¿Son las mujeres menos corruptas o sólo tienen menos oportunidades de robar?

Esperanza Aguirre, la mujer que todo lo pudo en el Partido Popular de Madrid durante décadas, acaba de dimitir de todos sus cargos tras la entrada en prisión del que fuera su mano derecha y sucesor en la presidencia de la Comunidad de Madrid, Ignacio González.

Aguirre, que en más de una ocasión se ha defendido asegurando que tras nombrar a centenares de cargos solo “dos me han salido rana“, dimite por tercera vez en su carrera dejando atrás una gigantesca charca llena de batracios. Más de veinte encausados por las tramas Gürtel, Púnica y del Canal de Isabel II (Operación Lezo). Un listado dominado abrumadoramente por hombres, salvo contadas excepciones como la de la exconsejera Lucía Figar, imputada en la Púnica.

La marcha de Aguirre, justificada por ella misma por sus ‘errores in vigilando’, sin que por ahora se la vincule directamente a ninguna de estas tramas, nos ha hecho preguntarnos si las mujeres son realmente menos corruptas que los hombres, o simplemente tienen menos ocasiones para meter la mano en la caja.

Tras revisar numerosos estudios y hablar con diversos expertos nos encontramos con que no existe una tesis irrefutable sobre este asunto. La única teoría aparentemente compartida es la que señala que en los regímenes más democráticos, abiertos y transparentes suele haber una mayor presencia femenina y también menores niveles de corrupción. Ahora bien, ¿es lo segundo consecuencia de lo primero?

“Es más importante el contexto que el factor de género”

Para María Amparo Novo, Doctora en el Departamento de Sociología de la Universidad de Oviedo, la respuesta es negativa. En su opinión, las mujeres son en general más reacias a incurrir en conductas corruptas que los hombres, fruto de las diferencias en la educación que reciben. Sin embargo, “si bien la variable de género existe, es más determinante el contexto”. “Existe una relación directa entre el nivel de democracia de un país, el nivel de representación de la mujeres en puestos de responsabilidad, la calidad del gobierno y una menor corrupción”. Es decir, que “es más importante el contexto” que el factor de género. “Si el contexto es más democrático, el número de mujeres en puestos políticos se incrementa y la corrupción disminuye”.

Tania Verge, doctora en Ciencias Políticas de la Universidad Pompeu Fabra, que investiga la interacción entre género y política, también afirma que “a mayor presencia de mujeres en instituciones y consejos de administración de empresas, menos severa es la corrupción y se registran menos sobornos a las autoridades públicas”.

“La menor prevalencia de la corrupción entre mujeres puede deberse simplemente a que tienen menos posibilidades de involucrarse en ella”

Sin embargo, advierte de que no podemos establecer una relación directa entre un incremento de la presencia femenina y un menor índice de corrupción, sin entender que ellas y ellos experimentan, perciben y sufren la corrupción de maneras muy diferentes. En opinión de Verge, la menor prevalencia de la corrupción entre mujeres puede deberse simplemente a que tienen menos posibilidades de involucrarse en ella.

¿A qué obedece esto? A razones muy diversas. “Las relaciones sociales de género condicionan las oportunidades de (incurrir en) corrupción de varias formas. Por un lado, ésta se gesta en las llamadas ‘old boys networks‘, redes de poder informales y opacas formadas por hombres, y de las que las mujeres han estado históricamente excluidas”. Los colegas que comparten palcos de fútbol, los del partido de paddle, los que quedan a tomar unas copas después de la oficina… Aunque estas redes no tienen por qué acabar en corruptelas, hay expertos como Verge que afirman que en espacios como estos es donde se incuban muchas de las operaciones que terminan ocupando las portadas de los medios.

La mayor presencia femenina en el ámbito político o en el de las empresas ha hecho que algunos espacios de poder hayan dejado de estar ocupados exclusivamente por hombres. Pero esto no significa necesariamente que haya habido cambios sustanciales en los viejos clubs de chicos. “Según las mujeres van entrando en las instituciones y en los partidos políticos gracias a las cuotas de género, estos espacios de poder masculino van cambiando y se generan otros nuevos: un comité ejecutivo más pequeño, un órgano decisorio que escapa a la implementación de las cuotas y que provocan más disparidad…” , explica Verge.

¿Se perdona menos la corrupción a las mujeres?

En un reciente artículo publicado en CNN, la periodista política y columnista Frida Ghitis, afirmaba que “si quieres combatir la corrupción, deberías elegir a una mujer en los puestos de dirección política”, y añadía que “curiosamente cuando son los hombres los que están en el poder las personas tienden a ser más tolerantes con la corrupción”. Para ejemplificar esta afirmación menciona las recientes destituciones de dos presidentas debido a acusaciones de prácticas corruptas: Dilma Resseuff en Brasil y Park Geun-hye en Corea del Sur.

“Curiosamente cuando son los hombres los que están en el poder se tiende a ser más tolerante con la corrupción”

Si bien Ghitis reconoce que acabar con la corrupción es siempre deseable, resalta el hecho de que de los 20 países más ricos del mundo, aquellos que forman el G20, los dos únicos gobiernos que han sido depuestos en los últimos años por alegaciones de corrupción, estaban dirigidos por mujeres. “La impresión es que existe un doble rasero a la hora de medir la acción de las mujeres en altos cargos. Algunos investigadores afirman que la razón es que se estereotipa a la mujer como personas como poseedoras de normas éticas más altas y que se las penaliza más por romper este estereotipo.

Para Verge existen estudios en uno y otro sentido. Unos que afirman exactamente lo que Ghitis denuncia y otros que afirman que todo lo contrario: que a las mujeres se las tienen mucho menos en cuenta y que no existe una reacción más dura contra las acusadas de corrupción,  aunque los contextos influyen mucho o si las acusaciones están ligadas a las luchas de poder. “Lo que sí está demostrado es que el electorado tiende a perdonar más los casos de corrupción que afectan a su propio partido”, concluye.

En el panorama español, parece confirmar esta último teoría, la de la insignificancia de las mujeres en los escándalos de corrupción. Ana Mato, la Infanta Cristina, Ana María Tejeiro… Son sólo algunos de los ejemplos de mujeres tratadas como ‘esposas de’ sus respectivos maridos acusados de corrupción. A ninguna de ellas se la condenó como instigadoras o promotoras de actividades corruptas. Las continuas afirmaciones sobre el desconocimiento de las acciones de sus maridos y las estrategias de defensa en las que debían hacerse las ‘tontas’ ha indignado a organizaciones feministas que ven en estas actitudes una perpetuación de los peores estereotipos de género.

¿Tienes corrupción? Pon una mujer

Tanto México como Perú pusieron en marcha en a década de los 90 iniciativas para atajar la creciente corrupción, con dispares niveles de éxito. En la ciudad México a finales de los años 90 y principio del 2000 el jefe de policía decidió sustituir a los agentes de trafico por mujeres policías, lo que tuvo bastante éxito y consiguió disminuir la cantidad de ‘mordidas’ y corruptelas a los que sus habitantes de esta ciudad estaban acostumbrados.

Por otro lado, la ciudad de Lima incrementó notablemente el numero de mujeres policías en un intento de cortar la corrupción. Si bien se consiguieron ciertos logros, la corrupción continuó siendo muy alta dentro de la propia institución.

Informes realizados por organizaciones internacionales como Naciones Unidas, Banco Mundial o Transparencia Internacional, también apuntan a una menor incidencia de la corrupción cuando existe una mayor participación femenina en puestos de poder y toma de decisión. Pero resaltan, también, el negativo impacto que la corrupción tiene sobre las mujeres. Por un lado, hace mucho más difícil su acceso a los puestos de poder. Por el otro, generan más pobreza y discriminación contra ellas, puesto que estas prácticas privan de fondos a los Estados para invertirlos en servicios sociales y cuidados, lo que genera más pobreza entre la población más vulnerable. Según un estudio del World Economic Forum, el coste de la corrupción representa un 5% de Producto Interior Bruto (PIB) mundial, alcanzando unos 2.600 millones de dólares.

publico.es

34 total views, no views today

Share

Alitalia, al borde de la quiebra tras el rechazo de la plantilla al plan de rescate

Alitalia fue un tiempo el símbolo del esplendor italiano en el mundo, pero hoy es la metáfora de un desastre empresarial que humilla al país, causando un terremoto político y económico. La aerolínea que durante 70 años fue la compañía de bandera está al borde de la quiebra por una cadena de errores que son reflejo de los males italianos, con errores de todos: accionistas, dirección, gobiernos, sindicatos y trabajadores.

Una catástrofe económica que ha costado a los italianos en unos 30 años 7.400 millones de euros. Solo en el 2016 las pérdidas fueron de 600 millones de euros. La última locura de la compañía, que ha tenido ya dos huelgas en este año, se producía el lunes: las dos terceras partes de los 12.500 trabajadores rechazaron en un referéndum el plan de reestructuración que la compañía había acordado con los sindicatos y el apoyo del gobierno. Se consideraba que era la última posibilidad de relanzamiento de la compañía con un plan industrial que preveía una recapitalización de 2.000 millones de euros para mantener en pie la compañía, la inversión más grande del último decenio por parte de socios y bancos accionistas (Intesa San Paolo Unicredit y Ethiad).

El sacrificio que se pedía era el despido de 1.000 trabajadores y una reducción salarial media del 8%. Prevaleció el «no» a pesar de que el gobierno Gentiloni había advertido de que si los trabajadores rechazaban el plan, solo habría un camino para la compañía: nombrar un comisario o administrador para que la gestione durante seis meses y ponerla en venta.

Teniendo en cuenta la advertencia que había hecho el gobierno, a todo el mundo sorprendió el rechazo del plan en referéndum. En una parte de los trabajadores predominó la desconfianza, como pone de relieve Riccardo Canestrari, 54 años, piloto, coordinador nacional del sindicato de su categoría ANPAC: «He visto ya tres reestructuraciones. Recuerdo en especial la del 2008, con mil pilotos y 11.000 trabajadores despedidos sin piedad. Un baño de sangre».

Otra parte de los trabajadores votó en el referéndum contra el plan porque estaba convencida de que el Estado habría salvado Alitalia para evitar consecuencias políticas. En efecto, Alitalia se ha convertido hoy en un problema político de primer orden para el gobierno Gentiloni, porque de la aerolínea dependen 20.000 familias, lo que representa en términos electorales unos 100.000 votos. Ahora sindicatos y trabajadores reclaman la intervención del Estado para que se haga la misma operación realizada con los bancos. No en vano desde hace tiempo se dice que Alitalia se convirtió en una especie de Monte dei Pasqui de Siena de los cielos; es decir, al igual que el banco fue un ejemplo de mala gestión y tuvo que ser salvado con fondos públicos, la aerolínea cometía un sinfín de errores estratégicos mientras se tragaba miles de millones de euros.

El gobierno ha confirmado que no habrá fondos públicos para la compañía, porque Europa prohíbe las ayudas de Estado. Pero, además, la opinión pública está en contra, harta de las perdidas de Alitalia, que quema entre 1,5 y dos millones al día por seguir surcando los cielos. Una encuesta realizada por «Index Research» indica que el 77% de los italianos es favorable a la quiebra de la aerolínea, «porque se rechaza el asistencialismo de los sucesivos gobiernos con las empresas en crisis».

En el suicidio colectivo de los trabajadores al votar «no» en el referéndum ha contribuido, según los expertos, un cierto abuso de los sindicatos y su incapacidad de representación en un mundo global en profunda transformación. El conocido economista Francesco Giavazzi, profesor en la Bocconi, se pregunta, a propósito del referéndum, «si es justo que 10.000 trabajadores decidan cargarse una infraestructura como Alitalia. Si los accionistas están convencidos de que el plan es en el interés de la compañía no deben dejarse imponer una decisión».

El gobierno ha conseguido autorización de Bruselas para otorgar un préstamo de 400 millones de euros a Alitalia con el fin de que siga volando en los próximos seis meses. En ese tiempo, se intentará venderla. Quien la compre impondrá un plan draconiano, aunque hoy en la compañía en la que vuela el papa –el viernes Francisco viajó con Alitalia a Egipto- nadie está interesado.

abc.es

42 total views, no views today

Share

ANFAC propone eliminar el impuesto de matriculación

El impuesto de matriculación es, precisamente, un impuesto que grava la primera matriculación de cualquier vehículo de propulsión a motor y es competencia de las Comunidades Autónomas. En este primer trimestre de 2017, la recaudación por el impuesto de matriculación ha aumentado un 18,7% en comparación con el mismo período del año anterior hasta alcanzar la cantidad total de 89,26 millones de euros. En este contexto, Mario Armero, vicepresidente ejecutivo de Anfac cree que la fiscalidad del automóvil en España es “excesiva”.

“Yo creo que hay dos impuestos que gravan lo mismo y eso se llama una acumulación de tributos: el IVA y el impuesto de matriculación. Además, la configuración del impuesto de circulación no está asociada con los tiempos en los que vivimos. Es un impuesto que se elaboró hace muchos años y que requiere una nueva actualización”, afirma Mario Armero.

Y es que, según los datos de la Agencia Tributaria, los compradores de vehículos en los tres primeros meses del año actual pagaron una media de 294 euros por el impuesto de matriculación, un 7,6% más que el año pasado. Por otro lado, el precio medio de los vehículos vendidos en España en el primer cuarto del año fue de 17.021 euros, incluyendo precisamente el impuesto de matriculación.

“Lo que proponemos es la eliminación del impuesto de matriculación, que es regresivo y anacrónico; y además no existe en los países de nuestro entorno”, afirma Armero.

Por otra parte, ANFAC también ha hecho referencia al impuesto de circulación, más conocido como ‘numerito’. “Vemos necesario un nuevo diseño del impuesto de circulación, que sí es un tipo de fiscalidad habitual en todos los países de nuestro entorno. Un impuesto de circulación que tenga en cuenta no solo la potencia del vehículo, sino fundamentalmente cuál es su nivel de emisiones, que es uno de los problemas de las grandes ciudades”, añade.

autofacil.es

113 total views, no views today

Share

La muerte del quiosco de prensa: tres de cada diez cerraron en los últimos 5 años

Agonizan, se desangran… y casi un tercio de ellos ya ha muerto. Caminar por las calles de las grandes ciudades españolas incluye paisajes urbanos que resultan familiares para casi todos. ¿Quién no se ha topado en los últimos tiempos, en su barrio o zona de trabajo, con algún quiosco de prensa cerrado para siempre, con sus puertas oxidadas y cubiertas de grafitis? Esto no es mera casualidad.

La prolongada crisis económica, la debacle de los periódicos de papel y los cambios en las pautas culturales, sociales y la revolución digital han devorado a tres de cada diez de estos establecimientos. Gradualmente, comienzan a integrar el salón de la nostalgia, como las tiendas de vinilos, las casas que vendían y rebelaban carretes fotográficos o los videoclubes de toda la vida. Hoy, la mayoría de los que sobreviven, languidecen.

La última estocada, según aseguran los quiosqueros, acaba de propinárselas el acuerdo entre el grupo Prisa y Amazon. El País ha firmado una iniciativa pionera en el mundo y -desde el pasado viernes- sus lectores pueden añadir a la cesta de la compra (vía internet) un ejemplar. Una hora después del clic, recibirán el periódico en casa, a través de un servicio de entrega ultra rápida. En una segunda fase, en las próximas semanas, podrán hacer lo propio los ciudadanos que residen en el área metropolitana de Barcelona.

Ésta ha sido la gota que colmó el vaso para los quiosqueros. Desde la Asociación de Vendedores Profesionales de Prensa de Barcelona (APVPBP) han confirmado a lainformacion.com que, junto a la de Madrid (AVPPM), ya preparan medidas drásticas si no hay una solución a la vista y opciones viables para intentar mermar los efectos del nuevo sistema. Según prevén, serán “demoledores” para su actividad. No exhibir los ejemplares de El País en los puntos de venta tradicionales es la primera medida que barajan.

“Tres de cada diez quioscos de prensa ha cerrado en los cinco últimos años. Sumados a otro tipo de establecimientos -cuyo pilar era la venta de periódicos, como librerías y papelerías– hablamos de que el 50% de los negocios que se sostenían como puntos tradicionales de venta de prensa ya no existen”, explica a este medio Máximo Frutos, vicepresidente de la APVPBP.

En la Ciudad Condal funcionaban hasta 2012 399 quioscos. Hoy siguen abiertos apenas 289. Sumando a los de toda el área metropolitana, eran unos 800, pero ahora no superan el medio millar. Trescientas familias se han quedado sin trabajo en un lustro, según los datos facilitados por Frutos. En Madrid, la situación es similar. En la actualidad hay un 27,7% menos de quioscos de prensa que en 2013, explican fuentes de la asociación. Por este motivo, los quiosqueros supervivientes de este tsunami buscan reciclarse como pueden.

Este quiosco de prensa, situado en la calle Palos de la Frontera (casi esquina con Paseo de las Delicias de Madrid) lleva años cerrado. Este quiosco de prensa, situado en la calle Palos de la Frontera (casi esquina con Paseo de las Delicias de Madrid) lleva años cerrado.

Este quiosco de prensa, situado en la calle Palos de la Frontera (casi esquina con Paseo de las Delicias de Madrid) lleva años cerrado.

Una opción es la de ampliar su gama de productos a la venta. Pasaron de ser vendedores principalmente de periódicos y revistas a convertirse en pequeños bazares. “Los quioscos en Barcelona son propiedad del Ayuntamiento, que nos los cede en concesión. Antes solo podíamos vender el 80% de productos editoriales y el 20% de atípicos. El Consistorio, consciente del escenario alarmante que padecemos, ahora permite la venta de un 60% de productos editoriales y un 40% de atípicos”, cuenta Frutos. De este modo, café en cápsulas, juguetes, cromos, refrescos y souvenirs, entre otros productos, ya forman parte de la oferta habitual de los quioscos de prensa, que intentan captar clientes como pueden.

Caída estrepitosa de la circulación

La radiografía del sector se torna mucho más lapidaria a la hora observar las cifras de circulación de los periódicos en papel. “La caída de difusión de la prensa supera el 50% desde 2007 a esta parte. El número de ejemplares repartidos era de 4.500.000 ese año. Hoy es de 2.100.000. Solo en el último año, la circulación se ha restringido entre un 5% y un 10%“, asegura a este periódico José Gabriel González, portavoz de la Asociación de Editores Españoles de Diarios.

Las grandes urbes son las más afectadas por esta tendencia. No obstante, el escenario es más que preocupante en todo el ámbito nacional. El último informe de la Asociación Nacional de Distribuidores de Publicaciones (ANDP) refleja que entre 2010 y 2016 se han perdido 2.642 puntos de venta en España. Desde 2012, han echado el cierre además 900 papelerías, 900 de locales de proximidad y 200 de otras diferentes modalidades de ventas, que incluían la venta de periódicos.

Sin embargo, las fuentes consultadas explican que en las ciudades de mediana envergadura muchos de los vecinos aún siguen apostando por comprar prensa en los quioscos, debido a que el interés por la información de proximidad aportada por los medios regionales mantiene cierta esperanza para los quiosqueros. Eso sí, advierten que el cliente medio que aún hoy sigue comprando periódicos en los puntos de venta tradicionales supera -de media- los 55 años. Lo que viene, entonces, no invita a que los quiosqueros se hagan muchas ilusiones. “No habrá recambio generacional”, coinciden desde la APVPBP y la AVPPM .

“Tuvimos que venderlo… ya no podíamos más”

Salvador Tamaro y su mujer Tere tuvieron durante décadas un quiosco de prensa familiar en el barrio madrileño de Ciudad Lineal. Con ese negocio criaron a cuatro hijos, que a medida que crecieron también fueron trabajando en el quiosco. Pero hace tres años se vieron obligados a traspasarlo. “La decisión fue una de las más difíciles de mi vida. Lo hablamos mucho con mi mujer y mis hijos. Fueron décadas de esfuerzo, levantándonos a las 4 de la madrugada y trabajando todo el día, todos los días de la semana. Pero el negocio se transformó en una pesadilla. Perdimos a la mayoría de los clientes históricos. No podíamos aguantar más porque con esto no comíamos. Ya casi nadie de mediana edad, y mucho menos los jóvenes, compra un periódico”, explica el hombre. Su esposa, de 59 años, agrega: “No solo nos mató Internet. También la TV. Con la cantidad de programas que hay a toda hora, se dejaron de vender revistas del corazón, que antes eran muy demandadas. Con los ahorros que teníamos y lo que nos dejó la venta del quiosco vamos tirando, hasta que pueda jubilarme“, explica.

Quien les ha comprado el quiosco de diarios es Óscar R. Tiene 49 años. Sabía que no iba a ser fácil subsistir en un sector que está acorralado, pero él aún no está dispuesto a bajar los brazos. “La rentabilidad del negocio me ha caído un 30% desde que lo compré a hoy. Cada año es peor, es verdad. La fuerte crisis económica que aún no ha terminado, la asfixia del sector de los medios impresos, la explosión de los medios online, los cambios de hábitos de la gente… Todo parece apuntar contra nosotros, ¿no? Pero hay que seguir luchando. No queda otra. Yo no pienso resignarme todavía. Hay que trabajar mucho y ser creativo… y buscar alternativas. Si el cliente ya no viene al quiosco, hay que ir a buscarlo. En mi caso, reparto más en los bares, he ampliado mi gama de productos a la venta y siempre estoy atento a las promociones que pueda ofrecer”, concluye.

lainformacion.com

144 total views, no views today

Share

Iberdrola y Endesa chocan en Garoña con el futuro de la energía nuclear en el aire

Durante este mes de abril, y según los datos oficiales de Red Eléctrica Española hasta este viernes día 28, el 27,5% de la electricidad que hemos consumido en España ha sido generada por las cinco centrales nucleares que se encuentran en funcionamiento en nuestro país frente, por ejemplo, al 22,1% de generación eólica. Los datos son elocuentes y pueden dar una idea de los motivos de la pugna que Iberdrola y Endesa mantienen sobre la reapertura de la central nuclear de Santa María de Garoña.

En el fondo, con la excusa de Garoña (aunque también están sobre la mesa los costes de desmantelamiento o puesta otra vez en servicio de esta central), se debate el futuro de la energía nuclear en España; los impuestos que sobre la misma impone el ejecutivo (el presidente de Iberdrola se quejó amargamente de ellos y dice que les hacen perder “mucho dinero”) y sobre la planificación enérgética de España para el futuro: ¿Qué energía queremos? ¿Qué tipo de generación? ¿Las renovables serán suficientes? ¿Es segura la energía nuclear? ¿Hay que eliminar el carbón y el gas por sus emisiones de C02?

424 centrales nucleares en todo el mundo

El debate es de fondo y se produce en todo el mundo.Alemania, por ejemplo, decidió desmantelar todas sus plantas nucleares en 2022, mientras que en Francia el 70% de la energía que se consume es de generación atómica. En todo el mundo, según datos de Euratom, existen 424 plantas nucleares, instaladas en 25 países, que producen el 16% de la electricidad mundial. De ellas, 129 se encuentran en 14 estados europeos donde generan el 30% de las electricidad consumida.

Piscina de refrigeración del reactor de Garoña Piscina de refrigeración del reactor de Garoña

Piscina de refrigeración del reactor de Garoña

Desde el Ministerio de Energía que dirige Alberto Nadal se pone de manifiesto que “el impulso de las renovables es intenso, pero dependen de las veleidades del clima. Del viento, del sol, de la lluvia… es necesario el respaldo y el complemento de la energía nuclear, el carbón y el gas, que son gestionables y garantizan el suministro, independientemente del clima”.

Cada una de estas energías tienen sus pros y sus contras: Recordemos Fukushima, las emisiones de CO2 de las térmicas, la fluctuación de los precios del gas por la inestabilidad de los países productores (Argelia es el principal suministrador de España)… El debate está ahí y España deberá de tomar una decisión sobre la estructura de su mix de generación eléctrica.

En el caso de la central burgalesa, Endesa e Iberdrola son propìetarias al 50% de la misma, pero mientras que la primera es partidaria de cerrarla y desmantelarla, la compañía propiedad de la italiana Enel pretende reabrirla. “Vamos a cumplir los plazos y esperar a que el Gobierno se decida y tome una decisión”, explicó esta misma semana el Presidente de Endesa, Borja Prado, tras el consejo de Nuclenor, sociedad que agrupa a los propietarios de centrales nucleares en España. Ignacio Sánchez Galán, mandamás de Iberdrola, se posicionó claramente a favor del cierre definitivo de la central.

El Consejo de Seguridad Nuclear se pronunció en febrero a favor de la prolongación de la vida de útil de la primera planta atómica que se abrió en España, en 1971, y que lleva parada desde 2012.

Ahora, en unos meses, el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital debe de tomar la decisión definitiva en medio de la batalla de sus dos propietarios sobre el futuro de la misma. Y en años venideros deberá hacerlo sobre si prolonga de 40 a 60 los años de vida útil del resto del parque nuclear español. Y aquí reside el verdadero debate.

En el fondo, la central de Santa María de Garoña, sita en el burgalés Valle de Tobalina, es una ‘antigualla’ de la que apenas quedan ya un par de ejemplos en funcionamiento en todo el mundo. Una central pequeña, que ha producido el 6% de la energía nuclear total en España, pero cuya continuidad puede abrir la puerta a la del resto de nucleares españolas, de las que también son propietarias Endesa e Iberdrola.

La primera de las que solicitará oficialmente seguir en activo otros 20 años, lo hará coincidiendo con la decisión el ejecutivo sobre Garoña, será la de Almaraz. Y eso son ya palabras mayores porque los dos reactores de la planta extremeña son los que mayor capacidad de generación del país y producen el 30% de la energía nuclear que se genera en España y el 10% del total de kilovatios que circulan por nuestra red y llegan a nuestras casas.

Y enseguida habrá que tomar una decisión sobre las demás, Vandellós, Ascó, Cofrentes… Hasta la de Trillo, en Guadalajara, que tiene licencia hasta el año 2024.

En España existen cinco centrales nucleares en explotación, de ellas, Almaraz y Ascó, tienen dos unidades gemelas, por lo que el número de reactores es de siete, y una central en condición de cese de explotación, la citada de Santa María de Garoña.

Centrales nucleares en España (Fuente: MINISTERIO DE ENERGÍA, TURISMO Y AGENDA DIGITAL) Centrales nucleares en España (Fuente: MINISTERIO DE ENERGÍA, TURISMO Y AGENDA DIGITAL)

Centrales nucleares en España (Fuente: MINISTERIO DE ENERGÍA, TURISMO Y AGENDA DIGITAL)

Esos siete grupos de producción de energía eléctrica son de dos tipos distintos: de agua ligera a presión (PWR) y de agua ligera en ebullición (BWR). Por orden de antigüedad, dentro del grupo PWR, el listado de centrales es el siguiente: Almaraz, con dos unidades (1980 y 1983); Ascó, también con dos unidades (1982 y 1985); Vandellós II (1987); y Trillo, la última central puesta en marcha en España (1987).

En cuanto al grupo de las centrales de agua en ebullición, (BWR), la más antigua es la de Santa María de Garoña, (1970); seguida de Cofrentes (1984).

Los costes del desmantelamiento

Retomando el tema Garoña, como decimos, Endesa quiere esperar e Iberdrola quiere cerrar, dice que los números no salen y genera “pérdidas sustanciosas”. Y es que, según las cifras publicadas hace unos días por El Confidencial a partir de un informe de Enresa (entidad que se dedica a gestionar los residuos nucleares) la reapertura de la central requiriría una inversión de 200 a 300 millones de euros, mientras que su clausura definitiva se elevaría a los 345 millones de euros y el proceso de desmantelamiento se prolongaría durante trece años.

Y mientras, Los 1.000 habitantes del Valle de Tobalina se muestran divididos ante la posible reapertura de la planta, aunque la mayoría de los lugareños prefiere no hablar. En el fondo ya se habían hecho a la idea de que la central, que todos coinciden que ha sido el motor económico de la zona desde su entrada en funcionamiento en 1971, no iba a ser enganchada otra vez a la red, hasta que han saltado a la luz las discrepancias entre Endesa e Iberdrola sobre la cuestión.

La alcaldesa, Raquel González (PP), tampoco quiere pronunciarse sobre la reapertura de Garoña, aunque asegura que “si los expertos y los técnicos dicen que es segura su nueva puesta en funcionamiento y que no hay riesgo….”.

Sí reconoce la edil que “la actividad en el Valle ha decaído un poco” desde que se paró la central en el 2012 y, eso sí, se queja amargamente de que “las ayudas y el plan de reindustrialización que nos prometieron entonces nunca han llegado, al menos en la cuantía prometida”.  Un vecino de la localidad, que prefiere “omitir mi nombre” y que trabajó en la central dice, sin embargo, que “si la reabren habrá trabajo y si se desmantela también será necesaria la mano de obra…”

Central nuclear de Almaraz Central nuclear de Almaraz

Central nuclear de Almaraz

Almaraz, estratégica

El eterno debate en torno a la energía nuclear: Economía versus seguridad. Un debate que puede volver a reproducirse, unos cientos de kilómetros al sur de Garoña, en plena dehesa extremeña y apenas a 100 kilómetros de la raya portuguesa, cuando este verano Almaraz solicite la prórroga de 20 años de manera oficial.

Además, existe el agravante añadido de las tensiones políticas que genera en Portugal la edificación del nuevo almacén temporal individualizado (ATI) de la central, cuya construcción ha provocado una protesta oficial del ejecutivo socialista de Antonio Costa ante la Unión Europea.

El ATI es esencial parta el buen funcionamiento de la central de Almaraz, pero en Portugal, y en colectivos ecologistas de la zona, parece generar temor tener tan cerca un almacén de residuos nucleares. La central extremeña, sin embargo, energética y económicamente es estratégica para España.

Un debate eterno al que el consejero delegado de Endesa, la eléctrica que quiere reabrir Garoña, José Bogas, puso la cifras esta semana. Con sus palabras dejó clara la necesidad de las centrales nucleares como respaldo en esa transición energética hacia la descarbonización en el horizonte de 2050.

Si se prescinde de ellas la tarifa eléctrica subiría unos 10 euros por megavatio hora (MWh), considera. “El parque nuclear es necesario para llegar al año 2050 con 100% renovable y con emisiones cero. Si sustituimos esas nucleares por ciclos combinados, con un periodo de vida de 30 años, en el 2050 tendríamos emisiones y la tarifa eléctrica subiría unos 10 euros por MWh”, ha dicho.

lainformacion.com

127 total views, no views today

Share

Los tuppers de la abuela dejan paso a la comida ‘top chef’ para la oficina

Se acabo lo de pasar por casa de la abuela a recoger los tuppers para toda la semana. El sector de la comida a domicilio se sigue reinventando y ahora quiere dejar a las abuelas de España sin trabajo. Lo último son las empresas que cocinan platos individuales saludables en prácticos tuppers para llevar al trabajo. ¿Qué ofrecen? Comida tradicional de calidad a un precio reducido (entre 4 y 6 euros por plato) y con un envasado eficiente.

Si hace unos años hablábamos de empresas como Just Eat, Deliveroo o UberEATS como innovadoras en el sector, ahora los nombres que empiezan a sonar con Wetaca, Mi nevera o No cocino más. Estas tres empresas han dado una vuelta de tuerca a la idea de la comida a domicilio siendo ellas mismas que las que preparan los menús, los platos y envían sus tuppers a sus clientes.

De ‘Masterchef’ a los tuppers para la oficina

Wetaca Wetaca

Wetaca

La clave del éxito de Wetaca es el boca a boca. Efrén Álvarez y Andrés Casal, los creadores de esta empresa, se conocieron en la universidad, “los dos vivíamos en el mismo colegio mayor y desde el primer día habíamos hablado de emprender. Después de estar en ‘Masterchef’ y trabajar con Jordi Cruz en Abac aprendí sobre el envasado al vacío en la alta cocina y cómo se planifica una producción, se envasa y se va empleando para a lo largo de la semana”, relata Efrén.

“Sí está bueno, lo vendemos”. Esto es lo que le dijo Andrés a Efren. Y así fue, dicho y hecho. Empezaron a experimentar en casa con amigos y tras el éxito inicial se animaron a lanzarse al mundo empresarial.

En 2015 facturaron unos 65.000 euros y en 2016 ya recibían unos 110 pedidos a la semana. Este 2017, han alcanzado los 500 pedidos semanales. Lo mismo ha pasado con el número de empleados, de ser Andrés y Efrén con un jefe de cocina… a llegar a los 22 trabajadores que son en la actualidad en Wetaca.

Lo que diferencia a Wetaca de sus competidores es que ellos se basan en elaboraciones clásicas, “nuestra cocina tiene una gran base de tradición, aunque siempre buscamos mejorar cada detalle; aplicando técnicas de alta cocina controlamos las cocciones para que cada ingrediente esté en su punto justo cuando, días más tarde, cuando te lo lleves a la boca está perfecto”, explica Andrés.

Cada semana, en Wetaca ofrecen 15 platos nuevos de manera que el cliente pueda comer algo variado y de calidad todos los días. “No creemos en decirle a nuestro cliente lo que tiene que comer por lo que es el usuario el que elige la combinación de platos que quiere comer en función de sus gustos o preferencias”, concluyen.

“Tras divorciarme vi los problemas de cocinar para uno”

No cocino más No cocino más

No cocino más

La empresa No cocino más nació en el año 2012 a raíz de un tema personal. “Yo empecé en el mundo digital en 2006 con una web sobre alimentos ecológicos. Seis años después me divorcié por lo que me tuve que ir a vivir solo. En esa época me di cuenta de lo difícil que era cocinar para una persona, no había alimentos envasados para uno, las cosas se estropeaban muy rápido…”, explica Manuel Castellano, gerente de No cocino más

A raíz de esta necesidad, a Manuel se le ocurrió montar un cocina que hiciera platos para solo una persona con la condición de que tuvieran una buena fecha de caducidad. “Quería que la gente hiciera un pedido para varios días, que no tuviera que estar todos los días pendiente de pedir comida. Investigué sobre el tema y así monté mi propia cocina”, recuerda.

No cocino más empezó vendiendo unos 100 platos a la semana, pero ahora están entre los 3.000 y 4.000 semanales. Es más, el año pasado crecieron un 5% en comparación con el año anterior y ahora son 10 empleados. “Se está vendiendo bastante y vamos creciendo, pero también es verdad que cada año hay más competencia”, afirma Manuel.

¿Qué diferencia a No cocino más de sus competidores? “Nuestra comida tiene 15 días de caducidad, y hacemos dietas de todo tipo como puede ser la dieta Dukan. Además, tenemos la carta más amplia entre nuestra competencia, nosotros contamos hasta con 100 platos para que elijan nuestros clientes y todos ellos están realizados con alimentos ecológicos y de alta calidad”.

Madrid y Barcelona son las ciudades a las que más envíos mandan, aunque en Sevilla también tienen un buen numero de clientes. Los platos más pedidos son: Las albóndigas de ternera con salsa de la abuela y la pechuga de pollo con miel y mostaza.

De la panadería familiar, al tupper

Mi nevera Mi nevera

Mi nevera

La historia de Mi nevera nace a raíz de una panadería familiar. Mario Vidal, el director de Mi nevera se crió entre los hornos de una panadería y pastelería que también hacia platos preparados para sus clientes. “Desde pequeño estaba acostumbrado a este tipo de cocina, cuando me hice mayor me di cuenta de lo difícil que era cocinar todos los días, tener ganas, ser creativo y comer bien. Tras tirarme dos años comiendo mal me dije a mi mismo que tenía que hacer algo y así cree la empresa en 2013”, relata Vidal.

Mario estuvo un año entero investigando sobre productos, probando recetas, envasados… “me hice un máster alimentario para dar con la clave. Casi todos los restaurantes utilizan productos preparados en su día a día por lo que la idea era conseguir hacer lo mismo y que aguantara varios días. Un año después lanzamos la web”, explica el director de Mi nevera.

En 2014, Mi nevera comenzó con un pedido al mes, ahora tienen unos 30 semanales. En los primeros meses de este 2017 ya han crecido un 30% en comparación con 2016. “Donde más platos enviamos es a los extrarradios de las grandes ciudades como puede ser Majadahonda, Alcobendas o a los pueblos”, apunta Vidal.

¿Qué les diferencia de sus competidores? “Nuestras elaboraciones son tradicionales con puchero y sartén. Nos centramos en la calidad de nuestros productos y cocinamos después de que nos hayan hecho el pedido, no hacemos grandes cantidades. Además ofrecemos la posibilidad de personalizar los platos y las guarniciones, lo quiero con patatas, ensalada… Todo son recetas caseras, no hacemos cocina innovadora o creativa”, afirma Mario Vidal.

Los platos estrella de esta empresa son las albóndigas con arroz, la pasta boloñesa o los arroces. “La gente nos pide cosas que se comen en casa y que les sienten bien, la comida del día a día. Para buscar cosas más innovadoras siempre pueden ir a un restaurante el fin de semana”, concluye.

lainformacion.com

190 total views, no views today

Share

Así ha brillado La 2 con la emisión del concierto de Jean Michel Jarre desde Liébana

Hace tiempo que La 2 no emitía un gran concierto en directo y en horario de máxima audiencia. Pero ya se acabó ese particular parón. La cadena pública ha retransmitido, este sábado, el multitudinario concierto de Jean Michel Jarre en el Monasterio de Santo Toribio de Liébana en Cantabria. Un concierto que ha dado inicio a los actos del Año Jubilar Lebaniego.

Un equipo de 30 profesionales de Televisión Española, con ayuda del centro territorial de TVE en Cantabria, ha inmortalizado este acontecimiento musical, bautizado como ‘The connection concert’, que ha sabido fusionar la música de Jean Michel con la tecnología de pantallas de Led.

Estas pantallas se movían incluso hasta superponerse delante del escenario, dejando detrás de la proyección al artista. Así, con la combinación de imagen y sonido, se ha conseguido potenciar la experiencia sensorial del universo Jarre desde un conjunto histórico de valor, en pleno Valle de Liébana y con el monasterio como protagonista especial del concierto.

Y la televisión lo ha retratado con una realización acertada, a tono con un Jarre que ha pensado esta cita integrando su música con el monasterio que atesora desde hace 11 siglos el mayor fragmento de la Cruz de Cristo, el Lignum Crucis.

El 23 de abril se abrió la Puerta del Perdón para dar comienzo al Año Jubilar Lebaniego y, esta noche, con permiso de los peregrinos, también se ha abierto otra puerta: la del servicio público de la experiencia visual y sonora del retorno de los grandes conciertos en directo a La 2. La lástima es que la segunda cadena no tenga emisión en Alta Definición cuando sus contenidos son para ser consumidos con la minuciosa calidad y calidez del HD.

lainformacion.com

43 total views, no views today

Share

Ocho usos posibles para un túnel (de Metrotrén) sin uso

El 19 de diciembre de 2006, los gijoneses supieron que su ciudad disponía ya de casi cuatro kilómetros de conducto subterráneo apto para el uso ferroviario. La tuneladora Noega había concluido su cometido después dos años y medio después del inicio de sus trabajos y algo más seis años desde que el entonces ministro Francisco Álvarez-Cascos anunciase a bombo y platillo el proyecto del llamado «Metrotrén». Era la primera pieza del macroproyecto de integración ferroviaria y de transporte intermodal que iba a revolucionar la movilidad y el perfil urbano de la ciudad. Casi diez años exactos después de que la Noega parase motores, después de una década en la que lo único que ha circulado por el conducto ha sido la propia tuneladora, Gijón supo que también contaba con un túnel someramente navegable. Y de que se cumplían así algunas de las jocosas especulaciones que la coña local, macerada durante diez años largos en escepticismo, fueron fabulando para posibles usos alternativos de la multimillonaria infraestructura.

Canal navegable con salida al Piles y de ahí al Cantábrico. Sede subterránea donde terminar con la perpetua peregrinación de la Semana Negra (aunque sin noria). Túnel del Amor, también navegable, de 3,9 kilómetros. Mercadillo sin miedo a las inclemencias del clima. Ruta alternativa para el tráfico de superficie. Refugio atómico. Reserva zombi. Base de submarinos de bolsillo para la Armada. Criadero de champiñones. Circuito de carreras… Con alguna punta de veras, pero casi siempre abiertamente en broma, en columnas periodísticas, redes sociales o en el jolgorio del chigre las ocurrencias han ido dando algún uso al Tunelón -el de estimular la imaginación, al menos- y llenado de fantasías el interior del gran boquete.

Pero, ¿y si todo el proyecto fracasase finalmente? ¿Si pudiese suceder con el ferrocarril urbano gijonés lo que sucedió con quiméricas líneas ferroviarias del siglo pasado como la línea Baeza-Utiel, o, más recientemente, con túneles con el del Barranco de los Gafarillos, en la inacabada línea del AVE entre Murcia y Almería, por cuyo hueco se fueron para siempre 500 millones de euros? ¿Y si el Tunelón quedase como una gran pieza de arqueología del dispendio y la mala planificación política, destinado a una de esas páginas web de culto de los forofos del ferrocarril? ¿Qué hacer entonces con él? Estos son algunos ejemplos de usos ya efectivos o posibles. La ventaja es que, con casi 4 kilómetros y cuatro estaciones disponibles, incluso se podrían combinar varios de ellos.

Cultivar champiñones

Es la opción más socorrida. Y una de las más frecuentes en los antiguos túneles ferroviarios españoles para un sector muy rentable, como lo demuestra su pujanza en Castilla-La Mancha o La Rioja. Las condiciones en el interior de un túnel, muy estables en términos climáticos, son óptimas para un producto que requiere de temperaturas y humedad constantes, como bien saben desde siempre los cultivadores del hongo que han recurrido desde siempre a cuevas. Y a túneles, por descontado: algunas líneas, como la Baeza-Utiel -iniciada en 1926 en plena fiebre de las obras públicas durante la dictadura de Primo de Rivera, y con 107 túneles que suman casi 30 kilómetros- fueron reclamadas formalmente para este uso. De hecho, en 1980, un vecino de Villanueva del Arzobispo (Jaén) recibió la concesión de todos esos túneles, de los que pensaba aprovechar medio millón de metros cuadrados para crear 300 puestos de trabajo. No debió de prosperar, porque los túneles fueron reclamados de nuevo formalmente a finales de la década de los ochenta por vecinos de algunos de los tramos que atraviesa el trazado, definitivamente inhabilitado en 1984.

No es este un uso que se haya descartado incluso en tiempos más recientes. En 2010, un representante del PP malagueño en la diputación de Málaga proponía el mismo destino para los túneles inutilizados en la red ferroviaria de la provincia en un proyecto que pretendía contar con la colaboración del Centro de Investigación y Experimentación de Servicios del Champiñón (CIES). No hay noticias del proyecto.

Montar huertos subterráneos

Las mismas razones que hacen tan adecuados los túneles para el cultivo de hongos valen para vegetales destinados al uso humano. Y en plena zona urbana. Y con cierto toque hipster. Lo vienen demostrando desde hace unos años dos emprendedores británicos, Steven Dring y Richard Ballard, a los que se les ocurrió convertir en invernaderos los túneles a 33 metros bajo el barrio londinense de Clapham. Utilizados primero como refugio antiaéreo en la II Guerra Mundial, destinados a integrarse en la Línea Norte del metro después y finalmente abandonados, ahora acogen en uno de sus tramos los cultivos de brotes de todo tipo bajo la marca «Growing Underground», que ha recibido bendiciones como la del exalcalde de Londres y actual ministro de Exteriores, Boris Johnson, y de lumbreras de la restauración como el mismo Jamie Oliver.

A 16 grados de temperatura constante, usando cultivos hidropónicos y un sistema de leds y con un ahorro del 70 por ciento en el consumo de agua, Dring y Ballard han conseguido meter un rentable huerto en el corazón de Londres, ahorrándose de paso un buen pico en transportes. Durante la exitosa campaña de crowfunding que sustentó el despegue, ya prometían una rentabilidad de 1.200 libras anuales por metro cuadrado en los más de 2.000 metros cuadrados del invernadero subterráneo.

Cultivos «alternativos»

Bajo tierra se pueden cultivar rentabilidades incluso mayores. A pesar de su evidente atractivo empresarial, no existen iniciativas similares a las de Growing Underground en otras ciudades del mundo… que se sepa, y a este lado de la raya de la ley. Porque puede darse el caso de que una exploración a fondo de los antiguos túneles del metro depare sorpresas como la que hace unos años se llevaron las autoridades italianas al descubrir, tras un muro de un cultivo legal de champiñones en un túnel del barrio romano de Tor Pignattara un segundo invernadero. Este, de marihuana. Cuatro mil metros cuadrados y 1,3 toneladas en un antiguo trazado que mandó construir el mismo Mussolini. Qué hubiera dicho el Duce.

Un emporio del ocio «underground»

Naturalmente, a los parisinos, siempre creativos, también se les ha pasado por la cabeza la idea de hacer algo con los túneles de su afamado metropolitano. Solo que, como era de esperar, el toque parisino orienta las ocurrencias hacia terreno más sofisticado. Hace unos años, la candidata conservadora a la alcaldía de París Nathalie Kosciusko-Morizet puso sobre el mapa (o más bien, bajo él) una deslumbrante galería de proyectos concebidos por el arquitecto Manal Rachid y el urbanista Nicolas Laisne para recuperar las estaciones fantasmas parisinas.

Así precisamente, Estaciones Fantasmas, titularon su catálogo de ultralujosas visiones de antiguas estaciones y túneles reconvertidos para el ocio y el uso (público y no tan público): jardines, discotecas, restaurantes, teatros e incluso piscinas que no han saltado -de momento- del estudio al subsuelo.

Una reserva para ciclistas y peatones

De vuelta a Londres, y  mucho más pragmático, es un proyecto que sin duda interesará a los colectivos ciclistas que hace unos días sugerían otro uso cantado para un trazado que discurre por el centro de Gijón y sus calles precisamente más hostiles para los usuarios de los dos pedales.

Existen en todas partes numerosos trazados ferroviarios reconvertidos en rutas ecológicas rurales o periurbanas para el tránsito peatonal y ciclista; sin ir más lejos, ahí mismo, el del antiguo ferrocarril de La Camocha a El Musel, con su largo túnel. Caminos Naturales, el organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, afirma en su manual «Adaptación túneles al tránsito peatonal: Obra civil» que es preciso «dar  un nuevo uso a una infraestructura de gran coste, en la actualidad abandonada, normalmente en buen uso y con una larga vida que, de otra manera, iría deteriorándose o utilizándose para usos privados»; algo que «permite ahorrar en trazados alternativos» y moderar el impacto sobre el medio. ¿Por qué no también en zona urbana?

Esto mismo se le ocurrió a la firma de diseño Gensler London, que con su proyecto London Underline ganó el premio al mejor concepto en los London Plannign Awards de 2015. Su propuesta consistía en una red de caminos peatonales y ciclistas en la Piccadilly Line, entre las paradas de Holborn y Aldwych y entre Green Park y Charing Cross: pleno centro de Londres. Y con un añadido aún más ecológico: la inclusión de un pavimento especial capaz de convertir en energía eléctrica el paso de peatones y ciclistas.

Un «best-seller», un videojuego o un perfil de Facebook

Y en fin, si todo lo demás fallara, siempre quedará la imaginación pura para sacarle al Tunelón al menos rentabilidad literaria, como lo hizo el escritor ruso Dmitri Glukhovsky en la serie de novelas de ciencia-ficción iniciada en 2007 con Metro 2033: una distopía postapocalíptica que se desarrolla fundamentalmente en los túneles del metro moscovita donde los seres humanos se refugian, sobreviven o se enfrentan a mutantes y también entre ellos. Las historias de Glukhovsky dieron un pelotazo en Rusia, se tradujeron a decenas de idiomas, han generado exitosos videojuegos y pronto tendrán adaptación cinematográfica a cargo del productor de las Sombras de Grey. 

Si se consiguiera algo parecido con el túnel del Metrotrén, siempre podría haber un retorno turístico en forma de visitas guiadas al escenario de la ficción. Mientras eso llega, y desde enero de 2010, hay en Facebook quien sabe sacar punta al desastre y llenar el tunelón de zombies. La última entrada es precisamente del día en que se reveló en qué situación se hallaba la infraestructura. «No sé que problema tienen con que los zombis tengamos piscina municipal. La más larga de Xixón», largaba el zombi responsable del muro. También es un uso a considerar, desde luego. Y además, asegura Fomento, es la mejor opción para la conservación del túnel mientras el tren llega. O no.

lavozdeasturias.com

42 total views, no views today

Share

La lucha de las Madres de Plaza de Mayo cumple 40 años

“La prensa las llama ‘Las locas de Plaza de Mayo‘. Este calificativo dice bastante sobre la descomposición moral del país. En efecto, hay que estar loco -loco de dolor- para enfrentarse a los militares, hay que estar loco para pedir razón a un Gobierno que te persigue sin descanso”. Con estas líneas, un periodista de ‘Le Monde’ daba cuenta, en un reportaje publicado el 19 de octubre de 1977, de una de las anomalías más desgarradoras de aquella Argentina: un grupo de mujeres que se reconocían entre sí por llevar un pañuelo blanco sobre sus cabezas daban vueltas alrededor de la pirámide que se levanta frente a sede presidencial.

En ese lento trajinar, mientras los ojos filosos de los policías vigilaban sus movimientos, ante la indiferencia general de los que atravesaban la plaza, esas madres pedían por sus hijos desaparecidos. La primera ronda de las Madres de la Plaza de Mayo se hizo un 30 de abril como hoy, pero de hace 40 años. Los principales ejecutores del “plan sistemático” de desapariciones, como los definió la justicia, fueron condenados años después. Cuatro décadas más tarde, las Madres, ya ancianas, muchas nonagenarias, todavía siguen girando alrededor del monolito.

LA PRIMERA LIDERESA, ASESINADA

Las primeras 14 solo se propusieron pedirle una audiencia al dictador Jorge Videla. Aquel sábado 30 de abril de 1977, cansadas de esperar que las atendiera la vicaría castrense en la Catedral, a pocos metros del palacio de Gobierno, Azucena Villaflor sugirió cruzar la calle y hacerse visibles en la plaza. “Cuando vea que somos muchas, tendrá que recibirnos”. Nadie las atendió, y decidieron repetir el gesto. Primero, los viernes, luego, todos los jueves, a las 15.30 horas. Villaflor fue secuestrada a fin de año y asesinada. De ese inesperado vacío, Hebe de Bonafini emergió como la líder natural.

Las rondas de los jueves empezaron a ser registradas por la prensa internacional, especialmente durante el Mundial de fútbol de 1978. Las Madres, junto con otros organismos defensores de los derechos humanos, entre ellos las Abuelas de la Playa de Mayo, se convirtieron en los hechos en los principales acusadores del régimen. Levantaron la voz y pusieron el cuerpo cuando la gran mayoría de los partidos políticos y la Iglesia callaron. Las Madres se distinguieron por una vehemencia especial, que las llevó a realizar la primera Marcha de la Resistencia a los militares en 1981, bajo una consigna utópica: “aparición con vida” de todos los secuestrados. Ni siquiera durante la Guerra de las Malvinas, en 1982, cesaron de marchar (“Las islas son argentinas, los desaparecidos también”, dijeron).

RECHAZO A MACRI

Llegó la democracia y solo ellas pudieron exhibir intachables blasones de luchadoras. Pidieron por sus hijos, lucharon contra la impunidad, impulsaron la reapertura de los juicios contra los represores. Las Madres mantuvieron su intransigencia y desconfianza ante los políticos. Tanto, que en los años noventa se dividieron. La visceral De Bonafini, de un lado. Las que siguieron a Nora Cortiñas pasaron a llamarse Madres de Plaza de Mayo (Línea Fundadora).

El primer sector se identificó claramente con el kirchnerismo por su política de derechos humanos. Unas y otras coinciden en un furibundo rechazo al actual Gobierno de Mauricio Macri, que las considera revanchistas, “políticas”, “odiosas” (calificativo que reactualiza el de “locas”), y en la defensa a rajatabla de las identidades políticas de sus hijos, aún de aquellos que optaron en los años setenta por las armas. El 40 aniversario encontrará a cada grupo en la Plaza. Para celebrarlo, se construirá un gigantesco muro con los rostros de los miles de desaparecidos. Será la marcha 2038

elperiodico.com

42 total views, no views today

Share

El Banco de España pone el foco en el valor de los pisos hipotecados

Uno de los problemas que obligó al rescate europeo de la banca española fue que los inversores desconfiaban de los datos oficiales sobre el tamaño de la indigestión inmobiliaria que padecían las entidades tras la explosión de la burbuja. Para subsanarlo, el Gobierno y el Banco de España adoptaron diferentes medidas para forzar a las entidades a reconocer y aflorar la auténtica carga de ladrillos que padecían. Y pese a que lo peor ha quedado atrás, el organismo supervisor ha seguido adelante con esa estrategia: actualmente ha puesto el foco en los inmuebles sobre los que las entidades conceden las hipotecas y que constituyen la garantía de estos préstamos en caso de impago del cliente.

El organismo gobernado por Luis María Linde quiere asegurarse de que el balance de los bancos refleja fielmente el valor actualizado de esos pisos. Cuando estos inmuebles se devalúan, las entidades están obligadas a reservar unas provisiones genéricas para protegerse en el caso de que el préstamo caiga en impago, ya que eventualmente pueden tener que quedarse con el piso y este puede haber perdido valor, lo que le ocasionaría una pérdida. El problema es que estas provisiones penalizan la cuenta de resultados, con lo que los bancos pueden tener un incentivo perverso a no reconocer la devaluación de los inmuebles.

La normativa permite tasar estos pisos a través de un modelo de valoración automatizada (AVM, en sus siglas inglesas), es decir, mediante métodos estadísticos sin que sea necesaria la visita específica de cada inmueble por un técnico tasador. El supervisor los tiene bajo la lupa. “Notamos más presión del Banco de España en las valoraciones automatizadas de la cartera sana. Es bueno para el sector y para la independencia de las entidades de tasación”, afirmó hace unos días Juan Fernández-Aceytuno, director general de Sociedad de Tasación.

MUESTRA REPRESENTATIVA

Estos métodos automatizados calculan el valor según la evolución histórica de precios del mercado y el análisis de inmuebles comparables actuales con características similares al que se está revisando, tales como la localización, la superficie, la antigüedad o los equipamientos. La normativa exige que se realicen tasaciones completas sobre una muestra representativa de la cartera valorada estadísticamente para poder contrastar los resultados. “El Banco de España está poniendo el foco en los últimos meses en la calidad y precisión de este tipo de valoraciones”, explican desde Sociedad de Tasación.

La banca tiene un incentivo perverso a esconder el deterioro del valor de las casas para evitar pérdidas

El Banco de España lo confirma: “La última revisión de la circular contable puso especial atención a la correcta valoración de las garantías de los préstamos y de los activos adjudicados, imponiendo condiciones duras a la posibilidad de utilizar procedimientos de valoración con métodos estadísticos frente a las tasaciones individuales completas, con requisitos como por ejemplo contrastar los resultados con una muestra de tasaciones individuales. Esos criterios exigentes de la circular son los que se están aplicando desde su entrada en vigor el año pasado”.

CUATRO MILLONES AL AÑO

Se trata de una actividad de volúmenes relevantes. Las tasadoras realizaron valoraciones estadísticas de unos cuatro millones de inmuebles tanto en el 2015 como en el 2016, de los que en torno al 50% fueron efectuadas por Sociedad de Tasación. La firma estima que en los próximos años seguirá habiendo un “volumen importante” de estas operaciones. La morosidad y las ejecuciones hipotecarias van a la baja por la recuperación económica, con lo que en este segmento es probable que bajen las valoraciones. Pero el mercado inmobiliario está al alza, con el consiguiente aumento de las hipotecas concedidas, con lo que habrá más pisos con créditos al corriente de pagos que analizar.

Los registradores advierten de que el alza de precios es desigual por regiones y refleja agotamiento

Según el Instituto Nacional de Estadística, los bancos concedieron 281.328 hipotecas en el 2016, el 14% más, en su tercer alza anual consecutiva tras siete años de caídas. En el ejercicio, se produjeron 403.743 compraventas de viviendas, el 13,9% más y el dato más alto desde el 2011, según el Colegio de Registradores. El precio de los pisos aumentó el 5,7%, con lo que ha subido un 13,3% desde el mínimo del 2014 pero sigue un 25% más bajo que el máximo del 2007. Sin embargo, como ha advertido la organización, la subida de los precios tiene un “distinto comportamiento en función de las zonas geográficas, y parece mostrar un cierto grado de agotamiento”. De ahí la importancia de que los balances de los bancos reflejen bien el valor de los inmuebles

elperiodico.com

33 total views, no views today

Share