Uno de cada tres españoles ahorra todo el año para los gastos navideños

Los españoles están entre los europeos que más se preocupan en ahorrar para la Navidad, según los datos recogidos en la última encuesta internacional de ING: ‘Christmas and Savings 2016’. En concreto, el 43% de los encuestados afirma haber ahorrado a lo largo de 2016 con el fin de disponer de dinero extra para esta época del año.

España se encuentra entre los países que más lo hacen junto a Rumania (54%), Reino Unido (52%) y Francia (46%). En Holanda y Luxemburgo, por el contrario, el porcentaje de los que ahorran se encuentra en apenas el 21%.

El 52% de los españoles encuestados reconoce que le preocupan los gastos que tienen en estas fechas. Aunque si se comparan las cifras con las del resto de países, España es uno de los mercados donde la preocupación es menor.  Por ejemplo, en República Checa le preocupa al 71%, en Austria casi al 70%, y en Alemania y Luxemburgoalcanza el 64%, según los datos de ING.

Esto choca con el hecho de que el 84% de los españoles opina que la Navidad está pensada para gastar dinero y casi el 60% admite sentirse forzado a gastar. Estas cifras se sitúan por encima de la media obtenida en el resto de países de la muestra que tienen un perfil más moderado en lo que se refiere a estas afirmaciones.

Por último, más de la mitad de los españoles (58%) afirma haber recibido regalos prácticos la pasada Navidad. Así, sólo el 18% se tuvo que conformar con regalos que no le gustaron. De estos, el 63% reconoce que al final decide quedárselos, el 24% suele acabar devolviéndolos a la tienda y sólo el 10% hace todo lo posible por venderlos.

elboletin.com

Share

La Complutense cede a las presiones y salva la Facultad de Filosofía

La Universidad Complutense de Madrid ha rectificado y mantiene la Facultad de Filosofía. Así se recoge en el nuevo borrador del Plan Director de Reordenación de este centro universitario que plantea reducir de 26 a 22 sus facultades. Esto supone que se ‘salvan’ cinco de las nueve facultades que se iban a eliminar en la propuesta presentada el pasado mes de mayo. Además de Filosofía, continuarán Óptica, Enfermería, Odontología y Ciencias Geológicas.

Las facultades que desaparecen y se fusionan con otras ya existentes son las de Documentación, que se une con Ciencias de la Información; Comercio y Turismo con Económicas y Empresariales: Estadística con Matemáticas y Trabajo Social con Políticas y Sociología.

Asimismo se propone que la Facultad de Ciencias Biológicas y la de Ciencias Geológicas compartan la estructura gerencial, al igual que la de Filosofía y la de Filología, y también la de Medicina y la de Enfermería.

Finalmente, el Plan propone la creación de cinco áreas de gestión conjunta que aglutinen, tanto por ubicación geográfica como por disciplinas, los servicios de gestión a estudiantes y de personal: Área de Somosaguas, Área de Sociales-Moncloa, Área de Ciencias, Área de Humanidades, Área de Ciencias de la Salud.

Según la Universidad Complutense, “no se suprime ninguna de las titulaciones actualmente existentes, sino que busca enriquecer la oferta académica” y se mantiene el “compromiso con el empleo”, ya que ningún trabajador actual de la universidad “verá amenazado su puesto de trabajo como consecuencia del Plan”.

Asimismo, se defiende que “la finalidad del Plan es fundamentalmente académica y no económica, aunque también tiene como valor añadido reducir costes estructurales para destinarlos a los fines de docencia, investigación y gestión”.

En cuanto a los objetivos de la propuesta, se quiere “mejorar la organización y planificación docente para atender la oferta académica”, “enriquecer la docencia e investigación creando grupos con mayor masa crítica y atractivo”, “reconfigurar los servicios administrativos” y “mejorar la oferta académica, evitando duplicaciones y favoreciendo planteamientos más abiertos y pluridisciplinares”

.elboletin.com

Share

Greenpeace se instala en Doñana para frenar las obras de Gas Natural

Una veintena de activistas de Greenpeace ha comenzado a primera hora de este martes una acción de protesta en las instalaciones de Gas Natural Fenosa en el entorno de Doñana, en cuya entrada han montado un campamento con una gran pancarta en la que se lee «Doñana no es un almacén de gas». Varios escaladores de la organización ecologista se han subido también a lo alto de una de las estructuras en la zona del proyecto.

La acción pretende paralizar el proyecto de almacenamiento y extracción de gas en el entorno de uno de los espacios protegidos más relevantes de la geografía de Españadespués de que la compañía haya comenzado las obras de una de sus partes, denominada Marismas Occidental.

Greenpeace denuncia que el proyecto «es tan peligroso como innecesario y nos aleja de cumplir con los compromisos que España va a asumir al ratificar el Acuerdo de Parísmañana en el Congreso de los Diputados».

El proyecto de Gas Natural Fenosa autorizado por el Gobierno central en el Espacio Natural de Doñana «pone en riesgo la biodiversidad y el futuro de este lugar protegido», asegura Greenpeace, que añade que «viene precedido por casos como el del almacén subterráneo Castor en Castellón, que produjo más de 500 terremotos y una indemnización con dinero público a la empresa de casi 1.400 millones de euros».

El responsable de campaña de Greenpeace, Julio Barea, ha explicado que se ha optado por esta acción de protesta después de que «ni el Gobierno central ni la Junta de Andalucía hayan tenido suficiente voluntad política para detener este inaceptable proyecto».

«Gas Natural Fenosa sabe que este proyecto es insostenible y parece que lo único que busca son los 358 millones de euros de reclamación por responsabilidad patrimonial si la Administración paraliza sus obras», ha añadido.

Greenpeace considera que el proyecto de extracción y almacenamiento de gas en Doñana debe detenerse porque afecta al espacio protegido de Doñana y a su fauna emblemática, puesto que altera y fragmenta el hábitat de la misma y porque es «un impedimento para el cumplimiento del Acuerdo de París, pues sigue con la apuesta a los combustibles fósiles».

Asimismo, considera que no se ha realizado una evaluación ambiental adecuada al partir en cuatro el proyecto y que pone en riesgo de contaminación el acuífero 27 de Doñana del que se abastece la población local.

publico.es

Share

ESTO TE CUESTA, AL AÑO, CARGAR EL MÓVIL Y DEJAR ENCHUFADO EL CARGADOR

Cuando tenemos algún rato libre, una de las cosas más comunes que hacemos es cargar el teléfono móvil ya que normalmente dejamos enchufado el cargador. Esto, obviamente, trae consigo varios “problemas”, sobre todo si vivimos en casa con nuestra pareja. Siempre ha sido una tradición las distintas disputas acerca de desconectar o no los cargadores de los dispositivos móviles, unos abogando a la comodidad y otros al ahorro energético. Lo cierto es que nunca se ha conocido exactamente cuál es el impacto real de los cargadores en nuestra factura eléctrica, hasta ahora.

Para conocer los detalles reales del coste a la hora de cargar nuestro teléfono móvil y dejar el cargador enchufado, es necesario saber el precio que cuesta el kilovatio hora (kWh), algo que depende principalmente de la tarifa eléctrica contratada en el hogar y de la potencia suscrita con la compañía que ofrece la energía. Teniendo estas salvedades en cuenta, ¿qué nos cuesta cargar el teléfono móvil?

Actualmente el precio por kWh es de unos 0,14 euros, un precio que debemos multiplicar por de número de horas necesarias para cargar el teléfono y, el resultado, por su potencia convertida a kWh, obteniendo así el coste en la factura real relacionado directamente con esta práctica. Pues bien, normalmente un teléfono móvil necesita una potencia media de 5 vatios, es decir, 0,0005 kW, y se carga durante unas dos horas –el ejemplo que nos ofrecen desde Europapress se ha realizado con un iPhone 5, que tarda 1 hora y 50 minutos, lo que implica directamente 0,00095 kWh. Si multiplicamos este consumo por los 365 días del año y, posteriormente, por el precio del kWh que hemos indicado anteriormente, llegamos a la conclusión de que cuesta cargar el teléfono menos de 50 céntimos al año.

¿Y qué ocurre con el cargador enchufado? Curiosamente, desde el año 2013, el uso de la energía de reserva se encuentra debajo de la mitad de un vatio y un cargador de características actuales consume solo menos de medio vatio, cerca de 0,2W. En el caso de que no haya ningún dispositivo enchufado y suponiendo que el cargador está conectado a la red durante 16 horas diarias, durante todo el año obtendremos un consumo de 1,168 kWh, lo que nos costaría unos 16 céntimos anuales.

En el caso de que se detecte un consumo de 0,5 vatios, es decir, que tengamos conectados tres o cuatro cargadores, entonces sí que aumentará la factura eléctricaaunque será una cantidad ínfima. No obstante, esa energía consumida no se utiliza para nada, así que lo mejor en realidad es desenchufarlo.

Por último, si el dispositivo está conectado y cargado, el cargador multiplica por diez su consumo y, tomando como referencia los datos del Laboratorio Nacional de Lawrence Berkeley, un cargador enchuado a un teléfono con la batería cargada consumirá 4,90 kWh al año (seis horas al día), lo que implica unos 0,63 euros.

Por tanto, este tipo de prácticas no suponen un aumento de la factura eléctrica aunque se trata de consumos que pueden evitarse con un simple gesto.
Share

El número de fallecidos en hospitales españoles supera por primera vez los 200.000

En 2015 fallecieron en los hospitales españoles 201.119 personas, lo que supone un 7,7% más que en el año anterior, según la Encuesta de Morbilidad Hospitalaria que acaba de publicar el Instituto Nacional de Estadística (INE). Además, es la primera vez desde que se registran datos que se superan las 200.000 muertes. Las principales causas de estas defunciones fueron los tumores (23,1% del total), las enfermedades del aparato circulatorio (21,1%) y las enfermedades del aparato respiratorio (19,6%).

El pasado año se produjeron 4.746.651 altas hospitalarias, lo que supone un 0,6% másque en 2014 y el tercer incremento anual consecutivo en el número de altas. Por sexo, las altas de hombres aumentaron un 1,0% y las de mujeres un 0,2%, aunque el incremento fue del 0,9% si se excluye el embarazo, parto y puerperio. Más de la mitad de las altas correspondieron a mujeres (52,7%). No obstante, si se excluyen las producidas por embarazo, parto y puerperio, este porcentaje se situaría en el 47,4%.

Respecto a la edad media de las personas dadas de alta en 2015, se situó en 55,8 frente a 55,2 en el año anterior. Desde 2006, la edad media de los pacientes ha ido aumentando año a año, lo que ha supuesto un incremento total de la edad media en ese período de casi cinco años. En los hombres la edad media se situó en 57,3 años (56,7 en 2014). En las mujeres fue de 54,5 años (53,8 en 2014). Si se excluyeran las altas producidas por los episodios de embarazo, parto y puerperio, la edad media en las mujeres sería de 59,7 años (59,1 en 2014).

Las altas atendidas en hospitales de dependencia pública aumentaron un 1,1% respecto a 2014. En los privados, las altas sufrieron un descenso del 0,9%. El 72,4% de las altas se realizaron en hospitales públicos, según el INE.

Las estancias totales (es decir, el número total de días ingresados por los pacientes dados de alta en 2015) ascendieron a 31,6 millones, un 1,4% más que en 2014. El número de estancias aumentó un 1,6% en los hospitales públicos y un 0,9% en los privados. El 74,8% del total de estancias en los hospitales correspondieron a la red pública.

Los grupos de enfermedades que causaron más estancias hospitalarias fueron las enfermedades del aparato circulatorio (15,1% del total), las enfermedades del aparato respiratorio (12,3%) y los tumores (11,4%).

La estancia media por alta hospitalaria fue de 6,66 días en 2015, lo que supuso un 0,8% más que los 6,61 del año anterior. Por principales grupos de enfermedades, las estancias medias más prolongadas correspondieron a los trastornos mentales (26,28 días), los tumores (7,91 días) y las enfermedades del aparato circulatorio (7,58 días). La estancia media en los hospitales públicos fue de 6,88 días (6,85 en 2014). En los privados fue de 6,09 días (5,98 en 2014).

El motivo más habitual de alta de un paciente fue la curación o mejoría (el 91,5% del total de altas). El 4,3% correspondió a traslados a otros centros u otras causas. El 4,2% restante falleció.

elboletin.com

Share

Así es iRobot Braava Jet 240, la nueva fregona automática

  • Se trata de una fregona que viene a revolucionar el mercado. Es capaz de quitar el polvo, limpiar las superficies y secar el suelo.Lo hace con unas almohadillas de limpieza desmontables, un armazón vibratorio y un chorro de agua que utiliza para ablandar la suciedad y las manchas, que después eliminará con las almohadillas de lavado y secado.

    Este pequeño aparato consta de unas dimensiones de 17 centímetros de largo, por 17 de ancho y 8 de altura, y su principal novedad es que puedes usar agua para el limpiado.

  • 3Ventajas de iRobot Braava Jet 240

    – Su tamaño y diseño compacto le permiten meterse en espacios pequeños y rincones, como debajo de los muebles de la cocina o alrededor de los inodoros.- Consta de varios modos, que lo hacen aun más útil: uno permite la limpieza en seco, actuando como un aspirador; el segundo limpia el suelo con agua y detergente y el tercero es exactamente igual que el anterior, aunque sólo utilizando el 60 por ciento del agua de su depósito para no dañar las superficies más sensibles.

    – Tiene sensores y un giroscopio que le ayudan a reconocer el entorno y le permiten cartografiar la habitación para que limpie todo el suelo.

    Memoriza la posición de los muebles y cambia su velocidad de desplazamiento para no tropezar con obstáculos que detecta.

  • 4Cómo se utiliza iRobot Braava Jet 240

    Lo único que tienes que hacer es rellenar el depósito de agua, incluir el producto limpiador y de vez en cuando cambiar el paño limpiador.

  • 5Precio de iRobot Braava Jet 240

    Todavía no sabemos cuándo llegará a España pero su precio rondará los 170 euros, un precio más barato que el producto anterior de la compañía, el Roomba 980 que roza los 1.000 euros.

Share

El perfil del defraudador en la empresa es un alto cargo de entre 36 y 55 años

El fraude en las empresas es uno de los principales riesgos a los que se exponen las compañías, sea cual sea el sector al que pertenezcan. Constituye, como indicó ayer Fernando Cuñado, socio responsable de KPMG Forensic, durante la presentación del informe Global Profiles of the Fraudster, «algo inherente a cualquier organización empresarial».

Sin embargo, la magnitud que alcanzan estos incidentes, no sólo en lo referente a su impacto económico sino también en cuanto a la reputación de la propia entidad, obliga a las empresas a tomar medidas encaminadas a anticiparse a la realización de estos fraudes.

Así, el estudio -en el que se han analizado un total de 750 casos de 81 países desde marzo de 2013 hasta agosto de 2015- pone de manifiesto que siete de cada diez son realizados por empleados de entre 36 y 55 años, y que el 80% de estos sucesos corresponde a trabajadores varones.

Con respecto a la antigüedad en la empresa, lo más habitual es que los defraudadores lleven vinculados a la compañía más de seis años -así sucede en cuatro de cada diez casos-, ya que como explica Juan Arenas, codirector de KPMG Forensic, «el defraudador suele ser una persona apreciada, es decir, la organización no espera que pueda cometer ese tipo de acto y, además, actúa conociendo los mecanismos y procesos de la entidad y se sirve de ellos para cometer estos fraudes». Es, por consiguiente, frecuente también que estas personas tengan un puesto elevado en la empresa: en el 35% de los casos son ejecutivos o consejeros.

En relación con la duración del fraude, el 65% de estos sucesos se prolongaron entre uno y cinco años, factor que se explica por el ciclo normal de los casos de fraude: «Suelen empezar con unas cantidades pequeñas y tiene un largo ciclo de maduración, es decir, durante una serie de años se produce un proceso de prueba-error», reconoce Juan Mazarredo, codirector de KPMG Forensic.

Por su parte, las motivaciones que llevan a cometer estos fraudes son variadas: en el 66% de los casos la avaricia o la ganancia personal incitaron a ello, mientras que en el 27%, al defraudador le movía el hecho de demostrar que podía llevar a cabo el delito. Hacerlo porque es lo que todos hacen, ocultar pérdidas o alcanzar el presupuesto son otras de las causas.

Con respecto a la autoría de estos actos, lo más frecuente es que se cometan en grupos de cuatro o cinco personas -62% de los casos-, frente a la opción de hacerlo de manera individual -38%-; es lo que se conoce como lobo solitario. Por contrapartida, en lo referente al ciberfraude, el empleado actúa solo, lleva más tiempo vinculado a la empresa y realiza el fraude en un periodo corto de tiempo por medio de una gran sofisticación de su modus operandi.

Factor tecnológico

Otra de las conclusiones que se extraen del estudio es el arma de doble filo que constituye la tecnología, ya que, «aunque permite a las compañías tener avances en su sistema antifraude, las personas con tentaciones también usan estas herramientas», señala Cuñado. Por todo ello, resulta fundamental que las empresas refuercen sus sistemas de control interno, ya que no son suficientes. De hecho, desde KPMG Forensic afirman que tres de cada diez casos estudiados se podían haber evitado si la entidad hubiese tenido implementados mecanismos antifraude adecuados

eleconomista.om

Share

Los españoles compran con el móvil incluso dentro de la tienda.

Las compras a través del móvil en España prácticamente se duplican anualmente. Un 40% de los internautas españoles ya adquiere nuevos productos por esta vía, según datos de IAB Spain. El cambio de hábitos en los consumidores plantea a los comerciantes la necesidad de conocer cómo y a través de qué vías se realizan estas compras.

Según un reciente estudio realizado por Google España, el uso de dispositivos móviles en el proceso de compra implica hasta el doble de puntos de contacto entre la marca y el consumidor que cuando éste se realiza desde un ordenador. Además, los clientes investigan e incluso compran los productos vía móvil desde las propias tiendas físicas.

El proceso de compra se construye con los siguientes pasos: el consumidor percibe una supuesta necesidad; comienza a consultar marcas y productos; examina las características que les interesan más; y, finalmente, elige la oferta, el proveedor y el método de compra adecuado.

En el textil, compras impulsivas

Por sectores, los hábitos de consumo divergen bastante. De acuerdo al informe, en la ropa y el calzado la compra impulsiva es predominante. El 40% de ellas, de hecho, se realizan a través de dispositivos móviles y, dentro de éstas, el 46% son realizadas de inmediato, sin rodeos previos. Otro dato curioso: el 50% de los compradores ve vídeos sobre los productos.

En el campo de los ordenadores portátiles el uso del smartphone es superior al de otro tipo de productos. Las búsquedas e investigaciones previas son más altas para este tipo de bienes de alto valor, según reconoce el 72% de los consumidores encuestados. Desde el punto de vista de la capacidad de atracción de los comerciantes, el 50% de los clientes asegura haber llegado hasta el establecimiento con una búsqueda en el móvil.

Búsquedas previas de muebles

Para los muebles del hogar, los hábitos coinciden bastante con los expresados por los compradores de ordenadores. Un 77% realiza búsquedas previas para saber qué ofertas hay; y para ello un 55% utiliza sus teléfonos inteligentes. Además, uno de cada tres consumidores encontró en el móvil precisamente el producto que estaba buscando.

Finalmente, en el campo de los cosméticos o productos para el cuidado de la piel, un 52% de los encuestados utiliza el móvil para investigar qué tipo de productos hay a su disposición.

Además, dentro de esta categoría, un 4% de las compras que finalmente se realizan son directamente desde el móvil (una tasa superior al 2% de Alemania o Francia), mientras que un 23% de los consumidores encuentra el producto que busca usando su smartphone, aunque después lo adquiera en la tienda física

economiadigital.es

Share

LA AEROLÍNEA DELTA VETA A SEGUIDOR DE TRUMP POR INSULTOS EN UN VUELO

Delta Air Lines se ha disculpado por no expulsar a un seguidor de Donald Trump de uno de sus vuelos después de que el hombre le gritó a los demás pasajeros llamando a algunas mujeres «perras de Hillary»

La aerolínea dice que nunca le será permitido volar en Delta de nuevo, y que a todos los pasajeros en ese vuelo se les regresará la totalidad del precio del boleto que pagaron.

El pasajero no identificado estaba en el vuelo de Atlanta a Allentown, Pensilvania, el 22 de noviembre por la noche, cuando fue captado por un video que desde entonces se ha vuelto viral. Más de 2.2 millones lo han visto desde que fue publicado en Facebook.

«Donald Trump , bebé», grita mientras está de pie en el pasillo, aplaudiendo con las manos por encima de la cabeza.

«Así es, este hombre sabe lo que pasa», dice señalando a un pasajero. «Nos dieron un poco de perras de Hillary aquí?».

«Donald Trump es su presidente, de cada una de ustedes», dice al final de los 45 segundos del video. «Si no te gusta, mala suerte».

El CEO de Delta, Ed Bastian, envió una carta a los empleados de la aerolínea este lunes diciendo que la compañía había cometido un error por permitir que el pasajero permaneciera en el vuelo.

«El comportamiento de este individuo era ruidoso, grosero y fue una falta de respeto a los clientes», indica el documento. «Después de interrogar al cliente, los miembros del equipo tomaron la decisión de dejarlo en el vuelo. Sin embargo, si nuestros colegas hubieran sido testigos de lo que se muestra en el video, lo hubieran sacado de la aeronave. Esto nunca se permitirá de nuevo en un avión de Delta».

Bastian dijo que es importante que la aerolínea admita sus errores.

«Debemos permanecer fieles a los valores centrales de Delta y tratarse unos a otros con dignidad y respeto. También debemos seguir comprometidos más que nunca con la seguridad de nuestros clientes y miembros de la tripulación. No vamos a tolerar nada menos.»

expansion.mx

Share

EL 44% DE LAS EMPRESAS SUFREN CIBERATAQUES DE EX EMPLEADOS

Para las empresas mexicanas, el mayor riesgo de ataques a su ciberseguridad y privacidad lo representan los ex empleados, que para el 44.5% de las compañías encuestadas por PWC México son la principal fuente de incidentes, seguido de hackers (34%); competidores (31%) y empleados actuales (30%).

Un ciberataque cuesta en promedio 1.5 millones de dólares (mdd) para una empresa en México, de acuerdo con la consultora PWC México. Es decir, 24% más que un ciberataque para compañías ubicadas en Latinoamérica, donde cuesta 1.2 mdd. A nivel global, el costo promedio de un incidente de seguridad es de 2.3 mdd, de acuerdo con la consultora.

Durante la presentación del estudio Ciberseguridad y privacidad: de la percepción a la realidad, Juan Carlos Carrillo, director de esta área en PWC México, dijo que “son insignificantes las inversiones (en ciberseguridad) comparadas con el riesgo». «El problema es que detrás no vemos estrategias de las empresas para ver dónde están los riesgos”, agregó.

De acuerdo con los análisis de esta consultora, el 87% de las compañías mexicanas han tenido ciberataques en los últimos 12 meses.

La mayoría de los delitos cibernéticos que se comenten en el mundo se realizan a través del correo de suplantación de identidad, conocido como phishing. En México la mayoría de los ataques, 43.7%, se recibe en dispositivos móviles y el 40% por phishing.

Carrillo citó el caso del ciberataque de Sony en 2010 para ejemplificar cuánto le hubiera costado a la empresa proteger su sistema de PlayStation Network, plataforma digital para la venta de contenidos. “Sus acciones cotizaban a 36 dólares en enero (de 2010). Para cuando termina el problema, la acción estaba en 24 dólares. El problema calculan que era de cerca de 78,000 millones de dólares para Sony. Este ataque en particular se arreglaba con 10,000 dólares”.

Qué harán las empresas para mejorar su ciberseguridad

Entre las 447 empresas encuestadas, el 54.6% destaca entre sus planes para mejorar su ciberseguridad el destinar recursos a soluciones de código abierto; 55% a seguridad para internet de las cosas; y el 57% mejorará su colaboración entre las prioridades de negocio, estrategia digital y tecnologías de la información.

En su estudio, la consultora indicó que hay cuatro megatendencias de ciberseguridad: la protección del negocio digital, el internet de las cosas, inteligencia ante las amenazas y protección frente a las ataques geopolíticos.

PWC México recomendó el aseguramiento de los negocios digitales desde su creación, “ya que es más caro remediar que diseñar sistemas con la ciberseguridad requerida desde el inicio para evitar fracasos, porque el mundo es mucho más digital”, según el estudio.

http://expansion.mx/

Share