ha indicado que, debido a los escasos esfuerzos efectuados por las empresas para retenerlos, «el Reino Unido está expuesto a perder parte de sus profesionales de tecnologías de la información, creativos, ingenieros y especialistas en finanzas, por citar algunos ejemplos».

Por todo ello, y mientras la mitad de los trabajadores europeos esperan que sus empresas se dirijan a ellos con «una manifestación clara pidiéndoles que se queden», KPMG aconseja a las empresas actuar para evitar la fuga de talento que puede darse vinculada al «brexit».

Así, les ha propuesto, entre otras medidas, que tomen conciencia del riesgo al que se exponen por la marcha de esos empleados, que hablen con ellos, que decidan «una estrategia para apoyar al personal ante cualquier nuevo régimen de inscripción del Ministerio del Interior británico», o que piensen en sus inversiones en formación y en la política de retribución y prestaciones.

eleconomista.co

Share

La actitud institucional de Colau irrita al independentismo

El éxito del soberanismo, en un pulso inusitado con el Gobierno de Mariano Rajoy, y, en realidad, a todo el Estado español, depende en gran medida de la participación en el referéndum del 1-O en las grandes ciudades. Y el enorme obstáculo para el independentismo se centra en Barcelona, y en la alcaldesa Ada Colau, que irrita a todo el soberanismo. Colau sigue firme. No facilitará las urnas en la capital catalana, ni cometerá “ninguna ilegalidad”, según fuentes de Catalunya en Comú.

Junts pel Sí y la CUP son plenamente conscientes de ello. Eso explica la reunión entre Oriol Junqueras y Pablo Iglesias, el pasado sábado, tras la manifestación contra los atentados terroristas, con la mediación del presidente de Mediapro, Jaume Roures. La entrevista se produjo a petición de Junqueras, y la insistencia fue grande para que Iglesias se pusiera de lado del soberanismo, con la idea de que Ada Colau facilite las urnas, y apoye el referéndum.

Junqueras quiso que Iglesias convenciera, sin éxito, a Colau para que apoye el 1-O

En la reunión figuraba el diputado Xavier Domènech, el hombre en el que confía Colau para dirigir su partido, Catalunya en Comú. Iglesias no quiere tomar ninguna iniciativa respecto a Cataluña sin el concurso de Domènech, y éste está plenamente alineado con Colau. ¿Conclusión? Ni Colau, ni Catalunya en Comú, apoyarán un referéndum que se le ha dado el carácter de vinculante, por parte del presidente Carles Puigdemont.

La premisa de Colau, aseguran fuentes cercanas a la alcaldesa, es que ni ella ni los funcionarios municipales correrán ningún riesgo en la organización del 1-O. Sólo se mostraría un fervoroso apoyo si el 1-O se conviertiera, finalmente, en una gran movilización contra el Gobierno del PP, y en apoyo de la soberanía de Cataluña. Esa es la idea, precisamente, del acto que Colau e Iglesias protagonizarán en la Diada, el 11 de septiembre. Pero no esa la pretensión de Puigdemont, que insiste en que habrá urnas, que se votará “como siempre”, también según las palabras de la secretaria general de ERC, Marta Rovira, y que se aplicará el resultado.

Colau no quiere exponer a los funcionarios municipales a ninguna ilegalidad que comporte el 1-O

Con esa perspectiva, el independentismo, y el gobierno de Puigdemont deberá buscar alternativas rápidas para la ciudad de Barcelona. ¿colegios de la Generalitat, entidades cívicas? Pero el problema no acaba ahí. Es en las ciudades del área metropolitana, con la mayoría de alcaldes del PSC, donde el soberanismo se la juega. En L’Hospitalet, la alcaldesa Núria Marín, del PSC, lo tiene muy claro, y bajo la dirección del primer secretario de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, la orden es taxativa: no se facilitará nada que comporte la votación en el 1-0.

Todo eso es clave, y es, en realidad, en lo que piensa el Gobierno de Mariano Rajoy. Las expresiones de los dirigentes del Gobierno y del PP han ido variando. Aunque Rajoy ha reiterado que “no habrá urnas”, el mensaje ha derivado hacia “no habrá un referéndum con garantías”. Es decir, el Ejecutivo central es consciente de la dificultad de impedir que se pueda votar en una parte del territorio catalán, aunque se ha comprometido a ello. Pero considera que el resultado será muy desigual, y para nada homologable, teniendo en cuenta que la votación en las grandes ciudades, si se llega a producir, puede ser muy deficiente.

Sin las grandes ciudades, el soberanismo lo tiene complicado para lograr una gran participación en el 1-O

Por eso, el independentismo depende, en gran medida, de Barcelona y de la actitud final de Catalunya en Comú. La rama de Podemos en Cataluña es más débil. Su máximo dirigente, Dante Fachín, cuestionado por las bases, pide ahora que se deje negociar la ley del referéndum, que se votará este miércoles por parte de Junts pel Sí y la CUP. Podemos, dentro del grupo Catalunya Sí que es pot, querría presentar enmiendas para eliminar el carácter vinculante del referéndum. En ese caso, apoyaría el referéndum. Pero se aprobará por lectura única, sin debate ni concurso de la oposición. PSC, Ciudadanos y PP se ausentarán de la cámara en el momento de la votación. Catalunya Sí que es pot pretende quedarse en la votación y abstenerse.

De cara al 1-O, el partido que dirige Fachín celebrará una consulta interna para decidir si se llama a una movilización o no en el referéndum. Será entre el 15 y el 18 de septiembre. Las bases quieren aprovechar esa consulta interna para derrocar a Fachín.

La paradoja, por tanto, es que el líder de Podemos en toda España, Pablo Iglesias, tiene como referente en Cataluña a Ada Colau, que cuenta con su propio partido, Catalunya en Comú. Y ésta lo tiene claro: no habrá colegios municipales para el referéndum. Lo que supone un auténtico dolor de cabeza para el independentismo, que se la juega en función de la participación que consiga, si es que el Gobierno no impide del todo la votación.

econoiadigital.co

Share

Los donantes en el mercado de esperma en línea admiten que ven el sexo garantizado y sin protección como «un beneficio» de su trabajo.

Un británico ha revelado que es padre biológico de 59 niños a través de donaciones de semen sin que su esposa lo sepa, y no lo había donado a los bancos de esperma especializados.

«Es un secreto que me voy a llevar a la tumba», revela el donante anónimo en un nuevo documental del canal británico BBC Three, que echa un vistazo más de cerca al mundo turbio de las donaciones de semen en línea.

De acuerdo con el documental, la demanda de donaciones de esperma en el Reino Unido supera la oferta, además el coste del procedimiento en un centro médico puede llegar a costar miles de dólares, lo que lleva a muchas mujeres a buscar una alternativa más barata y rápida.

Así, en las redes sociales empezaron a aparecer grupos, donde los hombres ofrecen sus servicios para concebir por unos 65 dólares y muy a menudo de forma natural. Y mientras algunos de los hombres que figuran en el programa parecen estar realmente interesados en ayudar, otros simplemente lo ven como un trabajo en el que pueden disfrutar de sexo garantizado y sin protección.

Además el documental advierte que tal trato puede llevar a consecuencias inesperadas, ya que no tiene ninguna base legal. Ni el donante, ni la clienta pueden estar seguros de que van a recibir lo acordado, tampoco pueden estar seguros por completo de la salud del «futuro padre».

rtactualidad

Share

Un planeta habitable podría existir a solo 16 años luz de la Tierra

Un planeta habitable muy similar a la Tierra podría existir en un sistema estelar a solo 16 años luz de distancia, sugiere un estudio realizado por un grupo de astrofísicos de la Universidad de Texas en Arlington y publicado en la revista ‘Astrophysical Journal‘.

Se trata del planeta Gliese 832c, escondido en el sistema estelar Gliese 832. Gliese 832 es una enana roja y tiene poco menos de la mitad de la masa y el radio de nuestro Sol.

El equipo de astrónomos, liderado por el Dr. Robert Wittenmyer de la Universidad de Nueva Gales del Sur, Australia, ha descubierto un exoplaneta del tipo llamado ‘supertierra’ orbitando cerca de la estrella enana roja Gliese 832, informa el Instituto de Radioastronomía y Astrofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México.

La estrella Gliese 832 se encuentra localizada en la constelación Grus a una distancia de unos 16 años luz (151 billones de kilómetros). Además del Gliese 832c, el sistema de Gliese 832 también alberga un planeta parecido a Júpiter, que fue descubierto en 2009 y recibió el nombre de Gliese 832b.

«Al tener un planeta gigante en las partes alejadas y un planeta posiblemente rocoso en la zona interior, se puede pensar que el sistema planetario de Gliese 832 es una versión similar a nuestro sistema solar», explicó Chris Tinney, profesor en la Universidad de Nueva Gales el Sur y coautor del estudio.

rtactualidad

Share

Los españoles, los europeos que más nos cuidamos

Los españoles somos los europeos que más nos cuidamos, según el informe sobre hábitos de belleza e higiene “Face of the Nation”, realizado por la consultora Kantar Worldpanel en 13 países. Así, no solo nos declaramos más preocupados por nuestro aspecto y por seguir las tendencias, sino que acudimos un 30% más a peluquerías y salones de belleza. En casa también nos cuidamos más, usando un producto más a la semana en nuestras rutinas de cuidado personal que la media europea.

Nuestro país destaca además por compartir los productos de higiene y belleza con otros miembros del hogar, sobre todo los de uso habitual como geles, desodorantes o pasta de dientes. Así, un individuo español usa productos compartidos en el 38% de sus rutinas, y sólo en el 62% de las ocasiones utiliza productos específicos. En Europa, el porcentaje de uso individual se sitúa en el 71%, e incluso llega al 79% en Alemania.

Sin embargo, el estudio detecta una creciente tendencia a hacer un uso individual de los productos, lo que nos acerca a rutinas europeas. Según Dirk Vissers, experto en hábitos de cuidado personal en Kantar Worldpanel y responsable del estudio, “este cambio de hábito supone una vía de crecimiento para los mercados, al incrementar el uso final del producto y la personalización de las rutinas de belleza”.

Otra de las tendencias europeas que también está ganando peso en España es la simplificación de las rutinas. Los españoles usan un promedio de 9 productos de belleza e higiene al día en sus rutinas de cuidado personal, 0,6 menos que hace 4 años (9,6 productos en 2013). Esta disminución se concentra en la población de 25 a 44 años, y se puede explicar por tres motivos:

Menos tiempo libre. Tardamos alrededor de medio minuto menos en cada rutina de higiene desde 2013. Así por ejemplo dedicamos de 9 a 8,3 minutos a la ducha, de 18 a 16 en la depilación, o de 4 a 3,6 minutos en arreglarnos el pelo. También renunciamos a algunas actividades (nos duchamos una vez menos a la semana), y usamos más productos multibeneficio, de ahí el crecimiento de las cremas BB, cremas hidratantes con protección solar, enjuagues bucales 6 en 1…

Más naturalidad. La población se decanta cada vez más por lo natural. En lo que refiere al cuidado personal, busca la naturalidad en los ingredientes de los productos, pero también en el aspecto físico. Ello implica, en algunos casos, prescindir o reducir el uso de algunos productos, como el maquillaje.

Dependiente de las modas. El sector de la cosmética es muy dependiente de las modas, haciendo crecer algunos productos muy rápidamente, pero relegando a otros. En este sentido, los productos de afeitado se han visto afectados en los últimos años por la moda «hipster».

Por último, el informe profundiza sobre uno de los grupos de población más importantes para el futuro del sector: los seniors. A medida que cumplimos años aumentamos el número de productos usados en nuestras rutinas diarias, lo que hace que las mujeres mayores de 50 gasten un 13% más en productos cosméticos (212 euros), y los hombres un 21% más (127 euros). No sólo eso, sino que este es el único grupo de población que no está simplificando sus rutinas y, además, demográficamente es cada vez más numeroso, por lo que “sin duda supone una ‘oportunidad mayor’ para el futuro de la industria, a la que es necesario empezar a adaptarse desde ya”, concluye Dirk Vissers.

gondoladigital.com

 

 

Share

La olvidada nacionalidad española de los puertorriqueños

Muchos desconocen que hasta 1898 los puertorriqueños ostentaron la nacionalidad española de rango constitucional. Dicha nacionalidad les fue despojada de manera unilateral durante la negociación del Tratado de París de 1898. Conforme al artículo I de la Constitución Española de 1876 –vigente en aquel momento– eran españoles todas las personas nacidas en territorio español. Por lo que todos los nacidos en Puerto Rico poseían la nacionalidad española. Era una nacionalidad que no distinguía si habían nacido en uno u otro lado del Atlántico, pues desde la Constitución de 1812, «La Pepa», se establecía que la nación española era la reunión de todos los españoles de ambos hemisferios y que eran españoles todos los hombres libres nacidos y avecindados en los dominios de las Españas, y los hijos de éstos.

Tras la derrota española en la guerra, se dan unas «negociaciones» (más bien imposiciones de Estados Unidos a España) que desembocan en el Tratado de París de 1898. Negociaciones en las que el gobierno autonómico de Puerto Rico –estatus alcanzado mediante la Carta Autonómica de 1897– ni formó parte ni fue consultado. A través del artículo IX del tratado se estableció que sólo los nacidos en la Península podían conservar su nacionalidad española. Y que para esto debían acudir a una oficina de registro, dentro de un año después del cambio de ratificaciones del tratado, para hacer una declaración de su propósito de conservar dicha nacionalidad. La declaración fue hecha por miles de ciudadanos nacidos en la Península, incluyendo a canarios y baleáricos, a pesar de que el tratado sólo habla de peninsulares, que residían en Puerto Rico. Sobre los puertorriqueños, el tratado dispuso que su condición política la determinaría el Congreso.

«Botín de guerra»

Puerto Rico, a diferencia de Cuba, nunca le declaró la guerra a España reclamando su independencia. Se mantuvo fiel a la Madre Patria hasta 1898, cuando fue cedida por esta a Estados Unidos como «botín de guerra». Para 1898, su clase política se dividía entre los incondicionales a España, en su mayoría de ellos peninsulares y de la clase dominante, y los autonomistas, que en su mayoría eran criollos. También existía un pequeño grupo de independentistas.

La negativa de los estadounidenses a que los españoles puertorriqueños mantuvieran su nacionalidad fue protestada por los comisarios españoles que representaron a ese gobierno durante la negociación del tratado de paz: «Se niega a reconocer a los habitantes de los países cedidos y renunciados por España el derecho de optar por la ciudadanía de que, hasta ahora, gozaron. Y sin embargo, este derecho de opción, que es uno de los más sagrados de la personalidad humana, ha sido constantemente respetado desde que se emancipó el hombre de la servidumbre de la tierra, rindiéndose tributo a este sagrado derecho en los Tratados que, sobre cesión territorial, se celebraron en el mundo moderno».

Territorios cedidos

La propuesta de los comisarios españoles era que todos los habitantes de los territorios cedidos tendrían el derecho de elegir la nacionalidad española. Mientras que la propuesta (impuesta) de los estadounidenses en París eliminaba de su ciudadanía a los españoles nacidos en Puerto Rico para tratarlos como tribus «no civilizadas» como habían hecho en Alaska. No fue hasta 1917, en vísperas de su entrada en la Primera Guerra Mundial, que Estados Unidos decidió, mediante el «Acta Jones», imponer –con el apoyo de la clase política anclada a la clase empresarial– la ciudadanía (nacionalidad) estadounidense a los puertorriqueños. A pesar de que los medios de comunicación de la época no resaltaron que se podía rechazar, 286 puertorriqueños no la aceptaron. Es importante resaltar que la nacionalidad estadounidense impuesta a los puertorriqueños es una de «segunda categoría», pues no permite votar por el presidente de Estados Unidos ni por congresistas.

Declaración de Nacionalidad que sólo pudieron radicar los españoles nacidos en la Península, en Canarias o en Baleares. A los que nacieron en Puerto Rico se les negó la oportunidad.

Ante todo este escenario, el Gobierno español se ha quedado de brazos cruzados y no ha asumido su responsabilidad histórica con su «siempre fiel» Puerto Rico. Como país con representación en organismos internacionales, no ha traído a discusión la situación política en que viven los puertorriqueños. Tampoco se ha legislado –como sí se hizo con los descendientes de los exiliados de la Guerra Civil mediante la Ley de la Memoria Histórica y hasta con los descendientes de los sefarditas, expulsados de España hace más de 524 años– para que los puertorriqueños hijos, nietos y bisnietos de aquellos a quienes se les arrancó unilateralmente su nacionalidad hace 119 años puedan recuperarla. Es un acto de justicia histórica.

abc.es

Share

Los trabajadores de Central Lechera Asturiana anuncian ocho días de huelga en septiembre

Los trabajadores de la empresa Central Lechera Asturiana (Capsa) anuncian ocho jornadas de huelga en septiembre que comenzarán el próximo miércoles. Se trata del «primer paquete de medidas» previsto por la plantilla tras diferencias durante la negociación del convenio colectivo compa empresa. El presidente del comité, Ramón Urbano, explicó esta mañana en rueda de prensa que han decidido iniciar movilizaciones «tras no llegar a un acuerdo durante la negociación del convenio colectivo» y para luchar contra la «deslocalización» de la producción de Granda a la planta de Lugo que ya se está llevando a cabo. «El recorte económico es el elemento que nos distancia ya que pretenden rebajar los recursos económicos de los trabajadores», explica Urbano.

La dirección asegura que no hay deslocalización ya que el volumen de Granda crece «por encima de lo acordado en convenio» y matiza que la empresa «tiene capacidad organizativa para asegurar su rentabilidad siempre que cumpla el compromiso de Granda que ese está cumpliendo». Y acusa al comité «quiere ejercer de rol del propietario» y actuando de «mala fe en la negociación y con coacciones». De hecho la dirección hace «responsable al comité de las consecuencias negativas que pueden causar en la producción por este conflicto tanto por el negocio como por el empleo». Y adelanta que la empresa «no va a negociar durante estas tres semanas».

Por su parte el presidente del comité insiste que el traslado de la producción de 1.2 millones de litros semanales a la planta de Lugo pone en riesgo el futuro de los trabajadores que, de momento, han sido recolocados en «otras secciones de la empresa».

Junto a Urbano, en la rueda de prensa que se celebró en la sede de CC OO de Oviedo, comparecieron el secretario general del Soma-Fitag -UGT, José Luis Alperi, y el secretario general de Industria de CCOO, Damián Manzano, que apoyaron las movilizaciones de los trabajadores y alertaron del riesgo del «fin» de la planta asturiana si no se «atieden». En este sentido, los tres coincidieron en denunciar que los recortes y la deslocalización llegan en un momento en el que la empresa obtiene beneficios. «En 2016 obtuvo 13.8 millones de euros y espera llegar a los 16 millones este año», remarcan. En este contexto, señalan que la «apuesta de la compañía por otras plantas es clara frente a la de Granda»

elcomercio.es

Share