El Gobierno investiga si Roures ha pagado las urnas o las papeletas del 1-O

l Gobierno investiga si el presidente de Mediapro, Jaume Roures, ha financiado de alguna forma la celebración del referéndum de este domingo, según aseguraron ayer fuentes próximas al Consejo de Ministros. El empresario catalán se encuentra, por tanto, en el punto de mira de los servicios de Información, que están tratando de descubrir quién ha pagado las urnas compradas en China o quién ha sufragado la impresión de las papeletas que se utilizarán.

Otras fuentes conocedoras de las pesquisas explican a La Información que existen indicios fundados de que los gastos del referéndum han corrido a cargo de un empresario o empresarios que -añaden- han colaborado con la logística del 1-O almacenando las urnas necesarias para efectuar la votación. Eso sí, por ahora no hay dato alguno que vincule a Roures con la consulta.

El origen de las sospechas está en que el Ministerio de Hacienda no ha descubierto que se haya destinado ni un euro de presupuesto público al referéndum, por lo que todas las miradas se dirigen a la financiación privada. Y en ese marco, el Gobierno ha deslizado a quien ha querido escucharle que el ‘facilitador’ del referéndum debe ser una persona con una relación privilegiada con la Generalitat.

En este sentido, desde el entorno del Ejecutivo no deja de apuntarse la cita que tuvo el presidente de Mediapro con Oriol Junqueras y Pablo Iglesias en su domicilio el pasado mes de agosto. Tras esa cena Roures confesó que tuvo que fregar él mismo los platos. Antes, en octubre de 2015, celebró su cumpleaños en el complejo Duques de Pastrana, situado en el paseo de la Habana, en Madrid, con la asistencia de 800 empleados del Grupo Imagina. Entre los invitados se encontraban Iglesias y Juan Carlos Monedero.

Marxista y con contactos en el PP

Más allá de conjeturas, Jaume Roures nunca ha ocultado sus orientaciones políticas. Sus declaraciones públicas más recientes fueron en COPE, donde afirmó sobre el referéndum independentista que «Mediapro no apuesta por nada«, si bien añadió que una hipotética independencia de Cataluña, «no creo que afectara negativamente» a su compañía. También lanzó un dardo al presidente del Gobierno: «El señor Rajoy no tiene derecho a hablar de un ciudadano particular como yo en el Congreso porque yo no tengo manera de contestarle. Como un servidor que paga sus impuestos, eso no es admisible». Desveló que había «comido con gente del Partido Popular, pero de eso no se habla«.

La entrevista donde se sinceró realmente la concedió al diario francés Libération en 2009, quien le retraró como el “Rupert Murdoch español”. En esos tiempos Roures presumía de su victoria ante el Grupo Prisa en la ‘guerra del fútbol’, sacaba pecho por las audiencias crecientes que iba cosechando La Sexta y destacaba que el diario Público se había colocado como un diario nacional de referencia. Ante el periodista galó habló de su pasado trotskista, de su militancia en la Liga Comunista Revolucionaria (LCR) y en la IV Internacional.

Sobre sus ideas marxistas dijo: «Yo no trabajo, yo milito» o «la crisis actual demuestra la debilidad del capitalismo y otorga actualidad a Marx». También se preguntó: «¿Por qué un comunista no podría pensar en comer? Es chusco, no se plantea este tipo de contradicción a un católico. De todas formas, yo hago dinero para servir a mis ideas».

Hace ocho años Roures ya se pronunció sobre la independencia de Cataluña: «Estoy a favor de un referéndum de autodeterminación entre los catalanes. Es importante pronunciarse, incluso aunque, al final, probablemente yo optaría por permanecer dentro de España«. Y añadió: «La identidad catalana se distingue claramente del resto de España. Somos un pueblo con mil años de historia, dotado de una rica lengua literaria y de una gran apertura de espíritu». Roures ha montado un centro internacional de prensa para el 1-O y ha exigido 10 euros a todo periodista que desee acreditarse.

lainformacion.com

Share

Reaparece el MAESTRO JULIO ANGUITA 2017!

¿Como resolver el problema de Cataluña y España?

Share

Las ‘kellys’ del Lenin Hostel, València con paseo de Gràcia, ganan más que sus camaradas de los establecimientos de lujo

Barcelona, lo más parecido a vivir en un tablero del Monopoly pero con fichitas rojas de hotel ilimitadas, tiene un Lenin Hostel. Es más, está prácticamente en la última casilla de esta suerte de liturgia del capitalismo que es el juego de mesa concebido, allá por 1903, por Elizabeth Magie, el paseo de Gràcia, que si los dados te llevan a ella cuando ya está edificada te quedas, como jugador, literalmente desahuciado. Pues eso, que Barcelona es un Monopoly, pero esta excursión hasta el número 278 de la calle de València, frente al hotel Majestic, el de aquellos pactos de los que, como un Leon Trotsky, parece que los hayan borrado de las fotos de la historia, tiene otro propósito. El plan es visitar el Lenin Hostel, que no se anuncia con luces de neón. Es discreto. A pie de calle solo hay una placa junto al timbre, pero ahí está él, Vladimir Ilich Uliánov, para amigos y enemigos simplemente Lenin, de perfil, más o menos como aparecía en las medallas conmemorativas soviéticas. Causa asombro. La gente se hace ‘selfies’ junto al cartel. No es para menos.

Lenin fue común en la Barcelona republicana. Hasta había un cuartel Lenin, donde Orwell presenció la versión ‘anarco’ del deporte rey

Hubo un tiempo en que Lenin formó parte del paisaje urbano de Barcelona. Durante la guerra civil, de la fachada del Hotel Colón de la plaza de Catalunya pendían los retratos de Lenin y Stalin. El PSUC se había hecho dueño del edificio, el mismo cuyos bajos ocupa hoy lo más ‘chic’ del capitalismo actual, la tienda Apple. En la Gran Via, a caballo de Barcelona y L’Hospitalet, estaba el Cuartel Lenin, donde los brigadistas internacionales del POUM, como George Orwell, entraban en contacto con ese oximoron que obligatoriamente es una instrucción militar anarquista, «con esos demenciales partidos de fútbol, con cincuenta jugadores en cada equipo, sobre la grava del picadero» en los ratos de ocio y con ausencia total de disciplina a la hora de hacer instrucción.

Lenin y Stalin, en el antiguo hotel Colón

La Pedrera, no lejos del actual Lenin Hostel, también fue del PSUC. Cuando los Milà se pasaron al bando nacional (viaje político que no sorprendió a nadie en la ciudad, porque el patriarca, Pere Milà, pasó del catalanismo de la Lliga a reírle las gracias a Primo de Rivera sin apenas pestañear) los dirigentes comunistas locales ocuparon el edificio. El secretario general del PSUC, Joan Comorera, se instaló en el primer piso, un pisazo, y habrá que imaginar que sobre la mesa del despacho tenía un busto de Lenin. El Ritz, donde por cierto trabajó durante un tiempo como empleado Ramon Mercader, el hombre que mató a Trotsky, también tuvo su etapa pesuquera. Total, que hay que imaginar esa Barcelona de hace 81 años, tan leninista ella, parpadear y, al abrir los ojos, situarse, alehop, en el año 2008, cuando Marcel Batlle decide dar su segundo paso empresarial en el sector hotelero tras una primera aventura en la calle de Fontanella. Le ha echado el ojo a la pensión Fani, de la calle de València, que está en traspaso. Lo de Fani no tiene mucho glamur. Es como se llamaba la antigua dueña. A Marcel el nombre le chirría. Pronunciado tal cual, en inglés sugiere parranda a tutiplén. No se trata de ser el imán de los peorcito del turismo que recala en la ciudad. Elegir una nueva enseña comercial, sin embargo, no es tarea fácil.

Los hoteles Lenin de todo el mundo se cuenta con los dedos de la mano de un Mickey Mouse y aún sobra un pulgar

Lo cómodo sería elegir al azar un nombre en el santoral de los lugares comunes, como Mediterráneo, GaudíDalí, recuerda Marcel de aquellos días, pero de repente tuvo una epifanía laica y se le asomaron al balcón de la memoria todas aquellas ocasiones en que de niño, porque no echaban nada más en la tele, vio ‘Doctor Zhivago’, de David Lean, y también aquel muy currado trabajo que sobre la revolución rusa hizo en la facultad de empresariales para subir nota. Influyó lo suyo también, claro, que años antes contrajo matrimonio por el rito ruso ortodoxo con Olya, ucraniana rusófila, con la que tiene cuatro hijos. Total, que el negocio lo bautizó como Lenin. Es un nombre atrevido, admite. Stalin estaría demasiado lejos de la línea de lo políticamente correcto. Lenin solo la pisa. «La democracia es una forma de gobierno en la que cada cuatro años se cambia de tirano», arengaba Lenin en la convulsa Rusia de 1917. Un tipo controvertido, sin duda, pero que no está ya de moda. En Moscú aún tiene una avenida imponente, la Leninsky Prospekt, pero los hoteles del mundo con el nombre de Lenin, por ejemplo, se cuentan con los dedos de la mano de un Mickey Mouse, y aún sobra el pulgar.

Todos fijos

Al Lenin Hostel de Barcelona no van nostálgicos de la URSS o descreídos como los IranovBuljanov y Kopalsky de ‘Ninotchka’. Solo es, para los visitantes, un establecimiento más, estupendamente situado y barato. Lo interesante, pues, no es el libro de huéspedes, como erróneamente uno podría pensar, sino la política interna del negocio. Explica Marcel que el Lenin Hostel se puso en marcha sin ayuda financiera de los bancos, que todos los empleados tienen contrato fijo, que paga sueldos por encima del convenio del sector y, hete aquí la verdadera revolución, que sus ‘kellys’ ganan más que las de los hoteles de lujo del paseo de Gràcia.

¡Ay!, si los hoteles del Monopoly fueran así…

elperiodico.com

Share

IU pide explicaciones al Gobierno sobre una supuesta compra de cazas a EEUU

Izquierda Unida ha registrado este viernes la petición de comparecencia en el Congreso de la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, para que dé cuenta de “los compromisos de gasto militar exigidos al Gobierno por la Administración de Estados Unidos, incluida la próxima compra de aviones F-35 por hasta 6.000 millones de euros que, según informaciones periodísticas, facilitaron la última cumbre bilateral en Washington”.

En un comunicado enviado a los medios, el partido liderado por Alberto Garzón teme que la compra de estos aviones haya sido una de las principales temáticas de los contactos mantenidos entre la Administración de Estados Unidos y el Gobierno de Mariano Rajoy durante los últimos meses.

De hecho, Izquierda Unida quiere saber si Rajoy se comprometió con Donald Trump para comprar ese material militar exigido, por otra parte, por el mandatario estadounidense.

El presidente de Estados Unidos “no ha ocultado en todo este tiempo su intención de que la industria armamentística de su país se beneficie especialmente de este incremento del gasto militar”, asegura IU.

Una de las principales preocupaciones del partido de Alberto Garzón es que esa supuesta compra coincide con “los sucesivos recortes impuestos por el Gobierno del PP desde 2012 y otras necesidades futuras”.

A modo de ejemplo, señala IU, en estos momentos están en el aire los 1.000 millones en que está prevista la financiación en cinco años de las medidas contempladas en el Pacto de Estado de Violencia de Género aprobado este jueves en el Congreso.

elboletin.com

Share

La Alhambra modifica su sistema de entradas y refuerza sus medidas de seguridad

l conjunto monumental de la Alhambra usará, a partir de este domingo, un nuevo sistema de reserva y venta de entradas que ya no obligará a recoger el ticket en las taquillas, sino que el visitante podrá adquirirlo por Internet e imprimirlo por sus propios medios, evitando así las colas y agilizando los accesos. La iniciativa supone un “primer paso” en el camino iniciado para hacer del recinto nazarí un monumento “inteligente” y se complementará con el refuerzo en los próximos meses de la seguridad.

Este nuevo tipo de entrada tendrá un localizador y estará personalizada con el DNI o pasaporte, lo que permitirá conocer en todo momento qué zona esta siendo visitada por el turista y evitará antiguos comportamientos irregulares como la reventa, según ha detallado en rueda de prensa el director del Patronato de la Alhambra y Generalife, Reynaldo Fernández Manzano.

Más seguridad

En virtud de este nuevo sistema, que convivirá con el antiguo hasta el 1 de enero, las entradas que haya diariamente para acceder al monumento estarán disponibles dos horas antes en Internet, de modo que los interesados podrán hacerse con ellas desde sus hogares o establecimientos hoteleros, evitando así que tengan que subir al monumento para comprarlas.

El director de la Alhambra ha señalado que el monumento ya cuenta en la actualidad con un buen sistema de seguridad, y en los últimos meses se han instalado bolardos y maceteros en diversas zonas para evitar el acceso de vehículos, siguiendo las recomendaciones de las fuerzas y cuerpos del Estado, pero se va a ir intensificando con otras medidas como la instalación de arcos fijos de seguridad.

elindependiente.com

Share

José Andrés da de comer a 2.500 afectados por el huracán María en Puerto Rico

El cocinero asturiano José Andrés está cocinando para los miles de afectados por el huracán María en Puerto Rico. A través de su organización benéfica, World Central Kitchen, el cocinero llegó a la isla junto a su esposa y sus socios. El de Mieres y su equipo dieron de comer el pasado miércoles a 2.500 personas damnificadas por la catástrofe en los municipios de Caguas y San Juan, así como en hospitales y residencias de ancianos.

José Andrés pretende elaborar la comida en el restaurante José Enrique y en Mesa 364 para llevarla a las distintas entidades que no disponen de alimentos y han solicitado ayuda. Ahora buscan establecer otro centro de distribución en la zona este de la isla desde donde se pueda llevar comida los municipios de Río Grande, Luquillo y Fajardo. Además, quiere transportar comida a residencias de ancianos de San Juan, el Hospital Pediátrico, Hospital de Carolina, Hospital de Niños San Jorge, así como comunidades muy necesitadas de asistencia humanitaria.

lavozdeasturias.com

Share

La Generalitat se querella contra el fiscal general del Estado

En rueda de prensa, el conseller de Justicia, Carles Mundó, ha anunciado hoy que el Govern ha interpuesto ambas querellas contra Maza y Romero, ante el Tribunal Supremo y el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

La Generalitat ha presentado sendas querellas contra el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, y el fiscal superior de Cataluña, José María Romero de Tejada, al entender que han actuado «fuera de la ley» para impedir la celebración del referéndum del 1 de octubre, suspendido por el TC.

En rueda de prensa, el conseller de Justicia, Carles Mundó, ha anunciado hoy que el Govern ha interpuesto ambas querellas contra Maza y Romero, ante el Tribunal Supremo y el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, por los delitos de prevaricación y usurpación de funciones.

En la rueda de prensa, Mundó ha detallado hasta «diez situaciones de vulneración de derechos civiles» que, a su parecer, han ocurrido en el intento de evitar el 1-O, con la «connivencia de todos los instrumentos del Estado», en lo que considera una «causa general contra el independentismo».

expansion.com

Share

Mujer de 46 años, así es el prototipo de juez en España

organos judiciales

La judicatura es una de las profesiones a las que puede aspirar un recién licenciado en Derecho, pero el camino hasta vestir la toga de juez es largo y dificultoso. De media, seis años de oposiciones, y nueve meses más de formación y prácticas en la Escuela Judicial.

¿Cuál es el perfil de los encargados de aplicar las leyes en España hoy en día? Conforme al informe sobre la estructura de la carrera judicial incluido en la Memoria 2017 del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) —elaborado a fecha 1 de enero— es el de una mujer de unos 46 años de edad, que ha accedido a la profesión a través del turno libre, superando las pruebas de acceso a punto de cumplir los 30 años.

Curiosamente, aunque ahora el sexo femenino es mayoritario, el acceso de la mujer a la judicatura fue tardío —la primera mujer juez en España tomaba posesión de su plaza en 1978—.

Desde entonces, el ritmo ha sido imparable y las mujeres ya superan en más de dos puntos el porcentaje de hombres en la carrera judicial. En concreto representan el 52,7 % de los 5.367 jueces y magistrados en activo.

Los datos demográficos reflejan año a año este ascenso de la mujer en la carrera judicial. Hace tan solo cuatro que se invirtió la proporción entre hombres y mujeres en la profesión, y la evolución ha sido exponencial; una tendencia que continuará en aumento en los próximos años: de los 51 jueces que ingresaron en 2016, 31 eran mujeres.

Ellas son las que más aprueban, y las que lo hacen más jóvenes. Así lo confirma el informe del CGPJ, que sitúa en 29,2 años la edad media del opositor que ganó una de las plazas ofertadas en el turno libre. Además, 6 de cada 10 aspirantes que logran superar esta dura prueba son mujeres.

Consecuentemente, las juezas son más jóvenes que sus compañeros varones. Si la edad media de un magistrado en España es de es de 51 años y la de un juez es de 34, las mujeres lideran las estadísticas en las franjas de edad inferiores a los 50 años (son el 67,2 % entre los jueces menores de 30 años), siendo superadas por los hombres en las franjas que van desde los 51 a los 72, edad máxima de jubilación. En la foto generacional, los jueces más jóvenes se encuentran destinados en Canarias (45,7 años de media) y los de mayor edad en la comunidad autónoma de Madrid (52,8 años).

Por comunidades autónomas, es en el País Vasco donde la cuota femenina es más alta. Según los datos de la Memoria, el porcentaje de mujeres en esta comunidad es del 60,8 %, un territorio en el que ellas son mayoría desde hace más de diez años. Le siguen las comunidades autónomas de Galicia, La Rioja y Madrid (57,4%, 56,8% y 56,3% respectivamente). El Principado de Asturias muestra un porcentaje neutro (50 %), y, por el contrario, la mujer está en minoría aún en Murcia (45,2 %), Aragón, Navarra y Castilla-León.

Por tipos de órganos judiciales, las mujeres han ganado el terreno a los varones en 11 de los 21 órganos reflejados en la memoria, acaparando los juzgados de violencia sobre la mujer (69,2 %), los juzgados de primera instancia e instrucción (66,3 %), de lo penal (61,1 %), juzgados de los menores (60, 5 %) y, en menor proporción, los juzgados de lo social (55,6 %). Sirva de ejemplo que el premio al juzgado más eficaz de España de 2016 recayó en el juzgado de lo Social n.º 31 de Madrid, cuya titular es una mujer, María del Carmen López Hormeño.

Reducto masculino

Pero, para que exista una efectiva paridad, aún queda un último paso a dar, la conquista de un espacio en el que hoy la mujer está en clara minoría: los tribunales superiores. La presencia de mujeres en el Tribunal Supremo (12,8 %), Audiencia Nacional (37,1 %), Tribunales Superiores de Justicia (36,1 %), Audiencias Provinciales (37,7 %) o los Juzgados Decanos (12,5 %) es todavía muy minoritaria. Aunque es cuestión de años que la mujer supere este último obstáculo.

Mucho se ha hablado últimamente de la foto absolutamente masculina de la cúpula del Poder Judicial durante la apertura del año judicial. ¿Simboliza esta imagen que, de alguna manera, se obstaculiza el acceso a la mujer a los cargos de poder? Esta situación puede explicarse desde el punto de vista generacional, teniendo en cuenta la relativamente reciente incorporación de la mujer a la judicatura y los años de antigüedad con los que se accede a estos tribunales (unos 30 años de carrera). Y, si bien es cierto que estos puestos, como las Presidencias de Sala y Magistrados y Magistradas del Tribunal Supremo, son nombrados discrecionalmente, hay que señalar que la provisión de estas plazas se rige por un reglamento, aprobado para evitar cualquier tipo de arbitrariedad, y que la decisión corresponde al Pleno del CGPJ, actualmente integrado por 9 mujeres y 12 hombres. No obstante, tan solo el 18,1 % de los presidentes de Audiencias Provinciales son mujeres, y 68 de los 78 magistrados del Tribunal Supremo son hombres.

Solo concilian ellas

Entre los datos estadísticos publicados nos llama la atención un año más el porcentaje de hombres que se acogen a una excedencia para el cuidado de un hijo: tan solo un juez varón frente a 29 compañeras que decidieron dar este paso. Como en otros sectores, en la judicatura parece que solo las mujeres concilian para repartir su tiempo entres su profesión y el cuidado de sus hijos o familiares dependientes.

Carga de trabajo excesiva

Según una encuesta de ámbito nacional realizada por el CGPJ en el año 2015 a todos los jueces y magistrados en activo, siete de cada diez jueces consideraban afrontar demasiada carga de trabajo.

Conforme a los datos de la Memoria del CGPJ, la tasa de congestión (indicador global de la capacidad resolutiva respecto a la carga de trabajo) se situaba a finales de 2016 en 1,37, un 8 % más que el año anterior.

cincodias.com

Share

Fuerte subida salarial del 17% en cuatro años para la hostelería balear

asi 140.000 trabajadores del sector de la hostelería de Baleares recibirán una subida de sueldo del 17% en los próximos cuatro años, según se recoge en el convenio colectivo suscrito este jueves por los sindicatos CCOO y UGT con la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM), mayoritaria en el sector.

«Es un día histórico», señaló el conseller de Trabajo, Iago Negueruela, en la presentación del acuerdo junto a representantes de los sindicatos y la patronal, firmantes de un pacto que no han suscrito las asociaciones hoteleras de Ibiza, Menorca y Formentera ni las agrupaciones de empresarios del ocio nocturno y la restauración.

La prórroga del convenio, que tendrá plena vigencia porque el peso de la FEHM le permite suscribir en solitario un acuerdo de eficacia general, establece para el cuatrienio 2018-2021 una previsión de subida de los salarios del 5 % cada uno de los dos primeros años y del 3,5 % en los dos últimos.

Además del alza de los sueldos, el acuerdo contempla la limitación de las externalizaciones, que no podrán realizase con empresas con peores condiciones que las del convenio, y el estudio de las cargas de trabajo para velar por la salud de los empleados de la hostelería.

Negueruela ha resaltado que los casi 140.000 asalariados adscritos al convenio aprobado hoy «han aguantado años muy duros de crisis económica» y son «casi uno de cada cuatro trabajadores» de Baleares, por lo que la subida de sus sueldos redundará en el conjunto de la economía de las islas.

«Había llegado el momento de que la generación de riqueza se empezase a redistribuir», ha incidido el conseller, quien ha restado importancia a la división entre las patronales y ha puesto el acento en los aspectos de mejora de la calidad del empleo que se contemplan en el acuerdo.

La presidenta de la FEHM, Inmaculada Benito, ha indicado que su organización ha aprobado esta mañana por mayoría el convenio en una asamblea en la que ha habido oposición a la subida salarial, pero ha negado que el acuerdo vaya a crear «desunión» en el sector.

Ha rechazado también que se haya precipitado el pacto tras su anuncio de que, a partir de la próxima semana, dejará la presidencia de la patronal.

Según ha explicado Benito, las asociaciones de las Pitiusas y Menorca han estado informadas de la negociación pero no se han sumado al acuerdo, aunque ha apuntado que la menorquina podría firmarlo.

El secretario de Acción Sindical de la federación de Hostelería de la Unión General de Trabajadores (UGT), José García, ha resaltado que la firma del convenio, medio año antes de que caduque el vigente, supone evitar los conflictos habituales de otras negociaciones, y ha resaltado que el incremento salarial del 17 % «no es ni mucho ni poco, es lo que se merecen» los trabajadores.

Respecto al rechazo por parte de las patronales de restauración y ocio nocturno, García ha asegurado que «son empresas que sistemáticamente» incumplen sus obligaciones con la Seguridad Social, y ha indicado que no le ha extrañado que «hayan salido huyendo» al ver el incremento salarial pactado.

Por su parte, la secretaria general de la federación de servicios de Comisiones Obreras (CCOO), Silvia Montejano, ha indicado que las patronales disconformes se han involucrado en la negociación «con el nivel de implicación» que han querido, y ha resaltado la importancia del punto del acuerdo referido al análisis y reducción de las cargas de trabajo de los empleados que ejecutan las tareas más duras.

cincodias.com

Share

Theresa May no canta ‘My way

Theresa May, cuyos problemas internos en su propio partido y en su Gobierno no son menores de los que tiene en Bruselas, eligió Florencia para pronunciar un discurso que desbloqueará las negociaciones del Brexit.

Pero esta vez no ha sido un catálogo de afirmaciones casi imperialistas como las que se produjeron hace unos meses en Lancaster House. Esta vez, May era muy consciente de que estaba dirigiéndose a los europeos y no solo a los británicos. Y ha tenido en cuenta que en la diplomacia europea el tono es una parte importante del discurso. Sabe que el Brexit ya no se hará con la música de la canción My Way.

Una novedad destacada es la petición de un periodo transitorio desde la salida formal en marzo de 2019 hasta el completo divorcio práctico, lo que situaría el adiós definitivo en 2021. Resulta claro que los problemas de la salida son muy ásperos y difíciles. Por eso May quiere dos años de tránsito, una especie de zona gris en la que los británicos estarían saliendo quedándose dentro o en la que estarían dentro mientras salen.

El problema es que May no sabe cómo quiere hacerlo pero tampoco quiere que le señalen el camino. No otra cosa significan sus apelaciones a la creatividad y a la imaginación, nociones poéticas que se utilizan cuando no se sabe qué proponer concretamente. Por eso su discurso es difuso, vago, contradictorio, envuelto en una niebla de imprecisiones y contradicciones que no favorece el desarrollo de la negociación.

Por ejemplo, dijo que está dispuesta a proteger los derechos de los europeos que viven en Reino Unido. Pero no reconocerá jurisdicción al Tribunal de Justicia de la Unión que es el que, finalmente, garantiza los derechos que a los europeos les da la legislación comunitaria. Por eso, señala que los tribunales británicos «tendrán en cuenta las decisiones del Tribunal de Justicia de la Unión».

Pero es que «tener en cuenta» no es aplicar. Y no parece, por tanto, un mecanismo seguro de protección de los derechos. Los europeos en Reino Unido pasarían así de estar protegidos por el Tribunal comunitario a ser protegidos por jueces que ya no les ampararían sino solo mientras quisieran «ir teniendo en cuenta» las decisiones del Tribunal de Justicia. Eso es inaceptable, absolutamente.

Pero, con todo, May parece desconocer que hay compromisos a largo plazo que suponen derechos adquiridos o en curso de adquisición, como las pensiones. Contribuir, como ha dicho con rotunda claridad, al presupuesto comunitario hasta 2020 no salda su factura, porque deberá pagar las pensiones que se reconozcan en el futuro por los trabajos realizados antes del Brexit.

Y deberá hacerlo de acuerdo con los reglamentos comunitarios que regulan la materia. Eso hace que los conflictos jurídicos, demandas, cuestiones prejudiciales y la aplicación de dichos reglamentos deban residenciarse en el Tribunal de Justicia de la Unión, un tribunal que solo «será tenido en cuenta».

¿Cómo se garantizan las pensiones y en qué modo de los europeos que han trabajado y trabajan ahora en Reino Unido? ¿Con jueces que tendrán en cuenta otra legislación que ya no les afecta? Esto parece comprometer el atajo de May al plantear un periodo transitorio de dos años. Porque ese plazo será insuficiente. Y no solo en materia de pensiones. Hay que tener en cuenta que la experiencia de abandonar la Unión es inédita y que los problemas que surjan serán más de los esperados.

Especialmente porque Bruselas buscará que ese periodo de tránsito se establezca en interés de Europa y no en interés de Reino Unido porque de otro modo, la situación británica sería mejor que la que tendría como miembro de la Unión.

eleconomista.com

Share