Gaspar Llamazares cree que el acuerdo de Podemos con IU fue «precipitado, instrumental y con bastantes incertidumbres»

Gaspar Llamazares es cauteloso a la hora de valorar el fracaso de la coalición Unidos Podemos, pero es evidente que está molesto. Habla de una «coalición de laboratorio» y del grave error de anteponer la lógica electoral a la estratégica. Pese a todo, opina que un pacto de izquierdas que desaloje a Mariano Rajoy de La Moncloa es todavía posible y emplaza al PSOE a no repetir lo que considera un error: dirigirse antes a sus vecinos de la derecha que a sus izquierdas.

-La suma, finalmente, no multiplicó.

-No. Calculábamos que, mediante la ley D’Hont, la mera suma de Izquierda Unida y Podemos iba a añadir 17 diputados a los 69 que había obtenido Unidos Podemos, pero al final no ha sumado ninguno. No hemos galvanizado todas las potencialidades que tenía la confluencia y el resultado es, como mínimo, bastante insatisfactorio.

-¿A qué achaca los malos resultados de la coalición Unidos Podemos?

-A que, debido a factores como el Brexit, se ha impuesto la campaña del miedo y de la incertidumbre sobre la campaña de la ilusión y el cambio. Pero también a errores nuestros. Yo ya hacía antes de las elecciones la reflexión de que Podemos estaba perdiendo apoyos debido a una gestión de los resultados electorales sobreactuada y más centrada en el Gobierno que en el programa. A eso se ha unido que, como reflejaban las encuestas preelectorales, una parte de los de Izquierda Unida, alrededor de un tercio, no veía claro el acuerdo porque fue un acuerdo precipitado, instrumental y con bastantes incertidumbres: incertidumbres programáticas, incertidumbres en lo que respectaba a los candidatos y la incertidumbre mayor de todas, que era cómo pasar de una dinámica de confrontación electoral con Podemos a una de integración. Por otro lado, la estrategia electoral de Pablo [Iglesias] de giro hacia la socialdemocracia no ha sido creíble: ha aparecido como una estrategia oportunista y no como una estrategia de solvencia, y eso se paga electoralmente, porque la gente tiene olfato. Tampoco hemos comprendido que no se moviliza igual al electorado de Izquierda Unida que al electorado de Podemos, porque somos espacios políticos probablemente complementarios pero no idénticos. En fin, no ha sido un solo factor, sino un conjunto de ellos lo que ha incidido en la desmovilización del electorado tradicional de la izquierda.

-A su juicio, ¿deberían Izquierda Unida y Podemos haber concurrido por separado a estas elecciones?

-Yo estoy totalmente de acuerdo con la confluencia: me parece fundamental para reconstruir la izquierda, que hoy está dividida desde el punto de vista político pero también desde el cultural y el generacional. Pero eso no lo hace una decisión de dos dirigentes ni una coalición de laboratorio, sino un proceso iniciado desde abajo, compartido por todo el conjunto de militantes y simpatizantes y realmente participativo de consensuación de un programa y unos candidatos. Eso requiere tiempo, y mi planteamiento es que, no habiendo ido juntos a las primeras elecciones, en tres meses no lo había para confluir. Yo no discuto el qué: discuto el cuándo y el cómo y desaires como el número 5 para Alberto [Garzón] o los problemas que hubo con el número 3 en Asturias. Se hizo una coalición de laboratorio, y en Izquierda Unida sabemos bien, porque hemos tenido en el pasado muchas experiencias negativas en ese sentido, que las alianzas apresuradas cerradas en el último minuto tienen siempre déficits de credibilidad y de comprensión por parte del electorado que pueden pagarse caros. Por decirlo en términos químicos, a veces, cuando uno apura mucho una disolución, termina en una precipitación. La lógica electoral no debe imponerse a la lógica estratégica.

-¿Qué resultado cree que habría obtenido Izquierda Unida de haber concurrido por separado?

-No soy augur, pero las previsiones que había antes de las elecciones nos daban en torno a diez diputados.

-En el mitin central de la campaña de Unidos Podemos en Asturias, celebrado en Gijón, dijo en su discurso que ya no tenía las reticencias que había tenido con respecto al pacto de Izquierda Unida con Podemos. ¿Fue sincero, o dijo aquello obligado por la necesidad de transmitir un mensaje de unidad?

-No, no, lo dije sinceramente, y lo dije porque entonces parecía, a tenor de las previsiones de las encuestas, que la coalición funcionaba; que multiplicaba sumando en vez de limitarse a que Izquierda Unida paliara los daños de Podemos. Todos lo hemos creído hasta el último momento: imagino que no habrá gente tan lista como para decir ahora que ya lo sabían.

-Vistas las cosas en perspectiva, ¿cree que Izquierda Unida y Podemos deberían haber aceptado la propuesta de Pedro Sánchez de un pacto de investidura que también incluyera a Ciudadanos?

-La propuesta de Sánchez era: «Yo llego a un acuerdo de centro con Ciudadanos y vosotros os sumáis sí o sí porque si no os sumáis es que sois de derechas». Eso no es aceptable. Habría podido serlo hacer un acuerdo de izquierdas y luego ampliarlo, pero eso no fue lo que hizo Sánchez. Independientemente de que yo tenga mis diferencias con respecto al papel que quiso jugar y jugó Podemos en las negociaciones postelectorales, creo que el principal responsable de que esa posibilidad fallase fue del PSOE.

-¿Qué va a pasar a partir de ahora con el matrimonio entre Podemos e Izquierda Unida? ¿Seguirá adelante, o está tocado de muerte?

-Yo creo que la confluencia es un proyecto cargado de futuro, y que lo es más allá de sus actuales representantes institucionales y de Podemos e Izquierda Unida: hay muchos más agentes sociales y políticos concernidos a los que quizás no hayamos tenido en cuenta. Pero tiene futuro en tanto se entienda como algo que preserve la pluralidad y la identidad de las partes en torno a un programa común, no como una coalición exprés que ponga el carro antes que los bueyes.

-¿Estamos abocados a un Gobierno de Mariano Rajoy, o es todavía posible un pacto de izquierdas en torno a Pedro Sánchez?

-Yo creo que, como yo ya anuncié en su momento y ahora es evidente, estamos más lejos de esa alternativa de izquierdas de lo que estábamos antes de estas nuevas elecciones, pero que sigue siendo posible. La cuestión es si el PSOE está dispuesto a dirigirse primero a la izquierda para luego ampliar el pacto o si vuelve a las andadas con un Ciudadanos que ni siquiera le da ya más votos que al PP. Sería un empecinamiento inútil.

-No se ha producido el famoso sorpasso, y se puede hacer un paralelismo histórico curioso con el sorpasso original, que fue el que el Partido Comunista Italiano ansiaba conseguir sobre la Democracia Cristiana en los años setenta. También aquél parecía seguro en las legislativas de 1976 y tampoco se produjo finalmente debido a que los sectores más moderados de la izquierda votaron a la Democracia Cristiana animados por aquella famosa frase de Indro Montanelli de que había que hacerlo aunque fuera con la nariz tapada. El PCI, después de aquello, entró en decadencia, y ya nunca volvió a estar tan cerca de ganar unos comicios. ¿Cree que, en esta España como en aquella Italia, la izquierda ha perdido una oportunidad histórica que no va a volver a presentársele? ¿Va algún día la izquierda a ganar unas elecciones en España, o lo máximo a lo que puede aspirar el progresismo español es a un Gobierno de centroizquierda?

-No hay nada escrito. En la izquierda tenemos que analizar las cosas con tranquilidad y aprender de nuestros errores y de nuestros aciertos. En todo caso, si se ha perdido una oportunidad histórica, yo creo que ya se perdió en las anteriores elecciones. Segundas partes nunca fueron buenas y el sorpasso debería haberse producido antes de mayo. Pero el sorpasso de la derecha, no el del PSOE. La palabra sorpasso tiene un significado ambivalente y a veces no está claro si la prioridad es derrotar al Partido Popular y garantizar así el cambio de izquierdas o una mera modificación en la correlación de fuerzas entre los distintos sectores de la izquierda. O del progresismo, porque hay gente que ya no le da al electorado al PSOE ni el tinte de izquierdas. Para mí la prioridad era derrotar al Partido Popular y un cambio de izquierdas. Y esa oportunidad la tuvimos en diciembre, y la perdimos.

http://www.lavozdeasturias.es/

Share

GAD3 y Sigma Dos achacan el “fallo” de las encuestas a la abstención de un millón de votantes de Podemos

El sociólogo y presidente de GAD3, Narciso Michavila, y el sociólogo y director de investigación y análisis de Sigma Dos, José Miguel de Elías, han achacado el error de estimación de las encuestas, que predecían un ‘sorpasso’ de Unidos Podemos sobre el PSOE, a la abstención de un millón de votantes de Podemos. También han detectado la imposición del miedo a que gobernara Pablo Iglesias sobre la ilusión que habían despertado los nuevos partidos en los comicios del 20 de diciembre.

En todo caso, han asegurado que el votante en las encuestas dice la verdad y que si se han equivocado ha sido en el análisis y no en la metodología. “Las encuestas decían que los votantes de Podemos acudirían a las urnas. El votante no miente, si hemos fallado es por nuestra falta de capacidad de análisis. No hemos sido capaces de detectar ese movimiento”, ha admitido Michavila este lunes durante un desayuno informativo.

Concretamente, ha destacado que el error de las encuestas ha venido motivado principalmente por la abstención de un millón de votantes de Podemos con cuyo voto contaban pero que finalmente no han acudido a las urnas. “Si metiéramos ese millón de votos en la urna, el resto de partidos encajan”, ha indicado, para explicar que todos los partidos que se presentaban a las elecciones, excepto Unidos Podemos, ha alcanzado un nivel de apoyo similar al estimado.

Según han explicado, cuando se realiza una encuesta es fácil saber el deseo de los entrevistados, la opción que van a elegir, pero difícil adivinar si ese deseo se convertirá en acción. De esta forma, mientras que han detectado “muy bien” ese porcentaje de españoles que en diciembre se quedaron en casa y que esta vez no se han abstenido, no han sabido identificar a aquellos que la primera vez votaron y ahora no.

PLAY

EL BREXIT

En cualquier caso, han precisado que lo que ha influido en la victoria del PP y el resultado “decepcionante” de Podemos no ha sido el ‘Brexit’, es decir, la salida de Reino Unido de la Unión Europea, sino la abstención y la vuelta a la “tradición” por la pérdida de ilusión y el miedo. “No podemos caer en análisis de arriba abajo. Al final el votante piensa más en el colegio de sus hijos que en el Brexit”, ha apuntado el presidente de GAD3.

También el director de investigación y análisis de Sigma Dos, José Miguel de Elías, ha reconocido que no han sabido analizar la estadística ni prever esa abstención aunque ha apuntado que si Unidos Podemos ha perdido apoyo, ha sido porque su “brillantez” en la primera campaña se vio “truncada” tras el 20 de diciembre al no ser capaces de pactar para formar Gobierno y al buscar “sillones”.

Muchos de los votos de Podemos, según ha señalado, se hubieran dirigido a Izquierda Unida en las nuevas elecciones de haberse presentado Alberto Garzón de forma independiente. En todo caso, De Elías ha admitido que cuando se produjo la unión de Podemos e IU detectaron que se volvía a generar ilusión y que la tendencia mejoraba. Esa ilusión que al final no se ha materializado es uno de los elementos que ha provocado, a su juicio, la “distorsión” en los sondeos.

MAL NEGOCIO PARA GARZÓN

El nuevo trasvase de votantes de Ciudadanos al PP no debe entenderse como un “enamoramiento” con Rajoy

En este sentido, Michavila cree que la coalición Unidos Podemos ha sido “un mal negocio” para el líder de IU, Alberto Garzón, y ha sido ventajosa para Pablo Iglesias ya que “ha ayudado a contener su bajada”.

Sin embargo, Michavila y De Elías han destacado que el resto del mapa de resultados sí lo habían dibujado ya las encuestas. Así, Ciudadanos cae nueve décimas “castigado” por estar “en el medio” y por el acuerdo con el PSOE tras el 20 de diciembre que, según ha indicado Michavila, no gustó a ese 48% de sus votantes que habían emigrado desde el PP.

Tampoco le ha beneficiado, según ha añadido De Elías, el hecho de no saber “manejarse” bien en el “eje izquierda-derecha” y el voto útil de esos electores que, por miedo a que gobernara Pablo Iglesias, han vuelto a votar a Rajoy. Sin embargo, han advertido de que este nuevo trasvase de votantes de Ciudadanos al PP no debe entenderse como un “enamoramiento” con Rajoy.

“Rajoy no debe caer en el error de pensar que ha vuelto a enamorar al votante. Es porque la alternativa les aterra”, ha puntualizado Michavila. En cualquier caso, tanto el presidente de GAD3 como el director de investigación y análisis de Sigma Dos han coincidido en la buena estrategia de campaña del PP, que “ha entendido que la tele domina una buena parte del mensaje” y ha sabido proponer “la seguridad frente al riesgo”.

EL ELECTOR HA BUSCADO GOBIERNO

Para Michavila, los resultados de este 26 de junio demuestran que el electorado español es “moderado, no de extremos”. “El elector ha demostrado bastante madurez, ha buscado gobierno”, ha señalado, al tiempo que ha agregado que, si algo ha podido influir el Brexit es “el descubrir, igual que en Grecia, que puedes votar lo que quieras, que los políticos pueden prometer, pero la realidad se impone”.

En cuanto al panorama que se presenta a partir de ahora, De Elías considera que comienza una etapa de “tensiones internas serias” para el PSOE porque o se abstiene para que gobierne el PP o intenta pactar con Unidos Podemos. Lo que Michavila tiene claro es que esta vez Rajoy “no puede renunciar a la investidura” y cree que el votante de Ciudadanos entendería que Rivera cambiara su posición contraria a Rajoy con el fin de evitar unas terceras elecciones.

En cualquier caso, Michavila ha hecho un llamamiento a la tranquilidad en caso de que se produzca este extremo. “Si hay unas terceras elecciones, tranquilos que no haremos encuestas”, ha bromeado.

http://www.nuevatribuna.es/

Share

Jordi Ëvole ;Esta vez no quiten los carteles

La semana pasada me pareció oportuno escribir ‘Qué país quiero’. Hoy, con los resultados de las elecciones calentitos, pienso en el país que tengo. De entrada tengo un país a cuyos ciudadanos nos divierte muchísimo engañar a un encuestador. O eso, o que las empresas demoscópicas han jugado a crear una realidad paralela que nada tenía que ver con lo que se cocía en la calle.

Tengo un país que ha vuelto a votar mayoritariamente al PP,mejorando sus resultados de hace medio año. No han importado ni los casos de corrupción, ni el desgaste de una legislatura de recortes del Estado del bienestar, ni que su ministro del Interior conspire contra formaciones políticas rivales, devaluando lo que tiene que ser una democracia y que en cualquier país de nuestro entorno hubiese supuesto su dimisión. O sea, creo que con todo esto la victoria del PP tiene para mí todavía más mérito. “Es que la gente se equivoca”, dicen algunos. Pues no estoy de acuerdo. Mejor mirar tus propios errores antes que decir que la gente se equivoca. La oposición al PP lo tiene que haber hecho bastante mal para lograr que Mariano Rajoy haya vuelto a demostrar que tiene más vidas que un gato.

En el PSOE igual han conseguido eso que Felipe González bautizó como “la dulce derrota”. Claro que Felipe dijo eso con 141 diputados.Pedro Sánchez viene de intentar gobernar con Ciudadanos. ¿Ha entendido su electorado ese pacto? Y a la inversa: ¿ha entendido el votante de Ciudadanos el pacto con el PSOE? Son los dos partidos más castigados en escaños en estas elecciones. Los dos partidos que presumían de haber intentado formar gobierno… como si eso fuese un valor por si mismo. Ciudadanos ha hecho una campaña dura, ‘a lo “Mourinho’, olvidándose de la moderación que les llevó a los 40 diputados en diciembre. Y eso que lograron que los oprimidos barceloneses viesen en pantalla gigante un partido de la selección española. Que gran resultado les ha dado vestirse con los colores de La Roja, como si la camiseta de la selección fuese algo que se pudiese patrimonializar.

EL ‘CATENACCIO’ DE UNIDOS PODEMOS

¿Y la confluencia Unidos Podemos? Pues ha decidido jugar a lo que no sabe: a la contención. Al ‘catenaccio’. Se han moderado tanto en campaña buscando el voto socialista que no parecían ni ellos. Se debieron creer las encuestas. Que si somos socialdemócratas, que si ahora el referéndum ya no es una línea roja… Si lo tuyo es el juego de ataque, tienes que jugar al ataque, porque la táctica conservadora ni te la van a aplaudir los tuyos ni te va a servir para ganar nuevos votantes.

Con este panorama, ¿cómo no iba a mejorar sus resultados Rajoy? Claro que este análisis lo hago a toro pasado, con todo el ventajismo de tener los resultados en la mano. Porque si a mi me dicen que la cosa iba a quedar así, no me lo creo, y Rajoy tampoco. Por si acaso, y por ahorrar, esta vez no quiten los carteles. Pero ustedes mismos: con una tercera ronda, Mariano saca mayoría absoluta.

http://www.elperiodico.com/es

Share

Londres suspende la cotización de Barclays y RBS tras las fuertes caídas debido al Brexit

En concreto, la cotización de las acciones de Barclays caía un 10,3%, mientras que las de RBS se dejaban un 15%, lo que ha activado de manera automática un mecanismo de cortocircuito al superar ambas retrocesos del 8%.

Cuando se activa este mecanismo, el intercambio automático de acciones se suspende y se da comienzo a una subasta para recalcular su valor de mercado, lo que permite ajustar su precio antes de que se reanude el intercambio automático.

De este modo, las acciones de ambas entidades han permanecido fuera de cotización durante un periodo aproximado de cinco minutos, según informó un portavoz de la London Stock Exchange en declaraciones al diario The Independent.

Actualmente la Bolsa de Londres se encuentra en el entorno de los 6.080 puntos básicos, frente a los 6.138,64 puntos de la apertura del mercado, lo que supone un retroceso del 0,95% en lo que va de sesión. A media sesión, las acciones de Barclays caen un 11%, mientras que las de RBS pierden un 14%.

http://www.libremercado.com/

Share

Detectado un paquete sospechoso en Niza antes del Inglaterra-Islandia

La policía francesa evacuó hoy a unas 2.000 personas de un centro comercial de la localidad de Niza después de que se descubriera un paquete sospechoso, apenas horas antes del inicio del partido de octavos de la Eurocopa Inglaterra-Islandia.

El periódico ‘Nice Matin’ señaló en su edición digital que el Carrefour Lingostière de esa ciudad costera mediterránea fue desalojado hacia las 13.00 hora local (11.00 GMT).

Según sus informaciones, la alerta se desató tras localizar dos botellas de gas en la entrada principal del establecimiento y obligó a paralizar la actividad comercial mientras intervienen los artificieros.

Ese centro se encuentra a solo tres kilómetros del estadio Allianz Riviera, donde esta noche Inglaterra se enfrentará a Islandia en el partido de los octavos de final de la Eurocopa.

Share

¿Es factible un ‘pucherazo’ en España?

Empecemos por aclarar, desde ya, que más allá de mínimas irregularidades, el sistema electoral es fiable en lo que respecta al voto y al recuento que reflejan las actas que se cumplimentan y firman en los colegios. La duda, si la hubiere, tendría que ver con el proceso de recuento posterior. Pero vayamos por partes, y apuntemos antes algunas de las particularidades y curiosidades que se han dado en estos comicios.

Grandes variaciones en los avances de participación

No es la primera vez que se celebran elecciones generales en junio. De hecho esta es la tercera vez que coinciden en ese mes tras las de 1986 y 1993. Y es importante que no sea una singularidad porque de otra forma podríamos achacar el sorprendente incremento porcentual de participación entre las 18 y las 20 horas a esta circunstancia. Pero no es el caso.

En 1986 la diferencia de participación entre las 18 y las 20h fue de 14,2 puntos porcentuales y de 15,3 en 1993, ambas elecciones celebradas en junio. Esto quiere decir que en realidad no hubo ninguna diferencia tampoco con el resto de los porcentajes en el resto de los comicios celebrados en diferentes fechas. En España esta diferencia nunca ha bajado del trece y nunca ha pasado del quince, hasta ayer, que se marcó un hito con una diferencia de 18.5 puntos, entre 3,5 o 4 puntos por encima de la media: más de un 20% o, lo que es lo mismo, de 1,2 a 1,4 millones de votos más de los previstos en este caso.

En estadística, con estas magnitudes, y con un histórico de datos tan importante, un cambio de esta naturaleza resulta absolutamente inexplicable y desconcertante.

Al final, si a las 18h parecía que finalmente íbamos a tener la participación más baja en unas elecciones generales (alrededor de un 65%) como por otra parte era previsible dada la fecha y la especial circunstancia de repetición electoral, ha resultado que en este país no nos cansamos de nada, y de hecho hemos aumentado el porcentaje de participación respecto a 2015 y 2011. O al menos eso dicen los datos del Ministerio.

El estrepitoso error de las ‘israelitas’ y del resto de encuestas

Con la enorme muestra que suponen las 132.000 entrevistas realizadas por la empresa demoscópica Sigma Dos para RTVE y FORTA, el margen de error en el sondeo se supone mínimo. Y así ha sido normalmente en estos casos hasta el pasado diciembre, aunque el error de ayer supere cualquier ejemplo previo.

Las dos ‘israelitas’ que se han realizado (porque a la de Sigma Dos se une la de GAD3 para COPE), han acertado con la parte alta de la horquilla de los resultados de PSOE y C’s (que finalmente solo han perdido 100 mil y 300 mil votos respectivamente), centrando el grueso del error entre Unidos Podemos (que pierde la friolera de 1,2 millones de votos) y el PP de la corrupción (que gana 650.000). Casualmente, aunque esto no pase de curiosidad, la diferencia porcentual de la previsión se corresponde con ese de 3,5 a 4% de participación extra ya comentado entre las 18 y las 20h. Así, la media de las encuestas pronosticaban para Unidos Podemos un porcentaje en torno al 25% (y se ha quedado en un 21%), y para PP de un 29% (y ha llegado al 33%). Algo que resulta tan sorprendente como inesperado si además tenemos en cuenta la media de todas las encuestas del último mes, incluyendo al último barómetro electoral del CIS.

El extraño caso de INDRA

Es probable que no todo el mundo sepa que el recuento electoral corre a cargo de una empresa y no de la Administración. Esta empresa se nutre de los datos que son enviados por el representante de la Administración presente en los colegios electorales que se pone al cierre del acta en contacto con el centro de recogida de datos de los comicios.

Esta concesión siempre ha estado en manos de la más que polémica empresa público-privada INDRA, excepto en las pasadas elecciones de diciembre, en las que ganó el concurso la empresa SCYTL. Poco después INDRA recuperaría la concesión tras hacer una oferta ¡un 40% inferior! al importe original. ¿Tanto ganan en unas elecciones como para permitirse ese ofertón, o es que la Administración estaba dilapidando el erario público? Más que nada porque, aunque un contrato de unos pocos millones de euros sea peccata minuta en una empresa que factura más de 3.000 anuales, hay que dar por supuesto que no contratan a pérdidas (excepto que existan intereses ocultos, claro).

Lo de las intrigas y vinculaciones con casos de corrupción de integrantes de INDRA da para escribir un libro, pero ahora solo cabe mencionar que su presidente es Fernando Abril-Martorell, hijo del conocido político franquista. El susodicho compatibiliza este cargo con otros altos cargos, como por ejemplo los que ostenta en Telefónica y Prisa (compartiendo actualmente Comité Editorial en el diario El País con Felipe González).

Recapitulando

Aunque por sí mismas no determinan nada, se han dado tres circunstancias singulares: Nunca se había dado una variación de participación semejante; nunca las encuestas habían fallado por tanta diferencia (y solo restando y sumando porcentajes equivalentes con dos partidos), e INDRA recupera de forma poco ortodoxa la concesión del recuento.

¿Es posible falsear los datos? ¿Es posible un fraude electoral?

Seguir leyendo en

iniciativadebate

Share

Cinco mitos sobre la alimentación saludable

La creciente necesidad de tener una alimentación sana y balanceada ha terminado por construir una serie de mitos alrededor de la comida.

Por años estos mitos han permanecido dentro de nuestra sociedad, aceptados sin evaluar su soporte médico y científico.

Sin embargo, son varios los estudios que afirman que la comida no es la única culpable de los problemas de sobrepeso mundial, que afectan al 51 % de la humanidad, según el último informe de la Organización Mundial de la Salud. Factores como los malos hábitos de alimentación y la aceptación de mitos “a medias” también tienen parte de la culpa.

La sal no es tan mala como parece

La reducción de la ingesta no aporta tantos beneficios como la gente cree. Un estudio reciente, publicado en la revista estadounidense American Journal of Hypertension llegó a esta conclusión luego de comparar dietas altas y bajas en sodio. De hecho, las dietas con dosis bajas de sal incrementan la renina y la aldosterona, dos hormonas responsables de la subida de la tensión.

La carne de cerdo no es nuestra enemiga

Recientemente se ha demonizado al cerdo y acusado de ser uno de los responsables directos del aumento del colesterol. La realidad es que la carne de cerdo y sus derivados son una fuente esencial de proteínas claves para una alimentación equilibrada y saludable.

Otra propiedad que contiene la carne de cerdo reside en su alto volumen de nutrientes. Fósforo, cinc, hierro y vitaminas B1, B3, B6 y B12. Estos nutrientes ayudan al funcionamiento del sistema inmunitario, al desarrollo cognitivo de los niños, al normal funcionamiento del corazón, entre otras funciones.

El pan por sí mismo no engorda

Son muchas las personas que deciden eliminar el pan de su dieta pensando que así mantendrán su peso bajo control, una decisión que viene provocada principalmente por la falsa creencia de que el pan es un alimento que engorda por sí mismo.

Así, su consumo en Colombia, mientras alcanza los 24 kilos por persona, en países como Chile esta cifra llega a ser cuatro veces superior.

Los huevos, satanizados por años

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Surrey, en Inglaterra, “los huevos no tendrían un impacto significativo en los niveles de colesterol, por lo que no serían una amenaza para la salud”.

Por otro lado, un estudio reciente encontró que los huevos son, ahora, más seguros y saludables de lo que se cree: pues tendrían más vitaminas, menos grasa y menos colesterol que hace 30 años.

El peso no depende de las grasas

El contenido en grasas de los alimentos no es un indicador útil para estimar los efectos positivos o negativos que tienen sobre la salud a largo plazo, según indica el profesor Dariush Mozaffarian, de la Universidad de Boston.

El experto agrega que “también se han de eliminar los prejuicios contra opciones más saludables y ricas en grasas, por ejemplo, frutos secos, aceites vegetales, yogur o, e incluso, queso. Hoy se infiere que los alimentos pobres en grasas y calorías conducen a un aumento menor de peso. sin embargo, esta ilusión se traduce en políticas que se centran en el cómputo total de las calorías y no en la calidad de los alimentos.

Para ello, lo ideal es optar por comer más calorías procedentes de frutas, los frutos secos, los vegetales, el grano, el pescado, los yogures, los aceites vegetales, etc., y menos calorías de productos procesados ricos en almidón, azúcar, sal o grasas trans, que según Mozaffaria es donde está el real problema.

http://www.elespectador.com/

Share

Monedero: Unidos Podemos ha hecho una campaña “errónea”

El cofundador y exdirigente de Podemos Juan Carlos Monedero considera que la coalición Unidos Podemos ha hecho una campaña “errónea” de cara a las elecciones generales del 26J, por “primar el marketing antes que el contenido”.

También asegura que ha pecado de “infantilismo” al creerse unas encuestas que eran amables.

Además, cree que la campaña ha sido “un poco desdentada” hacia el PSOE, un poco similar a lo que le ha pasado a Ciudadanos con el PP, porque los nuevos partidos querían quitarles votos a los antiguos pero sin criticarlos.

Pese a la pérdida de un millón de votos, ha recalcado que 71 diputados “es una barbaridad” y ha opinado que lo que ahora tiene que hacer Unidos Podemos es recuperar calle y hacer en el Parlamento una tarea con la que la gente se identifique”.

“Demostrar, no en las televisiones o en los discursos o con medidas muy efectistas como el catálogo de IKEA, que es estupendo si sirve para que la gente lo lea, la gente quiere ver cómo montas el mueble y cómo queda el armario montado”, ha dicho, en declaraciones a Antena 3, recogidas por Europa Press.

El líder de IU, Alberto Garzón, ha admitido que los resultados de las elecciones de ayer no son los que esperaban en la confluencia Unidos Podemos.

http://www.expansion.com/

Share

Los comunistas lusos quieren que Portugal se prepare para salir del euro

El Partido Comunista Portugués (PCP) consideró que es urgente y necesario que el país se prepare para la hipótesis de salir del euro, aunque mostró reticencias sobre la opción de consultar al pueblo en un referéndum.

Así lo subrayó hoy el secretario general del PCP, Jerónimo de Sousa, que en declaraciones a los periodistas en Lisboa felicitó a los británicos por votar a favor de la salida del proyecto europeo en el referéndum del pasado jueves.

El líder comunista -su formación integra el acuerdo de izquierdas que sostiene al actual Gobierno socialista luso- calificó el Brexit de “victoria sobre el miedo”, además de interpretarla como una señal de rechazo a las políticas de austeridad implementadas en Europa.

En su opinión, Portugal “necesita prepararse y estar preparado para liberarse de la sumisión del euro”, pero sin necesidad de referéndum.

Jerónimo de Sousa habló de esta salida del euro como “un proceso” y no “un acto súbito”, y consideró que no sería necesario convocar un referéndum, ya que las instituciones nacionales “tienen legitimidad” para tomar ese tipo de decisiones.

En este sentido, recordó que la adhesión a la antigua Comunidad Económica Europea (CEE) se produjo sin consulta popular, por lo que podría aplicarse ese mismo modelo en este caso.

Las palabras del secretario general del PCP se produjeron horas después de que la líder del Bloque de Izquierda -también aliado del Ejecutivo socialista-, Catarina Martins, advirtiera de que su formación propondrá un referéndum en caso de que la Comisión Europea (CE) apruebe sanciones a Portugal por incumplir las metas de déficit.

http://www.expansion.com/

Share

Los profit warning tras el Brexit hunden en Bolsa a las aerolíneas

EasyJet lidera hoy un nuevo desplome del sector, que vuelve a alcanzar de lleno a IAG. Desde el Brexit cada jornada ha incluido al menos un ‘profit warning’ entre las aerolíneas europeas.

La victoria del Brexit e el referéndum de Reino Unido puso en el punto de mira de los inversores, en especial de los bajistas, a sectores como el bancario y el asegurador. Pero las caídas cobran incluso mayor magnitud entre las aerolíneas.

Las empresas del sector han sido unas de las más rápidas a la hora de anunciar públicamente una rebaja en sus previsiones de negocio. El pasado viernes, poco después de confirmarse el triunfo del Brexit en el referéndum, IAG emitía a través de la CNMV un recorte en sus perspectivas de negocio.

La aerolínea resultante de la integración de Iberia, British Airways y Aer Lingus reconoció que “tras el resultado del referéndum en Reino Unido, y dada la actual volatilidad en el mercado, aunque continúa esperando un incremento significativo en el beneficio de las operaciones para este año, ya no prevé generar un incremento absoluto en el beneficio de las operaciones similar al registrado en 2015”.

La semana ha comenzado como finalizó la anterior, con un nuevo profit warning en el sector, motivado también por el triunfo de los partidarios de la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

La aerolínea británica de bajo coste EasyJet reconoce unos niveles extremos de incertidumbre de cara a la evolución del negocio en el segundo semestre del año. Este incierto panorama, además, viene precedido de un trimestre complejo por los efectos de la huelga de controladores aéreos franceses, por los problemas de congestión de tráfico en el aeropuerto de Gatwick y por las adversas condiciones metereológicas.

La respuesta de los inversores no se hace esperar, y las acciones deEasyJet se desploman hasta un 20% en la Bolsa de Londres. La caída es la mayor de las registradas por la aerolínea en más de 12 años, y se suma al 14% perdido ay el pasado viernes nada más conocerse el triunfo del Brexit.

Los inversores amplían su varapalo a otras aerolíneas europeas, y en especial a las de mayor exposición al mercado británico. Al frente de las caídas del Ibex repite, por segunda jornada consecutiva, IAG. El grupo resultante de la fusión de Iberia y British Airways ya se hundió un 26,8% el pasado viernes.

Los analistas de Credit Suisse, después del triunfo del Brexit, han excluido a IAG de su lista de valores europeos favoritos. Hoy las pérdidas en el Ibex vuelven a alcanzar los dobles dígitos, y elevan las bajadas acumuladas en lo que va de año al 45%.

La jornada de hoy depara pérdidas próximas también al 10% en valores como Ryanair, desinflada otro 10% el pasado viernes. Las acciones de Lufthansa y Air-France, tras perder cerca del 10% en la jornada anterior, sufren descensos adicionales próximos al 5%.

El castigo en las acciones de Norwegian Air Shuttle se acerca por segunda jornada consecutiva a los dobles dígitos. Un porcentaje más moderado, próximo al 6%, se deja la cotización de la nórdica SAS.

http://www.expansion.com/

Share