Perder el empleo es más doloroso que quedarse viudo o un divorcio

Esto no funciona» es una de las frases más dolorosas que puede escuchar una persona. Esa única frase puede provocar meses de angustia y noches de insomnio. Pero es aún peor cuando el que la pronuncia es el jefe.

Los empleados despedidos nunca recuperan el nivel de bienestar (la salud mental, el autoestima y la satisfacción), según un estudio recogido por Bloomberg y basado en 4.000 trabajos de investigación.

Dicho estudio, elaborado por el University of East Anglia y el What Works Center for Wellbeing -una institución independiente creada por el Gobierno británico-, asegura que perder el empleo supone un duro golpe, que puede provocar una pérdida de satisfacción peor que quedar viudo o divorciarse.

Tristeza durante años

La tristeza de los desempleados puede extenderse durante años. La única solución pasa por encontrar un nuevo empleo, preferiblemente de prestigio y con buen salario.

Quien pierde una pareja, en cambio, puede recupearse. «El bienestar de una persona al divorciarse sufre una gran caída, pero luego se recupera», explica Tricia Curmi, del What Works Center for Wellbeing. «En el caso de la pérdida del empleo no hemos observado que pase eso mismo», sentencia.

En concreto, el estudio ha notado que los hombres británicos tardan dos años en volver a sus niveles de satisfacción después de que su pareja fallezca, y cuatro años si se trata de una ruptura. Sin embargo, en el caso de la pérdida de un empleo cuatro años después aún provoca que se deteriore la satisfacción. Un golpe que afecta más a los hombres que a las mujeres.

Y aunque aún no hay suficientes investigaciones sobre los motivos por los que los despidos afectan tanto a las personas, los científicos lo atribuyen a la importancia que se le da a tener un buen puesto de trabajo. «En esta sociedad hay que trabajar y contribuir para que la vida tenga sentido», aprecia Curmi. Además, la gente aprecia el apoyo social que recibe de sus compañeros de trabajo.

Asimismo, el estudio señala que el impacto del despido es mayor entre los trabajadores más jóvenes.

Formas de mitigar el dolor

La ayuda de los familiares y amigos puede mitigar el impacto del despido. Además, las personas más extrovertidas se recuperan más rápido, aunque tampoco por completo.

Otro importante apoyo para aliviar el dolor es la fe. «Quienes acudían a la iglesia de forma hjabitual se vieron más protegidos del impacto del desempleo», concluye Curmi.

.eleconomista.es

Share Button

La Seguridad Social ya no puede atender el pago de una de cada cuatro pensiones

l Estado va a dedicar este año, vía Presupuestos, más de 37.265 millones de euros al pago de las pensiones, casi una cuarta parte de los 156.639 millones de euros que las Administraciones van a desembolsar para el abono de las pagas por jubilación, viudedad, orfandad, a favor de familiares, discapacidad y Clases Pasivas (el régimen de pensiones por el que se rigen los antiguos funcionarios). Eso se traduce en el hecho de que, con las características actuales, la Seguridad Social ya no es capaz de afrontar el pago de una de cada cuatro pensiones en nuestro país.

Pero, ¿por qué el sistema ya no puede cubrir un 25% de sus compromisos? Hay varias razones que lo explican. El primero, y más claro, es el de su propio déficit, que a cierre de 2016 y según datos del Ministerio de Empleo se situaba levemente por encima de los 17.000 millones de euros. La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) lleva advirtiendo más de un año y medio que el crecimiento del empleo y el avance del PIB, del 3% interanual, no son suficientes para cubrir ese agujero. Es un déficit «latente», y por eso urgen al Pacto de Toledo a presentar ya una reforma que termine con los problemas.

Mientras esa reforma no llega, el Gobierno ha tenido que reflejar en el proyecto de Presupuestos 2017 la necesidad de conceder un préstamo de hasta 10.192 millones a la Seguridad Social. Algo inédito desde los años 90, con la intervención del Tesoro en los mercados para captar un dinero que sin duda computará en deuda pública. Solo los 15.000 millones que aún quedan en la ‘hucha de las pensiones’ evitarán que la cantidad a captar se eleve, efectivamente, hasta esos 17.000 millones de déficit entre ingresos y gastos.

Pero hay más. El secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, explicó la pasada semana en comparecencia parlamentaria que la Administración Central inyectará otros 13.073 millones en la Seguridad Social para abonar los complementos a mínimos de más 2,4 millones de pensionistas. Burgos explicaba, de esa manera, que entre el préstamo anti déficit y los complementos a mínimos, el rescate del Estado al pago de las pensiones cubriría algo más del 16% de las necesidades totales, de algo más de 142.000 millones según los Presupuestos.

Faltan las Clases Pasivas

Burgos, según los datos disponibles, fue fiel a los números. Pero olvidó, como sucede casi siempre, las obligaciones respecto al millón de antiguos trabajadores del sector público (civiles y militares) que se rigen por el sistema de Clases Pasivas, del que también son benefactores las víctimas del terrorismo, mutilados de guerra o personas afectadas por el VIH. Cada mes, el Estado desembolsa una cantidad cercana a los 1.000 millones de euros para satisfacer sus pensiones, tal y como ponen de relieve las estadísticas de Empleo. Las Cuentas Públicas reflejan un presupuesto total de 13.994 millones durante todo 2017, cantidad que sumada a los 10.192 millones del préstamo y los 13.079 millones para complementos a mínimos, da como resultado ese total de 37.265 millones de euros, un 24% sobre el coste total de las pensiones.

A este respecto cabe decir que los 13.994 millones no se pueden ni se deben computar al déficit de la Seguridad Social, pues las Clases Pasivas se abonan a través del Presupuesto del Estado desde hace más de veinte años. Sin embargo, es un hecho que la Administración Central, y no el sistema de Seguridad Social (del que también dependen las prestaciones por desempleo) aporta ya una cuarta parte de los recursos necesarios para satisfacer los derechos adquiridos por beneficiarios de pensiones.

Este aspecto es clave para valorar, en el seno del Pacto de Toledo, si extraer Viudedad y Orfandad de la Seguridad Social (ambas, en conjunto, están dotadas con algo más de 19.000 millones) y cargar esa losa sobre Presupuestos solucionará los problemas reales del sistema de pensiones. El déficit simplemente se trasladará de esfera administrativa, y por ello la AIReF y otros organismos -públicos y privados- demandan una reforma integral que aborde la financiación a corto, medio y largo plazo.

Una reforma que, además, urge cada día un poco más, dado que ya 40,7 euros de cada 100 de los Presupuestos se dedica ya al pago de las pensiones, con un incremento del gasto que superará el 3,1% de aquí al año 2020 (lo reconoció el ministro Luis de Guindos en el último Consejo de Ministros); con una tasa de sustitución que en el caso de los jubilados del Régimen General se eleva ya al 94%; y con la amenaza, cada vez más cercana, del retiro masivo de la generación del llamado ‘baby boom’.

eleconomista.es

Share Button

La mitad de los trabajadores no llega a mileurista

Según un informe del sindicato de Técnicos de Hacienda (Gestha), el 47% de los trabajadores en España cobran menos de 1.000 al mes, lo que es la proporción más alta desde que empezó la crisis. Este estudio también alerta de que, sin contar con otros ingresos familiares, casi seis millones de asalariados (un 34,4 %) podrían encontrarse en riesgo de pobreza, al percibir un sueldo por debajo del Salario Mínimo Interprofesional (SMI); que para este año se ha fijado en 707,7 euros mensuales.

La recuperación económica no llegó para todos

«La mejoría de la actividad económica y de los beneficios empresariales en 2014 y 2015 no se trasladó a los salarios más precarios», precisa Gestha. En su análisis precisa que en los últimos ocho años ha aumentado el porcentaje de trabajadores que no llegan a ser mileuristas: del 39,9% del total en 2007, se ubicaba en el 47% en 2015, año de la última estadística disponible.

Pero como suele suceder en estos casos, también aumenta la desigualdad: el número de asalariados con remuneraciones más altas ha aumentado a 136.502 personas. A modo de comparación entre el estamento superior e inferior de la pirámide de las retribuciones, Gestha compara que estos últimos ganan tanto dinero como los 5.754.174 de trabajadores con sueldos más bajos. En porcentajes, el desequilibrio salarial ha aumentado un 3,8%.

economiadigital.com

Share Button

El primer centro gastronómico del mundo dedicado al atún

Preparado como tataki, tartar o sushi. El atún rojo cada vez está más presente en nuestros platos. Barcelona puede presumir ahora de tener el primer centro gastronómico del mundo dedicado a este pescado.

Grup Balfegó ha inaugurado este abril la Tunateca Balfegó Espai Gastronòmic (Diagonal, 439), donde el cliente puede comer y aprender los secretos del atún rojo porque es también un centro de divulgación sobre este pescado.

Morrillo en escabeche / CG

Morrillo en escabeche / CG

Balfegó se dedica a la captura, la alimentación, el sacrificio y la comercialización del atún rojo en L’Ametlla de Mar (Tarragona) y allí, en un amplio espacio cercado, los alimentan con pescado azul hasta que obtienen un peso mínimo de 100 kilos. Ahora, con este local quieren acercar el manjar a Barcelona.

Ceviche de llom / CG

Ceviche de lomo / CG

La Tunateca, donde también se podrá adquirir el producto, contará con una extensa agenda de eventos como clases de cocina, cata y hasta se podrá presenciar el ronqueo del atún, el despiece tradicional de este producto.

Parpatana glaseada / CG

Parpatana glaseada / CG

Hay menús degustación para diferentes bolsillos. Las tapas de la carta van de los 3,5 euros del Nigiri de Akami a los 14 euros de la ventresca confitada con caviar de berenjena, pasando por el ceviche de lomo, carpacho, morrillo de lomo o el marmitako.

Esta iniciativa cuenta con asesores gastronómicos de la talla de Hideki Matshuisa, chef del Koy Shunka, y Marc Miró, chef del restaurante la Llotja de L’Ametlla de Mar.

cronicaglobal.com

Share Button

¿Cuántos españoles leen libros electrónicos?

Se cumple una semana de Sant Jordi, la fiesta que celebra la leyenda del dragón, el caballero y la princesa. Para ellas, una rosa. Para ellos, un libro. O viceversa. O todo para todos. Y más.

El 23 de abril se celebra también el Día del Libro, la conmemoración de las muertes de Miguel de Cervantes y William Shakespeare.

Han pasado 401 años desde sus fallecimientos, tiempo suficiente como para palpar la evolución, al menos, tecnológica. Los libros electrónicos son muestra de ello.

PASO FIRME

Los e-book ganan presencia en España, donde sus ventas ya suponen más de 200 millones de euros anuales. Superan los cinco millones de lectores, según el análisis del Statista Digital Market Outlook.

Las estimaciones del informe sugieren que la penetración de los libros electrónicos será lenta, pero constante: alcanzará los 235 millones de euros en 2021 así como los seis millones de lectores.

En total, los ingresos por ventas avanzarán un 17% hasta 2021, mientras que los lectores aumentarán un 13%.

cronicaglobal.elespanol.com

Share Button

Seseña, de ciudad fantasma a imán para nuevas familias a media hora de Madrid

El Quiñón, la macrourbanización que en 2008 -el año que estalló la burbuja inmobiliaria- comenzó a levantarse de la mano de Francisco Hernando, alias El Pocero, en un erial a 37 kilómetros de la Puerta del Sol -media hora en coche sin tráfico- y a solo cuatro kilómetros del municipio toledano de Seseña ha resurgido de sus cenizas.

Las infraestructuras y servicios, pese a que faltan entradas a la zona residencial, los autobuses para llegar a Madrid pasan muy de tarde en tarde y no hay un cajero a tres kilómetros a la redonda, han dado vida a este desarrollo y la gente pasea feliz y despreocupada por sus grandes avenidas y cuidados parques.

Los precios de unos pisos de una gran calidad se han reducido a la mitad con respecto a cuando se empezaron a vender las primeras viviendas y ahora adquirir un inmueble allí para muchos es un chollo y para otros una inversión interesante a medio plazo.

Por 120.000 euros se puede comprar un espectacular ático de 169 metros y cuatro habitaciones y se puede alquilar una vivienda de 3 habitaciones por 400 euros, aunque las inmobiliarias tienen ahora listas de espera de decenas de personas para hacerse con alquiler en el Residencial Francisco Hernando.

En la urbanización ya hay 10.000 personas -la mayoría rozando los 30 años- viviendo, casi la mitad de los censados en el municipio de Seseña (23.000 personas en total), que han conseguido convertir a este interesante municipio manchego en el cuarto de España con una media de edad más baja. El 85% de las viviendas ya están ocupadas.

Las inmobiliarias, saturadas

María Teresa Pozo, directora comercial de la inmobiliaria Tamcasa, situada en el número 23 de la calle Francisco de Goya (en El Quiñón) se disculpa de no poder dedicar algo más de tiempo a lainformacion.com. «No puedo parar ni diez minutos. Estamos desbordados por los contratos de alquiler que tengo que hacer», dice la mujer.

Eso sí, antes de marcharse para concretar una nueva operación inmobiliaria, nos asegura: «Es impresionante lo que ha crecido esto. Estamos llegando a un 90% de ocupación. La demanda se ha disparado en los últimos años, lo que ha provocado el aumento de precios, ya sea para compra-venta como para arrendamiento».

Lo único que se está construyendo ahora en Seseña es un colegio concertado.Lo único que se está construyendo ahora en Seseña es un colegio concertado.

Lo único que se está construyendo ahora en Seseña es un colegio concertado.

Mientras, Bruno Fernández Nascimento, comercial de Orión, la otra inmobiliaria que todavía queda en El Quiñón, que está situada en la calle de El Greco, 3, asegura que en este momento tiene a una treintena de familias en lista de espera para alquilar casa. «Pero no hay nada. Todo está ocupado. Los pisos que salen al mercado no duran ni dos días en alquilarse», asegura el joven, de 24 años. «La clave del boom inmobiliario en los desarrollos residenciales nuevos llegó después de 2013, cuando se entregaron los pisos de la fase 2 de El Quiñón, detrás del parque Odena. Allí se vendieron 300 viviendas en apenas seis meses», asegura.

El precio del metro cuadrado es de 1.000 euros de media aquí. Los alquileres están agotados. Arrendar una casa con tres dormitorios, de más de 100 metros cuadrados en una urbanización ajardinada y con zonas comunes, no supera los 450 euros de media, y uno de dos dormitorios, 300 euros.

Por este motivo, casi no se observan carteles ni de venta ni de alquiler. De las 54 urbanizaciones planificadas para El Quiñón, 21 están construidas. De ese número, 17 están habitadas al completo, dos cerradas aún y dos semi ocupadas, asegura el inmobiliario. La zona nueva de Seseña se compone de El Quiñón (pisos) y de los desarrollos residenciales de chalés de Los Robles, Valdegrande, Los Reyes y Torre Castillo.

«Cuando comenzaron a venderse los inmuebles de la fase 2, los precios bajaron considerablemente. Un piso de dos dormitorios de 84 metros cuesta hoy 80.000 euros. Un chalé de cuatro dormitorios, de 260 metros cuadrados, con hasta 4 plazas de garaje, cuesta 150.000 euros. Es una gran oportunidad vivir aquí. Y más para gente joven. Mis clientes son principalmente parejas, de entre 25 y 35 años de edad. Llevo 7 años en Seseña y los servicios funcionan espléndidamente. Jamás me cortaron la luz ni me falló el agua, como muchos vaticinaban cuando este desarrollo comenzó a gestarse», manifiesta el trabajador.

Seseña, el cuarto municipio más joven

Mientras, fuentes del Ayuntamiento de Seseña aseguran a La Información que en los registros del Consistorio consta que en la actualidad hay «más de un 80% de ocupación de los desarrollos residenciales nuevos del municipio». Según sus cifras, en los últimos años hubo 7.488 nuevos empadronados, «pero en total los nuevos vecinos son unos 10.000, a un promedio de 1.000 personas  cada año». El total de residentes en Seseña es de 23.000 personas, entre los viejos y nuevos vecinos, y estos últimos han aportado casi la mitad del padrón. «Lo que ocurre -según explican- es que parte de los nuevos habitantes prefieren seguir empadronados en Madrid, para tener como hospital de cabecera el 12 de Octubre, y no el de Toledo, que está más lejos».

El crecimiento demográfico tan grande que ha experimentado el municipio «ha generado que la edad media aquí sea de 34 años, una de las cuatro más jóvenes de España». Según comenta, el perfil de nuevos habitantes es de parejas jóvenes y nuevas familias que antes vivían en municipios de Madrid. Principalmente, en Valdemoro, Aranjuez y otras localidades de la zona sur».

El aumento considerable de la población ha llevado a que esté presupuestada la construcción de un instituto público, «y necesitamos otro colegio. El único que hay cuenta con 900 escolares y tiene listas de espera. De todas formas, en septiembre próximo abrirá otro concertado», explican. En carpeta también asoma la apertura de un consultorio médico, que ya está finalizado en Seseña Nueva, pero por ahora «las trabas burocráticas no han permitido inaugurarlo». Aún queda por edificar bastante en Seseña. «Cuando se solucionen el tema de la línea de alta tensión y la recalificación de suelo, se podrá avanzar», admiten.

Entre los residentes de Seseña hay tanto españoles como extranjeros. Mariluz Marín, colombiana, de 39 años, reside aquí junto a su marido Gilson, pintor, de 40 años, y sus hijos Luna (9 años) y Cristian (18). La niña cursa la primaria en el colegio El Quiñón.

«Fuimos de los primeros en llegar. Cuando lo hicimos, hace 9 años, en esta zona no había más que una quincena de niños. Ahora está lleno de chicos y familias jóvenes», explica mientras juega con su hija en el inmenso parque María Odena. Ella explica que optaron por Seseña por «los precios tan buenos de la vivienda, de buena calidad y con comodidas y zonas comunes espléndidas». Compraron un piso en la calle de Van Gogh, de 120 metros cuadrados de superficie, que hoy cuesta no más de 140.000 euros». Mariluz recomienda vivir en Seseña. «Tienen que solucionar algunos problemas, como el transporte público. El único autobús pasa cada una hora para Madrid. Pero aquí se puede vivir muy bien, y todo está casi lleno ya. Contamos con un espacio deportivo del estadio, los parques y zonas ajardinadas, tiendas, supermercados…»

Óscar Fernández Sánchez, de 43 años, propietario del bar Memento (situado en el número 7 de la calle de Zurbarán) es español y (por ahora) reside en San Fernando de Henares. Pero quiere seguir los pasos de su hermano, «que acaba de comprar aquí un hermoso piso de dos dormitorios por 80.000 euros. Yo tengo mi negocio en Seseña y ya estoy pensando en comprar casa aquí también. Esto está muy bien… faltan cosas como un cajero en la zona nueva, por ejemplo, pero no encontrarás en muchos lugares la calidad de pisos y los precios como los de Seseña». Según el hostelero, «es impresionante lo que ha crecido Seseña. Casi todo está ocupado», asegura.

lainformacion.com

Share Button